« Ko Phi Phi Don: la isla de los fantasmas | Portada del Blog | Los calamares y las luces verdes »

Longtail: los fuera borda de Tailandia

    jueves 21.ago.2014    por Pepe Cervera    0 Comentarios

La antigua Siam es un país con mucha costa y muchos ríos, como la mayoría de sus vecinos. Por eso durante milenios los ríos, los canales y el propio mar fueron partes clave de la red de transporte del sudeste asiático, desarrollándose en el proceso toda una serie de barcos y tipos de construcción naval particulares de cada región. En Tailandia se desarrollaron así un tipo de embarcaciones fluviales multiuso, pero de pequeño calado, diferentes de las grandes barcazas que se encargaban del tráfico de mercancías en ríos como el Chao Praya. Era barcas de alta proa, escaso calado y líneas elegantes que se manejaban mediante remos y que servían como camionetas de reparto, taxis o tiendas en los famosos mercados flotantes. Hacia mediados de los años 30 algún emprendedor siamés decidió que eso de remar era demasiado cansado y que era hora de adaptar las barcas fluviales de su país a la modernidad, y se puso a motorizarlas. Para ello creó un modelo que es uno de los más originales, prácticos y útiles diseños de barca fluvial existentes, hasta tal punto que hoy se venden para su uso en por ejemplo la caza de patos en todo el mundo: el 'long-tail boat' (barco de cola larga), un diseño hoy ubicuo en los ríos y mares de Tailandia en todos sus tamaños, desde los apenas 3 metros de eslora a los casi 30 y movidos por un motor de camión. 

Longtail1

La clave del diseño es no estropear las clásicas y gráciles barcas con un motor interno, algo que obliga a aumentar el calado para que la hélice esté bajo el agua y fuerza a colocar un timón. La genial idea consistió en utilizar y adaptar un motor de automóvil (o de camioneta o camión, según el tamaño de la embarcación) pero colocarlo fuera del casco. En Occidente este es el diseño de los motores fueraborda, que colocan un núcleo motor de reducido tamaño en una unidad vertical que actúa como timón. Pero en Tailandia se usa un motor completamente normal extraído de un automóvil y reciclado para su nueva función acuática. El problema es que un motor así no tiene la forma, dimensiones ni (sobre todo) el peso para ir colocado sobre la borda de una embarcación. La clave está en hacer uso de la física, colocando el motor adecuadamente y ajustando el resto del sistema. Los tailandeses procedieron a instalarlo en equilibrio sobre un punto de apoyo de una muy larga palanca: el árbol de transmisión del motor (normalmente sin caja de cambios ni embrague) se alarga varios metros y acaba en una hélice de dos palas. Al otro lado del bloque motor desnudo hay otro corto brazo de palanca que sirve para mover todo el conjunto, y que normalmente lleva adosado el acelerador. El motor se monta de tal modo que la fuerza de impulso se produce varios metros detrás de la lancha y es orientable, por lo que se puede controlar la navegación sin necesidad de timón; además se puede levantar el árbol de la hélice cuando el calado es demasiado bajo, o para que cese el impulso. El motor, con sus tripas al aire, puede ser reparado con facilidad, y al tratarse de motores de automoción son fáciles de encontrar las piezas de recambio.

El modelo es tan práctico que los hay por miles, y no sólo en los numerosos ríos de la antigua Siam, que los 'long-tail' recorren con sus características salpicaduras en enormes números; también transportan turistas y hacen de taxi, de camioneta de reparto o de barco de buceo en toda la costa del Mar de Andamán y por supuesto en el Golfo de Tailandia. Son estables, rápidos, sencillos de fabricar mantener y muy eficaces, siempre que las aguas no esté muy movidas. La mayoría de ellos son de casco de madera y los hacen carpinteros de ribera usando sistemas de construcción naval ancestrales como es el forro de tablazón a tope con lengüetas y clavijas, usado hasta la Edad Media en el Mediterráneo (pdf) pero que sigue vivo en el sudeste asiático. Los turistas que los utilizan con frecuencia no se dan cuenta de que están cabalgando un tipo de barco único, original y diferente, con características de enorme antigüedad y muestras de una gran creatividad de pensamiento y construcción. Y de un inimitable espíritu práctico.

Longtail2

Pepe Cervera   21.ago.2014 09:00    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios