« La triste vida del pavo de Acción de Gracias | Portada del Blog | Los buzos atómicos »

El ‘abejocalipsis’ y los neonicotinoides

    viernes 28.nov.2014    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Los humanos somos máquinas de sacar conclusiones apresuradas. Dado un efecto buscamos inmediatamente una causa, y somos tan duchos en encontrarlas y nos desconcierta tanto no hacerlo que si no la hay, nos la inventamos. Así es como nacen todas las supersticiones, y ésta es la razón de que la investigación científica y médica a menudo parezca lenta, tediosa y antiintuitiva: una buena parte del trabajo del científico consiste precisamente en tratar de eliminar las innumerables trampas de percepción y comprensión que nos hacen relacionar cosas que no están relacionadas. Este verano apareció una de estas relaciones causa-efecto para explicar el misterio del ‘abejocalipsis’, la misteriosa enfermedad de las colmenas que puede dejar sin abejas al planeta, menos conocida pero más precisamente denominada como ‘colony collapse disorder’ (CCD, enfermedad del colapso de las colmenas): según un estudio publicado por un científico de Harvard en una revista estaría producido por una clase de plaguicida introducido hace relativamente poco en las prácticas agrícolas, una familia denominada en conjunto de los ‘neonicotinoides’. Agencias de prensa y medios de comunicación abrieron y cerraron el caso: el Fin de las Abejas era culpa de los neonicotinoides, y punto. Pero resulta que las cosas no están tan claras. Existen razones poderosas para dudar del estudio, de la revista y del principal científico firmante. La presunta plaga que arrasa las colmenas podría no ser tan letal como se nos está contando y podría tener no una causa, sino múltiples. Y los nuevos neonicotinoides podrían resultar ser, como mucho, una pequeña parte del problema.

Apiary

En una extensa diatriba el periodista y divulgador Jon Entine explica, razonadamente, cuáles son los problemas de la asociación entre neonicotinoides y el CCD. Los dos estudios en los que principalmente se basa esta asociación se realizaron con números muy bajos de colmenas, y con concentraciones muy elevadas de las sustancias en cuestión que no se dan nunca en la naturaleza. Los síntomas observados en las colmenas afectadas no coinciden con los del CCD. La revista en la que se publicó el reciente estudio es de calidad marginal, como ya ocurriera con otro estudio anterior criticado por las mismas razones. Entine pone incluso en duda, con cifras oficiales, que el ‘abejocalipsis’ esté ocurriendo realmente, y achaca las muertes de colmenas a variadas causas (parásitos, inviernos fríos, sequías) que han sido apiladas en una sola plaga que no es tal. Por supuesto que tratándose de temas medioambientales los argumentos ad hominem abundan: Entine ha sido acusado por grupos ecologistas de actuar como mamporrero de la industria agroquímica y de ser poco más que una pluma a la venta, a pesar de sus premios y de su reputación. También recibe críticas severas el científico principal de ambos estudios Chensheng Lu, que en otros reportajes es elevado casi a la categoría de héroe. La controversia, la complejidad de los datos, los múltiples criterios de valoración que son necesarios y la virulencia de los argumentos de ataque deberían hacernos pensar. Las soluciones que parecen fáciles nunca lo son; las relaciones causa-efecto mal establecidas pueden provocar mucho daño. Este asunto merece por su importancia más investigación, con más datos de contrastada fiabilidad, y no tanto trincherismo e insulto gratuito. Existen estudios serios publicados en buenas revistas que inducen a sospechar un papel de los neonicotinoides en la salud de las colmenas. Pero la única manera de burlar a nuestra hiperactiva máquina de establecer patrones causa-efecto es apuntalarla con datos sólidos. De momento las presuntas pruebas causales no parecen serlo, en absoluto.

Pepe Cervera   28.nov.2014 09:03    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios