« Un sistema operativo hecho de música | Portada del Blog | Cadena de contagio: la Expedición Balmis »

El mundo va a mejor

    miércoles 7.ene.2015    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Fin de año significa recordatorio de las principales noticias del último ciclo alrededor del Sol y evaluación de las desdichas del periodo. Porque las noticias tienden siempre a ser historias de desgracias, y porque nada se vende mejor que una buena y trágica narración de descenso a los infiernos, los resúmenes anuales de la prensa y las televisiones han llenado el final de 2014 y los primeros días de 2015 de desastres. Aviones desaparecidos, países revolcados en el caos y en manos de maníacos, asesinatos, terrorismo, epidemias, tremendos accidentes, pequeñas y dolorosas pérdidas, todas las de un año entero se han concentrado en unos pocos días frente a nuestra mirada. Para quien seguimos la actualidad no es una gran novedad: el viejo adagio periodístico de que si sangra, manda (it it bleeds it leads, en su original en inglés) se cumple a rajatabla todos los días. Pero la sobredosis de los resúmenes anuales y la característica tendencia de todos a pensar que somos excepcionales y que vivimos en tiempos diferentes de los del resto de la Historia hace muy sencillo creer que estamos asistiendo al Principio del Fin: que definitivamente y empezando ya la Humanidad se está desplomando en la ruina, la muerte y el caos. Que estamos en la antesala del Infierno mismo, y que la vida humana degenera de modo irrebatible y muy pronto acabará por convertirse en lo peor. Y sin embargo, y sin querer negar la existencia de desgracias, injusticias y desastres, lo cierto es que el mundo cada vez está mejor. Que nunca en la Historia conocida nos ha ido tan bien. Que las tendencias son al alza. Y que el mañana, lejos de ser un compendio de dolor, se presenta cada vez más brillante. La clave está en mirar con perspectiva.

Hell

Desde la década de 1990 cada vez mueren menos personas en la guerra y hay menos guerras, y la tendencia es a la baja. Otros desarrollos a escala histórica tienen su origen mucho antes: cada vez hay menos asesinatos en las sociedades avanzadas (incluso en lugares percibidos como ultraviolentos, como México), y los números se reducen. Cada vez hay menos regímenes autoritarios y más regímenes democráticos. Cada vez hay menos niños que sufren abuso, menos violencia sexual contra mujeres, menos genocidios, menos asesinatos masivos. Las tensiones internacionales, aunque Ucrania parezca indicar otra cosa, tienden a relajarse. Aunque las crisis económicas arrasen países, el número de personas que pasan hambre se reduce. La situación no tiende a empeorar sino a mejorar, por mucho que quede por hacer y por muy lejos que estemos de la verdadera igualdad y de que prevalezca la justicia, el mundo no se está convirtiendo en un infierno. Lentamente, con saltos atrás, con muchos damnificados por el camino, pero lo cierto es que el mundo mejora. Apliquémonos a que lo haga más rápido en lugar de lamentarnos por una decadencia que en realidad no existe.

Pepe Cervera    7.ene.2015 09:04    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios