« Armas del pasado y combustibles del futuro | Portada del Blog | La cultura de los elefantes namibios »

El gigante vegetariano

    viernes 26.ago.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Seguro que no eran unos agradables compañeros de caverna, a pesar de que sus restos aparecen con frecuencia en las mismas grutas en las que vivían nuestros antepasados. Pero con cerca de metro y medio de altura en la cruz, un peso de cientos de kilogramos y colmillos como puñales el Oso de las Cavernas ciertamente tenía que impresionar: una mole de pelo, músculo y feroces dientes con la capacidad de reducir a un humano a filetes en caso de acercarse en exceso. Su costumbre de hibernar en las cuevas y la natural mortalidad a lo largo de centenas de miles de años nos han dejado enormes cantidades de fósiles de este plantígrado gigantesco que permiten hacer estudios a veces más complicados, cuando los fósiles son pocos. En este caso sobre su dieta, estrictamente vegetariana según un reciente estudio realizado sobre huesos de una cueva belga, aunque otros estudios anteriores (y en otra región) mostraban cierto consumo de carne. ¿Era el Oso de las Cavernas vegano y por eso se extinguió? La vieja paleontología de hueso y diente algo puede quizá aclarar.

Ursus_spelaeus

Los dientes del Oso de las Cavernas, en especial sus muelas, son un torturado y amplio paisaje de crestas de esmalte redondeadas y extensas. Resulta difícil reconocer la estructura basal de todos los mamíferos actuales, el molar tribosfénico, muy patente en los perros (cánidos) que representan a los carnívoros primitivos. Desde este modelo hay dos pautas de evolución: hacia dientes dedicados a picar carne como los de las hienas y (sobre todo) los gatos, y hacia dientes más optimizados para moler semillas y frutos vegetales como los de los osos. Los úrsidos actuales, desde el oso pardo al grizzly o incluso el oso polar conservan resabios carnívoros. Pero los dientes del Oso de las Cavernas y sus antepasados representan la culminación, el fin absoluto y lógico de la línea trituradora: su morfología los sitúa inequívocamente como omnívoros con fuerte querencia vegetariana. Con ellos se puede machacar carne, pero no masticarla con eficiencia. Diga lo que diga el colágeno, la morfología no miente: con alguna que otra recaída en comer carne el Oso de las Cavernas evolucionó para ser ante todo devorador de vegetales. Un gigante casi vegano, aunque no es probable que eso tranquilizara a nuestros antepasados en su presencia.

Pepe Cervera   26.ago.2016 09:03    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios