« Ártico verde: cuando un helecho enfrió el planeta | Portada del Blog | Menos demencia, la Gran Barrera de Coral y Margaret Hamilton »

En 10 años, trasplantes de ojo (quizá)

    miércoles 30.nov.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Un equipo de cirujanos estadounidenses está desarrollando técnicas para realizar una proeza médica: trasplantar un ojo. Y esperan conseguirlo dentro de una década, si los avances que están ya consiguiendo se mantienen como hasta ahora. El ojo es un órgano que se lesiona con cierta facilidad, como atestigua que las lesiones visuales sean las cuartas más frecuentes en los soldados. De ahí que el departamento de Defensa EE UU esté financiando el empeño, intentado ya en animales en numerosas ocasiones y de muchas formas siempre sin éxito. Los ojos son estructuras muy complicadas con numerosos tipos de tejidos distintos, lo que dificulta la operación, aunque el principal problema sigue siendo la conexión del nervio óptico. En la práctica los ojos son extensiones del cerebro que salen a la superficie, y el nervio óptico forma parte del Sistema Nervioso Central (SNC), cuyas neuronas son reacias a la regeneración a diferencia de las neuronas sensoriales que inervan la piel o los músculos. El equipo trabaja en técnicas que permitan activar a las neuronas del SNC para que reconecten un nervio óptico cortado. Aunque para eso queda todavía bastante: de momento su mayor éxito, recientemente publicado, ha sido trasplantar un ojo de rata a otro animal (incluyendo la reconexión del nervio óptico) y conseguir que dos años después el órgano siga vivo.

Ageev_iris

El proceso es complicado: las neuronas del nervio óptico tienden a morir cuando en nervio se corta por la activación de un gen de apoptosis (muerte celular) llamado BAX. Los ratones con este gen bloqueado no sufren este efecto, por lo que el gen puede servir como blanco para desarrollar medicamentos que impidan su activación, lo cual conseguiría evitar el deterioro del órgano donado. El siguiente paso es reconectar el nervio, algo que no es tan simple como empalmar un cable: las neuronas deben crecer todo el camino, desde el ojo al cerebro. En este caso una manipulación con un cóctel de drogas que desbloquea una ruta metabólica de supresión de tumores permite ‘rejuvenecer’ a las neuronas y convencerlas de que crezcan, algo que las adultas no hacen. Ratones así tratados recuperaron el nervio óptico en apenas 28 días, pero todavía no veían: el último paso es reforzar el aislamiento de mielina de los axones neuronales, lo que se consiguió usando un medicamento que se desarrolló para tratar la esclerosis múltiple. Con todos esos pasos los ratones recuperaron la visión: ahora el reto es conseguir sus respectivos equivalentes en primates y, con suerte, algún día en humanos. Quizá dentro de 10 años...

Pepe Cervera   30.nov.2016 08:57    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios