« El esquivo origen del placer sexual | Portada del Blog | El origen de la patata y la ira del mar »

La academia y la igualdad

    lunes 21.nov.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

La Real Academia de Artes y Ciencias de Holanda (KNAW en sus siglas en holandés) tiene su origen en el Instituto Real de Ciencias, Letras y Bellas Artes fundado por Luis Napoleón, entonces rey de Holanda, en 1808. Desde entonces ha nombrado cada año un grupo de académicos destacados por su labor en alguna de estas ramas del conocimiento, habitualmente 16. Pero sin embargo este año y el próximo esta academia llevará a cabo dos elecciones especiales, una de 10 miembros y otra de 6, además de la elección tradicional de 16 cada año, con una particularidad: en las elecciones especiales sólo participarán mujeres. La idea es contribuir de modo decisivo a equilibrar la composición de los académicos por géneros, ya que está un pelín sesgada: el 87% de sus 556 miembros son varones. En los procesos extra no se plantea reducir el nivel de exigencia, pero sí actuar de un modo más directo para romper con lo que claramente representa una histórica tendencia al olvido del trabajo femenino en el mundo de la cultura. Un paso que ninguna otra academia del mundo ha dado, pero que será mejor que se empiecen a plantear.

Guerrilla_Girls

Y no es que no les haga falta: según un estudio realizado con datos de 2013 y 2014 sobre 63 academias científicas de todo el mundo el número de mujeres académicas representa del 12% del total, lo que sugiere (si no demuestra) un sesgo claro, marcado y que viene de lejos. Es cierto que como la mayoría de los puestos de este tipo son vitalicios la composición presente aún está marcada por los prejuicios del pasado; la academia holandesa, por ejemplo, cuenta con un 24% de mujeres entre sus académicos más jóvenes. Parece claro no obstante que el proceso normal no basta y que compensar la tradicional desigualdad de género exigirá medidas excepcionales: al fin y al cabo la primera mujer que entró en la KNAW fue la química y cristalógrafa Carolina Henriette MacGillavry en 1950, es decir, 142 años después de su fundación. Durante casi un siglo y medio la organización fue un club exclusivamente masculino; no suena injusto que se intente compensar todo ese tiempo de discriminación a través de una acción positiva. Sobre todo cuando resulta que no afecta en nada al proceso normal: los 16 nuevos puestos extra se suman a los 32 de la elección corriente por lo que nadie podrá alegar sentirse perjudicado. Muchos más pasos como estos habría que dar para contribuir a que el mundo de las instituciones de un poco menos de vergüenza ajena. Las mujeres, como dijo Mao Zedong, sostienen la mitad del cielo, también en ciencia. Y así debería estar reconocido.

Pepe Cervera   21.nov.2016 08:57    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios