« La clase baja perjudica la salud | Portada del Blog | Katherine Johnson, la computadora de los astronautas »

Frío ártico y caca de pájaro y aliviando dolor con realidad virtual

    jueves 8.dic.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

De todas las interconexiones extrañas, improbables y curiosas que mantienen habitable nuestro planeta esta debe ser una de las más pintorescas: según un reciente estudio un importante factor en el mantenimiento de las bajas temperaturas en el océano Artico es la caca de los pájaros. El amoniaco que contienen las deposiciones de las aves reacciona con las sales y con el agua del mar para formar compuestos nitrogenados que acaban formando nubes bajas muy reflectantes que reducen la temperatura al reflejar los rayos del sol. La relación apareció cuando los científicos descubrieron aumentos súbitos de la concentración de compuestos nitrogenados que estaban correlacionadas con las migraciones anuales de las aves árticas. Lamentablemente este efecto no es el único factor en la evolución de las temperaturas árticas, ni es tan potente como para que lo podamos usar para revertir el cambio climático. Lo que sí representa es otro indicio que confirma la estrecha interacción entre factores biológicos y abiológicos en la Tierra: vivimos en un planeta vivo en el que los organismos y los factores abióticos está estrechamente relacionados. 

Glacial-lake

Aliviando dolor con realidad virtual

El fenómeno de los amputados que sienten dolor ‘fantasma’ nos ilumina sobre el funcionamiento del cerebro; el dolor no está en la zona herida, sino dentro de nuestro cráneo; esto puede ser un grave problema porque a veces no se puede aliviar un dolor en un miembro que ya no está. Hay una técnica que ha demostrado funcionar para las personas con dolor fantasma que se lleva a cabo con espejos: consiste en ‘engañar’ al cerebro haciéndole ver el reflejo del miembro existente para simular la imagen del perdido. Esto, curiosamente, reduce el dolor de los pacientes tras unas cuantas sesiones; como si el cerebro se convenciese por vía visual de que todo está bien en la pierna o el brazo perdidos. Un ejemplo es un amputado canadiense que perdió la pierna en un accidente de moto que reparte espejos por Camboya, donde hay mucha gente que ha perdido piernas por las minas de la guerra. Ahora hay una nueva técnica que emplea en lugar de espejos un sistema de realidad virtual combinada con gamificación y aprendizaje automático. En experimentos llevados a cabo en varios hospitales europeos se ha demostrado que la nueva técnica funciona, reduciendo el dolor de modo marcado incluso seis meses después del tratamiento, que además es simple y económico en comparación con las alternativas.

Sección de ciencia en 'Esto me suena' del día 7/12/2016, minuto 43:00

Pepe Cervera    8.dic.2016 10:30    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios