« Menos demencia, la Gran Barrera de Coral y Margaret Hamilton | Portada del Blog | Frío ártico y caca de pájaro y aliviando dolor con realidad virtual »

La clase baja perjudica la salud

    lunes 5.dic.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Aunque no nos guste regodearnos en ello los humanos somos una especie extremadamente jerárquica; de modo natural tendemos a estructurarnos en diferentes pisos sociales y a seguir y respetar a los líderes, que son los que están por encima de nosotros en esa estructura piramidal. Esta tendencia viene marcada por la herencia: casi todas las especies de Primates tienen estrictas jerarquías en sus sociedades, lo que les permite estructurarse en grupos más grandes al resolver los conflictos de la convivencia, si no de modo justo sí al menos organizado. Pero esta tendencia no sólo tiene efectos sociales: también fisiológicos. Se acaba de publicar un artículo que demuestra que estar en las clases bajas de la pirámide social estresa, fisiológicamente hablando, al menos a los macacos Rhesus. Los monos que ocupan los escalones más bajos de la escala social tienen un sistema inmunológico menos activo y fiable que los de la parte alta: los investigadores descubrieron que en las células del sistema inmunitario la posición jerárquica del individuo modifica la expresión de al menos 1.600 genes. Como consecuencia los sistemas inmunitarios de los de ‘clase baja’ eran menos eficaces al enfrentarse a una infección simulada en el laboratorio, lo que se traduce en la vida real en una mayor vulnerabilidad ante las enfermedades. ¿Quiere esto decir que las clases socialmente inferiores están predeterminadas genéticamente a tener peor salud? No: el efecto depende de dónde están en la jerarquía. De hecho si se manipula la escala social forzando que los individuos de abajo se coloquen arriba se puede revertir el revertir el efecto en apenas 3 meses; el tiempo que tardan como mucho los individuos que antes estaban abajo en comportarse (fisiológicamente) como nuevos superiores sociales. Lo que quiere decir que no se trata de genes, sino de activación: manipulando el ambiente es posible saltarse las restricciones de la genética. Un mensaje que puede resultarnos de utilidad incluso a nosotros: debemos comprender cuáles son los efectos en la fisiología de estar en uno u otro estrato social más allá de la pura alimentación o mejores condiciones de vida. Y a ser posible debemos evitar los efectos negativos que puede tener una posición social inferior. De lo contrario esteramos sucumbiendo a nuestra herencia ancestral sin luchar y no seremos más que primates, pudiendo ser mucho más.

Macaca_mulatta

Pepe Cervera    5.dic.2016 08:59    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios