« Caras y culos de primate y anticuerpos de avestruz | Portada del Blog | El peso de la mirada »

Mary Anning, la madre de la paleontología

    viernes 16.dic.2016    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Mary Anning nació en Lyme Regis en la costa de Dorset, en Inglaterra, a finales del siglo XVIII de una familia pobre y disidente religiosa, por lo que eran socialmente considerados inferiores. Su padre complementaba sus ingresos de ebanista con la recolección y venta de fósiles (abundantes en la zona) a turistas; Mary heredó el nombre de una hermana muerta y a los 15 meses sobrevivió a un rayo que mató a la mujer que la tenía en brazos y a otras dos vecinas. Con 12 años ayudó a su padre a extraer un cráneo de ictiosaurio; tras la muerte del cabeza de familia se hizo cargo del negocio vendiendo ammonites y belemmnites y fósiles de vertebrados encontrados en la costa, antes de que la erosión se los llevara. Era una ocupación peligrosa por los derrumbes, que en una ocasión casi acaban con ella (su perro Tray fue enterrado vivo). Anning descubrió el primer Ictiosaurio identificado correctamente, el primer Plesiosaurio y el primer Pterosaurio hallado fuera de Alemania; sus descubrimientos fueron vitales para demostrar la extinción de las especies. En 1827 puso una tienda, Anning’s Fossil Depot, por la que pasaron desde científicos americanos, del continente y hasta el rey de Sajonia. A pesar de mantener un constante contacto con científicos de la época y de realizar importantes descubrimientos su clase y su falta de educación hicieron que no fuere aceptada en la comunidad; tan sólo publicó en vida una referencia en una revista científica. Algunos de sus clientes publicaron, bajo sus propios nombres, fósiles descubiertos  y analizados por ella, que se sintió más que incómoda. Sobre todo cuando numerosos geólogos y paleontólogos la visitaban para discutir aspectos de descripción y clasificación, y para buscar especímenes. El paleontólogo suizo Louis Agassiz la visitó y trabajó con ella; mantuvo correspondencia con Charles Lyell, Gideon Mantell y Adam Sedwick, profesor de Darwin. Pero las dificultades económicas la acecharon toda su vida; murió a los 47 años de cáncer de mama. Durante su enfermedad la Sociedad Geológica recaudó dinero para ella a pesar de que nunca la aceptó como miembro. Su vida fue excepcional ya que en la época una mujer, y mucho menos de clase baja, jamás hubiese sido aceptada por la ciencia convencional, a pesar de lo cual Anning consiguió el respeto y el reconocimiento de muchos de sus coetáneos, y pasar a la historia como una de las principales figuras de la paleontología inicial.

Mary_Anning

Sección de ciencia en 'Esto me suena' del día 14/12/2016, minuto 42:58

Pepe Cervera   16.dic.2016 08:59    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios