« Los viajes del viento (La Colombia que no nos cuentan) | Portada del Blog | Epílogo o Making off de un blog desde Cannes »

Isabel, ¡qué difícil tus ideas amorosas! El último trago, de sake.

    sábado 23.may.2009    por RTVE.es    6 Comentarios

Demasiado viejo para morir joven, Cosas que nunca te dije, A los que aman, Mi vida sin mi, La vida secreta de las palabras, Elegy y ahora Mapa de los sonidos de Tokyo. Dramas románticos, tragedia amorosa y dificultades de sus personajes para conseguir el ideal amoroso... El cine de Isabel Coixet está enamorado de la imposibilidad o de la impotencia amorosa. ¡Realmente es tan cinematográfico este tema!. Unas veces son mujeres con altos ideales, como la protagonista de Mi vida sin mi que fabula y planifica meticulosamente la correspondencia para su hija, para todos los cumpleaños de su vida en la que ella no estará. En otros casos sabe sustituir esa imposibilidad con alternativas tan dulces como los helados de chocolate y en ocasiones crea el delirio amoroso como esa película de tan bellísimo titulo La vida secreta de las palabras, el enamoramiento a través del lenguaje, de la voz. Elegy, me fascina esta historia en la que exhibe Isabel Coixet un preciso conocimiento de los hombres, está en la certeza del conflicto: Los hombres: en algunas ocasiones, cobardes; en otras, incapaces para responder; casi siempre, hombres-vasallo que responden al deseo de cualquier mujer que cruce la esquina; en la mayoria de las ocasiones, hombres con ganas de llegar y no de caminar... En Elegy, aparece el miedo tan habitual en ellos y en ellas, miedo a que los amen, a que las amen porque deberán responder de eso de alguna manera; miedo a que no salga bien y quizá no pueda sostener una derrota más.. Miedo a amar, Isabel. Y supongo que es normal, en esas situaciones es cuando realmente uno se expone y casi, casi te colocas a merced del otro y eso es tan delicado, tan arriesgado...

Reconozco que de Mapa de los sonidos de Tokio yo esperaba bastante más, pero bastante más, conociendo tu enganche con el cine asiático, con las ganas que le tenías tú a escenas de alto voltaje, con la voluptosidad con la que has recorrido cada plano de Wong Kar Wai, de Imamura, de Kitano, de Kim Ki Duck, con esa ciudad empapada de neón, de nocturnidad, de Sofia Coppola, de paredes de papel y de las primeras luces de la tierra... Dirás que ya estamos, que somos incapaces de meternos en tus laberintos, en tu cabeza, en tu inglés, ahora en tu sushi y este último trago de sake.

Bueno, aún así este mapa de los sonidos de Tokio va a gustar a quienes saborean tu cine, es un dulce homenaje a una ciudad que fascina, a sus mercados, a sus bares, a sus restaurantes e incluso me quedo con una romántica idea amorosa que está (curiosamente) en la poesía de los románticos poetas ingleses, la llegada tardía quizá a la gran historia de amor y es que a David (Sergi López) se le suicida su amada, su novia japonesa, una hija atrapada por el amor de su padre que le imposibilita o que le impide amar a otro hombre, ese suicidio no está dedicado u ofrecido al comerciante español, es el sacrificio para recabar la definitiva atención de su padre. De esa historia David sale maltrecho, herido y no percibe que el encuentro y la experiencia con otra mujer, con la joven del mercado de pescado de Tokio podría ser su historia. Esa joven japonesa con una doble vida y con un oficio de alto riesgo se enamora perdidamente de David; pero ambos, el hombre y la mujer llegan tarde a esta historia de amor y este es el punto que interesa a Isabel y que llamar la atención del espectador, el capricho del destino y del azar por llegar tarde, que lástima Isabel, de nuevo espacio para salir corriendo, para justificar que el amor es algo heroico, escurridizo, difícil, imposible...

Bueno, es la visión amorosa a la que Isabel Coixet nos tiene acostumbrados.

No me acaba de funcionar la pareja Sergi López-Rinko Kikuchi, aunque valoro esa intención de buscar hombres de carne y hueso, más allá del plástico, de la leyenda y del mito. Y ese escenario de un hotel japonés para las visitas de urgencia, y esa forma de rodar las escenas de sexo, acaba por no llegarme mucho, en esta ocasión. Quizá me perjudica que antes hayamos visto el infinito con Gaspar Noé, la misma ciudad y tan diferente y huyendo Noé del plano-contraplano, inventando, fabulando una escritura psicodélica, imaginativa y en constante movimiento.

Mapa de los sonidos de Tokio, la marca del lenguaje de Isabel Coixet, no cabe duda alguna. A la hora de traducir o de interpretar la reacción del público es triste decir que el público de La Croisette ha abucheado esta película. Ya durante parte de la película se escuchaban carcajadas y risitas y comentarios del tipo "Pero, bueno, cómo le hace decir ésto a los actores... "


Con la proyección de esta película se cierra la competición en Cannes, suerte para Isabel coixet y Pedro Almodóvar y nosotros nos adherimos a ese brindis con sake que cierra un 2009 brillante, extraordinario y que nos da pistas para saber las tendencias cinematográficas de la temporada que viene.

RTVE.es   23.may.2009 09:50    

6 Comentarios

Caramba Javier: te tengo que pasar un artículo que escribí hace dos semanas con motivo del pase en Mérida de Elegy. Te va a gustar porque coincidimos plenamente en nuestra visión del cine de Coixet... Bueno está por ahí en Cinemerida, ahora que lo pienso ;-)

Lamento que Mapa de los Sonidos de Tokyo no haya cubierto las altas expectativas que tenías sobre ella, pero hay que reconocer que a la Coixet le gusta ponerselo díficil: ahi es nada lanzarse a perseguir sus principales influencias, gente que tiene en un altar como Wong Kar Wai, Kawase, el universo literario de Ian McEwan.. etc, etc. Supongo que era una tentación irresistible pero seguir ciertas huellas implica siempre el riesgo de estrellarse. Aun así, me apetece mucho ver ese Tokyo de Coixet, ese love hotel en plan vagón de Metro, esa extrañisima pareja Sergi Lopez/Rinko Kikuchi, esas escenas de sexo... Coixet me puede, que le voy a hacer...

sábado 23 may 2009, 13:49

Jo, pues vaya, con las ganas que tengo de verla. Quizás el motivo es crease demasiadas expectativas.

sábado 23 may 2009, 20:41

me sucede lo mismo que David Garrido. Me fascina muchísimo todo lo que rodea a Coixet. Me da igual que luego no resulte tan intenso como esperaba. Sus películas van envueltas de un rasgado aura de complejidad, verdad, dolor... el valor de vivir buscando sentimientos y sensaciones, la misma forma que tiene ella de contarnos sus historias.

Sin duda iré a verla en pantalla grande, y la saborearé todas y cada una de sus escenas al límite.

sábado 23 may 2009, 23:44

Soy así, pero para mí las películas que en los grandes festivales de cine son "abucheadas", les marca un misterioso halo de morbosidad y una necesidad inmediata para ser vistas. No creo en lo dogmático y tampoco tengo por qué tomar como referencia lo que digan los profesionales del mundo del cine que son los que forman el gran auditorio en Cannes. Me gusta el cine de Coixet. Sabe hacer de una pequeña historia, de cotidianos instantes de la vida, un reflejo de lo más íntimo del ser humano.
Un saludo, Javier.

domingo 24 may 2009, 02:02

Mira que tengo ganas de ver la última pelicula de Coixet, solo espero que supere a Elegy que sinceramente me dejo bastante indiferente. Espero mucho de ella y creo que puede hacer mucho mas de lo que nos deja ver ultimamente. Habrá que pobrar a ver esta historia y con suerte dejarnos arrastrar por la Coixet y sus cuentos de amor.

lunes 25 may 2009, 10:03

qué gran artículo!!!

sábado 19 sep 2009, 23:32

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Javier Tolentino

Bio El Séptimo Vicio

Javier Tolentino es el director de 'El Sétpimo Vicio', el programa de cine de Radio 3. Es uno de los críticos cinematográficos más reconocidos de España y destaca por su compromiso y su capacidad de análisis.
Ver perfil »

Síguenos en...