« Amar en Euzkadi | Portada del Blog | Qué tristeza las noticias que vienen de Malabo »

¿Por qué diablos me gusta el cine chino?

    viernes 27.ago.2010    por RTVE.es    0 Comentarios

Es probable que mi amiga Jiangfe, que tantas entrevistas con cineastas chinos ha realizado conmigo, sonría e incluso le suban los colores cuando lea (si es que se acerca a esta blog) este texto.



Me gusta el cine chino en general porque nada sé de ese país gigante y asiático.

Me gusta el cine chino porque me habla de una historia muy ajena y desconocida.

Me gusta el cine chino porque me dice de una revolución comunista por la que suspiró la vieja Europa del 68.

Amo profundamente el cine chino, sobre todo, porque tiene autores como Zhang Yimou, como Wong Kar Way, como Jia Zhang ke.

Cuando era pequeño pensaba que todos los chinos tenían bigote filo y alargado y que todos, absolutamente todos y todas, tocaban su cabeza con un sombrero acabado en en pico.

A lo largo de mi vida he podido comprobar que todos mis asuntos profesionales y personales son comparables a los platos chinos, esos platos que están en lo alto de un palito que cuando parece que se van a caer llegas a tiempo, los frotas, y vuelven a mantenerse.

Me gusta el cine chino porque tiene una película titulada Deseo, peligro (es de Ang Lee, que es de origen taiwanés, pero no hay un sólo chino en el mundo que mantenga que los taiwaneses no son chinos).

El cine chino ganó el verano pasado la concha de Oro con Ciudad de vida y muerte de Lu Chuan. El cine chino ganó el año pasado el Leopardo de oro de Locarno por una película titulada Ella, una joven china de Xiaoulo Gu que se ha estrenado este verano en España con un éxito relativo, todo lo relativo que diarios, telediarios y jefes de cultura de la prensa contemporánea le dedican y le permiten. Y este verano de 2010 ha vuelto a ganar en Locarno (la pantalla de cine más grande de Europa) una película china traducida por la distribución internacional como Vacaciones de invierno, de Li Hong. Al parecer, Li Hong tiene el punto de querer censurar o criticar la vida aburrida y tediosa que el gobierno chino transmite a sus ciudadanos aderezada con un increible sentido del humor. El cine occidental nada sabía de Li Hong, un joven realizador que ha roto las expectativas y los pronósticos de esta medieval ciudad suiza,a orilla de los lagos y que es una de las citas cinéfilas más antiguas del continente. Un Locarno que se ha confiado a las manos de un popular periodista cinematográfico francés, Olivier Père al que hemos visto al frente de la Quinzena de Realizadores de Cannes. El cine español pasó sin pena ni gloria por el certamen (Daniel Villamediana y el corto de Cristina Molino que se trajo una mención).

Me gusta el cine chino por las linternas rojas, por las flores de crisantemo, por sus panoramicas tan diferentes al cine norteamericano, por la intimidad y los misterios de sus cuentos, porque me muestran chinos muy diferentes a los que llevan las tiendas por Lavapiés y Malasaña.

Esperemos que Vacaciones de invierno llegue pronto a nuestras pantallas, porque de lo contrario todo será cine food, envuelto en palomitas, cacahuetes, salsas y esos gigantescos botes de refresco e hielo, qué asco.

RTVE.es   27.ago.2010 08:04    

Javier Tolentino

Bio El Séptimo Vicio

Javier Tolentino es el director de 'El Sétpimo Vicio', el programa de cine de Radio 3. Es uno de los críticos cinematográficos más reconocidos de España y destaca por su compromiso y su capacidad de análisis.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios