« El GIF animado de Erika Lust | Portada del Blog | Los memes que nos emocionaron... (unos anestesian, otros revolucionan) »

Activista y vago

Hubo un momento en el muchos empezaron a ver en internet un importante catalizador de reivindicaciones y proclamas de todo tipo. Por allá por 1999, la primera web en movilizar causas fue Petition Online, que ya permitía recoger "firmas" a favor o en contra de variopintos asuntos. Y así nuestro email y el Messenger se llenaron de peticiones de apoyo. Ese es el génesis de lo que se llama Activismo Vago (del término en inglés Slacktivism).

Este término, que en un principio tenía una connotación positiva, aparece por primera vez con su significado actual en un artículo del New York Times. En él, Barbara Mikkelson (creadora de Snopes.com, una página que desmiente bulos y leyendas urbanas) hablaba del slacktivism como "el deseo de la gente por hacer algo bueno sin moverse de la silla".

Detened a Kony

El mayor ejemplo de activismo vago se convirtió en uno de los grandes virales del año pasado: "Stop Kony". A partir de un vídeo de 30 minutos, Jason Russell y otros activistas de la ONG Invisible Children pedían que se capturara a Joseph Kony, un criminal de guerra prófugo que dirigió el Ejército de Resistencia del Señor, en Uganda. La sensación, a pesar de las controversias, fue absoluta: 98,5 millones de reproducciones en YouTube más 18,5 millones de reproducciones en Vimeo.

 

Según la revista TIME el vídeo, titulado KONY 2012, es el más viral de todos los tiempos. Según una encuesta más de la mitad de los jóvenes estadounidenses vieron el vídeo, y los tweets de Rihanna, Justin Bieber u Oprah Winfrey lograron que en una semana la etiqueta #KONY2012 tuviera en una semana más de 5 millones de tweets.

¿Logró algo esta mega-campaña? ¿Está detenido Joseph Kony? ¿Se han mejorado las condiciones de vida de los niños en Uganda? ¿Se está previniendo correctamente que esos menores se conviertan en niños-soldado? La respuesta es NO. Pero a Justin Bieber le dio mucho gusto el sumarse a esta campaña a golpe de pulgar: activismo vago.

Primero en Twitter, y luego en la calle

Ojo, son muchos los que dicen que, efectivamente, los canales sociales disponibles a través de la red pueden ser el primer paso de una revolución que sí sería tuiteada, hashtagueada y youtubada. Pero curiosamente, todos los que defienden esta postura, dan ejemplos de revoluciones que utilizaron internet para organizarse (hacia dentro) y comunicarse (hacia afuera), pero siempre tuvieron su explosión en la calle, aunque eso sí, perfectamente retransmitida al resto del mundo.  

"Las revoluciones empiezan en la red pero deben acabar en la calle", decía Carla Varona en el Facebook de Torres y Reyes. También hay un término para eso, el clicktivismo, que habitualmente tiene una traducción en el mundo real de acciones planificadas a través de internet.

¿Otro mundo es posible (y clickable)?

Lo que sí es claro es que este tipo de tendencias siguen floreciendo en la red, e incluso logran propósitos muy respetables y valorados. Algunos podemos encontrarlos en páginas como Change.org (que logró la nominación de Malala al Nobel de la Paz o que se llevara a juicio al asesino de Trayvon Martin) o Avaaz (que impidió el desalojo de miles de familias Masai en Tanzania o influyó en el fracaso de ACTA, un proyecto de ley que acabaría con el internet abierto).

Estos son casos de activimos político y humanitario, que probablemente son los que más prosperan en la actualidad, y en ocasiones es difusa la frontera que lo separa del marketing. Esta semana, por ejemplo, centenares de tuiteros y celebridades movieron el hashtag #donatuplato, promovido por Askora (una empresa de cátering) y que "convertía fotos de Instagram" en comida real para Cáritas

 

Se subieron más de 29.000 fotos de platos vacíos por los que Askora donaría un plato lleno de comida a la conocida (y tan necesaria en estos tiempos) ONG. Sí, fue un éxito social: pero, ¿era realmente necesario unir conceptos tan paralelos como Instagram y hambre? Probablemente la viralidad y la originalidad de la acción es lo único capaz de remover la conciencia del que se pasa el día todo el día "embebido" en internet. Y como Justin Bieber, oye, click y tan contentos: activistas y vagos.

1 Comentarios

No se puede! Se pudee a través de las redes sociales, escritos, etc pero realmente para mover las masas, hay que ir a la calle a luchar.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Síguenos en...

Últimos comentarios