« Alaska animada | Portada del Blog | El Premio Planeta pixelado »

Condenados a la distracción (¡y encantados!)

1008_chunky_stanSi cada vez que abre el email  usted se queda sin aliento a la espera de lo que se le viene encima, no lo piense más y autodiagnostíquese: usted sufre la apnea del email. Y no está solo.

El término fue acuñado por Linda Stone, una especie de teórica de las nuevas tecnologías que comprobó en sus propias carnes y en las de varios cientos de sujetos cómo la respiración se suspendía temporalmente mientras en sus respectivas mentes se montaba una carrera contrarreloj: "¿A quién respondo primero?" "¿Quién puede esperar?" "¿Qué debí haber respondido hace una semana?" 

La buena noticia es que nos adaptaremos. ¡Seremos sujetos multitarea! Ohh espera... quizás ya los somos. Veamos algunos datos: trabajamos como promedio con ocho ventanas abiertas al mismo tiempo y saltamos de una a otra cada 20 segundos. No pasarán más de 15 minutos en su trabajo en que usted se vea interrumpido por alguna otra tarea, por ejemplo, gestionar el email, actualizar el Facebook, chatear por Whatsapp, satisfaccer nuestra curiosidad en Google, buscar un vídeo en YouTube. Lo que viene siendo la vida normal. 

Por ejemplo, se ha establecido que el 57% de las distracciones en el puesto de trabajo provienen del envío de mensajes de textos o Whatsapps, del salto de una ventana a otra en Internet, de las búsquedas en Google, y de las actividades privadas que cada quien pone en marcha en Internet.

También es justo decir que un 43% de las distracciones viene de la vida analógica. A saber: de atender llamadas telefónicas, charlar con los colegas y de reuniones de trabajo más o menos útiles.

Una encuesta on line de Nielsen demostró que el 65% de los entrevistados habían visto vídeos de YouTube en horario laboral, y entre los más jóvenes lo consideraron una práctica habitual y no descartaban cambiar de trabajo si les prohibían hacerlo (estas son estudios del mercado laboral de Estados Unidos) porque consideraban que hacerlo es útil para su trabajo (los inspiraba en algunos casos, o los ayudaba a reducir el estrés, en otros). 

Nuestra vida multitarea, en la que nos movemos con gracia y soltura, no le hace mucha gracia a los empresarios. Según una encuesta de la Universidad de California, el 68% de las empresas estadounidenses había implantado medidas para “minimizar las distracciones” (por ejemplo, el Viernes sin Facebook, el Viernes sin Email, o habían implantado tecnologías para seguir la pista de las webs que visitaban los empleados). El resto de las compañías habían optado por las prohibiciones drásticas, como bloquear el acceso a Facebook y a Twitter (una práctica que también es frecuente en algunas empresas españolas).  

El asunto es tan peliagudo que se ha creado la Ciencia de la Distracción, que examina la naturaleza de nuestra debilidad por dejarnos llevar por cualquier cosa que pasa en una pantalla. Dicen que estamos abducidos y los catedráticos se inventan cosas como "el indicador científico de la distracción" para estudiarnos. También existe la pirámide de las jerarquías de las distracciones digitales que le permitirá saber qué herramienta de Internet tiene la capacidad de abducirlo con más frecuencia y hacerle perder su precioso tiempo. 

Hierarchy_distractions_960-480x509Los que prefieren salirse por la calle de enmedio dicen que habrá que aprender a trabajar con cierta tolerancia a la distracción. Asumirnos como una especie de homo interruptus, cuya máxima habilidad será aprender a volver cada vez más rápido a su flujo de trabajo después de la enésima interrupción del día.  

Del mismo modo, que ahora asumimos (y hemos acabado aceptando) que podemos ser localizados por 4 ó 5 vías (teléfono, whatsapp, Facebook, email o chats variados) casi de manera instantánea, ahora hay que estar preparado para ser interrumpido continuamente, y aprender a volver lo más rápido posible a lo que hacíamos. El asunto no es evitar la distracción (porque es una utopía), sino volver a concentrarse cuanto antes en lo que estaba haciendo. Ese es el reto. ¡Feliz aprendizaje!

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Síguenos en...

Últimos comentarios