12 posts de noviembre 2013

El Premio Planeta pixelado

Nuestra entrevista de esta semana tuvo a dos invitadas: ganadora y finalista del Premio Planeta 2013. Clara Sánchez y Ángeles González-Sinde nos visitaron y se llevaron su versión pixelada creada por Héctor Bometón, Mierdecitas.

Condenados a la distracción (¡y encantados!)

1008_chunky_stanSi cada vez que abre el email  usted se queda sin aliento a la espera de lo que se le viene encima, no lo piense más y autodiagnostíquese: usted sufre la apnea del email. Y no está solo.

El término fue acuñado por Linda Stone, una especie de teórica de las nuevas tecnologías que comprobó en sus propias carnes y en las de varios cientos de sujetos cómo la respiración se suspendía temporalmente mientras en sus respectivas mentes se montaba una carrera contrarreloj: "¿A quién respondo primero?" "¿Quién puede esperar?" "¿Qué debí haber respondido hace una semana?" 

La buena noticia es que nos adaptaremos. ¡Seremos sujetos multitarea! Ohh espera... quizás ya los somos. Veamos algunos datos: trabajamos como promedio con ocho ventanas abiertas al mismo tiempo y saltamos de una a otra cada 20 segundos. No pasarán más de 15 minutos en su trabajo en que usted se vea interrumpido por alguna otra tarea, por ejemplo, gestionar el email, actualizar el Facebook, chatear por Whatsapp, satisfaccer nuestra curiosidad en Google, buscar un vídeo en YouTube. Lo que viene siendo la vida normal. 

Por ejemplo, se ha establecido que el 57% de las distracciones en el puesto de trabajo provienen del envío de mensajes de textos o Whatsapps, del salto de una ventana a otra en Internet, de las búsquedas en Google, y de las actividades privadas que cada quien pone en marcha en Internet.

También es justo decir que un 43% de las distracciones viene de la vida analógica. A saber: de atender llamadas telefónicas, charlar con los colegas y de reuniones de trabajo más o menos útiles.

Una encuesta on line de Nielsen demostró que el 65% de los entrevistados habían visto vídeos de YouTube en horario laboral, y entre los más jóvenes lo consideraron una práctica habitual y no descartaban cambiar de trabajo si les prohibían hacerlo (estas son estudios del mercado laboral de Estados Unidos) porque consideraban que hacerlo es útil para su trabajo (los inspiraba en algunos casos, o los ayudaba a reducir el estrés, en otros). 

Nuestra vida multitarea, en la que nos movemos con gracia y soltura, no le hace mucha gracia a los empresarios. Según una encuesta de la Universidad de California, el 68% de las empresas estadounidenses había implantado medidas para “minimizar las distracciones” (por ejemplo, el Viernes sin Facebook, el Viernes sin Email, o habían implantado tecnologías para seguir la pista de las webs que visitaban los empleados). El resto de las compañías habían optado por las prohibiciones drásticas, como bloquear el acceso a Facebook y a Twitter (una práctica que también es frecuente en algunas empresas españolas).  

El asunto es tan peliagudo que se ha creado la Ciencia de la Distracción, que examina la naturaleza de nuestra debilidad por dejarnos llevar por cualquier cosa que pasa en una pantalla. Dicen que estamos abducidos y los catedráticos se inventan cosas como "el indicador científico de la distracción" para estudiarnos. También existe la pirámide de las jerarquías de las distracciones digitales que le permitirá saber qué herramienta de Internet tiene la capacidad de abducirlo con más frecuencia y hacerle perder su precioso tiempo. 

Hierarchy_distractions_960-480x509Los que prefieren salirse por la calle de enmedio dicen que habrá que aprender a trabajar con cierta tolerancia a la distracción. Asumirnos como una especie de homo interruptus, cuya máxima habilidad será aprender a volver cada vez más rápido a su flujo de trabajo después de la enésima interrupción del día.  

Del mismo modo, que ahora asumimos (y hemos acabado aceptando) que podemos ser localizados por 4 ó 5 vías (teléfono, whatsapp, Facebook, email o chats variados) casi de manera instantánea, ahora hay que estar preparado para ser interrumpido continuamente, y aprender a volver lo más rápido posible a lo que hacíamos. El asunto no es evitar la distracción (porque es una utopía), sino volver a concentrarse cuanto antes en lo que estaba haciendo. Ese es el reto. ¡Feliz aprendizaje!

Alaska animada

Alaska

Alaska fue la invitada al noveno programa de Torres y Reyes. Con ella, viajamos por una trayectoria que incluye momentos tan especiales como el mítico programa televisivo La Bola de Cristal, o el éxito musical con grupos como Kaka de Luxe, Pegamoides o Fangoria. Así la vió nuestro diseñador de GIF pixelados, Mierdecitas.

Debate del estado de la aplicación

Aplicaciones-movilesLo reconozco. Las aplicaciones forman parte activa de mi vida (y seguro que de la tuya también). Respiro apps, y si vieras mi móvil verías que además las acumulo con un entusiasmo inicial que deriva en una especie de Síndrome de Diógenes de la aplicación. De hecho, muchas veces ni recuerdo haber instalado más de una.

Y es que las apps se han convertido en actor importante de nuestro día a día (en 2010 fue "la palabra del año") gracias a dos cosas: 1. Que están metidas en nuestro móvil; y 2. Que a través de este siempre estamos conectados a internet.  Y sí, eso es relevante porque vivimos atados al móvil: Según The App Date, el 72% de los españoles con smartphone (somos 23 millones) no lo apaga para dormir, el 80% no se despega de él para comer, uno de cada tres usuarios se lo lleva al baño, y solo 1,5% lo deja en casa por vacaciones.

¿Es que nunca dejamos el móvil a un lado? Una curiosa encuesta hecha a 1.000 jóvenes estadounidenses muestra que el 48% de ellos reconoce haber utilizado una aplicación MIENTRAS conducía. El top de la distracción que te lleva a la muerte lo conformaban Whatsapp, Facebook, Snapchat (un servicio de mensajería instantánea que arrasa en Estados Unidos), Shazam y Twitter.

Según Comscore, a fecha de mayo de 2012, el 51% de los poseedores de un Smartphone ya utilizan apps específicas en lugar de navegar por internet. Y es que programadores de todo el mundo se las han ingeniado para hacer que esos programas se acoplen como un guante a nuestras necesidades: el 33% de las existentes son juegos, y ya el resto se reparten entre utilidades de comunicación, música, fotografía, productividad, redes sociales o entretenimiento.

¿Que cuantas apps pueden existir en la actualidad? La cifra crece cada día (se suelen publicar unas 640 aplicaciones diarias), pero se calcula que la App Store de Apple ya sobrepasa las 900.000, Google Play va por las 878.000, y para Windows Phone se cuentan unas 170.000 (sí, en Microsoft van con calma y apenas acaban de estrenar Instagram).

El precio medio de una app ronda los 2 euros (eso sí, para iOS el 56% son gratuitas y para Android lo son el 72%), y a diario solemos utilizar unas 8, aunque por lo general tenemos unas 24 descargadas en el móvil o la tableta.  Y dale que te mira: entre 2010 y 2012, el tiempo que los estadounidenses dedican a una app ha aumentado drásticamente, pasando de los 66 minutos al día a los 127... ¡Casi lo mismo que a la televisión!

Viendo todos estos elementos, es claro que hay un negocio detrás: en 2011 los beneficios fueron de 7 mil millones de dólares, y se prevee que este año se alcancen los 25 mil millones de dólares. De ahí que haya plataformas de divulgación de las aplicaciones, como la mencionada The App Date, que organiza eventos, posee un directorio de ellas e incluso enseña a crearlas.

Mi madre, que cuenta 52 años, tiene su tableta y es usuaria habitual de Whatsapp. Mi sobrina, que apenas tiene 2 años, ya coge la tableta de su abuela, la enciende, pone la aplicación de Clan TVE y mira sus dibujos favoritos. Me da que no solo es cosa mía, las apps también son el presente.

¿Te animas a crear la tuya? Ya hay servicios como Apps Builder o Mobincube que permiten hacerlo sin tener conocimientos de programación. Ya ves: hay aplicaciones como ideas en el mundo, solo hay que saber concretarlas y meterlas en el bolsillo de alguien necesitado. Porque justo esa es la clave de una app: atender a una necesidad muy concreta.

Quim Gutiérrez hecho GIF

Quim_Gutierrez (1)

Ya vimos que Quim Gutiérrez puede alcanzar un alto nivel de adorabilidad, y lo cierto es que con el actor pasamos un buen rato en el octavo programa de Torres y Reyes. Aquí está el dibujo animado y pixelado que le hizo nuestro amigo Mierdecitas. Puedes ver la entrevista completa con Quim en nuestra web.

Lo mejor de 'Saben quién eres' en GIFs animados

Amigos nuestros, sin duda, nuestro resumen del programa en GIFs animados se ha convertido en la cosa más absurda pero a la vez divertida de cada semana. Ya sabéis, el programa completo está ahí esperando a ser devorado; pero aquí seleccionamos los momentos más gráficos del pasado jueves. Aquí va... ¡LO MEJOR DE #TORRESYREYES8 EN 12 GIFS ANIMADOS!

Entrando "like a boss"

4vx21

Quim Gutiérrez fue nuestro invitado de esta semana. El actor vino a presentarnos su nueva película, Quién mató a Bambi, y por el camino incluso nos aconsejó para estar en forma y tener unos abdominales tan deseados como los suyos (por lo pronto, el equipo del programa prefiere no quitarse el aperitivo de mediodía). Puedes ver la entrevista completa en nuestra web.

Más Quim Gutiérrez

Interrumpimos este resumen para subir el "share" con GIFs monos de Quim Gutiérrez. De nada, chicas...

4vx3k

4vx42

4vx4q

El espoileador

4vx5a

Este tipo, interpretado por el actor Adrián Pino, fue el protagonista de un Router 66 dirigido y escrito por David Sainz, responsable de la exitosa webserie Malviviendo. Debes verlo completo en nuestra web, es la bomba. Y sí, entre los 12 spoilers como casa que lanzó, el peor fue este (y claro, nosotros lo empeoramos dándole bola)...

4vx6a

Vaya sopapo...

Joaquín se puso muy nervioso con la posibilidad de que alguien tenga su rastro digital y lo utilice a su conveniencia (cosas del Big Data). Y tardó en entrar, pero cuando el Señor Mariglord pega, es que pega de verdad...

4vxdg

Mucho baile con Rojas y Rodríguez

Nuestro momento musical de la semana lo pusieron los bailarines y coreógrafos Ángel Rojas y Carlos Rodríguez, junto a su compañía. Ellos nos demostraron que se puede fusionar flamenco y Hip Hop con mucho estilo y elegancia. Mirad qué arte y talento (puedes ver el número completo en nuestra web)...

4vx7d

4vx7t

Y Joaquín se contagia...

4vxcq

Sí, es un bailongo de cuidado.

Lucien Sánches

4vxbn

Sí, sigue siendo un sádico de cuidado nuestro reputado Doctor, el que todo lo resuelve. Mira sus consejos en el programa; y lo mejor deja que te humille en directo que te aconseje: envíale tus preguntas a través de la web de Torres y Reyes.

¡Chispas!

4vxa9

¡Mara, ten piedad de ese pobre cámara! A este paso, habrá que hacer una petición en Change.org para que nuestra presentadora no haga más bromitas. Mira la escena completa.

¡Cuéntanos todo sobre tus aplicaciones!

Lucien

Este jueves 21 de noviembre, Torres y Reyes estará dedicado al mundo de las aplicaciones para móviles y tabletas. Bajo el título de Planeta App, intentaremos analizar hasta qué punto estos programas han llegado para quedarse en nuestras vidas.

Para este #torresyreyes9 necesitamos tu ayuda, que nos cuentes tus historias con tus aplicaciones favoritas y aquellas que no lo son. Deja un comentario en el blog, respondiendo una o todas las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál fue la aplicación que te cambió la vida? ¿Por qué?

2. ¿Cuál crees que es la app más divertida?

3. Cuéntanos cuales aplicaciones son las que más utilizas a diario, esas sin las que no podrías vivir.

4. ¿Te has descargado alguna vez una app que describirías como "inútil"? ¿Cuál fue?

5. Recomiéndanos una aplicación de pago que mereza la pena.

Recuerda, deja tus respuestas en los comentarios de este post. Tus comentarios también formarán parte del debate del programa.

Participa ya y muéstranos si, efectivamente, hay una app para todo.

Usted aún no lo sabe, pero ya es un DataSexual

Self-trackingHay gente que quiere saberlo todo sobre sí mismo. Y todo es todo. A saber: el ritmo al que late su corazón; los pasos exactos que da cada día; el número concreto de cervezas que se bebe en un año; cuántas vueltas da en la cama antes de despertarse (y la hora exacta en que esto sucede); los minutos que tarda en quedarse dormido; los emails que ha enviado en cinco años;  y el número exacto de palabras que ha intercambiado con su pareja en un año (este dato se revela como muy útil para ganar discusiones limpiamente). 

No necesitan que nadie lo espíe, ya se encargan ellos de controlarse a sí mismos mediante distintos dispositivos que llevan colgados de diferentes partes de su cuerpo. El más popular la pulsera  Nike+ Fuelband, pero hay podómetros, tensiómetros, aplicaciones para medir el sueño y para contar las calorías. 

Al menos hay 7500 de estos sujetos registrados en la web Quantified self , pero son muchos más en el mundo. Se llaman a sí mismos selftrackers (en castellano podríamos traducirlo como rastreadores de sí mismos), aunque algunas revistas ya hayan creado una etiqueta más comercial: Datasexual (heredera de Metrosexual), para empaquetar a estos individuos controladores de sus hábitos y ritmos vitales. 

A estas alturas ya estará  usted pensando que hablo de unos frikies, obsesos del control, hipocondríacos y paranoicos, pero, quizás, el próximo año usted o yo seamos uno de ellos. Tenga en cuenta que en España el 51% de los propietarios de un smartphone lo usa mientras practica ejercicio físico, y de ellos, el 43% está rastreando su ritmo cardíaco, las calorías consumidas y los pasos andados. Así que nunca diga de esta agua no beberé, sobre todo no lo haga en materia de tendencias y tecnología. Somos animales de datos. Cada vez más. 

La democratización de los smartphones y las aplicaciones de autorrastreo están a punto de convertir las paranoias y obsesiones en un acto cotidiano. El éxito de la pulsera Nike+ Fuelband, que registra todos los movimientos del día y los resume en una barra de leds que marca el estado energético de cada quien, es un buen ejemplo de lo predispuestos que estamos a empezarnos a medir.  

Cuentan que en los bares de San Francisco todo el mundo lleva la pulsera de silicona de Nike. “Es difícil hablar con alguien que la lleve y resistir la tentación de mirar la barra para comprobar qué día ha tenido, desde el punto de vista energético”, cuenta un ingeniero que trabaja en el área de la bahía. 

Aunque para la mayoría de los selftrackers, el smartphone es la gran herramienta de rastreo,  una constelación de start ups en California, como Fitbit, Zeo y Basis, se dedican a fabricar dispositivos para medirlo todo, con tres condiciones, que sean wireless,  pequeños y livianos,  y que puedan adherirse al cuerpo como si fueran un órgano más, con bandas ligeras pero seguras que se ajusten alrededor del brazo, la muñeca, el pecho o el abdomen. Leves pero eficaces. 

A esta legión de dispositivos se ha sumado ahora el smartwatch, un reloj que sirve para todo, también para decirle la hora, pero que será capaz de avisarle si sus niveles de alcohol en sangre se están saliendo de la normalidad o si la ingesta de carbohidratos del idea está alterando su equilibrio energético. 

“Es absurdo que estemos recopilando datos sobre cualquier cosa, menos de nuestra salud”, dijo el profesor de Ciencias de la Computación Larry Smarr a la revista alemana Der Spiegel. “Durante miles de años los médicos han preguntado a sus pacientes: ¿Cómo se siente? La idea es que esta pregunta sea reemplazada por otra: ¿Qué tendencia están marcando sus datos?”. El profesor Smarr dejó boquiabierto a un auditorio erudito en la Universidad de Stanford cuando se diagnosticó en tiempo real la enfermedad de Crohn. El profesor de 63 años proyectó una imagen en 3D de su intestino y señaló con un puntero electrónico el punto exacto donde la pared de su colon permanecía inflamada.  “Seis pulgadas de mi intestino estaban inflamadas, sin mis propias mediciones nunca lo habría descubierto”, contó el profesor. 

Smarr es el líder de un movimiento que propone un nuevo tipo de Medicina basada en los datos, pero no en los que consiga averiguar su médico, sino en los que vaya usted recopilando sobre sí mismo a lo largo de su vida, mientras está sano. En teoría, si usted se conoce por dentro sabrá detectar cualquier alteración por el cambio de aspecto de alguno de sus órganos. Para Smarr, lo que él llama self quantification sería la clave de una revolución sanitaria que tendría como resultado una vida más saludable y autocontrolada.

Pero no todo es medirse uno mismo. Compartir los datos es el siguiente paso para conseguir el objetivo final. Es decir, que unas vez cuantificadas nuestras miserias cotidianas, hagamos algo por cambiarlas, aunque solo sea por mejorar nuestros registros y gráficos de comportamientos. Y para esto, hay que tener vida social (digital), para avergonzarnos de nuestras debilidades y fardar de los desafíos superados. ¿Suena infantil? Pues así somos. Bien lo saben los  7.500 selftrackers registrados en Quantified Self con sucursales en 50 ciudades del mundo, unidos bajo  el lema “Conózcase a sí mismo a través de los números”. 

La etiqueta Datasexual se vio por primera vez en abril de 2012 en el blog Big Think de Dominic Basulto, que también es bloguero en The Washington Post cuyo perfil lo define como un “pensador digital” (no sabemos qué significa). Según Basulto, un Datasexual es aquel que “registra obsesivamente todos sus datos personales y piensa que eso lo hace sexy.  Su vida, desde la perspectiva de los datos, está resuelta.” Los reportes anuales del infógrafo Nicholas Feltron  son su santo grial y el movimiento Quantified Self, la energía que lo mantiene fuerte en su obsesión.

El GIF de David Trueba

TruebaEl director de cine David Trueba visitó nuestro séptimo programa, y nos habló de su nueva película Vivir es fácil con los ojos cerrados. Pero además, Trueba se sinceró respecto a los problemas que afrontan en la actualidad instituciones públicas relacionadas con la educación o los medios de comunicación. Te recomendamos ver la entrevista en nuestra web.

Aunque a David su GIF le pareció un poco "cabezón", se fue encantado con el regalo de nuestro diseñador de GIFs animados, Mierdecitas.

Los mejores momentos de 'La vida en un tuit'... ¡en GIFS!

Sí, esto es como la edición con colorines y dibujitos de la Biblia. Si no tienes tiempo,  o viste el programa y quieres compartir un momento muy concreto... ¡Aquí está el resumen más loco de la historia de la TV! Aunque puedes ver el programa completo en nuestra web, aquí tienes nuestros 8 GIFs animados del último programa.

1. ¡Joaquín, así no!

4qvbr
Nuestro presentador, que alegó ir "con las manos ocupadas" ofreció el micrófono a Kurioso (tuitero célebre invitado) desde una parte comprometida: ¡se lo metió en la entrepierna! Así nunca seremos populares en Twitter... O sí.

2. ¿Por qué no estás en Twitter?

4qvd7
Sí, Joaquín. Así de perdido estarás si no estás en un sitio en el que recurrentemente hablan de ti... para bien y para mal, claro.

3. Hermanos gemelos

4qviy
Kurioso se hizo eco del clamor de Twitter durante su intervención: ¿Era Evan Hershaw-Plath un personaje nuevo de Joaquín? Al final parece que no: son dos, y probablemente la respuesta al misterio se haya marchado con Sor María. Puedes comprobar el parecido de ambos durante nuestro debate.

4. Lucien Sánches

4qve9
Siempre sabio, y siempre expansivo. Así es nuestro doctor. Mira las consultas que le hicieron en el último programa, y déjale la tuya a través de nuestra web.

5. ¿Bromitas, Mara?

4qvay
Sí... una broma sobre un huerto (el humor de Mara es muy campechano) ha vuelto a hacer arder a Joaquín. Algo ya habitual en el programa, pero... ¿quién demonios le dejó una tarta tan a mano? Mira que no estamos para desperdiciar comida ni para acumular basura.

6. Reunión chanante

4qw58
Ya anunciamos que Ojete Calor visitarían el programa provocando así una mini-reunión entre dos componentes de Muchachada Nui. Y claro, Areces y Reyes hicieron de las suyas durante el encuentro. Si es que son como niños....

7. Vaya actuación

4qv9l
Sí, Ojete Calor vinieron a Torres y Reyes para presentar uno de sus grandes hits, "0,60". Puedes ver la entrevista y actuación completa en nuestra web. Las risas están garantizadas.

8. Mariglord psicodélico

4qvf6
Nuestro azafato, el Señor Mariglord, es una joya. No solo transporta helio, champán y directoras de cine porno; resulta que además, es un cotizado y pintoresco saxofonista.

Torres y Reyes


'Torres y Reyes' es un talk-show sobre la vida (después de Internet) presentado por Mara Torres y Joaquín Reyes los jueves por la noche en La 2 de TVE.
Ver perfil »

Síguenos en...