El que duda lo estropea

Por fin hemos podido ver en este Tour de Francia que una fuga en condiciones ha conseguido el objetivo. Además ha sido una escapada con gente de mucho caché, de prestigio, de solera.

La pena ha estado en que al final nuestro Luisle no ha podido llevarse el triunfo. Él mismo ha reconocido que se ha equivocado al pensar que Scarponi era el más fuerte. Yo creo que el italiano ya no es el que era así que la decisión ha sido totalmente errónea.

Desde mi experiencia, en estas situaciones hay que apostar por uno mismo. Cuando uno toma decisiones, la caga. Así lo pienso.



Cuando tienes que jugarte la victoria de etapa con tus compañeros de fuga no se puede dudar, ese ha sido el error de Luisle. Hay que estudiar a los rivales, ver cómo han ido a lo largo de la etapa (si se han escaqueado o no cuando tocaba apechugar en el relevo, etc.), reconocer sus puntos débiles y tener presente los condicionantes de la llegada: curvas, repechos, viento, etc…

Una vez sabido y analizado todo esto hay que lanzarse a por la victoria, pase lo que pase. Que sale bien, estupendo, que sale mal, otra vez será. Es lo que yo he vivido en este tipo de llegadas y estoy seguro que Luis León si no lo ha hecho así es porque no ha podido. Espero que pueda redimirse otro día.

Respecto a la lucha por la general… Opino que a partir de ahora es necesario tirar de pizarra, hay que hilar muy fino con la táctica.

Veo en carrera a corredores clave, corredores que pueden ser la llave. Me refiero a hombres como Ivan Basso. Son ciclistas a los que su director debe decirles que se olviden de su posición en la clasificación y busquen entrar en la fuga del día para marchar por delante.

En los Pirineos sí te encuentras los puertos más encadenados pero en los Alpes no. Hay unas distancias muy grandes entre coloso y coloso por lo que una posible intentona heroica de Nibali necesitaría de compañeros que le llevasen de una subida a otra, a modo de peones.

Las opciones de Evans y de Menchov a mi juicio pasan por no ser tan ‘segurolas’ como hasta ahora. Si realmente se da el movimiento táctico de Liquigas, deberían aprovecharlo, unir sus fuerzas a las de los italianos y tratar de reventar la carrera para ver si pescan en río revuelto.

Ahora toca tomar decisiones

Hoy me ha quedado claro al ver la etapa 9 una cosa: ¿Qué hubiera pasado si Froome no se hubiera caído en la etapa 1 en la que perdió 1’26’’? ¿Estaríamos hablando ahora de un líder sólido del Tour llamado Chris Froome?

Sky

Me deja asombrado el nivel del Sky. El equipo británico lleva todo el año mostrando un rendimiento admirable. Desde El Algarve hasta hoy, están mostrando una madurez y una seguridad envidiable.

Lo que sí parece claro es que el director del Sky, Dave Brailsford, tendrá que dejar bien claro mañana en la jornada de descanso quién es el líder indiscutible. Creo que la apuesta es clara a favor de Wiggins pero todos recordamos que el año pasado se les escapó la Vuelta por liberar a tiempo a Froome.

El equipo británico y su líder 'Wiggo' es el máximo exponente de lo que suele llamarse el ciclismo moderno. Generoso en la montaña para luego arrasar en la contrarreloj. Demuestran un trabajo muy bien planificado, muy bien estructurado, y eso se nota en las diferencias que se ven ahora en la clasificación general.

Aún con todo, habrá que ver como se desenvuelve el equipo en un día malo de Wiggins. Hasta ahora no ha sucedido pero siempre se sufre un día malo en las grandes carreras así que creo que a ellos también les llegará. Es en esos días en los que se diferencian los grandes campeones del resto.

Los que también tienen que tomar decisiones en el día de descanso es la gente del RadioShack, no pueden esperar más. Haimar Zubeldia está corriendo mirando para atrás, siempre pendiente de Kloden o de Frank Schleck y eso pone en riesgo su actuación. Un mal paso a estas alturas de Tour puede hacer que Haimar se quede fuera del 'Top 5'. Es algo que se te va en nada y es mucho botín para desperdiciarlo.

Como él mismo ha dicho, mañana en el hotel tendrán que sentarse y hablar. Espero ver ya el miércoles al bloque del RadioShack trabajando para Haimar Zubeldia hasta el día 22.

Por último, quiero dedicar esta canción (‘Titanium’) a todos los ciclistas de la 'Grande Boucle' y decirles que tienen más que merecido el día de descanso.

Figuras como la de Zubeldia dan sentido al ciclismo

Este domingo me ha gustado mucho la etapa 8 del Tour de Francia. No quiero caer en comparaciones que puedan parecer ofensivas pero ya que el Tour llega a una zona de yacimientos del jurásico, quiero resaltar la figura de dos dinosaurios del pelotón: Jens Voigt y Haimar Zubeldia.

Haimar

Dinosaurios por su grandeza. Desde la distancia, me identifico mucho con ellos. Están demostrando que aunque seamos veteranos, estamos muy vivos.

El alemán que va a cumplir 41 años en septiembre ha luchado en solitario como un titán y eso que no era un terreno favorable para él.

De Haimar Zubeldia poco puedo decir. Tiene un año menos que yo, es decir 35 años, y  ha sufrido este año una lesión muy seria que le tuvo tres meses apartado pero eso no le impide ser a estas alturas el español mejor colocado en la general del Tour: 5º a 59'' de líder.

Sin hacer ruido, sin buscar el lucimiento, se ha erigido como líder del RadioShack (aunque aún no se le reconozca todavía) y es algo que no me sorprende en absoluto.

Haimar está demostrando su nivel, su profesionalidad. Siempre hace buenas actuaciones en la ronda gala, no en vano ha cosechado dos quintos puestos (2003 y 2007) sin dejar de trabajar para corredores de la talla de Alberto Contador o Andy Schleck.

Es de esos corredores que todos los equipos quisieran tener, de los que cuando su director le llama por teléfono y le dice: "cambio de planes, te vas a tal o cual carrera", él solo responde: "Vale, ¿Cuándo tengo el vuelo?"

Su ilusión, su trabajo en silencio y su oficio aportan al conjunto una solidez envidiable. Figuras como la de Haimar Zubeldia dan sentido a esta profesión.

Para finalizar decir que estoy con Wiggins. El británico ha dicho en rueda de prensa que está cansado de que se compare al Sky con el US Postal y creo que no son comparables. Sus compañeros hicieron una exhibición el sábado y el domingo la han acusado. Eso no pasaba con los Heras, Rubiera, Hincapie y compañía.


P.D.- Espero que esta sea la última porque no deseo tener que mandar ánimos a ningún corredor más en lo que resta de Tour de Francia. Hoy ha sido Samuel Sánchez y desde aquí quiero mandarle todos mis ánimos. ¡ÁNIMO SAMU!

Hoy ha habido 'Rock and Roll'

Este sábado, como digo yo, hemos tenido 'Rock and Roll' en el Tour de Francia. Por la fuga de calidad, de mucha calidad, que hemos visto con Luis León entre los fugados (conociendo a Luisle, seguro que estaba probándose para afinar la puntería de cara a los próximos días) y por el gran final en La Planche des Belles Filles.



Me ha gustado mucho la ascensión final y eso que era un puerto inédito pero creo que esta etapa tenía que haberse vivido hace tres días. Por espectadores y telespectadores no iba a haber problema porque el Tour es el Tour y da igual un sábado que un miércoles, siempre hay mucho público. Hubiera venido bien por el tema de las caídas.

Siempre digo que mucha culpa la tenemos los propios corredores, nos creemos todos con posibilidades y con fuerzas para luchar por la victoria pero al fin y al cabo en el Tour solo ganan los grandes.

No quiero dar un tirón de orejas a la organización pero sí creo que debería aprender un poco del Giro de Italia y de la Vuelta a España que están haciendo las cosas muy bien. El Tour de Francia es, a mi juicio, un poco clasista.

Una etapa dura como la que hemos vivido hubiera sido como una banderilla que le clavan al corredor. Ese puyazo te hace que a partir de entonces vayas más calmado y en el llano no se vaya tan rápido porque los esfuerzos se acusan.

Respecto al espectáculo de la etapa. La subida que ha hecho el Sky ha sido inmejorable. Es un equipo que ha crecido a pasos agigantados, ha sabido mirarse e imitar a otros equipos y estructuras más veteranas como la del MoviStar/Banesto/Reynolds o la del RadioShack/Discovery/US Postal.

Ha dicho Wiggins que le ha sorprendido que nadie haya atacado. Le diría que esté tranquilo, que no se preocupe que ya le atacarán de aquí a París. Si no lo han hecho hoy es porque no han podido, porque su equipo ha estado fenomenal.

Alejandro Valverde
puede estar ahora mismo tocado mentalmente después del dichoso pinchazo. Lo que tiene que hacer es centrarse en objetivos concretos como en la victoria de etapas. Así ha hecho por ejemplo Peter Sagan.

Le han preguntado si tenía ganas de volver a casa y ha dicho que sí pero eso se dice porque estás caliente. Estoy seguro de que si se bajara de la bici, cuando llegara a España diría: ¿Pero qué he hecho?

En el ciclismo nunca, nunca, nunca hay que tirar la toalla. No creo en la buena o en la mala suerte, pienso que las cosas cambian y que Alejandro es un campeón. En la carretera están los ciclistas mediocres, los buenos corredores y los campeones y es en este último grupo en el que se encuentra Alejandro. Es, como decimos nosotros, uno de los tocados por la varita.


P.D: Para despedirme quiero animar a todos los corredores que ahora están convalecientes, tanto en sus casa como de viaje a sus casas o en Francia aún. Ahora que yo estoy sufriendo lo mismo, es lo justo ser solidario con ellos. ¡MUCHO ÁNIMO!

La hora de los primeros espadas

Ya van siete etapas del Tour de Francia (seis y el prólogo) y el público se cansa de presenciar etapas llanas, que además están llenas de peligros. La gente ya está deseosa de ver a los primeros espadas del Tour y comprobar cómo tienen el termómetro los Evans, Wiggins o Valverde, y mañana ya va a llegar el momento para ver su condición.

Hoy hemos visto una nueva jornada accidentada, por ello, desde mi experiencia como ciclista, creo que el Tour debería plantearse, como hacen la Vuelta o el Giro, poner a mitad de semana alguna etapa más dura, para que los ciclistas se 'amansen' un poco; máxime después de todas estas caídas que se están viviendo.

Y es que, con estos recorridos planos,  los corredores vamos creciditos y todos nos creemos que somos esprínteres y serlo. No somos primeros espadas de las llegadas en velocidad y, aunque yo y tantos otros ciclistas, nos lo creemos poque tenemos fuerzas, luego ves  que, a la hora de la verdad, no es así y como todos 'van con el gancho', se acaban produciendo caídas.

Desde aquí mi recuerdo, comprensión y deseo de lo mejor para Mikel Astarloza, Amets Txurruka y Gorka Verdugo, que han tenido tan mala fortuna camino de Metz.

Pero el Tour debe continuar y este sábado llega la primera montaña, que le va a dar mucho aliciente a la carrera. Además, en la Planche des Belles Filles, tendremos una doble incógnita:

Por un lado, ver cómo afrontan los ciclistas ese cambio del llano a la montaña; por otro, ver cómo lo hacen en un alto inédito en el Tour, que tiene 6 kilómetros con un 8,5 por ciento de desnivel promedio, y que los corredores no conocen en competición.

Mañana no se sabrá quien va a ganar el Tour, pero sí quien puede mostrar debilidad. Por mi experiencia sé que, cuando vas 'enroscao con el plato gordo' y te metes de repente en una cuesta arriba, al final las piernas se resienten.

Puedes estar una semana haciendo llano o series en entrenamientos y te vas a un puerto y ves que aguantas tres minutos. Por eso, mañana alguien puede pasarlo mal y, por eso, este sábado comenzará a llegar la hora de los primeros espadas en este Tour.

 

¿Por qué no ver la primera hora de la etapa?

Esta quinta etapa del Tour de Francia 2012 me ha dejado algunas ideas que me gustaría resaltar. Por un lado hemos visto una fuga consentida, con el español Pablo Urtasun metido, y pensando en las etapas que vienen sería bueno que la televisión se animara a retransmitir la primera hora de carrera.

Depende mucho de los medios levantar el ciclismo, y esa primera hora daría mucho juego. Si algún día lo hicieran, veríais por qué. Está en el aire, ¿por qué no?

Hemos visto una nueva llegada al esprint, con Greipel, Harley Goss y Cavendish, entre otros. Gente veloz, que puede llegar a desarrollar 1.800 vatios y mantenerlos durante 10 segundos. Hoy en día, gracias a los potenciómetros, podemos tener mediciones más exactas.

Al ganador, Greipel, no le ha sentado bien que le pregunten por Cavendish. Hoy en día el público y la prensa parece que quieren un favorito como Cavendish. ¿Eso le resta mérito a Greipel? Para nada. Esas declaraciones al final de la etapa se hacen en caliente, pero con la edad se aprende a medir, a ser más solidario y justo.  A su edad se es más temperamental.

Yo mismo, a mis 36 años, hago declaraciones ahora que no hacía hace diez. Tardé cuatro años en volver a levantar los brazos en una meta. Cuando lo hice, en Totana, dije a los periodistas: "¿Estáis todos? Pues gracias por estar aquí para contarlo. Gracias por hacer más grande este deporte".

Y no puedo evitar sentir pena por las caídas. Para empezar, el suelo está muy duro. Pero también porque parece que la gente quiere ver protagonistas ahí delante, como Cavendish, Greipel, Goss o Petacchi. Y lo que la gente no parece entender es que estas caídas no desvirtúan en absoluto un sprint puro.

Ya no se ven aquellos 'trenos'

Estos días he visto las llegadas masivas del Tour de Francia 2012 y creo en esta edición se pone de manifiesto la importancia de tener un equipo a tu servicio para optar al triunfo de etapa.



Comparando esta edición con tiempos pasados, echo en falta en el pelotón un gran treno como el que se veía en la época de Cipollini. Esos trenos que ejecutaban el Panasonic, el Saeco o el Mercatone no los he vuelto a ver en las carreras.

Hace unos años, el HTC lo intentó pero no lo hacía bien. El equipo americano reventaba a corredores con opciones de la general como Rogers o Tony Martin para lanzar a Cavendish en los sprints. Creo que no se puede abarcar todo, hay que elegir.

Este año el Sky ha elegido y se ha decantado por Wiggins en la lucha por la general. A Mark Cavendish le toca buscarse la vida y eso es algo a lo que no está acostumbrado. Aunque bien es cierto que el lunes demostró que puede hacerlo.
 
También creo que Cavendish va a echar en falta en este Tour a un gregario de lujo como el que tenía en Bernhard Eisel para que le ayude a pasar los puertos y esos días malos de montaña en los que tanto sufre el de la Isla de Man.

Pienso que Cavendish lo tiene difícil ahora mismo para conseguir ganar alguna etapa más en este Tour. La caída de la cuarta etapa le va hacer volverse más cauteloso.



Si le vemos bajándose de su bicicleta para centrarse en los Juegos Olímpicos de Londres, cuyo recorrido le viene como anillo al dedo, no me voy a extrañar.

Hay que sentarse a mirar esto

Hoy ha sido una jornada aciaga. Para todos, no solo para mis compañeros del Movistar Team. Más allá del tiempo que se han dejado muchos en meta, lo peor lo han sufrido esos corredores que ahora están en el hospital, entre ellos, José Joaquín Rojas.

Lo que no sabe la gente es la preparación que Rojas ha hecho para llegar hasta aquí. Han sido dos meses de trabajo específico en Sierra Nevada, dos meses de sacrificio alejado de tu familia, de tu entorno. Una concentración espartana y en dos segundos se te va todo por la borda.

Con el abandono, Rojillas pierde una victoria de etapa en el Tour de Francia. Estoy convencido de que la tenía en sus piernas. Tiene una madurez terrible, ha madurado muy rápido no solo como ciclista sino también como compañero.

Adiós a esa opción y me temo que adiós también a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La carrera es así, lo sabemos. Sin querer hacer ningún tipo de comparación, tenemos el ejemplo del año pasado en el que un gran número de favoritos se vieron obligados a abandonar antes de tiempo por culpa de las caídas así que… ¿no tendríamos que preguntarnos el porqué pasan estas cosas?

El lunes, el corredor del Astana Borut Bozic sufrió un incidente por culpa de un coche de la organización, hoy martes Sagan ha dicho que las motos han tirado a medio grupo y todos tenemos la imagen del año pasado de Flecha y Hoogerland aún en la memoria.

Creo que son motivos suficientes para afirmar que tal vez habría que sentarse a mirar esto.

En 15 años que llevo como profesional, jamás me ha preguntado nadie (UCI, organizadores, etc.) mi opinión acerca de cómo podríamos hacer las cosas para mejorar la seguridad en el ciclismo. Jamás.

Es cierto que nosotros, los ciclistas, siempre estamos pidiendo mayores medidas de seguridad pero es lógico. Creo que el ciclismo es el único deporte en el que no se ha avanzado nada en este aspecto.

Quiero abrir desde aquí ese debate. No creo que sea de locos el pedir una posible limitación de los vehículos autorizados en carrera o el exigir una profesionalización de los conductores.

Reclamo que por primera vez nos sentemos los ciclistas con organizadores, UCI, periodistas, representantes de los aficionados, fuerzas de seguridad, etc. y tratemos de hablar del tema.

Por último decir que esto lo digo porque lo pienso y lo siento, no porque haya sido mi compañero Rojas el gran perjudicado en la tercera etapa del Tour de Francia.

 

Los nervios hacen que no te acuerdes ni de comer

Se cumplen tres días de la 99 edición del Tour de Francia y lo más destacable a mi juicio es que hemos visto tres victorias de tres grandes especialistas.

Peloton_tour

Fabian Cancellara es uno de los mayores especialistas en la lucha contra el crono y se apuntó el prólogo de Lieja como ya hiciera en 2004. Peter Sagan se está saliendo esta temporada y ha ganado en el repecho de Seraing. Y por último, Mark Cavendish que ha sido el más rápido en el primer sprint masivo del Tour por delante de Greipel y Goss, como ya hiciera en el Mundial en Ruta de Copenhague (aunque en aquella ocasión Goss fue segundo y Greipel tercero).

Es lo que tiene el Tour de Francia, que ganan los más grandes.

Sé que el aficionado español echa en falta a los ciclistas de casa en lo más alto de las clasificaciones del Tour pero creo que hay que tener paciencia y hay que ahorrarse las críticas. Hemos visto como se ha criticado a Fernando Torres o a Del Bosque durante los primeros días de la Eurocopa y mira cómo ha acabado al final la historia.

Tenemos que tener confianza en nuestros ciclistas principalmente por la calidad que poseen.

En estas etapas hay que ir con mucha prudencia. Son etapas de mucho desgaste. Recuerdo el Tour que disputé en 2004 y no me olvido de esos primeros días en los que acababas la etapa y estabas completamente fundido.

Llegabas fundido no por el desgaste físico sino por culpa del estrés que se sufre encima de la bicicleta. Pedales das, y la bici la lanzas, pero llegas al hotel hecho polvo. Hay tanta tensión por estar bien colocado que se te olvida comer y pierdes peso sin darte ni cuenta.

Por la tele no se nota pero son etapas muy duras y hay detalles que si no los cuidas, te cuesta un Tour.

P.D: Me estreno en este pequeño espacio y espero estar con vosotros de aquí hasta París. Será un placer contar lo que me viene a la cabeza durante el Tour a través de RTVE.es y espero impaciente leer todos vuestros comentarios.

Pablo Lastras, Team Movistar


Pablo Lastras es el símbolo del equipo Movistar. Uno de los grandes nombres del pelotón español, es también uno de los poquísimos corredores que ha ganado etapas en Giro, Tour y Vuelta a España. Este año, Lastras comenta el Tour de Francia para RTVE.es aportando su sabiduría y su conocimiento de las carreras más exigentes.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios

Archivos