Pablo busca una relación

El amor. Qué es el amor. Oh. Es un sentimiento, casi una obsesión. Amor de verano, amor eterno, amor de hombre, de mujer, de estatua, de escarabajo pelotero. Ese sueño dentro de un sueño. El amor es como una flecha azul surcando un cielo pluscuamperfecto. Como un gorrión salvaje entonando temas de Aute. Como un camión cisterna tomando el desvío de la carretera de Valencia. Todo es amor. Oh. Ah. El amor.

Estaba yo la otra tarde viendo “La rosa púrpura del Cairo” de Woody Allen mientras leía “Niebla” de Unamuno, cuando me llamó el director David Serrano para preguntarme si había robado unas pastillas muy peligrosas que le había dado por error su psicoanalista. Le expliqué que si se refería a unas que estaban en un frasco que ponía “No tocar”, ya nos las habíamos tomado Santi y yo sin obtener ningún efecto analgésico o vasodilatador. Entonces me dijo lo mucho que me quería y yo le contesté que yo a él más y estuvimos así un buen rato hasta que ante mis ojos apareció Pablo y colgué el teléfono.

Sí, sí, Pablo. No Quim Gutierrez, ese actor maravilloso y excelente persona y hombre cañón donde los haya. Sino Pablo, el protagonista de “Una hora más en Canarias”. Como comprenderéis, me quedé a cuadros y le pregunté a Santi:


- Santi, ¿tú estás viendo lo que yo estoy viendo?


Y Santi me dijo:
- Llámame Santiguada, que Santi es solo para los íntimos.


Yo insistí:
- Pero ¿tú ves lo que yo estoy viendo?


Santiguada contestó:
- Con qué letrita.


Entonces le grité:
- ¡Qué coño de letra, Santi, ya está bien de tonterías!


Y ella repuso:
- Yo lo único que veo es el cenicero ese horroroso hecho de conchas y cajas de cerilla que te trajiste de Peñíscola y un chico muy atractivo esperando a que le digamos algo.

Me fui inmediatamente a ponerme mi mejor smoking de lentejuelas con mis mejores tacones de aguja y mi mejor boa de plumas y le dije a Pablo:

  • Yo sé bien que tú me quieres, con amor y sin amor.

Pero entonces Santiguada apareció con unas elegantes enaguas estilo Versalles y un forro polar y le cantó:

  • Estando contigo, contigo, contigo me siento feliz.

Pablo nos miraba a una y a otra sin poder decidirse. Con el corazón claramente dividido encendió el televisor y se puso a ver la final del Mundial de fútbol. Santi y yo acordamos jugarnos a Pablo; primero hicimos piedra, papel o tijeras: empatamos; echamos un pulso y vimos que teníamos la misma fuerza. España ganó 12-0 y nosotras quedamos en tablas también al backgammon.

Entonces Pablo se levantó lentamente y volvió por donde había venido, por el aire, por la carretera de Valencia, por los sueños... y el amor quedó suspendido un segundo en el tiempo antes de ser un sueño de nuevo.

Sé que hay gente que le ha visto buscando novia en Facebook (poned “Pablo busca una relación”). Y ahora también sé que no hay que decir siempre “piedra” cuando juegas a piedra, papel o tijeras.

La promoción

Seguro que todo el mundo ha oído hablar de la teoría de eterno retorno de Nietzsche así que no necesito dar muchas explicaciones. Bueno, si alguien no ha leído a Nietzsche, no pasa nada, está lleno de tópicos, y seguro que sí recordareis esos dibujos japoneses que terminaban con un つづく . Es decir, continuará. Para quien no sabe japonés o nunca tuvo televisor le diré que a lo que me refiero es que a veces parece que las cosas han llegado a su fin, pero nada termina, sino que continua. Quizá de otra manera, quizá en otro tiempo o lugar, pero siguen y siguen eternamente.

Es decir, continuará. Para quien no sabe japonés o nunca tuvo televisor le diré que a lo que me refiero es que a veces parece que las cosas han llegado a su fin, pero nada termina, sino que continua. Quizá de otra manera, quizá en otro tiempo o lugar, pero siguen y siguen eternamente.

La película “Una hora más en Canarias” va a estrenarse. De nuevo me encuentro luchando contra los elementos y las personas para que se me reconozca como imprescindible. No soy de esas personas que se creen mejores a los demás, pero otra vez soy yo la única que sabe cómo hacer las cosas bien.

Empiezo por el principio para luego poder つづく.

Estas últimas semanas he estado preparando el tema de la promoción y creo que mis ideas aportarían mucho al plan de marketing.

En primer lugar sería llamativo que una avioneta sobrevolara la ciudad la semana del estreno escribiendo en el cielo “Olga Iglesias Durán” con el humo de su motor. Esto sería una especie de “teaser”.

También creo fundamental que me entreviste Jesús Quintero. He trabajado para ello concienzudamente con Santi, de Santiguada. Ella hace de Jesús Quintero ya que le imita muy bien, aunque a veces no sé porqué le sale acento cubano. Me hace preguntas como: “¿qué es lo que te lleva a escribir cosas tan hermosas?”. Yo le digo: “creer en la ilusión y en la sonrisa de un niño”.

Por último, opino que sería de gran ayuda a la promoción de la película si yo hiciera una portada de Interviú. Aunque esta prefiero hacerla vía telefónica, para preservar mi intimidad.

He hecho un Power Point para exponer estas ideas (añadiéndole unas fotos de flor de loto y música de Reiki de fondo) y lo he envíado a la productora. ¿Te han contestado a ti? Pues a mi tampoco.

He llamado al Director David Serrano pero comunica continuamente porque parece ser que se pasa el día llamando a Toni Garrido y a su programa “Asuntos Propios”.


He tratado de contactar directamente con gente importante y con influencias, como AENA, Jose Luis Mariñas o Paloma Sánchez Borrero, lo que pasa es que no tienen Facebook y me ha sido imposible.

Santi ha hecho una huelga de hambre de casi dos horas frente al ministerio de Cultura sin obtener ningún resultado ni respuesta. Así que no me ha quedado más remedio que tomar medidas expeditivas y he contratado mis propias inserciones de publicidad en medios afines y adaptados a mi presupuesto como la revista Ofimática Hoy y Unión de Tasadores News.


つづく

Imagen del cartel retocada para la revista Ofimática Hoy

Olga Iglesias Durán


Olga Iglesias Durán es una mujer dulce, cariñosa y simpática que ha co-escrito Una hora más en Canarias de un tal David Serrano.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios