1 posts de julio 2010

Pablo busca una relación

El amor. Qué es el amor. Oh. Es un sentimiento, casi una obsesión. Amor de verano, amor eterno, amor de hombre, de mujer, de estatua, de escarabajo pelotero. Ese sueño dentro de un sueño. El amor es como una flecha azul surcando un cielo pluscuamperfecto. Como un gorrión salvaje entonando temas de Aute. Como un camión cisterna tomando el desvío de la carretera de Valencia. Todo es amor. Oh. Ah. El amor.

Estaba yo la otra tarde viendo “La rosa púrpura del Cairo” de Woody Allen mientras leía “Niebla” de Unamuno, cuando me llamó el director David Serrano para preguntarme si había robado unas pastillas muy peligrosas que le había dado por error su psicoanalista. Le expliqué que si se refería a unas que estaban en un frasco que ponía “No tocar”, ya nos las habíamos tomado Santi y yo sin obtener ningún efecto analgésico o vasodilatador. Entonces me dijo lo mucho que me quería y yo le contesté que yo a él más y estuvimos así un buen rato hasta que ante mis ojos apareció Pablo y colgué el teléfono.

Sí, sí, Pablo. No Quim Gutierrez, ese actor maravilloso y excelente persona y hombre cañón donde los haya. Sino Pablo, el protagonista de “Una hora más en Canarias”. Como comprenderéis, me quedé a cuadros y le pregunté a Santi:


- Santi, ¿tú estás viendo lo que yo estoy viendo?


Y Santi me dijo:
- Llámame Santiguada, que Santi es solo para los íntimos.


Yo insistí:
- Pero ¿tú ves lo que yo estoy viendo?


Santiguada contestó:
- Con qué letrita.


Entonces le grité:
- ¡Qué coño de letra, Santi, ya está bien de tonterías!


Y ella repuso:
- Yo lo único que veo es el cenicero ese horroroso hecho de conchas y cajas de cerilla que te trajiste de Peñíscola y un chico muy atractivo esperando a que le digamos algo.

Me fui inmediatamente a ponerme mi mejor smoking de lentejuelas con mis mejores tacones de aguja y mi mejor boa de plumas y le dije a Pablo:

  • Yo sé bien que tú me quieres, con amor y sin amor.

Pero entonces Santiguada apareció con unas elegantes enaguas estilo Versalles y un forro polar y le cantó:

  • Estando contigo, contigo, contigo me siento feliz.

Pablo nos miraba a una y a otra sin poder decidirse. Con el corazón claramente dividido encendió el televisor y se puso a ver la final del Mundial de fútbol. Santi y yo acordamos jugarnos a Pablo; primero hicimos piedra, papel o tijeras: empatamos; echamos un pulso y vimos que teníamos la misma fuerza. España ganó 12-0 y nosotras quedamos en tablas también al backgammon.

Entonces Pablo se levantó lentamente y volvió por donde había venido, por el aire, por la carretera de Valencia, por los sueños... y el amor quedó suspendido un segundo en el tiempo antes de ser un sueño de nuevo.

Sé que hay gente que le ha visto buscando novia en Facebook (poned “Pablo busca una relación”). Y ahora también sé que no hay que decir siempre “piedra” cuando juegas a piedra, papel o tijeras.

Olga Iglesias Durán


Olga Iglesias Durán es una mujer dulce, cariñosa y simpática que ha co-escrito Una hora más en Canarias de un tal David Serrano.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios