« Milagro | Portada del Blog | Confines »

Veladuras

    domingo 21.oct.2018    por Lara López    0 Comentarios

 Veladuras 

Mirar a otro:

El pintor realista Aldo Bahamonde comenta el cuadro de Diego de Velázquez, realizado en 1632, que puede contemplarse en el Museo Nacional del Prado de Madrid.

De unas viejas botas y unas latas de sopa es un texto del profesor Alejandro Escudero para Venga la Vida.

"Una obra artística, por un lado, concentra dentro de sí una serie de elementos, los reúne, los aglutina, y, por otro lado, irradia, hacia fuera, un modo inédito e insólito de captar las cosas ordinarias. Por eso cada obra de arte roza lo extraordinario en lo más común y corriente.

Atendamos ahora, bajo esta pauta, a dos obras pictóricas, una de Vincent Van Gogh y otra de Andy Warhol.

Van Gogh nos muestra unas viejas y desgastadas botas de campesino. Warhol una brillante y pulida lata de sopa de una célebre marca comercial.

Fijándose en el cuadro de van Gogh escribió Martin Heidegger en la década de los años treinta del siglo XX: «Escogeremos un famoso cuadro de Van Gogh, quien pintó varias veces las mentadas botas de campesino. Pero, ¿qué puede verse allí?... En la oscura boca del gastado interior del zapato está grabada la fatiga de los pasos de la faena. En la ruda y robusta pesadez de las botas ha quedado apresada la obstinación del lento avanzar a lo largo de los extendidos y monótonos surcos del campo mientras sopla un viento helado. En el cuero está estampada la humedad y el barro del suelo. Bajo las suelas se despliega toda la soledad del camino del campo cuando cae la tarde. En el zapato tiembla la callada llamada de la tierra, su silencioso regalo del trigo maduro, su enigmática renuncia de sí misma en el yermo barbecho del campo invernal. A través de este utensilio pasa todo el callado temor por tener seguro el pan, toda la silenciosa alegría por haber vuelto a vencer la miseria, toda la angustia ante el nacimiento próximo y el escalofrío ante la amenaza de la muerte. Este utensilio pertenece a la tierra y su refugio es el mundo de la campesina».

Por su parte, asomándose a las latas de sopa del cuadro de Warhol, José Luis Pardo, en un escrito de 1992 (titulado Las formas de la exterioridad), encuentra lo siguiente: «Elijamos un conocido cuadro de Warhol, que pintó más de una vez tales botes de sopa. Pero, ¿qué tanto hay que ver en éstos? … En la brillante hoja de metal barato bosteza el aburrimiento de las tareas domésticas. En la blanda ligereza del bote está representada la velocidad de la marcha vertiginosa a través de los bulliciosos y monótonos barrios de la gran ciudad, sobre la que gravita una nube de monóxido de carbono. En el papel de la etiqueta está todo lo que los hipermercados tienen de luz artificial y altavoces ininteligibles. Bajo la etiqueta se desliza la soledad del tren subterráneo que silba en la oscuridad. En el bote vibra la tácita llamada del asfalto, su nervioso sostener los pasos apretados de los viandantes en las horas punta y su enigmático permanecer vacío y desnudo los fines de semana. Por este útil cruza el mudo temor por la llegada de la mañana del lunes, la callada alegría de contemplar un programa de televisión, el palpitar por la subida de los precios y el temblor ante la inminencia de un accidente de automóvil. Propiedad del asfalto es este útil y lo resguarda el apartamento del consumidor».

En la pintura agitada y densa de Van Gogh se concentra el mundo rural del siglo XIX; en el cuadro limpio y publicitario de Warhol se concentra el mundo urbano del siglo XX. Pero, ¿qué vemos cada uno de nosotros al acercarnos a esas singulares obras artísticas? Hagamos la prueba, pues las irradiaciones de las obras de arte son inagotables.

Prado
 

 

Coordenada

Pablo G. Batista, desde Tenerife.

 

Postales sonoras

Sobremesa española, por Elisa Agudo.

Berrea de Zamora, Últimos grillos del verano, Clase de filosofía y En la emisora M 21, por Lara López.

Cotorras, por Joserra Gómez-España.

 

Textos

De unas viejas botas y unas latas de sopa,  de Alejandro Escudero para Venga la Vida.

Violín, de Berna Wang, por Berna Wang.

Poemas por otros

Guadi Galego lee a Mohamed Alfequee Saleh

Frank Báez, de Liliputienses

 

Y las músicas:

Oh Ye of Little Faith... (Do You Know Where Your Children Are?) Medeski, Martin & Wood + Alarm Will Sound( Omnisphere)

I Pray Lisa Simone (My World)

Demá Albert Pla + Raül Refree (Miedo)

All My Heroes  Madeleine Peyroux (Anthem)

Estomác de plàstic y Cara a cara Clara Peya (Estomác)

Preludio no 3  José Chás por Samuel Diz (Guitarra Clásica Galega)

Tarde Till Brönner (Oceana)

Ahorita Sofía Viola (La Huella en el Cemento)

Hoy ten miedo de mi Fernando Delgadillo (Con Cierto Aire a Ti)

Ez zait gustatzen poesia Jabier Muguruza + Miren Iza (Leiho bat zabalik)

The edge of autumn Kulku (Sans)

Dance Of Joy Jan Pascal & Alexander Kilian (Cafe del Mundo)

 

Lara López   21.oct.2018 09:03    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Lara López

Bio Venga la vida

Venga la vida, es un Instagram radiofónico. Un programa para llenar una maleta infinita ligera de transportar. Un viaje virtual a través del tiempo y el pensamiento.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios