« En la imaginación | Portada del Blog | Arte de la Danza »

Jardines

    domingo 26.may.2019    por Lara López    2 Comentarios

 

Acuarela sonora de Amaya Prieto

"Uno de los mejores amigos de mis padres se llamaba Alfonso Valverde. Un hombre sonriente y cariñoso que además era profesor y que era el director de mi colegio cuando yo tenía unos cuatro años. Estaba casado con una de las personas más dulces que he conocido en mi vida. Sefi, de voz suave y tranquila. Son esas las cosas con las que te quedas de niña. Las personas que te encandilan, aunque no sabes por qué y las que no. Pero no fue hasta muchos años después que conocí su historia.

 

Alfonso había sido misionero en Mozambique, cuando aún era colonia portuguesa, junto A Martín Hernández, hermano de la que años después sería su mujer. Y allí fueron testigos de las atrocidades que cometió el ejército luso EN 1971,  años antes de la Revolución de los Claveles, en la llamada masacre de Mucumbura en la que fueron asesinados, quemados vivos, decenas de personas. 

Alfonso y  Martín enterraron a los muertos y recogieron las pruebas de la agresión. Con ellas escribieron el informe Mucumbura 1971, que  encontró poco eco entre la jerarquía eclesiástica mozambiqueña, que era pro Portugal, así que decidieron viajar con las pruebas a la vecina Rodesia, gobernada entonces por el régimen racista de Ian Smith, para que compañeros misioneros en ese país lo dieran a conocer fuera de África. Y así lo hicieron. Lograron pasar el informe a un periodista sudafricano y acabó publicado en El Times, provocando un gran revuelo internacional.

Cuando regresaron a Mozambique las autoridades coloniales portuguesas los encerraron en prisión. Durante un año nada se supo de su suerte hasta que la Oficina de Información Misionera, publicó una nota diciendo que “sobre los misioneros españoles pesa la acusación de haberse manifestado públicamente en favor de la autodeterminación del pueblo de Mozambique y la de haber denunciado de palabra y por escrito las muertes de mujeres, niños y hombres ocurridas en la región de Mucumbura durante las acciones de las fuerzas gubernamentales contra los guerrilleros de Frelimo”. En total pasaron dos años en la cárcel, gran parte del tiempo incomunicados y en condiciones deplorables. Un tiempo que según me contó Alfonso la úncia vez que hablamos de esto utilizó para aprender varios idiomas gracias a Biblias escritas en diferentes lenguas.

El tiempo pasó, volvieron a España sin pasaporte, y se volvieron a marchar a República Dominicana. Alfonso, años más tarde, se casó con Sefi y tuvo un hijo, Rubén.  Siempre fue un hombre más de actos que de palabras. Aunque dejó el sacerdocio siguió practicando el amor al prójimo, que al final creo que en eso se basaba su fé. Los últimos años los pasó acompañando a enfermos terminales de SIDA, e imagino que haciendo muchas otras cosas. En él bondad y generosidad no eran palabras abstractas. Tampoco coherencia. Ni AMOR".

 

Postal sonora

Isla de Barú, Colombia. Javier Cámara

Poemas 

Julio Espinosa Guerra De lo inútil (Ed. Candaya)

Joselyn Michelle Almeida Condiciones para el vuelo (Los libros del Mississippi, Poesía)

Pez Mago A la velocidad del deseo y otros poemas (Noviembre Editorial)

Flor

Textos de

El humor en Platón: Humor y filosofía a través de los diálogos (Efialtes/

Editorial Doble J) Jonathan Lavilla de Lera/ Javier Aguirre Santos ( y voz)

Arquitecturas de José Miguel G. Acosta (Márgenes/Arquitectura)

Fragmento de Los jardines, Michel Baridon.

Músicas y canciones de

La chanson des vieux amants – Melody Gardot

La chanson des vieux amants – Jacques Brel

Breathe con Piers Faccini

One Way con Erik Truffaz

El cielo con Diana Baroni

Coplita para mi mamá

– Las Hermanas Caronni

Clock Winder – Hilary Hahn y Hauschka

Punta Campanella – Joan Valent

Memphis Angustiae – Rui Massena

Gentry – Chris Garneau

Ángel caído– Nella

Yo era ninya – Maria Farantouri, Cihan Türkoğlu

La Canzone Dei Vecchi Amanti – Franco Battiato

Lara López   26.may.2019 09:13    

2 Comentarios

Muy bonito programa. Para escuchar sin prisas, con calma, mucha calma y no pensar en nada más que lo que se está escuchando. Palabras convertidas en poesía.

martes 28 may 2019, 16:03

Querida Lucía:
Muchísimas gracias.
:)
Un abrazo!

martes 28 may 2019, 18:27

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Lara López

Bio Venga la vida

Venga la vida, es un Instagram radiofónico. Un programa para llenar una maleta infinita ligera de transportar. Un viaje virtual a través del tiempo y el pensamiento.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios