El Alef

    domingo 7.abr.2019    por Lara López    0 Comentarios

 

Cosas que me explica mi madre de Berna Wang

Dientes y Lengua

Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) de Javier Aguirre

Poemas por Poetas

Pez Mago, A la velocidad del deseo (Noviembre Poesía).

Esther Muntañola.  Marais Potevin

Javier Codesal (Un eclipse no se elige, Amargord Ediciones)

Judith Rico 

Alba Sabina Pérez (Ediciones Liliputienses)

Meninas

" ¿Hace frío en Viena, Margarita?

¿Te persiguen aún las sombras de la corte?

Aquí, en la lóbrega cripta de la Kapuzinerkirche,

pudridero del Sacro Imperio Romano Germánico,

he visto tu ataúd de bronce tenebroso.

¿Dónde están los caballos españoles, las águilas del Hofburg?

¿La mazurca que anuncia bajo el techo dorado

el baile de las máscaras en la rueda del tiempo?

Todo es sombra y ceniza.

Pero tú, Margarita, con tu traje de raso,

con tu gracia menuda, tu mirada azorada

y la breve pisada sobre azules y rosas,

marfiles, plateados, carmesíes y gualdas

-oro pálido nimba

su carita curiosa y asustada-,

tú, que no has nacido de la espuma de un dios,

danza silenciosa e inmóvil la pavana.

En este vertedero de sangres y de siglos,

¡qué espléndida reluce la gran Degolladora!

Ella nunca descansa.

Pero a ti, Margarita,

Velázquez te ha salvado de la Muerte".

Pavana para una infanta difunta, Jose María Jurado

Canciones y músicas 

Hadas – Aca Seca Trío

The Beatitudes (Vladimir Martynov) –Kronos Quartet

Sleeping Lotus – Joep Beving

Mystical Garden – Omar y Faruk Tekbilek

Digg Dyne – Jo David Meyer Lysne y Mats Eilertsen

What are you doing the rest of your life – Scott Walker

Fruits Verds – Rusó Sala con Aleix Tobías y Miriam Encinas

Camino del Agua – Ana Laan

Melankolia– Vincent Rouard con Philippe Laloy, Kathy Adam

Formas – Aca Seca Trío

Harvest – The Breath

Wonderful – Lianne La Havas

3 poemas del disco-libro Alegría Subversiva, de Sisu

 

Textos

Piezas de Filosofía, por Alejandro Escudero.(Las Meninas)

El Aleph (fragmentos), Borges, leído por José Miguel Gómez Acosta

Red para coger mariposas, de Bernardo Atxaga ( Lista de locos y otros alfabetos, Xordica)

 

Granada

Lara López    7.abr.2019 11:40    

Márgenes

    domingo 31.mar.2019    por Lara López    1 Comentarios

 Márgenes

Poemas por Poetas

La hora de los imanes ( fragmento) Manuel García.

Ángel Manuel Gómez Espada ( Ventana de Emergencias,  Huerga y Fierro Editores)

Pavana para una infanta difunta, Jose María Jurado

Salvoconducto, Adalber Salas Hernández  (Selecciones Liliputienses)

Pez Mago, A la velocidad del deseo (Noviembre Poesía).

Arquitecturas. Por José Miguel Gómez Acosta

Estación Alcázar Genil, de Granada Antonio Jiménez Torrecillas

Músicas y canciones de 

Mi 'Sfuegra

Mara Aranda    

Mojácar: I. Sofía

Ricardo Villanueva         

Arpa - X Variazione

Ennio Morricone            

Con toda palabra

Depedro            

Cerca del Mar

Salvador Sobral               

Flores - Tangos

Chicuelo             

Peace Keeping

Omar Sosa y Seckou Keita     

Love effect   

 

Luz Negra

Albert Sanz y Javier Colina

Recuerdos de Yparacai

Caetano Veloso

Arenas del Duero

Juan Perro 

Cosas que me explica mi madre de Berna Wang, "Las abuelas de mi padre".

Textos

Antonio Jiménez Torrecillas

 

Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) Javier Aguirre

Postales sonoras

Ensayando la semana santa, de Samuel A. Omeñaca

La Mata do Buçaco, bosque encantado de Portugal, con Tato Puerto.

Arturtomaz_bussacomisterioso

Lara López   31.mar.2019 08:00    

Doblez

    lunes 25.mar.2019    por Lara López    0 Comentarios

 

 

Músicas y canciones de 

Sleep – GABI

Walls We Build – urfabrique

The Roughest Trade 

The Dane – Nils Frahm

De Corrales a Tranqueras – Fernando Cabrera

Roman Nepi Tancok (Romanian Folk Dances) , Bb 68: 1. Bot Tanc - Jocul Cu Bata – Béla Bartók, Jenő Jandó

Dwa Serduszka – Joanna Kulig, Marcin Masecki

Epíleg – Guillamino y Manuel García

Borrasca – Zenet

Bassin d'Attraction – Wim Mertens

They Know God (But I Know You) – Peter and Kerry

Pensamento

Os Teus Ollos – Uxía y Lenine

Il sogno – Franco Battiato, Carlo Boccadoro

 

Letras de Canciones

Jam Albarracín, Farmacia de Guardia

Pepe Curioni, El tiempo está después, de Fernando Cabrera

Arquitecturas. El Palacio de Potala en Lhasa/ Beijing Road. Por José Miguel Gómez Acosta

"Todas las ciudades se olvidan después de visitarlas, excepto Lhasa" (Canción de amor del sexto Dalai Lama)

 

Lhasa

 

Cosas que me explica mi madre de Berna Wang

Obstinación, Herman Hesse, por Juan Suárez

Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) Javier Aguirre

Poemas por Poetas

Silvia Terrón

Tilsa Otta

Santiago Vera (Ediciones Liliputienses)

Elena Román ( La isla de Siltolá, Colección Tierra)

Esther Muntañola.  Comenzamos el otoño.

Javier Codesal (Un eclipse no se elige, Amargord Ediciones).  

El segundo sexo. Piezas de Filosofía, por Alejandro Escudero para Venga la Vida.

" Las primeras décadas del siglo XX, el siglo de las mujeres, están marcadas por una lucha política: la del derecho al voto, logrado en 1908 en Dinamarca, en Inglaterra en 1918, en 1920 en los Estados Unidos de América y en 1933 en España.

En 1949, firmado por Simone de Beauvoir, apareció un libro tan sobrio como impactante: El segundo sexo.

El existencialismo filosófico subrayaba que no hay una eterna esencia humana. Siendo así, apostilla Simone de Beauvoir, tampoco hay una permanente identidad femenina ni, tampoco, un instinto maternal, ni un instinto de fregar o de barrer que justifique la reclusión de las mujeres en el recinto del hogar.

En 1927 Heidegger, en su libro Ser y tiempo, afirmaba que la existencia humana es la de un ser de posibilidades, caracterizada, pues, por su apertura, su versatilidad, su plasticidad. Cada uno de nosotros es, entonces, un proyecto vital que, tendido entre el nacimiento y la muerte, pende del futuro.

Siguiendo esta pista se articula el hilo conductor del Segundo sexo: “no se nace mujer, se llega a serlo”.

Pero el quid de la cuestión está aquí: tradicionalmente la feminidad ha sido definida como el lado negativo de lo masculino, resultando, una y otra vez, subordinada, ubicada en un escalón inferior, en un segundo plano. Con el trazado de la dualidad hombre/mujer se postula, constantemente, una jerarquía, una férrea asimetría.

Por eso, con su libro, Simone de Beauvoir, encaraba, con coraje, dos retos. En primer lugar, desmontar las justificaciones que amparan la ancestral dominación masculina (por ejemplo, que el varón es dueño de su mente y la mujer esclava de su cuerpo). A continuación, se propone promover el reconocimiento recíproco en condiciones de simetría, bajo la tesis de que la justicia social está incompleta sin la igualdad de las mujeres con los varones.

Otro de los méritos de este libro fue destapar un problema al que aún hoy seguimos dándole vueltas: entender a fondo cómo se articulan el sexo y el género, es decir, acertar a entender cómo se solapan y complementan lo biológico y lo cultural.

El segundo sexo, por su audacia y por su rigor, se ha convertido en un clásico del siglo XX, en un hito del movimiento feminista".

 

Lara López   25.mar.2019 07:39    

Eclipse

    domingo 17.mar.2019    por Lara López    2 Comentarios

 

 

Músicas y canciones de 

 aisatsana [102]

Jynweythek – Aphex Twin

Inizio

Prologo secondo  

Elettronica arcobaleni – Franco Battiato, Carlo Boccadoro

The electricity goes out and we move to a hotel

Our street is a black river  

Everything is floating  

The Water Rises – Kronos Quartet y Laurie Anderson

Tu saps – Maria Arnal i Marcel Bagés

Blue Burning – Meg Baird, Mary Lattimore

Litany for the Feast of all souls, D. 343, Schubert – Elisabeth Schwarzkopf, Gerald Moore

Fas fatum – Ruper Ordorika

The sound of silence – Sílvia Pérez Cruz

Para la Guerra, Nada – Marta Gómez y Coral Canta, Bogotá Canta

La Mariposa – Bruno Sanfilippo

 

 

Letras de Canciones

Samuel Alonso Omeñaca “Muchacha ojos de papel”, de Almendra.

Arquitecturas. Tokio. Por José Miguel Gómez Acosta

" Después de medianoche, Tokio continúa despierta. Pareciera que nunca fuese a dormir o, más bien, que durmiese en intervalos distribuidos al azar por el cuerpo de la ciudad. Para alguien que apenas lleva dos días en Japón, la noche de Tokio es inmensa. 
Después de cenar en algún lugar al que nunca hubiera podido llegar solo, guiado por buenos amigos, invitado ignorante a la comida exquisita del país, me dispongo a volver al diminuto hotel que, desde donde me encuentro, se me antoja ubicado en el otro extremo del mundo. “Cómo me gustaría saber el camino de vuelta a casa –les digo a mis amigos- para poder ir caminando despacio esta noche”. Me miran divertidos: es sencillo volver, simplemente siguiendo la línea elevada del tren. La línea JR Yamanote. Me advierten que el camino será largo pero ya no contemplo otra posibilidad que no sea recorrer Tokio en soledad en busca de mi cama. Me advierten que, entre estación y estación, notaré un gradiente descendente de actividad y de luz. Cerca de las estaciones el mundo reaparece. En el punto intermedio entre ellas la oscuridad y un silencio casi impensable se adueñan del camino. Tras despedirme, comienzo a caminar bajo la estructura elevada, ruda, puramente funcional, no exenta de encanto, sobre todo cuando aparecen, en un segundo, los trenes como orugas luminosas que rápidamente me adelantan.
Para llegar a mi destino paso por 12 estaciones, quizá más. Algunas modestas, otras inmensas como la Estación Central. Atravieso puentes sobre canales luminosos. Cruzo avenidas llenas de tráfico y paseo por calles vacías donde escucho mis pasos. En algunos momentos me enfrento a la oscuridad casi total, esperando confiado que poco después comience de nuevo a crecer la luz camino a la siguiente estación. Cruzo por el jardín de una casa particular. Algunos gatos bostezan a mi paso. Encuentro otros paseantes que siguen la línea férrea; apenas si cruzamos la mirada. 
Hay un instante en que dejo de percibir la ciudad. Con cierta impaciencia por llegar a mi destino, cansado, con sueño, intranquilo por perder el camino o desviarme en un terreno inmenso, desconocido. Y así, como si caminase con los ojos cerrados, de repente he llegado. Ha pasado la noche en un instante".

 

54246227_10219120666951796_4560376131496181760_n

 

Cosas que me explica mi madre de Berna Wang. “Tres obediencias, cuatro virtudes”

Obstinación, Herman Hesse, por Juan Suárez

Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) Javier Aguirre

Poemas por Poetas

Amaranta Caballero Prado, Poema nº 9 del libro inédito De ser posible (Selecciones Liliputienses)

Esther Muntanyola.  Cerezo, Comenzamos el otoño, El árbol, La misma raíz.

Javier Codesal (Un eclipse no se elige, Amargord Ediciones)

Del 21 de marzo al 28 de abril,  inaugura en Multiverso de Fundación BBVA, Evangelio en Granada (Meta)

FBBVA-Becas-Multiverso-17-Javier-Codesal

Javier Codesal (Sabiñánigo, Huesca, 1958) es artista visual y poeta. Trabaja con vídeo, cine, instalación, fotografía, dibujo y texto. El MUSAC mostró en 2015 su obra bajo el título Ponte el cuerpo; en 2014, expuso en el MACBA Los pies que faltan; en 2009, La Virreina Centre de la Imatge le dedicó la muestra Dentro y fuera de nosotros; y, en 1999, expuso en el Espacio Uno del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Su obra ha sido mostrada en espacios de arte nacionales e internacionales, festivales, programas de cine o vídeo, y en diferentes galerías. Ha publicado los libros de poesía Imagen de Caín (Icaria, 2002), Ha nacido Manuel (Icaria, 2005), Feliz humo (Periférica, 2009) y Un eclipse no se elige (Amargord, 2018), y el ensayo Dos películas (Periférica, 2010). Reconstruyó y finalizó el filme Acariño galaico (de barro), de José Val del Omar. www.javiercodesal.es

Evangelio en Granada (Meta), 122’ Testimonio de Frederman, 86’

" Este proyecto consta de dos vídeos de largo metraje titulados respectivamente Evangelio en Granada (Meta) y Testimonio de Frederman. Ambas piezas son inde‑ pendientes, pero la dimensión cambia cuando se conjugan. El proyecto se relaciona con uno anterior titulado Los pies que faltan (2010), que contenía relatos familiares de civiles afectados por minas y otros explosivos en Granada y varios pueblos y veredas del departamento del Meta, en Colombia.

El proyecto se relaciona con uno anterior titulado Los pies que faltan (2010), que contenía relatos familiares de civiles afectados por minas y otros explosivos en Granada y varios pueblos y veredas del departamento del Meta, en Colombia.

Evangelio en Granada (Meta) retoma el contacto con las personas que habían participado en Los pies que faltan, vídeo que podríamos calificar de documental. Ahora se ensaya un relato que mantiene cierta distancia respecto a los géneros del documental y la ficción. La propuesta consiste en traspasar continuamente los dos terrenos, fomentando la inestabilidad genérica del videoarte y manteniendo el interés por la noción de retrato. Mi acercamiento a los relatos evangélicos no es religioso sino cultural. Tengo en cuenta la extensión de dichos relatos en las culturas populares y el carácter ejem‑ plar que conservan entre campesinos y desplazados aún hoy en día. Los contenidos de ciertos pasajes del Evangelio se pueden relacionar directamente con las situacio‑ nes actuales y del pasado inmediato vividas por víctimas y agentes de la violencia. Desde mi perspectiva, el cine atesora cuatro evangelios canónicos: el de Pasolini, el de Rossellini, el que nunca lograra rodar Dreyer y Acto de primavera, de Oliveira. Evangelio en Granada (Meta) se inscribe en esta tradición de uso renovado de un texto fundamental, para así investigar las continuidades y fricciones entre pasado y actualidad. En otro sentido, la condición de resto cultural del Evangelio, en su nicho popular, crea tensión frente a la técnica de los discursos dominantes.

Elaborar la posición de la mirada y, a través de ese acto, la mirada misma, es objeto de todo arte. Yo cargo con mi propia violencia, recibida y proyectada. Busco junto a otros las imágenes de víctima y victimario que descubro en mí". 

Textos

Mariana Torres, “Escarcha”, “Desierto” (El cuerpo secreto, Páginas de espuma)

 

Lara López   17.mar.2019 13:03    

Pasarero

    domingo 10.mar.2019    por Lara López    0 Comentarios

En este Pasarero

Los grillos los grabó Mariano Álvarez Caro  en una noche colmada de estrellas en el Pantano de La Breña, Córdoba, 

"el pasado mes de Octubre en sus inicios, cuando el veranillo del membrillo hacía sus guiños al otoño"...

Otros sonidos de La casa del sonido, de Radio Clásica, por cortesía de José Luis Carles.

 

Poemas y Textos 

Isabel Cobo, Utilidades de las casas (Caballo de Troya)

Cindy Jiménez Vera (Ediciones Liliputienses)

Luz Pichel, Fragmentos do libro inédito.

 

Cabecera_nube

***De Frontera D

 

Letras de canciones

Marta Conde, de Violeta Parra y Luis Advis, El amor

Julio Valverde, de Jorge Coulón, Tonada

Alfredo Laín, de Luis Advis, Relato 1

Aca Seca Trío y Pedro Aznar, Pasarero

Arquitecturas

Reykjavík. Por José Miguel Gómez Acosta

101 Reykjavík 


"El 101 es el barrio central de Reykjavík. Algo más que un símbolo de la cultura islandesa. Es el centro de representación, el lugar donde se encuentra el mayor patrimonio arquitectónico del país, y al mismo tiempo el foco de la creación artística. Un lugar complejo bordeado por los muelles marítimos y el aeropuerto, que mira al cercano monte Esja, donde el parlamento compartió la plaza con NASA, la sala de conciertos más famosa de la capital, y con un lago central lleno de aves. Pero sobre todo, lo que define al 101 es su atmósfera, a mitad de camino entre la quietud boreal y el implacable genio creativo de su población. Su frágil equilibrio ante un crecimiento turístico que amenaza con desbordar sus límites".

Auður Ava Ólafsdóttir


Escritora. Entre sus obras figura Rosa Cándida (Ed. Alfaguara 2011)

"¿Puede contarnos un recuerdo especial ligado al 101 Reykjavík?

Vivía junto al lago cuando era niña. Recuerdo ir en brazos de mi padre y ver por primera vez la aurora boreal. Recuerdo mirarla fascinada, aunque en realidad no eran las luces de la aurora boreal, sino las luces del aeropuerto. Recuerdo un verano, caminado junto al lago con mi hermano de cuatro años y ver cómo su cochecito se hundía en las aguas, junto a los patos y otras aves, y alguien adulto que corría a rescatarlo. Recuerdo patinar sobre el lago y mis trenzas congeladas al salir de la piscina, mientras esperaba el autobús.

¿Qué cree que hace especial al 101 Reykjavík para ser considerado Patrimonio de la Humanidad?

El silencio".

Más en https://www.margenesarquitectura.com/producto/norteuropa/

Cosas que me explica mi madre (Comer en silencio). Berna Wang.

Poema de Pez Mago, A la velocidad del deseo (Noviembre Poesía).

" Sócrates deja claramente establecido que el criterio con que debe ser abordada la valoración de la poesía en modo alguno es un criterio estético, pues el rechazo de los mitos sobre el más allá se produce, tal como Sócrates manifiesta, “no porque estimemos que no sean poéticos o que no agraden a la mayoría, sino, por el contrario, porque cuanto más poéticos, tanto menos conviene que los escuchen niños y hombres que tienen que ser libres y temer más a la esclavitud que a la muerte” (República 387b). Sócrates somete por consiguiente la actividad del poeta a la utilidad de la ciudad y no a la belleza o al gusto de la mayoría".

Javier Aguirre Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) 

 

Músicas:

Ringing – Nils Frahm

Fulgor - Castellano/ Gallego – Budiño

Adios – Ana Prada

Canción De Amor – Lisandro Aristimuño

Pasarero – Aca Seca Trío y Pedro Aznar

La Pura Verdad – Pedro Aznar

Going Home – Charlie Haden, Hank Jones

Our Love – Yaron Herman Trio

Avec le temps –  Giovanni Guidi

Patience –  Areni Agbabian

Os teus olhos– Uxía y Lenine

Lara López   10.mar.2019 15:34    

Ébano

    domingo 3.mar.2019    por Lara López    1 Comentarios

 

Músicas y canciones de 

Kierling / Doubt – Max Richter

Carry the Earth – Le Trio Joubran, Roger Waters

Bette Davis Eyes/Aguas de Marco – Adrián Soiza y Dani Umpi

Koto Spring – Paul Winter Consort

Moon And Moon – Bat For Lashes

Harmonium – Max Richter

Marcie – Chris Thile, Brad Mehldau

Ringing – Nils Frahm

Barefoot in the Park – James Blake y ROSALÍA

El Tiempo Está Después – Jorge Drexler, Luciano Supervielle

Losing My Religion – Dan Mangan

Trains – Poppy Ackroyd

Canción para mañana – Pedro Aznar y Manuel García

 

Postales sonoras

Amaya Prieto Barriuso, desde Sicilia

Hawa Diabate, desde Londres

Luciano Cañete, desde la carretera de Burgos, a 40 km de Madrid

Poemas sonoros

Da Dá

Jazz Street Band, por Imanol Bértolo

Textos

Prólogo de Ébano, de Ryszard Kapuściński

La perrina y yo, Ajo

El chucho neoyorquino. Lee Marta Conde, del libro "Creía que mi padre era Dios (Relatos verídicos de la vida americana)". Edición de Paul Auster. (Traducción de Cecilia Ceriani, Círculo de Lectores)

 

"El diálogo filosófico creado por Platón, síntesis y superación de la vieja tragedia y la vieja comedia, se presenta a sí mismo como el relato más bello, atravesado por el pensamiento filosófico y al servicio de la búsqueda de la verda". Javier Aguirre Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013) 

“El diálogo platónico fue, por así decirlo, la barca en la que se salvó la vieja poesía náufraga, junto con todos sus hijos: apiñados en un espacio angosto, y medrosamente sujetos al único timonel Sócrates, penetraron ahora en un mundo nuevo, que no se cansó de contemplar la fantasmagórica imagen de aquel cortejo. Realmente Platón proporcionó a toda la posteridad el prototipo de una nueva forma de arte, el prototipo de la novela: de la cual se ha de decir que es la fábula esópica amplificada hasta el infinito, en la que la poesía mantiene con la filosofía dialéctica una relación jerárquica similar a la que durante muchos siglos mantuvo la misma filosofía con la teología: a saber, la de esclava. Esa fue la posición de la poesía, a la que Platón la empujó, bajo la presión del demónico Sócrates”. Javier Aguirre: Nietzsche, El nacimiento de la tragedia.

Poemas por Poetas

Omar Chauvié (Ediciones Liliputienses)

Thais Espallat (Ediciones Liliputienses)

Poema 1, A la velocidad del deseo, Lucas Pez Mago (Noviembre Poesía)

 

 

Arquitecturas

El panteón, Roma. Por José Miguel Gómez Acosta

 

Cosas que me explica mi madre (14) de Berna Wang.

Georges Bataille y el arte en su origen. Piezas de Filosofía, de Alejandro Escudero

 

" En la silenciosa oscuridad de la cueva de Lascaux, en medio de sus recovecos, resaltan unas huellas de color, unos trazos dinámicos, unas marcas sinuosas y vibrantes. Lascaux, junto con muchas otras cuevas esparcidas por la piel de la tierra, es una joya secreta de un remoto pasado. Además de signos abstractos en esta cueva nos asaltan caballos, ciervos, osos, toros, bisontes y un misterioso ser humano con cabeza de pájaro.

Es el arte del origen. Es el punto de inflexión o el salto infinito en el que emergió un campo de exploración inacabable: el ámbito de la comprensión artística del mundo.

Desde luego, el sentido de esos signos y esas imágenes grabadas en la roca es difícil de descifrar. ¿A qué interrogantes responden esas singulares obras ancestrales? En su libro de 1955 Lascaux o el nacimiento del arte Georges Bataille ensaya una clave de acceso al insondable enigma del arte paleolítico. Guiado por sus obsesiones -la sexualidad y la muerte, lo prohibido y su transgresión, lo sagrado y el éxtasis, el juego y el sueño- Bataille nos ofrece una pista: es un arte ritual que con su simbolismo circula por los puntos cardinales de la vida en el mundo. El arte lidia con lo incomprensible, bordea los enigmas, y extrae, para ellos, un sentido, una respuesta a la vez rotunda e inestable.

El libro de George Bataille es un viaje fascinante por un arte rico y sofisticado, lleno de fuerza y energía, ante el que es difícil no rendirse con admiración. Leemos en él: «Esta cueva extraordinaria no deja de sobresaltar a quien la descubre: no dejará nunca de responder a esa expectativa de milagro, que es, tanto en el arte como en la pasión, la aspiración más profunda de la vida. Con frecuencia juzgamos infantil esa necesidad de ser maravillados, pero volvemos a la carga. Lo que nos parece digno de ser amado es aquello que nos sobresalta, lo inesperado, lo inesperable. Como si, paradójicamente, nuestra esencia dependiera de la nostalgia de alcanzar aquello que habíamos tenido por imposible. Desde este punto de vista, Lascaux reúne las condiciones más raras: el sentimiento de milagro que hoy nos da la visita de la cueva, que se debe en primer lugar a la suerte extrema de su descubrimiento, se duplica en efecto con el sentimiento de un carácter inaudito que tuvieron estas figuras ante los ojos de quienes vivieron en el tiempo de su creación. Lascaux se sitúa para nosotros, desde ahora, entre las maravillas del mundo».

El arte de las cuevas es una compleja y sutil indagación en lo invisible, una exploración de lo desconocido en los límites de la realidad cotidiana, un juego simbólico con lo sagrado. En ellas -en esas huellas antiguas- se encuentra una fuente de inspiración para el arte actual, el cual, en medio de un retorno a su origen, puede ganar lo que a veces pierde: frescor y autenticidad".

Cave

Lara López    3.mar.2019 09:43    

Otros jardines

    domingo 24.feb.2019    por Lara López    0 Comentarios

 

 

¿Qué azul es el cielo! – Axel Krygier

Paxaros e Paxariños – Uxía

Would You Come to Me – Aisha Burns

Sur le fleuve – Anouar Brahem

La Cocinerita  – Silvia Iriondo

Lagoon – Laura Misch

Everything is Free – Gillian Welch

Until – Cassandra Wilson

Por Ejemplo ( de Eduardo Darnauchans y Fernando Cabrera) – Pepe Curioni

El Tiempo Está Después (de Fernando Cabrera) – Pepe Curioni

Suerte y Amor  ( de Gustavo Pena El Príncipe y Herman Klang) – Pepe Curioni y Miguel Ángel Hoyos

Granada2

*fotografías facilitadas por el Centro Guerrero, Granada

Poemas y textos por Escritores y Poetas

Serafín Portillo

Claudia Caparrós

Julio Hernández

Ángel Manuel Gómez Espada

Beatriz Millares

Cristina Narea

Isabel Cobo,  por Tere Vilas

 

*fotografías facilitadas por el Centro Guerrero, Granada.

Granada 1

Arquitecturas

Centro José Guerrero en Granada. Por José Miguel Gómez Acosta.

Cosas que me explica mi madre (13) de Berna Wang.

 Liliputienses

Dos  poemas de Rafael Courtoisie, por Sandra Ugarte y Regina Ramos.

 

Conversatorios en Casa de América (RTVE), con Rafael Courtoisie

 



 

 

 

 

 

Lara López   24.feb.2019 13:44    

Mapa de las corrientes

    domingo 17.feb.2019    por Lara López    2 Comentarios

 



Poemas y textos por Escritores y Poetas

Tres fragmentos de Julián Rodríguez  ( Diarios de Zama, Inédito)

Dos  poemas de Serafín Portillo ( Mapa de las corrientes, Renacimiento)

Un poema de Curro Romero, por Julio Hernández

Un poema de Julio Hernández por Julio Hernández

Un poema de Itziar Mínguez por Itziar Mínguez

Casadelorca

Arquitecturas. Lorca y Almería. Por José Miguel Gómez Acosta, autor de la fotografía Casa de Lorca.

Liliputienses

Dos  poemas de La risa loca de los ángeles (Primer Premio Centrifugados de Poesía Joven) de Paula Giglio, por Tere Vilas.

Cosas que me explica mi madre (12) de Berna Wang.

"(…) La poesía imitativa no invita a comportarse de un modo racional y moderado ante los infortunios, que es el modo correcto de comportarse, incluso en las situaciones más dolorosas, como puede ser el fallecimiento de un hijo, sino a dar rienda suelta a las quejas y lamentaciones, que pertenecen a la parte inferior del alma”. “La poesía imitativa no se dirige al hombre racional, sabio y moderado, de carácter simple y, por ello, difícil de imitar, sino a la multitud, de carácter colorido fácil de imitar y de agradar. Por ello, Sócrates concluye que “también es justo que no lo admitamos en un Estado que vaya a ser bien legislado, porque despierta a dicha parte del alma, la alimenta y fortalece, mientras echa a perder a la parte racional, tal como el que hace prevalecer políticamente a los malvados y les entrega el Estado, haciendo sucumbir a los más distinguidos” (República 605a).

 

 “Es precisamente la parte inferior del alma, hambrienta de lágrimas y lamentos, la que los poetas satisfacen y deleitan, de modo que aquel que no ha sido suficientemente educado, afloja la vigilancia de la parte quejumbrosa del alma. Y lo mismo cabe afirmar respecto de lo ridículo, propio de la comedia, de las pasiones sexuales, de la cólera y de cuantos apetitos hay en el alma”.

Javier Aguirre Platón y la Poesía. Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013)

 

 

 

 

 

“Las primeras décadas del siglo XX están marcadas por el crepúsculo de la novela decimonónica, desplegada, preferentemente, por los cauces de la exaltación sentimental del Romanticismo y la prosaica limitación a los hechos de la literatura realista.

En 1925 José Ortega y Gasset publicó el ensayo Ideas sobre la novela. En él atisbaba y alentaba una mutación en este género artístico. El reto de esa generación se concentraba en buscar otras formas narrativas para, con ellas, dar expresión a contenidos inéditos y temáticas inauditas.

Cuando se orienta hacia el arte de la novela la filosofía no pretende fijar un canon literario. Su cometido es, a la vez, más modesto y más ambicioso: señalar vías fecundas y descartar rutas agotadas. Desde luego, cumplir este cometido es bien difícil, lo fácil es equivocarse.

Ortega, así, por ejemplo, solicita prescindir de recursos como la secuencia lineal y el narrador omnisciente. En cambio, apuesta por una literatura afincada en lo cotidiano, centrada en los detalles, poblada por tramas polifónicas y empeñada en el refinamiento lingüístico. Una novela a la altura de su tiempo asume, pues, la complejidad del mundo, y se sumerge en su carácter caleidoscópico y poliédrico.

Por la arriesgada senda de la novela experimental, en ese periodo vibrante del arte del siglo XX, transitaron, entre 1926 y 1944, Gabriel Miró con su El obispo leproso (1926); Puerto de sombra (1928) de Juan Chabás; Locura y muerte de Nadie (1929) de Benjamín Jarnés; Luna de copas (1929) de Antonio Espina; Rosa Chacel, con su Estación. Ida y vuelta (1930) o Carmen Conde con Vidas contra su espejo (1944).

 Escribe Ortega en sus Ideas sobre la novela:

«Observémonos en el momento en que damos fin a la lectura de una gran novela. Nos parece que emergemos de otra existencia, que nos hemos evadido de un mundo incomunicante con el nuestro auténtico. Esta incomunicación es evidente, puesto que no podemos percibir el tránsito. […] Ahora, súbitamente, sin intermisión, nos hallamos en nuestro aposento, en nuestra ciudad y en nuestra fecha; ya comienzan a despertar en torno a nuestros nervios las preocupaciones que nos eran habituales. […] Yo llamo novela a la creación literaria que produce este efecto. Ese es el poder mágico, gigantesco, único, glorioso, de este soberano arte moderno. Y la novela que no sepa conseguirlo será una novela mala, cualesquiera sean sus restantes virtudes. ¡Sublime, benigno poder que multiplica nuestra existencia, que nos liberta y pluraliza, que nos enriquece con generosas transmigraciones!».

Hoy el arte de la novela está abrumadoramente adocenado por el canon comercial del best seller. Por eso volver a frecuentar estas novelas, notables frutos de un arte indagador e intrépido, es, tal vez, tan oportuno como estimulante”.   

 

Ortega y las novelas posibles

Piezas de Filosofía, por Alejandro Escudero para Venga la Vida.

Mapacorrientes

Músicas

Rain

Poppy Ackroyd

Escapement

Near Light    

Ólafur Arnalds       

Living Room Songs

The Quiet at Night

Mary Lattimore

At the Dam

Para la Guerra, Nada

Marta Gómez Coral Canta Bogotá

Canta Canciones de Sol

Ondiek          

Ayub Ogada

En Mana Kuoyo (Real World Gold)

Farem un foc

Pascal Comelade e Ivette Nadal

Arquitectura Primera

Forever Changeless

Nils Frahm  

All Melody

Day One One

F.S. Blumm y Nils Frahm

Tag Eins Tag Zwei

Exercising Levitation         

F.S. Blumm y Nils Frahm

Music For Wobbling, Music Versus Gravity

Transhumance et transcendance (À Didier Galas)

Joël Grare   

Des pas sous la neige

La Mariposa

Bruno Sanfilippo

Pianette

 

Lara López   17.feb.2019 08:02    

La risa loca de los ángeles

    domingo 10.feb.2019    por Lara López    0 Comentarios

 

 

Poemas por Poetas

Tres poemas de Aurelio González  Ovies (XVIII Premio de las Letras de Asturias 2018), por Aurelio González  Ovies.

Un poema de la Liliputiense Silvina López Mendín por Silvina López Mendín.

Tres poemas de La risa loca de los ángeles (Primer Premio Centrifugados de Poesía Joven, jurado compuesto por Mercedes Cebrián, Ángel Manuel Gómez Espada, Elena Román, Silvia Terrón y Lara López) de Paula Giglio, por Tere Vilas.

Un poema de Estudios sobre noviembre de Tulia Guisado. Lee su editora, Charo Fierro.

Un fragmento de El grito de la grulla, de Samuel A. Omeñaca por Samuel A. Omeñaca.

Arquitecturas

La casa de José Ángel Valente en Almería. Por José Miguel Gómez Acosta

Casadevalente

*Fotografía oficial de la "Casa del Poeta", Ayuntamiento de Almería.

 Cosas que me explica mi madre (7) de Berna Wang.

Micropoema de Pez Mago por Pez Mago en castellano y Maja Rotkvic en croata.

 

 

Sobre salvajes

Los pemones de la Gran Sabana llaman al rocí­o

Chiriké-yeetakuú, que significa Saliva de las estrellas;

a las lágrimas Enú- parupué, que quiere decir Guarapo

de los Ojos, ya al corazón Yewán-enapué: Semilla del

Vientre. Los waraos del delta del Orinoco

dicen Mejokoji (El Sol del Pecho) para nombrar al alma.

Para decir amigo dicen Ma-jokaraisa: Mi Otro Corazón

Y para decir olvidar dicen

Emonikitane, que quiere decir Perdonar.

Los muy tontos no saben lo que dicen

Para decir tierra dicen madre

Para decir madre dicen ternura

Para decir ternura dicen entrega

 Tienen tal confusión de sentimientos

que con toda razón

las buenas gentes que somos

los llamamos salvajes.

Gustavo Pereira.

 

Músicas:

Uirapurú Do Amazonas – Paul Winter


Instante – Pedro Guerra


Cello Song – The Books, José González


Canción para Teo – Maui


Arms Unfolding – dodie


Back to You – Meg Baird


Peace Piece – John McLaughlin


My Friend the Forest – Nils Frahm


Noen Andre Venter På – Jo David Meyer Lysne


The Welcome (Song of Miho)

Koto Spring – Paul Winter Consort


Canción de Olavi – Mielitza


Hipotèrmia – Joan Miquel Oliver


Nararai – Caïm Riba


Chaplin's Secret – Dotschy Reinhardt

La risa loca de los ángeles (paula Giglio)

 

Lara López   10.feb.2019 08:01    

Efecto Coriolis

    domingo 3.feb.2019    por Lara López    0 Comentarios

 



Lily of the Valley – Pink Feet

Black Forest – Paul Winter

Rain Forest – Moondog

Love Song – Mariee Sioux

Something's Gone Awry – Alela Diane

Mandolín – Ana Prada

Senhorinha – Guinga

Los Dias Largos – Jun Miyake

Everything Is Free – Gillian Welch

Harmonium – Max Richter

A Gathering on 57th – The Paper Kites

Tre Pezzi: 2b. Kyrie (Bruno Maderna) – Girolamo Frescobaldi, Orchestra della Svizzera Italiana, Dennis Russell Davies

My Friend the Forest – Nils Frahm

La Mariposa – Bruno Sanfilippo

 

Vlv2

 

Postal sonora

de Carola Roa, desde Santiago de Chile

de Miguel Ángel Hoyos, desde la autovía de Toledo (A-42)

Poemas por Poetas

Inédito

Miguel Brégovic

Cartas de Islandia, W. H. Auden

José Miguel Gómez Acosta

Garganta,

Olivia Martínez Giménez de León, (El animal y la urbe, Ed. Torremozas)

CT295_ml

Liliputienses

Talatá Rodríguez (Medellín, Colombia)

Rocío Cerón (Ciudad de México, México)

Cosas que me explica mi madre (11) de Berna Wang.

Micropoema de Pez Mago, por Pez Mago en castellano y Maja Rotkvic en croata.

Textos

III

Silvia Terrón (Doblez, Los cuadernos de Mildendo/Ediciones Liliputienses)

Algunos indicios me bastan

Entrada a la ciudad

Efecto Coriolis 

Víctor Angulo ( Una casa victoriana, Papeles Mínimos)

Teju Cole y el arte cosmopolita, Piezas de Filosofía, por Alejandro Escudero para Venga la Vida.

" Teju Cole es un excelente escritor, un extraordinario fotógrafo.

Nacido en Michigan en 1975, creció en Nigeria, y volvió con 17 años, en 1992, a los Estados Unidos de América, donde vive en la ciudad de Nueva York.

El núcleo de su actividad artística está en el punto de cruce entre lo visual y lo textual. Ambos, desde su diferencia, se empujan e impulsan asumiendo sus límites respectivos, pues cada uno llega allí donde el otro no alcanza.

Así, sus imágenes, sus fotografías, cuentan historias congeladas, detenidas, en un instante lleno de capas, veladuras, superposiciones.

Y sus novelas son secuencias dinámicas de imágenes, llenas de recorridos, trayectorias y encuentros inesperados. En definitiva, el juego de lo textual y lo visual van unidos en un punto de fuga: ese punto donde, entrecruzados, se impulsan mutuamente.

Hasta ahora nos ha entregado dos novelas y un libro de ensayos. Cada día es del ladrón, publicada en 2007, es su primera novela; nos narra un viaje por Nigeria, por su vitalidad y su miseria. Ciudad abierta, novela publicada en 2011, es un paseo por Nueva York que culmina en Bruselas, lo que permite contrastar, desde sus vasos comunicantes, Europa y Estados Unidos. Ambas novelas giran sobre una misma cuestión, enormemente candente en nuestro mundo globalizado: la interculturalidad, el mestizaje de las culturas, donde lo propio se hace extraño y lo extraño propio. Su libro de ensayos, significativamente, en esta línea, se llama Cosas conocidas y extrañas, y ha aparecido en 2016.

Su hilo conductor es simple: en las realidades conocidas laten aspectos desconocidos, y el artista los busca, intenta revelarlos, volverlos explícitos, sea con las palabras o con las imágenes fotográficas. Acercándose a la realidad desde un ángulo desacostumbrado el arte consigue descubrir vertientes insólitas, navegando entre lo familiar y lo extraño. El libro incluye tres secciones: Cosas leídas (notas sobre literatura y poesía); Cosas vistas (donde las imágenes impulsan el curso del texto); Estar allí (con apuntes de viajes). Y concluye con un hermoso epilogo titulado “Punto ciego”.

          Leemos en su libro: «Pocas cosas cosas hay tan misteriosas como la película favorita de otra persona. Basta con que te digan cuál es para dejarte perplejo. Valoras sus méritos, pero no entiendes por qué ha de ser preferible a todas las demás. Tal vez nuestra película favorita no es la que preferimos, sino la que nos prefiere. Te reafirma la primera vez que la ves, y continúa dándote forma de un modo irreversible. A menudo, la ves por primera vez de joven, aunque no demasiado, y cada vez que vuelves a verla, es como si volvieras a casa».

    Teju Cole, es un artista cosmopolita, abierto a nuestro complejo mundo, un nómada que merece la pena frecuentar. Quedamos así invitados a disfrutar y aprender con sus obras literarias y fotográficas.

 

“Si arribara a nuestro Estado un hombre cuya destreza lo capacitara para asumir las más variadas formas y para imitar todas las cosas y se propusiera hacer una exhibición de sus poemas, creo que nos posternaríamos ante él como ante alguien digno de culto, maravilloso y encantador, pero le diríamos que en nuestro Estado no hay hombre alguno como él ni está permitido que llegue a haberlo, y lo mandaríamos a otro Estado, tras derramar mirra sobre su cabeza y haberla coronado con cintillas de lana. En cuanto a nosotros, emplearemos un poeta y un narrador más austero y menos agradable, pero que nos sea más provechoso, que imite el modo de hablar del hombre de bien y que cuente sus relatos ajustándose a aquellas pautas que hemos prescrito desde el comienzo, cuando nos dispusimos a educar a los guerreros” (República 398a-b).

Javier Aguirre Platón y la Poesía. Ion (Plaza y Valdés, Madrid 2013)

 

    

Lara López    3.feb.2019 08:54    

Lara López

Bio Venga la vida

Venga la vida, es un Instagram radiofónico. Un programa para llenar una maleta infinita ligera de transportar. Un viaje virtual a través del tiempo y el pensamiento.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios