Cuaderno de bitácora de un viaje espacial: viaje a la Luna en 1969

    martes 16.jul.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Apollo_11_crew_node_full_image_2Foto: Nasa

En Cabo Kennedy, el comandante Neil Armstrong y los pilotos del módulo Michael Collins y Edwin Aldrin se levantan sobre las 4 de la madrugada. Ese el día D, y en unas horas harán historia. Todo el mundo está pendientes de su viaje. Hasta ahora el ser humano solo había llegado a la Luna en películas, en libros o en pinturas. Ellos la iban a pisar. 

Desayunan lo más relajado que pueden, solo zumo de naranja, café, bistec, tostadas y huevos revueltos. Cuando terminan se ponen los trajes especiales para la ocasión y suben a una furgoneta a 12 kilómetos de distancia de la base (10.35 horas de la mañana). 

Moon_seen_from_Space_Station_large

Casi una hora después el comandante Neil Armstrong (39 años), piloto de pruebas, Michael Collins (38), piloto del módulo de mando y Edwin (Buzz) Aldrin (39), piloto del módulo lunar, ambos de la Fuerza Aérea estadounidense, toman el ascensor que los lleva a la sala de mando del Apolo, situado en lo alto del cohete Saturno V, a 110 metros de altura del suelo. Es la última vez que tocan la superficie terrestre. Armstrong se coloca en el asiento izquierdo, Collins y Aldrin, que entran más tarde en el receptáculo, se sitúan a la derecha y en el centro respectivamente.

Revisan la situación meteorológica, básica para que la primera parte del viaje, el lanzamiento, sea un éxito. Parece que así es. El parte del tiempo señala que hay vientos del sureste con una fuerza de  10 nudos, la temperatura es de unos 28º y hay nubes a 5.000 metros de altura. Aparecen unos problemas en el equipo, una fuga en una válvula y el fallo de una luz, que los técnicos corrigen inmediatamente. 

Apollo-anniversary-nationalgeographic_617858.adapt.945.1
Los tres astronautas suben al Apolo 11. Foto: Nasa

Más de 500 millones de personas están pendientes del movimiento de la nave. La misión Apolo 11 está preparada para enviar a la luna a seres humanos y regresarlos de vuelta a la Tierra. Sobre las dos y media de la tarde, el brazo de acceso al Apolo se separa y 5 minutos más tarde se encienden los motores de la primera etapa el Saturno V. El motor acumula fuerza propulsora mientras los brazos se separa lentamente de la plataforma. Son las 9.32 de la mañana en Florida.

Todo el mundo lo sigue expectante. Unos doce minutos después el Apolo 11 llega a 150 kilómetros de la órbita de la Tierra. Los astronautas en la nave y el control de Houston, en Texas, comprueban exhaustivamente el estado del vehículo. A las 17.22, se pone en marcha la tercera etapa del cohete Saturno y el motor saca al Apolo 11 de la órbita terrestre, a una velocidad inicial de 38.000 km/h. y en trayectoria lunar. Antes de las 6 de la tarde, mientras la nave se aleja de la Tierra, el módulo de mando/servicio Columbia se separa de su adaptador de lanzamiento y se recupera el módulo lunar Eagle de su compartimento, encima de la tercera etapa.

Apollo-anniversary-nationalgeographic_617861.adapt.945.1Foto: Nasa

A lo largo de día, los miembros de la tripulación reportan información del vuelo a la Tierra y se ocupan de las tareas de limpieza. Casi a las dos de la madrugada reciben un "buenas noches" desde Houston. Se encuentran a casi 117.000 kilómetros de casa y la nave ha reducido su fuerza debido a la gravedad de la Tierra. 

Unas diez horas más tarde reciben información desde Houston, les dan los buenos días y les informan de que el vicepresidente Spiro Agnew ya se plantea poner a un hombre en Marte en el año 2000. Seguro que hubo alguna sonrisa de incredulidad, pero los tres astronautas siguieron con sus tareas, una de ellas corregir el curso de la nave y probar el motor que debía ingresar y salir de la  órbita lunar. 

El 18 de julio, se preparan para otro hito, realizar la primera transmisión programada de televisión en color desde una nave espacial, mostrando vistas de la tierra desde 237.000 kilómetros de distancia. La transmisión dura poco más de media hora (36 minutos) y los espectadores pueden ver el interior del módulo de comando. 

Armstrong_checks_out_Lunar_Module_node_full_image_2Armstrong comprobando aparatos. Foto: Nasa

Al día siguiente los tres hombres siguen con las tareas rutinarias: cargar las baterías, controlar las reservas de combustible y oxígeno, descargar el agua residual... Armstrong revisa el módulo lunar mientras se envían nuevas imágenes a la base, a unos 324.000 kilómetros de la Tierra. Ya están a 89.000 kilómetros de su objetivo: la Luna.

Durante la noche la nave va entrando en la esfera de influencia gravitatoria de la Luna, falta un día para llegar al satélite terrestre, con muchos interrogantes, sobre lo que encontrarán allí. Habrá vida, cómo reaccionaran ante la nueva atmósfera, cómo será la superficie lunar. Más tarde, Armstrong informa de lo que ve desde su posición. Confirma a la base de Texas que “la vista de la luna que hemos tenido recientemente es realmente espectacular. Aproximadamente tres cuartas partes de la ventana de la escotilla y, por supuesto, podemos ver toda la circunferencia, aunque parte de ella está en completa en sombra y la otra parte está en brillo de la tierra. Es una vista que vale la pena el precio del viaje".

Sobre las 6 de la tarde del 19 de julio, el control de misión les informa que hay que ralentizar el vehículo para que pueda ser capturado por la gravedad lunar. Poco después, la nave pasa por detrás de la Luna y pierde el primer contacto por radio con la Tierra. Al día siguiente revisan durante una hora los sistemas y el desplegado de las patas de aterrizaje. A las 6:46, el módulo lunar LM Eagle se separa del módulo de comando, llevando a Armstrong y Aldrin en su interior, mientras Collins continúa orbitando la luna. Este informa a tierra, que el aparato ya está en su camino hacia la superficie lunar. "Todo va muy bien. Hermoso!".

Apollo-anniversary-nationalgeographic_617842.adapt.945.1Foto: Nasa

El 20 de julio a las 3:56 de la madrugada, hora de Houston, Neil Armstrong desciende por la escalerilla y pone su pie izquierdo en la superficie de la Luna. Es la primera vez en la historia que un humano pisa algo fuera de la Tierra. Como diría Armstrong en su famosa frase: "Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad". A las 4:24 enfoca con su cámara una de las patas del módulo donde se puede leer: "Aquí hombres del planeta Tierra poniendo el primer pie en la luna. Julio 1969 A.D. Deseamos la paz a toda la humanidad"

En todo el mundo, millones de personas se reunían ante los televisores de sus casas o delante de los escaparates de las tiendas de electrodomésticos para ver la hazaña. 

Hoy hace 50 años, el ser humano iniciaba una aventura que ha continuado durante cinco décadas. 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

*información recopilada de la Nasa

Ángela Gonzalo del Moral   16.jul.2019 19:07    

Dordoña y los castillos medievales del Périgord negro

    lunes 15.jul.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Chateau-de-beynac--1-Foto: Turismo Sarlat

Nos trasladamos al salón principal del castillo de Beynac, convertido más tarde en sala de los Estados de Perigord. El siglo XII es un momento de paz entre ingleses y franceses en la región de Aquitania. Escuchamos las poesías de los trovadores..... tienen a todos los invitados envelesados mientras recitan poemas de amor cortesano. Claude Sicre, les llama las estrellas del rock del medievo. Los juglares, una especie de teloneros actuales, las divulgaban por los pueblos y popularizaban las letras. Quizá en esta sala Ricardo Corazón de León, recitó alguno de sus poemas. Era un gran trovador y escribía en occitano, la lengua de aquella época.

Como todos los castillos medievales Beynac tiene una función defensiva y garantiza un espacio seguro, ya que fuera del pueblo la inseguridad en los caminos era un peligro constante. A esta atalaya difícil de conquistar subía toda la gente del pueblo cuando se avecinaba un ataque. Tenían un tesoro: agua subterránea para soportar largos asedios. Se levantó en 1115 sobre una roca que domina el río Dordoña, y destaca su torre del homenaje del siglo XII, la cocina del XIII, el torreón del XIV, los 200 metros cuadrados de la sala de los estados, del siglo XV, o la escalera renacentista del XVI.

Siguiendo los pasos de Simon de Monfort, a través de sus paredes, descubrimos cinco siglos de historia de Francia, y todavía resuenan las espadas, mazas y ballestas, las cotas de mallas de los nobles y los cascos de sus caballos, en las batallas de la Guerra de los Cien años que enfrentó a franceses e ingleses durante más de un siglo. Ya sabéis que siempre hay que poner un poco de imaginación en los viajes. 

Chateau-de-beynac--2-Foto: Turismo Sarlat

Fue el símbolo de poder feudal del barón de Beynac, que dominaba uno de los meandros del Dordoña, el río que puede verse a los pies de esta fortaleza encaramada a la montaña. Salimos al exterior y quedamos abrumados ante la imponente torre del homenaje, el donjon en francés. Frente a nosotros, el castillo de estilo inglés de Castelnaud, y a la izquierda, al este, el de Marqueyssac. Claro, no es difícil ver tantas fortificaciones, porque en el departamento o provincia de Dordoña-Périgord hay unos mil castillos.

Desde esta fortaleza, los Beynac controlaron el comercio (y cobraban por ello), también vigilaron a sus enemigos más cercanos y los que pudieran llegar por el estuario del Gironda. Le llaman el valle de los cinco castillos. Ahora en el río se navega en kayac o canoa y en unas réplicas de las gabarras antiguas, unas embarcaciones alargadas y de fondo plana, que transportaban a los puertos del Atlántico, los productos de la zona, especialmente vino destinado al mercado inglés.

Castillos del Périgord negro

Marqueyssac 1Fotos: Marqueyssac

Estamos a una hora de Burdeos, a pocos kilómetros de las cuevas prehistóricas de Lascaux, -la hermana de Altamira- y de los pueblos trogloditas, de extensos jardines y de cinco ríos. Eso da una idea de la riqueza agrícola de la zona, donde se producen fresas, nueces, vino, trufas, y sobre todo foie.

En el río Dordoña, a lo largo de sus casi 400 kilómetros hay unos 365 castillos, sí, para visitar uno cada día -aunque no todos están abiertos al público. En Francia es común que los castillos sean privados, si abren al público reciben una ayuda estatal y se cofinancian con los precios de las entradas y de las actividades culturales que organizan.

El de Beynac es privado y está abierto al público, lo visitan unas 100.000 personas cada año, aunque el castillo de  Marqueyssac recibe el doble. Sus jardines suspendidos, con más de 150.000 plantas de boj, tienen una extensión de 15 hectáreas y 6 kilómetros de caminos. En su interior se puede comer de picnic, ascender por una vía ferrata o jugar con las múltiples actividades lúdicas pensadas para los pequeños turistas. Se puede visitar la pajarera, las dos cascadas, el pabellón de la naturaleza, el torneado de madera, unas cabañas o descubrir las esculturas esparcidas por el recinto o las dos parejas de pavos reales que se pasean por el parque. Por cierto, para ocasiones complicadas, tienen un vehículo que permite regresar por la gran Alameda.

Sus ondulados boj nos adentran en un laberinto, el paseo de las alturas nos eleva a la zona más alta del parque, la gran alameda nos traslada hasta el refugio del poeta. Apodado el mirador de la Dordoña, desde la terraza observamos delante de nosotros, la pared vertical del castillo de Beynac y sus casas encaramadas sobre el río, y caminando por su belvedere, un mirador junto al acantilado, tenemos el río a unos 130 metros bajo nuestros pies. Delante de nosotros las fortalezas de Castelnaud -que pertenece a los mismos propietarios y se puede visitar con un pase especial- y Fayrac.

Marqueyssac es una residencia de recreo de principios del siglo XIX, aunque originariamente el castillo es del XVII (1692). A finales de ese siglo lo compró Bertrand Vernet de Marqueyssac. Todos los jueves de julio y agosto, los caminos de los jardines se iluminan con 2.000 luces para ofrecer al visitante un paseo nocturno con animaciones musicales, espectáculos y talleres para los niños. No es de extrañar que la guía verde Michelin, le concediera 3 estrellas. Los precios son 9€ para los adultos y 5€ para mayores de 10 años, los menores entran gratis. Es aconsejable sacar las entradas en línea.

Sarlat, la joya de la corona

20190706_201240 xFoto: angelaGonzaloM

Además de fortalezas y castillos, la zona cuenta con 10 de los pueblos más bonitos de Francia. Uno de ellos es Sarlat, la capital del Périgord negro. Le llaman así porque está cubierto de frondosos bosques.

Es la ciudad europea que tiene más edificios catalogados como artísticos por su calidad arquitectónica y ha sido catalogada con 3 estrellas en la guía Michelin, convirtiéndola en una de las ciudades más bellas de Europa. Este patrimonio excepcional nos permite descubrir decenas de edificios en sus callejones medievales, que se abren en plazas, se retuercen para bordear mansiones góticas y palacetes renacentistas, como los de Plamon, Magnanat y Vassal. Casas de los siglos XVI y XVII, con sus torres cuadradas o redondas, acabadas en tejados de piedra de pizarra , denominada lauze y muy típica en la región. 

Sarlat mantiene su espléndida arquitectura, porque sirvió como operación piloto para el desarrollo de los criterios de restauración histórica dictada por el ministro André Malraux, en 1962, que ayudó a salvaguardar el patrimonio histórico del país. El centro de la ciudad medieval tiene 65 monumentos y edificios protegidos. Además como la mayoría de las viviendas históricas no pertenecían a nobles, sino a comerciantes, la Revolución francesa respetó estas propiedades.

Un atractivo que no ha pasado inadvertido a los directores de cine. El primero en descubrir las posiblidades de la villa fue Alberto Cavalcanti, que rodó en 1928, Le capitaine fracasse. Desde entonces se ha convertido en un plató cinematográfico para casi 40 películas. La más conocida es Jeanne d'Arc, que rodó Luc Besson en 1998, escenario que compartió con el castillo de Beynac.

Seguimos nuestro camino por la Edad Media. Entramos en la ciudad por su sobria catedral de Saint Sacerdos, para encontrar sus cimientos en una antigua abadía benedictina de origen carolingio. En el siglo IX formó parte de los grandes monasterios de Périgord y en el XIII la ciudad alcanzó su máximo apogeo. Durante la Guerra de los Cien Años fue defendida por los señores de Beynac y Castelnaud. Su riqueza estaba en el interior, en el subsuelo: sus fuentes de agua le permitieron sobrellevar largos asedios. La monumental fuente de Santa María continúa actualmente siendo una muestra de ello. Llegó a ser inglesa aunque tras una década de sumisión pasó de nuevo a Francia. El edificio actual es del siglo XVI.

20190706_125307 XFoto: angelaGonzaloM

Junto a la catedral encontramos la torre del campanario y el antiguo palacio episcopal, bordeando sus muros nos encontramos un conjunto que conforma el antiguo cementerio medieval, con el jardín de Enfeus y la extraña forma cilíndrica acabada en un cono de color negro: la linterna de los muertos. De 10 metros de altura, se cree que podría ser una capilla funeraria construida por algún personaje que había visitado Tierra Santa. Una especie de faro que guiaba a las almas por el camino correcto hacia el más allá. También se utilizaba para guiar a los caminantes en el más acá.

La antigua Capilla de los Penitentes blancos, una iglesia del siglo XVII perteneciente a la orden de los agustinos recoletos, ha sido rehabilitada recientemente y convertida en un centro cultural . También es de esa época el Présidial, el antiguo tribunal de justicia del Antiguo Regimen, reconvertido actualmente en un agradable restaurante.

20190706_114058Foto: angelaGonzaloM

La plaza más visitada es la de las ocas, donde se homenajea a este animal venerado por sus preciados patés. Era el antiguo mercado de ocas y junto a las tres estatuas está la casa de los cónsules, el palacete de Salves de Plamon y el Manoir de Gisson, un hotel particular que se puede visitar. Es la casa de una familia perteneciente a la nobleza Sarladaise del siglo XVII, un ejemplo arquitectónico del poder de estas familias, que unían dos casas a través de una torre, en este caso hexagonal. La familia Gisson, compuesta por abogados, caballeros y concejales de la Real Orden, habitaban las 15 habitaciones de la casa, y se puede ver su rica decoración con magníficos muebles y suelos de maderas preciosas, aunque no se mantienen los originales. En el sótano, una exposición sobre la moda de finales del renacimiento.

En Sarlat todo es gratis, excepto el ascensor y este museo. La plaza principal es la de la Libertad, el auténtico corazón renacentista de la ciudad y donde se encuentra el ayuntamiento rodeado de terrazas  con vistas al campanario de la ciudad y el mercado de Santa María.

20190706_105014Foto: angelaGonzaloM

La paz que vivió la zona entre la guerra de los Cien Años y las guerras de religión, permitieron desarrollar la economía de la ciudad, lo que quedó patente con la construcción de palacetes edificados entre los siglos XV y XVI, entre los que destaca la Boétie y el Hotel de Vienne. En el corazón de la ciudad vieja está la Mansión de la Boëtie, un palacio particular, que perteneció a la familia adinerada del escritor Etienne de la Boétie. Era un escritor, para muchos precursor del anarquismo, que escribió, sin ningún éxito, el Discurso sobre la servidumbre voluntaria donde cuestiona la legitimidad de cualquier autoridad. Fue su amigo Michel de Montaigne, quien consiguió que se le reconociera, al publicar el libro de este joven narrador. Actualmente su vivienda es una de las más atractivas de la ciudad. 

Gastronomía del Périgord en sus mercados

20190706_121122Foto: angelaGonzaloM

En una región tan rica en producción agrícola no podía faltar el mercado al aire libre, toda una institución en la ciudad, que se adueña de sus calles más céntricas los sábados por la mañana. Descubriréis todas las riquezas gastronómicas del Perigord negro, sus sabores y colores. Los jueves por la tarde abre el mercado nocturno bio y los miércoles de invierno, en la plaza del ayuntamiento el mercado al por mayor de la trufa, el denominado diamante negro del Périgord. De diciembre a enero, los sábados hay mercado de trufas en una calle cercana al ayuntamiento. Si no estáis en días de mercado podéis acercaros a Rougie, gestionado por esta familia desde 1977 con varios premios internacionales y reconocido por los mejores chefs del mundo. Reinventan cada día el foie, con importantes y curiosas innovaciones. 

Por último, en la antigua iglesia de Santa María, del siglo XII, además del pequeño mercado cubierto -que abre todos los días- encontraréis el sorprendente ascensor panorámico que asciende por el viejo campanario en un elevador con vistas a todo el casco antiguo. El edificio, del que destaca también una puerta con dos hojas de acero de 15 metros de altura, fue rehabilitado en 2001 por el prestigioso arquitecto Jean Nouvel. El ascensor solo funciona hasta el mediodía y hay que reservar espacio, es una especie de caja de cristal que cuando llega a la parte alta, no abre sus puertas y el visitante queda encerrado, eso sí, con una panorámica de 360º sobre la ciudad y los alrededores.

20190706_204356

Sarlat cambia totalmente al atardecer, cuando el sol le confiere un ambiente mágico, anaranjado, como si el propio astro se quedara atraído por la belleza del lugar. Si buscáis más información para visitar la zona este es el link al departamento de turismo de Dordoña-Périgord

Otras noticias relacionadas

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

 

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.jul.2019 13:21    

Périgueux celebra el centenario de la Félibrée

    viernes 5.jul.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

65989117_2291412027853970_4470619569936924672_o

La Félibrée o Felibrejada, son las fiestas populares que recuperan, durante un fin de semana, la cultura occitana en la Dordoña francesa. Este año cumplen el centenario, ya que aunque se inició en 1903, no se celebró durante las dos guerras mundiales y en los años posteriores. Cada año, estas fiestas tradicionales se organizan en un municipio diferente y en 2019, le ha tocado a Périgueux.

Desde el viernes la ciudad que acoge la Félibrée se cubre de colores -con más de 400.000 flores-, de trajes típicos occitanos y de sonidos, que trasladan a los participantes y visitantes a otras épocas, a través de instrumentos tradicionales. El viernes está dedicado a los más pequeños y el sábado se organizan actividades culturales y charlas. Pero el día más importante es el domingo, cuando la misa de la mañana se oficia en occitano, y se organizan pasacalles, bailes y el banquete o taulada.

Fdc2f764cb7f3c78b484ffd83aea24e2_XL Foto facebook cultura dordogne
Foto: Facebook culture dordogne

La jornada del domingo comienza con tres desfiles en los que participan 25 grupos, que salen de lugares diferentes para unirse en la place la Clautre. Luego todos asisten a la misa, este año concelebrada en la catedral de Saint Front, acompañada de música tradicional, para seguir a continuación con todo tipo de celebraciones en las calles de la ciudad, y acudir al banquete tradicional la Taulada. Es una comida al aire libre en la que se degusta el Tourain blanchi (sopa de ajo), rotí de cerdo y alubias con corteza, ensalada y de postre queso con trufas, y fresas del Perigord. La jornada finaliza con conciertos al aire libre de grupos de música tradicional y contemporánea en las plazas del Clautre, du Coderc y de Saint-Louis. Todo acaba con la proclamación del municipio que acogerá la fiesta el año que viene y un baile tradicional, en este caso a cargo de los Zinzonaires y Anem Trio, en la place la Clautre.

La catedral de san Frontis, de estilo románico y bizantino, se diseñó con planos de la Basílica de San Marcos, y a su vez sirvió de modelo para la iglesia del Sacre Coeur de Montmartre. Incluida en los caminos de Santiago en Francia, San Frontis -del que se dice que fue discípulo de San Pedro-, fue el encargado de evangelizar el Périgord. La tradición asegura que sus reliquias se veneraron en la catedral, pero más tarde fueron lanzadas por los hugonotes al río Dordoña.

Cien años recuperando antiguas tradiciones

Centro floral Foto Lo Bornat dau Perigòrd
Centro floral Foto Lo Bornat dau Perigòrd

Como si de unos flautistas de Hamelín se tratara, los sonidos que surgen de los instrumentos tradicionales, especialmente el acordeón y una especie de gaitas, envuelven a Périgueux en una época pasada, cuando esa zona de Francia era considerada el país de Óc. Las notas movilizan a los participantes, moviendo sus pies para participar en bailes, valses, polkas y danzas colectivas.

Los grupos Brass Office y Peiraguda, que lleva más de 40 años activo, han preparado un espectáculo especial para esta conmemoración histórica, mezclando canciones occitanas y folk polifónico acompañados de una fanfarria.

La Occitania de ayer y la actual se fusionan en la fiesta de la Félibrée, donde anualmente participan decenas de miles de personas. Los trajes tradicionales, ellas con sus calzones de rodillas y delantales, y ellos con sus sombreros y pantalones negros, toman el municipio para recordar sus raíces. Los colores de las calles, adornadas con decenas de miles de flores, muestran la diversidad de esta cultura compartida y de intercambio.

Se recuperan aperos de labranza, las ventanas se decoran con objetos de antaño, se organizan mercadillos populares, con productos autóctonos de la tierra, o realizados por artesanos y los más pequeños participan de esta celebración, descubriendo las tradiciones de sus antepasados. El sábado el grupo del Conservatorio de música y los italianos Lou Dalfin, que canta en occitano utilizando instrumentos acústicos tradicionales y otros más modernos, animarán a los asistentes.

Trovadores, la influencia cultural medieval

Muerte de Jaufré Rudel_Biblioteca Nacional de Francia
Muerte de Jaufré Rudel_Biblioteca Nacional de Francia

Occitania ocupó una gran parte del suroeste de Europa, en zonas como el mediodía francés, el valle de Arán, el Principado de Mónaco y una parte del Piamonte italiano. Fue uno de los centros más importantes de la cultura entre los siglos IX al XIII, su momento de mayor esplendor, y una de las primeras lenguas que sustituyó al latín en documentos, piezas teatrales y gramáticas. Considerada una cultura refinada dio lugar a la literatura trovadoresca que se extendió por Europa Occidental e influyó en idiomas próximos como el catalán, el Reino de Navarra o los condados franceses de Tolosa, Foix y Provenza. Fue siempre una unidad cultural y lingüística, pero nunca llegó a ser una unidad política.

El centenario de la Félibrée dedica un espacio ha recordar el papel de los trovadores en el desarrollo cultural de la lengua de Oc. Por eso se ha organizado un huerto y unos jardines del trovador, que permitirán a los asistentes descubrir el importante papel cultural que tuvieron estos poetas líricos en la transmisión de la cultura. Con sus cantos y recitales extendían el idioma occitano, en las cortes del sur de Europa e influyeron en las del norte del continente. Algunos estudios señalan que hubo unos 450 trovadores.

Guillermo de Poitiers, duque de Aquitania, está considerado el primer trovador en lengua provenzal. Sus poemas tratan sobre las relaciones con las mujeres, de burlas sentimentales y de proezas sexuales, siendo uno de los precursores del amor cortés y del estilo trovadoresco. Otro noble que estableció las reglas que siguieron estos poetas y músicos fue Jaufré Rudel de Blaye, nacido cerca de Burdeos. Escribió sobre el amor imposible, sin esperanza, que tanto ha influido en literatos posteriores y que ha marcado parte de nuestro acervo sentimental europeo. Una de las normas de estos trovadores medievales era que no debían mencionar el nombre de la dama.

El jardín tenía una simbología especial para estos poetas-músicos. En el universo de sus poemas, allí era donde les esperaba su amada y donde esperaban ser recibidos por ella.El jardín era una palabra de origen francés y germánico, poco utilizada, porque ellos perferían hablar del vergel o huerto, (òrt en occitano medieval), porque envolvía los valores tradicionales del mundo rural y del trabajo, mientras el jardín resaltaba los valores de la vida cortesana. 

Estos hombres del siglo XII tenían una relación especial con la naturaleza, los animales, las estaciones del año. Era el lugar secreto donde los amantes se encontraban y tenía una connotación erótica tanto en los poemas como en las canciones. Ellos elevaron la palabra "Amor" a la categoría de emblema. Su visión y su relación con el amor idílico ha permanecido hasta nuestros días.

Périgeux, una ciudad en fiestas

Truffe-d-argent © Office de Tourisme de Commerce et d'Artisanat .
© Office de Tourisme de Commerce et d'Artisanat

A lo largo del año, Périgeux celebra varias fiestas, casi siempre multitudinarias, pero es en verano, cuando la ciudad desborda su actividad cultural, principalmente en las calles. Los miércoles de julio y agosto se celebran las noches golosas (les nuits gourmandes), con mercados de artesanos y grupos de animación. Ese mes, el Festival del mimo, el segundo más importante después de Londres, llena durante una semana,  las calles de animadores y visitantes.

En agosto organizan la jornada medieval con el castillo de Barrière, del siglo XII de fondo. A finales de agosto el Festival de música barroca aglutina más de 20 conciertos, con los mejores grupos de ese movimiento musical. En septiembre el Peri'Meuh, homenajea durante 3 días a los trabajadores del campo con un campo de trigo reconstruido en la calle y unas 200 cabezas de ganado en julio.

Si buscáis más información para visitar la zona este es el link al departamento de turismo de Dordoña-Périgord

Otras noticias relacionadas

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    5.jul.2019 10:03    

Bielorrusia, un país por descubrir

    lunes 1.jul.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

AFP_1HZ26Q_12743 Foto Kirill Kudryavtsev _AFP
Foto Kirill Kudryavtsev/AFP

Una de las imágenes más emblemáticas de los Segundos Juegos Europeos, que se clausuraron ayer en Minsk, es la del estadio Dinamo Stadium de la capital bielorrusa. Durante 10 días hemos visto como su anillo abierto al cielo, ha lanzado al exterior los fuegos artificiales del inicio y final de la competición, pero a través de las televisiones y fotografías, aparecía en su círculo, la silueta de los saltadores de pértiga y altura, que parecía que intentaban traspasar los límites físicos impuestos por la estructura para alcanzar las calles de la ciudad.

El gobierno espera que los Juegos hayan sido un escaparate para aumentar el turismo y nosotros aprovechamos este acontecimiento deportivo, para conocer un lugar que su embajador en España, Pavel Pustovoy, decía que "se van a sorprender, van a descubrir un país que casi es tierra incógnita".

Así que saltamos por la apertura del Dinamo Stadium y nos ponemos a descubrir algunos atractivos turísticos de Belarús, antiguamente conocido como Bielorrusia. Empezamos por Minsk, la capital de este país que debido a sus décadas de aislamiento, mantiene el misterio de su cultura y su historia. Destruida durante la Segunda Guerra Mundial en los últimos años ha invertido en edificios culturales, principalmente museos, teatros, o bibliotecas, como la Biblioteca Nacional de la República de Belarús. Este moderno edificio de 23 pisos, tiene una capacidad de hasta 2.000 personas y cuenta con una agradable cafetería en la penúltima planta; aunque el lugar más emblemático es, sin duda, la plataforma situada en el último piso, desde donde se puede disfrutar de unas espectaculares vistas de la ciudad de Minsk.

85_RTRMADP_3_GAMES-EUROPE_1a76a Foto Vasily Fedosenko_Reuters

Durante el campeonato también hemos disfrutado de algunas vistas de la ciudad, principalmente con las pruebas ciclistas que han recorrido parte del entramado urbano y nos han permitido ver algunos de sus lugares más emblemáticos, como la Plaza de la Victoria, la catedral del Espíritu Santo o la Iglesia de las lágrimas. Otras edificios culturales e históricos son el Troitskoye Predmestye, las Iglesias de Santa Magdalena, Alexander Nevsky o la Santísima Trinidad, el castillo de Pishchalauski y el parque Loshitskij. Sus calles más concurridas son la Kastrychnitskaya o la Avenida de la Independencia, y sus lugares más modernos para disfrutar de la ciudad, destacan el centro cultural Korpus y cafés, que se han abierto en edificios industriales en desuso. En verano cuenta con el Festival de Poesía y en invierno celebra actividades de Música clásica.

Es uno de los pocos países europeos que no tienen salida a ningún mar, pero tiene más de 4.000 lagos repartidos por todo su territorio y, junto con Polonia, el único que tiene bisontes. El Parque Nacional Belovezhskaya Pushcha, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, representa uno de los macizos forestales más extensos que cubren las llanuras europeas. Habitan unos 1.000 bisontes repartidos por una área de 1.300 km2. Destaca su naturaleza salvaje, en la que se pueden encontrar lobos, jabalíes, ciervos y algún oso.

IMG-20190702-WA0018
Foto: Miki Sánchez

Vale la pena pasar algún día en plena naturaleza. Los parques nacionales Narachanski y Prypyatskiy, pueden ser también unos buenos lugares de reposo, donde practicar senderismo o acampadas. Los amantes del aire libre pueden practicar diversos deportes de invierno en la estación de esquí Siličy o, si visitan el país durante el verano, nadar en alguno de sus inmaculados lagos.

Fuera de Minsk

La cultura bielorusa se inició a finales del siglo X, con la llegada de los eslavos, aunque comenzó a prosperar seis siglos más tarde. Formó parte del Gran Ducado de Lituania y más tarde de la denominada commonwealth polaco-lituana. A finales del siglo XVII fue parte del imperio ruso. Cada época histórica ha dejado su huella en la cultura de este país euroasiático. Quedan algunos edificios que permiten organizar una interesante ruta por lugares históricos. En Grodno, una de la ciudades más bonitas, encontramos el antiguo castillo o las iglesias de madera de San Boris y san Gleb, del siglo XII. En la frontera con Polonia, está Brest, con su fortaleza del mediados del siglo XIX.

IMG-20190702-WA0006
Foto Miki Sánchez

El Arco Geodésico de Struve y dos castillos, el Conjunto de Mir y el de Niasvizh, están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En Nesvizh destaca su castillo. Una fortaleza impenetrable construida a finales del XVIII, siguiendo un proyecto de Giovanni Bernardoni, y que considerado uno de los edificios más atractivos de su época. Kathyn es un pueblo que conmueve al visitante por la trágica historia ocurrida en 1943, cuando los nazis quemaron la aldea y asesinaron a sus 150 habitantes. El complejo conmemorativo el Humano inconquistado, recuerda la barbarie.

Además de estas poblaciones Bielorrusia oferta excursiones a ciudades como Mogilev, Vitebsk y Bobruisk. En su oferta turística incluye también centros de salud, con tratamientos de climatoterapia, lodos curativos y aguas minerales. El problema es que muchos de estos centros están alejados de las principales rutas turísticas.

IMG-20190702-WA0020
Foto: Miki Sánchez

A las personas interesadas en conocer la gastronomía autóctona de los lugares que visita, han de saber que la patata es el ingrediente más utilizado en la cocina bielorrusa, y aparece en la mayoría de sus recetas tradicionales. Algunos de los platos típicos del país son el icónico draniki (tortitas de patata), kletski (albóndigas) y babka (pastel de patatas ralladas al horno). En cuanto a las bebidas tradicionales, destaca el kefir (bebida láctea fermentada) y el kvas (bebida fermentada de pan de centeno, levadura o bayas), que pueden ser adquiridos en prácticamente cualquier tienda de alimentación y ayudan a refrescarse durante los calurosos veranos bielorrusos. Si tienes pensado visitar Belarús, no puedes dejar de probar alguna de estas especialidades, además de las bebidas alcohólicas típicas del país.

Para viajar a Bielorrusia es necesario un visado, aunque hasta el 10 de julio, siempre que se tenga una entrada a una competición deportiva de los segundos Juegos Europeos, no es necesario el trámite. La única condición es entrar y salir desde el aeropuerto internacional de Minsk. También hay la posibilidad de visitar el país durante cinco días sin visado. Es algo a tener en cuenta. 

Otras informaciones sobre Bielorrusia y Minsk

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    1.jul.2019 11:16    

Isla Navarino, la aventura de un viaje

    miércoles 12.jun.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

IMG_1973

Hasta ahora el fin de mundo estaba en la ciudad argentina de Ushuaia, aunque todos los viajeros sabían que había una población más al sur: Puerto Williams, en territorio chileno. Pero era un lugar que no entraba en las agendas turísticas, ni tampoco en las guías y agencias. Un lugar olvidado... hasta que ha decidido que también quería mostrar su naturaleza oculta.

Está a poco más de 7 kilométros, frente a la costa argentina. Ushuaia la miraba de reojo, sabía que si se explotaba turísticamente, dejaría de ser la última ciudad del mundo. Puerto Williams, la capital de la isla Navarino, también la mira, pero para evitar convertirse en un lugar masificado, que pierda su originalidad. A ver si lo consigue.

Entre ambas ciudades el canal de Beagle, que toma el nombre del barco en el que Charles Darwin y Fitz Roy, navegaron alrededor del mundo antes de que el primero empezará a desarrollar su teoría de la evolución. Entre las dos ciudades están los Andes, la cadena montañosa que separa los dos países latinoamericanos, y que en esas latitudes, se hunden en el océano, formando una línea imaginaria a la vista. En principio llegar hasta la ciudad chilena es bastante más complicado que pisar la Ushuaia argentina.

La aventura de llegar

57580343_2190817154319330_3134198589790617600_n

Desde Madrid, hay que viajar hasta Santiago de Chile, de allí coger un avión a Punta Arenas, y desde la capital de las Torres del Paine, se puede viajar en una avioneta Twin Otter, de unas 20 plazas o cambiarla por un viaje de 30 horas en barco, que abastece de víveres a los navarinos y en verano se permite algún pequeño escarceo para que los turistas puedan disfrutar de la zona de glaciares chilenos. El ferry transporta mercancías, personas y vehículos.También se puede viajar en una lancha de unas 14 personas desde Ushuaia, ciudad con la que se disputa el honor de ser la última gran población habitada más cerca del Polo Sur. Esto demuestra que llegar allí ya es una aventura.

Las conexiones dentro de la isla Navarino no son fáciles, ya que la única carretera que existe es de ripio (de piedras y tierra). De sus 3.000 habitantes, la mitad son militares (por las disputas territoriales con Argentina y por ser un puesto de guardia). La otra mitad es población civil, un grupo de ellos de la etnia yagán. Unos auténticos héroes, -aunque Darwin los consideraba salvajes sin facultades mentales- que han sabido adaptarse a unas condiciones climáticas muy complicadas, especialmente por los fuertes vientos patagónicos. Casi todos viven en Villa Ukika, a las afueras de Puerto Willimans. Históricamente ha sido un pueblo canoero, que se dedican a la pesca de la centolla y a la caza de animales.

¿Qué ver en Isla Navarino?

_MG_9327

Todo eso ha hecho que la isla Navarino sea un lugar virgen, que se abre al turismo, con cierta prudencia. No quiere perder su ideosincrasia y el tesoro natural que han mantenido intacto durante toda la historia de la humanidad, aunque la llegada de los colonos blancos a finales del XIX, cambio su modus vivendi.

La mejor época (por la climatología) para visitar la isla es entre noviembre y marzo. Y entre las actividades que se están desarrollando desde un punto turístico es las rutas de trekking, como la denominada de los Dientes de Navarino, que dura unas 5 jornadas y permite recorrer las cumbres más elevadas de la zona. No son muy altas, pero sí complicadas para los inexpertos. Otro atractivo son las rutas más cercanas a Puerto Williams, -la mayoría poco señaladas-, recorrer las turberas, el avistamiento de animales, principalmente los castores, que son una auténtica plaga en la isla.

58379882_2200677966666582_3385917350174785536_n
Foto: Facebook @ExploraNavarino

Jorge Barbero lleva 6 años viviendo en Puerto Williams, dice que "la vida allí no es fácil, pero es un lugar con magnetismo, es como si te retuviera", aun así cree en el futuro de la zona y ha montado la agencia de viajes Explora Isla Navarino,  que la presentará en la sede de Pangea en Madrid este jueves. Para ir "abriendo el apetito" o conocer el lugar, se ha organizado una exposición fotográfica, en el mismo lugar.

Aunque no es imposible, nada lo es para un viajero, es relativamente complicado moverse por la isla a tu aire, porque no tiene buenas comunicaciones y los senderos carecen de una señalización homologada, por lo que es necesario tener conocimientos de orientación. Antes de iniciar cuaqluier excursión hay que tener en cuenta el clima cambiante de la Patagonia y sus fuertes vientos.

ExploraIslaNavarino-41

La otra posibilidad es hacer tours guiados, como los que propone la empresa "Explora Isla Navarino". Barbero, respetuoso con la naturaleza propone diferentes actividades como jornadas de navegación en kayak entre comoranes, lobos de mar y focas -siempre que se dejen ver-, o un paseo por Península Zañartu, que adentra al visitante en zona de trincheras, cuando el ejército chileno y el argentino estuvieron a punto de iniciar una guerra para controlar tres islas que permiten controlar la entrada al estratégico canal de Beagle, donde se unen el Pacífico y el Atlántico.

También se pueden realizar recorridos culturales para conocer la tradición y los restos de la cultura yagán. Entre las excursiones interesantes están las ascensiones a algunos de los picos del archipiélago de Tierra del Fuego, como el pico Banderas, desde donde se puede ver el mítico cabo de Hornos o el canal que separa esta ínsula de la isla Grande Tierra de Fuego, en territorio argentino. Los más expertos pueden atreverse con la ruta patrimonial de Dientes de Navarino , publicada por la Oficina de Información Turística de Cabo de Hornos.

_MG_5352


Los paisajes de abruptas montañas y bosques nativos de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, lo convierten en una verdadera joya que, además, está considerada como una de las 24 ecorregiones más prístinas del mundo. Jorge Barbero, explica que viajar hasta allí es tener "la oportunidad de sentir que eres el primero que camina por estos lugares, descubrir senderos escondidos y rincones que no han sido apenas tocados por el hombre es una de las grandes oportunidades que ofrece Isla Navarino. Una zona de interés turístico que junto con SERNATUR y a través de Chile Travel se pretende dar a conocer, siempre conservando su carácter y esencia intactos.

 @angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.jun.2019 22:44    

Jornadas gastronómicas del lechazo en Aranda de Duero

    martes 11.jun.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

IMG_3150-768x768

Hacia las 11 de la mañana, Clemente Tudela, enciende la leña de encina en un asador de Aranda de Duero.... sobre la piedra tiene varios cuartos de lechal, agua y sal....  Clemente nos explica uno de sus secretos ¨yo el tiro lo meto poco¨.

Prepara el menú para las jornadas del lechazo que se celebran durante junio en este municipio burgalés. El 23 de junio se celebra el "Día de la carne  de cordero" y en Aranda coincide con las Jornadas gastronómicas del lechazo, con menús más populares a 38€. Pablo Palomero del Asador El Ciprés, nos cuenta otro secreto de este popular plato castellano "tiene que cocinarse con mucha paciencia". Por eso los lechazos se asan lentamente, entre dos y cuatro horas, en hornos de leña. Y que hay que comer siempre recién hechos, nunca recalentados.

 

La gastronomía en Aranda tiene, entre otros manjares, el mejor lechazo del mundo y los mejores maestros asadores, cada uno con sus recetas originales y variadas para descubrir los matices de su cocina, que respeta la tradición transmitida de generación en generación, y todos ellos se dan cita durante todo el mes de junio, en la XIX edición de las Jornadas del Lechazo Asado de Aranda de Duero con la participación de nueve asadores y un menú especial. Estas Jornadas están organizadas por el Ayuntamiento de Aranda, la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribera (ASOHAR), en colaboración con el Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero, la Lechuga de Medina y la Ruta del Vino de Ribera del Duero.

La ciudad burgalesa, capital de comarca del Ribera de Duero, ofrece una fusión entre su historia, su gastronomía y su vino.

IMG_3089-768x1024

En la Plaza Mayor un plano de 1503, recuerda que se conserva tal y como era en la Edad Media, con la misma trama urbana. Actualmente está rodeada de bares, tiendas y comercios. Unas calles más alejada, está la iglesia de Santa María la Real, un impresionante edificio de estilo gótico isabelino, con una pila bautismal del siglo XIII, un púlpito plateresco y un retablo románico. 

Allí encontramos a la Reina Isabel de Castilla.

IMG_3316-768x1024


Isabel I, llegó a la villa en octubre de 1473, antes de ser coronada.... una multitud sale a recibirla y le promete fidelidad. La futura reina lo agradece jurando los privilegios que tenía Aranda desde hacía siglos. La capital del valle del Duero burgalés está incluida en la ruta isabelina.

Junto a la Reina y su dama de confianza, Carmen de Aranda, recordamos el paso de la monarca por las calles arandinas. Una propuesta cultural del grupo Teatro en la Bodega, con las que recorremos la plaza mayor, el ayuntamiento, la escultura que recuerda el quinto centenario de su muerte, la iglesia de San Juan, donde se celebró el Concilio de Aranda; a su lado la Casa de las Bolas, que la tradición sitúa como residencia de Isabel la Católica, desde donde según la leyenda, oía la misa en directo.

Estos recorridos recrean pasajes históricos de la vida de Aranda de Duero y encarnan también a otros personajes como Napoleón que se hospedó en el Palacio de los Berdugo; Don Eulogio, constructor de las Bodegas, Román, el tirador de pelleja y otros protagonistas ilustres que visitaron la ciudad como el Empecinado, Pío Baroja, Hemingway, Alberti… Durante la visita hay que descubrir un importante enigma que enfrenta a algunos de estos personajes.

IMG_3387-768x576


Otro de los atractivos de la ciudad, está oculto al visitante. Las más de 300 bodegas que conforman la “Ciudad subterránea” comenzaron a construirse a finales del siglo XIII y continuaron hasta el XVIII. Actualmente se conservan 135 bodegas y sus galerías. En la bodega del Museo Ribiérte se conocen todos los entresijos de su compleja elaboración, su historia, procedimientos, herramientas y utilizaciones, ya que las bodegas subterráneas no solo servían para almacenar vino, sino de refugio en época de guerras.

Lerma, la huella de un duque

20181025_083946

Aprovechando las jornadas de lechazo, proponemos acercarnos a Lerma, que actualmente acoge la exposición itinerante Las edades del hombre. Pasamos de la Ribera de Duero a la del Arlanza. Allí descubrimos otro tipo de refugio. El que utilizaba el rey Felipe III durante su estancia en esa ciudad, para pasar desapercibido de la corte del siglo XVII. A través de pasadizos llegaba desde el palacio, situado en la Plaza Mayor, a cualquier iglesia de la población. Un pasadizo conectaba con iglesia de las Carmelitas, actual ayuntamiento, el convento de las clarisas y la colegiata  de San Pedro y otro pasadizo le comunicaba con el palacio, conventos de dominicas, dominicos y carmelitas, la iglesia y el hospital. De esta forma podía moverse por el centro y visitar seis iglesias y cuatro capillas.

El duque de Lema convirtió la villa, en lugar de recreo del rey. Los edificios fueron levantados por los mejores arquitectos herrerianos, que diseñaron el palacio Ducal, actualmente Parador de turismo, la Plaza Mayor, -una de las más grandes de España de casi 7.000 m2, colegiatas y hospitales. Bien comunicado con Madrid y Valladolid, capitales de la monarquía, en poco más de una década construyó un palacio, una colegiata, 6 conventos de clausura, un hospital, siete ermitas, fábricas, jardines, cotos y palacios de caza.... es decir puso en el mapa durante 20 años a esta población burgalesa. 

Esta especulación inmobiliaria, llevó a concederle el sobrenombre de "mayor ladrón de España", ya que estaba considerado el primer especulador inmobiliario de la historia. Su influencia con el rey era tal que consiguió convencer a Felipe III, para que trasladara varias veces la capital de España. En 1601 la trasladó a Valladolid y 5 años más tarde volvió a Madrid.

20181025_0904401

Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, valido del rey, organizaba espectaculares fiestas cortesanas, algunas en este municipio, como las de octubre de 1617, que duraron casi 20 días (del 3 al 20 de octubre), coincidiendo con la ampliación y remodelación de la iglesia colegial de San Pedro de Lerma.  Se realizaron siete representaciones teatrales, una forma de demostrar su poder, y para dejar constancia de los festejos el noble pidió a Pedro de Herrera que escribiera una pormenorizada relación de todo lo acontecido, fue la crónica más oficial mientras que Francisco Fernández de Caso, imprimió otra y el archidiácono Miguel Rebeiro recogió los hechos en latín.

Retrato_ecuestre_del_duque_de_Lerma_(Rubens) Wikipedia
Retrato ecuestre del duque de Lerma de Pedro Pablo Rubens

El 7 de octubre se consagró la colegiata. El dramaturgo y poeta Francisco López de Zárate, relató los hechos en una composición de 233 octavas y la pluma de Lope de Vega relató una comedia con el título "Lo que pasa en una tarde", en referencia a los fastos  de la consagración de la colegiata de San Pedro. No era la primera vez que el escritor era invitado a las fiestas de Lerma que ya había escrito en 1613, La burgalesa de Lerma. Entre los asistentes se dice que también estuvo su acérrimo enemigo, Luis de Góngora. , que ese mismo año escribió un Panegírico al duque de Lerma.

En 2017, se repitió la procesión para conmemorar el cuarto centenario de aquella celebración. Toda una acción propagandística, que de poco le sirvió, ya que al año siguiente el duque cayó en desgracia, y se vió obligado a retirarse de la vida pública. 

Como el barroco fue la época dorada de la ciudad, cada agosto se celebra el "mes del barroco". A principios del mes se organiza la "Fiesta del Barroco" con actuaciones de danzantes , que dan paso a arpistas, violonchelistas y flautistas que interpretan piezas musicales de la época en el interior de la Colegiata de San Pedro. Sus dos órganos de 1615 y 1616, son los más antiguos de la península que todavía ofrecen conciertos barrocos.

Además de las huellas del duque de Lerma, también encontramos a otros personajes célebres como la figura del cura Merino, que está enterrado en la ciudad o la casa en la que vivió su adolescencia José de Zorrilla, y donde dicen que se inspiró para escribir su famoso "Don Juantenorio". Esta villa ducal, está incluida en uno de los pueblos más bonitos de España, y ofrece una interesante vista del río Arlanza, desde el mirador de la plaza de Santa Clara. Allí se entiende perfecamente la expresión de "ancha es Castilla"

Lerma, como Aranda y otros muchos municipios burgaleses, tienen muy buenos sitios para comer un buen cordero asado. Una propuesta para aunar turismo cultural y gastronómico.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   11.jun.2019 11:30    

Girona, turismo de salud y bienestar

    domingo 9.jun.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Woman-570883_960_720

Foto: @CostaBrava

Girona añade a sus encantos naturales, el turismo de salud y wellness. Cerca de sus escarpadas playas, sus históricos pueblos o sus emblemáticas montañas, han comenzado a desarrollarse un producto turístico especializado en Salud y Bienestar, que tiene como objetivo atraer a los turistas hacia esta provincia.

El turismo de salud ha crecido un 40% en cinco años y mueve unos 645 mil millones de euros anuales en todo el mundo. En la mayoría de los casos está relacionado con la calidad y en muchas ocasiones con el lujo. Es un sector que aporta ingresos de calidad, y Girona tiene posibilidades de ser un lugar de referencia en el Mediterráneo. Es una forma de vida, y una visión global de la salud.

D3zN1zuX4AcQM2F Foto @H_santamarta - copia
Foto: @H_santamarta

Desde hace varios años, las comarcas gerundenses priorizan el turismo wellness, a través de aguas termales, hoteles, balnearios, spas, centros de bienestar, clínicas, espacios de meditación y yoga, con 7 bosques saludables, 5 jardines botánicos y 8 parques naturales, que conjuga perfectamente el mar y la montaña. Perfecto para relajarse y conectar con la naturaleza. Los hoteles saludables se ponen de moda.

Girona es, sin duda, una de las provincias turísticas más completas del panorama español. Allí los Pirineos se funden con el Mediterráneo, y disfruta de montaña y costa que permite moverse de un lado a otro en poco tiempo y distancias relativamente cortas. Se puede llegar a ella por mar, por tierra o por aire. A todos sus atractivos añade desde hace años, un importante valor añadido. El Club Salud y Bienestar, que tiene como objetivo prioritario hacer todo lo posible para que los visitantes puedan desconectar y disfrutar del entorno.

Aqva-Banys-Romans.-Girona.-Javi-Cabrera.-Arxiu-Imatges-PTCBG-16

Ofrece balnearios centenarios con aguas mineromedicinales, termas urbanas, hoteles-spa con tratamientos médicos. Esta variada oferta permite retiros en un balneario, tratamientos estéticos de última generación (masajes de caviar y mascarillas de oro, baños de chocolate, masajes metabólicos), balneroterapia, medicinas alternativas, actividades al aire libre con baños de bosque terapéuticos o hoteles con dietas equilibradas y controladas por equipos médicos.

A todo ello añade una gastronomía de lujo, con productos de kilómetro 0 que incluye desde platos de pescadores, de caza o cocina de alta montaña. Algunos de sus chefs han sido una referencia en la gastronomía mundial, muestra de ello es que cuenta con 20 estrellas Michelin, un ejemplo de turismo gastronómico de calidad y de salud.

Desde Port Bou hasta Blanes son 220 kilómetros de costa con pueblos y calas que tienen renombre internacional como Cadaqués, Calella de Palafrugell, L'Escala, Olot -con su cadena volcánica- Peralada y su prestigioso festival de música o Figueres-Port Lligat-Púbol, el denominado triángulo daliniano. Para los que deseen disfrutar de su costa de una manera saludable, tienen más de 221 km. del llamado "Camino de ronda", que bordea toda la costa gerundense, con sus 245 playas.

Slow y wellness de mar, montaña o ciudad

Salut-i-bellesa_011-1-2

La filosofía wellness ha llegado para quedarse en los establecimientos especializados de Girona. La cultura New Age, que promocionó las medicinas alternativas, la psicología experimental, las estancias en balnearios, spas u hoteles se engola en un movimiento muy amplio que añade un estilo depurado ofreciendo determinadas pautas de alimentación detox, programas fitness y experiencias lúdicas.

Este tipo de turismo ya no solo está pensado para adultos, sino que se calcula que un tercio de millennials acuden a un hotel si añade un programa alternativo de planes de salud y bienestar. Buscan lo que se denomina el high level wellness, o lo que es lo mismo, un alto nivel de bienestar. Romper rutinas, experimentar un equilibrio interior y exterior, huir del estrés, una escapada slow. En definitiva un viaje de salud.

20190606_140440
Foto: angelaGonzaloM

El turismo de salud y bienestar, casi siempre empieza con balnearios para seguir con los spas y ahora se da un paso más en dónde no solo se realizan tratamientos corporales, sino que la salud tiene un sentido integral, en el que se incluyen actividades de mindfulness en la playa, -que permite un nuevo uso de la costa-, meditación guiada, sesiones de meditaciones en bosques, gastronomía, o enoturismo. 

En esta variada oferta, los responsables de turismo Costa Brava Pirineu de Girona, colaboran con 34 empresas del sector y han presentado en Madrid 4 opciones: Aqva Banys romans de Girona, Hotel&Spa Santa Marta de Lloret de Mar, Hotel Spa Terraza y el Hotel Alàbriga.  Es una selección, pero en toda la provincia se pueden escoger otras opciones de calidad como el Balneari Prats, el Vichi Catalán de Caldes de Malavella, el Hostal Spa Empúries de la cala del Portixol, el hotel Peralada Wine Spa & Golf, o el hotel Resguard dels Vents,en Ribes de Fresser. Mar y montaña, una opción que depende del momento experiencial en que se encuentre cada uno.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    9.jun.2019 18:47    

El oceanário de Lisboa, un mirador a los océanos

    sábado 8.jun.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20190522_111629
Foto: angelaGonzaloM

"Con mucho cuidado para no hacer ruido se levantó y, escondido entre dos piedras, se puso a mirar. Y vio un gran pulpo que reía, un cangrejo que reía, un pez que reía y una niña muy pequeñita a reírque también reía. La niña, que debía medir un palmo de altura, tenía cabellos verdes, ojos rojos y un vestido hecho de algas encarnadas. Estaban los cuatro en un charco de agua muy limpia y transparente, rodeada de anémonas. Y nadaban y se reían". Este verso de la gran poetisa portuguesa Sophia de Mello Breyner Andressen, "A menina do mar", ilustra el sentimiento que invade al visitante cuando pasea por el oceanário de Lisboa.

Es el mayor acuario de interior de Europa, simula un puerto flotante y es un punto de referencia de la Lisboa moderna. Construido por Peter Cherymayeff para la Expo 98, se ha convertido en un mirador de los océanos, cumpliendo una labor turística, didáctic,a preventiva y de divulgación. En el interior de este receptáculo viven unos 16.000 animales marinos pertenecientes a 450 especies marinas. En el tanque central conviven rayas, tiburones, un pez luna y peces de distintas especies que llenan de color el lugar, envolviendo al visitante,  trasladándole al interior del océano. De hecho, ese es el objetivo del oceanário, demostrar como conviven en un mismo espacio animales marinos procedentes de diferentes océanos y mares.

El espectador comprueba como las rayas suben y bajan por la vidriera central, cómo se acercan lentamente los tiburones, mientras a su lado nadan -sin ningún temor- decenas de peces que en mar abierto serían un manjar para estos animales. Cuatro tanques rodean al espacio central, representando cada uno de los parajes oceánicos como la costa de la Antártida, los bosques laminariales del Pacífico, las rocas del Atlántico Norte o los arrecifes coralinos del Índico.

Los poemas de Sophia de Mello Breyner os acompañarán en todo el recorrido, mientras las medusas de colores electrificantes se mueven, las simpáticas nutrias marinas se divierten como si posaran para las cámaras y teléfonos móviles que intentan captar todos sus movimientos, los pingüinos saltan de piedra enpiedra, y el pulpo se mantiene agazapado entre unas rocas, al mismo tiempo que los caballitos de mar y los anfibios se ocultan entre la maleza y el pez payaso nada en grupo.

Bosques bajo el agua. la exposición de Takashi Amano

20190522_101130

El japonés Takashi Amano, ha dejado su obra póstuma en una exposición temporal que acoge el oceanográfico de Lisboaa. Un enorme acuario, de 40 metros de largo y 160.000 litros de agua dulce, acoge una representación de bosques tropicales que son algunos de los hábitats más ricos y diversificados del planeta. Ocupan menos del 6% de la superficie de la Tierra, pero albergan más de la mitad de especies acuáticas del planeta y son los hábitats más amenazados.

En un entorno intimista, como todo el acuario, esta exposición muestra la naturaleza desde una perspectiva diferente, en un entorno único donde los bosques tropicales y el arte se combinan magistralmente para crear un mundo de sensaciones y emociones, potenciadas por la música del compositor portugués Rodrigo Leão. Se trata de una visita contemplativa y relajante. Takashi Amano, fotógrafo de paisajes, introdujo técnicas de jardinería japonesas y el concepto de wabi sabi en el diseño de acuarios plantados, y colocó hoja por hoja. Para inspirarse viajó por los bosques del mundo, capturando la armonía de la naturaleza lo que le convirtió en el maestro internacional de acuarios de agua dulce con sus acuarios plantados, conocidos como "acuarios naturales".

Las cifras muestran la espectacularidad de esta exposición, en la que se pueden observar más de 10.000 peces tropicales de agua dulce de 40 especies diferentes, 46 especias de plantas acuáticas, 12 toneladas de arena, 25 toneladas de roca volcánica y 78 troncos de árboles.

Un lugar para concienciar al visitante

20190522_113312

Tres cuartas parte del planeta están cubiertas por agua, los océanos representan más del 70% de la superficie de la Tierra y albergan el 95% de toda el agua del planeta. Produce entre el 70 y 80% del oxígeno que respiramos, absorve entre el 30 y 50% de las emisiones de dióxido de carbono, y es la mayor fuerte de proteínas del mundo. La pesca es el medio de vida del 12% de la población mundial. Sólo conocemos el 5% del océano y nos queda mucho por descubrir.

En este impresionante acuario de Lisboa también se recuerda que los océanos son vitales para nuestro planeta y que tenemos la obligación de cuidarlos por el bien de todos. Hay un apartado dedicado a los peligros que supone el plástico para la fauna marina y la calidad del agua. Los plásticos representan el 95% de los residuos en mar abierto, en los fondos marinos y en las playas. El 80% de la contaminación de los océanos está causada por los seres humanos. En la sección dedicada a sensibilizar a los visitantes, se nos recuerda que en los últimos 50 años, la producción de pesca ha subido de 20 millones de toneladas a unos 205 millones cada año. También hay una cronología de las catástrofes provocadas por accidentes náuticos y datos sobre el impacto de los plásticos en los océanos.

20190522_120720
Foto: angelaGonzaloM


El oceanario lisboeta es una de las visitas obligadas a la capital lusa, imprescindible si se viaja con niños, para lo que podéis dedicar unas dos horas. Ha recibido varios premios internacionales y permite aprender a conocer el mundo submarino de una manera muy atractiva. Además se encuentra en la zona más moderna de Lisboa, en el barrio del Parque de las Naciones. Un espacio lúdico con juegos para los más pequeños, rodeado de terrazas, el río Tajo, los edificios de que se construyeron para la Expo'98 y un teleférico. Está abierto todos los días del año, aunque tiene diferente horario en invierno y verano. La entrada cuesta unos 15€ y los menores de 3 años entran gratis. Hay descuento si se visita en familia o se utiliza la Lisboa card.

Acabamos la visita con el final del poema de Sophia de Mello Breyner resonando en nuestra mente: "Al día siguiente hubo otra fiesta en el palacio del rey del mar. La niña del Mar bailó toda la noche y las ballenas, los tiburones las tortugas y todos los peces decían: "nunca vimos bailar tan bien". El rey del mar observaba todo, sentado en su trono de nácar, rodeado de caballitos, y su manto de púrpura en las aguas".

 

Medusas bailando en el Oceanário de Lisboa

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    8.jun.2019 14:25    

La Habana cumple 500 años

    jueves 30.may.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20190508_102620

"De que callada manera se me adentra usted sonriendo como si fuera la primavera yo muriendo". Las palabras del poeta cubano Nicolás Guillén, nos introducen en una ciudad que en 2019 conmemora sus cinco siglos de historia. Dicen los habaneros, que La Habana es un estado de ánimo, y a pesar de algunos momentos históricos más complicados, hay que reconocer que su ánimo es siempre alegre, aunque a veces mezclado de nostalgia. Forma parte de ese minúsculo grupo de ciudades que siempre evocan algo en el visitante, que no le son extrañas.

La música y el baile están ligados a esta ciudad que ha remodelado algunos edificios para mostrarnos que parodiando al tango.... 500 años no es nada. Por cierto, dicen que en La Habana nació el tango, allá en el siglo XIX, cuando las compañías de ópera y teatro bufo visitaban este puerto antillano y mezclaban los ritmos afrocubanos con los más melódicos de la habanera y ya en tierras argentinas se mezcló con la milonga. La Habana, también tiene su tango compuesto por Alfred Hause Spielt.

Entre tangos, contradanzas y ritmos afrocubanos, iniciamos nuestro paseo por una de las ciudades más icónicas del planeta. Hasta sus hoteles tienen historia, como el Nacional, por el que han pasado los personajes más importantes del siglo XX, el hotel Sevilla, que acogió a artistas españoles, el hotel Inglaterra, el Hotel Hilton, convertido en Habana Libre.

Los orígenes de la capital cubana están la Plaza de Armas, donde se concentraban todos los edificios que representaban el poder en la ciudad. En sus inicios, al estar asociada a los terrenos del Castillo de la Fuerza, tuvo una función predominantemente militar.

20190510_095109
Foto: angelaGonzaloM

Sin embargo, a finales del siglo XVIII destaca por su jerarquía administrativa con la construcción de los palacios de los Capitanes Generales y del Segundo Cabo, edificios con una belleza que bien vale detenerse a admirar. Al contrario que en otras ciudades coloniales no se edificó alrededor de una única plaza, sino de cuatro con diversas funciones: la militar -la plaza de Armas-, la comercial -alrededor de la de San Francisco de Asís-, la religiosa en la plaza de la catedral y la social en la plaza Vieja.

Cuando paseas de una a otra, el viajero siempre tiene la sensación de estar atrapado en el tiempo... y eso a pesar de que la Habana Vieja está llena de bullicio y gente pasando continuamente. La plaza que si parece haber quedado anclada en el tiempo es la de la catedral,que cuenta con edificios icónicos de la arquitectura colonial como la casa del Marqués de Arcos. La catedral Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, es una maravilla del barroco construida con piedra blanca del Golfo de México.

20190508_122804
Foto: angelaGonzaloM

Seguimos paseando por La Habana vieja, patrimonio de la humanidad. Allí encontramos la Bodeguita de enmedio, y el Floridita, seguramente están entre los bares más famosos del mundo,  la calle del obispo, Obra Pía, Mercaderes, el callejón del chorro.... Aunque es cierto que la mayoría de viviendas están en un estado lamentable, el paseo por el casco antiguo deja un sabor agridulce, pero nos quedamos con el pasado esplendoroso de esos edificios, que se suceden de manera interminable.

Con sus quinientos años a la espalda, La Habana sigue siendo una ciudad hermosa y luminosa, que aspira a recuperar su viejo esplendor, con un ambicioso plan de restauración que espera le ayude a convertirse, todavía más de lo que es, en un atractivo turístico.

20190508_150433
Foto: angelaGonzaloM

Es una ciudad que dialoga siempre con el mar. El nombre de La Habana está íntimamente ligado al Malecón, un paseo de ocho kilómetros donde los habaneros ven caer el sol cada atardecer, y donde intentan robarle algo de tiempo al día, que en estos lugares se desploma en pocos minutos. Junto al Castillo de San Salvador de la Punta, una de las dos fortalezas que defendían la bahía, está el Bastión de los Tres Reyes del Morro, símbolo del pasado español de la isla, y testigo de las incursiones de corsarios y ejércitos que intentaron, y en alguna ocasión lo lograron, entrar en la ciudad.

Las incursiones de piratas llegaron en el siglo XIX hasta los límites de la ciudad, y fue a mediados de esa centuria cuando se decidió que no se podía construir nada, ni un camino, ni una vereda que facilitara la entrada de los piratas, así que para evitarlo construyeron un barrio nuevo, llamado el Vedado. Actualmente es la zona más importante de la ciudad desde un punto de vista económico, financiero y de ocio.

20190514_130542

Se calcula que en la ciudad hay unos mil edificios históricos, lo que demuestra su incomparable valor arquitectónico, donde se mezclan palacios, iglesias barrocas, edificios Art Decó, arquitectura colonial. Uno de los paseos más impresionantes, por los edificios es el Paseo del Prado, que recorre desde el Capitolio hasta el Morro, un edificio, detrás del otro. En un principio se llamó Alameda de Extramuros, por estar fuera de las murallas de la ciudad, ya en el siglo XX fue rediseñada por el paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier, que lo convirtió en uno de los paseos más importantes de América Latina. En el Parque Central se construyó el Teatro Tacón, más tarde renombrado Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, sede de la Ópera y del Ballet Clásico, también el primer hotel de la ciudad, el Telégrafo y a lo largo del paseo se edificaron las sedes de las entidades más importantes de la capital cubana.

20190514_150542
Foto: angelaGonzaloM

No podemos dejar La Habana sin hablar de los famosos almendrones, las reliquias estadounidenses de los años cincuenta que se han convertido en iconos de la ciudad. Estos coches, -Cadillac, Studebaker o Buick- le dan colorido a la ciudad y son verdaderas piezas de museo. Se dice que por las dos ciudades más importantes (La Habana y Santiago) unos 10.000 vehículos, a los que se les añaden los cocotaxis. Los almendrones son para La Habana, como el baile.... la esencia de la ciudad a la que aportan color, calor y corazón. La tierra del son y la gozadera, nos despide con un ritmo contagioso que no deja indiferente a nadie.

Dejamos a La Habana, acunada por los músicos que le han dedicado esta canción de cumpleaños. ¡A por otros quinientos!

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Música , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.may.2019 23:17    

Visitando Lisboa desde sus miradores

    miércoles 29.may.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20190520_112122
Foto angelaGonzaloM

El avión sobrevuela a escasa altura el parque Amália Rodrigues... el alma de la música lusa. Casi podemos escuchar alguno de sus fados... porque Lisboa mantiene su memoria 20 años después de su muerte. Ella era la voz del fado y una de las artistas más universales que ha tenido Portugal. El avión se convierte, como siempre, en el mejor mirador de una ciudad.

Descubrimos la capital portuguesa a través de esas atalayas, desde donde mira al Tajo. Vitor Carriço, portavoz del departamento de turismo del ayuntamiento de Lisboa, nos dice que se puede hacer una ruta lisboeta por terrazas, miradores y ascensores. Son muy populares en la ciudad y casi todos tienen realmente éxito al atardecer.

Mirador Santa Justa
Foto: angelaGonzaloM

Lisboa, aprovecha sus colinas, para mirar y nosotros descubrimos diferentes maneras de ver esta ciudad marcada por la historia, a veces por su grandeza, otras por desastres naturales, como en 1755, cuando quedó destrozada por un terremoto, el posterior tsunami y  un terrible incendio. El Convento do Carmo mantiene las huellas del horror y desconcierto de aquellos días. Miramos a la historia de la ciudad desde el famoso elevador de Santa Justa que nos ofrece la mejor panorámica de esas ruinas y del centro histórico de Lisboa.

En pleno corazón de uno de sus barrios más tradicionales, en unas calles cercanas hay tres estatuas, de tres personajes literarios que también marcaron a la ciudad y a todo un país. Antonio Ribeiro, apodado Chiado, de Camoes y Pessoa... el escritor que decía que todos los días, entre la fecha de su nacimiento y la de su muerte, "eran suyos", y que -en su libro "Mensajes", reivindicaba el papel de Portugal en la historia.

20190520_194902
Foto: angelaGonzaloM

Personaje histórico es también el Marqués de Pombal. Desde su estatua mira al Tajo y a la ciudad que tuvo que reconstruir tras el terremoto. Junto a la plaza, está el miradouro del Parque Eduardo VII. A escasos metros de altura sobrevuelan los aviones que llegan a la ciudad. Un espectáculo para muchos visitantes.

Los que creen que es una ciudad tradicional, no se han dado cuenta que, en estos últimos años Lisboa se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes de Europa. Ha sabido sacar provecho de diversos acontecimientos internacionales, como la capitalidad cultural europea en 1994, la Expo 98 y la Eurocopa 2004. 

Propuestas culturales para millenials

El aumento del turismo ha provocado una intensa apertura de hoteles y hostels. Uno de los últimos que ha abierto sus puertas ha sido el grupo gallego Carrís, con el Bluesock hostel, junto a la céntrica Avenida de la Libertad. La gallega, Marta Serna, reponsable del hostel nos habla de ese aumento de milenials, sobre todo porque es una ciudad barata y con mucha oferta cultural.  "Esta ciudad ofrece diferentes atractivos para los jóvenes. Hay muchas cosas que hacer y tiene una zona de ocio nocturno tremenda, donde la gente se lo pasa muy bien. Eso ayuda al "turismo millenial". "Nosotros además por el estilo de hostel que ofrecemos, a lo que hay que añadir que los empleados somos todos jóvenes, nos permite ir al encuentro de ellos y orientarlos sobre como pueden sacarle más partido a su visita en la ciudad". Como en otros lugares de Lisboa, el Bluesock hostel, también cuenta con una terraza, abierta a clientes y otros visitantes, con interesantes vistas a la ciudad.

20190521_202040
Foto: angelaGonzaloM

Crono Project, es una iniciativa para embellecer la ciudad en la que participan 16 artistas urbanos, que permite redescubrir una urbe moderna recuperando los viejos bloques de viviendas de la capital lusa. Así podemos ver los grafitis de la estación de metro Picoas, la sombra de SAM3 con su cielo nocturno, cocodrilos, pájaros, murales abstractos.... Algunos de sus artistas son Blu, Os Gemeos, Vhils, Angelo Milano, Akay, Boris Hoppek o Momo. Otras citas culturales son los conciertos que se celebran a lo largo del año, o las pinacotecas, con obras de Rubens, Durero, Warhol, Rodin o las piezas egipcias del Museo Gulbenkian, a los que hay que añadir decenas de museos como los del fado, de coches, de azulejos, y esa joya que es el MAAT (Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología), inaugurado en 2016.

20190522_113312
Niños mirando el Oceánario / Foto angelaGonzaloM

 

Oceánario, mirador del mar

La ciudad había vivido de espaldas al río, y lo descubrió hace solo dos décadas. En el Parque de las Naciones, el Tajo se ve inmenso. Visitamos el oceánario, la estrella sobre la que giró la Expo de 1998. Se ha convertido en el mirador de los océanos. Cuando entramos en su interior todo el ambiente es oscuro, trasladando al visitante a un mundo habitualmente desconocido. "Fue concebido para proporcionar una experiencia absolutamente inmersiva. Nada te abstrae, nos dice Elsa Courela, Responsable de desarrollo y educación. Es una sensación única.. una relación íntima entre el visitante, el acuario y las 15.000 especies que coexisten en su interior".

20190522_104308
Foto: angelaGonzaloM

Es el segundo acuario más grande de Europa, flota sobre el agua y se accede a él por varias pasarelas. Desde su apertura, lo han visitado más de 24 millones de personas. A la salida encontramos el Parque de las Naciones, donde Lisboa muestra toda su modernidad, con amplias zonas verdes,  convertido en un lugar idóneo -aunque un poco alejado- para relajarse alguno de los días que paséis en la ciudad.

Ideal para ir con niños, y entre los atractivos de ocio, están las telecabinas sobre el río Tajo, junto al largo puente Vasco de Gama (12 kilómetros de longitud que une el norte y el sur de Portugal). También se pueden alquilar bicicletas, observar pájaros, o disfrutar de las terrazas, bares y restaurantes donde soportar apaciblemente el calor del verano lisboeta.

20190522_123216
Foto @angelaGonzaloM

En el Parque de las Naciones, encontramos edificios comerciales y zonas residenciales, con una arquitectura inspirada en temas marinos, como las torres de San Gabriel y Rafael, la torre Vasco de Gama, las cúpulas de la Estación de Oriente, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava, o el Pabellón de Portugal de Álvaro Siza Viera; el Pabellón Atlántico, lugar de conciertos, o la FIL (Feria Internacional de Lisboa), sin olvidar el Pabellón del Conocimiento, que acoge un museo de ciencia.

Lisboa, unida al Tajo

20190522_181506
Foto: @angelaGonzaloM

Regresamos al centro de la ciudad para disfrutar de otro mirador, el del Arco de la Rua Augusta, que ofrece muy buenas vistas sobre la plaza del Comercio, la catedral, la misma calle Augusta y el Castillo de San Jorge. Fue levantado para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del terremoto. En la Praça do Comerço estuvo ubicado el palacio real y a escasos metros está la estación fluvial de Cais de Sodré, desde donde salen las excursiones por el Tajo o los barcos que cruzan el río.

Lisboa ha mirado siempre hacia el mar, y a la salida de la urbe encontramos el último mirador de la ciudad. El de los descubrimientos. Ofrece una de las mejores vistas de la impactante fachada manuelina del Monasterio de los Jerónimos, de más de 300 metros de largo. Levantado para conmemorar el regreso de Vasco de Gama tras su viaje a la India, su impresionante claustro está plagado de elementos marítimos y de navegación, un homenaje al momento histórico más importante del país. Patrimonio de la Humanidad desde 1983, allí están enterrados los miembros de la realeza portuguesa, y encontramos las tumbas de Fernando Pessoa, Luis de Camões y Vasco de Gama.

20190522_163940
Foto: @angelaGonzaloM

En plena desembocadura del Tajo, en el barrio de Belém -el más monumental de la ciudad-, Lisboa mira a su Edad de Oro, cuando las naves portuguesas zarpaban para descubrir nuevas tierras. Allí está el símbolo de la ciudad, la Torre de Belém, sobre la antigua playa de Restelo, construida como fortaleza para proteger la entrada al puerto, un uso defensivo que quedó relegado para convertirse en el centro recaudador de impuestos y prisión.

20190522_153302
Foto: angelaGonzaloM

Desde lo alto del Monumento a los descubrimientos, se puede observar su decoración exterior, esculpida en piedra con galerías, torres de vigilancia, almenas en forma de escudos y elementos naturalistas que recuerdan a las colonias. El Padrão dos Descobrimentos, es un monolito con forma de carabela levantado para conmemorar el quinto centenario de la muerte de Enrique el Navegante, una figura que aparece acompañada de otros exploradores y personajes célebres de Portugal. Desde el mirador se puede ver también el Puente 25 de abril y las últimas imágenes del gran río ibérico antes de fundirse con el océano.

No nos extraña que Claudia Santos, periodista y guía turística nos diga "Yo no me imagino vivir en otra ciudad. Los miradores son muy importantes para relajarnos y ver el río, o como cae el sol sobre el puente. Eso nos da mucho ánimo".

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   29.may.2019 12:40    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios