« El turismo motor económico mundial supera a las exportaciones industriales | Portada del Blog | Apuntes turísticos mayo »

Ocho ciudades que han marcado la historia reciente de Europa

    lunes 9.may.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Hoy proponemos un viaje por 8 ciudades que han ido modelando la actual Unión Europea, y que forman parte de la memoria colectiva.

En la Unión Europea hay centenares de ciudades, algunas son conocidas por su arte, por su belleza, o porque forman parte de algún hecho histórico. En muchas ocasiones, por desgracia, están relacionadas con algún conflicto bélico. Pero otras, forman parte de la memoria colectiva y nos sirven de referencia para conocer el proceso de creación de la Europa comunitaria.
Vamos a conocer alguna de ellas.

Roma

Trevi_fountain_in_Rome_2004_(RaBoe) -Wikipedia

Relación con la UE

Primero fue París con los tratados de 1951, pero si hay una ciudad relacionada estrechamente con la construcción de la Unión Europea, esa es Roma. En 1957, seis países firmaban un acuerdo político que marcaba un antes y un después en la historia del continente y del mundo. Con el Tratado de Roma, la vieja Europa cerraba antiguas heridas y lanzaba un reto al futuro: la convivencia pacífica. Roma es sinónimo de Mercado Común, supresión de aranceles o política agraria.

Roma, una de las capitales más antigua de Europa

Roma es una ciudad que marcó la historia de Europa. Por el Foro Romano anduvo Julio César hace más de 2.000 años. Cerca encontramos el Coliseo Romano, el anfiteatro más grande construido durante el primer imperio que dominó el continente. Los romanos disfrutaron en sus gradas a lo largo de 5 siglos. Durante más de 500 años se ofrecieron batallas de gladiadores, competiciones de cuádrigas o espectáculos con fieras. Otro lugar de diversión fue el Circo Máximo, con espacio para 300.000 espectadores, situado entre los montes Palatino y Aventino. Era el circo más grande del imperio.

Trece años antes de Cristo se erigió el Ara Pacis, un monumento conmemorativo para celebrar la paz en el Mediterráneo. En el 126 se construyó el templo de Adriano, que es probablemente, el edificio mejor conservado de la época romana. A escasos metros encontramos otro edificio el Monte Palatino, zona de residencia de la alta sociedad de la época y donde nació la actual Roma. A orillas del río Tíber se encuentra el Forum Boarium, el mercado de animales de la época imperial, y en el margen derecho se levanta el Castillo Sant'Angelo, una fortaleza cercana al Vaticano.

Años antes, sobre el 100, se comenzó a construir el Mercado de Trajano, las primeras galerías comerciales del continente y actual sede del Museo de los Foros Imperiales. Hacia el 212 se levantaron las Termas de Caracalla, un espectacular centro termal de aquella época y en el 315 se erigió el Arco de Constantino, para celebrar la victoria de la batalla del Puente Milvi.

A estos momumentos históricos de la antigüedad, hay que añadir plazas, fuentes, museos, iglesias, básilicas o centros comerciales, lo que la convierte en una de las ciudades turísticas más importantes del mundo, con millones de turistas paseando por sus calles y edificios.

La Haya

International_Court_of_Justice (Wikipedia)

En el camino de la UE

Esta ciudad holandesa también ha marcado un hito histórico en la construcción de la actual Europa política. En 1986 se establecía el Acta Única Europea. Ya no había sólo 6 socios, a partir de entonces 12 países europeos compartían unos mismos retos. Las principales novedades que introdujo el Acta Única en La Haya, fue consagrar el Consejo Europeo, o reunión periódica de los Jefes de Estado y de Gobierno. El Parlamento reforzó sus poderes, y se tomaron medidas para coordinar las estrategias monetarias. La capital política de Holanda se ha convertido en los últimos años en un referente de la justicia internacional. No sólo es la sede central de Europol, sino que también acoge varias instituciones de Naciones Unidas, entre ellas la Corte Internacional de Justicia.

Apuntes turísticos de La Haya

Esta ciudad, duramente castigada durante la Segunda Guerra Munidal, es actualmente una población donde destacan tanto edificios históricos como modernos. Su centro histórico destaca por ser una zona muy animada, especialmente el Het Plein y el Grote Markt. Como capital administrativa, tiene imponentes edificios como el Parlamento, el "Biennenhof" que entró en funcionamiento en 1446. No se puede obviar la agitada zona portuaria de Scheveningen, un lugar popular de vacaciones por sus playas en la costa atlántica.

Una de las avenidas más bonitas es la Lange Voorhout, recorrida continuamente por carruajes de época y en la que se entremezclan edificios elegantes y árboles y que se encuentra cerca del Palacio Real. El edificio neorenacentista del Palacio de Justicia, construido en el siglo XIX es uno de los más emblemáticos de la ciudad, y para acceder a él puede seguirse el "Camino de la Paz", construidas con piedras procedentes de casi 200 países.

Maastricht

Maastricht,_stadszicht_met_Servaasbrug_foto3_2011-09-10_09.54_ Foto Michielverbeek (Wikipedia)

Otro hito de la UE

Sin movernos de Holanda nos desplazamos hasta Maastricht. Esta ciudad bañada por el río Mosa y cerca de las fronteras de Bélgica y Alemania, estará ligada para siempre a la construcción de la Europa común.

Allí en 1992 se superó el objetivo económico inicial y se avanzó hacia la unión política. Por primera vez se hablaba de Unión Europea. En el tratado de Maastricht se adoptó una policía exterior y de seguridad común y se creó un sistema de cooperación en materia de justicia. Se instauró la Unión Económica y Monetaria y se adoptó el euro como moneda única.

Maastricht, la mosquetera

Es la capital del sur, y una de las ciudades más antiguas del país. Conquistada por los romanos en uno de sus parques, en Aldenhofpark, encontramos la estatua del capitán de los mosqueteros. D'Artagnan, miembro de la guardia de Luis XIV de Francia, murió en esta ciudad durante la guerra franco-holandesa. A unos metros encontramos el Selexyz Dominicanen, una antigua iglesia convertida en librería, donde se conservan miles de libros repartidos en tres plantas. Una de las plazas más impresionantes de la ciudad es la del mercado, la Markt van Maastricht, rodeada de edificios del siglo XVII, como el Ayuntamiento. Todos los miércoles y viernes se organiza un mercado semanal.

En pleno centro histórico se encuentra la "puerta del infierno", la Helpoort, una de las entradas de la muralla construida en las primeras décadas del siglo XIII y la más antigua de Holanda. Tampoco os podéis perder la Basílica de San Servaas, la residencia del primer arcipreste del país, o la iglesia de St. Janskerk, junto a la plaza de Vrijthof.

Niza

1024px-Nice-night-view-with-blurred-cars_1200x900_Wikipedia W. M. Connolley

Europa incorpora a los Países del Este

En 2003, el testigo histórico lo recoge la ciudad francesa de Niza. El objetivo del tratado que lleva su nombre era reformar la estructura institucional para afrontar la ampliación hacia el Este.

Se intentó delimitar las competencias concretas entre la Unión y los Estados miembros, fortalecer la Carta de Derechos Fundamentales, simplificar los tratados haciéndolos comprensibles para los ciudadanos y establecer el papel de los parlamentos nacionales. El escollo más importante estuvo en establecer un sistema de voto de cada país en el Consejo Europeo. Acabó estableciéndose un complicado sistema de mayorías teniendo en cuenta el número de habitantes de cada país.

Niza, un paseo junto al mar

De todas las ciudades que hemos visitado en este recorrido turístico-histórico-cultural, esta es la más marítima. Situada junto al Mediterráneo, sus callejuelas en el casco antiguo nos permite explorar iglesias, tiendas antiguas, cafeterías y plazuelas escondidas. La zona más transitada, es el paseo marítimo o Promenade des Anglais, (el paseo de los ingleses). Un lugar de encanto, con la fachada marítima formada por hoteles del siglo XIX, junto a ellos el parque del Castillo (Parc du Château) desde el que se pueden disfrutar de magníficas vistas no solo del paseo sino fantásticas del Mediterráneo. Entre los museos, encontramos el dedicado a Matisse, o el de Arte Moderno y Contemporáneo o el de Bellas Artes, con obras de Rodin, Degàs y Monet, entre otros artistas. Sin olvidar la catedral ortodoxa rusa, dedicada a San Nicolás, construida a principios del XX.

Lisboa

P_Torre-de-Belém_660x371

Un tratado para el futuro

Como todo en la Unión Europea lleva su tiempo. Y el final de este viaje institucional, hasta el momento, nos lleva a Portugal. En diciembre de 2009, los 27 firmaron el llamado Tratado de Lisboa, que junto con los de Roma y Maastricht son los de mayor calado histórico. La capital portuguesa creaba las figuras del presidente del Consejo Europeo y del Alto Representante para Asuntos Exteriores, otorgaba a la Carta de los Derechos Fundamentales un carácter vinculante y concedía más poder al Parlamento Europeo.

Lisboa, antigua y señorial

La capital portuguesa sigue siendo antigua y señorial, como recordaba la vieja canción, pero también es joven y vanguardista, romántica y acogedora, vital y culta y, desde luego, sabrosa y dulce. Hay una Lisboa evidente, que se descubre desparramándose a los pies desde cualquiera de sus siete colinas y que ofrece una perspectiva diferente.

La visita debe comenzar por uno de sus “miradouros”, a los que se llega en elevadores o tranvías, como el de Sáo Pedro de Alcántara en el Barrio Alto que divisa la ciudad con el telón de fondo del Castelo, o, justo enfrente, el de Nossa Señora do Monte que, como un espejo, refleja el encanto del Barrio Alto. Aunque el más popular es el de Santa Luzía, con sus característicos mosaicos, hoy bastante deteriorados, sobre el barrio de Alfama, con el río al fondo. Pero sin duda la mejor vista de Lisboa se aprecia desde el Castelo de San Jorge, el monumento más antiguo de la ciudad y el mejor punto de referencia. Sus orígenes fueron romanos y árabes y su aspecto similar al actual se consiguió tras la conquista cristiana.

Los frecuentes terremotos, pero también el criterio de sus gobernantes, ha hecho que en la ciudad no haya grandes palacios, ni iglesias monumentales, ni construcciones ostentosas. Desde el Castelo se aprecia la ciudad del siglo XVIII. Junto a él está Alfama, uno de los barrios más antiguos de la capital lisboeta, con su estructura árabe, calles en laberinto, patios y callejones, la Catedral o la Feria de la Ladra (el Rastro). El funicular de Bica, otro barrio histórico, construido en 1892 subre entre casas, por una calle en la que las aceras son estrechos escalones. Para subir al Barrio Alto, con origen en el siglo XVI, hay que utilizar el ascensor da Glória. Y para pasear no hay que olvidar el eje comercial de la Rua do Ouro, Rua da Prata y Rua dos Fanqueiros, la Plaza del Comercio o el Parque de las Naciones, donde se realizó la Exposición Mundial de 1998.

Schengen

La triple frontera, un espacio común

Estrellas Schengen

Esta ciudad luxemburguesa, se encuentra en el punto en el que confluyen Francia, Alemania y Luxemburgo. En 2015 se cumplieron los 30 años de la entrada en vigor del acuerdo que lleva su nombre y que puso fin a los controles fronterizos dentro de los países de la Unión. En 1995 la Europa sin fronteras se convirtió en una realidad. Desde entonces unos 500 millones de personas de 25 países pueden desplazarse libremente a lo largo de casi 8.000 kilómetros de fronteras terrestres y 42.000 marítimas

Buscar Schengen en internet, es lo mismo que encontrar la esencia de Europa. Miles y miles de entradas relacionados con el tratado que lleva el nombre de esta ciudad, bañada por el Mosa, y en la que podemos realizar un paseo en barca. Destaca el centro Europeo, y el monumento en honor al acuerdo, formado por tres estrellas de metal, que simbolizan a los países firmantes del acuerdo, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia y Alemania. Muy cerca está el castillo, que aparece en escritos históricos en 1350, aunque después de varias remodelaciones, solo queda una torre original, que fue dibujada por el poeta Victor Hugo en 1871. "El jardín sin límites", tiene diseño barroco y reune plantas aromáticas de diferentes países europeos.  Por los alrededores de la población encontramos viñedos que pertenecen a la denominación "Markusberg". 

Bolonia

El Schengen universitario

1024px-Bologna014 Foto Ilario - User Cassinam (Wikipedia)

Famosa en la Edad Media por su escuela de Humanidades, el nombre de esta ciudad italiana va íntimamente ligado a la que se considera Carta Magna de las Universidades Europeas. En 1988 se proclamaron sus principios básicos: establecer unos estudios universitarios que han de potenciar la libertad de investigación y enseñanza, agilizar la selección del profesorado, garantizar el aprendizaje de los estudiantes y facilitar el intercambio entre universidades.

Capital de Emilia-Romaña, conocida popularmente como la Docta, la Roja y la Grasa "marida" perfectamente el pasado, las tradiciones y la modernidad. Cada año acoge a miles de estudiantes extranjeros y entre sus atractivos destacan los techos rojos de la ciudad, muy típicos en la Edad Media. La Piazza Maggiore, la plaza central de la ciudad que conserva la forma del siglo XV, está rodeada por los Palacio Comunal o alcaldía, del Podestá y del "Rey Enzo", además de la basílica de San Pertronio, a los que hay que añadir, cafés y tiendas desde donde se toma el pulso a la ciudad. Los símbolos más conocidos son las Torres de los Asinelli y Garisenda, dos de los veinte torreones que todavía quedan en pie. En el casco antiguo destaca uno de los elementos más característicos de esta ciudad del centro de Italia, los pórticos, de más de 30 kilómetros y que a lo largo de la historia han refugiado a autóctonos y visitantes de la lluvia o el sol. Circundando la ciudad, encontramos las murallas del siglo III, casi totalmente desaparecidas por las carreteras de circunvalación del municipio.

Westerngrund

El ombligo de Europa

Geographic_centre_of_the_European_Union_Westerngrund_ Foto wikipedia

Acabamos este viaje por este grupo de ciudades con nombre propio en una pequeña localidad alemana, desconocida para la gran mayoría. Se trata de Westerngrund. Su fama seguramente será fugaz, pero tiene el honor de estar en el centro geográfico de la UE. Consiguió esta distinción después de que la UE se ampliara a Croacia.

Desde 2013 el ombligo de la Unión Europea no es ni Bruselas, ni Estrasburgo o Luxemburgo, sino esta pequeña localidad bávara, que ahora disfruta de una fama efímera pues sabe que depende del proceso histórico que siga adelante la propia Unión Europea.

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    9.may.2016 01:02    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios