« Girona-Costa Brava, el paraíso de los festivales musicales | Portada del Blog | ¿Has sufrido problemas en tu vuelo? Estos son tus derechos »

El Brexit afecta al turismo del Reino Unido, España, Francia, Italia y Grecia

    sábado 25.jun.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Descarga

La victoria del brexit en el referéndum del jueves, al inicio de la época estival, afectará negativamente a los propios británicos, que verán como se devalúa su moneda, respecto al dólar (el Banco de Inglaterra predijo una devaluación del 12 al 15%) y como aumenta su gasto en sus habituales lugares de destino: las costas españolas, el interior de Francia, las ciudades italianas y las islas griegas. Todos estos países se habían beneficiado de la caída del turismo británico y alemán en el norte de África, los dos países más viajeros de la Unión Europea.

Aunque no sea lo mismo, muchos británicos preferirán disfrutar sus vacaciones en Cornwall que en Canarias. El año pasado visitaron España 15,5 millones de turistas de esa nacionalidad que gastaron unos 14.000 millones de euros. Las comunidades que más se pueden ver afectadas por las repercusiones del brexit en la economía británica son Canarias, Andalucía, Baleares, Valencia y Murcia. Solo en los seis primeros meses del año los británicos gastaron 6.627 millones de euros, un 14,5% más que el año anterior. Eso significa que uno de cada cinco euros de turistas proceden de los ciudadanos de la isla, el 20% del gasto foráneo. Eso sí, los turistas gastan cada vez menos, unos 851€ por persona. Desde principio de año, el ingreso por turismo ha alcanzado los 32.685 millones de euros. 

Francia es, después de España, el segundo destino de los turistas británicos. Unos 6 millones viajaron el año país al hexágono. Actualmente hay 3 equipos de las islas compitiendo en la Eurocopa2016, que si no fueron previsores y cambiaron las libras a euros, ahora verán como se encarece su estancia en las ciudades que acojen la competición deportiva.

En Italia, las ciudades del arte y las estaciones de esquí del Valle de Aosta, son las que pueden salir más perjudicadas. Durante la temporada de invierno un 25,3% de los turistas que pernoctan en Aosta son británicos, en Campania, son el 18,2% y el Lazio, Piamonte y Sicilia, suponen el 9% de los visitantes.

Grecia recibió en 2014, unos 22 millones de turistas, la mayoría británicos, alemanes, franceses y españoles. Hace unas semanas se anunciaba que los precios de los hoteles eran un 8% más bajos que en los primeros días de julio de 2014. Ese año, unos 2,40 millones de ciudadanos británicos visitaron el país heleno lo que significó un aumento del 14,7%,

Para los turistas británicos, con la libra esterlina en su momento más bajo en los últimos años, el precio de una taza de café en París, o pasar una noche en un hotel de lujo en las Maldivas, aumentará. El incremento de los precios de productos como la gasolina o el petróleo encarecerán el transporte aéreo y los viajes por carretera a otros países de la UE, una forma habitual de viajar de muchos británicos. Pero el Reino Unido también se hará más atractivo para los europeos, dado que será más barato comprar en ese país.

Los que ya tengan pagados sus billetes, han de saber que el reglamento de viajes combinados permiten a los operadores turísticos absorber el primer 2% de aumento, y solo si el precio sube más del 10 por ciento, el consumidor tiene derecho a cancelar su viaje. Ante la posibilidad de una salida de la UE, algunas empresas ya habían previsto el pago anticipado a compañías aéreas y hoteleros. No les ocurrirá lo mismo a los que tengan que pagar por el alojamiento o coches de alquiler, que si han deshacerlo en libras esterlinas, comprobarán como aumentará su gasto. Según los partidarios del Bremain, el coste suplementario para una familia de cuatro personas durante 8 días se elevaría unos 291 euros.

El "cielo abierto", uno de los beneficios más tangibles de la pertenencia a la UE, permite desde 1994 que cualquier compañía aérea europea pueda volar libremente entre dos ciudades. Eso permitió desarrollarse a aerolíneas como easyJet y Ryanair obligando a las grandes compañías a reducir costos y tarifas. Es difícil que cambie, porque a muchas ciudades les interesa mantener vuelos low cost y el Reino Unido puede negociar unas normas similares a las de Noruega o Islandia. Si no se llegara a un acuerdo con la UE, cada ruta debería renegociarse, aunque produciría un colapso burocrático. Además Londres es uno de los centros más importantes, un hub clave, en los vuelos del continente lo que parece poco probable que afecte a las rutas británico-europeas. Inmediatamente después de conocerse el resultado del referendo EasyJet anunció que su objetivo es acelerar las conversaciones con los gobiernos de Londres y Bruselas, así como con los reguladores, para asegurar que el Reino Unido siga siendo parte del mercado único de aviación europeo.

Si las negociaciones con la UE son cordiales, como así se prevé, no deberían cambiar las tarifas de roaming, ni tampoco los derechos de los consumidores para recibir las compensaciones por incumplimientos de las aerolíneas, compañías navieras, de autobuses o ferroviarias. Puede haber cambios en la cobertura sanitaria tanto para los británicos que viajen a otros países europeos, como al revés.

El 75% de los visitantes internacionales del Reino Unido, proceden de la Unión Europea, el 12% de Estados Unidos y el 10% son canadienses. Actualmente el Reino Unido no pertenece a la zona Schengen, pero permitía a los ciudadanos europeos viajar con el carnet de identidad, lo que si podría cambiar es que dentro de unos años fuera necesario presentar en la frontera el pasaporte. Una medida que sería recíproca tanto a los británicos como a los europeos. 

La salida del Reino Unido de la UE, no será un acontecimiento apocalíptico, pero a corto y medio plazo zarandeará al sector turístico europeo y británico.

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   25.jun.2016 20:54    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios