« El Monasterio de Piedra preparado para el octavo centenario | Portada del Blog | Las vacaciones pagadas, inicio del turismo masivo, cumplen 80 años »

Exposiciones: Últimos días de los divisionistas italianos. Georges de La Tour se despide del Prado

    jueves 2.jun.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Ciego tocando la zanfonía ©Museo Nacional del Prado

El Museo del Prado finaliza el 12 de junio, la exposición dedicada a Georges de La Tour, pintor francés, famoso en su tiempo (s. XVII) y luego completamente olvidado que no fue redescubierto hasta el siglo XX, a partir de la exposición Pintores de la realidad (1934). La Tour recobró un lugar eminente en la pintura francesa, confirmado por la sonada adquisición, en 1960, de la Echadora de la buenaventura por el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, y por las dos exposiciones monográficas consagradas al artista, en 1972 y en 1997, ambas en París.

La muestra destaca por el número de obras expuestas dado que se conservan muy pocas. A principios del siglo XX se recuperó el interés hacia el pintor, cuya obra, influenciada por Caravaggio, se divide en dos etapas: una primera con escenas diurnas en las que refleja su Lorena natal, y una segunda en la que se centra fundamentalmente en paisajes nocturnos con contrastes lumínicos violentos y tipos físicos populares, como mendigos, músicos callejeros o viejos pendencieros. Las escenas religiosas tratadas con suma delicadeza son otra de sus temáticas más recurrentes.

Si no puedes visitar la exposición, el Museo del Prado que expone habitualmente Ciego tocando la zanfonía y San Jerónimo leyendo, facilita un resumen

 

 

"Del divisionismo al futurismo. El arte italiano hacia la modernidad", hasta el 5 de junio en Fundación Mapfre

La exposición cierra sus puertas el 5 de junio en la Sala Recoletos de la Fundación Mapfre. La muestra guía al visitante en torno a los orígenes y evolución del divisionismo, movimiento artístico ajeno a las corrientes del resto de Europa, a través de la obra de sus principales protagonistas en Italia.

Está formada por una selección de 80 obras maestras de los artistas más reconocidos del movimiento, Giovanni Segantini, Giuseppe Pellizza da Volpedo, Giaccomo Balla, Angelo Morbelli, Umberto Boccioni, Gino Severini y Carlo Carrà, quienes influyeron en la renovación del arte italiano entre finales del siglo XIX y principios del XX, así como en la aparición de la vanguardia futurista.

El divisionismo fue un movimiento artístico en el que las nuevas investigaciones sobre la luz y el color y la división de los tonos eran consideradas como un medio sometido al mensaje de la obra. En su temática abundan los contenidos sociales que reflejan la situación de las clases más desfavorecidas.

Nudo di Spalle. Controluce, Umberto Boccioni. 1909, Mart, Museo di Arte moderna e contemporánea di Trento e Rovereto. Collezione L.F.

Estuvo relacionado con el simbolismo y sentó las bases para el movimiento futurista que irrumpió en el panorama artístico italiano desde 1909, llegando a ser uno de los movimientos de vanguardia por excelencia.

Organizada en colaboración con el Museo di Arte moderna e contemporánea di Trento e Rovereto, cuenta con préstamos de colecciones particulares e instituciones internacionales como el Metropolitan Museum of Art, la Galleria d’Arte Moderna y la Pinacoteca di Brera, la Galleria degli Uffizi, la Galleria Nazionale d’Arte Moderna e Contemporanea di Roma, el Museo Segantini, el Centre George Pompidou, el Gemeentemuseum o el Museu Nacional d'Art de Catalunya, entre otros.

 

Ángela Gonzalo del Moral    2.jun.2016 15:31    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios