« Tour 2016: visitando Francia desde el sofá | Portada del Blog | Viajando por el metro de Madrid »

La selección islandesa escaparate turístico para Islandia

    domingo 3.jul.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

AFP_CP9BL_326e7-Foto AFP

Tres momentos de su historia reciente han puesto de moda Islandia. La grave crisis económica que puso al país al borde de la bancarrota y el volcán Eyjafjallajokull, que durante días convirtió en una dura aventura los viajes en avión por Europa y obligó a suspender miles de vuelos, provocando un caos aéreo sin precedentes. Ahora la selección de fútbol se ha convertido en un escaparate turístico de ese país, gran desconocido del resto de europeos. Gane o no la Eurocopa 2016, Islandia coloca al alza su turismo.

Julio Verne consideraba que esta pequeña isla de poco más de 100.000 km2,  en el lugar ideal para iniciar un viaje al interior de nuestro planeta. Al menos así lo relata en su obra "Viaje al centro de la Tierra".  Sus volcanes, géiseres y centrales geotérmicas son el sitio más cercano al corazón de las profundidades terráqueas. Este país que vive entre el sol de medianoche y las auroras boreales, atrae cada año a más turistas. En 2015 recibió 1.261.938 extranjeros, superando el millón de 2014, lo que supuso un crecimiento del 30%. Su turismo estaba tradicionalmente compuesto por turistas de otros países nórdicos, pero desde principios de esta década ha aumentado el interés por conocer este pequeño país entre los ciudadanos del resto de Europa.

De septiembre a abril el cielo baila ante los ojos de los turistas, gracias a la oscuridad extrema de esta estación. La mejor forma de observar las auroras boreales es a las afueras de las grandes ciudades, donde la falta de luz en el campo permite la mejor visualización de las brillantes luces verdes a partir de las nueve de la noche. Esperando que el viaje sea placentero, estos son algunos de los atractivos de esta isla nórdica. 

Langisjormosi-001

País de contrastes no deja indiferente a nadie. Bajo el emblema “la tierra de hielo y fuego”, ofrece una gran diversidad de paisajes impactantes. Alberga desde uno de los glaciares más grandes de Europa –el Vatnajökull– hasta algunos de los volcanes más activos del mundo, campos de lava cubiertos de musgo y fiordos. Los amantes de los animales disfrutarán con su fauna. A partir de mayo comienza la mejor época para el avistamiento de aves. La isla cuenta con 75 especies de aves autóctonas, como el frailecillo común, que con su pico triangular y plano, rojo y amarillo, es el símbolo del país. Entre junio y agosto se pueden avistar ballenas y focas.

La diversidad de sus paisajes permite practicar deportes y actividades de aventura de lo más variopintas, como dar un paseo en caballo vikingo por las praderas; hacer submarinismo o esnórquel entre peces exóticos; recorrer Reikiavik en bicicleta o, realizar senderismo por glaciares rodeados de impresionantes vistas. En la isla podemos encontrar numerosas piscinas municipales de aguas termales. Estas aguas están calientes por la energía geotermal que aportan los numerosos volcanes del país. Algunos de los más famosos son la Laguna Azul, a 45 minutos de Reikjavik, y los Baños Naturales de Mývatn, en Húsavik.

Una de las mejores opciones para recorrer el país es la autocaravana, ya que permite acampar en cualquier lugar, siempre y cuando no sea un espacio especialmente protegido. Por el camino podemos adentrarnos en el interior de una cueva de hielo para conocer la evolución de los glaciares o viajar al interior de un volcán. Otra opción es alquilar una casa turf, unas viviendas vikingas, construidas con madera, cubiertas de tierra y hierba, que le confiere un aislamiento térmico natural.

Viajar a esta isla atlántica, nos permite degustar una gastronomía exótica para nosotros como es la carne de ballena, frailecillo o reno. Especialidades culinarias que hacen las delicias de los paladares más exquisitos. Uno de los platos más populares es el perrito caliente islandés, con cebolla frita y cruda, kétchup, mostaza y salsa remoulade.

VítiinAskjaSkarpi_1H1B5037

El punto de salida y entrada al país es su capital, Reikjavik. La ciudad goza de una gran oferta cultural: galerías de arte, museos, librerías, tiendas de música y cafés. Durante todo el año se celebran numerosos festivales de música, cine y moda, con actividades muy diversas. El Festival Vikingo de Hafnarfjördur, que se celebra en junio, atrae a familias con sus pasacalles, canciones y bailes, caminatas por la noche y trajes vikingos. También destaca el festival de música sónar, que suele celebrarse en febrero.

Tenéis más información en la página de Oficina de turismo de Islandia o Icelandair. Islandia Tours es una de las agencias especializadas en este país, aunque seguro que a partir de ahora, muchas otras agencias incluirán sus paquetes turísticos para este país que ha dado la campanada en Europa al llegar a cuartos de final, tras ganar a Holanda, Inglaterra o Portugal. Ellos ya estaban satisfechos con llegar a Francia pero han demostrado que nunca se puede poner límites a los sueños.

Categorías: Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    3.jul.2016 17:56    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios