« Viajando por el metro de Madrid | Portada del Blog | Bratislava, una tranquila capital europea »

Portugal, fútbol y turismo deportivo

    lunes 11.jul.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

  0LG_RTRMADP_3_SOCCER-EURO_763e1_Foto Reuters

Dos pequeños países: Islandia y Portugal han robado los corazones de los europeos durante la Eurocopa celebrada en Francia en el último mes. Ambos se enfrentaron a los anfitriones, el primero perdió y el segundo le arrebató el título en el último suspiro y se proclamó campeón de Europa 2016. Las dos selecciones han atraído la mirada de millones de europeos, convirtiéndose en los mejores embajadores del turismo para sus países.
Portugal, es uno de los principales destinos turísticos de los españoles. Su carácter amable quedó reflejado en el vídeo que mostraba a un niño que abrazaba a un abatido seguidor francés en París. Una imagen impagable para los responsables turísticos.

El deporte es una excusa como otra cualquiera para visitar un país o una región. Portugal no es una excepción. 

Los amantes del "deporte rey", pueden aprovechar esta ocasión para visitar algunos campos de fútbol, que aunque no llegan a la fama de otros estadios europeos, vale la pena visitar. El Estadio Da Luz, donde habitualmente juega el Benfica, acogió la final de la Champions en 2014 entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid. Tiene capacidad para más de 65.000 espectadores y se inauguró precisamente para celebrar la Eurocopa 2004, que se disputó en Portugal y que acogió la final de ese campeonato, en el que los portugueses perdieron ante la selección griega. Otro estadio mítico es el José Alvalade, en el que juega el Sporting de Lisboa y que en 2005 acogió la final de la UEFA entre el equipo propietario del club y el CSKA de Moscú. No menos importante es el estadio Do Dragado del Porto, inaugurado también en 2003 para acoger partidos de la fase final de la Eurocopa, sustituyó al antiguo Das Antas.

No tiene la misma solera que los anteriores, pero también se puede visitar el estadio del Algarve de Faro, y se puede aprovechar la estancia para ver las instalaciones por las que discurre el rally de Portugal, que forma parte del calendario del Mundial de Rallies. El finlandés Markku Alén es el rey de esta carrera. Carlos Sainz ganó en 1991 y 1995. También son conocidos los rallies de Azores y Madeira. Estoril acogió entre 1984 y 1996 el Gran premio de Fórmula 1 y desde 2000 el de Motociclismo.

Deportes náuticos en el Atlántico

El deporte está muy ligado a la capital lisboeta. Bañada por el océano Atlántico, permite disfrutar de multitud de actividades al aire libre. Una de los deportes estrella es el surf, potenciada por las características de su costa con altos acantilados y pequeñas ensenadas de arenal. Los ocho kilómetros de playa de Eiceira, considerada una de las mejores por Save the Waves Coalition, atrae a miles de surfistas. Otras zonas para practicar actividades náuticas como vela, windsurf, canoa, bodyboard o skimming son la Foz do Lizandro, las playas de S. Loourenço y S. Sebastiao o la Ribeira d'Ilhas. Otra de las más icónicas del país es la playa de Guincho, situada en el Parque Natural de Sintra-Cascais, beneficiada por los fuertes vientos del norte que forman impresionantes olas, que pueden ser surfeadas o vista desde parapente, aprovechando los acantilazados de la zona. Al sur de la capital encontramos los 15 kilómetros de las playas de la Costa da Caparica, Vila da Costa, Fonte da Telha o Playa dos Medos, donde se reúnen los kitesurfistas.

Otros prefieren deportes más tranquilos. Muchos turistas aprovechan su estancia en la región de Lisboa para practicar el golf en los numerosos campos que rodean la ciudad con vistas al mar, a extensas dunas o lagos. El año pasado obtuvo el premio al mejor destino de este deporte, otorgado por IAGTO (Asociación Internacional de Tour Operadores de Golf).

Lisboa la ciudad de los acuarios

Los que prefieran tranquilidad, pueden pasear en barco por la desembocadura del Tajo, subir a pie las siete colinas sobre las que se asienta Lisboa o disfrutar del Oceanário, el segundo más grande de Europa. Fue inaugurado coincidiendo con la Exposición Universal de 1998, con el lema “Los océanos, un patrimonio para el futuro”. El Oceanário de Lisboa tiene más de 17 años de existencia y más de 19 millones de visitantes. En el último año ha recibido a turistas de más de 180 países. La exposición “Bosques sumergidos de Takashi Amano” ha sido visitada por más de 300.000 personas. Los cuatro hábitats representados convergen en el centro del edificio reforzando la idea de unidad de los oceános, y ha sido distinguido como el mejor acuario del mundo, según los visitantes de la web TripAdvisor.


También se pueden acercar al Vasco de Gama, que no tiene la espectacularidad de otros grandes centros de vida marina en el mundo, porque se trata de un acuario científico y pedagógico. Abrió sus puertas en 1898, durante la celebración del cuarto centenario de las celebraciones del Descubrimiento de la ruta marina de las Indias, por el gran navegador luso Vasco da Gama. Desde 1896 a 1907 la institución supervisó doce campañas oceanográficas en la que se recogieron muestras de vida marina, que ahora pueden observarse en el museo del centro.

Premiado el lujo portugués

Después de jornadas de trasiego por las calles de la capital portuguesa, aquellos que se lo puedan permitir pueden acabar el día en uno de los lujosos spas que se distribuyen por la ciudad. Lisboa, ha conseguido recientemente seis premios de lujo en los Luxury Awards. El Hotel Valverde de Lisboa, ha sido reconocido como "Mejor cocina portuguesa" por su restaurante "Sitio Valverde", en el que destaca la cocina de autor del chef Carlos Sousa. El premio a los mejores restaurantes de lujo de todo el mundo se entregan en base a la excelencia culinaria, a la ambientación del local y al servicio excepcional del personal. Este galardón tiene como objetivo poner en relieve las características de estos restaurantes y elevar el nivel de calidad de la cocina y su servicio.

No es la única distinción que han obtenido los portugueses en estos premios. El Gspa, en Altis Grand Hotel, ha conseguido uno de los premios al mejor "Spa de Lujo Emergente" de Europa y el mejor "Fitness Spa" del país. BSpa de Karin Herzog, en el Altis Belém Hotel &Spa, situado a orillas del Tajo, ha sido uno de los premiados como "Hotel Spa de Lujo". Las categorías "Spa Boutique de Lujo" ha sido para Sayana Wellness, ubicado en la planta 23 del Myriad y el "Spa de Destino de Lujo", para Spirito Spa del hotel Sheraton de la capital portuguesa. Al que hay que añadir el "Spa de Lujo Emergente", que ha ido a parar al Spa Porto Bay Liberdade.

  • Links para visitar Lisboa

Visit Lisboa
Ask me Lisboa

Categorías: Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   11.jul.2016 14:29    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios