« Los desastres naturales destruyen patrimonio de la humanidad | Portada del Blog | Deshielo diplomático y reanudación de vuelos EE.UU-Cuba, Reino Unido-Irán y Rusia-Turquía »

El motín de Aranjuez, una rebelión popular llevada a escena

    viernes 2.sep.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

  MOTiN_18_Foto Ayuntamiento Aranjuez

Aranjuez inicia un año más sus fiestas del Motín, que este año presentan el estreno de un nuevo texto para la representación de los hechos de 1808 y que podrá verse este sábado en la Plaza de Parejas. 150 vecinos participan en la teatralización de una de las revuelta más importantes de España. Entre las novedades está también la presencia de un nuevo personaje, Escóiquiz, considerado el verdadero instigador del motín, y la incorporación de Gabriel, lacayo de Godoy. Para Paco Carrillo, director desde los inicios de esta representación lo más destacado de las innovaciones es que "demuestran que el Motín continúo más allá de marzo de 1808". La alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, ha destacado la importancia histórica de su ciudad porque "el levantamiento sirvió para mucho, sin él no se habría creado la Junta Central Suprema, ni se habría proclamado la Constitución de Cádiz".

Desde 2014 las fiestas del Motín de Aranjuez, tienen categoría de Interés Turístico Internacional. Hace más de treinta que este pueblo madrileño teatraliza este hecho histórico, en este caso ocurrido hace 208 años. Imaginemos aquel momento.

«¡Muerte a Godoy!», favorito y primer ministro del rey Carlos IV. Un grito que estremece las cancillerías europeas en la primavera de marzo de 1808. Europa mira con interés, esperanza y algo de romanticismo, lo que sucede en Aranjuez, la villa de descanso de la familia real española. El pueblo se ha amotinado. En mayo le seguirán Madrid y luego otras ciudades. Es el estallido final contra el orden establecido en España y el comienzo de la caída del imperio napoleónico. La noche del 17 de marzo de 1808, aprovechando la visita por sorpresa del rey, los ribereños asaltan la casa de Godoy. Dos días más tarde, el rey Carlos IV abdica en su hijo Fernando VII.

Dos siglos más tarde, desde 1981, los arancetanos siguen rememorando ese momento histórico. Cada primer fin de semana de septiembre los vecinos de Aranjuez recorren las calles con sus antorchas y el redoblar de los tambores. Al grito de «¡Muera Godoy!», un grupo sube con escaleras y cuerdas hasta las ventanas y rejas del palacio del que se llamó «príncipe de la paz», hoy convertido en un colegio.

ASALTO_GODOY_4_Foto Ayuntamiento-Aranjuez

«Para nosotros es muy importante representar esa parte de la historia, no solo de nuestra ciudad, sino también de España y Europa», nos dice una de las mujeres que participa en el Motín desde hace más de 25 años. «Es muy emocionante», añade su compañera, ataviada con el traje de la época, mientras ensayan la escena en la que se pelean porque una defiende al monarca y otra es partidaria de que abandone el poder. Un castillo de fuegos artificiales pone fin al primer día de representación recordando el incendio de la vivienda de Manuel Godoy.

La Fiesta del Motín de Aranjuez se celebra ininterrumpidamente desde la década de los 80, «se escogió septiembre, para que coincidiera con una fiesta ganadera tradicional, y porque en marzo hace mucho frío y mal tiempo», nos explica uno de los organizadores. Desde 1990 es una fiesta de Interés Turístico Nacional, y en 2014 obtuvo la categoría de Interés Internacional. Un privilegio que comparte solo con otras 50 fiestas en España, entre las que destacan las Fallas, los Sanfermines, varias celebraciones de Semana Santa, el certamen de habaneras de Torrevieja, el Festival del Cante de las Minas en la ciudad murciana de La Unión, o la Feria de Abril de Sevilla.

Como en todas la participación popular es importante. Más de 140 personas actúan en esta representación que dura dos días y son muchas las familias que están presentes en alguno de los cuadros artísticos que se representan. «Yo cuando estoy sobre el escenario lo único que me preocupa es no olvidar mi texto, y que todo salga bien», nos explica uno de los actores. «Aunque los ensayos puedan ser un poco pesados, es muy emocionante cenar un bocadillo en el mismo palacio real. Eso es un privilegio que pocos se pueden permitir», añade una de sus compañeras de reparto. Desde mediados de agosto los ensayos son diarios, no puede fallar nada.

ASALTO_GODOY_1_BAJA_Foto Ayuntamiento Aranjuez

La fiesta del Motín de Aranjuez está tan viva como el deseo de los vecinos de que se recuerden unos hechos históricos. En 1984 se instauró la figura del Amotinado mayor, que recae en personalidades destacadas del país. El primero fue el Nobel de Literatura, Camilo José Cela, y también lo ha sido el expresidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch. Este año será el campeón de España de esquí adaptado Jorge Jiménez Díaz. Un espectáculo multimedia abre paso al segundo día de fiesta. Frente al palacio real, en la plaza de Parejas, (7.000 m2), se oye la marcha «Las Parejas» de Boccherini. Así se traslada a los visitantes a la Corte del rey Carlos IV.

«El motín de Aranjuez de 1808 cambia la percepción que Europa tiene de España, que desde entonces, se ve como la única nación que se ha atrevido a enfrentarse al gran Napoleón y a sus tropas, imbatibles hasta ese momento. Los viajeros que llegaban a España divulgaban una visión romántica y épica del motín», explica Magdalena Merlos, encargada de Patrimonio Mundial del Ayuntamiento de Aranjuez y archivera municipal. En Inglaterra se habla de revolución de Aranjuez, y se magnifican los hechos. El nombre de la ciudad se incluye en los libros de viajes, en dibujos o incluso en abanicos. La hazaña se canta por los pueblos en coplillas, y en la época de Isabel II los visitantes que llegaban a la ciudad, todavía podían ver el palacio de Godoy quemado y se imaginaban la valentía de los vecinos y la caída de la tiranía. Se escriben novelas de tipo romántico donde aparece Aranjuez como escenario, que llega a su momento más destacado en los «Episodios Nacionales», de Benito Pérez Galdós.

Aérea Aranjuez_Foto Ayuntamiento Aranjuez

Aranjuez y su historia

Dentro de ese ambiente de fiesta, en la bicentenaria plaza de toros, se celebraba, hasta este año, una corrida goyesca, en la que también participaban los ribereños. Es el segundo coso más antiguo de España y tiene el honor de haber acogido a las grandes figuras del toreo y de que en el albero no haya muerto ningún matador.

Aranjuez es una ciudad no solo llena de historia, fue residencia de primavera de los reyes españoles desde 1489 y Real Sitio desde 1560. Es además Paisaje cultural de la Humanidad de la Unesco desde 2001, porque mantiene una estrecha relación entre la naturaleza y la acción del hombre, integrando componentes naturales y culturales, tangibles e intangibles. Por sus calles paseó Francisco de Goya, pintó Santiago Rusiñol, y en sus jardines se inspiró Joaquín Rodrigo, para componer el «Concierto de Aranjuez», inmortalizando el nombre de la ciudad. Incluso el escritor alemán Friedrich Schiller, ambientó en el palacio su «Don Carlos, infante de España», que posteriormente serviría de liberto en la ópera «Don Carlo», de Verdi.

 

Además de música, pintura y literatura, Aranjuez también evoca gastronomía. El Tajo baña su territorio produciendo una gran variedad y riqueza hortofrutícola. En 1851, para poder transportar la producción hasta Madrid, entró en servicio el «Tren de la Fresa», la segunda vía férrea que se construyó en España, actualmente convertido en un tren turístico que funciona de mayo a junio.

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    2.sep.2016 19:38    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios