« El turismo se reinventa en Fitur 2017 | Portada del Blog | "Sudáfrica y España tienen una relación especial desde el mundial de 2010" »

Año internacional del turismo sostenible para el desarrollo

    jueves 19.ene.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

  15780896_1157940214324631_140993929893306594_n_Facebook UNWTO

La ONU ha declarado 2017 como el año internacional del turismo sostenible para el desarrollo. Quiere que durante los próximos 12 meses gobiernos, empresas turísticas, compañías de transporte y ciudadanos reflexionemos sobre la importancia que tiene cada acción que realizamos en nuestros viajes de ocio o negocios. Se trata de adaptar a este sector los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Así que me he propuesto un viaje, un poco utópico, para ver como se puede llevar a la práctica estos principios.

Estoy en la puerta de mi casa, con la maleta preparada para iniciar un nuevo viaje, para conocer otros países, otras gentes y otras culturas. Como yo, este año 1.200 millones de personas han viajado fuera de su país. Otros cinco mil millones y medio han realizado algún viaje doméstico, es decir, dentro de su territorio. Cada vez más los turistas y las empresas del sector son conscientes de que este movimiento de personas genera no solo negocio, sino que afecta al medioambiente. El sector turístico es un gran motor para la economía y es el responsable de 1 de cada 11 empleos a nivel mundial, el 7% de las exportaciones globales y el 10% del PIB, eso significa que contribuye al desarrollo y crecimiento económico de muchas sociedades. En España genera 13 de cada 100 empleos. El turismo es un gran ejemplo para transmitir a las empresas que el desarrollo sostenible es una palanca de negocio.

Así que cojo mi maleta y me dirijo al aeropuerto. Por cierto, he buscado el vuelo y el alojamiento por internet . No he imprimido ningún papel. Todo está en mi móvil. En el mostrador de facturación, me doy cuenta que la compañía aérea me notifica que mi cálulo medio de emisiones de CO2 durante el vuelo es de 1.131 kilos por persona. Muchas aerolíneas están renovando sus flotas para que contaminen menos y no perjudique la salud de los viajeros, reduciendo por ejemplo, la sensación de jet lag. El sector turístico genera alrededor del 55% de los gases de efecto invernadero.

Horas más tarde me encuentro en la capital, en este caso de un país en desarrollo. Hace pocos años inauguraron una línea de metro, y lo están ampliando... También veo que han cambiado parte de la flota de autobuses por otros menos contaminantes, tienen carril bici y alguna zona verde... Y las visitas turísticas han ayudado a promover la regeneración de áreas marginales.

En el hotel, la recepcionista es una mujer. Es uno de los objetivos de Desarrollo que se recoge en este año del turismo sostenible. Las mujeres suelen ser muy importantes en los servicios de alojamiento y atención al usuario, y su sueldo ayuda a la economía familiar. Una de las personas que me atiende al llegar a la habitación tiene disminuida su movilidad. Aunque todavía son pocas, las empresas contratan cada vez más personas con algún tipo de discapacidad o implementan programas de mejora de la salud de sus trabajadores.

Instalada en la habitación del hotel, me percato de una nota situada en el baño que me aconsejan que no ponga a lavar las toallas si no es necesario... y que sea responsable con el agua que utilizo, además me advierten que tienen servicio de reciclado y que utilizan energías alternativas para el sistema de calefacción y electricidad.

Hora de comer, en el restaurante que he escogido me ofrecen comida local, que han comprado a ganaderos, agricultores y pescadores de la zona. Algunos de los camareros son jóvenes. Muchos empiezan a trabajar en el sector turístico, que se convierte en puerta de acceso al mercado laboral.

Al día siguiente decido visitar una zona rural. Un guía local me muestra la montaña que bordea el lago, su flora y su fauna, y en el pueblito que visitamos me presenta a algunos vecinos. Nos alojaremos en la casa de Cristina Suana, que nos explica que su familia "se unió para llevar adelante un proyecto de habitaciones para los turistas. Ahora vienen más visitantes a dormir y mi comunidad se da cuenta de que sí es posible dar alojamiento a estas personas"

Su marido tiene una barca de pesca, con la que complementa ingresos familiares con paseos por el lago para los turistas y su amiga María, ha abierto un pequeño restaurante donde cocina antiguas recetas que han adaptado al gusto de los turistas, y que han aprendido en unas clases de gastronomía. La familia de un carpintero moldea figuritas de madera para llevar de recuerdo y en otra casa, fabrican guantes de alpaca. La comunidad, sorprendida por el interés turístico que despierta en los visitantes, han recuperado unos restos arqueológicos que no tenían ningún valor para ellos y desde que llegan turistas, las autoridades han modernizado los accesos al pueblo, mejorando la calidad de vida de la gente local.

Cristina ya sueña con ampliar su negocio. "Queremos crear una pequeña agencia de viajes, para que los turistas puedan venir directo desde su país hasta nuestras casas, o a diferentes partes de nuestro país, porque entonces las comunidades podremos decidir igual que hacen las grandes agencias de viajes. Este es nuestro sueño".

Mis últimos días en el país, los voy a dedicar a descansar en la playa. Voy a avistar animales marinos y a practicar snorkel cerca de unos arrecifes. El objetivo 14 de la ONU alerta sobre la necesidad de conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos. La actividad turística es una de los que más afecta directamente a estos ecosistemas.

El turismo puede ayudar a cumplir con los Objetivos de Desarrollo (ODS), poniendo fin a la pobreza, con su potencial para generar empleos decentes, impulsando la economía y el desarrollo local. Puede paliar el hambre, porque estimula la productividad agrícola, y ofrece unos ingresos extras a las personas de esos lugares, además de favorecer la creación de negocios alternativos como el agroturismo, siendo respetuoso con el medioambiente y las costumbres locales. Potencia el orgullo por lo propio y sobre todo, promueve el intercambio entre personas de diferentes partes del planeta, fortalece el entendimiento entre culturas y predispone a la paz entre comunidades y naciones.

Algunos de los riesgos del turismo, que hay que evitar son la estacionalización, la masificación y que cree un sentimiento de injusticia, en el que el turista es servido y los trabajadores locales, se convierten en sus servidores.

Ya de vuelta en casa, me percato de que aunque soy una turista más entre 1.200 millones, lo que hacemos cada uno cuenta para mantener la sostenibilidad del planeta

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   19.ene.2017 10:52    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios