« 2017: Escocia conmemora su patrimonio histórico y arqueológico | Portada del Blog | Turismo gastronómico potencia la cocina ancestral »

Vietnam pide al Gallo más turistas para los próximos años

    domingo 29.ene.2017    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Vietnam_angelaGonzaloM
  

Vietnam empieza el Têt, el nuevo año lunar del Gallo, con la esperanza de aumentar el turismo internacional. Este año ha recibido unos 10 millones de visitantes, 58.000 de ellos españoles. En 2017 el objetivo es aumentar un 3,4% la cifra global, para llegar a 2020 con más de 17 millones de llegadas internacionales. Los vietnamitas no quieren perder el tren de este nuevo motor económico de Asia, la zona que más está creciendo en estos momentos. El 53% de los turistas que llegan al país proceden del noreste asiático, el 15% del sudeste del continente y el 14% por ciento de Europa. Aumentar este último porcentaje es uno de los objetivos del ministerio de turismo, y entre esos países se encuentra España.

Hace unos días visitaba Madrid y Barcelona, el ministro de turismo, Nguyen Ngoc Thien, que recordaba que hay vuelos diarios haciendo escala en París (13 vuelos), Frankfurt (9), Moscú (4) y Londres (5). Todos ellos con destino a Ho Chi Minh, antigua Saigón, o Hanoi. Y entre ambas ciudades hay 20 vuelos diarios, además de las conexiones que existen con otros aeropuertos del país. Las comunicaciones terrestres entre las ciudades, aunque ha mejorado, todavía son complicadas y se tarda mucho tiempo en llegar de un sitio a otro.  Lo mismo ocurre con el ferrocarril.

Según las estadísticas que cotejan las autoridades vietnamitas, el 35% de sus visitantes valoran muy positivamente su estancia en el país, y el 63% la valoran buena. El 76% de los que viajan lo hacen por primera vez, el 15% repiten por segunda vez, y el 6% ya han viajado en otras ocasiones. La mayoría de los turistas (el 43%) viajan en familia y el 16% solos. En cuanto al gasto, el 35% del presupuesto del viaje se destina al hospedaje, el 24% a comida, mientras que el 13% se gasta en transporte y el 18% en compras. Vietnam se ha convertido en un destino de shopping. Los asiáticos buscan productos de lujo a buen precio y los occidentales, van en busca de gangas (aunque siempre hay que ir con cuidado con las falsificaciones).

Vietnam2_angelaGonzaloM

El país asiático entremezcla el pasado, el presente y el futuro, sin que lo encadene ninguno. Marcado por las terribles guerras contra franceses, chinos, japoneses y estadounidenses, pasa página con una amabilidad y naturalidad asombrosa. Eso es algo que seduce al visitante, pero sin duda el gran encanto del país es su naturaleza, su historia, su cultura y su gastronomía. Los atractivos turísticos pasan por uno de los top ten de la naturaleza: la impresionante y espectacular bahía de Halong, sin olvidar el gran delta del Mekong, las cuevas de Son Doong, las tribus de Sapa o las playas cálidas de aguas cristalinas.

Aunque el año del gallo representa el orden, las calles de las dos grandes ciudades vietnamitas no parecen estar marcadas por ese símbolo. En Hanoi viven unos 7 millones de personas y tienen más de 4 millones de motos, en Saigón transitan unas 6 millones de motocicletas. Todo en un caos armonizado. Esa es la primera impresión que tiene el viajero cuando llega en vuelo internacional desde cualquier lugar del mundo. Cruzar una calle se convierte en una osadía, un reto, una valentía. Pero en cuanto se pone el pie en la calzada, los motoristas se mueven a ritmo de un vals violento, esquivando al transeúnte como si éste estuviera envuelto en una burbuja etérea.

El gran atractivo económico de ciudades históricas y modernas

IMG_9492

Las calles de estas dos modernas ciudades vibran al ritmo caótico de la circulación viaria, al dinamismo de sus "chiringuitos" de comida y a la euforia de sus juveniles noches. La modernización se puede ver no solo en Ho Chi Minh y Hanoi, sino también en ciudades de reciente apogeo como Da Nang, a la que algunos denominan la Marbella vietnamita, con un gran centro comercial, parques de atracciones, y playas multitudinarias. Allí desembarcaron todos los invasores del país y ahora lo hacen los turistas chinos y asiáticos. Además se acaba de construir una de las infraestructuras más impresionantes del país: el puente del dragón, de 666 metros de largo y 40 de ancho, por el que discurren seis carriles diferenciados para peatones, bicicletas y coches. Las noches de los sábados, cuando se ilumina con 1.000 leds, convirtiéndose en un gran centro lúdico y turístico de la zona. A las nueve en punto, el dragón expulsa fuego y le brillan los ojos. Es un símbolo de suerte para la ciudad, dicen sus creadores, y, a pesar de las críticas, de momento ha conseguido atraer a unos 3 millones de turistas.

Destacan también ciudades patrimonio de la humanidad, como Hoi An y Hue, la antigua capital con más de 1.000 años de historia. Entre los siglos XVI al XVIII, Hoi An fue un importante puerto pesquero y todavía conserva templos, museos y casas particulares de aquella época. Entre todas las joyas arquitectónicas, -un poco desdibujadas por la saturación de restaurantes, tiendas y turistas-, destaca la Sala de Asambleas Quang Dong y sobre todo el puente japonés, con unos 400 años de antigüedad, que unía el barrio comercial japonés con el barrio portuario chino.

Hue capital 01Ministerio turismo Vietnam

A unos 130 kiómetros al norte de Hoi An, encontramos la ciudadela de Hué, una gran fortaleza imperial construida en el siglo XVII, y declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1993. Fue la capital del imperio con su ciudad amurallada copia de la Ciudad Prohibida de Pekín. Entre los restos que quedan tras los bombardeos franceses y estadounidenses, encontramos preciosos palacios, templos, murallas y fosos. Originariamente ocupaba 10 kilómetros cuadrados y se ingresaba al interior a través de 10 puertas, la mayoría restringidas a los súbditos. Además de los templos encontramos también las 9 urnas dinásticas del pabellón Hien Lam y las siete tumbas imperiales.

Al noroeste de Hue, el país se estrecha, alrededor del paralelo 17, que dividió Vietnam tras los acuerdos de Ginebra de 1954. Encontramos una zona a la que todavía no llega el turismo masivo, el Parque Nacional de Phong Nha Ke Bang, una zona de bosque  primario tropical y de gran diversidad de fauna, donde se localizan las impresionantes cuevas de Hang Son Doong.

La bahía de Halong, top ten de Asia

Ha Long bay 04_Ministerio turismo Vietnam

La bahía de Halong, (de los descendientes del dragón) es un lugar con encanto, lleno de magia y una de las visitas imprescindibles de Vietnam. Situada a unos 300 kilómetros al este de Hanoi está formada por unos 2.000 islotes de roca kárstica, esparcidos por unos 15.000 km2. La mejor manera de adentrarse en este laberinto de piedras y agua es en barca. Lo más habitual es un crucero de día y medio, con noche incluida, que permite admirar y disfrutar de la belleza de este paraje natural. Durante la estancia se puede visitar alguna cueva. Entre las más famosas, la del palacio celestial, la del Pelícano o la del Aturdimiento. También se puede practicar kayak, nadar y visitar algún mercado flotante o pueblo de pescadores.

Sin duda estos lugares y otros que también se añadirán a la lista, seguirán atrayendo cada año a millones de turistas. Para conseguirlo está previsto que a partir de febrero, se implante el visado electrónico, todavía de forma experimental, para 40 países y gestionarlo solo durará tres días, previo pago de 25$. Desde julio de 2015 los ciudadanos españoles no necesitan viajar en una estancia inferior a 15 días. Con ello se pretende favorecer el turismo. También a los que buscan lujo a buen precio en tiendas de Hermés, Gucci, Boss o Armani. Los que se decidan por este destino turístico encontrarán un país joven, amable, dinámico, seguro, con cierto grado de exotismo y sorprendente....

Entrevista Ana_Guía de Vietnam

 

 

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   29.ene.2017 11:04    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios