« La oferta turística del sur de Francia en 2019 | Portada del Blog | Rutas de turismo cinematográfico en España »

Porsiacaso, los (im)prescindibles en cualquier viaje

    jueves 31.ene.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Porsiacaso-suitcase-918447_1920 Foto Pixabay
Foto Pixabay

Es una de las palabras que más utilizamos cuando preparamos la maleta. Unas veces dicha para nuestros adentros, y otras en voz alta. ¿Quién no la ha pronunciado en alguna ocasión? Sobre todo, cuando vas de viaje de negocios o a destinos que tienen un tiempo cambiante y no sabes si hará frío o calor. Si poner más ropa de invierno o de verano.

Pues bien, la Real Academia, ha escuchado nuestras reflexiones y ha decidido incluir la palabra en su diccionario. Seguiremos dudando de lo que poner en la maleta, si llevar una más grande, porsiacaso, pero lo cierto, es algo que los viajeros empedernidos, inalterables al desaliento, veníamos reclamando (no oficialmente) para poder hablar con precisión. Ahora ya no tenemos problemas.

La RAE y la Fundeu, nos aclarán con estas palabras el significado del porsiacaso.

El sustantivo porsiacaso, escrito en una sola palabra, es válido en español con el sentido de ‘cualquier cosa que puede ser utilizada en caso de necesidad o imprevisto, frecuentemente aquello que se mete en una maleta o un bolso’.

No resulta extraño leer en la prensa noticias como «Para Marie Kondo, los por si acasos son el mayor enemigo del orden», «Saber qué pantalón y qué camiseta nos vamos a poner ayuda a evitar los “por si acaso”» o «Cuenta con gran capacidad para las amantes de los “porsiacaso”».

Aunque el Diccionario de la lengua española indica que el término porsiacaso se utiliza en Argentina y Venezuela con el sentido de ‘alforja o saco pequeño en que se llevan provisiones de viaje’, en el español general actual está extendido el uso de esta palabra para referirse a cualquier objeto u elemento que puede llegar a ser necesario en una circunstancia concreta o ante un imprevisto.

Respecto al plural, una vez que se ha sustantivado, lo adecuado es formarlo de manera regular: los porsiacasos.

Salvo que se considere que este uso de porsiacaso puede generar extrañeza, no es necesario resaltarlo en cursiva o entre comillas.

Por lo tanto, en los ejemplos anteriores, lo adecuado habría sido escribir «Para Marie Kondo, los porsiacasos son el mayor enemigo del orden», «Saber qué pantalón y qué camiseta nos vamos a poner ayuda a evitar los porsiacasos» y «Cuenta con gran capacidad para las amantes de los porsiacasos».

Finalmente, se recuerda que no hay que confundir este sustantivo con la locución adverbial por si acaso, en tres palabras, cuya definición es ‘en previsión de una contingencia’ y que se escribe en tres palabras, por lo que en «Estaban buscando a su mascota por todo el vecindario cuando, porsiacaso, decidieron revisar la alcantarilla que quedaba en su patio», lo apropiado habría sido por si acaso.

Así que ya sabéis la diferencia entre porsiacaso o por si acaso. ¡Buen viaje! y a preparad la maleta con pocos porsiacasos.

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   31.ene.2019 18:58    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios