« Visitar el Santuario de Núria, a dos mil metros de altura | Portada del Blog | 'Canarias Fortaleza', protocolos para viajar con el coronavirus »

La luminosidad del Hotel Albons, en el Empordà

    viernes 17.jul.2020    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20200705_201840

Mira de frente a la Bahía de Rosas y de reojo a las cimas redondeadas del macizo del Montgrí y a la llanura del Baix Empordà. El hotel Albons, está situado sobre una cima que otea un horizonte dominado por el mar y la montaña. Ubicado en el conocido como "triángulo daliniano" entre el Teatre-Museu Dalí de Figueres, la casa del pintor en Portlligat y el castillo de Púbol

El arte, el diseño y la armonía han marcado este establecimiento hotelero desde sus principios. Construido en 1999 por el estudio de arquitectos RCR, dirigido por Carme Pigem,  Ramón Vilalta y Rafael Aranda, ya sorprendió desde su construcción por la originalidad de su  concepto arquitectónico tan ligado al paisaje. Algo que caracteriza a estos creadores que acaban de recibir en 2017, el premio Nobel del sector: el Pritzker. El estudio  consiguió construir un espectacular hotel, sin afectar al paisaje. Formas modernas e innovadoras, en equilibrio con el entorno, complementándolo.

Hotelalbons8

Haber nacido tan bien acunado, por el mar, por unos arquitectos artistas yen un marco cultural tan singular, no le han hecho la vida fácil. El hotel Albons, Country Boutique Hotel, es un ave fénix, que ha renacido de sus momentos difíciles, relacionados siempre con la gestión de sus primeros propietarios, que no puedo superar los problemas económicos a pesar de contar con  su interesente atractivo arquitectónico y su localización.

Su primer propietario, tenía buenas ideas, pero poco conocimiento del sector. Lo reflotó un sabueso de la hostelería, el empresario Joan 'Jani' Figueras, fundador del grupo hotelero Mas de Torrent, fallecido hace dos años. Empezó a funcionar como cuatro estrellas  hasta que en 2009, lo compró un grupo inversor ruso, que invirtió, pero sin cambiar categoría y confiando en gente poco profesional. No perdía dinero, pero tampoco ganaba, y decidió cerrarlo. 

Ahora lo gestionan tres expertos hoteleros, sentimentalmente relacionados con el Mediterráneo, uno es de Módena, otro de Reus y el tercer socio de la vecina Palafrugell. Al frente está, Miguel Ángel Carulla.  "Era un hotel que me tenía el corazón robado, desde hace tiempo", nos dice, mientras reconoce que la llegada de la COVID-19 ha sido un gran inconveniente. Este hotelero, que inició una larga carrera en el sector en 1982, sabe que hay que aprovechar todas las oportunidades, aunque no lleguen de cara. Desborda optimismo y aunque la situación es complicada asegura, convencido, que "en tiempos de Covid es un lugar perfecto, por sus inmensos espacios interiores"

Adaptarse a la COVID

 

20200706_090905
Foto: angelaGonzaloM

Localizado en el municipio de Albons, en el Empordà gerundense, abrió sus puertas a principios de febrero, después de estar tres años cerrado. Las ilusiones de sus gestores y propietarios, duró poco. A mediados de marzo llegó el confinamiento nacional, se vieron obligados a cerrar y han vuelto a reabrir el 1 de julio. No tardarán en ir ocupando sus 33 habitaciones.... poco a poco, y extremando las medidas de seguridad, obligadas por las autoridades sanitarias y cumplidas por todos los trabajadores y dirección del establecimiento, porque la seguridad es, hoy más que nunca, vital en el sector. La calidad, pasa por reducir los riesgos de contagios a mínimos. 

Hablamos con Carulla sobre las nuevas medidas que impone la pandemia en el sector del turismo en general, y en la hostelería en particular. "La Covid, nos impone a todos unas medidas lógicas preventivas. En la ropa de cama hemos confiado en Ilunión, una lavandería que te certifica que la ropa está desinfectada". Otras imposiciones necesarias, resultan más engorrosas, como tomar la temperatura al cliente. O no poder ofrecer la carta directamente, sino a través de una QR. Cree que algunas  normas han llegado para quedarse como "la desinfección. Está bien, y no es un gran gasto".

 

IMG-20200705-WA0005
Foto: angelaGonzaloM

Conoce bien el sector turístico, ha trabajado en todos los continentes, especialmente en Europa, Asia, el Caribe y Estados Unidos. Reconoce que "tardaremos en recuperarnos, pero en España tenemos una buena materia prima, una muy buena base, con una industria fuerte. Somos una referencia mundial y tenemos una industria hotelera que es la envidia de muchos. No sé si nos recuperaremos en un año, en tres o en cinco años, pero saldremos adelante".

La piedra color tierra que marca la arquitectura del Albons Cuntry Boutique Hotel se entrelaza perfectamente con los olivares y pinares del municipio de Albons, y lo hace casi imperceptible para los conductores que circulan por la carretera de La Bisbal a Figueres, un lateral de la autopista que une L'Escala con Figueres y con Girona.


IMG-20200705-WA0005

Su estructura se confunden con el de la tierra que circunda este establecimiento de 5.500 m2, con un jardín y una piscina de 2.500 m2. Desde sus amplios ventanales hay unas magníficas vistas al golfo de Rosas, una de las bahías interiores más grandes de Europa.  

Situado en e l límite del Alt y Baix Empordà, cuenta con  29 habitaciones y tres suites. Aunque Miguel Ángel Carulla, cree que "la capacidad perfecta es de 130 habitaciones", una cifra que esperan alcanzar con las ampliaciones previstas para los próximos años, y que no van a dañar a su arquitectura.

Rodeado de lugares de interés cultural y natural

20200706_120625
Foto: angelaGonzaloM

Cadaqués, Castillo de Perelada, el Museo Dalí, Empúries, l'Escala, Girona, el Aiguamolls, o el Parque Natural del Montgrí son algunos de los atractivos alrededor del hotel. Escapadas con encanto que permiten disfrutar de la tranquilidad, lejos de la algarabía de los paseos marítimos de las poblaciones costeras.  Practicar de deportes, bicicleta de montaña, excursiones a caballo, golf, un paseo en velero o la seguridad de las actividades marineras que ofrece el Club náutico de l'Escala.

Gerona, a solo 35 minutos está llena de rincones y callejuelas que descubren la historia de la ciudad, a través de sus murallas, o adentran al visitante en uno de los mejores barrios judíos conservados de la Península Ibérica, el call.

A 45 minutos, encontramos la villa marinera de Cadaqués, uno de los sitios preferidos de Salvador Dalí y una de las joyas de la Costa Brava. 

Además en invierno es posible esquiar en las estaciones del Pirineo gerundense y regresar a un lugar alejado del ruido típico de las fiestas y algarabías del après-ski, dormir cerca del Mediterráneo.  Lo que diferencia a un hotel de otro es su ubicación, sin olvidar que "ofrecemos sensaciones, experiencias, calidad, y si disponemos de un buen entorno, ese es el que nos diferencia".

Una zona en perfecta armonía entre el mar y la montaña. 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   17.jul.2020 13:42    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios