« Turismo mundial ¿al final del túnel? | Portada del Blog

La antorcha olímpica, guía turística de Japón

    sábado 1.may.2021    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

 

ExSZ5eSU8AE5mGaFoto: Twitter Tokio2020es


El viaje de la antorcha olímpica de los Juegos de Tokio se inició el 25 de marzo y durante 121 días recorre las 47 prefecturas de Japón, pasando por 857 municipios y visitando lugares tan emblemáticos como el Monte Fuji o el santuario de Itsukushima.

La llama se inició el 12 de marzo de 2020 en el Templo de Hera, lugar sagrado de la antigua Olimpia en Grecia. Llegó a Japón el 20 de marzo, en plena pandemia, lo que obligó a retrasar la celebración de los Juegos Olímpicos y se mantuvo custodiada por los bomberos de Tokio y más tarde en el Museo Olímpico de esa ciudad.

 

ExnZDdUWYAAsWPbFoto: Fifa en español @fifacom_es

Visita ciudades como Osaka, Kioto, Hiroshima, Fukuoka o Tokio y zonas rurales. Llegará a la capital nipona 15 días antes de la ceremonia de apertura, prevista para el 23 de julio, y visitará los 62 municipios que conforman la metrópoli tokiota.

Vista cenitalmente la antorcha tiene cinco llamas que representan los pétalos del cerezo. Su revelo, en el que participarán unas 10.000 personas, comenzó durante el sakura, la floración de estos árboles emblemáticos del país.

Recorrido de la antorcha olímpica hasta Tokio

EwRiw7rWEAU5cOkFoto: Twitter Tokio2020es

 

Los responsables japoneses han querido que su recorrido se convierta en un atractivo turístico. En este blog la acompañamos desde su inicio hasta su llegada a Okinawa, prevista para el 1 de mayo.... Y ahí continuamos hoy nuestro viaje.

En esta prefectura la llama no solo visitará el castillo de Shuri en la ciudad de Naha o el puente Nirai Kanai de Nano, sino también recorrerá su camino cerca de playas vírgenes, coloridos arrecifes de coral y la selva subtropical o las ruinas de Tamagusuku. Los mayores atractivos turísticos de esta prefectura.

Kumamoto es tierra de volcanes, eso le ha comportado algunos terremotos graves, como el de 2016, pero también le aporta aguas termales en la tradicional localidad balnearia de Kurokawa. En Aso, hay un impresionante cráter y el castillo Kumamoto es famoso por su fachada negra y su no menos conocido festival anual de linternas de Yamaga.

Toppage-about-imageFoto web Memorial de Nagasaki

 

Su llegada a Nagasaki recordará los horrores de la guerra y que los griegos paraban todas las contiendas durante los Juegos Olímpicos. Uno de esos lugares históricos es el parque de la paz. Pero también visitará las remotas islas de Tsushima, Iki y Goto; la iglesia de Kashiragashima en Shinkamigoto y el castillo de Shimabara. Sin olvidar sus celebraciones del baile de dragones o Jaoidori, una tradición compartida por China.

Su siguiente parada será Tara, en la prefectura de Saga. Allí encontramos Arita, famosa por su porcelana de 400 años, Arita-yaki, la puerta bermellón de Takeo Onsen Tower Gate y el parque histórico Yoshinogari, que nos traslada a seis siglos entre el 300 antes de Cristo y 300 de nuestra era. Entre los paisajes de esta zona destacan los arrozales en terrazas de las colina de Hamanoura de Genkai.

En Fukuoka es imprescindible visitar los jardines de Dazaifu Tenmangu, con más de 6.000 umes o albaricoques japoneses que florecen de forma espectacular en primavera. Otro atractivo floral es el túnel de glicinias japonesas, wisterias, en el jardín Kawachi Fuji-en de Kitakyushu. La torre Fukuoka, con sus 234 metros de altura y tres miradores, domina el paisaje urbano de la ciudad y es el edificio costero más alto de Japón.

Sin título

Tierra de artesanos en Yamaguchi destacan los lacados bermellones de Ouchi, la cerámica de Hagi o los tacos de tinta de Akama elaborados con cuarzo y hierro y que durante más de ocho siglos han utilizado los maestros calígrafos. Otros atractivos son el santuario Motonosumi Inari-jinja, el estanque Benten de Beppu, la meseta de Akiyoshidai o el puente Kintaikyo.

En Shimane encontramos el santuario Izumo-taisha; el lago Shinji, famoso por su hermosa vista del atardecer; monte Akahage en el pueblo de Chibu; el Geoparque de Akahage; y el faro de Cabo Saigo en la ciudad de Okinoshima.

Hiroshima es un buen punto de partida para realizar senderismo por bosques frondosos y sumergirse en manantiales de aguas termales naturales, con localidades tan pintorescas como Onomichi y Tomonoura, o el mar interior de Seto y su santuario flotante en medio del mar en Miyajima. La cúpula de la bomba atómica es patrimonio de la humanidad.

El castillo de Okayama, con sus exclusivas tablillas de color negro azabache; los paisajes urbanos de Kurashiki, que muestran el ambiente de una ciudad comercial de la era Edo; El jardín Shurakuen en la ciudad de Tsuyama, que ofrece vistas panorámicas durante las cuatro estaciones y la idílica y magnífica belleza natural de Hiruzen Highlands en la ciudad de Maniwa, serán los lugares que visitará la antorcha olímpica el 19 y 20 de mayo.

Al día siguiente llegará a Tottori con la magnífica vista del monte Daisen, popularmente conocido como "Hoki-Fuji"; pueblos de aguas termales y paisajes históricos a lo largo del "camino viejo"; y la duna de arena Tottori. A mediados de agosto celebran el colorido festival de Shanshan una costumbre budista dedicada a honrara a los difuntos con danzas de sombrillas y el tañido de campanas.

Kobe recuerda uno de los peores terremotos que ha sufrido el país en las últimas décadas, pero también encontramos el castillo en el cielo por su vista mágica cuando está cubierto por un mar de nubes o el castillo de Himeji, el primer sitio patrimonio mundial de Japón.

A pocos kilómetros está Kioto es la capital del sakura, los cerezos en flor con largas raíces históricas y culturales en el país. Anuncian la primavera y han inspirado a artistas y poetas a lo largo de los siglos. Osaka ya no es la capital imperial japonesa, pero hay documentos judiciales y diarios medievales, que hablan de esta tradición milenaria. Curiosamente este año la floración se ha adelantado y es la fecha más temprana en 12 siglos, desde que se tienen registro de este acontecimiento primaveral. Los expertos dicen que puede ser un ejemplo más del cambio climático. En el paisaje montañoso de Miyama encontramos granjas con techos de paja, muchas de las cuales continúan habitadas.

En Shiga la antorcha pasará bajo la hermosa hilera de tiernos árboles de metasecuoya verde en la ciudad de Takashima; el área de Hachiman-bori de la ciudad de Omihachiman, donde a menudo se filman dramas de época; y el castillo de Hikone.

A principios de junio abre el camino blanco Hakusan Shirakawa-go en la prefectura de Ishikawa. En los alrededores de Hakusan, el viajero se adentra por la garganta de Tedori, un impresionante barranco con sus bosques de hayas, cascadas -como la de Shiritaka que cae escalonada en tres tramos- y sus vistas panorámicas que hacen muy agradable el viaje por carretera. Está abierto hasta mediados de noviembre y una de las estaciones más bonitas es el otoño. La llama olímpica llegará a Ishikawa el último día de mayo. No subirá al monte Sanpoiwadake ni recorrerá esta ruta, pero si una de las terminales ferroviarias más bellas del mundo, la estación de Kanazawa, con la impresionante Puerta Tsuzumi y  la playa de Chirihama en la península de Noto. Su arena es tan compactada que se puede conducir sobre ella en coche, bicicleta, moto o autobús. Cerca encontramos la cueva marina de Ganmon y los campos de arroz escalonados de Senmaida. 

Desde el 25 de marzo acompañamos en un recorrido turístico a la llama olímpica de Japón.

En nuestra última entrega  visitaremos otros lugares del país del crisantemo como la isla de Hokkaido, hasta llegar a Tokio.

Enlace a turismo de Japón

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Actualidad , Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    1.may.2021 10:26    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios