« Reus, el secreto mejor guardado del modernismo catalán | Portada del Blog | Sobrevolar volcanes, montañas y desfiladeros en Cataluña »

Turismo funerario: entre el respeto y la atracción

    viernes 29.oct.2021    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

 

246801151_3188622568067373_2426470778325613151_nFoto: Facebook Sedlec

 

Cada mes de noviembre millones de personas en el mundo se acercan a los cementerios para honrar a sus seres queridos ya difuntos. Coincidiendo con estas celebraciones y con Halloween, os proponemos viajar a lugares, que no son cementerios propiamente dichos, pero que mantienen una relación con la muerte, muchas veces violenta, a causa de guerras o epidemias. Algunos de estos osarios han acabado siendo obras de arte, o en otros casos un recuerdo a barbaries humanas. Viajaremos a la República Checa, Camboya, México, el Vaticano, Aruba o Kenia. 

El osario de Sedlec

 

03-big_Osario webFoto: web Osario Sedlec

 

Unas 30.000 personas murieron durante la peste negra en Kutna Hora, en el centro de la República Checa. La dificultad para enterrarlos obligó a apilar los cadáveres en un pequeño cementerio adyacente a un monasterio  de la orden cisterciense de 1142. El viejo cementerio monástico, volvió a quedar pequeño ante las matanzas religiosas entre católicos romanos y husitas en el siglo XV. Se le conoce como el osario de Sedlec.

Todo comenzó en el siglo XIII, cuando el abad fue enviado a Tierra Santa y regresó con un souvenir muy especial: tierra de la cima del Gólgota, donde había sido crucificado a Jesucristo y la repartió por los terrenos de la abadía. Convertía así el monasterio en una especie de réplica de Tierra Santa y todo el mundo quería ser enterrado allí. Luego llegaría la epidemia de peste en el siglo XIV y más tarde las guerras de religión.

 

248916368_3194042624192034_6345925544102454658_nFoto: Facebook Sedlec

 

La falta de espacio llevó a exhumar los huesos y colocarlos en depósito, hasta que, según la leyenda, un monje medio ciego comenzó a colocarlos formando pirámides de estructuras oséas. “El osario es único, porque se trata de una unidad estructural formada por dos pisos”, dice la portavoz del osario Radka Krejci

 

 

En Sedlec los huesos de los difuntos han servido para hacer arte funerario. Encontramos una gran lámpara de araña creada a base de todos los huesos del cuerpo humano, realizada por Frantisek Rit, en 1870, el ebanista que tuvo que ordenar los miles de restos que se acumulaban en el cementerio. Realizó candelabros, arquivoltas, escudos de armas, crucifijos, adornos.

En 1970 el cineasta Jan Svankmajer realizo un documental de este misterioso lugar.

 

 

Más de medio millón de personas lo visitan cada año. “Muchas personas lo consideran un lugar oscuro, morboso, una especie de casa de los horrores, pero no queremos que lo perciban así. Es una gran tumba, un lugar para reverenciar a unas 60.000 personas”.

 

Las catacumbas de París

 

1280px-Catacombes_De_ParisFoto wikipedia: albany_tim

En París, en el siglo XVIII, una antigua mina caliza de la época romana se convirtió en un gran osario. Se trasladaron huesos de varios cementerios parisinos y se calcula que pertenecen a más de un millón de cadáveres. De sus 300 kilómetros  de galerías, actualmente se puede visitar menos de 1% de las denominadas “canteras subterráneas de París”. En ellas se encuentran grafitis del siglo XVIII y restos de monárquicos asesinados en sus cámaras durante la comuna de París. Los túneles también fueron utilizados por la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial y como búnker por los soldados alemanes. Al contrario que en Sedlec los huesos están acomodados en forma de muralla. Aunque todo está identificado, incluidas las calles por las que transcurre, es muy peligroso adentrarse en ellas.  Lo mejor con un guía.

 

Osario franciscano de Roma

 

Rom _Santa_Maria_Immacolata_a_Via_Veneto _Krypta_der_Kapuziner_2Foto wikipedia Dnalor 01 

 

Debajo de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción de los capuchinos de Roma hay una cripta con los restos de 4.000 frailes y otras personas desconocidas. La mayoría cuerpos de romanos pobres que habitaban en la ciudad en los siglos XVI al XIX. En esas épocas la iglesia permitía entierros dentro y debajo de los templos.

Son seis capillas destinadas a diferentes partes del cuerpo y a la resurrección, las paredes están decoradas con restos humanos en lo que podríamos considerar arte macabro. Algunos esqueletos permanecen cubiertos con los hábitos de los monjes. Ya que después de embalsamarlos los guardaban en una urna de cristal y los vestían. La leve iluminación otorga al lugar un silencio y respeto. Para recordárnoslo, una inscripción: “Como vosotros nosotros éramos; como nosotros vosotros seréis".

En Palermo también encontramos la catacumbas de Chapulín, perteneciente a la orden de los hermanos capuchinos. Están bajo la cripta del convento con la intención de preservar las momias. Los sicilianos utilizaban la momificación para mantener una relación permanente entre la vida y la muerte. Las catacumbas contienen restos de unas 8.000 momias separadas por secciones destinadas a sacerdotes, vírgenes, frailes, niños, profesionales, hombres, mujeres y ancianos.

 

Museo del genocidio de Tuol Sleng (Camboya)

 

TuolSlang2Foto wikipedia/ Albeiro Rodas

Tuol Sleng, una antigua escuela de élite francesa, convertida por los jemeres en prisión, es actualmente un museo que visitan camboyanos y extranjeros para conocer de primera mano los horrores que padecieron unas 17.000 personas. La denominada oficina S-21, dirigida por el criminal camboyano Duc, estaba considerada la puerta al infierno... de la que nadie escapaba. Mantiene los espacios tal como los organizaron los jemeres, con un patio a la entrada y las aulas convertidas en pequeñas celdas construidas con ladrillo y donde solo cabía una persona. En la última sala hay un mapa de Camboya construido con los cráneos de las víctimas. Es uno de los 150 centros de ejecución que existían en la antigua Kampuchea. El otro centro de interés es el memorial de Choeung Ek, situado a unos 16 kilómetros de la capital camboyana.  Para recordar a todas las víctimas.

Desde hace años la conservadora textil, Julia Brennan, lidera un grupo de mujeres para recuperar la historia de algunas de esas víctimas a través de las ropas que vestían cuando llegaron al campo o cuando fueron asesinadas.

"La ropa ayuda a no olvidar”, dice Brennan. "En muchos casos nos hablan de cómo eran, cómo les gustaba vestir, yo creo que es algo mucho más personal que conocer los documentos o ver los restos óseos. La ropa dice mucho de una persona, tenemos restos de mujeres, de niños, de ancianos. Cuando ves un vestido te puede recordar a algo que tú has llevado puesto en alguna ocasión”.  Te traen esa memoria palpable y eso es muy poderoso”.  

En el armario donde guardan los pocos tejidos que se han recuperado, señala un vestido rosa… “Está muy degradado pero te cuenta la historia de un niño que murió aquí”.

Julia Brennan comenzó este trabajo hace años en Ruanda, otro país que sabe de genocidios y asesinatos masivos.  “Si no los conservamos, acabaran deshechos por la humedad y los insectos”, dice Kho Chenda, una de sus asistentes, “pero si evitamos que esto ocurra podremos consérvalos para las futuras generaciones”.

 

Extraño origen de las momias del museo del Carmen (México)

 

Sin títuloFoto: José Méndez/EFE

 

En el antiguo colegio del barrio de San Ángel, al sur de al ciudad de México, hay una capilla mortuoria del siglo XVII con 12 momias de las que se desconoce su origen. Las encontraron los monjes -carmelitas descalzos- cuando regresaron al complejo religioso-educativo tras la revolución mexicana. Entre las explicaciones más reales es que los revolucionarios zapatistas las trasladaron hacia ese lugar para recibir cristiana sepultura, o bien que son los cuerpos de representantes de familias benefactoras, o pobladores de los alrededores que fueron sepultados tras la exclaustración de los religiosos en 1861. Todas las momias están vestidas.

Para los investigadores “es un patrimonio cultural muy importante porque arrojan mucha información histórica sobre cómo se vivía en el México del siglo XIX”…. A través de estos cuerpos se conocen las características físicas de la época y las enfermedades más comunes. Al parecer las condiciones ambientales y las características del terreno contribuyeron a la deshidratación de los cadáveres y la descomposición de los tejidos, facilitando su momificación. Convertido en Museo del Carmen, guarda otros interesantes espacios para conocer.

 

Cementerios para recuperar la dignidad humana

 

Homenaje esclavos Gorée
Isla de Gorée. Foto: angelaGonzaloM

 

Hace unos 78.000 años, un niño de unos 3 años fue enterrado cuidadosamente en un pozo poco profundo de una cueva en la costa de Kenia. La cueva de Panga ya Saidi, se ha convertido en el cementerio más antiguo del mundo. Los arqueólogos siguen investigando el lugar y el cuerpo encontrado, para conocer algo más sobre estos primeros Homo Sapiens. “Se colocó allí intencionadamente, porque estos homínidos ya empiezan a tener habilidades cognitivas y emocionales hacia los muertos”, dice Emmanuel Ndiema.

Seguimos descubriendo antiguos cementerios, ahora en el continente americano. En los terrenos del aeropuerto de Oranjestad, en Aruba, los arqueólogos han encontrado un antiguo cementerio de esclavos del siglo XVIII. Es el cementerio de estas características más grande del Caribe. De momento han recuperado 53 esqueletos que podrían ayudar a explicar la historia de los antepasados de los ciudadanos de San Eustacio. "Cada día encontramos cosas nuevas, algo que es muy especial es que tenían regalos, objetos que los familiares colocaban en la tumba. Con el tiempo podremos saber también qué dieta tenían, o que enfermedades contraían".

Y en Estados Unidos los cementerios negros esparcidos por todo el país cuentan la historia de un largo pasado de segregación… también en los camposantos. Las comunidades negras se organizaron para defender la dignidad de sus difuntos y oponerse a las políticas racista de los cementerios. Muchos afroamericanos eran excluidos de los cementerios de blancos y construyeron sus propios lugares de enterramiento. Tony Burroughs, es director del Centro de la Geneología negra en Chicago. En 1975 comenzó a rastrear la ascendencia de su familia y llegó a Oak Ridge. Allí estaban los restos de sus abuelos, tíos abuelos y bisabuelos. “Investigo, porque quiero contar su historia, porque ellos ya no la pueden contar”. “Los negros han tenido que luchar para conseguir la igualdad de derechos en todas las facetas de la vida, incluida la muerte”.

No fueron los únicos excluidos de las necrópolis de los blancos. El cementerio chino de Los Ángeles pudo construirse a través de un grupo de ayuda mutua en 1922, aunque a la población china se le prohibió comprar parcelas para los entierros. Muchas tribus nativas americanas llevan años tratando de enterrar con dignidad a sus antepasados.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

 

 

 

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   29.oct.2021 10:35    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios