« Asturias promociona el turismo industrial de la cuenca minera | Portada del Blog | Les corniches, la carretera del cine de la Costa Azul »

Preparando viajes con niños por Europa

    domingo 14.nov.2021    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Paris-con-niños
 
Roma, París, Londres... antes de iniciar un viaje hay que preparar algo tan básico como planear la ruta a seguir. Pero ¿qué ocurre cuando queremos viajar a grandes ciudades ... con niños, adolescentes o jóvenes? La colección Lonely Planet junior ha publicado unas cuatro guías infantiles con 19 rutas divertidas por esas tres ciudades, especialmente pensadas para mayores de 8 años. A través de los libros podemos descubrir secretos, historias y curiosidades de estas grandes capitales europeas, y también de Nueva York.  
 
Unai y su padre Raúl Vaquero, consultaron la de París antes de iniciar su aventura, hace solo unas semanas y recuerdan como planificaron realizar la visita a varios lugares de la capital francesa.
 
Si se viaja con niños, lo importante es preparar la ruta con ellos, para que cuando lleguen al lugar conozcan algunas de las cosas que van a disfrutar... es cómo hacer los deberes, antes del examen final. Eva Carrasco, dirige desde hace unos 20 años la web "Ruta en familia" y aconseja que se tengan planificadas las visitas, para evitar esperas innecesarias.
 
Angeles Prada, prepara su viaje a Berlín con sus hijos Nicolás y Virgilio Navarro. Tienen previsto alojarse en un alojamiento cerca de Alexanderplatz, con tres objetivos: poder moverse tranquilamente por el centro de la capital alemana, poder estar cerca por si necesitan descansar al mediodía y tener la posibilidad de comer en casa y no tener que ir cada día de restaurantes.
 
 
  Guias Lonely Planet
 
 
Amelia y Marco, los personajes con  los que la escritora Moira Butterflied, nos muestra los recovecos de Londres, Nueva York y Roma, nos descubren sus secretos tanto desde el cielo como bajo tierra, aportando datos que en muchos casos no conocen ni los propios vecinos de la ciudad. Helen Greathead es la escritora que orientó a Unai y Rubén en temas gastronómicos antes de viajar a la capital francesa, y no solo saborearon los coloridos macarron, sino que a través del libro, y posteriormente en su visita a la ciudad, Unai descubrió que a los parisinos les encantan las ancas de ranas, la andoulliet, y hasta buscaron algunas de las panaderías más emblemáticas de la ciudad.
 
Porque en las rutas divertidas por estas grandes ciudades, también hay espacio para conocer lo más original de cada gastronomía, las modas de las diferentes tribus urbanas, la música... y sobre todo los lugares curiosos o de diversión. Rutas culturales, como la de Harry Potter en Londres, nos traslada al andén 9 y tres cuartos en la estación de King's Cross, la embajada de Australia, el puente del milenio o el callejón Diagón en Leadenhall market. Antes de cualquier viaje Eva Carrasco, de ruta en familia, les ofrece a sus hijos lecturas o películas de los lugares que van a visitar, para introducirlos en la ciudad.
 
 
Volar con niños
 
 
Una manera divertida de viajar con los menores es de camping. El de Bois de Bologne, no muy lejos del Arco de Triunfo y la Torre Eifel de París, es un lugar idóneo para poder visitar tranquilamente la capital francesa. Marta Santamaria, directora de la revista Autocaravanas del grupo editorial Peldaño, nos explica que ese tipo de viaje permite intercambiar días relajados en una zona natural con otros de visita a la ciudad. "Es un hotel cinco estrellas, y además los niños pueden jugar con otros críos y los padres están tranquilos"
 
Paula Juvé, tiene 12 años, y aporta su opinión en la revista Autocaravanas de marzo, explicando cómo tras las largas caminatas por París, regresar a la autocaravana era como dormir en su cama.  Alicia Marugán, de 7 años, la define como su minicasita y sueña con ir a París.... Nahia Aguilar, con 10 años ya ha visitado países como Dinamarca, Austria, Holanda, Alemania y ya pide a sus padres viajar a Noruega, para ver los fiordos y la nieve. 
 
En el caso de moverse en autocaravana, cómo los viajes se prevén largos y por etapas, también hay que tener previsto donde se va a parar y qué se puede visitar en cada sitio. En este caso los viajeros más jóvenes mantienen una relación de cercanía con la ciudad, sin renunciar a las comodidades de su casa. Muchas familias prefieren los apartamentos, porque les da más tranquilidad para compaginar horarios.
 
 
Niño con jugutetes
 
 
En algún especial la revista autocaravanas ha pedido la opinión de los niños. También leemos la visión de Ona Checa, de 10 años. Viajó a Italia, y aunque se queja de que el trayecto fue según escribe, "un poco largo", más tarde señala que por el camino visitó muchas ciudades, diferentes y que le gusta oír cómo la gente habla diferentes idiomas, aunque, "se lamenta de que no lo entiende". Ona también aporta sus consejos turísticos, y asegura que una de las cosas que más le gustó fue Gardaland, junto al lago Garda.  
 
Uno de los viajeros más complicados suelen ser los adolescentes. Eva Carrasco, insiste en que hay que saber ofrecerles alternativas que les resulten atractivas.
 
En el grupo de viaje de Nicolás y Virgilio, además de viajar con sus padres también les van a acompañar sus amigas Maite y Rita , y su padre, Paco. Moverse por una ciudad con menores de edades tan diferentes tiene sus pequeñas complicaciones. Por eso Ángeles, ha tenido que buscar todo tipo de recursos para que el viaje seduzca a todos. Ha buscado diferentes rutas culturales por la ciudad, como la de los grafiteros, el Muro de Berlín, el barrio judío y la zona de street art, además de los parques públicos. 
 
A través de las rutas divertidas que propone Lonely Planet para viajar con menores el joven lector descubrirá las galerías de los susurros de la estación Grand Central o el ángulo sangriento de Nueva York; los monstruos carnívoros o los tufillos de Londres, con su río de calaveras; el museo de las alcantarillas y la estación fantasma de París; y en Roma, el detector de mentiras más antiguo del mundo, o la mazmorra del emperador. 
 

Consejos básicos para viajar con menores

 

NIño con mapa
 
 
Viajar en familia permite compartir experiencias y disfrutar de la compañía generando muy buenos recuerdos. Para sacar el máximo partido a una escapada o un viaje de varios días o semanas, no es imprescindible viajar muy lejos. Según un estudio publicado hace algunos meses, en España el 85% de las familias tiene en cuenta la opinión de sus hijos, y el 65% considera los viajes de vacaciones un momento ideal para pasar tiempo con sus hijos. Aunque casi todos añaden que hay que mantener unas normas de convivencia. 
 
Antes de salir hay que comprobar toda la documentación, si es necesario o no pasaporte y las tarjetas sanitarias española y europea y seguro de viaje si se considera oportuno. Imprescindible  añadir al equipaje un botiquín. Problemas de estómago, mareos, quemaduras del sol,  catarros y picaduras de mosquitos pueden complicar un viaje, a priori, placentero. Es una opción muy importante realizar las reservas con antelación, para evitar colas o sorpresas de última hora, y además se pueden conseguir descuentos. Decidir los horarios de vuelos y largos recorridos también es algo a tener en cuenta, lo mejor es aprovechar sus horas de sueño. El viaje se les hará menos pesado.


20180505_162345
Foto: angelaGonzaloM
 
Hay que viajar sin horarios, ni densas agendas, si no se puede ver todo, no pasa nada. Estáis de vacaciones y los adultos deben adaptarse a los más pequeños, que entienden ese momento como un espacio de libertad. Es importante que participen del viaje, antes, durante y después del mismo, deben conocer el lugar al que van a ir, las cosas que se van a visitar, preparar la maleta, realizar fotografías y si es posible montar un álbum de fotos al regresar.

Viajar ya sea cerca o lejos es un buen momento para aprender geografía, orientación, geología, naturaleza, cultura, historia, idiomas o a contar. También hay que pensar en los inconvenientes, como que un menor se extravíe. Una encuesta señalaba una vez que un 22% de españoles habían perdido a su hijo en alguna ocasión. Una pulsera identificativa o el teléfono de los padres apuntado es una buena idea.


 
20180505_162537

El viaje es toda una experiencia para conocer otras costumbres y tradiciones, jugar con otros niños, compartir comidas o estancias con gente nueva o hacer prácticas en granjas.  Como dicen los viajeros empedernidos que nada os impida descubrir el mundo. Solo hay que saber adaptarse.
 
 
 
Categorías: Juegos , Libros , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   14.nov.2021 23:04    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios