« Retomar el turismo en Semana Santa Un largo camino desde 2020 | Portada del Blog | El WTTC debate en Manila el futuro del turismo »

Sonidos de Pasión en el corazón de Andalucía

    miércoles 13.abr.2022    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

 

IMG20220317100629Foto: angelaGonzaloM

 

A las seis y media del viernes santo, en Puente Genil, los romanos parten en busca del Terrible, Jesús Nazareno, para leerle su condena. En esta ciudad cordobesa nos introducimos en la Semana Santa del corazón de Andalucía, para conocer desde dentro algunas de las tradiciones, curiosidades y glosario que envuelven las procesiones, una mezcla de devoción religiosa y cultura popular. Pero sobre todo vamos a conocer sus silencios y los múltiples sonidos. 

La saeta cuartelera de los pontanos es un diálogo a dos voces a modo de plegaria. Nos explica Juan Miguel Granados, ex presidente de la Agrupación de Cofradías y corporaciones bíblicas de Puente Genil, que tienen cuatro sonidos  autóctonos y únicos. 

La calle Santos es conocida como la "de los cuartelillos", donde tienen la sede las corporaciones bíblicas, porque en la Mananta como se llama la Semana Santa pontana, no solo participan cofradías también estas corporaciones -oficialmente no religiosas- pero con siglos de tradición en la ciudad. Sortean entre los hermanos  quién lleva el rostrillo, la peluca y la vestimenta, mientras los romanos se pasean desordenadamente, para demostrar que ellos son el poder y hacen lo que quieren.

 

 

Tambores libres también en Baena. Los judíos redoblan siguiendo cierto compás, pero cada uno toca por su lado. Se dividen en colinegros y coliblancos.  El joven José Manuel Osuna nos deja claro que "entre los dos grupos de judíos prefiero los colinegros, porque salen a tocar todas las noches de viernes de cuaresma, mientras que los coliblancos, solo tocan en semana santa".

El sonido chillón del tambor recuerda los gritos e insultos que el pueblo lanzaba a Jesús. Es el alma y motor de esta población cordobesa, dándole sonido y color.

IMG20220318100906Foto: angelaGonzaloM

 

Durante la Semana Santa, muchos pueblos de España sacan a la calle un rico y variado patrimonio religioso, mostrando la belleza de la imaginería de las tallas de Cristos y Vírgenes. El bordado de los mantos, el dorado de los cascos de los romanos, el terciopelo de los ropajes, los colores de las velas, los capirotes o el plateado de sus candelabros.

En Lucena, el orfebre José María Gradit mira con orgullo los candelabros que portan algunos tronos que él ha restaurado en su taller durante los últimos meses. Emilia Gálvez sabe que todos los candeleros regresarán ennegrecidos a sus parroquias.

 

IMG20220318193827

 

El característico tilín del muñidor es el sonido más singular y sobrecogedor de la semana Santa. En la mayoría de las procesiones el manijero es el que comanda los pasos de la estación de penitencia y asume la responsabilidad de la cuadrilla a lo largo del recorrido. En Cabra, Frank Gómez nos detalla la importancia de los muñidores y de las campanillas en las procesiones del silencio, que suenan como rasgando la noche.

Durante la Cuaresma y los miércoles y jueves de Semana Santa, muchas cofradías y hermandades abren sus puertas a forasteros y vecinos para que puedan disfrutar de las imágenes que más tarde procesarán por las calles. También es un buen momento para conocer un entorno que se nos escapa a los neófitos, y que es rico en palabras, expresiones y puestas en escena del cortejo procesional.

Impresionan los ajuares, las sayas, el manto de salida de la Virgen, las coronas, los tronos, las potencias de Cristo, los cordones, la cruz de guía, el hilo de oro, las varas, los ciriales, el simpecado…. Cada detalle tiene un sentido religioso.

 

20220317_184058Foto: angelaGonzaloM

 

En la casa hermandad museística Nuestro Padre Jesús de la Columna y María Santísima de la Esperanza de Lucena, Rafael Sánchez nos introduce en la vestimenta del santero o costalero. La mayoría de cofrades lo son por tradición familiar y luego van pasando por diferentes estatus.

Todos empiezan de monaguillos, para pasar a ser penitentes, camareras, costaleros, vestidoras, aguadores o capataces., pero Frank le pone un poco de humor a esta estrecha relación social que se vive en las hermandades.

En España hay unas 11.500 hermandades  y cofradías que marcan el paso religioso y social de muchos municipios a lo largo del año. Y sobre todo cuidan con esmero las obras de arte que protegen, manteniendo este patrimonio cultural en perfecto estado de conservación. Se calcula que a lo largo del año sacan a las calles unas 17.000 imágenes y grupos escultóricos.

 

20220319_094206Foto: angelaGonzaloM

 

En Alcalá la Real escuchamos los pasos mímicos, cantados o pregonados que son la marca de identidad de esta población jienense, junto con el simulacro de la Santa Cena portando la mesa del sacrificio, el gallardete,- una lámina que representa la tercera caída de Jesús- y el cuadro del Flagelado, que expone la Hermandad del Señor del Ecce-Homo.

En Carmona una saetera se planta junto a uno de los pasos… para interpretar una saeta carcelera… mientras otro prepara una por seguiriyas. La dificultad de este cante es que no tiene acompañamiento musical y el intérprete no tiene referencia para finar la voz. Los saeteros ponen la afinación, la ejecución y la potencia que consideran oportuna en cada momento.

 

20220319_095130Foto: angelaGonzaloM

 

Las notas del órgano de cuatro caras de la iglesia de los Descalzos de Écija nos envuelve en un ambiente más interior y sobrecogedor.. mientras admiramos su fantástico faldón que representa a unos ángeles tocando sus variados instrumentos. Tan heterogéneos como las múltiples maneras de celebrar la Semana Santa.

Acabamos nuestro recorrido por diez municipios de la Andalucía Central, en las provincias de Córdoba, Sevilla y Jaén, escuchando las campanas de Santiago el mayor del siglo XIII, en Utrera. En esa iglesia y en la de Santa María de la Mesa los arriesgados campaneros voltean los bronces subidos a la campana y mientras tiran y aflojan las cuerdas, entre repiques y tañidos, salen al exterior del hueco manteniendo la campana, de más de mil kilos  en balanza sobre el vacío… una tradición que han conservado a lo largo de la historia y que repiten algunos festividades,

La ruta "Caminos de Pasión" aporta una Semana Santa rica en matices religiosos y culturales que no deja indiferente ni a los fieles ni a los curiosos.


 

Escuchar otros temas relacionados

 

 


 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

 

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   13.abr.2022 06:42    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios