5 posts con categoría "Ciencia"

Diario de a bordo de los expedicionarios de la primera vuelta al mundo

Vuelta al mundo

Hace 500 años la vuelta al mundo supuso una proeza por la gran dificultad que comportó para los tripulantes. Navegar siguiendo la estrella del sur, la altura del sol, un peso atado a una cuerda para conocer la profundidad del mar, casi sin cartas náuticas y sobretodo sin previsiones meteorológicas. Interpretaban las nubes, el color del mar, el comportamiento de los animales. Así durante tres largos años, en los que muchos sucumbieron al hambre, las enfermedades o a las tempestades. Un joven lombardo, Antonio Pigafetta, fue el encargado de escribir el diario de a bordo.

Así fue la experiencia de estos exploradores que se embarcaron con la esperanza de enriquecerse, y de los que, a duras penas, llegaron 18, descalzos y maltrechos.

Principales hitos de la expedición de Magallanes

Magallanes vuelta al mundo mapa

Foto wikipedia

Sevilla.- 10 de agosto de 1519, capitaneada por Fernando de Magallanes, cinco naos (Santiago, San Antonio, Trinidad, Concepcón y Victoria) con 239 tripulantes parten desde el muelle de las Mulas de Sevilla, en el lado oeste del actual puente de San Telmo.

La expedición promovida por la corona española, tenía el objetivo de abrir una ruta comercial por occidente hasta las islas de las especias, las Molucas, donde se producía uno de los comercios más lucrativos del siglo XVI. Ponen proa siempre a poniente y deben encontrar un paso o estrecho que uniera los dos grandes océanos del mundo. Algo hasta entonces desconocido.

Aquellos hombres iniciaban una travesía llena de incógnitas y sobresaltos. A lo largo de tres años vivieron toda suerte de vicisitudes y muchos perdieron la vida, incluido Fernando de Magallanes, impulsor del proyecto.

Sanlúcar de Barrameda.- 20 de septiembre. Una vez preparados y equipados para un viaje que se calcula que duraría unos dos años, salen del puerto gaditano buscando los vientos del sudeste.

Tenerife.- 26 de septiembre. Descienden con las naves hasta Tenerife, en las Islas Canarias para coger la fuerza de los vientos y abastecerse de madera y otros materiales. Al cronista de aquella aventura, Antonio Pigafetta le llamó la atención que en la isla española nunca llovía y los habitantes recogían el agua con las hojas de los árboles.

Cabo Verde.- 3 de octubre. Siguiendo su camino al sur, pasan entre el Cabo Verde y la costa de Guinea, esperando varios días los vientos favorables que debían ayudarles a cruzar el Atlántico.

Río de Janeiro.- 13 de diciembre. Entran en la bahía de Santa Lucía, actual Río de Janeiro, tras cruzar la línea equinoccial y dejando atrás la estrella del norte. Fue como llegar al Paraíso, aprisionándose de carne, patatas, frutas y otros alimentos que cambian por productos como cascabeles, naipes y espejos además de baratijas.

'Legua Cero' Homenaje conmemorativo primera circunnavegación en Sanlúcar
'Legua Cero' Homenaje conmemorativo primera circunnavegación en Sanlúcar Foto: Armanado Martín/Wikipedia

Río de la Plata.- 13 de enero de 1520. Bordeando la costa oriental sudamericana arriban a la desembocadura del río de Solís, que había sido descubierta por el explorador Juan de Solís, al que según Pigafetta habían devorado los caníbales de la zona. Actualmente es la desembocadura del Rió de la Plata. Esperaban que el agua les permitiera dar con el paso hacia el Mar del Sur, descubierto por Núñez de Balboa en 1503. Vieron que no era la vía acuífera que esperaban, por lo que continuaron hacia el sur, entrando por primera vez en territorio totalmente desconocido en aquella época.

Puerto de San Julián.- 31 de marzo. Están al inicio del invierno austral y comienzan a pasar hambre y sobretodo frío. A estas dificultades se suma el amotinamiento de Juan de Cartagena que junto a los comandantes de los otros cuatro buques, se oponen a que la expedición sea liderada por un portugués y no por un español. Magallanes ejecuta a uno de los cabecillas y deja en tierra a Cartagena. Por primera vez tienen contacto cn los habitantes de la Patagonia, los patagones, a los que detallas como hombres de cierta estatura.

Estrecho de Magallanes.- 21 de octubre. Los tripulantes se encuentran con un canal, que podría ser el ansiado paso hacia el Pacífico. En el cabo de las Once Mil Vírgenes, los expedicionarios envían a la San Antonio y la Concepción, para examinar esa ruta y comprobar que realmente desemboca en mar abierto. Una noche, la San Antonio, pilotada por Esteban Gómez, deserta y retorna a España, aunque antes recogen a Juan Cartagena. Pierden dos naves, pero continúan su viaje por el incierto y complicado canal, donde permanecen sin ninguna orientación unos 23 días, hasta alcanzar el Mar del Sur.

Cabo Deseado.- 28 de noviembre. Tras varias semanas cruzando el inhóspito y desconocido estrecho consiguen alcanzar el cabo que los llevará hasta el Pacífico. La tripulación llora de alegría. Han conseguido uno de sus objetivos. Pero continúan las adversidades y los imprevistos. La travesía por este océano es más larga de lo esperada y comprueban ante sí una dimensión de agua casi similar al resto del mundo conocido hasta entonces. Durante cuatro meses no tocan tierra, eso agrava la situación de la tripulación, el hambre y el escorbuto mata a gran parte de los hombres que formaban la expedición. La parte positiva es que el mar que atraviesan es tranquilo y, y la ausencia de tempestades y los vientos favorables, facilitan la navegación.

Islas Afortunadas y de los Tiburones.- 24 y 25 de enero de 1521. En el tránsito a un nuevo año, arriban a Oceanía. La primera tierra que encontraron fueron dos islotes deshabitados, dos islas vírgenes, rodeadas de tiburones. Actualmente son la Isla Caroline o Flint.

Milla Cero en Sevilla - Foto Juanogmir

Milla Cero en Sevilla - Foto: Juanogmir7Wikipedia

Islas de los ladrones.- 6 de marzo. Tras cuatro meses de navegación extrema, alcanzan la primera isla habitada: las Marianas y la isla de Guam, donde no son bien recibidos y tienen un complicado contacto con los autóctonos que les roban todo lo que pueden, incluido el esquife de la Trinidad.

Samar, San Lázaro.- 16 de marzo. En busca de una tierra más acogedora siguen rumbo a poniente y encuentran las Filipinas, donde los tripulantes establecen buenas relaciones con los nativos e incorporan el nuevo territorio a la corona española. Enrique, un esclavo de las Molucas, que había viajado con Magallanes, cuando éste trabajaba para la corona portuguesa, les sirvió de intérprete con los nativos.

Limassawa.- 21 de marzo. Es Domingo de Pascua y los tripulantes celebran su primera misa junto a los isleños, con los que han mejorado sus relaciones. Comienza la colonización y evangelización de los nativos, empezando por los reyes y habitantes de Massana.

Isla de Zubu (Cebú). 7 de abril. Magallanes traza una gran amistad con el rey de Zubu intercambiándose regalos y realizando muestras de respeto entre los habitantes de la isla y los exploradores. El intérprete les convence de los beneficios del bautismo y de pertenecer a la corona de Castilla.

Muerte de Magallanes en la batalla de Mactán (grabado del siglo XIX)
Muerte de Magallanes en la batalla de Mactán - grabado siglo XIX

Isla de Matan (Mactán).- 21 de abril. Cerca de Zubu está la isla de Matan, donde su rey está enfrentado al de Zubu, y además se niega a pagar los tributos al monarca español. Magallanes decide desembarcar en la isla para someterlos a la fuerza y demostrar la amistad con el rey de Zubu, pero la batalla se complica ante la enorme diferencia de hombres. 49 españoles se enfrenta a más de un millar de nativos. Durante la refriega Magallanes es alcanzado por una flecha envenenada y muere.
Más tarde el esclavo Enrique se entera de que con la muerte de su protector, él no será puesto en libertad, como le había prometido a su salida de Sevilla, y además tendrá que servir la esposa del capitán portugués. Ante esta situación decide unirse al rey de Cebú al que le aconseja que se apropie de los bienes que transportan las naves. El rey invita a cenar a los altos cargos de las naos y los degüellan antes de los postres. Juan Serrano queda como rehén, y Juan Carvalho da orden de partir, dejando a Serrano y a Enrique en tierra.

Bohol.- 1 de mayo. Ciento quince supervivientes se dirigen hacia la isla de Bohol. Como no son suficientes para controlar las tres naves que les quedan, deciden quemar la Concepción, que es la que se encuentra en peor estado y reparten la tripulación entre las dos naves restantes: la Victoria y la Trinidad.

Isla de Butuán.- Durante el mes de mayo, continúan su travesía hasta llegar a Butuán, donde son recibido con amabilidad por el rey y pueden tomar nuevas provisiones.

Palouan (Palawan).- Junio. Los exploradores buscan la ruta de las Molucas, y van parando en algunas islas del archipiélago filipino, donde pueden aprovisionarse de víveres y otros productos necesarios para la navegación. Se sienten afortunados de haber encontrado estas islas, porque durante unos días pueden reparar las naves y reponerse de la dura travesía.

Isla de Cavite.- Una vez repuestos, en octubre recalan en la isla de Cavite, situada al sur de la bahía de Manila, en la isla de Luzón. Siglos más tarde, fue el lugar donde la Armada Española perdió gran parte de los buques que tenía en el archipiélago, durante la guerra hispanoestadounidense en 1898.

Borneo.- 9 de octubre. Quizá fue el mejor recibimiento que tuvieron en toda la travesía. El rey de Burne los recibió en una gran piragua,con la popa y la proa adornadas con oro, y un pabellón blanco y azul con un copo de plumas de pavo en el asta. Los músicos que le acompañaban tocaban zamponas y tambores y nada más llegar a tierra son trasladados en grandes elefantes hasta el palacio real, donde el rajá Siripada los recibió con todo lujo.

Archipiélago de las Molucas.- 6 de noviembre. A lo largo del mes pararon en varias islas y finalmente en Sanghir, entraron en un puerto donde buscan a alguien que los lleve a las Molucas. El 6 de noviembre de 1521, dos años y dos meses más tarde de partir de Sevilla, llegaron a su objetivo: las islas del clavo, el jengibre, la canela y la nuez moscada.

Tadore.- 8 de noviembre.- Dos días más tarde atracan en la más grande de las islas. Tidore, donde son recibidos con amabilidad, aunque recelosos de anteriores experiencias, se muestran prudentes y evitan grandes convites y el trato directo con los indígenas. Se mantienen el tiempo prudencial para cargar las naves de especias e intercambian regalos y compras en una isla acostumbrada al comercio.

El 21 de diciembre zarpan rumbo a España, pero la Trinidad hace aguas y es imposible repararla. Al mando de Juan Carvalho y con 53 tripulantes deciden que cuando sea reparada regrese por el estrecho de Magallanes, aunque nadie había hecho el tornaviaje. La Victoria, capitaneada por Juan Sebastián Elcano, con 47 tripulantes europeos y 17 indígenas, continúa la navegación por la ruta oriental, desobedeciendo el Tratado de Tordesillas acordado con los portugueses. Es la única nao que sigue en ruta.

Estatua Elcano en Guetaria Foto JUE_WikipediaEstatua Elcano en Guetaria Foto JUE/Wikipedia

Buru.- En los últimos días de diciembre atracan en la isla Buru donde encuentran alimentos en abundancia que les permitirán iniar el retorno. Cargan cabras, gallinas, cerdos, caña de azúcar, cocos y otros productos con los que guisar.

Timor.- 25 de enero de 1522. Bajo orden de busca y captura por la corona portuguesa, la enemistad entre España y Portugal obliga a los tripulantes de la nao Victoria a alejarse de la costa para no ser descubiertos. Atracan en la isla de Timor, donde son recibidos por uno de sus jefes, que les suministra víveres que tendrían que ser suficientes para conseguir su odisea y poder llegar a Sanlúcar de Barrameda, sin escalas.

Océano Índico.- 11 de febrero. Ese día abandonan la isla de Timor y se adentran en el gran mar de Laut-Chidot, o lo que es lo mismo, el Océano Índico. El tercero que atravesarán a lo largo del viaje.

Cabo de Buena Esperanza.- 6 de abril. Tenerse que alejar de tierra, les obliga a una larga navegación, y casi se quedan sin víveres ni agua. Para no ser capturados por los portugueses, deciden permanecer nueve semanas frente al cabo, con las velas plegadas, haciendo frente a tempestades y situaciones meteorológicas adversas. Los portugueses creen que ya no queda ninguna nave de la expedición, pero deben pasar desapercibidos, por eso esperan que soplen los vientos, que les ayudarán en su desplazamiento hacia el continente europeo.

Cabo Verde.- 9 de julio. Todo está en su contra. El escorbuto y la inanición los mata poco a poco. Casi uno por día. Ante la más que real posibilidad de que todos mueran si no toman tierra, deciden descender en Cabo Verde, aun a sabiendas de que estaban en zona enemiga. Engañan a los portugueses diciendo que es una expedición e viaja desde América. Es en esta isla africana, cuando descubren el desajuste de su calendario, ya que con los cambios horarios y solares habían ganado 24 horas. No tienen tiempo de más investigaciones, porque cando los portugueses comprueban que pertenecen a la expedición de Magallanes, deciden huir precipitadamente y dejan a 13 hombres apresados en tierra. Unos meses más tade ellos y los que se habían quedado en Las Molucas regresaron a España.

Sanlúcar de Barrameda.- 6 de septiembre. Habían recorrido casi 50.000 kilómetros, cruzado cuatro continentes y navegado por 3 océanos, siempre hacia el oeste. 18 hombres famélicos y enfermos entran en la bahía de Sanlúcar tras conseguir una proeza: dar la vuelta completa al mundo y demostrar que la tierra es esférica. aunque ese no era el primer objetivo de la expedición.

Sevilla.- 8 de septiembre de 1522. Antonio Pigafetta relata en el diario de a bordo, algunas de sus últimas experiencias. "El lunes largamos el ancla cerca del muelle de Sevilla, y descargamos toda nuestra artillería. El martes bajamos todos a tierra en camisa y a pie descalzo, con un cirio en la mano, para visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria y la de Santa María la Antigua, como lo habíamos prometido hacer en los momentos de angustia".

De los 239 hombres que zarparon de Sevilla en 1519, regresaron 35, dieciocho de ellos con la Victoria; doce, procedentes de Cabo Verde, volvieron unas semanas después, y cinco supervivientes de las Molucas, regresaron unos años más tarde. 

Leer más:

Se cumplen 500 años de la Primera Vuelta al Mundo

 

Categorías: Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   10.ago.2019 16:01    

El oceanário de Lisboa, un mirador a los océanos

20190522_111629
Foto: angelaGonzaloM

"Con mucho cuidado para no hacer ruido se levantó y, escondido entre dos piedras, se puso a mirar. Y vio un gran pulpo que reía, un cangrejo que reía, un pez que reía y una niña muy pequeñita a reírque también reía. La niña, que debía medir un palmo de altura, tenía cabellos verdes, ojos rojos y un vestido hecho de algas encarnadas. Estaban los cuatro en un charco de agua muy limpia y transparente, rodeada de anémonas. Y nadaban y se reían". Este verso de la gran poetisa portuguesa Sophia de Mello Breyner Andressen, "A menina do mar", ilustra el sentimiento que invade al visitante cuando pasea por el oceanário de Lisboa.

Es el mayor acuario de interior de Europa, simula un puerto flotante y es un punto de referencia de la Lisboa moderna. Construido por Peter Cherymayeff para la Expo 98, se ha convertido en un mirador de los océanos, cumpliendo una labor turística, didáctic,a preventiva y de divulgación. En el interior de este receptáculo viven unos 16.000 animales marinos pertenecientes a 450 especies marinas. En el tanque central conviven rayas, tiburones, un pez luna y peces de distintas especies que llenan de color el lugar, envolviendo al visitante,  trasladándole al interior del océano. De hecho, ese es el objetivo del oceanário, demostrar como conviven en un mismo espacio animales marinos procedentes de diferentes océanos y mares.

El espectador comprueba como las rayas suben y bajan por la vidriera central, cómo se acercan lentamente los tiburones, mientras a su lado nadan -sin ningún temor- decenas de peces que en mar abierto serían un manjar para estos animales. Cuatro tanques rodean al espacio central, representando cada uno de los parajes oceánicos como la costa de la Antártida, los bosques laminariales del Pacífico, las rocas del Atlántico Norte o los arrecifes coralinos del Índico.

Los poemas de Sophia de Mello Breyner os acompañarán en todo el recorrido, mientras las medusas de colores electrificantes se mueven, las simpáticas nutrias marinas se divierten como si posaran para las cámaras y teléfonos móviles que intentan captar todos sus movimientos, los pingüinos saltan de piedra enpiedra, y el pulpo se mantiene agazapado entre unas rocas, al mismo tiempo que los caballitos de mar y los anfibios se ocultan entre la maleza y el pez payaso nada en grupo.

Bosques bajo el agua. la exposición de Takashi Amano

20190522_101130

El japonés Takashi Amano, ha dejado su obra póstuma en una exposición temporal que acoge el oceanográfico de Lisboaa. Un enorme acuario, de 40 metros de largo y 160.000 litros de agua dulce, acoge una representación de bosques tropicales que son algunos de los hábitats más ricos y diversificados del planeta. Ocupan menos del 6% de la superficie de la Tierra, pero albergan más de la mitad de especies acuáticas del planeta y son los hábitats más amenazados.

En un entorno intimista, como todo el acuario, esta exposición muestra la naturaleza desde una perspectiva diferente, en un entorno único donde los bosques tropicales y el arte se combinan magistralmente para crear un mundo de sensaciones y emociones, potenciadas por la música del compositor portugués Rodrigo Leão. Se trata de una visita contemplativa y relajante. Takashi Amano, fotógrafo de paisajes, introdujo técnicas de jardinería japonesas y el concepto de wabi sabi en el diseño de acuarios plantados, y colocó hoja por hoja. Para inspirarse viajó por los bosques del mundo, capturando la armonía de la naturaleza lo que le convirtió en el maestro internacional de acuarios de agua dulce con sus acuarios plantados, conocidos como "acuarios naturales".

Las cifras muestran la espectacularidad de esta exposición, en la que se pueden observar más de 10.000 peces tropicales de agua dulce de 40 especies diferentes, 46 especias de plantas acuáticas, 12 toneladas de arena, 25 toneladas de roca volcánica y 78 troncos de árboles.

Un lugar para concienciar al visitante

20190522_113312

Tres cuartas parte del planeta están cubiertas por agua, los océanos representan más del 70% de la superficie de la Tierra y albergan el 95% de toda el agua del planeta. Produce entre el 70 y 80% del oxígeno que respiramos, absorve entre el 30 y 50% de las emisiones de dióxido de carbono, y es la mayor fuerte de proteínas del mundo. La pesca es el medio de vida del 12% de la población mundial. Sólo conocemos el 5% del océano y nos queda mucho por descubrir.

En este impresionante acuario de Lisboa también se recuerda que los océanos son vitales para nuestro planeta y que tenemos la obligación de cuidarlos por el bien de todos. Hay un apartado dedicado a los peligros que supone el plástico para la fauna marina y la calidad del agua. Los plásticos representan el 95% de los residuos en mar abierto, en los fondos marinos y en las playas. El 80% de la contaminación de los océanos está causada por los seres humanos. En la sección dedicada a sensibilizar a los visitantes, se nos recuerda que en los últimos 50 años, la producción de pesca ha subido de 20 millones de toneladas a unos 205 millones cada año. También hay una cronología de las catástrofes provocadas por accidentes náuticos y datos sobre el impacto de los plásticos en los océanos.

20190522_120720
Foto: angelaGonzaloM


El oceanario lisboeta es una de las visitas obligadas a la capital lusa, imprescindible si se viaja con niños, para lo que podéis dedicar unas dos horas. Ha recibido varios premios internacionales y permite aprender a conocer el mundo submarino de una manera muy atractiva. Además se encuentra en la zona más moderna de Lisboa, en el barrio del Parque de las Naciones. Un espacio lúdico con juegos para los más pequeños, rodeado de terrazas, el río Tajo, los edificios de que se construyeron para la Expo'98 y un teleférico. Está abierto todos los días del año, aunque tiene diferente horario en invierno y verano. La entrada cuesta unos 15€ y los menores de 3 años entran gratis. Hay descuento si se visita en familia o se utiliza la Lisboa card.

Acabamos la visita con el final del poema de Sophia de Mello Breyner resonando en nuestra mente: "Al día siguiente hubo otra fiesta en el palacio del rey del mar. La niña del Mar bailó toda la noche y las ballenas, los tiburones las tortugas y todos los peces decían: "nunca vimos bailar tan bien". El rey del mar observaba todo, sentado en su trono de nácar, rodeado de caballitos, y su manto de púrpura en las aguas".

 

Medusas bailando en el Oceanário de Lisboa

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    8.jun.2019 14:25    

Leonardo da Vinci en Madrid


Leonardo en Madrid

El 15 de abril de 1452 nacía, en Anchiano, Leonardo da Vinci. Coincidiendo con esta fecha se celebra el Día Internacional del Arte. El toscano es el arquetipo del polímata, que domina diferentes áreas del saber tanto en el mundo de las artes como de las ciencias. Fue a la vez anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Su talento trascendió las medidas de tiempo y lugar y su vida sigue guardando grandes misterios. Los dos polímatas más conocidos de la historia son Aristóteles y Leonardo.

Da Vinci solo pintó 20 cuadros, pero varios de ellos son obras de arte incuestionables como La Gioconda, La Última Cena o La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana. Fue pionero en utilizar la técnica del óleo y destacó por su destreza con el claroscuro, los contrastes de los rasgos y la composición geométrica. Junto con Miguel Ángel y Rafael forman lo que se conoce como el trío del cinquecento italiano. De hecho lo que más admiramos de Da Vinci es que fue un adelantado de su tiempo, con enunciados y teorías que se consiguieron solucionar dos siglos más tarde de su muerte.

Siendo joven ingresó en uno de los talleres de arte de mayor prestigio de Florencia convirtiéndose en aprendiz de Andrea Verrocchio. Allí aprendió técnicas en química, madera, metalurgia, mecánica, yeso, cuero, mármol, bronce y pintura. También viajó a Milán, Venecia y Roma. Italia ha preparado varias exposiciones relacionadas con el genio florentino, y Francia ha organizado más de 500 actividades a lo largo de este año, en el Valle del Loira, para conmemorar que allí, en Amboise, murió hace ahora 500 años.

Si no puedes viajar a esos lugares, en Madrid hay dos exposiciones sobre su vida, obra, invenciones y escritos. Los rostros del genio, puede verse en el palacio de las Alhajas, mientras que la Biblioteca Nacional muestra los Códices de Madrid, dos manuscritos excepcionales por su contenido y sus reflexiones. Ambas exposiciones estarán abiertas hasta el 18 de mayo.

La imaginación de Leonardo en el Palacio de las Alhajas

Renacimiento_leonardo_2
Foto web "Los rostros del genio"

Los rostros del genio es un recorrido a través de espectaculares ejemplos que utilizan la realidad virtual y mixta, así como de grabados que formaron parte de distintos libros publicados a lo largo de la historia sobre su vida y su obra. El colofón de este paseo es la Tavola Lucana, el retrato descubierto por el historiador Nicola Barbatelli en 2009 y del que los expertos consideran que es el único que reúne todas las condiciones (históricas, literarias, artísticas y científicas) para representar al maestro florentino.

Instalaciones audiovisuales, reconstrucciones realistas, aplicaciones de realidad mixta y realidad aumentada, infografías, taller infantil, todos los facsímiles de los manuscritos de Leonardo y sorprendentes aplicaciones tecnológicas acompañan al visitante en su camino hacia una obra original.

Legado_leonardo
Foto web "Los rostros del genio"

La muestra se extiende a lo largo de dos plantas y cinco salas monotemáticas. En la planta baja preside la sala un cubo donde se aprecian diferentes retratos del artista, una muestra de una personalidad compleja y diversa. Se presentan sus técnicas y cómo interpreta la belleza y la naturaleza. Una réplica de la Gioconda, que preside la sala,permite al espectador comprender esta obra pictórica y la persona de Leonardo, la época en que vivió y los artistas contemporáneos del genio italiano.

La primera planta está dedicada los ingenios que inventó, como el planeador, el tanque de guerra o un traje de buzo y a través de dispositivos móviles, códices y manuscritos, se puede entender como funcionaban, cual era su misión y cómo debían funcionar.

Tavola_lucana_baja (1)
Foto web "Los rostros del genio"

A continuación se pasa a una sala de proyección sobre los dibujos preparatorios de La Última cena y en la sala dedicada al "espejo del alma", se conocen las investigaciones que realizó sobre el cuerpo humano y su interés por alcanzar y conocer el alma humana.No podía faltar la representación del Hombre de Vitruvio.

Sin duda el punto central de esta exposición es la Tavola Lucana, una pintura al temple sobre madera de álamo, que representa a un hombre de mediana edad y ojos azules, y podría ser un retrato de Leonardo, aunque algunos expertos lo ponen en duda. Lo más sorprendente es que permaneció oculto hasta 2008, cuando apareció en el interior de un armario de una casa particular en Italia.

Los códices de la BNE

Tratado-estatica-mechanica-3
Foto: BNE

La Biblioteca Nacional propone contemplar los dos manuscritos originales de Leonardo, que permite al espectador disfrutar de la experiencia sensual de unas páginas auténticas, de ver el objeto real en una sociedad habituada a la versión tecnológica. La BNE abre por primera vez su impresionante vestíbulo como espacio expositivo para estas dos grandes joyas. En ellas da Vinci proyectó varias máquinas como el enorme caballo diseñado para Ludovico Sforza. Más de 60.000 personas la han visitado ya.

La máquina voladora, la enorme cabeza de caballo de Sforza, el alza columnas o la máquina de textil son algunas de las piezas que más han fascinado a los visitantes. Ingeniería, arte, hidráulica, arquitectura, escritura, Da Vinci no conoció disciplina que se sublevase ante él. Su dominio de cada una de ellas se evidencia en las obras que ocupan cada rincón de la muestra, una experiencia que finalizará el próximo 18 de mayo.

Montaje2

Foto: BNE

El Códice Madrid I es un tratado técnico que contiene una selección de sus principales logros científicos y artísticos. “La calidad del aparato icónico y el interés de los textos explicativos lo convierten en una fuente indispensable para conocer el funcionamiento de una mente prodigiosa. Es uno de los más bellos autógrafos conservados. Probablemente el maestro se proponía publicar esta obra por medios mecánicos. La intencionalidad del autor resulta evidente gracias a la invocación dirigida a un eventual lector al principio del manuscrito”, declara la catedrática de paleografía Elisa Ruiz, comisaria de la muestra.

El Códice Madrid II es un ejemplo muy característico del tipo de cartapacio o zibaldone utilizado por Leonardo. Se trata de un cuaderno de trabajo en el que va anotando toda clase de asuntos. En esas páginas desarrolla, entre otras cosas, la problemática del vuelo artificial pilotado, explica un original sistema de reproducción simultánea de escritos e ilustraciones mediante planchas metálicas, incluso levanta acta de un supuesto hallazgo: “En la noche de san Andrés encontré la solución final de la cuadratura del círculo cuando ya se terminaba la vela, la noche y el papel en el que escribía, al filo del amanecer”. Además de esta clase de temas también incluye los personales. Por ejemplo, hace un listado de las prendas de su vestuario que, en realidad, refleja el fondo de armario propio de un dandi; redacta un inventario de los libros que deja en Florencia en torno al año 1504; expresa un deseo amoroso no correspondido, etc.”

Recopilación especial sobre Leonardo da Vinci

Recopilación podcast sobre Leonardo da Vinci (ivoox y RNE-R5)

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Ciencia

Ángela Gonzalo del Moral   15.abr.2019 16:45    

Cita veraniega con las Perseidas

Descarga Perseidas Foto EFE_Tatyana Zenokovick
Foto EFE: Tatyana Zenokovick

Las condiciones para ver las llamadas Lágrimas de San Lorenzo o Perseidas, este fin de semana son perfectas según los expertos... No habrá luna llena, ni nubes que dificulten la visibilidad de esta lluvia de estrellas fugaces, que alcanzará su máxima intensidad en la noche del domingo al lunes. Serán perceptibles hasta 200 meteoros por hora, aunque la verdad es que solo podemos ser capaces de ver unas 20 a la hora, que tampoco está mal.

Varios observatorios van a retransmitir en directo el espectáculo y organizan actividades para explicar a los neófitos los detalles de la esfera celeste. Un buen momento para comenzar, si sientes una atracción hacia ese inmenso mundo que es la vía láctea y el sistema solar. En España dedican una especial atención el Observatorio del Teide (Tenerife) y el Anillo (Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural de Cáceres).

La tierra vuelve estos días a atravesar la órbita de 109P/Swift-Tuttle, un cometa cargado de pequeñas partículas de polvo, que se desintegran al rozar la atmósfera terrestre, siempre entre el 25 de julio y el 18 de agosto.

El mejor ritual es asomarse al cielo de agosto, en las noches que rondan al día de San Lorenzo y buscar las lágrimas del Santo.... o las Perseidas, las más populares de las llamadas lluvias de estrellas; que no son en realidad estrellas, sino los fragmentos de un cometa a más de 50 kilómetros por segundo. La falta de contaminación lumínica natural permitirá ver incluso a las más débiles, aquellas que se mantienen ocultas con la luz de la luna.

Descarga Perseidas Foto Thinkstock
Foto Thinkstock

Son como grandes bolas de nieve que cuando pasan cerca del sol van dejando pequeñas partículas y esas partículas al chocar contra la atmósfera de la tierra provocan destellos luminosos.

La ausencia de luz por la luna nueva y el tiempo nos permitirán apreciar también los meteoros menos brillantes. Entre las 2 y las 3 de la madrugada, en un lugar oscuro y tranquilo, alejado de la contaminación lumínica de las ciudades, podrán verse dos o tres por minuto, si tenemos los ojos bien abiertos. No es necesario nada más porque este fenómeno tiene lugar a cielo abierta, para ello lo mejor es dirigir la mirada a la parte más alta del cielo, hacia el norte, en el horizonte, sin obstáculos como edificios y árboles y sin instrumentos como prismáticos o filtros.

Lo único que se necesita en paciencia, hay que mirar a una zona concreta durante unos 15 minutos, mejor tumbados y disfrutar de esa gran oportunidad que nos ofrece el cielo. Una manera de aprovechar el tiempo es contar la frecuencia de las lágrimas desde una ubicación concreta colaborando con la ciencia y enviando esos datos al proyecto Contadores de Estrellas que colabora con la Organización Internacional de Meteoros. Y si además se quiere probar para pedir deseos, siempre es una buena excusa.

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.ago.2018 17:26    

Eclipses de sol y luna en agosto

eclipse lunar

En agosto nos vamos de eclipses. No hay duda de que los eclipses, tanto de luna como de sol, son un gran atractivo turístico. Aunque nadie puede asegurar que situaciones meteorológicas adversas impidan vivir esa experiencia, lo cierto es que los amantes que estas maravillas de la naturaleza nos deparan tienen dos oportunidades este mes. Viajeros, preparad  material conveniente y maletas para Europa o para Estados Unidos. Los que no  podáis ir no os preocupéis, la Nasa lo retransmitirá en directo para todo el mundo.

Al anochecer del lunes en España, sobre las 21.10 la luna se verá de un "marrón rojido, durante aproximadamente dos horas. Hacia las 23.30 la luna podrá visualizarse en su estado normal. Este fenómeno que se produce en luna llena, será parcial desde la mitad Este de la Península y lo que se conoce penunbralmente desde la mitad oeste. Por ejemplo en las Baleares, y la parte más oriental de la península será imperceptible. En África en cambio la luna se podrá ver teñida de un rojo intenso. El eclipse será visible en Australia, Asia, África y una parte de Europa. Uno de los lugares privilegiados será América, que atravesará totalmente de Oeste a Este.

Como siempre los expertos recomiendan alejarse de las ciudades y dirigirse a un lugar alto donde se pueda ver el horizonte.

Este no es el primer eclipse de luna de 2017. El primero pudo verse parcialmente el 10 y 11 de febrero. El eclipse lunar se produce cuando se alinean el Sol, la Tierra y la Luna, cuando el satélite atraviesa la sombra que proyecta la Tierra, que se encuentra entre ambos astros.

El gran eclipse solar de América 

Los países americanos se preparan para ver uno de los eclipses de sol más impactantes de los últimos años. Durante 2 horas y 40 segundos la luna oscurecerá los cielos del centro de Estados Unidos entre Oregón y Carolina del Sur. Los expertos dicen que en ese país no se había producido uno igual desde 1776. Y el último fue hace 100 años, aunque tuvieron un aperitivo hace casi cuatro décadas. En el resto del país y del continente el eclipse será parcial. También se podrá ver parcialmente desde Europa y África. La Nasa ofrece todo tipo de información en su página web.

"Tocará tierra" a las 10.15h. de Lincoln Beach y llegará al Atlántico a las 14.48h local en Charleston.  Carbondale (Illinois) será el lugar que más tiempo permanecerá a oscuras. El sol se ocultará totalmente en los estados de Oregon, Idaho, Wyoming Nebraska, Kansas, Missouri, Illinois, Kentucky, Tenesse, Georgia, y las dos Carolinas. A lo largo de 93 minutos y 113 kilómetros de ancho, recorrerá ciudades como Casper, Grand island, Lincoln, Columbia, Jefferson City, Vienne, Clarksville, Nashville, Athens, Greenville, Chattanooga, Knosville para desaparecer entre Georgetown y Charleston. 

Dentro de siete años se producirá otro gran eclipse, con lo que los trazos del de 2017 y 2024 formaran una X gigante.

Eclipses X

La Nasa está emocionada, porque será la primera vez en la historia de la humanidad que la tecnología permitirá observar este fenómeno desde tantos ángulos y realizar numerosos estudios. Para ello utilizará 11 satélites que orbitan alrededor del planeta, tres son de la NASA y el resto de otras agencias espaciales. Uno de los lugares más espectaculares para ver este acontecimiento será la Estación Espacial Internacional. Incluso se observará desde la Luna, para lo que hay previsto reorientar una nave espacial que está orbitando ese satélite. Se contará con un telescopio a bordo de un avión 747 de la NASA, además de varios telescopios de todo el planeta. Unos 50 globos atmosféricos llevarán instrumentos que registraran el rango visible de luz y los diferentes espectros con lo que se obtendrá información sobre la atmósfera del Sol. 

La agencia espacial ha publicado guías en inglés y español recomendando precauciones a la hora de mirar directamente al sol, para hacerlo hay que usar filtros con lentes especiales, filtros hechos en casa muy oscuros. No mire al astro aunque esté parcialmente cubierto, a través de una cámara, telescopio, binoculares o dispositivos ópticos sin filtros. 

Eclipses de sol y creencias mágicas

Imagen relacionada

Se calcula que en los últimos 3.000 años se han producido unos 5.000 eclipses de sol y otros 8.000 de luna. Con las técnicas actuales se puede calcular el momento y el lugar exacto de los eclipses de Sol o de Luna que tuvieron lugar en el pasado y los que ocurrirán en los próximos años.

El ser humano siempre ha mirado con cierto temor este fenómeno astrológico relacionado en la antigüedad con grandes cambios, eventos dramáticos, sucesos funestos, mal augurio o con milagros. Uno de los primeros eclipses datados fue en 1375 a.C, en la ciudad portuaria siria de Ugarit. Aparece escrito en una tableta de arcilla y señala que el cielo se oscureció durante 2 minutos y 7 segundo el 3 de mayo. No fue hasta el siglo XX, que se corrigió esa fecha, y se dató el 5 de marzo de 1223 a.C.

Los chinos consideraron una advertencia al emperador, el eclipse de 1302 a.C, que duró -según historiadores chinos- unos 6 minutos y medio. También se relaciona con un eclipse la crucifixión de Jesús, ya que en el Nuevo Testamento se recoge que el cielo se oscureció entre los años 19 y 33 de nuestra era.

El 765 a.C. el sol acabó eclipsado durante 5 minutos. en la ciudad iraquí de Ashur, donde, según algunos escritos, coincidió con una insurrección en la ciudad.

Los musulmanes también relacionan el nacimiento de Mahoma con un eclipse. de poco más de 3 minutos en el 569. Según la leyenda, Cristobal Colón, que había sido abandonado por su tripulación, amenazó a los indígenas en hacer desaparecer la luna si no le ayudaban. Para ese presagio se piensa que basó su predicción en las tablas de navegación del astrónomo Johann Müller, causando tanta impresión que le ayudaron a sobrevivir. 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Actualidad , Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    5.ago.2017 20:26    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios