11 posts con categoría "Cine"

Cannes y sus 75 años de glamour

 

ILMFESTIVAL-CANNES-POSTER_1f1ea_Eric Gaillard_ReutersFoto: Eric Gaillard_Reuters

La Croisette es uno de los paseos del mundo que tienen personalidad propia. Su nombre evoca cine, lujo, glamour, refinamiento, cultura, sol, playa. Pero en los días que celebra el famoso festival de cine, Cannes goza su momento estelar y la ciudad se transforma, explosiona.

Los fans de actores y actrices o del cine en general, lo viven intensamente, también los vecinos, que estos días no solo disfrutan del ambiente, sino que también se ven afectados por cortes de calles y readaptaciones de las líneas de autobús. Como Eugenie todos lo tiene claro " te guste o no te guste... es el Festival de Cannes". Sin olvidar la importancia económica que tiene para la ciudad. Cada año triplica su población de unos 70.000 habitantes.

 

 

Durante todo el año se organizan festivales relacionados con el séptimo arte como el mercado del cine en julio convertido en el principal encuentro anual de los profesionales para la compra y venta de largometrajes, otro especializado en Documentales, el mercado internacional de cine de animación, el FilmArt, o el kidscreen (para el público infantil). Además paralelamente a la sección oficial y a la competición se celebra la quincena de los directores y realizadores y la Semana de la Crítica.

Los días de festival la alfombra roja se convierte en un ir y venir de actores, modelos y celebrities con sublimes outfits o atuendos y espectaculares joyas. Es un escaparate para las firmas más prestigiosas de moda o joyería, que también aportan algún premio como el Trofeo de Chopard, que se otorga a jóvenes actores para reconocer y fomentar su carrera. Lo han obtenido Marion Cotillard, Eduardo Noriega, Gael García Bernal, Blanca Suárez o el brasileño Rodrigo Santoro, entre otros.

Pero lo que todos los nominados buscan es la Palma de Oro. "Si amas el cine, este lugar es el cielo", decía Quentin Tarantino. ''Para mí este ha sido el mayor festival de cine y el lugar donde buscas encontrar un cine de calidad", añadía el director David Lynch, mientras Jessica Chastain recuerda que fue donde empezó a destacr en el mundo de la actuación, "sentí que mi carrera nació en ese festival".

 

Festival de Cannes cumple 75 años

 

FESTIVAL-CANNES-PALME-DOR_d356e_Stephane Mahe_ReutersFoto: Stephane Mahe_Reuters

 

El color rojo que cubre las escaleras ensalza el glamour de un festival que nació por una apuesta geoestratégica, ideológica y cultural contra los festivales de Venecia y Berlín, que años antes de la II Guerra Mundial estaban dominados por la ideología fascista. René Pierre, es un greeter, nuestro compañero para recorrer la historia del festival y descubrir la ciudad de Cannes. Él nos recuerda que tras el festival de Berlín de 1937, Adolf Hitler quedó decepcionado por el triunfo de la película pacifista La Gran Ilusión de Jean Renoir y en la siguiente edición presionó a los miembros del jurado para que ganaran películas que ensalzaran las virtudes de los regímenes nazi y del fascismo italiano. Fue entonces cuando las democracias occidentales comenzaron a buscar un lugar alternativo. La sede se la disputaban Biarritz y Cannes.

Eligen a esta última y se anuncia la fecha de inauguración para el 1 de septiembre de 1939. Optan por el prestigio de Louis Lumière -inventor del cine- como presidente de honor del jurado y las grandes compañías estadounidenses anuncian la presencia de Tyrone Power, Gary Cooper, Douglas Fairbanks o Mae West. El día de la inauguración estalla la Segunda Guerra Mundial y el festival no se recupera hasta 1946.

 

La transformación de Cannes

 

ADP_3_FILMFESTIVAL-CANNES_1b3c9_Stephane Mahe_ReutersFoto: Stephane Mahe_Reuters

 

Junto al Palacio de Festivales y Congresos, en la explanada Georges Pompidou, recorremos con Margaux Lécluse el paseo de la fama. Más de 140 cineastas han dejado impresa sus huellas y firmas para deleite de visitantes y cinéfilos. La alfombra roja cubre sus famosos escalones y realza aún más la admiración que también envuelve otras escaleras de los hoteles de lujo como el Majestic Barrière, Intercontinental Carlton o Martínez cerrando el círculo del glamour durante los días que dura el certamen.

En el centro de la ciudad hay 6 hoteles de cinco estrellas, 32 de cuatro estrellas y 28 de tres. Aún así, René Pierre dice que no es una ciudad cara para los ciudadanos que viven allí, y nos recuerda que no todos son multimillonarios.

 

554_Cd'A1_Cannes_Escalera del hotel Martínez. Foto: angelaGonzaloM

 

En sus orígenes la ciudad era un puerto de pescadores. El Cannes que hoy conocemos con sus mansiones señoriales y sus lujosos paseos se inició en 1864, cuando el canciller británico Lord Henry Brougha se dirigía a Italia. Una epidemia de cólera en el país transalpino le obligó a volver a este pequeño asentamiento pesquero y se quedó un tiempo. Se enamoró del clima, el paisaje y su gente y estableció su residencia de invierno. Luego llamó a varios amigos millonarios que comenzaron a construir viviendas para la temporada invernal y provocaron un rápido desarrollo urbano, transformándolo en un balneario y destino residencial de lujo. La reina Victoria también llegó a tener una casa.

Una de las primeras intervenciones urbanísticas que realizaron en la primera mitad del siglo XIX fue reconvertir el viejo camino de la Croissette, en aquella época un sendero de tierra barrido por el oleaje, una ciénaga cubierta de cañas y azotada por tempestades. Las dunas de arena, algunas de más 15 metros de altura flanqueaban este paisaje hasta el nivel actual de la calle de los Estados Unidos. Y llegaba a Palm Beach, la punta que los pescadores llamaban la "pequeña Siberia" .

539_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

En la actualidad su lujoso paseo de tres kilómetros de largo se sitúa entre el mar azul turquesa que da nombre a la Costa Azul e impresionantes hoteles míticos, casinos, playas de arena fina -pero privadas, con sus carpas blancas que no permiten ver la amplitud del paseo-, embarcaderos de yates y lanchas, terrazas de diseño, restaurantes exquisitos y tiendas de lujo.

Para ver la bahía en toda su amplitud tenemos dos posibilidades: reservar un penthouse, las  lujosas terrazas de los hoteles, o algo más barato, subir a lo alto de la Suquet, el viejo pueblo de Cannes.

 

Paredes pintadas, el cine permanente de Cannes

 

495_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

Pasamos el puerto y cuando nos adentramos por algunas de sus calles, René Pierre nos descubre los muros pintados con temas cinematográficos. Hay más de 20 distribuidos por toda la ciudad, demostrando que el cine no se queda encerrado en el Palacio de Festivales y Congresos.

En el primer mural descubrimos parte de la historia del cine, dedicado a parejas cinematográficas como los hermanos Lumière, el gordo y flaco, Ginger Rogers y Fred Astaire, Jane y Tarzán, Robert Redford y Paul Newman, y muchas más que retan al viajero a recordar los títulos de las películas que protagonizaron. René nos tararea alguna de ellas para que adivinemos título y tema de la película en cuestión. 

 

529_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

También conocemos a Aurélie Ferrier, directora de Cannes Cinéma, una asociación cultural que tiene como objetivo mantener el cine presente en la ciudad con ofertas cinematográficas durante todo el año. "El festival es un escaparate para el cine y la ciudad", dice Aurélie. Durante los días del certamen la entidad ofrece unos pases especiales para ciudadanos que se negocian con los organizadores y el ayuntamiento, y ellos atienden a los cinéfilos del mundo entero.

Esos días llegan unas 200.000 personas con diferentes intereses cinematográficos, a una ciudad de unos 70.000 habitantes y 8 salas de cine. Tres son municipales que se adaptan también como sala de espectáculos, dos pertenecen a asociaciones culturales y sociales y otras tres son privados (uno de ellos un multisalas inaugurado el año pasado y con las últimas novedades técnicas Imax Maximum).

Acabamos nuestro recorrido en el mural pintado de Marilyn Monroe... un icono del cine que representa todo el glamour y frescura que encarna Cannes, el festival que a lo largo de 70 años ha transformado la vida cultural, social y económica de la ciudad, y la ha convertido en un referente mundial del séptimo arte.

 


Otros temas relacionados

 


 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   20.may.2022 10:18    

Valencia, primer plató de Berlanga

 

225_VLC1_Recorrido BerlangaFoto: angelaGonzaloM

 

Coincidiendo con la concesión de los premios Goya en Valencia, realizamos un viaje en el tiempo a la ciudad que acogió durante los primeros años de su vida al joven Luis García-Berlanga. Como si fuéramos a rodar una película montamos un plató imaginario en el centro de la ciudad, con un protagonista principal, el propio director, con unos escenarios específicos que fueron los que marcaron su infancia y juventud y seguimos atentamente el guion de María Hernández Reinoso, nuestra guía por la ciudad. 

No hay muchas huellas del director español en la capital valenciana porque se marchó relativamente joven y durante parte de su vida más temprana estuvo pasando unas largas vacaciones.... en el frente de batalla de Teruel o lejos.... en la Siberia rusa.

Pero no avancemos pasajes de esta película que iremos visionando en los lugares que visitó y nos ayudaran a entender a este gran observador del mundo que le envolvía.

 

 

Berlanga marcado por su ciudad, no era mucho de nada pero era un poco de todo. Era antimilitarista y hablaba de la guerra y de la pena de muerte; no le gustaban los toros, pero estaban presentes en sus películas; no le gustaba estudiar aunque ansiaba aprender todo; no era muy fallero pero disfrutaba con las fallas.

En la céntrica plaza del ayuntamiento valenciano quiso plantar la falla de la teta, la mamella en valenciano. Era 1988, y junto con Manuel Vicent idearon una quimérica escultura para la falla municipal. María Hernández nos explica que iba a representar "a un gran pecho debía cubrir una gran parte de la plaza y una serie de hormigas que representaban a los poderes fácticos de la ciudad irían ascendiendo hacia esa especie de madre nutricia".

Al final no pudo realizarse, pero en 2007, casi veinte años después, la siempre experimental comisión Mossén Sorell-Corona, plantó una falla basada en aquella idea tan surrealista a la que añadieron nuevas aportaciones del propioBerlanga.

 

El berlanguismo comenzó en el centro de Valencia

 

E5sMp5JWYAMs3bqFalla mamella ideada por Berlanga. Foto: twitter @MuVIM

 

Las películas de Luis García Berlanga están marcadas por sus numerosas vivencias personales, ofreciendo un estilo cinematográfico único y una manera de ver la vida: el berlanguismo, un término recogido por la Real Academia.

El centro de Valencia fue el primer mundo que conoció el pequeño Luis. En el número 5 de la plaza del Ayuntamiento estaba el negocio pastelero que regentaban sus abuelos "Postre Martí". Desde el mostrador descubría a gentes de todo tipo, y aprendió a observar y captar todo lo que le rodeaba. Una clase media y alta que más tarde retrataría magistralmente en sus películas.

 

226_VLC1_Centro ValenciaFoto: angelaGonzaloM

A los 8 años, una enfermedad pulmonar le obligó a dejar la soleada y costera Valencia por la alpina y fría Suiza. Sus padres lo internaron en el clasista colegio Beau Soleil, una experiencia que lo familiarizó con la cultura francesa.

Detrás del ayuntamiento de la ciudad del Turia estaba la escuela de las monjas de Loreto, donde se matriculó tras cerrar el colegio de los jesuitas en los que había comenzado sus estudios primarios. En el nuevo centro había solo niñas y nos dice María Hernández Reinoso, historiadora del arte y guía cultural, que allí comenzó a juguetear con el erotismo.

Más tarde estudiaría en el Instituto Luis Vives, situado también unas calles por detrás de la casa consistorial. Siempre fue un estudiante poco aplicado.... Seguramente sus padres, una familia burguesa de terratenientes, comerciantes y políticos, estaban preocupados por su falta de interés por los estudios.

"Las largas vacaciones del 36"

 

014_VLC2_Recorrido BerlangaBerlanga presidió el primer Consell Valencià de Cultura. Foto: angelaGonzaloM

 

En 1936 estalla la Guerra Civil... vive el momento como una oportunidad para no tener que asistir a clases,  y así aprovechaba para leer y aprender lo que realmente le interesaba.

Nuestro siguiente plano es un cenital de un campo de batalla.... de unas largas vacaciones... que acabaron mal. Se alistó al final de la contienda formando parte de la quinta del biberón pero no participó directamente al ser destinado al botiquín de la 40 División de los fusileros. Su relación más directa con el frente fue en la División Azul.

Franco había encarcelado a su padre, miembro del Parlamento por el "Frente Popular" y para sacarlo de la cárcel le dijeron que tenía que luchar en la Unión Soviética. También para alardear ante una chica a la que quería deslumbrar. Se unió a la División Azul en 1941, en el frente de Novgorod y regresó a España en 1942. Su padre murió seis meses después de salir de la cárcel, a él aun le quedaba por cumplir una larga mili y la chica se había ido con otro. 

 

284_VLC1_Centro ValenciaEstación central y plaza de toros de Valencia. Foto: angelaGonzaloM

 

Esta intensa experiencia le dejó un marcado antimilitarismo, plasmado en Calabuch o La vaquilla. Dos películas que también nos muestran la visión de Berlanga sobre la tauromaquia.

En la plaza de Toros de Valencia, un edificio neoclásico, de mediados del siglo XIX, obra del arquitecto Sebastián Monleón Estellés, visionamos con María algunos fragmentos de estas dos películas. Su miedo a la muerte y la rabia contra la pena de muerte nos legó una película de la categoría de El verdugo. El censor le hizo catorce cortes y aún así Franco dijo que era un mal español.

 

Observador de la sociedad española

 

008_VLC1_Recorrido BerlangaFoto: angelaGonzaloM

 

Como mal estudiante que fue no llegó a ingresar en arquitectura porque no le gustaban las matemáticas, pero empezó derecho y más tarde filosofía, con la única intención de jugar en el equipo de fútbol universitario, lo más importante para él en aquellos momentos.

Buen observador, los cafés eran un lugar ideal para buscar personajes e ideas, con su tándem, Rafael Azcona. Localizamos esos primeros bares, cafeterías y restaurantes que marcaron su vida, en el centro de Valencia. Muchos de ellos ya han desaparecido o no mantienen el nombre.

Último plano secuencia, técnica que tanto gustaba a Berlanga, sobre la plaza del Ayuntamiento. Nos acercamos al Ateneo, que ofreció una gran oportunidad cultural al joven e inquieto Berlanga. "Picoteaba cualquier propuesta cultural que se promocionara en ese centro cultural", explica María y nos señala que junto a este local está la Filmoteca. Allí viendo la película Don Quijote de Pabst decidió que lo suyo era rodar cine y surgió su amor por el séptimo arte.

 

006_VLC2_Recorrido BerlangaFoto: angelaGonzaloM

 

A los 26 años ingresa en el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas donde coincidió con Juan Antonio Bardem, Luis Marquina o Agustín Navarro. Iniciaba su etapa madrileña  aunque regresaba a Valencia asiduamente para visitar a su familia o de vacaciones.

Berlanga se definía como mediterráneo y valenciano una manera de ver la vida que marcó su filmografía con constantes referencias a la pirotecnia, al ruido, a la música o a la gastronomía.

Luz tenue sobre el plató y fin de la toma sobre la ciudad de Valencia.

 

Berlanga Film Museum

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Cine , Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   25.feb.2022 09:57    

Les corniches, la carretera del cine de la Costa Azul

 

376_Cd'A1_Monaco_Rolls Royce_Foto: angelaGonzaloM

 

Las tres corniches de la Riviera francesa forman una de las carreteras con más glamour del mundo. El cine las ha inmortalizado. En sus innumerables curvas han rodado directores como  Alfred Hitchcock o Martin Campbell y han conducido lujosos coches, Grace Kelly o Pierce Brosnan. Recorremos la Costa Azul guiados por el interés de descubrir su relación con el séptimo arte.

Dejamos Mónaco a nuestra espalda, mientras enfilamos la gran Corniche, una de las tres carreteras que unen el Principado, o más en concreto Menton con Niza.

 

 

Viajamos en un Rolls Royce Corniche, junto a nuestro chófer, Anton Jelisejeus, que nos transmite su pasión por este tipo de vehículos y por la carretera, "me encanta conducir estos coches porque no importa a dónde vas, sino disfrutar del camino, sin prisas".

Las tres carreteras que recorren zigzagueantes los roquedales de los Alpes Marítimos ofrecen vistas panorámicas espectaculares. La Grande Corniche, es la más elevada; la moyenne, permite apreciar el relieve entre el mar y la cima y la basse -inferior- o del litoral serpentea por los pueblos costeros.

359_Cd'A1_Monaco_Rolls Royce_

Nos detenemos en uno de los entrantes para ver Mónaco a nuestros pies, mientras nos parece escuchar los chirridos de neumáticos del roadster Mercedes 190  SL conducido por Grace Kelly con sus guantes blancos al volante, acelerando el vehículo entre Èze y La Turbie. Junto a ella, un nervioso Cary Grant.

Para los que no quieran perderse esa experiencia es posible alquilar un coche antiguo a los coleccionistas y especialistas Rent a Car Classic. Se puede escoger entre un Mustang, el Porsche Speedster, Alfa Romeo Giulia o el Mercedes que hemos elegido para recorrer esta  carretera tan cinematográfica. En total más de unos 60 vehículos. Es un servicio cada vez más demandado por los turistas, incluso Brad Pitt y Angelina Jolie rodaron By the sea en un Citroën DS convertible de esta compañía.

Disfrutar de las tres Corniches

 

336_Cd'A1_Monaco_Rolls Royce_Foto: angelaGonzaloM

Hace un buen día, como casi siempre en la Costa Azul, el descapotable en el que viajamos se desliza suavemente por el asfalto, el viento peina nuestro cabello y el mar nos lanza los reflejos del sol. El paisaje es impresionante. Nos parece que también formamos parte de alguna de las muchas películas que se han rodado aquí.

No solo nos movemos en una localización cinematográfica continua, sino que circulamos por la antigua vía romana, la vía Julia Augusta, cuya carretera fue construida siglos más tarde por Napoleón I. Desde Menton pasamos por las avenidas Carnot y la Madone para llegar a Roquebrune-Cap Martin, un antiguo pueblo asentado en la falda de una colina con sinuosas callejuelas y un castillo carolingio que nos permite disfrutar de las vistas del mar.

 

348_Cd'A1_Monaco_Rolls Royce_Foto: angelaGonzaloM

 

Entre olivos, pinares y rocas calizas alcanzamos La Turbie, desde donde hay unas panorámicas de Mónaco, Cap Ferrat y Èze, con su Trofeo de Augusto en la cima, -un monumento conmemorativo de la época romana-, sus puertas medievales o el camino hacia la colina situado a unos 512 metros de altura. Los ciclistas aman este lugar. La gran Corniche acoge cada año, la París-Niza. Estamos muy cerca de la frontera italiana, que se divisa al este. 

Escuchamos el chirriar del Aston Martin DB5 de James Bond en su alocada carrera por las curvas de las Corniches, en la película Golden eyes.  En la Corniche Media es imprescindible parar en los miradores de Mont des Mules, sobre Mónaco, el puerto de Villefranche o el descanso de Beaulieu.

Si escogéis la carretera del litoral a lo largo de 30 kilómetros se atraviesan muchas localidades de la Costa Azul, que vale la pena visitar como Villefranche-sur-Mer con la Capilla de San Pedro, de época medieval, decorada por el artista y cineasta Jean Cocteau. Comer en sus marisquerías o acercarse a la Villa Ephrussi de Rohschild, construida hacia 1910 que destaca por sus obras de arte medieval y renacentista o los jardines temáticos con fuentes musicales. Allí Sean Connery rodó Nunca digas nunca jamás.

 

 

En la Costa Azul han vivido o veraneado miles de famosos. En Villefranche han residido personalidades como Katherine Mansfield, Jean Cocteau, Aldous Huxley, Tina Turner o Bono, que tienen una residencia en la ciudad. El aclamado álbum de The Rolling Stones “Exile on main St.”, fue grabado en el castillo de la población. En Roquebrune, Coco Chanel vivió en su casa de Villa La Pausa, en Antibes disfrutaron de fiestas y buen tiempo escritores y artistas como  F. Scott Fitzgerald, Ernest Hemingway, Graham Green, John Dos Passos, Fernand Léger, Pablo Picasso, Archibald. MacLeish, John O'Hara, Cole Porter, Dorothy Parker y Robert Benchley. Actores como Rita hayworth, Marlene Dietrich, Nicole Kidman, Tom Cruise, Rodolfo Valentino.

Descendemos por la vertiginosa carretera que nos acerca a Niza, a su bahía de los Ángeles, abrazada por el paseo de los ingleses, uno de los más emblemáticos del mundo.  En esta ciudad comenzó el turismo de lujo, con la llegada de los aristócratas de los países más fríos, que buscaban pasar el invierno en una zona calidad y luminosa como la riviera francesa. Ese papel protagonista en los orígenes del turismo, y como benefició al desarrollo urbanístico de la capital de costa Azul, le ha valido el reconocimiento de la Unesco como patrimonio de la humanidad desde 2021.

Cannes rendida al glamour del cine

 

553_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

Con nuestro Rolls Royce llegamos a otro de los paseos más reconocibles del mundo: la Croisette. Cannes es un nombre inseparable al del cine. Junto a la playa, el Palais de Festivals, el Palacio de Festivales y congresos, que desde hace 75 años acoge uno de las citas más importantes de la cinematografía mundial. El paseo es cine en esencia, fantasía y glamour.

La ciudad se transforma cada año. Ninguna estrella del cine ha faltado a este encuentro anual, y todas han cruzado por su paseo marítimo construido en la primera mitad del siglo XIX . Junto a la alfombra roja vemos a miles de fans apelotonados bajo las escaleras, esperando ansiosos la aparición de las estrellas que posan bajo los destellos de los flashes. Allí se ha visto a Kirk Douglas atusando el cabello a una joven Brigitte Bardot en bikini, Sofía Loren luciendo pierna, recostada en una hamaca o a Grace Kelly conociendo a su particular príncipe azul.

 

486_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

Hacia 1900, cuando aún no existía el festival, comenzaron a levantar grandes hoteles de lujo, palacios y mansiones maravillosas, pensadas para alojar a la nobleza europea con un aire de belle époque. El más antiguo es el Intercontinental Carlton donde se hospedaba la Bella Otero y ha sido escenario de películas como Atrapa al ladrón de Hitchcock y en su casino jugó James Bond. En la séptima planta, la suite Grace Kelly, de 300 metros cuadrados, está decorada con reminiscencias de la película protagonizada por la actriz estadounidense. Actualmente está en obras.

El Majestic Le Barrière, nos recibe con unas impresionantes columnas art déco en el vestíbulo. Este lujoso, elegante y atractivo palacio de la Belle Époque está situado frente al Palacio que acoge el festival y casi todas las habitaciones y suites tienen vista al mar, con dos habitaciones tipo penthouse en el séptimo piso que dispone de un solárium y una piscina privada.

En el emblemático Hotel Martínez, un 5 estrellas inaugurado en 1929, destaca su fantástica e impresionante escalera, por la que han descendido actrices y actores mostrando todo el glamour que podemos soñar. En sus pasillos se rinde homenaje a sus ilustres huéspedes  y con la última renovación ha combinado el diseño actual y el ambiente Art Déco. Forma parte de la Unbound Collection de la empresa Hyatt.

 

554_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

En la séptima planta acaban de inaugurar dos impresionantes suites, con unas vistas envidiables a la Croisette y un interior donde se ha diseñado todo al milímetro. Las suites llevan el nombre de la actriz francesa  Isabelle Huppert y el director del festival de Cannes Thierry Frémaux. Allí recibe a todos sus invitados al certamen lo que convierte a este establecimiento en lugar de referencia durante los días que el mundo del cine se traslada a la costa azul francesa. 

Es el hotel preferido de Penélope Cruz, Woody Allen, Tim Burton y de la mayor parte de actores y directores que visitan la ciudad en mayo. Su playa privada, la Zplage, es la más grande de Cannes con capacidad para 400 tumbonas, y su restaurante Palme d'Or, dirigido por el chef Christian Sinicropi también luce estrellas, en este caso dos, de la guía Michelin. En el local se celebra la primera cena del jurado.

La mayor parte de la playa es de uso privado de las instalaciones hoteleras,  y a lo largo del paseo encontramos interminables tiendas de lujo, restaurantes exquisitos, terrazas, cafés, casinos que nos recuerdan que la fama es muy limitada. Las estrellas de cine han dejado las huellas de sus manos grabadas en el pavimento.

El cine en las calles de Cannes

 

496_Cd'A1_Cannes_Foto: angelaGonzaloM

 

Un poco alejada del glamour, la ciudad de Cannes sigue mostrando su estrecha relación con el cine. Algunas de sus paredes nos recuerdan esta simbiosis, con frescos dedicados al séptimo arte, una propuesta pictórica que se inició en 2004. Fachadas que recuerdan a Belmondo, Depardieu, Harold Lloyd, Charlot, James Dean, Marilyn Monroe, Jean Gabin, Truffaut. 

René Pierre, un greeter, nos dice que la mejor manera de realizar este recorrido por más de 12 muros es en la plaza Cornut-Gentille. Allí están todos nuestros referentes cinematográficos, empezando por los hermanos Lumière, y siguiendo por Batman, Superman, Fred Astaire, Tarzán o Humprey Bogart. En el boulevard Vallombrosa, Charlot, el eterno vagabundo y el niño, en blanco y negro; en la plaza du Suquet, el hotel de la playa, un homenaje a Jacques Tati, el tío preferido de los franceses saliendo del hotel de Monsieur Hulot , un mural convertido en un reconocimiento a los cines de barrio.

La creación artística de un decorado también tiene su espacio en la calle de los Suizos, mientras Buster Keaton nos mira agarrado a una cámara, inmutable, sin sonrisa, como siempre lo vimos en el cine. Y en la estación del tren, un homenaje a los hermanos Lumière, con su llegada del tren a la estación, la primera película que se proyectó en público.

Las paredes de Cannes son un auténtico museo iconográfico y cinematográfico al aire libre, que como toda la Costa Azul hará las delicias de los amantes del séptimo arte.  


 

Otros temas relacionados

 

 

 


 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.nov.2021 17:44    

Rutas de turismo cinematográfico en España

Juego de Tronos en San Juan de Gaztelugatxe  Vizcaya
Juego de Tronos en San Juan de Gaztelugatxe, Vizcaya Foto Spain Film Commission

A unas horas de la entrega de los Goyas, los premios más importantes de la cinematografía española, presentamos varias rutas de turismo cinematográfico en España. Uno de los apartados más importantes de la película es la localización. Los directores de fotografía son en muchas ocasiones los encargados de buscar ese lugar que mejor recoge la luz que necesita la película, el entorno que va a envolver al espectador, que le va a llevar a sentirse como protagonista de lo que suceda en el film. Desde hace años, y sin haber viajado a la ciudad, cualquiera reconoce Nueva York, Londres, París o el Great Valley estadounidense. Las películas las convirtieron en lugares comunes.

Irlanda o Nueva Zelanda, se han ganado un lugar entre las localizaciones más escogidas por los directores para rodar sus películas y series. Sus brumas, sus árboles entrelazados o sus cataratas y la seguridad que ofrecen para un rodaje, las han puesto en las retinas de millones de espectadores. Muchos de ellos quieren conocer esos lugares, fotografiarse en donde ocurrieron los hechos que se narran, un desamor, un reencuentro, un misterio resuelto, o una batalla ganada. Es el turismo cinematográfico y en 2018 unos 80 millones de personas (no es fácil contabilizarlo), realizaron un viaje a algún lugar donde se rodó una película, una serie o un anuncio publicitario.

España, aunque con un poco de retraso, apuesta a  fondo por el denominado turismo de pantalla, que recoge películas, series y publicidad. Son numerosas las rutas que recorren nuestra geografía. La magia del cine puede transformar un paisaje español, mediterráneo o atlántico en un planeta lejano, el salvaje oeste o la estepa siberiana. Un país que ofrece a los directores nacionales e internacionales ciudades y monumentos, historia y tradiciones. Un plató para grandes o pequeñas producciones.

Reales Alcázares de Sevilla Juego de Tronos
Rodaje de Juego de Tronos en los Reales Alcázares de Sevilla. Foto: Andalucia Film Commission

El desierto de Tabernas en Almeria fue el lugar elegido por los spaguetti western. Allí se rodaron Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio o El Bueno, el Feo y el Malo. Desde hace años, esos escenarios se han convertido en un atractivo turístico donde los amantes de este cine pueden pasear por decorados y pueblos del oeste o participar en alguna representación.

En el Cabo de Gata, Steven Spielberg trajo a Sean Connery en Indiana Jones y la última cruzada (cuando espanta unas gaviotas con un paraguas para derribar un avión alemán). En Sevilla, escenario de múltiples películas, también se rodó el segundo capítulo de La Guerra de las Galaxias, "El ataque de los clones", La Plaza España es el planeta Naboo, y más en concreto el palacio de la reina Amidala. James Bond, también estuvo en Bilbao y Cádiz. El la capital vizcaína el museo Guggenheim sirvió para el rodaje de El mundo nunca es suficiente, mientras las calles gaditanas acogieron en sus calles al célebre espía británico en Muere otro día. No lo pasó nada bien Nicole Kidman en el Palacio de Hornillos, en la población cántabra de Las Fraguas, donde se rodó Los Otros. Ridley Scott escogió Almería y Fuerteventura para como escenario de Exodus.

 

En Muros de Nalón, un concejo del Principado de Asturias, se rodaron algunas películas míticas del cine español como José, en 1925, dirigida por Manuel Noriega. Un año más tarde llegó Bajo las nieblas de Asturias y en 1947 se rodaron Trece onzas de oro y Bajo el cielo de Asturias. Ana Mariscal escogió sus paisajes para el film Con la vida hicieron fuego y Ramón Tito Fernandez, El Cristo del Océano. Más tarde llegarían Mar Brava y la oscarizada Volver a empezar de José Luis Garci.

A través de paneles interpretativos, ubicados en enclaves estratégicos del municipio, el viajero puede recorrer las tramas y personajes de las películas, visualizar algunas escenas rodadas en esos lugares y adentrarse en la historia de los rodajes, en los que participaron muchos vecinos de Muros de Nalón, que pueden explicar al visitante como se rodaron las películas o que recuerdan de aquella experiencia única e imborrable.

Imagen_escala_ancho
Foto: Spanish Film Commission

Valladolid es una ciudad estrechamente relacionada con el cine. No solo tiene la primera cátedra de Historia y Estética de la Cinematografía, que se instauró en 1962, sino que durante una semana de septiembre, celebra la Seminci, uno de las muestras del séptimo arte más importantes de España. En sus calles se han grabado programas de televisión, videoclips musicales, largometrajes, documentales, publicidad y cortometrajes, muchos de ellos de producción nacional, pero también alemanes, británicos, japoneses o indios.

Para promocionar la ciudad entre los cineastas, está la Valladolid Film Office, que ofrece servicios de información, asesoramiento y gestión a las compañías del sector audiovisual. El objetivo es facilitar todo para que las empresas y profesionales de cine, televisión y publicidad encuentren el lugar adecuado para rodar su proyecto en la capital vallisoletana.

Esta ciudad que vibra con el séptimo arte, ha organizado rutas teatralizadas que recorren lugares emblemáticos donde se rodaron escenas de Doctor Zhivago o Mr. Arkadin de Orson Welles. En el concejo de Llanes, se concentran unas 25 localizaciones de largometrajes, series y cortos. Llanes de cine, permite recorrer los escenarios de series como La señora, Los jinetes del alba o Una gloria nacional, y películas como Remando al viento de Gonzalo Suárez. El director rodó en 8 ocasiones en la zona y José Luis Garci, escogió este lugar para El abuelo, Historia de un beso o You're the one, mientras que Bayona rodó El orfanato, Gutiérrez Aragón El corazón del bosque y Julio Suárez Estirpe de tritones. También se han rodado La balsa de piedra o Pasiones rotas.

Dx_ubXrXgAA3nHK

Decenas de castillos diseminados por la geografía española han servido de escenarios para películas y series históricas. El Castillo de Manzanares el Real, el de Belmonte en Cuenca, el de Peñíscola en Castellón vieron pasar a Charlton Heston y Sofía Loren en El Cid. Loarre en Huesca fue la localización de El reino de los cielos, de Ridley Scott.

Son pueblos y ciudades que han encontrado un filón turístico en el cine, y que obtienen un beneficio económico antes, durante y después de la grabación. Para aprovechar estas posibilidades se organizan rutas turísticas, que en muchos casos dan a trabajo a figurantes que han participado en los rodajes. Ellos pueden explicar en primera persona, cual fue el lugar elegido, donde se ponía la cámara, el itinerario que recorrían los actores, el lugar emblemático en la película. Por eso preparan rutas que destacan esos puntos originales. En Castilla-La Mancha, está la ruta de Pedro Almodóvar o la de Volver, que recorre los escenarios de la película. En Andalucía, entre los paquetes turísticos, hay uno basado en El camino de los ingleses, dirigido por Antonio Banderas.

Ruta_web_peniscola_de_cine
Foto: Peñíscola de cine

En Barcelona y Madrid, se pueden recorrer calles en las que se han grabado varias películas. La adaptación cinematográfica de El Perfume, se rodó en el barrio gótico, el pueblo español, el Laberinto de Horta o la Plaza Real. En Madrid, el Paseo del Prado, el Círculo de Bellas Artes, la Gran Vía o la Plaza Mayor han sido escenarios de películas internacionales como La Lista o The Bourne Ultimatum. Los alrededores de Soria se convirtieron en la estapa rusa con Doctor Zhivago y Orson Welles filmó Campanadas a Medianoche en Calatañazor. Peñíscola tiene una ruta siguiendo los escenarios de Calabuch (1956), El Cid (1961), París Tombuctú (1999), Chiringuito de Pepe (2014) o Juegos de Tronos (2015). En las marismas del Guadalquivir, se pueden revivir algunas secuencias de La Isla Mínima, como el embarcadero donde vive el barquero, rodada en Puebla del Río. La Isla Mayor, que fue el escenario de los arrozales o Vetaherrado, convertido en el campamento donde discurre la persecución nocturna y el poblado de Cotemsa, donde se celebra la feria.

James Bond, Indiana Jones, Anakin Skywalker, Lawrence de Arabia, El Feo, el Bueno y el Malo, son personajes que han rodado algunas de sus aventuras en España.

El turismo de pantalla, tiene que ver con los sentimientos del viajero, que quiere revivir lo que vio en la pantalla de cine o en su casa, o porque es fan de un actor o actriz y sigue sus pasos, como los amantes de la música piden el autógrafo de sus cantantes favoritos. Estos recorridos de películas permiten al turista descubrir los lugares de rodajes, pero también revivirlos si vuelve a revisar su película o serie favorita. Y a los pueblos que acogieron la película, les aporta ingresos extras.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram:@Audioguíasturísticas

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    2.feb.2019 09:43    

Los viajes del agente Ethan Hunt en sus "Misiones Imposibles"

Misi_n_imposible_Fallout-660625867-large

Según un estudio de TCI Research en 2017 unos 80 millones de turistas escogieron su destino después de ver el lugar en una película o en una serie. Los directores de cine necesitan escenarios naturales y los ayuntamientos dinero, así que cine y turismo es un binomio perfecto desde hace décadas. La nueva entrega de Misión: Imposible FallOut, nos trae de nuevo a las pantallas a un viajero empedernido, como lo son todos los agentes secretos o en misiones especiales que podemos ver en el cine. La nueva película, llena de acción, dinámica y entretenida, protagonizada por Tom Cruise, una de las grandes estrellas del séptimo arte, nos ha parecido una buena excusa para repasar algunos de esos lugares en los que ha vivido experiencias al límite.

Como buen agente de arriesgadas misiones para salvar el mundo, Etahan Hunt viaja por muchos países para hacer frente a los malvados, en la última entrega de la saga, aunque se traslada al norte de Pakistán, el rodaje de algunas escenas se realizó en los fiordos noruegos.  Tras el gran éxito de Frozen - el Reino del Hielo -, o el thriller psicológico Ex_Machina, Noruega vuelve a ser fuente de inspiración para la industria cinematográfica.

La sexta entrega de la saga de Misión Imposible llega a los cines el 27 de Julio y con ella, Preikestolen, el famoso Púlpito en los Fiordos Noruegos. El país nórdico ha sido elegido como escenario natural para algunas de las escenas de mayor acción de la película. La localización elegida es la famosa roca Preikestolen, el Púlpito, en español. Esta roca, ubicada en la región de Stavanger, en el corazón de los fiordos noruegos, se alza a 604 metros sobre el fiordo Lysefjord, uno de los más profundos de Noruega y, además, gracias a las espectaculares vistas desde lo más alto de la roca, Preikestolen es uno de los mayores reclamos turísticos del país.

Preikestolen y Tom Cruise se baten en el protagonismo en esta nueva saga de espías, y es que resulta difícil hacerle sombra al impresionante entorno natural de El Púlpito, plagado de cascadas, granjas, montañas y con unas vistas desde lo más alto de la roca elogiadas a nivel mundial. El Púlpito se encuentra en la región de Stavanger que goza del asentamiento de casas de madera mejor conservado de Europa. Destaca, además, por disponer de los mejores restaurantes del país, donde se forman los cocineros más renombrados de Noruega y Europa.

Llegar hasta lo más alto de esta roca se ha convertido en uno de los objetivos principales del viajero que visita Noruega, y no es de extrañar teniendo en cuenta la belleza de la ruta, su entorno natural y la espectacularidad desde la cima. Sus, aproximadamente, 4 horas de trayecto en pendiente son solo un reto que deben superar los viajeros, pues todo esfuerzo durante el camino tiene su recompensa: la imponente vista al fiordo Lysefjord.

Otros lugares que aparecen en la gran pantalla son Londres, París y Nueva Zelanda, donde el héroe de Misión: Imposible se bate en arriesgadas escenas con los "malos de la peli", de las que siempre sale más o menos victorioso. 

Ethan Hunt no tiene obstáculos en ningún lugar del mundo

Misi_n_imposible_3-278218157-large Tokio

Igual que James Bond, la base de actuaciones se encuentra en Londres. El escondite secreto del FMI está en Liverpool street y ya en sus primeras aventuras lo vimos enganchado a un tren en llamas en el Eurotúnel, cruzando el canal de La Mancha, aunque la escena fue rodada en Escocia. En su primera misión el agente Hunt además de Londres y Escocia, estuvo en Langley y Virginia.

En Misión Imposible II, En el arranque de la cinta el protagonista escalaba sin amarre (fue eliminado en la edición) el Dead Horse Point, uno de los precipicios del Gran Cañón del Colorado.  Los que conocen Sevilla, habrán comprobado que una cosa es que uno de nuestros agentes preferidos diga que está en misión peligrosa en un lugar y realmente la grabación de la película sea otra, y que para adornar el escenario se trasgredan algunas normas como que en la capital andaluza se celebren las fallas o se corran los encierros de los sanfermines. Pero no pasa nada, solo lo saben los del lugar, el resto del mundo se queda tan contento.

Misi_n_imposible_Protocolo_fantasma-860668831-large

Otra escalada memorable es la que protagoniza en el Protocolo fantasma, cuando sube el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo en Abu Dhabi. Y en el puente Carlos de Praga, vio caer al líder de su equipo a las aguas del río Moldava, víctima de su propio disparo. En la cuarta secuela, el rodaje tuvo lugar en Dubái, Praga, Moscú, Bombay y Vancouver. En el Reino Unido escogieron la central eléctrica de Fawley, cerca de Southampton para filmar una arriesgada secuencia de inmersión. Las persecuciones se desarrollan en varias calles de Londres, así como el palacio Blenheim en Woodstock, donde el héroe se reúne con el primer ministro inglés, y en la base aérea de Wittering, en Cambridgeshire, se rodó la famosa escena del avión. 

Misión Imposible - Nación secreta,  se filmó en Marruecos, Reino Unido y Austria. En el reino alauita, podemos comprobar escenas de exteriores de monumentos emblemáticos como la Mezquita Hassan II en Casablanca, la más grande de África, además de la antigua Medina y el barrio Derb Sultan. Otras escenas de persecución fueron rodadas en Rabat, con el escenario de las murallas de la Kasbah de los Udayas, la vieja ciudad fortificada. Durante el rodaje se cerró el Gran Estadio de Marrakesh y la emblemática ciudad del Atlas prestó sus calles y su famosa plaza Djama El Fna, para varias escenas.  Menos exótica, pero más glamurosa, la deslumbrante Ópera estatal de Viena fue escogida para la película, mientras Tom Cruise y Rebecca Ferguson saltaban desde el tejado del edificio. Otras escenas se filmaron en el metro de la capital austriaca.

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   27.jul.2018 09:14    

"Las maravillas del mar", un viaje apasionante a las profundidades del océano

Nudibranch

El mar es un mundo oculto para los humanos. Podemos ver a un elefante, una jirafa o a un oso polar en su hábitat, cazando, bebiendo, comiendo.... Podemos observar sus movimientos, su mirada, su comportamiento, pero ¿quién puede ver a un tiburón nadando, a un pulpo moviéndose entre las rocas o a una ballena protegiendo a su ballenato? Solo unos pocos privilegiados pueden deslumbrarse con las maravillas que guarda el fondo marino, y algunos más pueden practicar snorkel y sumergir la cabeza para observar arrecifes coralinos y peces de colores. Nada, en relación a la inmensidad de los océanos.

A los viajeros amantes del mar, y sobre todo a los exploradores de las profundidades marinas, os va a gustar "Las maravillas del mar". A los más osados, si alguna vez habéis nadado entre tiburones, os recordará esos momentos. Los que solo se atreven con el snorkel y disfrutan con algunos de esos peces de colores tan visibles cerca de la superficie, envidiarán a los que bucean (algo que ya es bastante habitual) y al resto les gustará descubrir un universo tan inalcanzable. Como señala el codirector Jean-Jacques Mantello la película "fue concebida como una experiencia de inmersión, fue pensada para ser vista en 3D", y Arnold Schwarzenegger, narrador y productor del documental, añade que "te vienen unas ganas irreprimibles de ponerte un traje de submarinismo y zambullirte en el agua para explorar ese mundo tú mismo, de primera mano".

"Las maravillas del mar" es una película intimista... sin prisas, de una extraordinaria belleza y colorido. No es un documental en el que un animal se come a otro.  Aquí todos forman parte del círculo de la vida, desde el minúsculo coral, al tiburón martillo, desde el bosque de algas, a los manglares del Golfo de California. Es un recorrido por algunos de los ecosistemas más frágiles del planeta, que nos traslada de Fiyi a las arenas blancas de las Bahamas. Y aunque alerta sobre el peligro que corre la vida marina, a causa de los millones de plásticos que lanzamos al agua, la contaminación atmosférica y otros problemas derivados del cambio climático, se explaya en cómo es la vida en el fondo del océano, ajena a todas esas amenazas. Los contras es que peca un poco de infantilismo, con una narración muy pobre y sin otro aliciente que mostrarnos una reunión familiar de los Cousteau (Jean-Michell y sus hijos Celine y Fabien) y su amor por la vida marina. Muchos documentales de La2 son más impactantes, no en belleza, pero sí en la narrativa y el sonido. Además tiene un discurso cuidadosamente apolítico, que para los más militantes del ambientalismo, les puede saber a poco.

  Divers_hamerhead_Murph_Bhms_183ss

Los dos codirectores disfrutan con las posibilidades que les ofrecen las cámaras 3D de alta definición y nos muestran animales psicodélicos, los coloridos peces payaso o a los pequeños nudibranquios, unos moluscos gasterópodos tremendamente vibrantes.  A lo largo de los casi 90 minutos que dura el metraje, se ofrece al espectador suficiente información sobre las complejas e inteligentes criaturas que viven en el mar. Y así descubrimos la voracidad del pez león, que devora con avidez a sus pequeñas víctimas. También de los peligros que corre la barrera de coral.

Para los que viajáis con menores, se ha editado un libro de actividad del protector del océano: un folleto de 28 páginas para niños a partir de los 4 años. Esta libreta se divide en dos partes. La primera es para descubrir de un modo divertido y por ellos mismos los hábitats diferentes y los animales de la película. En la segunda parte, los niños encontrarán una amplia gama de actividades, incluso un Pasaporte del Protector del Océano, un juego para crear un Verdadero o Falso, material para hacer un sujetapapeles en forma de pez, hojas para colorear, y mucho más.

Lugares de ensueño

Wreck_diverssharks_Murph_Bhms_172s

La película discurre por lugares tan atractivos como Fiyi,  la Isla de Catalina (California, EE.UU), Mar Cortez (Mexico) y las Bimini en las Bahamas. Es un viaje apasionante bajo el agua de los océanos, que recordemos, cubren el 71 por ciento de la superficie de nuestro planeta. Así que vamos a ver los atractivos de estas islas. 

Islas Fiyi (Oceanía)

DEpuQmdUIAADieE@JMCousteau

Formado por unas trescientas islas, solo un tercio de ellas están habitadas. En esta zona volcánica, encontramos islotes con montañas por encima de los mil metros de altura, bosque tropical y playas cristalinas. Las dos islas más grandes son Viti Levu y Vanua Levu, y las ciudades más importantes son la capital Suva, Lautoka, Nasinu y Nadi, donde está el aeropuerto internacional.

En el archipiélago se potencia el ecoturismo, con varios tipos de alojamiento como eco-resort, lodges, casas de familia o alojamientos para mochileros. En el ámbito cultural es interesante participar en actuaciones de kava tradicional y mekes, que son canciones tradicionales y danzas. Se puede practicar senderismo, natación, deportes de aventura, cruceros de lujo, viajes en veleros, o en lanchas y observación de aves. Y por supuesto buceo. con su impresionante ecosistema submarino, en múltiples variedades, como el buceo nocturno, o visitando barcos hundidos o cuevas. La visibilidad del agua y su clima tropical, permiten unas opciones meteorológicas óptimas todo el año.

Precisamente uno de los lugares más atractivos para los turistas es el resort Jean-Michel Cousteau en Vanua Levu, situado cerca de un rico arrecife de coral muy famoso entre los buceadores, porque permite disfrutar de una gran diversidad de flora y fauna. Este centro especializado en buceo y snorkel, tiene unas impresionantes vistas de la bahía de Savusavu y se puede practicar buceo junto a biólogos marinos. Uno de sus encantos son los calamares, el pez león, el pez soldado o el pez loro. Sin olvidar los baños nocturnos con el brillante plancton fosforescente.

Isla de Santa Catalina (California)

Isla Santa Catalina_Youtube

No confundir con la isla Catalina de Punta Cana, en el Caribe. Situada a unos 35 kilómetros de los Ángeles, una de sus lugares más llamativos es la ciudad de Avalon y sus playas de arena blanca, además de su reserva natural. Se encuentra a una hora de Los Ángeles en ferry. El transbordador de Isla Catalina sale del continente en Long Beach, San Pedro y Dana Pont.

Muchos turistas aprovechan para escapar de las bulliciosas calles de la capital angelina para  disfrutar de un recorrido en barca por su costa y practicar buceo con tubo, snorkel o minisubmarinismo viendo pulpos, tiburones y otros peces. Esta isla se desarrolló a finales del siglo XIX, como lugar turístico, con pintorescos hoteles antiguos y un casino art decó. Otras opciones son el senderismo por el Nature Center de Avalon Canyon, donde se puede observar algún bisonte, águilas o zorros.

Algunos la llaman la isla del cine, porque a parte de "Las maravillas del mar", también se han rodado "La isla del tesoro", "La isla de las almas perdidas", "Apolo 13", "Motín a Bordo" o "Pearl Harbour". Ha sido escenario de más de 300 películas, y es una joya biológica que ha atraído a piratas, buscadores de oro, contrabandistas y artistas, como Marilyn Monroe, Charles Chaplin o Clark Gable.

Mar Cortés (Golfo de California)

Mar-de-cortes_jul11

El Mar de Cortés o Cortez, se encuentra entre la península de Baja California y la zona continental de México. Incluye unas 240 islas y zonas marinas oceánicas, declaradas patrimonio de la Humanidad. Acoge unas 900 especies de peces, 90 de ellas endémicas, y habitan el 40% de todas las especies de mamíferos marinos y un tercio de cetáceos. Hay 9 áreas protegidas incluidas en los estados de Baja y Alta California, Sinaloa y Sonora.

Jacques-Yves Cousteau lo denominaba "el acuario del mundo" y está considerado uno de los mares con mayor biodiversidad del planeta. La zona está formada por 300 estuarios y humedales y es un lugar de reproducción y crecimiento de numerosos organismos. No solo es un paraíso para los buceadores, también para los observadores de aves. Además de tener un agua clara y tranquila, lagunas y humedales, reservas ecológicas y marinas, también tiene paisajes desérticos. El atractivo turístico ha ido en aumento e incluso los cruceros tienen ya varios puertos de atraque como La Paz, Santa Rosalía, Cabo San Lucas, Loreto y San José del Cabo.

Islas de Bimini (Bahamas)

Bimini_island

Bimini, al oeste de las Bahamas, es un destino popular entre los estadounidenses. Situada a unos 80 kilómetros de Florida, su gran atractivo es la pesca deportiva de alta calidad, especialmente el pez ratón. Jimmy Buffet compuso sus famosos temas "Cheeseburger in Paradise" y "Margaritaville", Ernest Hemingway dijo que era "su casa de verano" y Martin Luther King Jr. redactó la aceptación del Nobel de la Paz.

Se le reconoce como la ciudad perdida de la Atlántida y está formada por tres grandes islas, con nombres tan poco originales como Norte, Sur y Este, y sus ciudades más importantes son Bailey Town y Alice Town. Todas ellas en North Bimini. Con sus famosos arrecifes, las playas de agua esmeralda, turquesa y azuladas, tiene unos 29 lugares de inmersión, donde se pueden encontrar tiburones martillo, bañarse con delfines salvajes, avistar ballenas y sumergirse entre cuevas. 

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

 

 

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   14.jun.2018 09:58    

Rutas de Van Gogh en Arlès y la Provenza francesa

Provenza-impresionismo-ruta

Ahora que Van Gogh vuelve a estar de moda, con la proyección de la original e innovadora "Loving Vincent", candidata a los Óscar como mejor película de animación, es una buena excusa para dar un paseo por la Provenza francesa, donde el pintor holandés descubrió la luminosidad que necesitaba para sus cuadros. Su llegada a esa zona del sur de Francia, fue en tren, buscaba la tranquilidad y la inspiración que no encontraba en París y su tren le llevó hasta Arles, la capital de la Camarga. La luz y el paisaje de Arles atrajo no solo a Van Gogh, también a Paul Gaugin, Paul Cézanne o Pablo Picasso.

Pasear por el centro es recorrer siglos de historia, y los mismos lugares que atrajeron la atención de este genio de la pintura universal, acompañado durante un breve periodo de tiempo por Paul Gaugin. En la Provenza, actualmente incluida en el departamento de la PACA (Provenza, Alpes y Costa Azul),  pintó algunos de los cuadros más famosos como La noche estrellada, Terraza de café por la noche, Los Girasoles o la Casa amarilla y muchos de los retratos que pintó, son parte del imaginario universal. Por desgracia, en Arles, -ciudad patrimonio de la Humanidad por sus impresionantes restos romanos como el anfiteatro o el teatro-, no queda ninguna de sus pinturas, ni siquiera la casa amarilla, bombardeada en la II Guerra Mundial.  Decía el artista que buscaba el color y la luz que había visto en las pinturas japonesas, aunque él nunca estuvo en Japón. Así era la imaginación del "loco del pelo rojo".

El hotel-restaurante Carrel, en el número 30 de la calle Cavallerie fue su primer hospedaje en la ciudad, una zona que en aquella época estaba llena de burdeles, pero al poco tiempo alquiló una parte de la casa Amarilla donde instaló su estudio. Con sus pinceles, sus caballetes y sus telas, recorrió a pie la región buscando lugares para plasmar en los cuadros. Su rica imaginación le llevó a pintar de forma frenética unos 300 óleos en tan solo quince meses. En Provenza encontró paisajes llenos de luz, escenas de la vida del campo, especialmente la cosecha, girasoles... y personajes concretos, a los que inmortalizó con sus retratos.

Pero Arles y la comarca, no solo nos permiten ver como el ojo y las manos de Van Gogh interpretaban las escenas rurales, sino que también nos empujan a dar una ojeada a la historia de la ciudad y por su rico patrimonio monumental, con vestigios romanos como el anfiteatro del siglo I o los edificios medievales del casco antiguo, con sus tradicionales callejuelas y plazas. Sin olvidar un recorrido por el Ródano. Las pinceladas del artista holandés nos llevarán por esos lugares, podemos perdernos e intentar descubrirlos o seguir la ruta Van Gogh, donde encontraremos unos paneles que reproducen sus cuadros. Este genio de la pintura universal, solo consiguió vender un cuadro en vida y fue pintado a las afueras de la ciudad: El viñedo rojo.

Vincent_Willem_van_Gogh_036

Circuito urbano de Arles

El itinerario de Arles nos lleva por 10 lugares emblemáticos donde el artista instaló su caballete: la Casa amarilla (La Maison Jaune), situada en la Place Lamartine; el "Café la Nuit" en la plaza del Forum; las escaleras del Puente de Trinquetaille, el muelle del Ródano; el “Viejo Molino” de la calle Mireille; el jardín público del bulevar de Lices (actualmente el Jardín Público); el Espacio Van Gogh con el jardín, el Anfiteatro romano; el Puente Langlois – conocido como el Puente Van Gogh -, con el camino a lo largo del canal de Arles a Bouc; y los Alyscamps, los vestigios de la necrópolis galo-romana y los sarcófagos.

Van Gogh pinta la Maison jaune, la casa donde vivía, de un amarillo vivo, que en su cuadro, aparece llena de luz. Actualmente hay otro edificio (la casa amarilla fue bombardeada). Cuando en diciembre de 1888 se cortó la oreja tras una discusión con Gauguin, ingresará en el Hôtel-dieu Saint-Esprit, un hospital fundado en el siglo XVI, de dos pisos y una galería de arcos abierta a un jardín francés con un estanque en medio y varios parterres y árboles. El pintor representará el conjunto en un cuadro luminoso y colorido. Actualmente, el edificio es un centro cultural y universitario llamado Espacio Van Gogh.

Como todos los artistas de su época adoraba pintar los jardines. Uno de sus cuadros más conocidos de este periodo es el de la entrada del jardín público situado en el bulevar de Lices, que nos permite mirarlo con los ojos del artista y compararlo con nuestra experiencia visual actual. Podemos descubrir el inmenso pino que extiende sus ramas horizontales sobre el verde césped y quizá encontrar a una pareja de enamorados, bajo su sombra.

Arles-van-gogh_Foto oficina turismo Arles_Convexumnet

Foto oficina turismo Arles/Convexum.net

Le fascinaba la ciudad por la noche, y conocía muy bien los cafés, los cabarets, la vida noctámbula y bohemia del Arles de finales del siglo XIX…Una noche de septiembre de 1888 retrató el café Terrace de la Plaza del Forum, bajo un cielo estrellado, la primera en la que utilizó este tipo de fondos, utilizando la profundidad de la perspectiva. El establecimiento ha sido restaurado en honor al artista, intentado mantener la imagen que él pinto. Muy cerca está el hotel Nord Pinus, con los restos de la fachada de un templo del siglo II, donde aun permanecen dos columnas corintias que sostienen un fragmento del frontón, que era el acceso al foro romano. En él se hospedó Picasso y al fondo de la plaza encontramos una estatua del escritor galo Frédéric Mistral. Aunque no tenga ninguna relación con Van Gogh, cerca encontramos el palacio de la familia Podestats, uno de los edificios más antiguos de la ciudad, con viejas mazmorras que aún se pueden ver hoy en día. Tampoco hay que perderse la iglesia de los Dominicanos el mayor templo de estilo gótico de Arles, construido a finales del siglo XV, y en su interior solo queda una nave abovedada desnuda, con capillas laterales.

En las Arenas o Anfiteatro, recordaremos los cuadros que Van Gogh realizó de la familia Roulin, rodeado de espectadores que acudían a participar de la temporada taurina. Al pintor le interesaba reflejar el juego de luces y sombras que formaba el gentío situado en los diferentes pisos del anfiteatro. Atraído también por el paisaje otoñal de la ciudad en la avenida de los álamos, captó la imagen en los Alyscamps, donde representa los vestigios de la necrópolis galo-romana y los sarcófagos.

Provenza-impresionismo-arles_Foto Oficina turismo Arles

En los alrededores de Arles

Los puentes y el Ródano, fue una de sus temáticas más recurrentes. Uno de sus lugares preferidos era el puente Langlois, conocido como Puente Van Gogh, que le recordaba a su Holanda natal. Podemos encontrarlo en el canal que va de Arles a Port-de-Bouc. Fue el protagonista de varios cuadros, donde aparece un carro de caballos pasando por el puente levadizo, lavanderas a orillas del río, captó el azul vivo del agua y el cielo, el verde de la hierba o la tierra rojiza. El color y la luz son los protagonistas de estas obras, y el puente ha pasado a ser un monumento histórico.

Otro tema favorito del pintor será el puente metálico sobre el Ródano. En sus obras observa el puente de Trinquetaille desde el muelle de la Roquette, en el que detalla las escaleras que llevan al puente. El gran río francés y el cielo serán también un tema predilecto de Van Gogh, que lo pinta de noche, reflejando las luces en el agua y destacando el cielo estrellado.

Van Gogh realiza un estudio de un viejo molino que estaba situado en el barrio de Mouleyrès, en la calle Mireille, aunque en 1888 ya no tenía aspas y había transformado su función tradicional. En la actualidad todavía podemos verlo y aún están las mismas casas al fondo, con un paisaje campestre.

St-remy-provence-van-gogh-200x300

Fuera de Arles, y más cerca de Avignon, vale la pena visitar Saint-Remy de Provence, donde vivió entre 1889 y 1890. Pidió ser ingresado en el sanatorio del monasterio Saint Paul de Mausole, donde puede visitarse la habitación que ocupó y desde la que pintó varias obras... Allí empezó a cambiar sus trazos, volviéndose más curvados, se refuerzan las espirales y el color se ensombrece. Solo quedan los paneles que reproducen sus telas, pero podemos compararlos con los cuadros que pintó de muchos lugares de la ciudad. En el sanatorio pintó su famoso autoretrato, "La habitación del pintor", "Noche estrellada", "Jarrón con lirios", "Jardín del asilo", varios cuadros de olivos con sus troncos negros, o la cosecha de las aceitunas.

Por cierto es la ciudad natal de Nostradamus, el científico y médico humanista que acabó siendo consejero astrológico de la poderosa Catalina de Médicis.

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   23.ene.2018 16:27    

Orient Express, el placer de un viaje con glamur

Landscape-1470862112-gettyimages-526010826
 
El 19 de mayo de 1977, el Orient Express partía por última vez de la Gare de Lyon. No había coche-restaurante, ni lujo, y casi ni viajeros. La locomotora ya no era de vapor sino diesel, no había flores, ni sedas y aunque se cerró el servicio todo el mundo sabe que el Orient Express nunca morirá. Su glamour había perdido fuelle y los costes se disparaban.
 
Ha sido escenario de obras literarias y de películas. La última se puede disfrutar estos días en las pantallas españolas. "Asesinato en el Orient Express", dirigida por Kenneth Branagh. La adaptación cinematográfica nos traslada a un viaje de aventuras, con un reparto de lujo, Johnny Depp, Penélope Cruz, Willem Dafoe, Daisy Ridley, Judi Dench y Michellte Pfeiffer. La historia no os sorprenderá porque es conocida por casi todo el mundo, pero la proyección de esta cinta, nos ha hecho recordar como era viajar en aquel tren de lujo, que cruzaba Europa de Oeste a Este.
 
 
 
En sus vagones viajaba la aristocracia continental , reyes o actores y escritores. Entre sus viajeros ilustres encontramos a  Leopoldo II de Bélgica; el zar Nicolás II; el presidente francés, Paul Deschanel; Agha Khan, Pío XII o Ferdinand y Boris III de Bulgaria, -este último, cuando el tren viajaba por su país, se subía a la locomotora con la intención de conducirla-. Especialmente famosa era la princesa austríaca Paulina Matternich, un "deleite" para los pasajeros y la excéntrica marquesa de Polignac, que viajaba hasta con chef propio.
 
Aff_ciwl_orient_express4_jw_Foto Wikipedia
 
En la década de los 30 llegaron los hombres de negocios, los diplomáticos y  tampoco faltaron los especuladores o los espías... como la célebre Mata Hari, que escuchaban los "cuchicheos" de las clases acomodadas, especialmente en el lujoso restaurante. Hasta James Bond, interpretado por Sean Connery, viajó en él. Y una compatriota suya, la escritora Agatha Christie lo convirtió en  leyenda, lo trasladó al imaginario colectivo como nos explica Carlos Abellán, director del Museo del Ferrocarril de Madrid.  
 
El fundador de la Compañía Internacional de los Wagons-Lits, Georges Nagelmackers, que comercializó los primeros coches cama en Estados Unidos, los trajo a Europa con la intención de llevar a los adinerados a las mismas puertas de Oriente Medio.  Para hacerlo posible contruyeron una impresionante infraestructura de más de 2.000 kilómetros, que unía las capitales de Francia y Turquía en unas 80 horas. 
 
Casi 4 días, en los que se atravesaba Munich, Viena, Budapest o Belgrado... y claro muchos acababan intimando. Más tiempo tardaban los viajeros que salían desde la estación Victoria de Londres desde donde llegaban a Dover, para tomar un ferry hasta Calais y de allí a la Gare de Lyon, donde acoplaban los vagones a un tren que siempre estuvo rodeado de misterio y romance.
 
Imagen interior tren de lujo
 
Todo estaba pensado para el lujo. Paredes de madera de teca y caoba, sábanas de seda, vajilla de oro y salones de terciopelo con  los asientos forrados de azul oscuro reamtados en encajes impolutos. El primer tren tenía un coche restaurante y dos coches-cama de 20 compartimentos con literas que durante el día se transformaban en salones. Tenía electricidad y agua caliente. Uno de sus decoradores fue el prestigioso René Prou que diseñó las famosas lámparas y utilizó la marquetería en tonos dorados y motivos florales. Su compatriota René Lalique, uno de los más reconocidos exponentes del modernismo, decoró los paneles de cristal del restaurante con ninfas bailando
 
Los convoys tenían nombres como el Zena, que aseguran fue el escenario donde discurrió el famoso libro de Agatha Christie, el Phoenix o el Persus. Fue un tren en el que se dicidió el futuro de Europa, y estableció récords de velocidad y comodidad. Comenzó circulando a 70 kilómetros por hora, para llegar a principios del siglo pasado a los 100, e incorporó frenos automáticos de aire, que le permitía descender con seguridad los agudos descensos de los Alpes. 

 
El humo, los billetes viejos, el champán.... y al final Estambul. 
 
Fue el primer tren que atravesó Europa, el lujo de los ferrocarriles. Bordeaba el lago Leman, atravesaba el túnel del Simplon, cruzaba las planicies de Lombardía camino de Milán, Venecia y Trieste. Subía a los glaciares austríacos y se lanzaba por los profundos valles del Tirol, para alcanzar el Danubio y las llanuras húngaras, finalizando su trayecto en la exótica Estambul, con sus minaretes y las azules aguas del Bósforo. Su servicio fue interrumpido por las dos guerras mundiales o por revueltas en los Balcanes. En 1891 sufrió un sabotaje y descarriló, momento que fue aprovechado para secuestrar a los pasajeros. En él murió un diplomático francés y un estadounidense fue atracado. 
 
La muerte del Orient Express no necesitó minuciosas investigaciones, ni fue necesario contratar a los mejores detectives. Como en el argumentario de "Asesinato en el Orient Express", el asesino fue colectivo: los tiempos modernos, regidos por los aviones, el automóvil y los servicios turísticos por carretera, sustituyeron el glamour de un viaje por la velocidad. Porque como nos recuerda Carlos Abellán, "no se viajaba, se vivía una experiencia". 
 
La fecha de defunción del Orient Express fue el 19 de mayo de 1977, aunque siguieron algunos proyectos turísticos que usaban su legendario nombre, eran itinerarios más reducidos. Si busca experiencias ferroviarias excepcionales, tiene la posibilidad de viajar en el único viaje que realiza cada año repitiendo la antigua ruta París-Estambul. Sale de la capital francesa hacia el 24 de agosto y entra en la estación de Sirkeci, seis días más tarde. Eso sí las reservas deben realizarse con dos años de antelación... el billete supera los 6.000 euros.... y es que el Orient Express es único... Un viaje envidiable ¿no?
 

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Cine , Web/Tecnología

Ángela Gonzalo del Moral    7.dic.2017 09:13    

Literatura viajera: El Principito, un intrépido aventurero

Principito 02

Dos personajes se encuentran en el desierto, un aviador que acaba de romper el motor de su aparato y un niño llegado del espacio. Ahí empieza una apasionante historia de reflexiones y maneras de ver la vida. "Volé por todo el mundo hasta que me ocurrió algo milagroso. Siempre quise a alguien para compartir esta historia", dice el piloto. La proyección en cines de una de las obras más leídas del mundo, El Principito, del francés Antoine de Saint-Exupèry, nos parece una buena excusa para descubrir los viajes de este intrépido aventurero, que insiste una y otra vez en que "lo esencial no es visible a los ojos". Sin duda uno de los principios que debería regir nuestros viajes cuando visitamos otro país o ciudad.

El Principito, procede de un planeta muy pequeño,"apenas más grande que una casa", en el asteroide B612, con tres volcanes, amenazado por los baobabs, y donde a pesar de que hacía frío, un día creció una rosa. Se siente muy solo y decide recorrer el universo "para hacer amigos". Él no es un turista, es un aventurero, porque conoce a nuevos habitantes de otros planetas, con costumbres diferentes a las suyas y comparte con ellos su tiempo. Por eso es tan importante la actitud de nuestro joven viajero.

Quiere conocer mundo.... y emprende un largo viaje aunque no sabe si volverá. Así inicia su largo recorrido por los asteroides 325, 326, 327, 328, 329 y 330. En el primero, dominado por un rey, descubre la "ambición de poder". El monarca hace cumplir todas sus órdenes, como a menudo podemos comprobar en cientos de lugares históricos que visitamos en nuestros viajes. Claro, que él era un monarca universal, porque reinaba sobre planetas y estrellas. No se ha comprobado si el Principito sufría jet-lag, pero debió ser así porque ante el soberano, cansado, se puso a bostezar, "he hecho un viaje muy largo y apenas he dormido".

El siguiente planeta que visitó estaba habitado por un vanidoso, en el tercero, durante una visita muy corta, conoció a un bebedor, que tampoco tenía mucho que aportarle, y en el cuarto asteroide se topó con un hombre de negocios, que intentaba obtener ganancias con las estrellas. Algo similar a lo que ocurre en la mayoría de los viajes cuando muchos convierten todo en negocio.

A los viajeros nos encanta el amanecer y el atardecer, pero el Principito tuvo la suerte de "¡poder ver en un día ponerse el sol cuarenta y tres veces!" Siguiendo su viaje se topó con un farolero tan estresado en encender y apagar su farol, que ni siquiera tenía tiempo de tomarse unas vacaciones, y lamentó no poder quedarse en el planeta para tener la posibilidad de ver mil cuatrocientas cuarentas puestas de sol, cada 24 horas. Le esperaban nuevas aventuras como la de encontrarse con un geógrafo que necesitaba un explorador para conocer su territorio y poder plasmar las montañas, los mares, los ríos, las ciudades y los desiertos en un enorme libro, en el que sin embargo no estaba dispuesto a reflejar la flora y fauna del lugar.

Fue su último paso antes de llegar a la Tierra, según el geógrafo, "un planeta con muy buena reputación". "Lo que embellece al desierto es que esconde un pozo en cualquier parte". Ese fue uno de los primeros descubrimientos de nuestro joven explorador al llegar al séptimo planeta, "que no es un planeta cualquiera", y en la que "los faroleros del polo norte y polo sur, eran los únicos que trabajaban dos veces al año". En el desierto empezó la gran aventura de nuestro pequeño protagonista. Allí conoció a una serpiente, un zorro, un jardín cuajado de rosas, a un comerciante y a un aviador extraviado. "¿Sobre qué planeta he caído? -preguntó el principito". "Sobre la Tierra, en África -respondió la serpiente".

También conoció al guardavía, que formaba paquetes de mil viajeros y despachaba los trenes que los transportaban de un lado a otro. Viajaban con prisa en trenes rápidos sin saber a dónde se dirigían. "Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.... únicamente ellos saben lo que buscan".

Precisamente esa es una de las reflexiones que queremos destacar en este blog viajero. Mientras el resto de los personajes se mantienen encerrados en sus planetas, él se ha dedicado a viajar y a conocer a esas personas que nunca hubiera encontrado si él, también se hubiera quedado en su planeta con los baobabs, los volcanes y su rosa. No nos queda otra cosa que disfrutar de las aventuras que nos proporcionan los viajes y trasladar este gusanillo a las nuevas generaciones. "Si alguna vez viajan, esto podrá servirles de mucho", decía el viajero del espacio refiriéndose a los niños. Recordemos que "para los que viajan, las estrellas son guías; para otros sólo son pequeñas lucecitas".

Postdata: recuerden, "si algún día, viajando por África cruzan el desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego, y deténganse un poco, precisamente bajo la estrella. Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado. ¡No me dejen tan triste!"

Para amantes de El Principito

PELÍCULA DE MARK OBSORNE

Principito 01

El Principito vuelve a estar de actualidad gracias al cine y a la literatura. El director Mark Osborne, presenta en nuestro país la película animada que lleva el mismo título que la obra original. Este fin de semana, la distribuidora Wanda Visión ha estrenado en las salas de cine esta fantástica adaptación, que nos plantea una relectura de este clásico de la literatura universal. Indispensable para los viajeros si queréis volver a sentiros niños, y recordar en qué momento empezasteis a sentiros atraídos por los viajes.

El largometraje animado narra la amistad entre una niña a la que su exigente madre está preparando para vivir en el mundo de los adultos y su vecino, un anciano Aviador, bondadoso y excéntrico que revela a su nueva amiga un mundo extraordinario donde todo es posible. Un mundo que él conoció hace mucho tiempo. Ahí es donde empieza el viaje mágico y emocional de la niña al universo del Principito que le lleva a reencontrarse con su infancia y acaba comprendiendo que lo más importante son las relaciones humanas, y que sólo se ve bien con el corazón porque lo esencial es invisible a los ojos.

"El Principito. La Enciclopedia ilustrada", Christophe Quillien
Editorial Lunwerg

Lunwerg-Enciclopedia-Ilustrada-Principito-coincidiendo_951516345_112752759_640x821

No hay duda que esta obra, de pequeño formato, es todavía todo un mundo por descubrir. Así nos lo demuestra la editorial Lunwerg que acaba de publicar un nuevo libro en el que se hace un recorrido por todas las facetas de creación de la obra: los entresijos de su escritura y su publicación, bocetos del autor, imágenes del manuscrito original, la guía de todos los personajes principales, escenarios y objetos. Un completo viaje al imaginario visual y literario de esta querida obra, sus diferentes versiones y adaptaciones Además incluye una sorpresa muy especial: un capitulo inédito.

El trabajo de Quillien no sólo se centra en el universo de la obra, sino que también dedica muchas de sus páginas al autor, Antoine de Saint-Exupéry. De esta forma se menciona su pasión por la aviación, sus orígenes, la importancia de las mujeres en su vida, y cómo todo ello influiría en la obra cumbre que escribió.

El Principito, del que acaban de cumplirse 70 años de su publicación casi los mismo que la muerte de su autor, es el segundo libro más vendido de la historia y el segundo más traducido, solo superado por la Biblia. Está traducido a 270 lenguas y dialectos de todo el mundo con casi 150 millones de ejemplares vendidos y 1.300 ediciones.

Parque temático en Alsacia

 

Parc-Petit-Prince_ballon_roi_airs-370x247_Foto Parcdupetitprince

Este personaje literario es embajador virtual de la ONU, tiene cuenta en Facebook -donde le siguen más de cinco millones de internautas- y a sus setenta años, ha sido dibujo animado, estrella cinematográfica en 3D y tiene hasta un parque temático. Se encuentra en Alsacia, a pocos kilómetros de Estrasburgo y es el primer parque aéreo del mundo, con 23 hectáreas que acogen unas treinta atracciones. A la entrada se nos recuerda que "Todos los mayores han sido primero niños, pero pocos lo recuerdan", aunque podemos volver a revivirlo una vez se cruza la puerta de entrada.

Situado en Ungersheim, a una veintena de kilómetros de Mulhouse y de Colmar, y a los pies de las montañas de Ballons des Vosges, el emplazamiento está situado en el lugar donde el 7 de noviembre de 1492 cayó el primer meteorito conservado y estudiado en el mundo, el Meteorito de Ensisheim. Más de 500 años después, se recuerda en este lugar tanto el impacto de este meteorito como el planeta B612 y sus satélites.

Inaugurado el 1 de julio de 2014, el parque lúdico y educativo, busca transmitir experiencias y emociones al visitante, su inmersión en el fantástico universo de El Principito. Para ello cuenta con 31 atracciones y espectáculos en tres grandes áreas: el Vuelo, el Viaje de uno a otro planeta, y los Animales. Destacan Las aventuras del Principito, película en 3D en la que el héroe viaja de planeta en planeta; Las preguntas astronómicas, un gran cuestionario para grandes y pequeños; Las Alas del Valor, de la compañía Aéropostale, que narra la epopeya de Guillaumet en los Andes; Vuelo Nocturno, que simula las condiciones de pilotar sin visibilidad; Correo del Sur, donde los pequeños aeronautas deben transportar el correo al continente correcto (también pueden subirse a un auténtico Antonov 2, el biplano más grande del mundo, diseñado en los años 40); Viaje bajo los mares, para descubrir las profundidades del Mediterráneo, y también dos laberintos gigantes, un aerobar y sillas voladoras.

Tarifas: 22 euros los adultos y 16 euros los niños menores de 12 años.


 * Hasta el 18 de septiembre podéis participar en el concurso de un viaje en familia para conocer la región de Alsacia y el parque del Principito. El premio incluye 4 billetes de avión Madrid-Estrasburgo, una estancia de una semana en Colmar, en apartamento para cuatro personas, 4 entradas al Parque y 4 Strasbourg-Pass para visitar la capital de Alsacia y sede de varias instituciones europeas. ¡Suerte!

Categorías: Cine , Libros , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.sep.2016 18:25    

Ruta por el arte rupestre europeo

   Bisonte-macho @MNCIA. Fotografía -Pedro Saura

La película "Altamira", recientemente estrenada en España, nos sirve de punto de partida para proponer un recorrido turístico a través del mejor arte prehistórico. Ellos fueron los primeros artistas europeos y utilizaron la técnica del "grafitti" para expresar su creatividad, para plasmar lo que veían a su alrededor. Todas esas obras de arte quedaron dormidas y ocultas durante siglos y solo hace 150 años que se descubrieron esas expresiones artísticas que nos enlazaban con nuestros antepasados.  

La cueva de Altamira se incluye dentro de uno de los 112 grandes destinos del arte prehistórico incluidos en el itinerario del arte rupestre de Europa, promocionado por el Consejo de Europa. Más de 150 sitios están abiertos al público, sobre todo en países como Noruega, Suecia, Irlanda, Reino Unido, Italia, Portugal, y en particular Francia y España. Muchos son pequeños lugares (una cueva, un abrigo, una roca al aire libre, un pequeño museo...), pero hay otros que han desarrollado importantes infraestructuras turísticas donde es posible conocer esos impresionantes sitios arqueológicos.

 Escuchar más podcast de Canal Europa

Más de un millón y medio de visitantes viajan cada año a los enclaves donde los primeros europeos habitaron. El arte rupestre prehistórico es la primera expresión cultural, social y simbólica de la humanidad, que aparece en Europa hace unos 42.000 años y se desarrolla a lo largo del Paleolítico superior, el neolítico, las edades de cobre y el bronce y hasta la de hierro en algunas regiones. En las paredes de las cuevas, -el primer lienzo que encontraron-, plasmaron imágenes figurativas y esquemáticas, formas abstractas realizadas en pintura y grabado.

Debido a la fragilidad de estos lugares, muy sensibles a las visitas masivas de turismo, muchos están cerrados, o se abren de forma muy limitada, los responsables han optado por facilitar las visitas virtuales desde casa o mediante dispositivos como gafas, que nos trasladan a esos lugares. 

El arte rupestre, lleno de simbolismo, motivado por creencias religiosas y repleto de referencias a la naturaleza, conformó los primeros paisajes culturales del continente. Los atractivos culturales y simbólicos del Arte de la Prehistoria de Europa han sido reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad mediante el reconocimiento de nueve sitios: Alta (Noruega), Tanum (Suecia), Bru na Boinne (Irlanda), Valcamónica (Italia), las cuevas del valle de La Vézère (Francia), Altamira y otras cuevas de la Región Cantábrica (España), los abrigos con Arte Levantino del Arco Mediterráneo (España), los yacimientos de Foz Côa y Siega Verde (Portugal-España) y la cueva de Pont d'Arc, denominada Chauvet (France). A ellos podemos sumar las iglesias prehistóricas con arte rupestre de la Edad Media de Matera (Basilicata, Italia).

Alta, junto a los fiordos noruegos

CgbWIJ8XIAA1npR

Seguramente los primeros homínidos se establecieron en esas altitudes tan inhóspitas por su clima suave, con bajas precipitaciones, inviernos agradables y veranos relativamente cálidos. allí se construyó el primer observatorio mundial de las auroras boreales a finales del siglo XIX. Quizá por eso se le conoce como "La ciudad de las auroras boreales". Pero lo que nos ha llevado a ese lugar son los grabados rupestres de Hjemmeluft, que son la prueba de la existencia de asentamientos humanos del 4.200 al 500 a.C., y que ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad.

A orillas del río Alta encontramos uno de los hoteles más extraordinarios del mundo, el Sorrisniva Igloo Hotel, totalmente construido de nieve, tanto ene el interior como en el exterior. En esa zona durante el largo y gélido invierno se pueden ver las auroras y en verano, de mayo a agosto, el sol de medianoche, cuando el día sin fin se impone a la oscuridad de la noche.

Los petroglifos de Tanum

Site_0557_0001-594-0-20090928184611

Situada al norte de la región de Bohuslän, la localidad de Tanum posee un conjunto de imágenes de importancia excepcional tanto por su variedad      –representaciones de seres humanos, animales, armas, embarcaciones y objetos diversos– como por su unidad cultural y cronológica. Estos grabados rupestres, que son ilustrativos de la vida y las creencias de los pueblos europeos en la Edad de Bronce, destacan por su abundancia y la calidad de su factura.
Sobre el 1500 aC, los artistas utilizaron de lienzo las rocas de granito, ligeramente curvadas debido a la presión del hielo, y donde se observan profundos arañazos producidos por el retroceso del hielo. Se encuentran muy cerca de la costa y destacan sus excelentes cualidades artísticas y composiciones escénicas variadas y complejas que ilustran la vida cotidiana, la guerra, la religión, los cultos, pero también lo desconocido, mediante animales distorsionados y manos sin cuerpos.

Brú na Bóinne, cuna de los primeros celtas

Knowth 1

A unos 50 kilómetros al norte de Dublín, a orillas del río Boyne, están los tres sitios prehistóricos del conjunto de Brú na Bóinne -Newgange, Knowth y Dowth. Por sus dimensiones y calidad, constituyen el ejemplo más importante de conjunto prehistórico megalítico de Europa, dotado de un gran número de monumentos con funciones sociales, económicas, religiosas y funerarias.

En gaélico irlandés, su nombre significa literalmente, "Palacio del Boyne". Esta necrópolis prehístorica del condado de Meath,  y está es un complejo arqueológico situado en Irlanda, en el condado de Meath fue construida para enterrar a los miembros más relevantes de la sociedad. El túmulo principal cuenta con unas 17 tumbas y unas 300 losas grabadas. Los arqueólogos calculan que se edificó unos mil años antes que Stonehenge. 

 

El valle de Valcamonica, naturaleza y arte

Arte rupestre (Italia)

En los Alpes centrales, en la región de la Lombardía se encuentra una de las mayores colecciones de arte rupestre del mundo. Atravesada por el río Oglio y entre las provincias de Brescia y Bergamos, encontramos esta maravilla de la naturaleza rodeada de lagos y montañas, y su arte en la piedra se extiende a lo largo de ocho mil años, desde el Mesolítico hasta la Edad Media.

Los ocho yacimientos de Valcamonica, dedicados a los petroglifos donde las representaciones más antiguas son escenas de caza y laberintos, en Asinio-Anvóia, descubrimos estelas de la Edad de Cobre y cerca de Nadro, localizamos más de 400 rocas grabadas a lo largo de unos seis mil años, desde el Neolítico, con figuras que representan estilos de ejecución y temas muy variados. En Sellero se encuentran los grabados más recientes, del siglo I y II a.C, entre los que destaca la Rosa Camuna, un símbolo de la Lombardía italiana con imágenes circulares o en espiral y representaciones de la Edad de Cobre, Bronce e Hierro.

El valle de Vézère y la cueva de Lascaux

Peinture004

El yacimiento del valle del río Vézère está formado por un conjunto de 147 localizaciones paleolíticas y 25 cuevas distribuidos a lo largo de cuarenta kilómetros de la Dordoña francesa. Las numerosas excavaciones han permitido recuperar millares de objetos de sílex tallado, casi mil utensilios diferentes, arte mobliliar y decoraciones en piedra. Algunas de ellas como la "Venus de Laussel", la "Frise des chevaux", o las famosas pinturas de Lascaux, están catalogadas como obras maestras del arte prehistórico. Estas últimas representan un centenar de figuras animales y muestran escenas de caza dibujadas con destreza y riqueza de colores.

La mayoría de estas instalaciones están abiertas al publico, aunque tienen las visitas muy limitadas a grupos reducidos, excepto la "joya de la corona", Lascaux, que permanece cerrada, por lo que se ha realizado una reproducción de la gruta, con las mismas pinturas, técnicas y pigmentos. El hombre de Cro-Magnon que vivió en esta zona mezclaba técnicas de pintura, dibujo, grabado y escultura, según el soporte sobre el que trabajaba.

 Altamira, la capilla sixtina del paleolítico

Cave of Altamira and Paleolithic Cave Art of Northern Spain © UNESCO

El conjunto de diecisiete grutas ornamentadas de la época paleolítca es representativo del apogeo del arte rupestre que se desarrolló en toda Europa, desde los Montes Urales hasta la Península Ibérica, entre los años 35.000 y 11.000 a.C. El buen estado de conservación de las cuevas se debe a que sus galerías profundas las preservaron de las influencias climáticas externas. El arte rupestre de estas cuevas figura en la Lista del Patrimonio de la Humanidad por ser una obra maestra del genio creador del hombre y la primera de sus expresiones artísticas consumadas. Los arqueólogos destacan que constituye un testimonio excepcional de una cultura ancestral y una ilustración extraordinaria de una etapa importante de la historia.

Constituye un legado de la humanidad por el reflejo del mundo que rodeaba a los artistas y de su forma de verlo, su relación con la naturaleza a través de un código simbólico que refleja su mentalidad. Es Patrimonio de la Humanidad, desde 1985 y esa denominación se amplió en 2008 a  “Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España”.

Desgraciadamente la entrada de visitantes está muy limitada, por lo que los responsables del museo de Altamira, construyeron una neocueva, una representación a escala de la cueva original. 

Los amantes del arte rupestre, no deben tampoco perderse una visita al Instituto Frobenius de la Universidad Goethe de Frankfurt, donde se guardan casi 5.000 ejemplares de arte rupestre europeo, del norte de Africa, Zimbabue, Indonesia y Australia, recogidos durante sus largos viajes por el etnólogo alemán Leo Frobenius. Entre 1904 y 1935, realizó 12 expediciones al continente africano. 

 Altamira, la película

Dirigida por Hugh Hudson ("Carros de Fuego") y protagonizada por el actor español, Antonio Banderas, la cinta trae a la actualidad las dificultades y el rechazo que sufrieron los Saez de Sautuola, por parte de la sociedad de su tiempo, las jerarquías eclesiásticas y las élites científicas. Una de las características del largometraje es que fue grabada en Cantabria, en donde ocurrieron los hechos, en su casa, en Santillana de Mar y en el museo, en la réplica exacta de polícromos, que ha servido para rodar, durante las noches, los interiores de la cueva.

Otro de los aspectos destacados es la base documental recuperada de los fondos de la Fundación Botín, donde están todos sus documentos y toda la información. Antes de proyectarse en los cines hubo un pase para todos los directores de museos arqueológicos de España, que confirmaron la veracidad de muchas de las aportaciones de la película.

El estado de ánimo de la pequeña María marca anímicamente la película: primero la alegría y las expectativas ante el descubrimiento, después la decepción y por último, el alivio con el reconocimiento de la verdad y la recuperación del honor para su padre. Su madre aparece como la intransigencia de la religión que teme que el dogma católico se vea amenazado con los descubrimientos realizados por su marido. Junto a Banderas, actúan Allegra Allen, Nicholas Farrell, Golshifteh Farahani, Henry Goodman, Pierre Niney y Rupert Everett. La banda sonora está a cargo de Mark Knopfler.

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   21.abr.2016 00:48    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios