71 posts con categoría "Gastronomía"

El legado de los indianos vizcaínos de Enkarterri

 

IMG20221027101314Foto: angelaGonzaloM

 

Esta es la historia de muchas maletas y muchas personas.... llenas de inquietud ante lo desconocido, de pesadumbre por tener que abandonar su pueblo, de añoranza tras despedirse de sus familiares, pero también de esperanza... en el regreso, en mejorar su vida.... y de sueños: volver a su pueblo siendo rico. Tan solo unos cuántos lo consiguieron y su legado pervive en muchos municipios de la comarca vizcaina de Enkarterri o de las Encartaciones. Son los indianos, quizá los más desconocidos de la cornisa cantábrica.

"La historia realmente es muy triste porque  hay mucha gente que se marcha y muere en el trayecto del barco y de otros nunca se vuelve a saber nada. Primero porque no saben leer ni escribir; segundo, porque el factor vergüenza es muy importante. Su familia había hecho de todo para conseguir el billete de barco y resulta que tú no consigues hacer fortuna. Entonces no se ponían en contacto más con las familias, desaparecía, no se sabía nunca nada más de ellos", nos dice Leyre Barreras.

 

 

Enkarterri ostenta el récord de casas de indianos en Euskadi. Hay más de cincuenta casonas o villas, todas ellas dispersas por los valles de las Encartaciones, aunque la mayoría están en el municipio de Carranza.

"Evidentemente la arquitectura es la huella más destacada que nos dejan, lo primero que vemos cuando llegamos a un municipio, pero luego hay otro aspecto que es muy importante- sobre todo para la gente de estos pueblos que viven ese movimiento indiano-, que es el aspecto benefactor".

Lanzas Agudas, es uno de los 49 barrios del valle de Karrantza. Allí nació Miguel Sáinz Indo. Muy joven se marchó a Madrid para trabajar a una ferretería de su tío. Heredó la empresa y más tarde viajó a Cuba donde se hizo rico. A su regreso a la capital española, compró unos terrenos a las afueras de la ciudad, convencido de que Madrid crecería hacia el norte. Actualmente es parte del Paseo de la Castellana. Cuando eso se convirtió en realidad, construyó su vivienda palacio y atrajo a los inversores. Convirtió el arrabal en un barrio de lujo para las familias adineradas y revendió las parcelas y los terrenos amasando una gran fortuna.

 

IMG20221026182722Foto: angelaGonzaloM

 

Poco antes de morir, a los 53 años, hizo un testamento en el que dejaba una parte de su fortuna al barrio de Lanzas Agudas, donde nació. Su aportación más importante fue crear una fundación socioeconómica que anualmente pagaba a 20 adolescentes de 12 a 15 años -todos del valle- unos 500 reales para sus necesidades y una maleta.

"Llevaban un buzo de trabajo con un calzado apropiado para trabajar y con una muda de trabajo y un traje elegante con camisa y con todo lo necesario con una tela más fina para esa ese traje y con un calzado fino y elegante", nos dice Leyre y añade que "el buzo de trabajo es para que no se olviden que van a trabajar y van a tenerlo muy duro y el trajepara que cusaran buena impresión si tenían que hacer negocios con alguien y les ayudara a la hora de hacer tratos o negocios".

 

IMG20221026103352Foto: angelaGonzaloM

 

El destino de estos jóvenes eran principalmente Madrid, Cuba, México y Puerto Rico. Hasta 1958 más de 300 hicieron las Américas. Los indianos establecían una cadena de sobrinajes, es decir, cuando se establecía el primero luego llegaban primos, sobrinos, hermanos o gente del pueblo. Eso no les garantizaba una calidad de vida decente, porque en la mayoría de los casos iban a trabajar en condiciones complejas, pero era un primer paso para  labrarse un futuro.

El gran movimiento indiano se produjo principalmente en los siglos XIX y XX. Se calcula que solo un 2% de los que marcharon hicieron fortuna. Y lo mostraron a su vuelta de forma ostentosa, evidenciando su nuevo status y su riqueza tanto en vida como en muerte.

Con Leyre Barreras recorremos las poblaciones de los diferentes valles descubriendo casonas, panteones, jardines y... palmeras. Una de las maneras de recordar a sus convecinos que habían viajado a lugares lejanos era colocar una palmera y plantas exóticas en el jardín. Llevaron también los primeros teléfonos, calefacción, agua corriente, cuartos de baño, indumentarias elegantes. Pero sobre todo, fundaciones benefactoras de carácter social.

 

IMG20221026125634Foto: angelaGonzaloM

 

En 1892, el balmasedano Marcos Arena Bermejillo vuelve de México y junto a otros cuatro accionistas invierte en una fábrica de lanas.  "Boinas La Encartada" estará en funcionamiento durante 100 años exactos hasta agosto de 1992 cuando la fábrica cierra definitivamente sus puertas. Se confeccionaban diferentes productos basados en la lana, además de la boinas se confeccionaban mantas personales -muy utilizadas por el bando republicano-, paños, bufandas, calcetines, viseras, etc...

Situada en un paraje natural, junto al río Kadagua la maquinaria hidráulica que se instaló era la más moderna de finales del siglo XIX y formó parte de la industrialización en Euskadi. Iraia Collado  guía del La Encartada Fabrika Museoa nos explica que su producto estrella fue la txapela o boina. Era uno de los atuendos más utilizados de principios del siglo pasado.

Impermeable, caliente, adaptable y fácil de usar. En los años 20 y 30 los directores de cine de Hollywood y algunas figuras del séptimo arte la popularizaron como prenda emblemática. Llegó a dar trabajo a 130 empleados, la mayoría mujeres. El desuso de la boina y la falta de inversiones para mejorar la maquinaria comportaron el final de la emblemática empresa balmasedana, hoy en día convertida en un museo donde se organizan visitas para ver en funcionamiento estos prodigios de la ingeniería industrial.

 

IMG20221026121753Foto: angelaGonzaloM

 

Romualdo Chávarri y de la Herrera regresó a España en 1874, pero no volvió a su pueblo. Lo que hizo fue invertir en escuelas para niños de Biañez, su barrio. Construyó un lavadero público, mejoró un hospital y una ermita, pero sobre todo financió la construcción del ferrocarril Bilbao-Santander con el objetivo de que pasara por Carranza. Sin duda algo que mejoró las conexiones de la zona y evitó su aislamiento.

Aún así los indianos que invirtieron en potenciar el futuro de la comarca son pocos. En su blog  Balmasedahistoria.com la historiadora Julia Gómez Prieto se queja de que "la inmensa mayoría de estos indianos ricos, que en América fueron dinámicos comerciantes, y empresarios, al regresar no lo fueron en absoluto. No invirtieron en bienes productivos, sino que casi todos levantaron palacetes, o arreglaron iglesias como símbolo de riqueza ante sus convecinos. Inmovilizando capitales en bienes suntuarios, en vez de utilizarlos para modernizar la zona a la Europa del siglo XX".

 

IMG20221026174919Foto: angelaGonzaloM

Como nos explica la carranza Leyre, especializada en rutas turísticas por la zona y directora de la empresa Leykatur, el patrimonio arquitectónico que han dejado es de incalculable valor. Además son fáciles de ver, "porque la mayoría de las casonas están situadas junto a las carreteras generales porque era muy importante para ellos, la mayoría venían de caseríos enmedio del monte y entonces para ellos estas carreteras significaban la comunicación con el exterior con el progreso con los avances, era su vía de escape, su salida".

Desgraciadamente estas suntuosas casonas no se pueden visitar por dentro, porque son propiedades privadas. En Gordejola encontramos unas once villas o chalets, en Balmaseda y Lanestosa seis, en Concha más de 9, entre las que destacan el chalet Hernáiz y las casas de José y Ramón Altuna.

 

IMG20221026104317Foto: angelaGonzaloM

 

Cada una de ellas tienen un diseño diferente dependiendo de la época en que se construyó, aunque en Concha -el núcleo poblacional más grande del valle de Carranza-, se nota la mano del arquitecto vasco-francés Jean Batiste Darroquy, especialmente en el edificio Hernáiz, donde destaca su variedad de colores.

La madera roja, el gris de la piedra caliza, el negro de las pizarras, el color crema de la pintura, y mantiene la estructura del caserío encartado o trucense. Este caserío, nos dice Leyre, "tiene el tejado a dos aguas pero no baja tanto en anchura, sino que se queda un poquito más alto y además los pipianos, unos muros que sobresalen de lo que es el muro principal de la casa, cierra los balcones por los laterales, principalmente para resguardar la vivienda del viento, que aquí es muy fuerte".

 

Casa Garras y sus jornadas del buey

 

Sin títuloFoto: web Casa Garras

 

Junto al chalet Hernáiz está uno de los restaurantes más reputados de la zona: casa Garras. En los meses de otoño e invierno organizan las jornadas del buey criados por los propietarios del restaurante. El chef Txema Llamosas, quiere recuperar una carne poco conocida "y era una forma de atraer a toda la gente a comer buey de una forma diferente aprovechando todas las partes porque no solo tiene chuleta y solomillo, sino que tiene un montón de cortes que son de segunda, pero que son carnes nobles y de tercera que se pueden hacer para guisos y para caldos y para otro tipo de rellenos".

La familia Llamosas preparan buey al Armañac, steak tartar, carpaccio con lascas de Idiazabal, ravioli de su estofado con trufa negra, filete de rabadilla con hongos de temporada, solomillo y chuleta. Obtuvo un sol Repsol en 2020 por sus versiones tradicionales que compagina con otras más creativas.

 

IMG20221026165540Foto: angelaGonzaloM

La jefa de sala nos propone "canelón relleno de cigala y puerro tierno con una sopita más densa de las cabezas de la cigala y luego la yema de huevo de caserío acompañada con una crema carbonara; papada de cerdo con  ralladura de queso de Carranza y una tosta de pan; la merluza a la plancha se coloca sobre un falso risotto de trigueros y una emulsión de coliflor"

Txema Llamosas estudiante de hostelería en Artxanda se ha formado en las cocinas del Azurmendi, con Eneko Atxa, en las de Arzak, Zuberoa y El Bulli, con Ferrán Adriá. Sin duda el restaurante Casa Garras está llamado a tener un renombre en la gastronomía vasca.

A las afueras de Carranza está Lanzas Agudas. Volvemos a nuestro punto de partida por Enkarterri. En las faldas de los montes de Ordunte, frontera entre el país Vasco y Castilla y León, observamos el hayedo de Balgerri, los ríos Peñaranda y Argañeda, el parque Natural Armañón, límite con Cantabria, o el encinar de Sopeña, con las peñas de Ranero y las sorprendentes cueva de Pozalagua y Torca del Carlista, una de las mayores cavidades del mundo y un reto para los espeleólogos.

 

IMG20221026191859Foto: angelaGonzaloM

 

La propietaria de la casa rural Gailurretan, Maika de Mena, nos propone sus rutas favoritas. "Me gusta mucho la fábrica de boinas y las cuevas, pero básicamente disfruto paseando, caminar por diferentes rutas. Por ejemplo, en Carranza la ruta de los carboneros es muy bonita, llega hasta los Ilsos de Rivacoba  y donde todavía quedan unas trincheras de la Guerra Civil y se mantiene en un estado muy natural, antiguamente era el paso de Vizcaya a Cantabria y está señalizado con unas piedras enormes, por lo que es muy fácil de hacerla.

Estas tierras encartadas son un mundo de sorpresas no solo arquitectónicas, sino también de patrimonio humano, cultural, industrial y de naturaleza.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

 

Categorías: Deportes , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.nov.2022 21:56    

Azafrán, el oro púrpura de Madridejos y La Mancha

 

IMG20221024114814Foto: angelaGonzaloM

La rosa del azafrán nace al salir el sol y muere al caer la tarde. Flor efímera, sus estigmas mantienen el aroma durante décadas.

Dice el refrán que para Santa Teresa, la rosa en la mesa. Así que a mediados de octubre los pueblos comenzaban a oler al picante de esta especie, con matices de cuero curtidos, que combina sus notas florales,  amaderadas o avainilladas. Le llaman el oro rojo.

 

 

En Madridejos, el joven Victor Corts comparte con nosotros un poema sobre la breve vida del azafrán en la tierra de los gigantes: Castilla la Mancha.

 

"Ladrones de sueños,
sobre tierra encendida.
Solo quedan espejismo morados,
en el país de los gigantes.

Llegaste ayer al mundo
y hoy no estás.
Te arrancan la ropa,
y te dejan con el alma al viento.

Funeral de brasero.
Frascos de sangre en hilos,
con los que tejen las moiras,
nuestro destino"

 

 

IMG20221024114921

Un homenaje a esta flor, que mima a su tríada de estigmas. Su vida dura tan solo unas horas desnudada durante la monda, el momento en el que se retira de la flor sus tres clavos para ser tostados en un brasero.

Aunque en España hay varias regiones azafraneras, hemos escogido Madridejos, como podríamos haberlo hecho con  otras poblaciones de Castilla la Mancha. Camuñas, Villafranca de los Caballeros, Herencia, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Pedro Muñoz, La Solana, Membrilla,  Consuegra,  Lezuza, Alcalá de Júcar... Todas forman parte de la ruta Los caminos del Azafrán de La Mancha.

 

"Para Santa Teresa la rosa en la mesa"

 

IMG-20221023-WA0000

 

Javier Galán, tiene claro cuando es el momento perfecto.  "Cuando está tostado, ya guardado" dice con una sonrisa burlona. En el fondo dice que le gusta aunque "todo es tan laborioso, con una campaña tan corta y tan intenso que al final acabamos agotado y deseando que acabe la campaña"

A mediados de octubre los campos se visten de gala con sus mantos de tonos violáceos. Ahora se han abandonado muchas tierras y se ha perdido la posibilidad de ver aquellos sembrados  que se transformaban en alfombras liláceas. Su recolección es tan delicada que hay que hacerlo a mano, flor a flor.

 

IMG20221024114938Isabel recogiendo azafrán. Foto: angelaGonzaloM

 

Encontramos a Isabel Almansa y Javier Galán inclinados sobre la tierra. Llegan sobre las 8 de la mañana y las recogen casi sin parar hasta la tarde cuando han cosechado todas las flores que han salido esa jornada... Y así durante 15 o 20 días.

En la primera crisis económica, la de 2009, decidieron volver de nuevo al mundo del azafrán para encontrar su hueco en ese mercado, especialmente en el sector gourmet. Ahora gestionan la marca Azafrán 1994, que se dedica a la producción, comercialización y distribución de esta especia que enriquece sabores de muchos productos gastronómicos.

 

IMG20220707102054Foto: angelaGonzaloM

 

Cerca del mediodía Millán Cañadilla se acerca con su bicicleta al azafranal. Este vecino de Madridejos nos recuerda cómo se vivía en su juventud la cosecha de la rosa del azafrán cuando todo el pueblo tenía sembrado algún terreno más o menos pequeño. "Todas las familia estaban pendiente 15 o 20 días de esta flor. Era maravilloso, esperar a los vecinos la gente alrededor de las casas, primero a coger la flor por la mañana y por la tarde a mondarla. Y se hacían unas tertulias estupendas".  

"Mi madre, añade Isabel, me decía que no es fácil de imaginar la cantidad de rosa que entraba en el pueblo y todo el mundo venía de coger la flor, mientras otros grupos estaban mondando en las casas". 

 

IMG20220707105903Museo del Azafrán de Madridejos. Foto: angelaGonzaloM

 

El momento más esperado por la mayoría de los madridejenses era y es la velá. Cuando la gente se reunía en torno a una mesa para mondar la flor y extraer los preciados estigmas rojos, brillantes, unidos en tres hebras flexibles y resistentes. Es algo todavía muy presente en esta población toledana. 

Mientras mondamos alrededor de una mesa, algo más pequeña de las de antaño, Isabel nos explica los secretos para hacerlo lo más rápido posible y conseguir llenar los cuencos que se han distribuido por la mesa. "Se coge la flor con el rabito hacia fuera. Con estos dos dedos cojo un pétalo con estos dos otros y abro la flor con este de aquí sujeto y con estos dos corto los tres clavos juntos".

 

IMG20221024135513

 

Al final de la velá todos los que ha participado se llevan una cuarta parte de lo que han mondado. De ahí la importancia de ser rápido.  La madre de Isabel recuerda que cuando era joven durante la recogida de la rosa no se hacía nada más. "Mi madre es que no nos dejaba. Había que levantarse y no hacer ni la cama, solo había una cosa, pelar rosa".

Javier Galán se prepara para tostar las hebras de azafrán. "Se quita la humedad para que no se eche a perder, para que se conserve mejor, esté más bonito y sea más más vistoso de color y mantenga mejor y más tiempo el aroma".

 

IMG20221024130308Foto: angelaGonzaloM

 

Al final de la cosecha volvemos de nuevo a los campos que han quedado exhaustos tras unos 20 días de producir diariamente miles de rosas de azafrán. Allí solo queda el verde del esparto…. Preparado para una nueva cosecha. "Cuando acaba la flor mide unos 20-25 centímetros de largo y se queda todo verde, también es muy bonito. Se mantiene así hasta la primavera en que comienza a secarse". Al cabo de cuatro años, la tierra queda inutilizada y hay que dejarla en barbecho durante más de una década.

 

"Más vale ahorrar azafranes que pesetas"

 

20220707_105115

 

Era un dicho muy popular en los pueblos azafraneros, porque la recolección y sobre todo la monda era un dinero extra que entraba en las casas y ayudaba a la economía familiar. No en vano es una de las especias más caras y preciadas del mundo. "Hace años, lo guardaban en cámaras en un sitio que fuera freno y seco con sacos de papel y algunos lo tabicaban para que no se llevaran si alguien entraba a robar", recuerda Millán.

Isabel también rememora con añoranza como hubo un año que iba con su padre cada fin de semana a ver un Renault 11 en el concesionario del municipio "hasta que terminó la campaña, se vendió el azafrán y compramos el coche".

Con María Jesús Rodríguez, miembro de la Asociación El Carpío visitamos el Museo del Azafrán de Madridejos que recorre todo el proceso del cultivo, la preparación de la tierra, la limpia de la cebolla, la plantación, recogida, monda, tueste, y el proceso de venta de la producción familiar. Además de salas dedicadas a todos sus usos, incluidos los medicinales.

 

IMG20220707102115Foto: angelaGonzaloM

 

Su aroma ha sido siempre muy valorado en perfumería y nos recuerdan que los romanos esparcían por el suelo el “crocus sativus”, como se denomina a esta planta. De esta manera perfumaban el aire en ocasiones especiales cuando aromatizaban casas y templos, los griegos untaban el pecho de los atletas y Alejandro Magno empapaba sus túnicas con la esencia de esta planta que llegó a Europa en el siglo VII.

Relacionado siempre con la gastronomía, los productores como Isabel Almansa están reinventándose. "Es un producto que ofrece muchas opciones, desde el aceite, hasta miel con azafrán, trufas  y también el licor de azafrán, que tiene el color azafranado".

Antes de despedirnos de Madridejos, Millán Cañadilla, rebusca en su móvil un poema que le ha dedicado a esta flor y que está colgado en el museo local. 

 

"Ya llegó el mes de Octubre
y parece primavera,
ha nacido nuestra flor
es alegre y verdadera.

El campo de Madridejos
se ha teñido de morado,
es nuestra flor del Azafrán
que al alba ha despertado....

Ya levanta de la tierra
en su máximo esplendor,
el agricultor la acecha
y la mima con amor...."

 

Tras las primeras semanas de noviembre, la rosa del azafrán deja de rebrotar  y todo el mundo queda a la espera de la próxima temporada. Tan intensa y efímera como la breve vida de esta flor que cubre de violeta los campos de las zonas azafraneras.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    4.nov.2022 01:54    

Gran Canaria, de las montañas mágicas a las salinas de Tenefé

 

IMG20220603100324

La carretera serpentea en medio de un paisaje de monolitos rocosos esculpidos por las erupciones volcánicas. Como si las entrañas de la tierra hubieran surgido hacia el exterior para formar crestas y peñas naturales de lava. Nos rodea un mundo mágico que habitaron los primeros pobladores grancanarios hace más de 1.500 años.

Parece que una fuerza telúrica que asciende desde las profundidades del mar se extendieran por la orografía terrestre y alcanzara la bóveda celestial para  mostrar al ser humano que el universo, la naturaleza, funciona como un todo y debe aprender a contemplarlo, descifrarlo e interpretarlo.

Cada recodo de la carretera nos muestra una faceta diferente de los riscos y sabemos que más allá del asfalto nos espera una visión cosmológica que asombró a sus antiguos pobladores llegados del norte del continente africano. Caminando por riscos, acantilados, profundos barrancos y formaciones volcánicas, descubrieron este lugar mágico en el que habitaba un mundo sagrado.

 

 

Alcanzamos la caldera de Tejeda, y ante nosotros se muestran, altivos, los roques Nublo y Bentayga. Nos adentramos en este paisaje que Miguel de Unamuno definió como “una tempestad petrificada de lava”. Un escenario geológico de más de 10 millones de años. Un lugar épico de fuerzas ancentrales.

El Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el 7 de julio de 2019. En el Centro de interpretación se recopila la sabiduría y la riqueza arqueológica de una cultura insular desaparecida. Procedentes del norte de África los primeros bereberes o amazighs encontraron su lugar en el universo.

 

 

Destaca la réplica de cueva de culto número 6 de Risco Caído. Horadada en la roca ha traído hasta nuestros días los conocimientos astronómicos y matemáticos de estos primeros pobladores trogloditas. La cueva de planta circular y techo con forma de cúpula tiene treinta grabados de triángulos invertidos que representan el pubis femenino, símbolo de la fertilidad. Pero sobre todo marca el paso del tiempo.

En el interior de la réplica del almogarén o santuario de Risco Caído, nos envuelven la oscuridad y el silencio, mientras admiramos los conocimiento que llegaron a adquirir aquellos primeros pobladores. La pared refleja el paso del sol y la luna marcando los días y las estaciones del año, la época de las cosechas, el calor, la sequía, el frío, la lluvia.

 

IMG20220603095213Foto: angelaGonzaloM

 

Por unos momentos parece que compartamos con ellos el espacio y el tiempo. A pesar de la escasez de materiales, los amaziges desarrollaron una cultura única marcada por el aislamiento de la insularidad. En el Paisaje cutural de Risco Caído y las montañas sagradas, encontramos varios complejos arqueológicos. En la actualidad todavía hay muchas personas que viven en cuevas, los denominados trogloditas.

Ya fuera, la niebla comienza a juguetear con este bosque de peñas naturales, altas y escarpadas de figuras caprichosas,  y calderas volcánicas. Baja, asciende, se disipa y deja ver la luminosidad limpia y fresca de la zona. Al roque Nublo, símbolo de la isla, se puede llegar por un sendero fácil y desde su atalaya contemplar las impresionantes vistas, o el Teide a lo lejos.

 

Riqueza gastronómica de la isla: manzanas, plátanos, café

 

20220601_123235Ángel Domínguez. Foto: angelaGonzaloM

 

También podemos ver la característica silueta del Teide desde la plantación de manzana reineta que cultiva Ángel Domínguez en Valleseco. Nada que ver con el nombre. A mil metros de altitud, los vientos alisios lanzan las nubes contra las montañas. Llueve tanto que siempre está verde. Desde hace unos años  Ángel comenzó a fabricar sidra y ahora es uno de los mejores sidreros del mundo, consiguiendo sidra de más de siete grados de acidez elaborada de forma artesanal. Pero su éxito no sería posible si desde el ayuntamiento de la población no hubieran iniciado un proyecto para buscar alternativas a la producción de manzana de la zona.

 

20220601_100921Plataneras. Foto: angelaGonzaloM

Ningún producto más canario que el plátano, con permiso de otras delicias gastronómicas. Situada sobre una pequeña atalaya ofrece unas vistas de la costa norte grancanaria, en la hacienda la Rekompensa de Araucas también reinventan este alimento para preparar mermeladas, pasteles, licores o vinos. Rubén García y su esposa Katleen Van den Bosch iniciaron desde cero la plantación de más de 7.000 plataneras, escogiendo 13 de las 400 variedades que existen en el mundo. El complejo mantiene el estilo arquitectónico canario y están acabando un museo del plátano, para dar a conocer el fascinante y desconocido mundo que rodea a esta popular y nutritiva fruta.

 

20220531_181236Foto: angelaGonzaloM

 

En la finca la Laja de Agaete, la familia Lugo cultiva desde hace cinco generaciones, árboles frutales como naranjas, granadas, mandarinas… también café de la excelente variedad Arábica y vino. Elaboran unas 40.000 botellas de variedades Moscatel, Malvasía, Tintilla, Listán Negro, Baboso y Negramón. Y recogen las uvas por la noche, para evitar el calor del día. La terraza, junto a la capilla de la virgen del Pino, patrona de la isla, es un excelente mirador del valle.

En el Puerto de las Nieves, regentan también la Casa Romántica, Bautizada con este bonito nombre por su primera propietaria, Marion, una suiza que llegó a la zona en 1976. Se enamoró de Agaete "fue un amor a primera vista con el lugar y con el entorno" dice Víctor "y por eso le llamamos casa romántica". Emana historia por sus muros, y que incluye otra propiedad del escritor modernista Tomás Morales, famoso a principios del siglo XX. "Ella ya no solo le daba importancia a la cocina, también a la sala y nosotros también hemos recuperado ese entusiasmo y además queremos que sea un centro de interpretación del producto de Gran Canaria fusionado con cocinas y platos del mundo".

 

20220531_175049Museo Casa Romántica. Foto: angelaGonzaloM

 

Victor Lugo, también ha iniciado un centro de interpretación del producto canario que permite al visitante recorrer los 21 municipios de la isla a través de los productos con los que se identifica cada uno de ellos.

Con algunos de esos productos el chef Davidoff Lugo, prepara gazpacho de papaya, caldo de millo reinterpretado, lentejas estilo tailandés con camarones de Agaete, terrina de cochino canario con salsa de ron Araucas, café en textura con infusión de canela, anís y jengibre.  

 

Vinos y quesos

 

20220602_102755Foto: angelaGonzaloM

 

El suelo de picón proporciona humedad a los viñedos de la Finca El Monacal, desde 1912. Cristina Millás es la quinta generación y tras un parón de varios años ha vuelto a dar vida a la plantación. La Bodega San Juan elabora unos tintos muy minerales, de poca acidez, ribetes violáceos y de color rojo picota. Afrutados en el aroma y frescos en boca.

Además del vino Cristina tiene una especial debilidad por su museo, que ha recopilado con materiales, herramientas y fotografías de su familia, lo que permite al visitante hacerse una idea de cómo era la producción de vino en la isla. Una de las zonas europeas que no se vio perjudicada por la filoxera.

En el archipiélago canario el tiempo se marca con tranquilidad. Fundamental para conseguir buenos productos como los quesos de la familia Bolaños, que llevan más de seis décadas madurando queso artesanal con leche de vaca, oveja y cabra canaria. Esa dedicación, su experiencia y el cuidado en la elaboración le han permitido obtener importantes premios en la World Cheese Awards.  Destacan su pajonales, fontanales y fagagesto curados y el almogrote rojo.

 

Los hermanos Navarro recuperan las salinas de Tenefé

 

20220601_190228Salinas de Tenefé.     Foto: angelaGonzaloM

 

En Santa Lucía de Tirajana, los cuatro hermanos Navarro han recuperado unas salinas de más de 200 años, respetando el proceso artesanal de extracción de este producto marino, potenciador natural del sabor. En las salinas de Tenefé extraen sal común, las crujientes escamas y la flor de sal, la más gourmet de todas ellas ,que consigue con un cuidado especial Manuel Navarro

Cuando sopla fuerte el viento la sal queda flotando sobre el agua y la recogen con una especie de colador, que al secarse queda fina y matizada, lo que le permite tener menos sodio y no aumenta la tensión arterial.  A ese momento de la recolección le llaman “tumbar la nata”.  Si no se puede recoger a tiempo, la sal cae al fondo y se convierte en escama.

 

20220601_194549Foto: angelaGonzaloM

 

También eran conocidas como las salinas de los tres molinos, que bombeaban el agua a las zonas altas. Hoy en día están rodeadas de modernos molinos eólicos.  Son salinas sobre barro construidas en el siglo XVIII, pero la familia navarro las gestionan desde hace 8 años.

Manuel nos resume el sentir de todos estos productores que buscan sobre todo la calidad de sus alimentos. "No podemos competir en cantidad con otros productos de la península, por eso nuestro objetivo es producir pocas cosas, pero con mucha calidad y mucha identidad".

 


 

Otros temas relacionados

 


 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   27.sep.2022 18:34    

Múnich a punto para la Octoberfest

 

 

AFP_32JK662_f3930Foto: Christof Stache / AFP

 

"O'zapft is! Auf eine friedliche Wiesn!" -"¡Abierto está! ¡Por una pradera en paz!"-. Hace dos años que los muniqueses esperan que su alcalde pronuncie estas palabras para dar inicio a una de las fiestas más queridas y globalizadas del mundo: la Oktoberfest. El 17 de septiembre abrirá a mazazos el grifo de la cerveza que "correrá" durante 16 días sin parar.

La "Theresienwiese" -la Pradera de Teresa-, el recinto que acoge las 16 carpas oficiales estará abierta desde el 17 de septiembre hasta el 3 de octubre. Durante estos días se prevé una afluencia récord de visitantes. El máximo absoluto es de más de 7 millones de personas en 1985.

A lo largo de más de 200 años, la Oktoberfest no ha estado nunca ajena a lo que ocurría en el país. Este año celebra el 187 edición porque desde sus inicios en 1810, se ha suspendido en veinticuatro ocasiones: en 1854 y 1873 a causa de una epidemia de cólera, durante la Segunda Guerra Mundial y en 2020 por la pandemia de Covid. De hecho el recinto se reconvirtió en centro de vacunación masiva.

 

Edb349d61469716a3bd1a0dcf_2ef42Foto: Christian Bruna /EFE

 

También fue especial en 2015 en plena avalancha de refugiados sirios. En aquella ocasión la policía tomó medidas para evitar un conflicto en las estaciones y organizó salidas diferentes para los participantes en la fiesta y los migrantes. No hubo ningún problema.

Este año, la guerra de Ucrania y los altos precios ha incrementado el coste de los productos que se consumen, empujados por el alza excesiva del precio del gas, los carburantes y la electricidad, además de las materias primas agrícolas, el embotellado, la logística y las perturbaciones de las cadenas de aprovisionamiento.

A lo largo de las dos semanas que dura el acontecimiento gastro-lúdico se  consumen unos 70.000 litros de cerveza y genera una repercusión económica de mil millones de euros. Llena los hoteles de la ciudad y da trabajo a unas 15.000 personas, entre camareros, cocineros, músicos, feriantes, técnicos y personal de seguridad.

 

ADP_3_GERMANY-OKTOBERFEST_ec5feFoto: Michaela Rehle / Reuters

Pero este año la cerveza podrá tener un gusto un poco más amargo. Las tradicionales jarras de un litro cuestan unos 12,60 euros, aunque pueden llegar a los 13,80. Dos euros más que hace tres años. El litro de agua tiene un máximo de 10€.

Solo está permitido consumir seis cervezas elaboradas en la capital bávara. La más antigua es la Augustiner y la más joven, la Paulaner. Entre las dos se sitúan la Hofbräu, Lowenbrau, Spaten-Franziskaner y Hacker-Pschorr. Guillermo IV de Baviera proclamó un edicto de pureza de la cerveza en todo su estado en 1516. El Reinheitsgebot está considerada la primera regulación legal de un alimento y establecía que esta bebida solo podía elaborarse con tres ingredientes: lúpulo, cebada y agua. Aunque en la actualidad muchas marcas también incluyen levadura.

"Nuestra cerveza Oktoberfest tiene un color dorado brillante. Huele a miel, galleta, pero también a cítricos y tiene ligeras notas florales del lúpulo", dice Sebastian Utz, jefe técnico de la cervecería Hofbraeu.

 

Toberfest_Inflation_59948_79adbFoto: Matthias Schrader / AP

 

Estarán presentes unas 487 cervecerías, restaurantes, parrillas de pescado y carne, vendedores de vino y otras bebidas. El horario de apertura será incluso más largo de lo habitual, con las primeras carpas de cerveza abriendo a las 9 de la mañana y cerrando a las 22:30. Los últimos pedidos se han de realizar antes de las 21:30 horas.

La producción de lúpulo y cerveza ha adquirido un rango de culto nacional en Alemania y especialmente en Baviera. En 2021 cada alemán consumió unos 84 litros por habitante. Entre los platos típicos bávaros que se pueden degustar destacan las especialidades como el "plato de la matanza" con salchichas de sangre e hígado y panceta de cerdo, cerdo asado con piel crujiente, albóndigas de pan y chucrut, rodajas de buey asado o ragú de venado estofado con pasta spaetzle casera.

La tradición está presente a todas horas en esta fiesta, que se inició para celebrar la boda del rey Luis I de Baviera con María Teresa de Sajonia. Una de las ceremonías más apreciada es cuando aparece un carro de cerveza tirado por caballos y el "Muenchner Kindl" o niño de Munich, un símbolo del escudo de armas de Munich que muestra a una mujer con un vestido negro y amarillo sosteniendo una jarra de cerveza a caballo.

 

Toberfest_Inflation_96734_073a6Foto: Matthias Schrader / AP

Tampoco pueden faltar los trajes tradicionales bávaros. Para los hombres el lederhosen, pantalones de cuero cortos o hasta la rodilla, a menudo con una camisa a cuadros, calcetines altos de lana y un sombrero alpino con una pluma. Las mujeres usan vestidos dirndl con corsé, que se caracterizan por sus colores brillantes y finos detalles.

La Oktoberfest se ha internacionalizado y desde entonces son muchas las ciudades que se apuntan a esta moda. En España se celebra en Madrid y Barcelona. También son muchas las capitales europeas que organizan su propia Oktoberfest. Berlín, Paris, Londres, Oporto, Viena o Amsterdam. 

"¡Prost!" ("¡salud!" en alemán)

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

 

Categorías: Actualidad , Gastronomía , Música , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.sep.2022 17:11    

Turismo idiomático y otras noticias turísticas

 

20190307_202010Foto: angelaGonzaloM

 

El turismo idiomático dejó en España el año pasado unos 100 millones de euros. Muy lejos de los casi 250 millones de 2019. Este tipo de actividades lúdico-educativas tiene a centrarse en los meses de julio a noviembre, aunque baja en agosto.  Según el último estudio de la Federación de Escuelas de Español como Lengua Extranjera en España Fedele  tiene entre 19 y 45 años y suelen alojarse con familias de acogida y apartamentos privados. Sin olvidar los campamentos de verano. 

Hay unos 270 centros privados en los que se puede aprender el idioma, el 60% están reconocidos por el Instituto Cervantes. El 56% de los alumnos es femenino y el 47% escogen cursos semi-intensivos. El denominado alumnado ELE realiza cursos de casi 8 semanas y sus principales destinos son Valencia, Andalucía, Madrid y Barcelona. Es decir que tienen tiempo también para visitar las ciudades y localidades más importantes de la comunidad en la que realizan sus estudios.

 

 

Los países de procedencia son Alemania, Italia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Países Bajos y Polonia. Son estudiantes que se sienten atraídos por el poder del castellano como segunda lengua más hablada del mundo.

En Salamanca el ayuntamiento aportará 100.000 euros para la promoción de la ciudad como destino para la enseñanza del español, que permita recuperar un sector clave para la economía local. Los estudiantes la identifican como un destino vivo y dinámico, de enorme riqueza patrimonial, histórica y cultural, por sus posibilidades para el ocio, el deporte y el disfrute de la naturaleza y el paisaje.  Durante el año se organizan clases de gastronomía y folclore, lecciones prácticas e interactivas con las que los estudiantes disfrutan y conocen los aspectos tradicionales de la cultura local.

 

171_VLC1_Valencia. Foto: angelaGonzaloM

 

También está relacionado con la educación el turismo académico, protagonizado principalmente por los estudiantes internacionales que se acogen al programa Erasmus de la Unión Europea. Muchos de ellos comenzaran en las próximas semanas a llegar a las principales ciudades universitarias, para conocerlas sin dejar los estudios que ya están realizando en sus lugares de origen.

Hay cuatro factores principales que influyen para escoger una u otra ciudad: la calidad y el prestigio de las universidades, la hospitalidad de los ciudadanos, el clima y el paisaje y si el destino está de moda.

Su presencia en muchas ciudades medianas es muy importante y se nota en la actividad cultural de los destinos. La Plaza San Francisco de Zaragoza es un ejemplo donde en los últimos años se han abierto bares, terrazas, bibliotecas y centros culturales que mantienen a muchos jóvenes participando de numerosas y variadas actividades.

 

Dos viajeros : Isabel II y Labordeta

 

Labordeta_un_hombre_sin_m_s-584406248-large

 

Las canciones y la literatura del zaragozano José Antonio Labordeta nos hablan de tierritorios diversos y de variadas gentes. En los próximos días se estrena la película "Labordeta, un hombre sin más", centrada en su obra literaria y musical y en sus reflexiones políticas y filosóficas. Todo narrado desde la perspectiva de las mujeres que marcaron su vida: su mujer, Juana de Grandes y sus hijas Paula, Ana y Ángela.

El cantautor y político aragonés protagonizó el programa de Televisión Española, Un país en la mochila una serie de 29 episodios hablando con la gente que encontraba por el camino y que aumentó su popularidad en todo el país.

Recorrió decenas de pueblos cantando en las plazas, denunciando el abandono que sufría el mundo rural y alertando de la pérdida de la riqueza cultural y medioambiental de esas zonas. En la miniserie de TVE "Del Miño al Bidasoa" recorre la cornisa cantárica descubriendo su rica gastronomía.

 

20171020_142249_001Teruel. Foto: angelaGonzaloM

 

El poeta y escritor vivió en Teruel y Zaragoza, pero tenía también una estrecha relación con la zona oscense de Canfranc. La Fundación que lleva su nombre tiene varias rutas turístico-culturales bajo el nombre de "Paisajes de Labordeta", que llevan al viajero desde las abruptas montañas del Pirineo, hacia las tierras regadas por el Ebro, para acabar en el sur turolense, de Alcañiz a Rubielos.

 

Monarca viajera, los británicos despiden estos días a la reina Isabel II, fallecida hace una semana. 70 años de reinado y ser la máxima representante de la Commonwealth, le ha obligado a viajar en numerosas ocasiones. De hecho cuando supo que sería reina estaba en un parque nacional de Kenia. Dicen que estaba durmiendo en unas cabañas por lo que subió como princesa y bajó como reina. Era febrero de 1952. El último viaje fue a Malta, con su marido el duque de Edimburgo en 2015. En todo ese tiempo visitó 117 países y recorrió 1.660.000 km. En total 290 visitas de Estado.

 


 

Costa Rica, el país de las orquídeas

 

Costa Rica, uno de los países con más biodiversidad del mundo ha descubierto otras 20 variedades de orquídeas endémicas, lo que para el biólogo Adam Karremans, director del Jardín Botánico Lankester significa un gran compromiso mundial. "Porque es una obligación de los ticos mantener para el mundo esta multivariedad que solo crecen en nuestros parques naturales", señala Lankester.

Este pequeño país centroamericano tiene unas 1.640 orquídeas diferentes y se sitúa entre los más importantes de América del Sur, comparándose con gigantes como Colombia, Brasil, Perú y Ecuador.

 


 

Visitando las entrañas de la catedral de Vitoria

 

20190628_121547Foto: angelaGonzaloM

En España os proponemos una curiosa visita. Conocer una catedral desde sus cimientos. El subsuelo de Santa María de Vitoria-Gasteiz es una enorme necrópolis sobre la que se construyó la primitiva iglesia románica allá por el año 1150. Se trata de una catedral adosada a la muralla medieval y construida sobre un terreno muy frágil.

A lo largo de su historia se han sustituido o ampliado varios elementos arquitectónicos que han afectado a su estructura y obligaron a cerrarla a principios de este siglo. Su ambicioso plan de restauración "Abierto por obras" es un referente mundial y ahora permite ver como es una catedral por dentro como nos explica Jon Lasa, gerente de la Fundación Catedral Santa María.

Para Lasa, visitar la iglesia es como dar un salto en el tiempo y en el espacio, porque se pasa de los sótanos donde están los orígenes de la ciudad medieval hasta la torre donde hay una panorámica de una ciudad moderna de unos 200.000 habitantes. Además se pueden visitar todos los lugares de la catedral como el paseo de ronda o su inclinado triforio. Vitoria es una de las seis ciudades españolas que tiene dos catedrales.

 


 

Novedades en Utrecht

 

298239360_156170267008414_2226048614044496806_nFoto: Facebook Grand Bar Marie

 

En la ciudad holandesa de Utrecht, han recuperado un edificio histórico, que hasta ahora solo podían disfrutar un grupo privilegiado. El majestuoso edificio blanco en Mariaplaats fue un bastión impermeable en el que los transeúntes podían mirar, tratando de imaginar cómo se vería por dentro. Pero desde mayo el Grand Bar & Brasserie Marie ha abierto sus puertas para mostrarlo a todos los que pasen por ese lugar.

Es un edificio que se remonta a la Edad Media, mediados del siglo XI, cuando el obispo Bernold de Utrecht inició la construcción de la "Cruz de la Iglesia". Completada alrededor de 1160. En 1872, la sociedad De Vereeniging compró el edificio y durante 150 años, ha sido un bastión masculino al que solo podían acceder los miembros del club. Ahora vuele a ser patrimonio público. En su interior hay un mural pintado por el pintor más famoso de Utrecht, Jeroen Hermkens, una interpretación contemporánea de la rica historia del lugar.

En esta ciudad neerlandesa están recuperando el canal del centro histórico conectando varias zonas verdes que forman un anillo alrededor de Utrecht. El proyecto es un excelente ejemplo de revitalización de las cualidades del espacio urbano con la integración del agua y la biodiversidad que se genera en la ciudad.

 


 

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles ha convocado la trigésimo primera edición del concurso fotográfico 'Caminos de Hierro', con un plazo de admisión hasta el 31 de octubre. Esta iniciativa quiere impulsar la creatividad fotográfica con el ferrocarril como protagonista, a través de sus viajeros, estaciones, trenes, vías, túneles, metros..., y el mundo del tren en general. Dotado con más de 8.000 euros, el concurso está dirigido a fotógrafos profesionales y aficionados, nacionales e internacionales. Las bases del concurso están en la web Caminos de hierro

 

Del 21 al 25 de septiembre se celebra en Madrid la primera Expo Camper y Caravan 2022, dedicado al sector de las autocaravanas, caravanas y campers, donde se espera que asistan unos 15.000 aficionados. Tampoco faltarán las foodtrucks. MECC, las siglas de la feria, pasa a formar parte del circuito clásico de salones del caravaning a nivel internacional donde hay ciudades como Düsseldorf, Parma, París o Birmingham.

 


 

Vuelve la Oktoberfest a Múnich

 

20191010_144744-1024x576

 

Después de que suspendiera dos veces por la pandemia, este año se vuelve a celebrar la Oktoberfest sin limitaciones de acceso de ningún tipo.
Con más de seis millones de asistentes anuales, es la fiesta popular más grande del mundo. La Oktoberfest celebra la tradición bávara de platos tradicionales y cerveza muniquesa e incontables atracciones de feria y otras atractivas propuestas, tanto en el recinto ferial como en las carpas.

Los momentos culminantes de este evento son la gran entrada de los taberneros y las cerveceras, la ceremonia del espitado o el desfile de trajes tradicionales el primer domingo de la fiesta. Además de Múnich, que es la ciudad donde nació este evento, hay muchas ciudades europeas que tienen su Oktoberfest particular. 


Sin dejar Alemania, recordamos que el 25 de septiembre unos 40.000 corredores, patinadores y corredores en silla de ruedas procedentes de 120 países parrticiparán en un tour por el centro de Berlín en su famosa maratón. Además de los deportistas sus acompañantes y todos los turistas que estén en la ciudad disfrutarán de grupos musicales situados en los márgenes del recorrido mientras alentan a los corredores en un ambiente muy especial.

 

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Deportes , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   13.sep.2022 19:07    

Alpage y Désalpe: la trashumancia suiza en Friburgo

 

Sin títuloFoto: Región de Friburgo

 

En el pueblo de Charmey, en el distrito de Gruyère, se celebra una de las fiestas más vistosas, coloridas y llenas de magia de Suiza: el Désalpe, una tradición centenaria. Es la bajada de los pastores y sus rebaños de vacas desde las montañas alpinas.

Es una trashumancia de corta distancia. Se inicia con el Alpage, cuando las vacas suben a la poya, es decir a las laderas de las montañas en el mes de mayo y acaba con el Désalpe a finales de septiembre y la primera semana de octubre.

 

 

Se suele llevar al rebaño a las montañas no porque les falte hierba para pastar en las partes bajas de los valles, si no para mantener la hierba en esas zonas y evitar que las vacas se queden sin alimento durante el duro invierno.

Horas antes de descender de las montañas los vaqueros reúnen el ganado y las adornan con flores de rododendros, crisantemos o dalias. Es un espectáculo ver desfilar a centenares de vacas engalanadas y transitando por caminos rurales y carreteras.

Los cencerros parecen sonar de manera diferente, como si la alegría por regresar a sus establos y granjas fuera todavía mayor de la que sentían mientras pacían en los pastos del verano durante cuatro meses.

 

VacasFoto: Región de Friburgo

 

Cada año suena el yodelar de los músicos, el típico canto alpino, junto a otros conciertos de música tirolesa y folclórica. También se escucha el sonido de los cuernos de los Alpes.

La fiesta, que se repite en muchos municipios  de estas emblemáticas montañas centroeuropeas, pone fin a meses de duro trabajo en los chalets de montaña, donde los pastores han preparado los quesos con la leche de las vacas, especialmente el Gruyère y el vacherin.

A los pies del Moléson, la emblemática montaña friburguesa considerada el balcón de los prealpes, está Moléson-sur Gruyères.  Allí encontramos al quesero español Abel Ibáñez

 

Región FriburgoFoto: Región de Friburgo

 

La quesería tradicional de Moléson-sur-Gruyères, Fromagerie d'alpage, es una réplica de los chalets de montaña para que los visitantes comprueben como se elaboran estos quesos, tan diferentes en su proceso de fermentación, y que se fusionan para conseguir  la fondue moitié-moitié. Uno de los manjares de esta zona de montaña.

Los quesos de alpage se elaboran de forma tradicional a más de 1.500 metros de altitud para que las vacas se alimenten de las hierbas de alta montaña, beban las aguas cristalinas de los arroyos y produzcan una leche de altísima calidad, por eso los quesos se elaboran junto a los animales. No tiene lactosa y según las plantas que pastan aportan un aroma diferente al producto. 

Los maestros queseros calientan cada día los grandes calderos de fuego con la madera de los bosques cercanos y elaboran los quesos con minuciosidad.

 

20220712_110951_Moléson QueseríaFoto: angelaGonzaloM

 

Abel nos dice que el Gruyère, que contrariamente a lo que se cree popularmente no tiene agujeros, "requiere más maduración, porque era un alimento para consumir durante el invierno, mientras que el vacherin (el pequeño vaquero), es más ligero y lo preparaban los aprendices de pastores". Además del tiempo de maduración también se diferencian en el peso. El vacherin llega a los 7 kilos y el Gruyère alcanza los 35

"Necesitamos 700 litros de leche para hacer tres ruedas de gruyère y con 400 litros preparamos cinco vacherin", nos dice Abel, a punto ya de meter los brazos en uno de los grandes calderos que están sobre el fuego y sacar la materia grasa suficiente para preparar otro gruyère, un proceso que desde el siglo XII se realiza cuidadosamente, siguiendo un proceso artesanal extremadamente preciso y minucioso. 

A pesar de sus diferencias los dos se fusionan para crear uno de los platos más típicos de esta zona: la founde moitié-moitié. Como su nombre indica se prepara con una cantidad bastante similar de cada uno de ellos. A las afueras de la quesería degustamos una en la caquelón (una cazuela especial)  disfrutando esta delicatessen acompañada de interesantes vinos blancos suizos.

En este momento recuerdo que Mariano Rodríguez y Marlene Tellenbach de La fondue de Tell nos aconsejaban que pincháramos "la miga de pan por arriba y la corteza por abajo para empaparlo bien y removerlo en forma de ocho para mezclar bien los quesos".

 

20220712_115353_Moléson Quesería #Angela

 

Estamos rodeados de zonas verdes, y junto a un pequeño parque de atracciones donde disfrutar del devalkart (un kart no motorizado tirado por un telesquí al ascenso y la bajda es un poco temeraria) al fondo podemos ver el Moléson, al que se puede acceder en funicular y teleférico.

Esta cima de 2.000 metros de altitud permite contemplar toda la Suiza francófona, desde el lago Léman hasta las cumbres del Oberland bernés y desde el Mont Blanc hasta el Jura y la región de los tres lagos.

 

El barrio medieval de Friburgo

 

20220711_190048_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

 

Entramos en Friburgo, la capital del cantón del mismo nombre, por una de sus catorce torres-puerta, que se extienden a lo largo de dos kilómetros de muralla medievales. La mayoría se pueden visitar gratuitamente y en cada una de ellas hay explicaciones en varios idiomas.

Fundada en 1157 por el duque Bertholdo IV de Zähringen, vivió su máximo apogeo  hasta el siglo XV, con la instalación de importantes y poderosos gremios, como los curtidores y fabricantes de textiles. Pagaban impuestos solo al señor y eso facilitó que pudieran vender sus productos a precios más competitivos que otras ciudades con más cargas fiscales.

Exportaban sus mercancías por el río Sarine, que desemboca en el Aar y este en el Rhin, desde donde otros comerciantes las trasladaban hasta el mar del Norte. Por tierra, las vendían en el sur de Alemania y llegaban hasta la feria de Marsella.

 

20220711_170941_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

 

En el barrio viejo, junto al río Sarine, todavía se pueden ver decenas de fachadas góticas del siglo XV, que mantienen con mucho esmero para no destruir el entorno. Una de las vistas más impresionantes de la ciudad se disfrutan desde lo alto de la torre de la catedral de San Nicolás. Para llegar hasta allí hay que subir 365 escalones, uno por cada día del año.

Otro lugar interesante es el "funi", un viejo funicular que asciende desde el barrio medieval de Auge hasta la parte alta de la ciudad. En dos minutos supera unos 120 metros de denivel. Funciona por contrapeso de aguas residuales desde 1899.

 

20220711_195007_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

Es el único de estas características que queda en Europa. Junto al funicular hay una escalera con cubierta de madera que discurre en paralelo a las vías, y es una excelente opción para subir o bajar a pie la colina si te quieres ahorrar el billete (incluido en la red de transporte público) o si prefieres pasear. Es preferible bajarlas y regresar con el teleférico. 

La denominada Roma suiza, por las numerosas órdenes religiosas que se instalaron durante la contrarreforma, ha sido a lo largo de la historia el cantón más católico del país. En la época de la Reforma, era una "isla" rodeada de cantones protestantes. Físicamente no es ninguna isla, pero sí tiene unos quince puentes, algunos tan históricos como el de Berna o el Zaheringen que cruzan el río a su paso por la capital fribuguersa. 

 

De la Bénichon a los merengues, la rica gastronomía de Friburgo

 

20220711_161712_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

 

Friburgo es idónea para degustar y conocer la variada y rica gastronomía de esta región suiza. Hay una ruta urbana denominada productos del territorio país que permite un recorrido gastronómico por los alimentos de calidad de este cantón suizo y de su capital. Se puede contratar en la Oficina de turismo y mientras se visitan algunos monumentos históricos se degustan varios productos típicos en diferentes comercios de la ciudad. 

Isabel Dradiana nos ofrece la Bénichon. La moutarde de Bénichon es una confitura elaborada con mostaza, peras, anís y clavo que se cocinaba para la fiesta que lleva ese nombre: Bendición. Data de finales del siglo XV y se inició para bendecir las decenas de iglesias de la ciudad de Friburgo repitiéndose cada año como una especie de cumpleaños.

 

20220711_162048_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

Más tarde pasó a ser una fiesta pagana que coincidía con el final de la cosecha para bendecir los productos que se obtenían de la tierra. La receta es un secreto que pasa de madres a hijas.

La Bénichon es una de las fiestas gastronómicas de la zona con un menú típico que incluye jamón de la Borne, pierna de cordero con uvas,  peras à Botzi y el puré de patatas. También es consistente el merengue, que solo utiliza dos ingredientes: claras de huevo y azúcar, calentado al baño maría.

No podemos olvidar el pan de Cuchaule, un tipo brioche muy tierno, aromático y ligeramente dulce, que contiene azafrán con el que se tiñe un poco la miga. Se menciona por primera vez en 1538, cuando Friburgo era una ciudad importante y rica con mercados a donde llegaban  esas especias desde Oriente.

La mayoría de estos productos se consumen a lo largo del año siguiendo las diferentes festividades. Son una muestra del respeto que los friburgueses sienten por las tradiciones.

 

20220711_162254_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

La Crème double de la Gruyère, llena de matices, espesa, de gran consistencia, densa y color crema concentra las grasas más gustosas de la leche de las vacas. La doble crema se fabrica con la misma leche que se utiliza para el queso Gruyère, que contiene mas de un 45% de materias grasas, lo que la hace cremosa y se deja reposar después del ordeño. La nata, más concentrada y menos densa que la leche, queda en la superficie.

Se sirve en un cuenco y con una cuchara de madera tallada, que tradicionalmente ofrecía el novio a la novia. "Era algo muy romántico", nos dice la guía Alicia Daguet, que añade que el cantón de Friburgo, como la mayor parte de Suiza, mantiene muy presentes las tradiciones. "Son muy lindas y lo que me gusta es que perduran en el tiempo y son valoradas porque crean una identidad y orgullo friburgués".

Ya cerca de la catedral de San Nicolás, nos muestra una calle coqueta, la de los esposos fieles, que muestra cierto humor sobre el matrimonio.  En un arco hay tallada una pareja. Tiene dos partes, en una se lee  en francés "aquí está la calle de las esposas fieles y también la esquina de los esposos modélicos" mientras en la parte posterior, en alemán, leemos "hey, buen hombre, sé feliz que hoy te casas porque a partir de mañana será tu esposa la que llevará los pantalones en la casa", junto a ellos una estatua de san Nicolás de Mira de 1595.

 

20220711_172912_FriburgoFoto: angelaGonzaloM

El primer sábado de diciembre un estudiante llega montado en un burro presidiendo una procesión que cruza el mercado, en medio de un ambiente prenavideño, y da un discurso desde un balcón de la catedral exponiendo todos los problemas que sufre la ciudad. Es un acto tan tradicional, que las familias tienen su lugar en la calle y es idóneo para localizar a los amigos.

Friburgo es ciudad de  torres, murallas, fuentes, iglesias y puentes. Se encuentran en uno de los barrios históricos mejor conservados de Europa, una auténtica joya por descubrir.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Actualidad , Gastronomía , Música , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   29.ago.2022 00:53    

Islas Orcadas, el alma nórdica de Escocia

 

Skara brae (1)Foto: Miki Kisenvole

 

El ferry se acerca a los acantilados del archipiélago de las Orcadas. Altivo sobre el mar se eleva el Viejo de Hoy, una aguja de piedra rojiza de unos 137 metros de altura. Desafiante se bate contra las olas del oceáno desde hace miles de años. Una cascada cercana reta al vacío cayendo en picado al mar. Estos farallones son una protección natural para este grupo de islas del Atlántico.

“Es más fácil llegar aquí de lo que la gente piensa, nos dice Dave Flanagan, hay conexiones aéreas desde los aeropuertos principales del reino unido. Hay también 2 operadores de ferry que llegan hasta las Orcadas , y que permiten viajar con tu propio coche para luego recorrer las islas. Hay buenas conexiones regulares”.

 

 

El barco rodea el escarpado islote para enfilar la entrada del puerto de Stromness, la segunda población de Mainland, nombre que recibe la isla principal de las Orcadas. Nosotros hemos salido de Thorso, al norte de Escocia, y los que zarpan desde Aberdeen llegan al puerto de la capital: Kirkwall.

De pronto el relieve cambia y aparecen llanuras verdes, zonas desarboladas, casas de piedra, orondas ovejas de cuernos retorcidos y mullida lana. En invierno, cuando escasean los pastos, estos animales se alimentan de algas marinas.

 

Avistamiento de frailecillos y focas

 

IMG_20220727_102041Foto: Miki Kisenvole

 

En el lago Stennes se mezclan el agua dulce y salada y en su superficie sobresalen unas rocas. No son rocas, son focas, nos dice con una sonrisa maliciosa Paul. Tenemos focas grises y comunes que llegan hasta aquí para esconderse de las ballenas asesinas, que viven en las aguas que rodean el archipiélago. Las focas se refugian en el lago para estar seguras, porque las orcas no pueden entrar.

Paul Hudd, que lleva la empresa de turismo J&P Orkney junto a su mujer, es nuestro guía por las Orcadas, un lugar ideal para los aficionados a la ornitología. Azotados por los gélidos vientos del norte, los acantilados son los mejores lugares para avistar numerosas especies de aves marinas que anidan en las paredes escarpadas, donde rompen abruptamente las olas del Mar del Norte.

 

WhatsApp Image 2022-08-18 at 20.43.00Foto: Miki Kisenvole

 

"Los Frailecillos están por toda la costa de las Orcadas, vienen en primavera y verano, de mayo a agosto y llegan del mar para anidar en los acantilados".

Llamados puffins en inglés, los frailecillos deben su fama a su pico de forma triangular de vistosos colores que se atenúan después de la temporada de cría. A muchas personas les recuerdan a los pingüinos.

"Los frailecillos no están emparentados con los pingüinos, aunque parecen una versión en miniatura. Tenemos algunas aves aquí bastante similares, pero que no tienen la misma publicidad, porque no tienen cara típica de payaso triste, Tenemos el Arao común, que es blanco y negro y con las patas rojas y la Alca, que es similar a un frailecillo en tamaño pero sin esa cara tan pintoresca".

 

Patrimonio de la Unesco en las Orcadas 

 

IMG_20220729_151934Broch of Gurness/ Foto: Miki Kisenvole

 

El corazón neolítico de las Orcadas es Patrimonio de la Humanidad desde 1999 con numerosos yacimientos dispersos por las 70 islas que forman el archipiélago, aunque los más importantes están en la isla de Mainland. Un rico legado prehistórico de poblados, templos, tumbas, menhires y cámaras mortuorias.

Entre los restos destaca el sorprendente poblado de Skara Brae, habitado 3.000 años antes de Cristo. Llama la atención que esos primeros pobladores llegaran a estas islas alejadas unos 350 kilómetros de Edimburgo. Entre los lagos Stennes y Harray se levanta el anillo de Brodgar, un gran círculo de 100 metros de diámetro

"Tenemos piedras que datan de 500 años antes que el Stonehenge, es decir unos 3.100 años antes de la era común. Las rocas de Stennes están solo hundidas un metro en el suelo, las levantaron e introdujeron de una manera que aquí siguen 5000 años después, es una fantástica obra de ingeniería".

 

Stromness (1)Foto: Miki Kisenvole

 

Unas piedras que mantienen restos de inscripciones realizadas por los vikingos cuando llegaron a estas tierras entre los siglos IX al XV. Mirado con los ojos de hoy en día se podrían considerar una especie de vandalismo, pero tienen un gran valor histórico que permite estudiar la presencia vikinga en las Orcadas. Fundaron la capital del archipiélago, Kirkwall, la bahía de la iglesia en nórdico antiguo. Una estrecha relación que también queda en la bandera de las islas, formada por una cruz nórdica con colores y forma muy similar a la actual Noruega.

Para Dave Flannagan, representante de marketing de les islas Orkney, es un ejemplo de que el pasado permanece en el presente. "Nuestra historia neolítica y de la edad de piedra es muy visible en las Orcadas, pero también nuestra historia vikinga. Se ve claramente en la toponímia, o en la catedral de San Magno, del siglo XII, que es un símbolo de la importancia que tuvo esa época.

 

Catedral kirkwallFoto: Miki Kisenvole

 

Flannagan nos recuerda que Las Orcadas eran entonces un baluarte de ese imperio, una ruta de comercio importante y una sede de poder en ese momento histórico. Hasta el día de hoy mantenemos una gran conexión cultural con Noruega y  hay una relación muy estrecha con los visitantes noruegos".

Después de 500 años, las islas quedaron bajo dominación escocesa en 1468 cuando el rey de Noruega las cedió a Jacobo III de Escocia como dote nupcial por el matrimonio con su hija Margarita.

 

Scapa Flow, una bahía estratégica en el siglo XX

 

IMG_20220728_161339Foto: Miki Kisenvole

 

El archipiélago Orkney tuvo un rol importante como principal base naval del Reino Unido durante las dos guerras mundiales. Tras la primera contienda la flota alemana fue trasladada al gran puerto natural de Scapa Flow. Mientras se negociaba el armisticio, el almirante Ludwig von Reuter destruyó todas las naves bajo su control de la flota de Alta Mar de la Armada Imperial Alemana antes de que sus buques acabaran en manos de la Triple Entente. Hundieron más de 50 barcos en un solo día. Muchos todavía yacen en el fondo del mar convertidos en un paraíso para los submarinistas.

En la Segunda Guerra Mundial Winston Churchill cortó los pasos marítimos entre las islas para proteger a la flota británica anclada en esa interior bahía. Para evitar ataques alemanes construyó barreras de hormigón.

 

Arribada hoy acantilats (4)Foto: Miki Kisenvole

 

"Tenemos las barreras de Churchill, que conectan cuatro islas con la isla principal (Mainland). Fueron construidas durante la II Guerra Mundial como prevención para que el ejército alemán no entrara en la base naval de los británicos. Desde entonces las barreras son carreteras útiles que permiten acceder a las 4 islas situadas al sur de Mainland. Eso permite a los turistas visitar cinco islas sin bajar del coche".  Un buen consejo es que bajen para poder descubrir rincones curiosos de las islas como Lambholm, Burray o St. Mararet's Hope.

Las Orcadas no solo ganaron esta conexión por tierra, también se levantaron otras infraestructuras militares que tras el conflicto pasaron a tener un uso civil. Se construyó el aeropuerto y el puerto. El mismo en el que hoy desembarcan los cruceros.

 

La capilla italiana y otras curiosidades de las Orcadas

 

IMG_20220728_140305Foto: Miki Kisenvole

 

Entre las construcciones inequívocamente escandinavas y las británicas nos sorprende una pequeña capilla pintada con colores llamativos que nos recuerdan la luminosidad del Mediterráneo. En la construcción de las barreras de Churchill trabajaron prisioneros italianos que edificaron una capilla de yeso pintado que les acercaba a su país. La levantaron en un hangar metálico construido con cascos de barcos hundidos. También erigieron una estatua de San Jorge, obra de uno de los presos, el artista Domenico Chiocchetti.

Hay más curiosidades en las Orcadas como su utilización de las nuevas tecnologías para comprar productos de kilómetro cero. “Para comprar pescado utilizamos un sistema un poco inusual. Si quieres pescado fresco sigues a los pescadores locales en Facebook donde anuncian qué pescado fresco tienen. Les mandas un mensaje y dices “quiero una bolsa de abadejo o bacalao” o el pescado que tengan ese día. Si estás fuera el pescador irá a tu casa, abrirá la puerta, entrará en tu cocina, dejará el pescado en la nevera y se marchará. Luego le pagas por transferencia y ya tienes un buen pescado para la cena”.

 

IMG_20220728_150137


La pesca, la agricultura, la ganadería y la acuicultura son básicos en su gastronomía. Rachel Eunson, trabaja en una destileria en el pequeño municipio de Deerness, al noreste de la isla Mainland, y nos explica que la elaboración de alcohol es muy importante en la sociedad y la economía orcadiana. 

"Hay 2 cervecerías, una destilería de ron, 4 compañías de ginebra , una de ellas en una de las islas al norte, en Sandy, y hay dos destilerías de whisky, …. Incluso una empresa que hace vino, que lo produce a partir de frutas.  Como ves es mucho alcohol", nos comenta Rachel entre risas cómplices. Si tenemos en cuenta que viven unas 20.000 personas, eso quiere decir que hay una destilería por cada 2.000 habitantes.

 

IMG_20220729_113448Foto: Miki Kisenvole

 

Orkney tiene 70 islas en total, eso incluye también islotes, y solo 20 están habitadas. La mayoría están bien conectadas con ferry o avión. El servicio interno de vuelos tiene un récord mundial. "Una de las rutas de ese servicio es el vuelo regular más corto del mundo, entre las islas de Westray y Papua westray, que lleva menos de 2 minutos y es una atracción popular para los turistas"

Es difícil conocer en una visita todo lo que ofrecen las Orcadas. Se puede bucear entre barcos militares, navegar por sus aguas, caminar por sus lomas, relajarse en sus salones de té, degustar alcoholes típicos, perderse en museos neolíticos al aire libre, observar aves marinas o degustar su gastronomía autóctona. Es una parte de Escocia marcada por el pasado noruego, su historia más reciente y un abrupto y variado paisaje.

 

 

  • Autor: Miki Kisenvole

 

 

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   17.ago.2022 15:02    

Navegar por los ríos Sarthe y Mayenne en Francia

 

20220624_104152Foto: angelaGonzaloM

 

Los calores sofocantes de este verano nos llevan a buscar un destino refrescante en el oeste de Francia: los ríos Sarthe y Mayenne, afluentes del Loira. Aunque menos que él, también cuentan con varios castillos  y ciudades históricas. Sus dos ciudades más importantes son Le Mans, en el Sarthe, y Laval en el Mayenne.

 Navegando por ellos podemos disfrutar de la naturaleza con sus orillas de flora asilvestrada, sus abadías y castillos que parecen controlar nuestro paso desde su omnipresente silueta y su historia de siglos, o los pueblos, que con la mirada más humilde nos invitan a pasear por sus calles y plazas para descubrir sus pequeñas historias, algún que otro personaje o una gastronomía con personalidad propia.

 

 

No es necesario tener carnet de conducir, ni de capitán si se alquila un barco para varios días disfrutando en familia o con amigos de unas jornadas tranquilas desembarcando en los pueblos de la ribera o atravesando las esclusas. "Antes de partir, en el muelle, durante una hora, ofrecemos unas instrucciones para adaptarse al río", porque como nos dice Raphaël Pierre, cogerente de Anjou navigation junto a su mujer, "se trata de olvidar el estrés y viajar relajado, para eso son las vacaciones".

Antes de coger nuestro barco, hemos querido tener un primer contacto con un aperitivo crucero por el río. Jean-Yves Lucotte es el capitán de La soñadora de San Nicolás. Una vieja barca arenera o toue sablière tradicional. Se le llama así porque como el fondo del río no permitía la navegación, desde la orilla debían "estirar" de la nave para poder recoger la arena del fondo del río. La arena se convirtió en una fuente de ingresos muy importante a partir de Luis XIV, porque se utilizaba para la elaboración de vidrio y cerámica.

 

20220623_115636Toue sablière tradicional.   Foto: angelaGonzaloM

 

Esa misma riqueza era un impedimento para la navegación. Las cantidades ingentes de arena, sable en francés, que había en el fondo del río lo hacía impracticable para navegar, por eso se utilizaban estas pequeñas embarcaciones de muy poco calado.

En el Sant Nicolás surcamos un tramo de las aguas del Sarthe, alrededor de la ciudad de Le Mans,  famosa por sus carreras de coches, pero que vive en un ambiente apacible durante el resto del año. Junto al río aparecen fachadas pintadas por artistas locales y cuando paseamos por sus calles nos encontramos con la impresionante catedral de San Julián. Uno de los edificios más grandes del gótico-románico francés.

 

Le Mans, la ciudad tranquila

 

20220623_144231Foto: angelaGonzaloM

 

Construida en el barrio antiguo de Plantagenê entre el siglo XI y XVI, se encuentra junto a las murallas romanas del siglo III, que todavía conservan la mitad de su lienzo. Llamada la ciudad roja, por la piedra que se utilizaba para la construcción de sus pisos, pasear por la ciudad vieja es un lujo, entre casas de entramado de madera y buhardillas de pizarra.

La catedral es como un barco vigía que siempre mira al río Sarthe. La verdad es que la historia arquitectónica no le ha hecho mucha justicia y ha ensalzado otros edificios similares como Reims o incluso Chartres, con la que comparte una de las mejores vidrieras medievales del mundo y el mismo taller de escultores en la puerta real.

 

20220623_152155Foto: angelaGonzaloM

 

Cruzamos las puertas gemelas de su pórtico  para encontrarnos con una nave central de 134 metros de largo. En el interior podemos comprender mejor la idea de esos siglos cuando Dios era un ser lejano que iluminaba el mundo, una luz que debía entrar en las iglesias. Fue el principio del estilo gótico, con edificios majestuosos, luminosos y para gloria de Dios. A final del XV se destruye una parte del edificio para ampliar el recinto, pero se quedaron sin dinero y no pudieron acabarla.

La catedral de Le Mans tiene una particularidad que se puede ver en los arbotantes. Isabelle Leone-Robin nos dice que forman una Y  de dos arcos que son únicos en Francia y en Europa. También tiene un doble deambulatorio porque las reliquias de san Julián atraían a muchos peregrinos a la ciudad. Curaba las enfermedades graves y las oculares.

Una de sus joyas es la capilla de la Virgen o de los Ángeles. Son 47 figuras con las alas desplegadas pintadas sobre fondo rojo, que brindan un concierto a los visitantes que son capaces de escucharlos. Sandra Rubio, especializada en turismo, nos descubre un instrumento que está dibujado en la bóveda. "Hay un ángel que toca un tablero de ajedrez, lo que no se sabe es cómo se tocaba. Podía ser como un piano, con teclas blancas y negras, o una especie de arpa, con cuerdas en la parte posterior".

Algunos ángeles sostienen partituras con notaciones de canto gregoriano y la mayoría otros instrumentos musicales de la época como cítaras, arpas o violines curvados.

Canto gregoriano en Solesmes

 

20220624_111309Foto: angelaGonzaloM

 

Canto gregoriano que, esta vez sí, podemos escuchar en directo en  la austera y majestuosa abadía benedictina de San Pedro de Solesmes, junto a Sablé-sur-Sarthe.  Se encuentra río abajo, con una historia de más de 8 siglos fue siempre un priorato modesto con una comunidad permanente de  doce monjes. El 12 de octubre de cada año leen la carta de fundación del edificio en el año 1010. 

Cada tarde se puede asistir a un oficio en canto gregoriano. El visitante verá dos partes diferenciadas, la nave de los fieles y el coro de los monjes. Las notas de las oraciones parecen perderse entre las figuras de dos conjuntos escultóricos de los siglos XV y XVI situados a ambos lados del transepto. Son los “Santos de Solesmes”.  La capilla del transepto norte está dedicada a la sepultura de la Virgen  y la sur a la de Cristo.

 

20220624_164423Foto: angelaGonzaloM

La exuberante iconografía y el movimiento de las figuras recalcan la belleza de las dos obras.  Entre la infinidad de figuras destaca Nuestra Señora de la dormición, la gran prostituta de Babilonia, la mujer del Apocalipsis, el rey David, Jesús ante los doctores de la ley y santos por doquier. En la parte alta de la tumba de Nuestro Señor, en el transepto sur consagrado a la pasión y muerte de Cristo, destaca una cruz vacía.

Uno de los momentos de máximo esplendor de la abadía fue en el siglo XII, con la llegada de una reliquia de la Santa Espina recogida en oriente por el señor de Sablé. Eso hizo que Solesmes se convirtiera en una casa monástica con una amplia comunidad y mucha actividad, superior a los prioratos de la época que tenían funciones más bien administrativas del territorio y habitualmente contaban con una comunidad de monjes reducida al mínimo.

 

La loza de Malicorne

 

20220624_152112

 

Durante más de 250 años la arcilla de Malicorne se ha utilizado para fabricar loza. Una aleación de tierra y esmalte, trabajada por el agua y el fuego y moldeada por las manos del hombre. Preparada, lavada de sus impurezas y almacenada durante dos años en las bodegas, la arcilla se convierte en una pasta lisa que luego será torneada, moldeada, calibrada y estampada.

Después la pieza se decora con elementos en relieve o calados.... la especialidad de esta población del departamento de Sarthe. Tras un secado lento se cocina a más de 1.000 grados para sumergirlo en un baño de esmalte.

Más tarde, y utilizando diferentes óxidos metálicos, el pintor dibujará con su pincel paisajes, flores, mariposas, escenas cotidianas y tras una segunda cocción a más de 900º, el esmalte se vitrifica. Los hornos eran espectaculares. Todo eso se puede conocer en el Malicorne Espace Faïence, ubicado en una antigua fábrica de gres del siglo XIX. En la actualidad en esa población hay otras dos fábricas en funcionamiento.

 

20220624_120311Foto: angelaGonzaloM

 

Muchos productos de esta zona se cocinan a fuego lento. Como las fantásticas galletas sablé, que elaboran en una pastelería tradicional: Maison Drans, en Sablé-sur-SartheEvelyne Chaignon nos explica que mantienen la receta de los fundadores del negocio, hace 90 años, y se realizan con la omnipresente mantequilla, -en este caso salada-, harina, huevos de ave criadas al aire libre y sin aditivos.  Ahora ya con variedades de nueces, té Earl Grey, limón y pepitas de chocolate o caramelo.

El origen de estos dulces enfrenta a Normandía y Sablé-sur-Sarthe. Estos últimos aseguran que la marquesa de Sévigné ya los menciona en 1670, porque estaban presentes en el salón del Gran Conde y más tarde lo dió a conocer en la corte de Versalles.

 

Más de 280 kilómetros de navegación fluvial por los ríos del Oeste

 

20220624_105435_01Foto: angelaGonzaloM

 

En Angers confluyen los dos afluentes del Loira.

Nos despedimos del Sarthe para dirigirnos al Mayenne. Raphaël Pierre nos explica la diferencia entre ambos. "El Sarthe está rodeado de más arquitectura histórica con castillos y abadías o las fábricas de loza de  Malicorne, mientras en el Mayenne se puede disfrutar más de la naturaleza".... y de las Guinguettes, unos pequeños restaurantes situados junto a los ríos donde, aunque llevemos comida en el barco, se puede amarrar cerca para disfrutar de un almuerzo o cena, escuchar música y encontrarse con la gente del lugar u otros compañeros de navegación.

Seguimos nuestro viaje fluvial por el Mayenne..... Navegamos al ritmo de los pasos de las esclusas descubriendo bellos paisajes, pueblos con carácter o ciudades tan históricas como Laval, una ciudad de artistas.

Las Rivières de l’Ouest, los ríos del Oeste, es el mayor conjunto de ríos navegables de Francia, con 283 kilómetros repartidos entre cuatro ríos: el Loira, Anjou, Mayenne y Sarthe.

 

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

 

Ángela Gonzalo del Moral   28.jul.2022 18:33    

Saboreando el viejo San Juan de Puerto Rico

 

20220612_204522Foto: angelaGonzaloM

 

Puerto Rico es la menor de las Antillas mayores y no es la única contradicción que viven los puertorriqueños. Son un país sin estado y tienen tanta influencia en Estados Unidos, como ese país en su vida. Es una isla bilingüe y a pesar de que los taínos fueron sus primeros habitantes beben de la tradición hispanoafricana.

Tierra de vientos, en sus aguas podemos encontrar bahías bioluminiscentes y una sorprendente selva tropical húmeda. Tierra de salsa, defiende la bomba, como seña de identidad musical.

Los españoles la bautizaron como San Juan Bautista y la capital Puerto Rico, pero con el tiempo intercambiaron los nombres. Todas estas dualidades han marcado la historia de este país caribeño, que vamos a conocer hoy a través de su capital: San Juan de Puerto Rico.

 

20220614_165925Foto: angelaGonzaloM

 

Hace 500 años, Juan Ponce de León fue el primer gobernador de la isla, a la que Cristobal Colón llegó en 1493 y  es la única colonia española en el continente americano que nunca ha sido país independiente. Consiguió ser provincia española en 1897 pero solo le duró un año, hasta la guerra hispano-estadounidense de 1898 y el Tratado de París obligó a cederla al vencedor, que implementó una nueva situación para los puertorriqueños, y más tarde quedó como un estado libre asociado, que hace que culturalmente sean un país, pero sin independencia política.

 

 

 

Pero Puerto Rico tiene una importante riqueza cultural y se ha convertido en un puente multifacéticos con varios arcos interconectados: con España, el Caribe, América Latina, África y Estados Unidos. Ese es sin duda su gran vínculo al que denominan migración circular que les permite la ciudadanía estadounidense. Las remesas de su diáspora son culturales más que económicas.

Como nos recuerda Raquel Torres, curadora pedagógica de la pinacoteca, Puerto Rico se desplaza más allá de fronteras geográficas. "Puerto Rico no se limita a un espacio geográfico en términos de infuencia cultural, histórica, económica, social histórica, porque tenemos una multidiáspora en Nueva York, Chicago, Florida, Europa y otros países latinoamericanos, con una efervescencia cultural impresionante, que permite que los puertorriqueños se lleven lo que está pasando acá, lo plantean allá y recogen las ideas de esos países para volverlo a traer a nuesdtro territorio. Por eso -dice Torres- nuestro arte, en todas sus variantes, es tan rico y variado y ejemplo claro de cómo el arte se enriquece debido a que podemos salir y entrar del país".

Toda esa diversidad se puede descubrir y compartir en el museo de Arte de Puerto Rico, situado en el barrio de Santurce. 

 

20220612_103833Foto: angelaGonzaloM

 

Otro de los puntos de interés del Museo de Arte de Puerto Rico es la galería taller Cecilia Orta, una migrante en Carolina que  en 1950 fundó la galería rodante para futuros artistas. Descubría talentos y sus capacidades exponiendo sus obras por diferentes municipios.

Además hay un jardín con obras de artistas contemporáneos y una colección de cuadros sobre los diferentes paisajes puertorriqueños. Uno de los más atractivos para los artistas es el barrio de la Perla y sus humildes viviendas de llamativos colores.

 

Cinco siglos de historia en el viejo San Juan

 

20220614_191630Foto: angelaGonzaloM

 

Paseamos por el viejo san Juan, patrimonio de la humanidad que acaba de cumplir 500 años. Un ejemplo claro del patrón constructivo establecido en las colonias españolas. La ciudad se organiza en torno a una plaza mayor, la plaza de Armas, donde se instalan los edificios de poder, como el palacio virreinal, el sistema judicial y la catedral, con el altar orientado al este. En las calles aledañas, las residencias de los principales cargos políticos y militares y una zona comercial. 

Todas las calles eran rectas y orientadas hacia la puerta de la ciudad para facilitar la vigilancia y los refuerzos militares en caso de ataque. Pablo García nos explica como los conquistadores adaptaron el entramado de la ciudad a la climatología, marcada por los vientos. "Cuando construyeron la ciudad en el código de Indias se recoge este elemento y se establece que las calles que corren de este a oste son algo más anchas que las que van de norte a sur, para maximizar el flujo del viento que va de este a oeste". 

Y añade que como en otras ciudades coloniales, las órdenes religiosas tenían un papel concreto en la conquista del territorio. "Las órdenes monásticas tenían una función bastante militar. Los franciscanos eran los adelantados y se adentraban en el territorio para realizar mapas, los de san Jerónimo realizaban tareas administrativas y la orden de san Jorge dirigía las construcciones"

Recorremos esta ciudad llena de historia y encanto, con sus calles adoquinadas, sus plazas, iglesias, coloridas casas coloniales, sus balcones y patios interiores.

 

20220612_174542Foto: angelaGonzaloM

 

Recogida por sus murallas y defendida por dos fuertes, el de San Felipe del Morro da la bienvenida a todos los barcos que se acercan por la bahía y junto a él se encuentra el sorprendente cementerio marino. Están enterrados artistas, escritores y políticos. Destaca la de Gerardo Diego, uno de los miembros de la Generación del 27. 

En el fuerte de San Cristóbal, uno de los sistemas de defensa más importantes construidas por los colonizadores, encontramos la emblemática garita, que se ha convertido en el símbolo de la ciudad y del país.

Caminamos por sus empinadas calles, por sus adoquines de escoria de hierro que llevaron los galeones españoles desde Liverpool y que en la actualidad es un auténtico rompecabezas para los conductores, doblegados por  el paso del tiempo y de los vehículos.

 

20220612_181711Foto: angelaGonzaloM

 

Le dan un color plateado al pavimento, mientras sus casas de coloridos amarillos, verdes o naranja pastel ahondan en el cromatismo del viejo San Juan. En este viaje al pasado caminamos desde la plaza Colón hasta el Fuerte de San Cristobal, pasando por el antiguo casino, el paseo de la Princesa, la catedral de San Juan, la segunda más antigua del continente, fundada en 1520, mientras que la calle Fortaleza es la más antigua de la ciudad.

Hasta que llegamos a la capilla del Santo Cristo de la Salud y la Rogativa. Es una de las paradas obligadas en la ciudad vieja. Una puerta de grandes dimensiones y en el interior un retablo de plata repujada del pintor José Campeche con exvotos, vírgenes, santos y crucifijos.

A su lado el parque de las Palomas, que ocupa el lugar de un antiguo bastión defensivo de la muralla. desde donde se puede ver el puerto desde la muralla, también hay lugares para probar la gastronomía típica.

 

20220612_174127Foto: angelaGonzaloM

 

En el Tetuán Old san Juan, junto a la colorida casa estrecha, se puede disfrutar de una bebida auténtica: el Monchito. Una mezcla de piña colada, bacardí, coco cocinado en el horno y con hielo. Adelaida Núñez nos aclara que el nombre de Monchito se lo dió el creador de esta bebida porque se llamaba Ramón, que en Puerto Rico son popularmente conocidos con el apelativo de Moncho.

También nos habla de otras cócteles como el coquito, una bebida cremosa de coco, leche de coco, crema de coco y canela o el cocotazo, con curaçao  coco y piña, mientras, Keven nos prepara un mojito.

La variedad de bebidas puertorriqueñas van más allá de la piña colada y el ron…. El T Sunrise, tequila con  licor de cerezas y naranja; la brisa caribeña; el pitorro -un aguardiente o  la cerveza típica Las Medallas.

Degustando la gastronomía puertorriqueña

 

20220612_174910Foto: angelaGonzaloM

El arroz, habichuelas, bacalao, carnes de res y de cerdo, maíz y viandas, son la base de la gastronomía puertorriqueña. El historiador Luis Miguel Ortiz Cuadra, recoge en su libro Puerto Rico en la olla la historia de la gastronomía y cultura alimentaria de la isla. Donde se plantea porqué los boricuas comen lo que comen y no otras cosas. De sus investigaciones bebe el proyecto gastronómico-turístico The Spoon Experience.

Pablo García, es uno de sus guías y durante el recorrido por diferentes lugares de la ciudad se encarga de maridar comida y cócteles. "Somos los portadores de esta información  genuina y riquísima en sabores, y ahora nosotros compartimos con nuestros invitados la experiencia de la historia y la cultura de la ciudad amurallada a través de esa herencia gastronómica y ese intercambio colombino y boriquen".

El crisol de culturas de la isla han influido en la cocina puertorriqueña, donde se mezclan platos taínos, los que aportan los pueblos indígenas del Caribe, los productos españoles y otras influencias culturales como la africana o la latinoamericana.

En esta original propuesta se disfruta  plácidamente de la arquitectura colonial  mientras se degusta algún plato típico en los patios de edifciios históricos como El Convento o el Palacio Provincial.

 

20220612_181914Foto: angelaGonzaloM

Allí Sergio nos prepara Cevechi de mahi mahi con parcha o maracuyá, lima, limón y china, que le da un gusto más tropical.  Eso sí para conocer los productos que han incluido hay que echarle mano al diccionario gastronómico puertorriqueño.

Una forma de saborear las bebidas puertorriqueñas es callejear por el Viejo San Juan a partir del anochecer- que no suele ser muy tarde. Hay muchos lugares para elegir, modernos, tradicionales, extravagantes como el Aquí se puede, con sus cócteles artesanales, sabrosa comida y su ambiente hípster, el Taberna Lúpulo, que mantiene el orgullo de que cualquier cerveza nativa o importada, se exhibe primero allí,  el Aquí se puede o el Deavurdura, un local más relajado donde tomar jugo de frutas.

 

20220612_210942Foto: angelaGonzaloM

 

Y por encima de todos ellos el bar de cócteles más renombrado de Puerto Rico. La Factoría, con su laberinto de habitaciones, zonas con diferentes estilos musicales y singulares decoraciones. Ocupa el número 12 de los 50 mejores bares de América del Norte.

La capital puertorriqueña es un excelente punto de partida para conocer una isla que guarda muchas sorpresas. Más de las que os podéis imaginar.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Gastronomía , Música , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   23.jul.2022 02:14    

Gran Canaria, puente gastronómico entre Europa y América

 

20220531_224127Foto: angelaGonzaloM

 

Gran Canaria es tierra de rocas volcánicas  que ha imprimido carácter a sus habitantes y a los cultivos que emanan de sus valles.  Solo así se entiende que se produzcan los dulces plátanos, sus centenarias papas, los aromas y sabores de sus quesos, la flor de sal, sus vinos volcánicos, y hasta una de las mejores sidras de España.

Ángel Domínguez, empezó a elaborar sidra por pura diversión y en 2021 obtuvo tres medallas de oro y dos de plata en el Salón Internacional de les Sidres de Gala, reconociendo su bebida como una de las mejores sidras del mundo. "Mientras las sidras asturianas tienen una acidez del 4 a 6, nosotros alcanzamos de 7 a 9 grados de alcohol. Eso es posible porque tenemos más horas de sol y eso se traduce en más acidez", nos dice Ángel con una reservada humildad. 

<

 

En estas tierras hemos conocido al multifacético e incansable caficultor Víctor Lugo de casa romántica, al joven y prometedor chef Borja Marrero, a los hermanos Navarro, que han recuperado el trabajo de los salineros, una tradición a punto de desaparecer o a Aarón Bolaños que ha seguido con el negocio familiar de quesos artesanales, uno de los productos más consumidos no solo en Gran Canaria sino en muchas otras islas del archipiélago.  "Es una isla con gran variedad de quesos, que para ser una región tan pequeña sorprende que haya esta variedad".

En el suelo volcánico a la sombra de sus montañas, en sus valles marcados por las particularidades del territorio, la altitud, y la topografía de la isla, los grancanarios transforman esos productos en alimentos de calidad. Diversos microclimas aportan variados y excelentes sabores a quesos, mieles, vinos, plátanos y aguacates. Convierten la gastronomía canaria en un puente de gustos, colores, aromas y texturas entre Europa, África y América. Como lo han sido siempre a lo largo de la historia moderna.

 

Pan de puño en casa Amaro

 

20220531_152809


En la madrugada encontramos a Amaro Rodríguez, uno de los cien mejores panaderos de España, amasando la masa madre que elaboró su abuela hace más de cien años en Ingenio. "Guardo masa madre en varios lugares para asegurarme que nunca me falte", nos dice Amaro, que aprendió el oficio de su tía que amoldaba la masa a mano en un recipiente de piedra.

Es el pan de puño, un panecillo de miga blanca apretada y suave. Se elabora con las semillas de dos trigos, el arisnegro o morisco y el valvanegra que le aporta sabor y color. Ambas son harinas muy nobles para trabajar. Otros panes locales con un gusto especial son los de canela, millo, limón y matalauva .

Durante muchos siglos el gofio fue uno de los alimentos básicos de las islas. Una harina de cereales tostados y molidos, principalmente el millo que se añade a muchos platos, el más conocido es el gofio escaldado.

 

Plátanos y quesos, productos incuestionables de Gran Canaria

 

20220601_100308Foto: angelaGonzaloM


El plátano es el ejemplo de esta relación triangular entre tres continentes. Llegó a Canarias desde Guinea Ecuatorial y de allí se transportó a América. Su carne compacta pero blanda y su sabor dulce, intenso y aromático son inconfundibles. Rubén García y Katherine Vandenboss, han levantado platanales en la hacienda La rekompensa, con 13 variedades de plataneros, formando las calles donde celebran acontecimientos sociales con vistas al mar.

Convertida en un museo del plátano, Rubén nos descubre la estrecha relación entre esta planta y el ser humano. Tardan nueve meses en parir y los hijos son los que vuelven a reproducirse. Especializado en el mundo de la hostelería y tras descubrir su alma de agricultor, nos recuerda que "la platanera solo da fruto una vez en su vida,. Una vez se corta la piña del plátano, la siguiente cosecha la producirá su hijo y luego su nieto, que van avanzando uno tras otro por las calles de plataneros".

Recorremos Gran Canaria para descubrir otros productos que diversifican la rica gastronomía española y la enriquecen con gustos diferentes.

 

20220602_132020Foto: angelaGonzaloM

 

Desde hace más de 60 años, en los altos de Guía y Gáldar, la familia Bolaños cargaba en sus hombros kilos de queso que se iban repartiendo tienda por tienda. Cuatro generaciones después el más joven Aarón nos habla de la gran calidad del queso de cabra de montaña. "Su leche tiene más grasa, más proteina y el pasto es mejor que el que comen en la zona sur, el problema es que no hay mucha cantidad".

En Las Palmas la quesería Bolaños es una de las más importantes de la isla dedicada a la maduración y distribución del queso artesanal o tradicional canario ya sea de cabra, de oveja o de vaca.

 

Vinos y café en Agaete

 

20220531_164236

 

Suelos volcánicos, variedad de microclimas, poca lluvia, la corriente fría del Atlántico y la humedad que dejan los vientos alíseos que limpian y refrescan el ambiente son los que dan un persistente sabor mineral-volcánico al el vino canario. Las variedades más importantes son la malvasía para las blancas, el listán negro y blanco y la Tintilla.

En Agaete la familia Lugo elabora los vinos Berrazales (seco, tinto roble y afrutado que aporta unas experiencias que no se pueden encontrar fuera de las Canarias y nos tralada a otros continentes. Para Laura Lugo esa variedad de sabores le dan una personalidad propia a su vino afrutado que "tienen un 60% de uva malvasía y 40% de moscatel. Refleja el clima, las montañas y la uva, que le aporta matices y sabor exótico como maracuyá, melocotón, que apasionan en nariz y en boca".

En la bodega de los Berrazales no solo cuidan el interior sino también el etiquetado, que es un homenaje a la tierra como el rostro de la princesa Guayamina que aparece en su tinto roble. Algunas de las etiquetas llevan el sello de Pedro Dámaso, un pintor de la isla que ha decorado el teatro Pérez Galdós de Las Palmas.

 

20220531_173223Víctor Lugo preparando la ceremonia del café.     Foto: angelaGonzaloM

 

A los pies de los riscos de Tamadaba junto a pinares canarios centenarios la familia Lugo trabaja La Finca de La Laja, de más de 200 años de antigüedad, donde además de vino cultivan cítricos... y café. Crece bajo la sombra de naranjos, guayabos, aguacates y mangos.

Tiene una producción de apenas 1.500 kilos de variedad Typica del café arábiga, que -aunque la más antigua- es poco conocida ya que no se planta en la mayoría de los países productores. El café crece en una hondonada formada por el valle de Agaete. Allí Víctor Lugo realiza ante los visitantes la ceremonia del café.

Pesa los granos y tras molerlos, los introduce en un filtro de papel sobre una cafetera de vidrio. Se toma el tiempo para obtener un líquido aromático y oloroso. Víctor recuerda que es la quinta generación familiar de productores de "un café que tiene aromas achocolatados, regaliz, fruta y persistencia en boca, que se lo da elterreno volcánico, el agua y la altitud, porque el calor se queda condensado en el valle y es favorable para que crezca este producto"

 

Cuatro siglos de cultivo de aceite de oliva en la isla

 

20220531_154132Foto: angelaGonzaloM


En una finca de Lomo la Cruz, Rita Hernández está al frente de la almazara Oro Canario y de una finca que posee su familia en el municipio de Agüimes. Aunque el olivo se planta en las islas desde hace más de 400 años, siempre había sido para consumo propio, porque la producción es muy limitada. Las propiedades volcánicas de la tierra provocan una explosión de olores y sabores en la variedad canaria por excelencia, la verdial.

Rita y sus colaboradores recuperaron los olivos centenarios en una tierra reforzada por los minerales después de estar abandonada. Durante tres años elaboraron aceite sin sacarlo al mercado hasta que consiguieron la calidad deseada para su virgen extra ecológico.

 

 

De momento sus ediciones son limitadas y calculan que dentro de dos años podrán empezar a vender con más cantidad e igual calidad. El siguiente paso es introducir la hojiblanca. Hay tres almazaras municipales y otras 12 almazaras en toda la isla.

El oleoturismo gana adeptos. El 80% de la producción se vende a turistas, principalmente alemanes, que como nos explica Leo Marrero, asesor agroecológico y responsable de calidad de Oro Canario, "no solo se llevan un producto sino la historia que hay detrás de una botella de aceite".

 

Una de las mejores sidras del mundo en Valleseco

 

20220601_130647Foto: angelaGonzaloM

En Valleseco iniciaron hace una década un proyecto para producir sidra con las manzanas reinetas que dominan la zona. Los vientos alisios dejan la lluvia en un valle tan fértil, que nos traslada a la Asturias peninsular. En días claros se puede ver la cima del Teide.

La elaboración de sidra fue una iniciativa municipal y de ese esfuerzo han salido las premiadas sidra de Ángel Domingo que comenzó por casualidad con otro colega de trabajo y ha puesto El lagar de Valleseco, en lo más alto de la sidrería mundial.

Otra sidra que quiere seguir esos mismos pasos es la Ruin, turbia y burbujeante, que elaboran Yurena Ortega y José Manuel y se puede probar en su restaurante El rinconcito canario. No solo promocionan los productos de sus vecinos agricultores y ganaderos, sino que Yurena y José Manuel organizan jornadas gastronómicas de la carne de cabra o de manzana y sidra.

 

Cocina grancanaria, exponente de sabor y creatividad

 

20220531_224601Casa Enrique en Mogán. Foto: angelaGonzaloM

 

Esta variedad y riqueza de productos no podrían aportar toda su potencialidad y diversidad sin la creatividad de los cocineros grancanarios. En Mogán encontramos a la detallista Maria José, jefe de sala de Casa Enrique, un restaurante familiar que dirige con su marido Alejandro Álamo. Preparan platos típicos de la zona donde no pueden faltar el mojo, el gofio escaldado o el atún. 

La cocina del restaurante Muxgo presenta las Obsesiones controladas del chef Borja Marrero unido como un cordón umbilical a su hacienda ecológica y sostenible de Tejeda. Esas obsesiones son la pala tunera, la cabra, la oveja y sus derivados. Uno de sus platos preferidos es el despiece de la oveja.

 

20220601_205631Foto: angelaGonzaloM

 

Los productos recorren el camino desde las faldas de los Roques Nublo y Bentayga hasta el rooftop del Hotel Catalina Plaza cerca del puerto de Las Palmas. Como si estuviera tocado por la magia de las montañas sagradas el joven chef le da un toque especial a los productos locales para ofrecer una alta cocina de proximidad.

Prepara una sopa de queso tibia, ligada con bienmesabe que hacen en su obrador, adornado con unas perlas de mandarina que es lo único que cambia según la temporada. En verano llega el momento de los tunos o higos y ciruelas.  

Una de las característas de las frutas es que -generalmente- no tienen temporadas porque se pueden recoger durante todo el año al crecer en diferentes altitudes y aprovecharse del clima tropical. 

 

20220602_203608

Finalizamos este viaje gastronómico por Gran Canaria en la playa del Inglés y las dunas de Maspalomas. En la octava planta del Design Hotel Bohemia Suites & Spa, se ha creado una atmósfera especial en un lugar ecléctico, vibrante y continuamente cambiante.

Desde el Atelier Cockatil Bar, una de las coctelerías más reconocidas internacionalmente, con un restaurante panorámico de 360º se disfruta de los atardeceres entre las montañas cercanas y el Océano Atlántico.... los dos son imprescindibles para obtener estos productos naturales que marcan una gastronomía puente entre tres continentes.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar
Ivoox: angelaGonzaloM

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   20.jul.2022 10:06    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios