35 posts con categoría "Gastronomía"

Palma, convertida en corredor verde turístico

PLM_051

Con la llegada de dos aviones procedentes de Frankfurt y Düsseldorf, la capital de las islas Baleares, un referente turístico mundial, ha sido la primera en abrir oficialmente la temporada estival y el plan piloto para la reapertura del turismo extranjero en España. No son solo turistas, también llegan turoperadores y representantes de agencias de viaje, inspectores de calidad, y observadores de cadenas hoteleras. Quieren evaluar si las medidas adoptadas por el gobierno balear garantiza la seguridad de los visitantes.

Toda una prueba de fuego para el archipiélago y también para el turismo español. Buscan el sol y la playa, pero aprovecharán para conocer algunas s puntos de al ciudad. Si no lo hacen, ellos se lo pierden. Porque la  capital balear destaca por su importancia paisajística, su riqueza patrimonial histórica, su cultura, y su excepcional clima, gastronomía y costumbres. 

 

¿Qué pueden visitar en Palma?

PLM_152
Foto: angelaGonzaloM

Palma, conocida por su turismo de sol y playa, también ofrece visitas a monumentos históricos, restaurantes de referencia culinaria, bares, tiendas de lujo, museos y mucho más. Los monumentos y comercios de la ciudad todavía no están a pleno rendimiento y continúan marcados por las medidas de control sanitario. Dentro de unos días también podrán viajar turistas nacionales, que podrán disfrutar de una ciudad con una gran oferta turística y hotelera.

Monumentos históricos

La Catedral de Mallorca es una de las visitas obligadas. Un edificio con una planta de 3 naves, una torre con 9 campanas y espectaculares puertas que destacan por sus detalles arquitectónicos; reconocidos artistas como Guillermo Sagrera, Antonio Gaudí y Miquel Barceló han unido su nombre al de La Seu. En los meses de verano las visitas guiadas permiten descubrir detalles y rincones inaccesibles en otros momentos del año. Debido a la pandemia se ha reducido mucho el aforo de acceso al edificio y proponen visitas virtuales. Una de esas visitas online es a las terrazas. El miércoles 17 de junio, a través de Instagram, se podrá ver sus impresionante interior. A las 11 la visita será en catalán y a las 12 en castellano.

PLM_452
Foto: angelaGonzaloM

Desde el portal (puerta) de la Almoina parte una escalera de caracol que asciende por el interior del campanario, una construcción con muchas historias detrás como la de los fugitivos que se refugiaban en su interior durante los siglos XV y XVIII y que han dejado sus huellas en la Sala Mitjana en forma de grafitis e inscripciones.

 

A continuación, avanzamos hacia la sala de las campanas. El conjunto, formado por nueve campanas góticas, es uno de los más grandes de Europa. Cuatro son originales del siglo XIV, las otras cinco han sido refundidas en siglos posteriores, entre ellas, la más grande, N’Aloi, con 4.670 kilos de peso.

El campanario desemboca en la terraza norte de La Seu. Desde aquí se pueden observar algunos elementos arquitectónicos y decorativos imposibles de ver de otra manera como el rosetón -uno de los más grandes del gótico europeo y conocido como el ojo del gótico-, los escudos de la dinastía de los reyes de Mallorca y las gárgolas. El lugar, además, tiene unas vistas privilegiadas de Palma, su Ensanche y la Sierra de Tramontana. La visita continúa por la terraza sur, una parte de la cubierta orientada al mar y a la bahía de Palma.

También vale la pena ver el Baldaquino,  colocado sobre el altar mayor y realizado por Antonio Gaudí en 1912. Destaca su forma octogonal con una base de espigas de trigo y pámpanos con sarmiento enroscados en la parte inferior.

 

 

Junto a ella, otro edificio histórico que aún sirve de residencia oficial para ceremonias de estado y recepciones, el Palacio Real de la Almudaina. Fue construido entre los siglos XIII y XIV, moldeado a lo largo de 60 años. En su interior destacan sus tapices, pinturas y mobiliario.

Dominando la bahía y la ciudad, a 3 km está el Castillo de Bellver, con su estructura circular, 2 patios, 4 grandes torres y una capilla, la construcción de éste data de 1300.

Museos y arte

PLM_322
Foto: angelaGonzaloM

La ciudad todavía funciona a medio gas, empieza a desperezarse tras los meses de confinamiento, pero ya se pueden visitar algunos de los referentes culturales locales. El visitante puede descubrir el legado de Joan Miró en Palma, en diferentes espacios como la Fundación Pilar y Joan Miró, en el hotel Miró o en los jardines del palacio de Miravent que albergan 12 esculturas del artista.

Para acercarse a las expresiones artísticas más significativas desde el s. XIX, es indispensable visitar El Baluard Museu d'Art Modern i Contemporani de Palma. En éste es posible contemplar piezas de autores como Cezanne, Gauguin, Picasso, Miró, Magritte, Polke, Barceló o Schnabel.

Salas como el Trui Teatre, el Auditorium o el Teatre Principal, con una programación diaria muy variada, han colocado a Palma como referente cultural del Mediterráneo. Entre sus espectáculos ofrecen danza, comedias, conciertos y obras de teatro.

Gastronomía balear

Palma de Mallorca_angelaGonzaloM
Foto: angelaGonzaloM

Palma es un destino gastronómico de primer orden gracias a la suma de varios elementos: sus productos de mar y montaña, recetas con siglos de tradición con influencias de múltiples culturas y chefs que utilizan estos ingredientes y elaboraciones para llevarlos a su máximo exponente.

La ciudad se consolida como uno de los referentes culinarios del país gracias al trabajo de notables cocineros que cuentan con estrellas Michelin, entre los que destacan: el mallorquín Andreu Genestra,  el chef bonaerense Adrián Quetglas o Marc Fosh. Por otra parte, dentro del acervo gastronómico de la capital balear, se encuentran los mercados de Santa Catalina, el Mercat 1930, el de San Juan y l’Olivar que ofrecen puestos con productos locales de primera calidad, restaurantes con cocina de mercado y algunos espacios gourmet.

Además, el popular barrio de la Lonja, corazón de la vida nocturna de Palma, está lleno de bares y restaurantes para degustar platos locales.

@CulturalBalear
Foto: @CulturalBalear

Otra apuesta son las librerías creadas para seducir, donde es posible participar en una tertulia, asistir a un curso de literatura o tomar un vino mientras se elige la próxima adquisición literaria. Tomar un cóctel rodeado de libros, probar un plato después de un showcooking, buscar entre prendas únicas o disfrutar de una bebida caliente en una cafetería decorada con posters de jazz es posible en Palma, una ciudad con una gran oferta cultural que muestra, en determinados establecimientos, su faceta más alternativa.

Biblioteca de Babel es una librería clásica y espaciosa donde aparte de ojear y leer todo tipo de libros, se puede tomar un café o una copa de vino. La mezcla entre la literatura y el vino es una combinación perfecta para relajarse y disfrutar al máximo de la literatura. La programación cultural de Literanta cambia cada mes e incluye, entre otros, tertulias, seminarios, cuentacuentos para niños, club de lectura y talleres. En el interior de la librería más grande de Palma es posible tomarse un café rodeado de libros o probar algunos de sus cócteles inspirados en la literatura: ¿qué tal un Proust de cava? ¿y un Gimlet Marlow de novela negra?

La repostería, valor añadido de Palma

Unnamed (3)
Foto: Promotourist

Son muchos los hornos y pastelerías que presentan, cada uno con su toque especial, estos productos de forma artesana. Algunos de ellos iniciaron su actividad siglos atrás lo que indica la larga tradición de Palma con sus productos locales y cómo se reinventan para que estén siempre en boca de todos. Palma guarda cantidad de lugares especiales para disfrutar de mucho más que una ensaimada, la gran variedad de culturas e historias que se unen en la capital de las baleares hacen que siempre salga a flote una gastronomía que aglutina tradición con innovación.

La ensaimada, receta estrella

Harina, azúcar, huevos, masa madre y manteca de cerdo. Son los ingredientes de la más popular de las recetas mallorquinas, un dulce con una gran tradición cuyas primeras referencias escritas datan del siglo XVII. Elaborada por manos expertas es perfecta para el desayuno, el postre o la merienda, este popular bollo dulce presenta forma de espiral de dos o varias vueltas en el sentido de las agujas del reloj, es de color dorado, casi brillante y de textura firme y crujiente.

Todo un festival para el paladar que muy pocos pueden eludir. Originariamente, las ensaimadas no se rellenaban, sino que se untaban con sobrasada, dulce de calabaza (calabazate) y con albaricoque. Las más clásicas son las lisas o bien rellenas con cabello de ángel, aunque también de nata, chocolate o crema pastelera. Las preparaciones también varían en función de las citas del calendario -como las tallades, típicas de carnaval, a las que se incorporan sobrasada y calabaza confitada- aunque, en cualquier caso, son una deliciosa explosión de sabor.

Ensaimada

La ensaimada, producto de “Indicación Geográfica Protegida” bajo los nombres “Ensaimada de Mallorca” o “Ensaimada de Mallorca de cabello de ángel”, puede estar a su vez rellena o acompañada por diferentes ingredientes: nata, tallades, crema, chocolate… aunque las más consumidas son la lisa (sin nada) o la de cabello de ángel.

Además de estas recetas más populares, existen todo tipo de combinaciones que elaboran los maestros pasteleros de los hornos y pastelerías de Palma. Algunos de ellos han alcanzado un gran reconocimiento nacional. Otros productos, como los rubiols o los buñuelos de viento, comparten escaparate en pastelerías y hornos de la capital balear. Algunos tienen siglos de tradición a sus espaldas, otros -abiertos recientemente- han heredado recetas que llevan cientos de años elaborándose en Palma. 


No solo ensaimadas. Otros productos, como los rubiols o los buñuelos de viento, comparten escaparate en pastelerías y hornos de la capital balear. Algunos tienen siglos de tradición a sus espaldas, otros -abiertos recientemente- han heredado recetas que llevan cientos de años elaborándose en Palma.

La sobrasada forma parte de la cultura gastronómica balear desde tiempos ancestrales. Este embutido elaborado a base de carne de cerdo bien picada condimentada con sal, pimiento y pimentón, cuenta con Indicación Geográfica Protegida por la Unión Europea desde 1996. La sobrasada nace de una raza autóctona de cerdo, “el porc negre mallorquí”, cuya peculiaridad para darle un sabor único reside en que 90 días antes de su sacrificio solo se alimenta de cebada, leguminosas e higos.

Palma cuenta con una Denominación de Origen en uno de sus productos estrella: el aceite. Unos olivos con “mayoría de edad”, de la época de los fenicios y griegos, da una variedad exclusiva: la empeltre o mallorquina, que aporta suavidad y un sabor a almendra característico de la zona. Este fruto forma parte de la gastronomía palmesana desde hace siglos.  A principios de la primavera da color a la ciudad y sus alrededores y más tarde sus frutos aportan sabor y color a infinidad de preparaciones de la cocina local. Desde las tortas de turrón al tradicional helado de almendra, pasando por el gató o los amargos y terminando como base de muchas salsas.

Entretenimiento nocturno y ocio

PLM_428
Foto: angelaGonzaloM

La amplia oferta comercial, revitaliza el centro de la capital mallorquina. El Paseo del Borne es el gran estandarte de las compras de lujo con firmas de renombre internacional. Así como, en una de las calles más antiguas de Palma, Jaime III, donde también se encuentran las firmas de alto standing.
Es posible encontrar boutiques, joyerías y tiendas que ofrecen productos artesanos de lujo en la Calle San Miguel y en la Plaza Mayor.

Palma es una ciudad vital los 365 días del año, con una oferta cultural incesante y noches llenas de vida. Al llegar la noche el paseo marítimo se desborda, donde se encuentra la legendaria discoteca Tito´s, la discoteca Pachá y el puerto deportivo Can Barbara y sus bares con DJs.  pasando por el paseo marítimo, 

Para los que prefieran una velada más tranquila desde el cosmopolita y colorido barrio de Santa Catalina, al incansable y alternativo barrio de la Lonja con sus elegantes bares de la Lonja. La música en directo también se ha hecho su hueco en varios establecimientos de Palma con conciertos de jazz todos los fines de semana.

PLM_116
Foto: angelaGonzaloM

Hay también una Palma desconocida, que merece la pena visitar. Se concentran en barrios como Canamunt o Santa Catalina, aunque toda la ciudad nos descubre rincones inesperados en cualquier momento del día. L’Antiquari, Cachivache Café y La Molienda cuidan la decoración y el producto. Son locales donde es tan importante tomar un buen café como cuidar el momento que lo rodea.

Y para los más románticos, ahí le dejamos una vieja canción que popularizó el turismo en Mallorca. El puente, se queda -de momento- como una realidad virtual.

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

 

Categorías: Actualidad , Gastronomía , Libros , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.jun.2020 14:43    

Anís El Mono, 150 años ligado a Badalona

Anís el Mono 20200206_006
Foto: angelaGonzaloM

Durante muchos años el puerto del municipio barcelonés de Badalona olía a anís, un olor empalagoso que, casi un siglo después, todavía permanece. Antes lo provocaban una treintena de destilerías de anisados. Ahora el olor es más suave y agradable, y lo produce una sola factoría: Anís del Mono.

Fue la primera que se instaló en el muelle betulense y la única que ha mantenido la producción ininterrumpida a lo largo de 150 años. Una joya del modernismo catalán industrial, considerada patrimonio artístico de Badalona y una de las pocas fábricas legendarias que siguen funcionando.

Anís el Mono 20200206_018Foto: angelaGonzaloM

Nos situamos al final del pont del petroli, un antiguo pantanal de carga y descarga de barcos, hoy en día convertido en un puente de entrada al mar. Desde su mirador observamos el Mediterráneo y enfrente la playa.... junto a ella aportando sus notas aromáticas, la histórica destilería. Inalterable, como testigo del tiempo y de la historia de esta ciudad costera. Una zona de esparcimiento que comparten bañistas, pescadores de caña, corredores, piragüistas, y ciudadanos paseando a cualquier hora del día.

Detrás de la botella adiamantada que ha impuesto el ritmo de muchos villancicos en las celebraciones familiares navideñas, hay una crónica empresarial desconocida para muchos. Su imagen permanece inalterable desde hace casi un siglo.

Si quieres conocer más detalles, escucha el podcast en esta página de Ivoox

Antonio Guillén, director-gerente de Anís del Mono, nos recuerda que comenzó a comercializarse con el nombre "Anisado refinado Vicente Bosch". Primero fue vendido a granel, pero su propietario, un empresario visionario, no dudó en darle una imagen de calidad a su producto. Buscando una bebida energética para que los trabajadores rindieran mejor... comenzó la historia de un anís y una botella.

A principios del siglo XX las familias burguesas catalanas pusieron de moda tener animales exóticos en sus casas de campo. Vicente Bosch i Grau pensó en diferenciarse de ellos y compró un mono en Sudamérica. Un mal entendido hizo que le llevaran unos 70, que cedió al zoo de Barcelona. Uno de ellos se quedó en la fábrica. Todos se referían a esta destilería como "la fábrica que tiene el mono".

Foto twitter @AnisdelMono
Foto twitter @AnisdelMono

Su propietario aprovechó la popularidad para ponerle nombre a su marca de anís embotellado. En aquella época, en que había un alto índice de analfabetismo, la manera más rápida de identificar un producto era mediante imágenes de animales. Las empresas aniseras de Badalona mostraban sus figuras en los envases, y no eran las únicas. Anís del Tigre utilizó un felino que atacaba a un mono. Así de feroz era la competencia.

Además era un momento en que los hombres de negocios debatían en los cafés las teorías de la evolución de Darwin. De hecho el rostro humanoide del primate que aparece en la etiqueta es bastante parecido a la imagen del naturalista inglés. Bosch, un empresario visionario, aprovechó la controversia para publicitarse.

Anís el Mono 20200206_004
Foto: angelaGonzaloM

No acaban ahí las anécdotas relacionadas con esta conocida marca. Había que diseñar una etiqueta. El papel cuché le daba una imagen de calidad, y además es complicado escribir sobre un color dorado. Buscando alternativas que no encontraba en España, en París una imprenta que puede darle todo el poder de atracción que buscaba. Pero la empresa se equivocó en una palabra "Destillacion". Ciento cincuenta años más tarde se mantiene el error gramatical, que no solo ha personalizado la etiqueta, sino que ha evitado el fraude, dado que en la mayoría de los casos, los defraudadores escriben la palabra en 'perfecto' castellano. 

Antes ya había decidido algo que resultó decisivo: encontrar un envase que también le diferenciara del resto. En un viaje a París, en la plaza de la Vendôme, compró un perfume de mujer, que estaba envasado en una botella adiamantada. Y convenció al propietario con una teoría muy particular. "Usted perfuma por fuera y yo puedo perfumar por dentro". De este forma consiguió poder fabricar una botella que acabaría convertida en un icono popular.

Anís 'El Mono', arquitectura y arte

Botella de anís_Juan Gris

Foto: web Museo Reina Sofía

Dejamos el pantanal sobre el mar, atravesamos el paseo y visitamos la fábrica. Su característico aroma anisado, nos acompaña durante todo el itinerario. Entramos en un túnel del tiempo que nos lleva a la época de esplendor industrial de la Cataluña modernista de principios del siglo XX. El recorrido por sus instalaciones nos descubre un sistema de producción artesanal que perdura desde hace 150 años. Destaca la sala de destilación, la recepción, la biblioteca, el laboratorio y el despacho del gerente. Parados en el tiempo.

Esta bebida espirituosa de alta graduación se extrae de la matalahúva o grano dulce y el anetol, que le dan el sabor y olor a la bebida.

En la entrada de las oficinas nos reciben tres cuadros modernistas del gran artista catalán, Ramón Casas, que ganó un concurso de carteles publicitarios organizado por el empresario en 1897. Diseñó La Manola, una mujer vestida con mantilla que lleva a un mono cogido de la mano. El título: "Mona y mono".

Anís el Mono 20200206_016

Foto: angelaGonzaloM

A lo largo de la historia muchos artistas se han sentido atraídos por la marca para realizar sus obras de arte. Juan Gris pintó la obra La botella de anís, en 1914, que se puede ver en el Museo de Arte Reina Sofía. Un collage en el que envía un doble homenaje: a los padres del cubismo (Picasso, Braque y Gris) y a las ciudades de Badalona, París y Madrid. Picasso incluyó este envase en una de sus composiciones pintada en Horta y el mexicano Diego Rivera, utilizó este motivo en varias ocasiones. Grandes artistas como Dalí o  Gironella hicieron aparecer el singular envase en sus obras.

El emprendedor Vicente Bosch, muy interesado en potenciar su marca, fue el primer empresario en colocar un cartel luminoso en la Puerta del Sol de Madrid y en la plaza de Cataluña de Barcelona.

Sus casi 100 años de historia lo han convertido en un producto familiar, relacionado con vínculos emocionales y fiestas entrañables como la Navidad. Una de las tradiciones más arraigadas es rascar la botella con un metal. Ahora hay hasta una app.

El 50% de la producción de esta bebida espirituosa se consume en repostería. Según un estudio realizado entre consumidores, el bebedor de anís es muy fiel a su marca y no la cambia nunca. Ninguno de ellos llega a la petición que en 1903 realizó el explorador francés Jon que escribió una carta a Vicente Bosch pidiendo 125 litros de anís para conseguir la energía suficiente que le ayudara en su expedición a la Antártida.

Exposiciones, libros y visitas guiadas

Notícia-anís
Foto: Web Museu de Badalona

Para conmemorar el 150 aniversario de la fábrica se ha preparado una muestra itinerante, "El diamant de Badalona" que estará en el Museu de historia de la ciudad hasta el 15 de marzo, y posteriormente viajará al Puerto de Santa María, sede de Osborne, propietaria de la empresa desde 1975, después de adquirirla a los descendientes de Vicente Bosch.

La Fundación Osborne también ha editado un libro sobre la historia de Anís del Mono con recopilaciones de su impresionante archivo, profusamente ilustrado con fotografías inéditas de Antonio Guillén. La obra repasa la historia de la marca, explica el método de obtención del anís y reivindica la importancia y el legado de esta singular factoría badalonesa.

Anís el Mono 20200206_031
Foto: angelaGonzaloM

Desde hace años, el Museu de Badalona organiza visitas guiadas a la fábrica. Al principio fue un reclamo para los badaloneses, que querían conocer en primera persona el edificio y el destilado que ha llevado el nombre de la ciudad por todo el mundo. Pero aumenta el número de turistas nacionales y extranjeros que visitan la factoría. En la característica etiqueta hexagonal lleva escrito desde hace casi 100 años el nombre de esta ciudad catalana.

Salimos de nuevo al paseo marítimo y a pocos metros de la fábrica, junto a la entrada del Pont del Petroli, encontramos una de las esculturas más fotografiadas de los últimos años y que sin duda se convertirá en un símbolo más de Badalona.

20200206_132922
Foto: angelaGonzaloM

Es una figura de bronce esculpida en 2012 por la artista Susana Ruiz, de 200 kilos, que representa la figura sentada del emblemático mono, observando la característica botella de uno de los anises más conocidos del mundo. En esa relación directa con el mar está también su alma exportadora que lo ha llevado a todos los continentes, especialmente a Europa, Latinoamérica, Estados Unidos y Asia.

* La manera más fácil de acceder a la fábrica Anís del Mono desde Barcelona es en tren de cercanías, que tiene la parada a unos metros de la factoría. Solo se puede visitar con reserva del Museo.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   22.feb.2020 00:03    

Noticias Fitur 2020 (I)

De las muchas propuestas turísticas que estos días podremos ver en Fitur hemos escogido varios destinos que nos permiten descubrir algunas ofertas de turismo nacional, que nos ofrecen escapadas de un día o de un fin de semana largo, sin hacer largos recorridos.

Valladolid y sus cinco denominaciones de origen

Image002

Bañada por la cuenca del Duero, la provincia de Valladolid es tierra de vino. Lo atestiguan sus cinco denominaciones de origen y cuatro rutas certificadas. Con 22.000 hectáreas, dedicadas al cultivo de la vid, los viñedos forman parte de su paisaje como los castillos y sus pueblos con historia. El enoturismo nos permiten descubrir esa riqueza paisajística y cultural, a través de las denominaciones Rueda, Cigales, Ribera del Duero, Vinos de la Tierra de León y Toro.

La oferta gastronómica se enriquece con el Museo Provincial del Vino de Peñafiel, comidas y cenas en restaurantes y bodegas, o a través de la propuesta Riberas de Castronuño-Vega del Duero, que proponene una cena a la luz de las estrellas -ahora que estamos cerca de San Valentín, puede ser una buena opción para parejas-. Algunos de los platos típicos de la región son la ternera sayaguesa, la morucha, sopa castellana, cordero, periquillos, perronillas, mermeladas, morcillas, quesos de cabra y oveja, conejo, perdiz, pichón y el lechazo al horno.

A lo largo de todo el año se realizan diversas actividades lúdicas relacionadas con el vino, como las visitas teatralizadas o recreaciones históricas, catas de vino sin alcohol, pensadas especialmente para las familias, rutas a caballo, piragüismo o participar en algunas tareas del campo, correr entre las viñas, rutas ciclistas junto al canal de Castilla, o visitar bodegas subterráneas a 13 metros de profundidad.

En Toro se puede contemplar la Vega del Río Duero, desde el mirador del "Paseo del Espolón", observando los viñedos plantados en oteros. El emblemático río está carcado de simbolismo y une tierras de Valladolid con otros grandes territorios vinícolas de España y Portugal. 

Otra apuesta presentada en Fitur es el tren de Vino de Noche, que se inaugura este año y permite pernoctar en algún municipio de las diferentes D.O., e incluye dos días de ruta vinícola. Esta oferta se añade a otra ya existente, que es el tren del vino. Parte desde Madrid y regresa el mismo día, con teatralizaciones a bordo, incluyendo visita a bodegas, cata en algunas de las más importantes bodegas de la provincia y comida.

Benicássim apuesta por la salud

Unnamed


Desconectar del estilo de vida frenético y agotador para encontrar el equilibrio entre cuerpo y mente. El municipio castellonense de Benicàssim es sinónimo de sol, playa y conciertos. Ahora da un paso más y sin renunciar a su ADN turístico, presenta un ambicioso proyecto, basado en el bienestar físico y mental, que está recogido en la plataforma Benicàssim Experience. Con esta iniciativa turística los responsables municipales quieren atraer a los turistas que apuestan por no dejar de lado su salud mientras disfrutan de sus vacaciones o aquellos que han escogido esta ciudad para disfrutar de su jubilación. Una población cada vez más numerosa que quiere cuidarse.

Llevar a la práctica la famosa frase de Juvenal Mens sana in corpore sano, a través del deporte para mejorar la salud, mientra se realiza un turismo sostenible. Es decir que engloba cuatro aspectos: deporte, salud, turismo y sostenibilidad.

Con una excelente climatología, de más de 300 días de sol al año, situada entre el mar y la montaña, la población de la Costa de Azahar crea un club de Producto y un distintivo de Destino saludable, bajo el lema Benicàssim Experience. El objetivo es ofrecer al visitante una oferta de experiencias healthy, gastronomía slow food, actividades al aire libre, y de envejecimiento activo. Benicàssim destaca también por su variedad gastronómica basada en productos propios de la dieta mediterránea, reconocida por la OMS como una de las más saludables del mundo.

Eso sin olvidar sus 5 playas, extendidas a lo largo de 7 kilómetros de costa, que junto al turismo familiar, la han convertido en un destino tradicional durante décadas, y a los que ha añadido otras iniciativas culturales como la Ruta de las villas, que permite conocer unos 20 palacetes de la Belle Époque o la recreación histórica en la Torre Sant Vicent !Benicàssim, torre a la vista!, que se celebra a mediados de junio. Eso sin olvidar sus grandes citas musicales, convertidas en un referente del verano como el FIB-Festival Internacional de Benicàssim, a mediados de julio, que da paso al festival de magia Imagina Benicàssim, que se celebra una semana después (del 23 al 26 de julio) y el Rototom Sunsplash a mediados de agosto.

La Vera, presenta naturaleza y riqueza histórica

D74rWkHWsAEWfSZ
Foto Twitter

La Mancomunidad Intermunicipal de La Vera presenta sus grandes apuestas turísticas como la Ruta del Emperador, el cementerio alemán o el Monasterio de Yuste. Esta población extremeña forma parte del itinerario cultural europeo de la Ruta de Carlos V, convertido en uno de los emblemas y recursos turísticos más desarrollados de la comarca, que fue la primera en ver el potencial del emperador hispano-alemán como atractivo turístico, convertida en ruta europea en 2015.

La Vera, situada al norte de Cáceres ofrece interesantes paisajes de castaños, robles, dehesas, monte bajo, gargantas, chorros, cascadas y piscinas naturales, lo que demuestra que el agua es un elemento siempre presente en la zona. Pueblos pintorescos como Jarandilla, Villanueva, Jaraíz, Valverde o Pasarón con casas levantadas en madera, barro y piedra. En los balcones se pueden ver ristas de pimientos secándose al sol y caminos históricos adaptados para realizan senderismo.

El pimentón es una de las señas de identidad de la cocina veretana. En el museo del Pimentón de Jaraíz de la Vera, se puede descubrir todo lo que rodea a este producto y las fases de producción (cultivo, cosecha y secado) así como las herramientas que se utilizan en los diferentes procesos. Algunos de los platos de La Vera son la ensalada de zorongollo, el ajo de patatas, el mozu de pescado, la sopa verata, el Rin Ran. Entre los postres destacan follos, riturcius, perrunillasalmorracas, obispos, floris frisáis, etc.

El emperador Carlos V, atraído por la serenidad del lugar, escogio el Monasterio de Yuste para pasar los últimos años de su vida. Su presencia y la obra política están particularmente presentes en los lugares históricos y manifestaciones culturales que mantienen viva la memoria de este soberano paneuropeo del siglo XVI en La Vera.

Compuesta por 61 sitiales, 31 altos y 30 bajos, además de un banco de 3 asientos, la iconografía de la sillería de la iglesia del Monasterio de Yuste esta protagonizada por la fauna, tanto real como fantásticas, cargada de simbología de vicios y virtudes. La sala de audiencias del Palacio está presidida por un retrato de la Emperatriz Isabel. Carlos V estuvo tan unido a ese cuadro que lo llevó siempre consigo.

Conocer este lugar puede ser un buen punto de partida para conocer otros atractivos de la zona, o por qué no, iniciar una ruta que llevará al que se sienta atraído por su figura a países de Europa Central, como Alemania, Austria, Holanda, Bélgica y Luxemburgo, o de Europa del Sur como Portugal, Italia, Malta e incluso alguna ciudad del norte de África.
 
Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   22.ene.2020 07:24    

México comparte con el mundo su Día de Muertos

EIKistEXsAUF6WJ

Celebrar la vida en el día de muertos. Así vive México estas fechas, convertidas en una celebración única en el mundo. Mezcla las tradiciones azteca, maya y cristiana y las convierte en un ritual de color y simbolismo.

Un país que convive diariamente con la muerte menos natural, la provocada por la violencia, comparte con el resto del mundo su manera de entender el final de la vida como un renacimiento.

La tradición establece que entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre todos los hogares mexicanos preparan ofrendas y acondicionan los altares para esperar las almas de los familiares difuntos que regresan por una horas para reunirse con sus seres queridos, disfrutando de sus alimentos favoritos y visitando sus hogares. Es como una realidad virtual en la que por unos momentos los mexicanos se reúnen con los allegados que cruzaron las lagunas de los cenotes.

EH_52x9WwAsYrUl

“La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja.”

Frase popular #DiaDeMuertos

Los que han visto la película Coco, seguro que entendieron una tradición milenaria tan arraigada, que adentra sus raíces en las culturas prehispánicas. Envuelto en alegría y música, también en respeto, es un mundo rico en simbología. Unas relacionadas con la naturaleza y otras, más modernas, con aspectos sociales... y comerciales.

Los 4 elementos naturales agua, fuego, aire y tierra están representados por el agua, las velas y el incienso, el movimiento de los papeles picados y las flores, respectivamente . No pueden faltar las fotografías, objetos personales y calaveras para tener presente a cada familiar fallecido. Además de las sonrisas y los buenos recuerdos rememorar el alma de los muertos viene de una esencia cien por cien mexicana.

El día de difuntos bebe de las raíces mayas y aztecas. Angélica Guerra, investigadora de la universidad de Guadalajara y especializada en herencia cultural, cree que es tradición regresa al siglo XXI transformada con nuevas aportaciones.

El elemento fundamental de toda la festividad es el altar u ofrenda del día de muertos. Como todo lo relacionado con esta fiesta, lleno de simbolismo. Los altares suelen tener de dos a siete niveles, este último es el más habitual. Son los siete escalones representados por los siete pecados capitales. El de dos niveles representa el cielo y la tierra y el de tres añade el inframundo.

En el último piso se coloca el arco de flores de cempasúchil y en la base papel picado de colores variados, que simboliza el viento. Tampoco pueden faltar las velas, para guiar a las almas en su llegada a su antiguo hogar y cuando regresan al mundo de los muertos. Los cirios se ubican señalando los cuatro puntos cardinales, y los vasos llenos de agua o líquidos como el tequila, sirven para aliviar la sed de las ánimas. Para los mayas los cenotes, o cuevas con agua, eran la puerta del inframundo. Las semillas, frutos y otros productos naturales, sirven para que recuerden los buenos momentos disfrutados durante su paso por la tierra. Las flores los reciben de una manera bella. 

Pan de muertos

El marketing no es ajeno a esta celebración cultural. Desde hace siglos se elaboran  calaveras de azúcar, papel picado, velas de cebo, altares o pan de muerto. El panadero Miguel Cardona nos explica la simbología de este dulce tan típico de estas fiestas.

Con su forma espiral, las velas de cebo se colocan en los altares para guiar a las almas. Se encienden el 1 de noviembre, pero están presentes en diferentes actos religiosos a lo largo del mes. Hay quién solo quema las velas hasta el día de muertos y otros que las gastan el mismo día de difuntos. Se dice que las flores de cempasúchil son una alegoría de la fuerza de la luz del sol y de la vida. Las moradas, llamadas "terciopelo" representan el luto. 

DNQLi2DVQAA6JRK-768x432

La cartonería es una de las ramas artesanales que llegaron a México durante la época colonial con algunas piezas tan famosas como las piñatas, muñecas, alebrijes o calaveras. El papel picado recoge toda la imaginería de estas fechas en variados diseños como calaveras, esqueletos, flores, gusanos. Una de las preferidas, y que no puede faltar es la calaca o Catrina, que utilizan de forma ocurrente y burlona para ironizar la muerte.

Este da color y alegría a los altares y sirve para decorar calles, ofrendas, tumbas y fiestas. También está muy relacionado con esta festividad la calavera literaria, que son versos irreverentes en forma de epitafios referidos a personas vivas, como si estuvieran muertas. Es habitual acompañarlos con la imagen de la calavera garbancera o La Catrina. En algunas épocas sirvieron para canalizar el descontento político y por eso algunos fueron censurados o destruidos.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central_Diego Rivera

Y sin duda la figura más relacionada con el día de muertos es la Catrina o calavera garbancera, que no tiene una raíz tradicional, sino que procede del siglo XIX cuando el grabador José Guadalupe Posada, creó una caricatura de la dandizette de la época del presidente Porfirio Díaz, que representaba a la mujer de clase alta muy refinada y culta. Era una burla hacia las mujeres que adoptaban modales europeos y rechazaban su origen mexicano. Con el tiempo acabó formando parte de la cultura mexicana como percepción jocosa de la muerte. Fue el muralista Diego Rivera quien la bautizó y popularizó. En las calles de México se suceden desfiles con sus máscaras.

Si dejamos las calle y entramos en el Museo Mural Diego Rivera, en el interior encontramos el cuadro reivindicativo que impulsó este símbolo. Pintada en 1947, Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central es una síntesis de los últimos 400 años de historia de México presidida precisamente por la Catrina que aparece en el centro con golilla de plumas evocando a Quetzalcóalt y cogida del brazo de su creador, José Guadalupe Posada. Cogido de su mano el propio Rivera representado por un niño y detrás Frida Kahlo. Junto a ellos escritores latinoamericanos de la época como José Martí, revolucionarios como Emiliano Zapata, o políticos como el expresidente Porfirio Díaz. También ilustra la conquista, la época colonial, la invasión estadounidense o la intervención europea con figuras de Hernán Cortés, Sor Juana Inés de la Cruz o el emperador Maximiliano.

A veces el colibrí, a veces el cuervo,
a veces el tecolote, nos dice cuándo hemos de irnos.
Pero nosotros los mexica no morimos,
sólo cambiamos de casa, de cuerpo.
Y cada año venimos aquí.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

 

Ángela Gonzalo del Moral   31.oct.2019 16:47    

Ribera de Duero, a punto para la vendimia

Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM (2)
 
La vendimia está a punto de empezar en Ribera de Duero. Nervios y trasiego de personas y material para la recolección de un fruto que podrá alcanzar la excelencia, convirtiéndose en un vino de categoría reserva o un crianza.  Hay muchas personas implicadas en este trabajo colectivo, del que se benefician miles de personas, que no solo trabajan en el campo o en las bodegas, también en restauración, hostelería y actividades relacionadas con el enoturismo. 
 
Roberto Pérez nos prepara el globo aeroestático a las afueras de Pesquera de Duero. Nos acercamos en coche a un campo de cereales, que está en descanso tras las siegas de verano y a la espera de que se inicien las tareas de siembra. Roberto nos explica algunos detalles que tenemos que tener en cuenta antes de subir a la cesta en la que viajaremos 16 personas. Hay otras más pequeñas, depende del grupo que lleve en cada ocasión. Desde hace una década dirige la empresa VallaGlobo, y el precio por persona es de unos 160€. 
 
 
En pocos  minutos nos elevamos. Las nieblas de la mañana se agarran a los pocos montículos que hay en la zona y por encima de ellas sobresale el imponente castillo vallisoletano de Peñafiel, una zona que linda con la provincia de Burgos. Es la zona que hemos escogido para realizar nuestra visita a varias fincas de la D.O. Ribera de Duero. Bajo nosotros campos inmensos de viñedos.
 
Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM (7)
Foto: angelaGonzaloM
 
Nuestro piloto nos va explicando los municipios y los detalles de la comarca. "Ahora nos vamos de copas", nos dice, mientras sobrevolamos a escasa altura de las copas de los pinos, donde se dejan ver algunos cervatillos, jabalíes y animales silvestres. Roberto aprieta los calentadores para ascender o descender según el lugar en el que nos encontramos.
 
Es el único sonido que rompe el silencio en el que nos encontramos todos los que disfrutamos del espléndido vuelo. De vez en cuando, el piloto nos explica que también realiza viajes aéreos por capitales castellanoleonesas, lo que permite experimentar las ciudades desde otra perspectiva. Y nos cuenta que ha tenido peticiones de mano, y bodas. 

El vuelo dura una hora, y se nos ha pasado demasiado deprisa. Después de encontrar un lugar para aterrizar, bajamos del globo, pero antes de visitar los viñedos, el coordinador de VallaGlobo,  nos invita a celebrar el bautizo del vuelo... con productos de la tierra.

Viñedos rebosantes de racimos

 

Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM (3)
Foto: angelaGonzaloM

Es momento de adentramos entre los viñedos, donde es inevitable coger algún racimo y picotear las uvas ya a punto para la vendimia. Están dulces y si sostienes un racimo entre las manos se vuelven pegajosas, debido a una especie de ceramen que luego ayudará a la fermentación.

En el municipio burgalés de Roa, nos recibe Conchi Carreras.  Nos dice que aún quedan unos días para iniciar la cosecha. Como en las bodegas de Condado de Haza, toda la Denominación de Origen está ya preparándose para vendimiar. Emocionada nos explica que "este momento es especial porque es el comienzo de un trabajo que hay detrás de mucha gente, y muchos años".
 
Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM (4)
Foto: angelaGonzaloM
 
Lucía Fernández, copropietaria de los viñedos de la família Fernández Rivera, añade más sensaciones "son días de nervios, estás escéptico mirando al cielo de una manera especial, porque si cambio el tiempo todo el trabajo puede venirse abajo".

Visitar las bodegas en plena vendimia parece un buen momento, pero hay que tener en  cuenta que debemos compartir el espacio con muchos trabajadores que laboran sin  descanso para recoger las uvas lo antes posible y en el momento idóneo. Conchi entiende que "para el visitante es muy apetecible ver una bodega en pleno rendimiento, pero es la época más complicada para nosotros y es el visitante no puede ver todo el esplendor de la bodega".

Caminamos entre las vides, comprobando el gusto dulzón de la uva tinta, vestida con sus  característicos tonos azul y morado. A nosotros nos parece que ya están preparadas,  pero nos aseguran que todavía les queda unos días. Lucía Fernández hija, nos transmite lo que significa para ella un racimo de uvas. "Son proyectos futuros, lo que puedes hacer con la uva, lo que te va a dar, si la vas a dedicar a producir un reserva, si los racimos ya están a punto o hay que esperar unos días más".
 
Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM
Foto: angelaGonzaloM
 
Durante todo el año, muchas personas han ido moldeando la uva, retirando los racimos para reconducir la  producción y fortalecer el fruto. Entre un mes y quince días antes de iniciar la vendimia, se realiza un seguimiento de la maduración de los frutos y Dominico Guillén, Domi,  controla al detalle todo el  proceso en los laboratorios de la empresa vallisoletana, uno de los más modernos de España. La responsabilidad es mucha. "Desmesurada, diría yo, porque trabajar con bodegas que tienen tanta historia te presiona un poco"

Las bodegas ultiman los preparativos para el trasiego de recolectores y las personas que tratarán la uva para que inicie la fermentación. En su interior también encontramos las botellas de otras añadas, que continúan su  evolución para alcanzar la excelencia: ser un crianza o un reserva, el punto máximo al que  puede llegar la uva tras varios años de reposo.
 
Ribera de Duero Foto_angelaGonzaloM (5)
Foto: angelaGonzaloM

Estos días los pueblos de la Ribera de Duero están preparados para todo lo que comporta la vendimia. En unos días, con la llegada de los vendimiadores, se convertirán en un  hervidero de gente, y sus calles también recuperarán viejos olores y sensaciones. Como la que nos propone el joven violinista Manuel Urios, que ameniza una cena especial rodeados de viñedos.

El enoturismo no solo es un motor económico de las zonas rurales, sino que es un sector creativo, imaginativo e innovador, que el año pasado atrajo a más de 3 millones de visitantes. Ayuda a reducir la despoblación rural y es un producto turístico que potencia la cooperación y las sinergias. Nunca se visita una sola bodega, o una sola ruta, sino que el turista empieza a conocer una bodega, un museo, un restaurante de una ruta y después se añade a otras actividades.
 
Categorías: Actualidad , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   24.sep.2019 13:55    

Paseando con Magallanes por Sevilla

Sevilla Foto_angelaGonzaloM
Vista de Sevilla desde la Giralda. Foto: angelaGonzaloM

Viajamos en el tiempo, hasta la Sevilla del siglo XVI, para conocer el puerto de Indias y una ciudad, hervidero de gentes, epicentro del comercio marítimo mundial durante más de un siglo.

Iniciamos nuestro recorrido en el Hotel América, porque ese fue el continente que Fernando de Magallanes tenía en su mente. Era el reto más importante que debían superar para llegar a las islas de las especias. Cristobal Colón ya lo había descubierto dos décadas antes.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (8)Punto de partida del paseo histórico desde la plaza Duque Foto: angelaGonzaloM

Situado en la plaza del Duque, es equidistante de algunos de los puntos que marcan la ruta magallánica en la capital hispalense. A corta distancia del Barrio de Santa Cruz, la catedral, la Giralda, la Casa de la Moneda, la Torre del Oro o el barrio de Triana. Todos ellos lugares estrechamente relacionados con los últimos años de vida de Magallanes.

Además para el viajero actual está perfectamente conectado con la estación de tren de Santa Justa. -Eso nos recuerda que la primera estación del AVE en España, y actualmente es la sede de la red de ciudades AVE del país, a la que pertenecen ya las principales urbes españolas.

Antes de iniciar la ruta Magallanes, vale la pena recordar que algunos de los edificios que todavía existen de aquella época, aunque remodelados, son diferentes a los que vieron los navegantes de las cinco naves que partieron del puerto sevillano el 10 de agosto de 1519. La torre del Oro, no tenía la linterna superior, la catedral estaba inconclusa y aún tenían que construir la parte superior de la Giralda.

Ruta Magallanes en Sevilla

 

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (2)
Foto: angelaGonzaloM

El diplomático veneciano Andrés Navajero, detallaba que "las calles de la ciudad  de la ciudad son anchas y hermosas, pero las casas en general no son muy buenas; hay, sin embargo algunos palacios que no los he visto mejores ni más bellos en toda España, dentro de sus muros muchos jardines y solares".

Aunque Magallanes llegó a la ciudad en 1517, los preparativos del viaje no se iniciaron hasta septiembre del año siguiente. Durante dos años el navegante portugués visitó a menudo la Casa de la Contratación, situada en las dependencias del Alcázar. Una institución que, como nos explica nuestra guía, Teresa Buzo, controló todo el tráfico marítimo, los cargamentos y tesoros que transportaban los barcos mercantes durante 250 años.

20190819_204652

Pero sobre todo, como nos recuerda David Ruiz, historiador de ingeniería naval, y miembro de la Fundación Nao Victoria,  inspeccionaba y aprovisionaba las naves que partían, daba instrucciones a las flotas y controlaba el registro de todas las embarcaciones.

Actualmente es un edificio de oficinas perteneciente a la Junta de Andalucía y su patio solo se puede visitar los miércoles. En la plaza se situaban  los capitanes que organizaban expediciones para alistar a sus tripulaciones. Uno de ellos era Fernando de Magallanes.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM 12979149471

La Casa de la Contratación estaba situada cerca de la Puerta de Jerez, la catedral, la lonja y los Reales Alcázares. Tres edificios catalogados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, y es uno de los 15 lugares que forman parte de la ruta preparada por el ayuntamiento hispalense para rememorar los días en que el explorador portugués y sus hombres paseaban por la ciudad, en busca de gloria y dinero. A lo largo de tres años, Sevilla organizará diferentes actividades, como las visitas teatralizadas que propone "Engranajes culturales".

En la puerta de Jerez, está la capilla Santa María de Jesús, los únicos vestigios que quedan de la antigua Universidad de Sevilla. Si callejeamos encontramos la actual calle Mateos Gago, lugar de residencia de Magallanes y su esposa Beatriz Barbosa. En aquella época era la calle de la Borceguinería, donde tenía sus talleres el gremio de los zapateros.

Otra calle importante es la de los Alemanes, en la puerta del Perdón de la catedral de Sevilla. Se le llama así porque estaba llena de mercaderes de origen alemán. Sus gradas eran el lugar donde comerciantes y banqueros cerraban sus negocios. En esa misma calle, el restaurante don Juan de Alemanes homenajea aquella gesta con un menú magallánico, que debe reservarse con antelación. El chef Jon Ugalde ha querido resaltar el papel de las especias, auténtico objetivo del viaje.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (6)Menú magallánico en don Juan de Alemanes. Foto: angelaGonzaloM

Cuando regresó Elcano, en la calle Alemanes, se negociaron todos los bienes que portaba la nao Victoria e incluso se subastó la embarcación. Cerca se encontraba la lonja de Mercaderes, que posteriormente pasó a convertirse en el Archivo de Indias.

En la catedral rezaron los marineros antes de salir y allí volvieron los 18 supervivientes para agradecer a la Virgen de la Antigua regresar con vida. En aquella época la catedral sevillana era uno de los mayores templos de la cristiandad.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (9)
Iglesia del Hospital de la Santa Caridad. Foto: angelaGonzaloM

Otro lugar imprescindible en la ruta sevillana de Magallanes son las Reales Atarazanas, una de las mayores instalaciones de fabricación de barcos de la Baja Edad Media. En sus astilleros se pusieron a punto las naves de Magallanes.

Situado en el antiguo arrabal de la carretería en los extramuros de la Sevilla histórica, actualmente una parte del edificio está ocupado por la Iglesia y Hospital de la Santa Caridad, del siglo XVII. En su interior se conservan obras de importantes artistas sevillanos. Hay cuadros originales de Esteban Murillo encargados por su gran amigo Miguel Mañara fundador de la Santa Caridad, o copias, que actualmente se pueden ver en museos europeos y americanos, fruto del expolio de las tropas francesas.

Obras de arte de incalculable valor que atrapan al visitante, como ocurre con su absorbente retablo mayor, cincelado en el estilo clásico barroco sevillano. La directora del Hospital de la Caridad, Esperanza Hernández, nos recuerda que en su interior hay obras no solo de Esteban Murillo, sino también de Pedro Roldán, Bernardo Simón de Pineda y Valdés Leal, renombrados amigos de Mañara.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (5)Foto: angelaGonzaloM

Nos acercamos hacia el río para conocer dos elementos arquitectónicos emblemáticos: las torres de la Plata y la del Oro. La primera es una torre octogonal del siglo XIII, era el lugar de custodia de las mercancías procedentes de las expediciones. Nos comentan que allí hacían la primera parada antes de llegar a la Casa de la Contratación donde se registraban todos los productos, incluidas las especias que transportó la nao Victoria, procedente de las islas Molucas.

Estaba unida a la Torre del Oro, por una muralla. Junto al emblemático torreón se encontraba el puerto de las Mulas, desde donde partieron las cinco embarcaciones lideradas por Fernando de Magallanes. Allí regresó la nao Victoria comandada por Juan Sebastián Elcano.


Webs de interés práctico

Ruta Magallanes
Centro Magallanes (Paseo Alcalde Marqués de contadero s/n)
Acuario de Sevilla (Muelle de las Delicias s/n)
Engranajes culturales (visitas teatralizadas)
María Teresa Buzo (guía turística internacional) 
V centenario vuelta al mundo 
Asociación V Centenario 
Red de Ciudades AVE 
Hotel América  (plaza del Duque)


 

Histórico Puerto de Mulas

 

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (3)

En el Paseo del Marqués del Contadero, que era el centro principal de la autoridad portuaria, la Fundación Nao Victoria ha instalado espacio I Vuelta al Mundo, que permite conocer algunos detalles de las naves que zarparon desde las orillas del Guadalquivir, y rinde homenaje a todos los que participaron en la gesta. Consiguieron finalizarla 18 marineros que, descalzos, hambrientos y harapientos, regresaron a la capital hispalense, completando la circunnavegación.

Acabamos nuestro recorrido magallánico en la orilla este del río. Allí está el puente de Triana, en aquella época puente de barcas, por donde pasaban las cargas con provisiones y útiles para la larga travesía que iniciaba Magallanes en 1519. Barrio marinero por excelencia, aportó gran número de los tripulantes que participaron en la travesía. La iglesia de Santa Ana, con la talla de la Virgen de la Victoria, dio nombre a la única embarcación que realizó la vuelta al mundo.

Sevilla Foto_angelaGonzaloM (4)Foto: angelaGonzaloM

En la orilla opuesta a la Torre del Oro, está el Muelle de las Muelas o de las Mulas. Desde allí partieron las naves el 10 de agosto de 1519. Actualmente en su lugar está la Plaza de Cuba, junto al puente de San Telmo, donde se ha instalado el monumento a Magallanes, un gigantesco globo terráqueo que simboliza la milla 0 de la Tierra.

** Sevilla forma parte de las ciudades AVE de España, lo que permite llegar a la ciudad en pocas horas desde Madrid, Málaga, Córdoba o Cádiz. También desde Barcelona.


Redes sociales: @sevillaciudad @CiudadesAVE #RutaMagallanes
#Sevilla #VisitSpain #SpainExperience 
@donJuanAlemanes

 


Otras publicaciones sobre la Primera vuelta al mundo, Magallanes y Sevilla


Ruta Magallanes en Sevilla (podcast)
Sevilla capital de las expediciones en el siglo XVI 
Sevilla y Magallanes, 1519 (podcast)
Sevilla, especias y gastronomía magallánica (podcast)
Sevilla, Magallanes y las islas de las especias 
Don Juan de los Alemanes y su menú magallánico
Diario de a bordo de los expedicionarios de la Primera Vuelta al Mundo
Se cumplen 500 años de la Primera Vuelta al Mundo

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   20.sep.2019 08:51    

Madeira, la perla del Atlántico

Madeira LifeStyle (4)Foto: Turismo de Madeira

Sus 55 kilómetros de largo y 28 de ancho, no dan una idea de todas las posibilidades turísticas de Madeira.  Con el  sobrenombre de la Perla del Atlántico, es un lugar ideal para los practicantes de deportes náuticos y de montaña. Permite pasear por las levadas o entre bosques de Laurisilva, perderse entre las brumas que rodean los escarpados Pico do Arierio o Ruivo, descender barrancos, bañarse en playas naturales, rodar en bicicleta de montaña, escalar picos o disfrutar del avistaje de delfines y ballenas. También de su rica gastronomía. Su privilegiado clima, especialmente en la isla de Porto Santo, donde nunca llueve y no sobrepasan los 30º, han convertido a este archipiélago en un interesante destino turístico, que ha optado por los servicios de calidad para reducir la masificación.

En 1419, cuando llegaron los marinos portugueses, la isla estaba cubierta de una vegetación impenetrable.... la laurisilva. Una reliquia del pasado, que todavía se conserva en esta tierra, igual que en Canarias, Azores y Cabo Verde: con las que conforma la Macaronesia. Hoy en día es parte del Patrimonio de la Humanidad, reconocido por la Unesco. 

La costa sur refugiada de la brisas es la más tranquila, mientras que la accidentada costa norte sufre los embates del oleaje marcando sus acantalidados, bahías y calas. Sea en un lugar o en otro, siempre rodeados del azul intenso del Atlántico. La agreste orografía del litoral madeirense, comporta que haya pocas zonas de baño. Todo lo contrario que ocurre en Porto Santo. Al norte de la isla, las piscinas naturales de Porto Moniz, permiten un baño refrescante y seguro en un contorno salvaje junto al océano. Otros lugares para el baño son Calheta y Machico, con su arena blanca importanda, Sao Vicente y Prainha, de tierra negra y playas de piedra en otros lugares de la isla.

Madeira es la isla de la eterna primavera, por su clima cálido durante todo el año que facilita el cultivo de muchas plantas tropicales. No baja de los 13 grados en invierno, ni supera los 26 de veran, con 2.400 horas de sol al año. Un o de los fenómenos atmosféricos más llamativos es el casquete o sombrero de San Juan, cuando la niebla cubre únicamente el municipio de  Funchal, mientras a diez minutos mar adentro, luce un sol espléndido. Se produce en el mes de junio cuando las nubes cubren continuamente  la capital de esta región autónoma portuguesa. 

Madeira LifeStyle (5)

Su orografía abrupta y salvaje marca no solo sus microclimas, sino también su vida diaria. Funchal, se asemeja a un anfiteatro natural, rodeado de colinas, que comienza en el puerto y el casco antiguo y va ascendiendo sin parar hasta los 800 metros de altura. Llega a los 1.800 en las montañas del interior. Para facilitar la subida se han instalado varios funiculares, que además de su uso cotidiano, facilitan las vistas panorámicas a los turistas. Para descender se suelen utilizar los típicos carros de cesto Carreiros do monte. Una tradición centenaria, que como todo en la isla es manual, y que permite bajar a toda velocidad mientras dos personas empujan corriendo el carro  arrastrándolo a lo durante dos kilómetros por las calles empinadas de la ciudad. Controlan el vehículo con la fuerza de sus brazos y de los pies. Calzados con botas de suela de neumático, frenan a lo largo del descenso.

Las levadas, unas acequias para senderistas

Jeep Expedition Paul da Serra(1)
Foto: Turismo de Madeira

Los isleños necesitaban plantar sus tierras, pero el único agua que tenían cerca estaba en el interior de las montañas. Por eso en el siglo XV comenzaron el colosal trabajo de construir canales de agua para regar los campos agrícolas. Las levadas, así se llaman esas canalizaciones, conducen el líquido a lo largo de las pendientes. Actualmente hay más de dos mil kilómetros de levadas.... que han acabado convertidas en un gran potencial turístico, para realizar rutas a pie, ya sea por caminos tranquilos, moderados o más salvajes, siempre rodeados de exhuberante vegetación, que permiten conocer fauna terrestre, aves marinas y la flora de la isla. Algunas acequias forman parte de la red europea Natura 2000.

Zapato cómodo y nos adentramos en las levadas. La más conocida es la Levada de 25 fontes con continuas cascadas y saltos de agua y de dificultad media, o la Vereda de los balcones, un camino muy fácil de 3 kilómetros casi plano, con vistas a la Ribeira da Metada. En días de buena visibilidad el turista está rodeado de los picos más altos de la isla, el Ruivo de 1861 metros y el Areiro, un poco más bajo, el pico do Gato, el de das Torres y la Penha d0 Águia.

20190620_112927
Foto: angelaGonzaloM

También se puede caminar por las rutas de Ponta de São Lourenço, Caldero Verde, que sale de Santana y atraviesa el Parque Forestal de Queimadas y cuatro túneles artificiales, con la cascada de 110 metros, que da nombre a la levada. Una de las más complicadas es la vereda de Larano. Puede iniciarse en la fregesia de Machico y tras cruzar la levada dos Maroços, llega al Porto da Cruz, a través de un antiguo camino muy transitado en otras épocas. El mirador do Risco, ofrece una vista de la costa norte y el de Boca da Corrida nos permite ver la isla de Porto Santo, y la punta de São Lourenço y la Penha do Águia. En varios puntos de este difícil recorrido de 12 kilómetros, hay impresionantes vistas del azul marino intenso que nos ofrece el Atlántico.

La de Rabaçal, también es complicada y permite descender el valle dentro del bosque de laurisilva, rodeados de helechos gigantes y una hermosa laguna verde. Pasa por el bosque la del Rey, una de las levadas más bellas de la isla, desde donde se ve São Jorge y Santana. Son unos 10 kilómetros de dificultad moderada. Desde Calheta se puede pasear a lo largo de 8 kilómetros por la levada dos Parezeres, rodeados de acacias, eucaliptos y flores silvestres, hasta la casa do lavadeiro, que era la persona encargada de controlar el reparto y uso del agua. En Câmara dos Lobos y Campanário, está la del Norte, una de las más visitadas de la isla, y une Cabo Girão y Ribeira Brava, en unos 13 kilómetros, fáciles de recorrer. Una distancia similar tiene el camino de Maroços, es fácil y supone unas 3 horas de caminata, que ofrece vistas de Machico y realizar una travesía más cultural a través de plantaciones agrícolas. Aunque estas caminatas pueden realizarse durante todo el año, la mejor época es primavera y principios de verano, que es cuando las cascadas tienen más agua.

Bordados de Madeira, el arte de la perfección

20190619_142851
Foto: angelaGonzaloM

Dedal, aguja, tijeras, habilidad y precisión son fundamentales para tejer los bordados de Madeira. Una tradición en la isla desde el siglo XIX. Feliçbela empezó bordando de pequeña y ya jubilada todavía continúa pasando el hilo siguiendo los puntos azules marcados por los diseñadores. Las mujeres podían contar con un poco de dinero bordando horas y horas durante las noches. Recibían en sus casas los patrones marcados con líneas azules, y los materiales específicos: lino, seda, organdí o algodón y ellas elaboraban sábanas, toallas, pañuelos, vestidos, camisas o manteles, que devolvían a las fábricas, las encargadas de su venta y exportación. Muchas veces era un dinero extra, en momentos de penuria, el sustento de la familia, que se ha convertido en patrimonio histórico y cultural de esta perla del Atlántico. Verdaderas obras de arte. Diseñadores, perforadores, bordadoras, lavanderas, planchadoras.... Todas trabajan a mano y mantienen la identidad de un trabajo artesanal que no ha perdido la autenticidad del proceso manual.

La producción se controla exhaustivamente para comprobar la autenticidad de todos los bordados y conceder el sello de garantía. En el centro de Funchal se pueden visitar las fábricas para comprender el trabajo que desarrollan las bordadoras y lo que ha significado para la isla. Bordal, inaugurada en 1962, es una de las 30 factorías que se mantienen abiertas. El objetivo de los empresarios es reinventar el bordado madeirense, adaptando estas piezas de arte a los nuevos tiempos, y realizando colecciones de diferentes productos. Tienen más de 40.000 diseños, que se pueden ver en su fábrica, así como todo el proceso de costura y fabricación. Allí descubriréis la diversidad, casi infinita, que existe de puntos , algunos tan tradicionales como el punto Richelieu, escada aou Ajour, Ilhós, ponto francés, de crivo, cheio, cordão ou pau, cavacas, caseados o el de areia.

Vino de Madeira, la marca de la isla

BeFunky-collage (3)Foto: Turismo de Madeira

El vino de Madeira ha sido uno de los motores económicos de la isla. Comenzó a cultivarse hacia 1420 con unas cepas cretenses que luego fueron sustituidas por la Sercial, Boal, Verdejo y Malvasía. Era un producto básico para largas travesías en barco. Durante los siglos XV y XVI los marineros comprobaron que las barricas que viajaban a la India ganaban en calidad, ya que las altas temperaturas, la humedad de las bodegas de las naves y el movimiento de las olas, en lugar de estropearlo, lo convertían en licor. Ante el aumento de la demanda, decidieron colocar las barricas en la playa y al aire libre, y luego los pasaban a toneles que mantenían los niveles de humedad y aumentaban la temperatura. Actualmente se mantiene durante tres meses a más de 50º y se madura más rápidamente.

20190619_115615
Foto: angelaGonzaloM

Esta técnica es conocida como estufagem, pero la más tradicional, y lenta es la de Canteiros, que consiste en aislar las barricas del suelo sobre barras de madera y en bodegas cercanas al mar. La fermentación es más lenta y se alarga unos 5 años, y la temperatura media de la isla, unos 20º a lo largo de todo el año, le otorga sus cualidades tan particulares y le da mayor calidad, aportándole aromas especiados y notas dulces afrutados.

¿Qué ver en Madeira?

Dulces en Madeira Foto angelaGonzaloM

La catedral, el monasterio de Santa Clara, las iglesias do Monte, de Sao Pedro, del Sorro y do Carmo son algunos de los lugares que visitar en la ciudad de Funchal. La mayoría fueron construidas entre los siglos XVI y XVIII y en muchos casos están revestidas de los típicos azulejos portugueses. La Sé de Madeira, como denominan los lusos a la catedral, se construyó durante el reinado de Manuel I y es una mezcla de estilos manuelino, flamenco y gótico con un destacado artesonado de madera autóctona. En el caso del Monasterio e iglesia de Santa Clara, se puede observar el estilo mozárabe hispano, su portal gótico de mármol y la pintura decorativa. El objeto más preciado es el sagrario de plata cincelado por orfebres locales. La Igreja do Monte es la más cercana al pueblo, ya que su gran escalinata la convierte en un lugar de peregrinaciones, y donde se celebran importantes fiestas locales y procesiones. Las iglesias de San Pedro y la de San Evangelista, destacan por que tiene casi todas las paredes cubiertas de azulejos del siglo XVII. Otras construcciones religiosas destacadas son las capillas do Corpo Santo, de São Paulo, -de piedra y cal- es la primera que se construyó en la isla, la de Santa Catarina o la Capela da Boa Viagem.

Uno de los grandes atractivos de la capital son los jardines y parques, como el Botánico o el de Santa Catarina. La fachada de piedra negra y encalado blanco del antiguo palacio del Conde Carvalhal, convertido en Ayuntamiento, preside la Praça do Municipio y cerca está el Teatro Municipal Baltazar Dias, con su platea en forma de herradura. Ha sido siempre el centro cultural por excelencia de Madeira. El antiguo hospital de la Misericordia es el actual palacio del gobierno regional, y las viejas aduanas de Funchal o Alfândega, acoge la Asamblea de esta región autónoma. Las fortalezas de Santiago, São Lourenço y São João Baptista o do Pico son tres edificios militares que recuerdan los numerosos ataques que sufrió la isla por parte de corsarios ingleses, holandeses y franceses, que intentaron controlarla, para dominar las opulentas rutas de las Indias y de América. Los amantes del fútbol no podrán evitar visitar el Museo de Ronaldo, sin duda la figura más mediática de la isla. Aunque hay otros museos, el CR7 es el más visitado de Funchal.

Pes espada negro Foto angelaGonzaloM
Pez espada negro (feo pero delicioso) Foto: angelaGonzaloM

El grandioso mercado dos lavradores, inagurado en 1940, es como una pequeña ciudad, con sus calles, escaleras y pequeñas plazas en las que se organizan los diferentes sectores. A un lugar las frrutas, en otra las verduras y en el centro el pescado. Abierto de lunes a jueves, su momento de máxima actividad es a primera hora de la mañana. Sorprende ese pez tan extraño, el pez espada negro, con sus ojos saltones, arrancado de las profundidades marinas y la gran variedad de frutas tropicales que se pueden degustar, aunque los precios son un poco exagerados. Arquitectónicamente vale la pena entrar por la impresionante fachada y observar los grandes azulejos de la zona del pescado pintado por João Rodrigues.

El fácil acceso marítimo permitió a los primeros marineros colonizar la bahía de Câmara de Lobos, un nombre que recuerda la gran cantidad de lobos marinos que había en esa zona, y que la presión humana ha trasladado a las Islas Desiertas. Este municipio pesquero resalta por su excelente temperatura, la animación nocturna, sus pintorescas viviendas y sus coloridas Xavelhas, embarcaciones de pescadores. Del patrimonio de la bahía destacamos la iglesia de São Sebastião, del siglo XVI, capillas como la de Nossa Senhora do Calhau y el convento franciscano de São Bernardino del siglo XV. Aún se conserva el horno de sal y las antiguas salinas. Algunas de las vistas más impactantes de Câmara de Lobos son el Pico da Cruz y los miradores de Churchill o Espírito Santo, el Sancho y el Salão Ideal. También permiten disfrutar del Cabo Girão y parte de la capital.

Girão, una mole que se levanta en picado a 580 metros de altura del mar, es uno de los lugares más visitados de la isla y está considerado el acantilado más alto del Europa y el segundo del mundo. En la cima está la capilla de Nuestra Señora de Fátima y para descender hasta una pequeña playa de Fajã dos Pescadores, y los típicos campos de cultivo aterrazados, hay escaleras o un teleférico, que solo es gratuito para los agricultores.

¿Qué ver fuera de Funchal?

Madeira_Mar (21)Foto: Turismo de Madeira

Recorremos la costa acompañados por el color azul intenso del Atlántico, que deja ver claramente el horizonte, aunque muchas veces la vista confunde el cielo y el mar, cuando aparecen las nubes en la lejanía. Si se viaja en barca, se podrá observar los acantilados con sus marcas geológicas. Desde tierra podemos acercarnos al cabo Girão, a Achadas de Cruz -cerca de Porto Moniz-, a la zona de Encumeada o a Curral das Freiras (Valle de las monjas). Este municipio es punto de partida de varias levadas: la levada dos Piornais, la levada do Burral y Castelejo y la levada da Velha. En todas ellas encontraréis miradores con vistas panorámicas. Uno de los más bonitos es Eira do Serrado que ofrece vistas del Curral das Freiras y de las montañas de alrededor. El Pico Cidão, el Pico Jorge o el Jardim da Serra, también permiten unas espléndidas vistas del paisaje agreste de Madeira.

La geografía y los paisajes de la isla cambian según la orientación en la que nos encontremos. El sur, donde está la península de Sao Lourenço, es un paisaje semidesértico, mientras que el norte está cubierto de verdes valles, con sus bosques de laureles o laurisilva. Un bosque húmedo subtropical, que hará las delicias de los naturistas.

Casa en Santana Foto angelaGonzalomFoto: angelaGonzaloM

Al norte de la isla está Santana, uno de los municipios más importantes de la isla. Es conocida por su pintoresca arquitectura tradicional, especialmente las palhoças, casas triangulares de paja, y sus panorámicas de la isla. Es lugar de salida de varias levadas y puerta de entrada al bosque de laurisilva. Una de las levadas más transitada es la de Pico das Pedras que tiene el mote de "Un camino para todos", a la que pueden acceder personas con movilidad reducida, al tratarse de un sendero ancho y llano.

Las casinhas de Santana destacan por sus coloridas fachadas triangulares en blanco, azul y rojo, y su característico tejado de paja a dos aguas, que en algunas ocasiones casi llega al suelo. Son casas bajas con un interior bastante amplio distribuido en dos pisos. Un gran salón se abre en la planta baja, mientras que los dormitorios se sitúan en la parte superior. En la parte trasera, tienen una escalera con peldaños, que se utiliza de balcón. Algunas tienen sótano, donde guardan la cosecha. Su difícil mantenimiento, hace que muchas estén deshabitadas y que cada vez queden menos. Aunque todavía hay catalogadas un centenar de ellas.

Piscinas naturales en Moniz Foto angelaGonzaloM
Piscinas naturales de Moniz Foto: angelaGonzaloM

Al este, Machico posee un rico patrimonio cultural como la iglesia Matriz del siglo XV, de estilo manuelino y los fuertes de São João Baptista y Nossa Senhora do Amparo, del siglo XVII. Cerca está la praia da Banda Além, de arena fina y los miradouros do Pico do Facho y do Senhor dos Milagres ou da Queimada, desde donde se pueden ver las deshabitadas islas Selvagens.

Fuera de Madeira encontramos Porto Santo, 9 kilómetros de playa dorada y las islas Desiertas y las Salvajes, que están despobladas y son reservas naturales, donde habita la foca monje, una de las especies en peligro de extinción más grande del planeta, y un santuario para las aves marinas.

Fiestas todo el año

Festival del Atlántico Foto angelaGonzaloM
Festival del Atlántico    Foto angelaGonzaloM

Las islas del Atlántico suelen tener mucha actividad festiva a lo largo del año, y Madeira no es menos. Además de las fiestas patronales se organizan procesiones coincidiendo con importantes festividades religiosas, como el 15 de agosto. También organizan la vuelta a la isla en automóviles clásicos, el Rally do Vinho de Madeira, la Festa da flor en abril, o la do Vinho de Madeira en septiembre, sin olvidar el festival de Jazz.

Una de sus fiestas más conocidas es el Carnaval de Funchal muy parecido a las comparsas de Río de Janeiro, con impresionantes carrozas y bandas de música. Una de las celebraciones más populares es el carnaval de la confusión o Trapalhao, que aprovecha para hacer crítica política y social.

La otra gran fiesta anual es la de Fin de año, con festejos que ya se inician en octubre engalanando la ciudad con originales diseños y flores multicolores. Las agradables temperaturas de invierno ayudan a participar en la noche de fin de año, cuando todo se ilumina y los cruceros atracados en el puerto forman parte del escenario, y permite a los viajeros disfrutar de los espectaculares fuegos artificiales, convertido en uno de los mejores eventos pirotécnicos del mundo. y reconocido con varios premios turísticos. Todos los sábados del mes de junio se organiza el festival del Atlántico, un concurso internacional de pirotécnia, que llenan de luz, música y color la bahía de Funchal. En algunos casos el ganador es el encargado de organizar los fuegos artificiales del 31 de diciembre.

Una variada oferta hotelera y gastronómica

Madeira_Mar (13)

El agradable clima, el aire limpio, las aguas cálidas, su temperatura suave y la tranquilidad atrajo a los primeros turistas en el siglo XIX. Por las calles de Funchal pasearon la emperatriz austrohúngara Isabel de Wittelsbach, el emperador austríaco Carlos I, el dictador polaco Józef Pilsudski, y en el siglo XX, Winston Churchill, el dictador cubano Fulgencio Batista o el pintor austríaco Max Rommer, que vivió 30 años en la isla. Unas visitas que muestran la existencia de un turismo de lujo desde hace dos siglos, y que ha aumentado en los últimos años.

Cerca del puerto, al oeste de la ciudad, se encuentran las grandes cadenas hoteleras y los establecimientos hoteleros y de ocio. La oferta es muy variada y se pueden encontrar hoteles con encanto, de cinco estrellas, o más baratos, hasta pensiones o apartamentos. A las afueras, están los establecimientos más exclusivos, como las Quintas, unas fincas con una arquitectura local y generalmente con jardines y grandes espacios, además de vistas increíbles a la ciudad, al mar o la montaña. En estas estancias exclusivas intentan armonizar la tradición y la modernidad, la excelencia y la tranquilidad y no suelen sobrepasar las 70 habitaciones. Para acceder a ellos es imprescindible alquilar un vehículo, que también servirá para poder recorrer la isla tranquilamente.

Palheiro áreas - Golf (2)

Casi todos fueron residencias de políticos, escritores, incluso algún príncipe y aristócratas o burgueses adinerados. Destaca su decoración interior, con importantes obras de arte. Entre sus servicios hay piscinas, saunas, masajes, recintos deportivos y en algunos casos campos de golf, como la Casa Velha do Palheiro, en Funchal: un maravilloso Relais & Châteaux donde podrás desconectar durante tu estancia. En el restaurante preparan una selección especial de pescados, como el “Peixe da ilha”, un pescado salteado de espárragos trigueros y salsa. 

Lugar de ida y vuelta a otros continentes, su gastronomía también está mezclada de influencias africanas, hindúes o caribeñas. El centro de Funchal es un lugar privilegiado para degustar los platos típicos de la isla o cocina internacional. El pez espada negro, el bacalao en sus múltiples variedades (principalmente "gata") y la sopa de castaña, son un ejemplo de la variada gastronomía local. Entre los dulces, el Bolo de Mel, o el Pudim de Maracujá y para beber no puede faltar la Poncha à pescador,  un aguardiente de caña de azúcar, agua, y zumo de limón, que preparaban los pescadores y consumían frío o caliente. La Nikita es una cerveza con helado de vainilla y trozos de piña.

¿Como llegar a Madeira?

20190622_102814

Para viajar a Madeira, solo hay dos tipos de transporte, en avión o en crucero. La mayoría de vuelos llegan al aeropuerto Cristiano Ronaldo, desde Lisboa, pero también hay alguna compañía que realiza vuelos desde Madrid, Canarias, Reino Unido, Alemania o Austria. Tap y Sata viajan a Madrid, Barcelona, Zaragoza, Alicante, Palma de Mallorca, Valencia y Sevilla. Tras la construcción del nuevo aeropuerto, una obra  de ingeniería que obligó a construir una pista sobre la ladera de la isla y ocupando un espacio de mar, cada vez llegan más turistas. 

Para viajar a las playas de arena dorada de Porto Santo, hay vuelos de Binter Canarias, aunque lo más habitual es trasladarse en ferry desde Funchal en una travesía de poco más de dos horas. Lo mejor es hacer noche en la isla, porque es muy complicado regresar el mismo día. No hay ferrys desde Canarias, ni desde el continente, aunque se puede llegar por mar en crucero. Una alternativa que cada vez tiene más adeptos.

Yate VIPDolphin_Foto angelaGonzaloM
Yate VIPDolphin Foto: angelaGonzaloM

Hay autobús hasta el aeropuerto, la línea regular para por los pueblos y el aerobús, más caro y rápido, va directo a la estación de autobuses situada cerca del puerto.

Para moverse por Madeira lo aconsejable es alquilar un coche o bicicletas, en la capital hay autobuses urbanos y buses turísticos, además de funicular para ascender a las zonas más altas y no os podéis perder bajar en los carrinhos de cesto o cestinhos, para descender a tumba abierta desde el barrio de Monte, hasta casi el centro.

Otros post

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Deportes , Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   13.ago.2019 01:32    

Périgueux celebra el centenario de la Félibrée

65989117_2291412027853970_4470619569936924672_o

La Félibrée o Felibrejada, son las fiestas populares que recuperan, durante un fin de semana, la cultura occitana en la Dordoña francesa. Este año cumplen el centenario, ya que aunque se inició en 1903, no se celebró durante las dos guerras mundiales y en los años posteriores. Cada año, estas fiestas tradicionales se organizan en un municipio diferente y en 2019, le ha tocado a Périgueux.

Desde el viernes la ciudad que acoge la Félibrée se cubre de colores -con más de 400.000 flores-, de trajes típicos occitanos y de sonidos, que trasladan a los participantes y visitantes a otras épocas, a través de instrumentos tradicionales. El viernes está dedicado a los más pequeños y el sábado se organizan actividades culturales y charlas. Pero el día más importante es el domingo, cuando la misa de la mañana se oficia en occitano, y se organizan pasacalles, bailes y el banquete o taulada.

Fdc2f764cb7f3c78b484ffd83aea24e2_XL Foto facebook cultura dordogne
Foto: Facebook culture dordogne

La jornada del domingo comienza con tres desfiles en los que participan 25 grupos, que salen de lugares diferentes para unirse en la place la Clautre. Luego todos asisten a la misa, este año concelebrada en la catedral de Saint Front, acompañada de música tradicional, para seguir a continuación con todo tipo de celebraciones en las calles de la ciudad, y acudir al banquete tradicional la Taulada. Es una comida al aire libre en la que se degusta el Tourain blanchi (sopa de ajo), rotí de cerdo y alubias con corteza, ensalada y de postre queso con trufas, y fresas del Perigord. La jornada finaliza con conciertos al aire libre de grupos de música tradicional y contemporánea en las plazas del Clautre, du Coderc y de Saint-Louis. Todo acaba con la proclamación del municipio que acogerá la fiesta el año que viene y un baile tradicional, en este caso a cargo de los Zinzonaires y Anem Trio, en la place la Clautre.

La catedral de san Frontis, de estilo románico y bizantino, se diseñó con planos de la Basílica de San Marcos, y a su vez sirvió de modelo para la iglesia del Sacre Coeur de Montmartre. Incluida en los caminos de Santiago en Francia, San Frontis -del que se dice que fue discípulo de San Pedro-, fue el encargado de evangelizar el Périgord. La tradición asegura que sus reliquias se veneraron en la catedral, pero más tarde fueron lanzadas por los hugonotes al río Dordoña.

Cien años recuperando antiguas tradiciones

Centro floral Foto Lo Bornat dau Perigòrd
Centro floral Foto Lo Bornat dau Perigòrd

Como si de unos flautistas de Hamelín se tratara, los sonidos que surgen de los instrumentos tradicionales, especialmente el acordeón y una especie de gaitas, envuelven a Périgueux en una época pasada, cuando esa zona de Francia era considerada el país de Óc. Las notas movilizan a los participantes, moviendo sus pies para participar en bailes, valses, polkas y danzas colectivas.

Los grupos Brass Office y Peiraguda, que lleva más de 40 años activo, han preparado un espectáculo especial para esta conmemoración histórica, mezclando canciones occitanas y folk polifónico acompañados de una fanfarria.

La Occitania de ayer y la actual se fusionan en la fiesta de la Félibrée, donde anualmente participan decenas de miles de personas. Los trajes tradicionales, ellas con sus calzones de rodillas y delantales, y ellos con sus sombreros y pantalones negros, toman el municipio para recordar sus raíces. Los colores de las calles, adornadas con decenas de miles de flores, muestran la diversidad de esta cultura compartida y de intercambio.

Se recuperan aperos de labranza, las ventanas se decoran con objetos de antaño, se organizan mercadillos populares, con productos autóctonos de la tierra, o realizados por artesanos y los más pequeños participan de esta celebración, descubriendo las tradiciones de sus antepasados. El sábado el grupo del Conservatorio de música y los italianos Lou Dalfin, que canta en occitano utilizando instrumentos acústicos tradicionales y otros más modernos, animarán a los asistentes.

Trovadores, la influencia cultural medieval

Muerte de Jaufré Rudel_Biblioteca Nacional de Francia
Muerte de Jaufré Rudel_Biblioteca Nacional de Francia

Occitania ocupó una gran parte del suroeste de Europa, en zonas como el mediodía francés, el valle de Arán, el Principado de Mónaco y una parte del Piamonte italiano. Fue uno de los centros más importantes de la cultura entre los siglos IX al XIII, su momento de mayor esplendor, y una de las primeras lenguas que sustituyó al latín en documentos, piezas teatrales y gramáticas. Considerada una cultura refinada dio lugar a la literatura trovadoresca que se extendió por Europa Occidental e influyó en idiomas próximos como el catalán, el Reino de Navarra o los condados franceses de Tolosa, Foix y Provenza. Fue siempre una unidad cultural y lingüística, pero nunca llegó a ser una unidad política.

El centenario de la Félibrée dedica un espacio ha recordar el papel de los trovadores en el desarrollo cultural de la lengua de Oc. Por eso se ha organizado un huerto y unos jardines del trovador, que permitirán a los asistentes descubrir el importante papel cultural que tuvieron estos poetas líricos en la transmisión de la cultura. Con sus cantos y recitales extendían el idioma occitano, en las cortes del sur de Europa e influyeron en las del norte del continente. Algunos estudios señalan que hubo unos 450 trovadores.

Guillermo de Poitiers, duque de Aquitania, está considerado el primer trovador en lengua provenzal. Sus poemas tratan sobre las relaciones con las mujeres, de burlas sentimentales y de proezas sexuales, siendo uno de los precursores del amor cortés y del estilo trovadoresco. Otro noble que estableció las reglas que siguieron estos poetas y músicos fue Jaufré Rudel de Blaye, nacido cerca de Burdeos. Escribió sobre el amor imposible, sin esperanza, que tanto ha influido en literatos posteriores y que ha marcado parte de nuestro acervo sentimental europeo. Una de las normas de estos trovadores medievales era que no debían mencionar el nombre de la dama.

El jardín tenía una simbología especial para estos poetas-músicos. En el universo de sus poemas, allí era donde les esperaba su amada y donde esperaban ser recibidos por ella.El jardín era una palabra de origen francés y germánico, poco utilizada, porque ellos perferían hablar del vergel o huerto, (òrt en occitano medieval), porque envolvía los valores tradicionales del mundo rural y del trabajo, mientras el jardín resaltaba los valores de la vida cortesana. 

Estos hombres del siglo XII tenían una relación especial con la naturaleza, los animales, las estaciones del año. Era el lugar secreto donde los amantes se encontraban y tenía una connotación erótica tanto en los poemas como en las canciones. Ellos elevaron la palabra "Amor" a la categoría de emblema. Su visión y su relación con el amor idílico ha permanecido hasta nuestros días.

Périgeux, una ciudad en fiestas

Truffe-d-argent © Office de Tourisme de Commerce et d'Artisanat .
© Office de Tourisme de Commerce et d'Artisanat

A lo largo del año, Périgeux celebra varias fiestas, casi siempre multitudinarias, pero es en verano, cuando la ciudad desborda su actividad cultural, principalmente en las calles. Los miércoles de julio y agosto se celebran las noches golosas (les nuits gourmandes), con mercados de artesanos y grupos de animación. Ese mes, el Festival del mimo, el segundo más importante después de Londres, llena durante una semana,  las calles de animadores y visitantes.

En agosto organizan la jornada medieval con el castillo de Barrière, del siglo XII de fondo. A finales de agosto el Festival de música barroca aglutina más de 20 conciertos, con los mejores grupos de ese movimiento musical. En septiembre el Peri'Meuh, homenajea durante 3 días a los trabajadores del campo con un campo de trigo reconstruido en la calle y unas 200 cabezas de ganado en julio.

Si buscáis más información para visitar la zona este es el link al departamento de turismo de Dordoña-Périgord

Otras noticias relacionadas

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    5.jul.2019 10:03    

Jornadas gastronómicas del lechazo en Aranda de Duero

IMG_3150-768x768

Hacia las 11 de la mañana, Clemente Tudela, enciende la leña de encina en un asador de Aranda de Duero.... sobre la piedra tiene varios cuartos de lechal, agua y sal....  Clemente nos explica uno de sus secretos ¨yo el tiro lo meto poco¨.

Prepara el menú para las jornadas del lechazo que se celebran durante junio en este municipio burgalés. El 23 de junio se celebra el "Día de la carne  de cordero" y en Aranda coincide con las Jornadas gastronómicas del lechazo, con menús más populares a 38€. Pablo Palomero del Asador El Ciprés, nos cuenta otro secreto de este popular plato castellano "tiene que cocinarse con mucha paciencia". Por eso los lechazos se asan lentamente, entre dos y cuatro horas, en hornos de leña. Y que hay que comer siempre recién hechos, nunca recalentados.

 

La gastronomía en Aranda tiene, entre otros manjares, el mejor lechazo del mundo y los mejores maestros asadores, cada uno con sus recetas originales y variadas para descubrir los matices de su cocina, que respeta la tradición transmitida de generación en generación, y todos ellos se dan cita durante todo el mes de junio, en la XIX edición de las Jornadas del Lechazo Asado de Aranda de Duero con la participación de nueve asadores y un menú especial. Estas Jornadas están organizadas por el Ayuntamiento de Aranda, la Asociación de Hosteleros de Aranda de Duero y Ribera (ASOHAR), en colaboración con el Consejo Regulador de la D.O. Ribera de Duero, la Lechuga de Medina y la Ruta del Vino de Ribera del Duero.

La ciudad burgalesa, capital de comarca del Ribera de Duero, ofrece una fusión entre su historia, su gastronomía y su vino.

IMG_3089-768x1024

En la Plaza Mayor un plano de 1503, recuerda que se conserva tal y como era en la Edad Media, con la misma trama urbana. Actualmente está rodeada de bares, tiendas y comercios. Unas calles más alejada, está la iglesia de Santa María la Real, un impresionante edificio de estilo gótico isabelino, con una pila bautismal del siglo XIII, un púlpito plateresco y un retablo románico. 

Allí encontramos a la Reina Isabel de Castilla.

IMG_3316-768x1024


Isabel I, llegó a la villa en octubre de 1473, antes de ser coronada.... una multitud sale a recibirla y le promete fidelidad. La futura reina lo agradece jurando los privilegios que tenía Aranda desde hacía siglos. La capital del valle del Duero burgalés está incluida en la ruta isabelina.

Junto a la Reina y su dama de confianza, Carmen de Aranda, recordamos el paso de la monarca por las calles arandinas. Una propuesta cultural del grupo Teatro en la Bodega, con las que recorremos la plaza mayor, el ayuntamiento, la escultura que recuerda el quinto centenario de su muerte, la iglesia de San Juan, donde se celebró el Concilio de Aranda; a su lado la Casa de las Bolas, que la tradición sitúa como residencia de Isabel la Católica, desde donde según la leyenda, oía la misa en directo.

Estos recorridos recrean pasajes históricos de la vida de Aranda de Duero y encarnan también a otros personajes como Napoleón que se hospedó en el Palacio de los Berdugo; Don Eulogio, constructor de las Bodegas, Román, el tirador de pelleja y otros protagonistas ilustres que visitaron la ciudad como el Empecinado, Pío Baroja, Hemingway, Alberti… Durante la visita hay que descubrir un importante enigma que enfrenta a algunos de estos personajes.

IMG_3387-768x576


Otro de los atractivos de la ciudad, está oculto al visitante. Las más de 300 bodegas que conforman la “Ciudad subterránea” comenzaron a construirse a finales del siglo XIII y continuaron hasta el XVIII. Actualmente se conservan 135 bodegas y sus galerías. En la bodega del Museo Ribiérte se conocen todos los entresijos de su compleja elaboración, su historia, procedimientos, herramientas y utilizaciones, ya que las bodegas subterráneas no solo servían para almacenar vino, sino de refugio en época de guerras.

Lerma, la huella de un duque

20181025_083946

Aprovechando las jornadas de lechazo, proponemos acercarnos a Lerma, que actualmente acoge la exposición itinerante Las edades del hombre. Pasamos de la Ribera de Duero a la del Arlanza. Allí descubrimos otro tipo de refugio. El que utilizaba el rey Felipe III durante su estancia en esa ciudad, para pasar desapercibido de la corte del siglo XVII. A través de pasadizos llegaba desde el palacio, situado en la Plaza Mayor, a cualquier iglesia de la población. Un pasadizo conectaba con iglesia de las Carmelitas, actual ayuntamiento, el convento de las clarisas y la colegiata  de San Pedro y otro pasadizo le comunicaba con el palacio, conventos de dominicas, dominicos y carmelitas, la iglesia y el hospital. De esta forma podía moverse por el centro y visitar seis iglesias y cuatro capillas.

El duque de Lema convirtió la villa, en lugar de recreo del rey. Los edificios fueron levantados por los mejores arquitectos herrerianos, que diseñaron el palacio Ducal, actualmente Parador de turismo, la Plaza Mayor, -una de las más grandes de España de casi 7.000 m2, colegiatas y hospitales. Bien comunicado con Madrid y Valladolid, capitales de la monarquía, en poco más de una década construyó un palacio, una colegiata, 6 conventos de clausura, un hospital, siete ermitas, fábricas, jardines, cotos y palacios de caza.... es decir puso en el mapa durante 20 años a esta población burgalesa. 

Esta especulación inmobiliaria, llevó a concederle el sobrenombre de "mayor ladrón de España", ya que estaba considerado el primer especulador inmobiliario de la historia. Su influencia con el rey era tal que consiguió convencer a Felipe III, para que trasladara varias veces la capital de España. En 1601 la trasladó a Valladolid y 5 años más tarde volvió a Madrid.

20181025_0904401

Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, valido del rey, organizaba espectaculares fiestas cortesanas, algunas en este municipio, como las de octubre de 1617, que duraron casi 20 días (del 3 al 20 de octubre), coincidiendo con la ampliación y remodelación de la iglesia colegial de San Pedro de Lerma.  Se realizaron siete representaciones teatrales, una forma de demostrar su poder, y para dejar constancia de los festejos el noble pidió a Pedro de Herrera que escribiera una pormenorizada relación de todo lo acontecido, fue la crónica más oficial mientras que Francisco Fernández de Caso, imprimió otra y el archidiácono Miguel Rebeiro recogió los hechos en latín.

Retrato_ecuestre_del_duque_de_Lerma_(Rubens) Wikipedia
Retrato ecuestre del duque de Lerma de Pedro Pablo Rubens

El 7 de octubre se consagró la colegiata. El dramaturgo y poeta Francisco López de Zárate, relató los hechos en una composición de 233 octavas y la pluma de Lope de Vega relató una comedia con el título "Lo que pasa en una tarde", en referencia a los fastos  de la consagración de la colegiata de San Pedro. No era la primera vez que el escritor era invitado a las fiestas de Lerma que ya había escrito en 1613, La burgalesa de Lerma. Entre los asistentes se dice que también estuvo su acérrimo enemigo, Luis de Góngora. , que ese mismo año escribió un Panegírico al duque de Lerma.

En 2017, se repitió la procesión para conmemorar el cuarto centenario de aquella celebración. Toda una acción propagandística, que de poco le sirvió, ya que al año siguiente el duque cayó en desgracia, y se vió obligado a retirarse de la vida pública. 

Como el barroco fue la época dorada de la ciudad, cada agosto se celebra el "mes del barroco". A principios del mes se organiza la "Fiesta del Barroco" con actuaciones de danzantes , que dan paso a arpistas, violonchelistas y flautistas que interpretan piezas musicales de la época en el interior de la Colegiata de San Pedro. Sus dos órganos de 1615 y 1616, son los más antiguos de la península que todavía ofrecen conciertos barrocos.

Además de las huellas del duque de Lerma, también encontramos a otros personajes célebres como la figura del cura Merino, que está enterrado en la ciudad o la casa en la que vivió su adolescencia José de Zorrilla, y donde dicen que se inspiró para escribir su famoso "Don Juantenorio". Esta villa ducal, está incluida en uno de los pueblos más bonitos de España, y ofrece una interesante vista del río Arlanza, desde el mirador de la plaza de Santa Clara. Allí se entiende perfecamente la expresión de "ancha es Castilla"

Lerma, como Aranda y otros muchos municipios burgaleses, tienen muy buenos sitios para comer un buen cordero asado. Una propuesta para aunar turismo cultural y gastronómico.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   11.jun.2019 11:30    

Girona, turismo de salud y bienestar

Woman-570883_960_720

Foto: @CostaBrava

Girona añade a sus encantos naturales, el turismo de salud y wellness. Cerca de sus escarpadas playas, sus históricos pueblos o sus emblemáticas montañas, han comenzado a desarrollarse un producto turístico especializado en Salud y Bienestar, que tiene como objetivo atraer a los turistas hacia esta provincia.

El turismo de salud ha crecido un 40% en cinco años y mueve unos 645 mil millones de euros anuales en todo el mundo. En la mayoría de los casos está relacionado con la calidad y en muchas ocasiones con el lujo. Es un sector que aporta ingresos de calidad, y Girona tiene posibilidades de ser un lugar de referencia en el Mediterráneo. Es una forma de vida, y una visión global de la salud.

D3zN1zuX4AcQM2F Foto @H_santamarta - copia
Foto: @H_santamarta

Desde hace varios años, las comarcas gerundenses priorizan el turismo wellness, a través de aguas termales, hoteles, balnearios, spas, centros de bienestar, clínicas, espacios de meditación y yoga, con 7 bosques saludables, 5 jardines botánicos y 8 parques naturales, que conjuga perfectamente el mar y la montaña. Perfecto para relajarse y conectar con la naturaleza. Los hoteles saludables se ponen de moda.

Girona es, sin duda, una de las provincias turísticas más completas del panorama español. Allí los Pirineos se funden con el Mediterráneo, y disfruta de montaña y costa que permite moverse de un lado a otro en poco tiempo y distancias relativamente cortas. Se puede llegar a ella por mar, por tierra o por aire. A todos sus atractivos añade desde hace años, un importante valor añadido. El Club Salud y Bienestar, que tiene como objetivo prioritario hacer todo lo posible para que los visitantes puedan desconectar y disfrutar del entorno.

Aqva-Banys-Romans.-Girona.-Javi-Cabrera.-Arxiu-Imatges-PTCBG-16

Ofrece balnearios centenarios con aguas mineromedicinales, termas urbanas, hoteles-spa con tratamientos médicos. Esta variada oferta permite retiros en un balneario, tratamientos estéticos de última generación (masajes de caviar y mascarillas de oro, baños de chocolate, masajes metabólicos), balneroterapia, medicinas alternativas, actividades al aire libre con baños de bosque terapéuticos o hoteles con dietas equilibradas y controladas por equipos médicos.

A todo ello añade una gastronomía de lujo, con productos de kilómetro 0 que incluye desde platos de pescadores, de caza o cocina de alta montaña. Algunos de sus chefs han sido una referencia en la gastronomía mundial, muestra de ello es que cuenta con 20 estrellas Michelin, un ejemplo de turismo gastronómico de calidad y de salud.

Desde Port Bou hasta Blanes son 220 kilómetros de costa con pueblos y calas que tienen renombre internacional como Cadaqués, Calella de Palafrugell, L'Escala, Olot -con su cadena volcánica- Peralada y su prestigioso festival de música o Figueres-Port Lligat-Púbol, el denominado triángulo daliniano. Para los que deseen disfrutar de su costa de una manera saludable, tienen más de 221 km. del llamado "Camino de ronda", que bordea toda la costa gerundense, con sus 245 playas.

Slow y wellness de mar, montaña o ciudad

Salut-i-bellesa_011-1-2

La filosofía wellness ha llegado para quedarse en los establecimientos especializados de Girona. La cultura New Age, que promocionó las medicinas alternativas, la psicología experimental, las estancias en balnearios, spas u hoteles se engola en un movimiento muy amplio que añade un estilo depurado ofreciendo determinadas pautas de alimentación detox, programas fitness y experiencias lúdicas.

Este tipo de turismo ya no solo está pensado para adultos, sino que se calcula que un tercio de millennials acuden a un hotel si añade un programa alternativo de planes de salud y bienestar. Buscan lo que se denomina el high level wellness, o lo que es lo mismo, un alto nivel de bienestar. Romper rutinas, experimentar un equilibrio interior y exterior, huir del estrés, una escapada slow. En definitiva un viaje de salud.

20190606_140440
Foto: angelaGonzaloM

El turismo de salud y bienestar, casi siempre empieza con balnearios para seguir con los spas y ahora se da un paso más en dónde no solo se realizan tratamientos corporales, sino que la salud tiene un sentido integral, en el que se incluyen actividades de mindfulness en la playa, -que permite un nuevo uso de la costa-, meditación guiada, sesiones de meditaciones en bosques, gastronomía, o enoturismo. 

En esta variada oferta, los responsables de turismo Costa Brava Pirineu de Girona, colaboran con 34 empresas del sector y han presentado en Madrid 4 opciones: Aqva Banys romans de Girona, Hotel&Spa Santa Marta de Lloret de Mar, Hotel Spa Terraza y el Hotel Alàbriga.  Es una selección, pero en toda la provincia se pueden escoger otras opciones de calidad como el Balneari Prats, el Vichi Catalán de Caldes de Malavella, el Hostal Spa Empúries de la cala del Portixol, el hotel Peralada Wine Spa & Golf, o el hotel Resguard dels Vents,en Ribes de Fresser. Mar y montaña, una opción que depende del momento experiencial en que se encuentre cada uno.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Gastronomía , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    9.jun.2019 18:47    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios