18 posts con categoría "Religión"

Toro fusiona sus joyas artísticas con el arte femenino del siglo XXI

 

20210709_104301Foto: angelaGonzaloM

 

Sentados frente al Pórtico de la Majestad, en la colegiata de Santa María la Mayor de Toro, iniciamos un viaje en el tiempo y en el espacio. Sobrecoge tener delante de nuestros ojos, una obra arquitectónica con su policromía original, muy difícil de encontrar en las portadas de catedrales e iglesias de nuestro entorno.

El parteluz es una imagen esculpida de la Virgen y el niño. Sobre ella ménsulas, tímpano y arquivoltas, representando ángeles, apóstoles, mártires, abades y obispos, santas y vírgenes, músicos coronados y una procesión de fieles que se mueven entre las fauces de leviatán, el purgatorio y el paraíso. En las jambas profetas y arcángeles.

 

20210709_172649Foto: angelaGonzaloM

Impresiona la simetría de sus arquivoltas y las contraréplicas que presenta el conjunto escultórico. Una representación educativa y ejemplarizante de la religión. En el centro por encima de todos ellos, Cristo como juez, a un lado los justos, al otro los réprobos, condenados a las penas del infierno y la representación de algunos de su pecados como la lujuria, la avaricia, la gula, la envidia o la soberbia. En el lado opuesto los bienaventurados. En la puerta del infierno Satán y enfrente, en la puerta del cielo San Pedro. La alegría de unos y los sufrimientos de otros.

Parece tan real que hasta podríamos escuchar los sonidos de varios instrumentos medievales emparejados simétricamente según se trate de cuerdas pulsadas, frotadas, aerófonos, percusión o arpas. Una orquesta que acompaña a las figuras representadas en este impresionante pórtico.

Después de admirarlo en su totalidad, nos colocamos debajo de la columna central para sentirnos sobrecogidos por el peso y la belleza de toda la historia bíblica recogida con toda su policromía y la figuración de este ornamento religioso.

 

 

Podemos imaginar lo que debían sentir los toresanos cuando cruzaban la plaza o pasaban bajo estas tallas camino de sus quehaceres en el campo. Su portada norte muestra al Cristo en Majestad rodeado de los 24 ancianos del apocalipsis.

En la sacristía admiramos el cuadro de la Virgen de la mosca del siglo XVI, una obra de arte flamenco, que muestra a este insecto sobre el manto rojo que cubre la rodilla izquierda de la virgen, sin obviar las esculturas de las pilastras de las naves, las tallas de Antonio Tomé, las figuras de las pechinas del cimborrio, el retablo de los santos Juanes y el de San Julián.

 

20210709_172244 - copiaFoto: angelaGonzaloM

 

El exterior de Santa María la Real de Toro está rematado por un cimborrio, muy influenciado por las catedrales vieja de Salamanca y Zamora. Se les conoce como los cimborrios del Duero, el río situado a un centenar de metros de la colegiata, cuya vega podemos admirar desde el mirador.

En el siglo IX Toro se configuró como una ciudad defensiva con un alcázar, y a partir del siglo XI comenzó a construirse la colegiata. Su importancia estratégica militar, defendida por el Duero y por los barrancos, hizo que los reyes enriquecieran la ciudad potenciando varias edificaciones. Fue una de las ciudades más importantes de la zona hasta el siglo XIX.

Hemos empezado nuestra visita por ese testimonio claro de la importancia de Toro en la Edad Media, que se extiende a lo largo de sus calles centrales.

 


 

Iberoamericana de Toro, una atrevida apuesta cultural

E6APvWZWUAUrweD

 

Siguiendo la calle mayor llegamos a la Torre del Reloj, una esbelta torre barroca de Joaquín Churriguera de 20 metros de alto y visible desde toda la ciudad. En el último cuerpo se encuentra el reloj. En la parte inferior la antigua Puerta del Mercado. La cruzamos para llegar al Palacio renacentista de los Condes de Castrillo, actualmente Casa de Cultura.

Y allí os mostramos el verdadero motivo de nuestro regreso a la ciudad: la exposición Iberoamericana de Toro, una apuesta muy arriesgada para que conversen el arte sacro y el contemporáneo, el arte religioso realizado a lo largo de los siglos por hombres y el arte profano de mujeres del siglo XXI. Una muestra que se centra en el diálogo, entre culturas, entre países, entre artistas, entre una ciudad: Toro y un país, México. Una exposición comisariada por Víctor de Campo que ha hecho posible el equipo de cultura del ayuntamiento toresano, y una apuesta personal del historiador del arte y  alcalde, Tomás del Bien

 

20210709_120426Foto: angelaGonzaloM

 

En una de las salas, en la planta baja, de la Casa de Cultura encontramos el busto relicario de Santa Ana, de madera policromada, trabajado entre los siglos XV y XVII rodeada por las fotografías de la mexicana Susana Casarín. Personas transgénero transformando externamente sus cuerpos externamente con sus vestidos coloridos, que a la vez tratan de acallar sus contradicciones internas, sus silencios. Las primeras, santas y reconocidas socialmente, las segundas, repudiadas...  compartiendo un mismo espacio.

En otra de las salas encontramos la serie "Sinópticos" de la mexicana, chilena, española, Flavia Tótoro, que muestra la relación de cada objeto con su entorno y nos permite descubrir nuestra propia existencia para resituar al ser humano en el cosmos.

 

20210709_121112Obra de Flavia Tótoro. Foto: angelaGonzaloM

 

Ximena Pérez Grobet aporta sus libros de artistas para artistas y junto a ellas siete creadoras del videoperformance muestran su obra englobada en Cuerpo, dolor y sombras, con obras de Ximena Cuevas, Lysette Yoselevitz, Mónica Dower o María Eugenia Chellet.

Nuestro paseo por el pasado y el presente del arte nos lleva a la iglesia museo de San Sebastián de los Caballeros, de una sola sala que acoge habitualmente el retablo mayor original y las pinturas murales del antiguo monasterio de Santa Clara. Susana Guerrero dialoga con estas obras religiosas a través del cuerpo dañado y la necesidad interior de recomponer y aliviar el dolor, a través de la mitología griega, azteca, leyendas populares mediterráneas o afrocubanas y en la hagiografía cristiana.

 

20210709_123026Foto: angelaGonzaloM

 

Todas ellas mezcladas con la serie sobre picnic de Natalia Pintado. Un homenaje a sus abuelos y al importante papel educativo de la Institución Libre de Enseñanza durante la República. "Un homenaje a esas personas que vivieron un exilio interior", nos dice Natalia.

La iglesia del Santo Sepulcro fue la sede del vicario general de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén hasta el siglo XV que pasa a la Orden de Malta. En su interior destaca la figura del Cristo barroco de la Expiración y varios de los principales pasos de la Semana Santa. Pero hasta el 15 de septiembre, la obra más llamativa es la lagarterana.

El arquitecto Tomás Alía nos destaca la simbología de esta mujer castellana de ascendencia judía y como consigue interaccionar con las obras de artesanas y artistas actuales. Las espirales, casi infinitas, de la gallega Mercedes Vicente son uno de los atractivos temporales de la sala. También las obras de Idoia Cuesta, Marina Anaya e Inés Cuesta.

 

20210709_132524Foto: angelaGonzaloM

 

Camino del monasterio de San Agustín, paramos para conocer la iglesia de San Lorenzo el Real de estilo románico-mudéjar a finales del siglo XII. El retablo gótico del siglo XV realizado por el hispano-flamenco Fernando Gallego dialoga con la obra de Rut Olabarri que ha quedado asombrada de la estrecha relación que mantiene el retablo con sus escapularios y sus figuras ancestrales de tela.

El sepulcro de don Pedro de Castilla y Doña Beatriz de Fonseca, esculpidos hacia 1474, interpela a la obra de Gloria García Lorca que con sus esculturas trata de marcar el camino a seguir. Resalta la madrileña el hecho de que "una iglesia tan seria, antigua, hecha de ladrillo, parece aceptar el barro nuevo que yo le traigo".

 

20210709_133333Foto: angelaGonzaloM

 

El monasterio de San Agustín fundado a mediados del siglo XVI, acoge una colectiva de varias artistas, y allí encontramos a una de las personas que ha ideado estos diálogos inimaginables entre las obras sacras y profanas, del arte de siglos pasados y el más actual. La museógrafa de exposiciones Inés Vila, sobrina nieta de la gran artista toresana Delhy Tejero, a quién se homenajea también en esta primera Iberoamericana de Toro. 

Con esta arriesgada apuesta cultural, Toro, como dice su alcalde, Tomás del Bien, "los ciudadanos de las zonas rurales también tienen derecho a conocer el arte actual", y la ciudad convierte su patrimonio histórico-arquitectónico en un valor añadido, que aporta riqueza económica. 

 

 

Nuestra visita a Toro ¿es o no es un viaje en el tiempo?

 


Más información en

 


 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    7.ago.2021 17:51    

Toro 'marida' el arte sacro y el contemporáneo

 

"La iberoamericana de Toro" abierta hasta el 15 de septiembre

 

20210709_132814Foto: angelaGonzaloM

Los que visiten la histórica población zamorana de Toro tienen sorpresa añadida. Han de estar dispuestos a dejarse sorprende por la última propuesta del ayuntamiento, una revolucionaria muestra: La iberoamericana de Toro. El objetivo es llevar el arte más actual a los vecinos y visitantes y reivindicar el papel de la mujer como artista, "favoreciendo un diálogo entre mujeres del mundo del arte".


El arte sacro toresano y las propuestas multidisciplinares de 26 artistas iberoamericanas conviven en cuatro templos de la ciudad. México y España son los países que aportan más artistas entre las que destaca la fotógrafa mexicana Susana Casarin, con su trabajo sobre mujeres transgénero o la pintora Flavia Tótoro Taulis, que une en su experiencia vital a cuatro países: México, Chile, Italia y España.

 

20210709_114309Foto: angelaGonzaloM

 

La idea inspiradora la explica el alcalde de Toro, que reivindica que "los ciudadanos de las zonas rurales también tienen derecho a conocer el arte actual". Con la colaboración de la embajada mexicana en Madrid, el certamen comisariado por Víctor del Campo Yllera -fundador del Salón Internacional del Grabado y Ediciones de Arte Contemporáneo-, ha llevado hasta Castilla y León a 10 artistas mexicanas.

El Palacio Marqueses de Castrillo, actual casa de la cultura de Toro, se ha convertido en el Pabellón de México. En sus salas sorprende el contraste entre la obra de la fotógrafa mexicana Susana Casarín, que retrata el mundo de los travestidos, y las obras religiosas expuestas en el centro toresano. Junto a ella la serie "Sinópticos" de Flavia Tótoro que muestra la relación de cada objeto con su entorno y nos permite descubrir nuestra propia existencia para resituar al ser humano en el cosmos.  Con ellas Ximena Pérez Grobet aporta sus libros de artistas para artistas.

 

«Más de 150 obras de 16 artistas españolas y 10 mexicanas

hasta el 15 de septiembre en diversas iglesias de Toro»

 

México aporta también las siete creadoras del videoperformance Cuerpo, dolor y sombras, con obras de Ximena Cuevas, Lysette Yoselevitz, Mónica Dower o María Eugenia Chellet.  A través de sus vídeos las artistas reflejan diferentes visiones de la mujer, como la propuesta de Inmaculada Abarca que en su obra "La cosecha",  coloca unas espinas de rosas en el cuerpo de  una mujer, no como elemento de agresión si no de protección.

 

20210709_120613Foto: angelaGonzaloM

En nuestro recorrido por la ciudad zamorana, llegamos a la iglesia del Santo Sepulcro, frente al ayuntamiento. Varias artesanas dialogan con la imagen de una lagarterana. La exposición está organizada por la Asociación Contemporánea de Artes y Oficios, reforzada por el arquitecto Tomás Alía. Una entidad, relacionada con otras a nivel europeo, que trata de resaltar la excelencia de  los artesanos aplicando diseño y tecnología, que son los que les dan un valor añadido.

 

 

Marina Anaya que pone en práctica diferentes técnicas de modelación, soldadura, pulidos y grabados, poniendo en valor los procesos manuales. Idoia Cuesta realiza una sofisticada  cestería que ha sido reconocida por algunas marcas de lujo como Loewe o Pan da Moa. Otras artistas que exponen en el mismo lugar son la gallega Mercedes Vicente, la sevillana Irene Infantes y la arandina María Oriza.

Irene Infantes prefiere materiales como el textil y Mercedes Vicente, que ha expuesto en Venecia, apuesta por el textil y la figura espiral como centro del universo. María Oriza trabaja la cerámica, hierro, gres, hormigón o poliéster. Para ella el vacío es un contenedor de lo inmaterial y curva o dobla los materiales buscando simetrías y asimetrías. 

 

6a014e6089cbd5970c026bdedf1f38200c-800wi
Foto: angelaGonzaloM

 

En San Sebastián de los Caballeros encontramos a Natalia Pintado con su serie sobre picnic, homenajea a sus abuelos y al importante papel educativo de la Institución Libre de Enseñanza durante la República.  La escultora Mar Solís muestra una variedad de piezas abstractas y gráciles que convierten el espacio en escenografía, mientras Marina Vargas nos empuja a repensar conceptos como la herencia cultural o la simbología a lo largo de la historia. 

En San Lorenzo el Real comparten repertorio las obras  de artistas contemporáneas como la bilbaína Ruth Olabarri, la neoyorquina de nacimiento Gloria García Lorca o la lucense Idoia Cuesta

 

 

20210709_132643Foto: angelaGonzaloM

La Iberoamericana de Toro, quiere rendir un homenaje a su artista contemporánea más universal , Delhy Tejero. No solo una de sus familiares más cercanas, la joven Raquel Bonis expone sus cuadros, sino que Inés Vila, sobrina nieta de Tejero, se ha encargado junto a Fernando Muñoz del excelente diseño de la exposición.

La madrileña Concha Mayordomo ha recopilado en la iglesia de san Agustín un panel con retratos a plumilla de catorce artistas iberoamericanas en las que incluye un código QR que aporta las  biografías de cada una de ellas.  Un proyecto en el que, de momento,  ya ha reunido la historia de 500 mujeres artistas de ambos lados del Atlántico.

Homenaje a la artista toresana Delhy Tejero

 

Concha Mayordomo delhy tejeroDelhy Tejero por Concha Mayordomo

 

Delhy Tejero (Adela Tejero), nacida en 1904, fue una figura puntera en el panorama artístico español de hace un siglo y llegó a exponer junto a Joan Miró, Marc Chagall, Óscar Domínguez o Man Ray. Pintora, dibujante, muralista e ilustradora, estudió en Madrid, Bruselas, Florencia y París donde entró en contacto con los surrealistas, especialmente con André Breton.

Durante los cuatro años que estudió en la Escuela  de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, se instaló en la Residencia de Señoritas, que dirigía María de Maeztu y entró en el círculo intelectual de García Lorca, Valle-Inclán y Rosa Campoamor

Tras la Guerra Civil regresó a España vivió su especial exilio interior y expuso junto a artistas como Antonio Saura o Francesc Miralles.  Murió en Madrid en 1968. 

Una interesante propuesta cultural por cuatro iglesias  y un palacio que permite descubrir Toro más allá de su impresionante Colegiata de Santa María la Mayor, el espolón o mirador del Duero, el Alcazar, el verraco celtibérico que le da nombre a la ciudad, la calle Mayor, la Torre del reloj, la puerta del mercado o sus emblemáticas bodegas, su tesoro subterráneo.  

 


Puedes leer más en

 


 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   10.jul.2021 14:27    

Solsticio de verano, la noche más mágica del año

 

North-cape-midnight-sun-norway-2-1_924eadf4-3245-4c4f-a11d-cd7f975acd27Foto: BJARNE RIESTO / VISITNORWAY.COM

 

Cabo Norte, Davvenjárga en lengua Sami es el punto más septentrional de la Europa continental. A 300 metros sobre el mar, junto a la archiconocida bola del mundo, fijamos la mirada en el horizonte viendo como el sol roza el agua, evita sumergirse, se resiste a desaparecer, y nos abruma la sensación de que la noche no existe. El sol de medianoche es una relación mágica con la naturaleza, una sensación extraña para los que vivimos en otras latitudes. Cuarenta y cinco días sin que el astro se ponga entre mayo y junio, siempre que nos situemos por encima del Círculo Polar Ártico.

 

 

 

Nuestra noche de solsticio de verano es fría. Sopla el aire, pero estar envuelto de esa luz anaranjada que le ha ganado el pulso a las tinieblas es una experiencia inolvidable, entrañable, conmovedora. En las islas Svalbard, en el Ártico, la luz del día es eterna durante 76 jornadas, entre abril y finales de agosto. 1.800 horas de sol, tiempo de felicidad, atrás quedan los largos e interminables días de invierno.

También es mágica la luz en el misterioso círculo de menhires y dólmenes de Stonehenge. Un lugar lleno de espiritualidad para dar la bienvenida al solsticio de verano. La luz del sol juega con los monolitos y se funden en un juego entre lo pétreo y lo etéreo.

Es turbador y sorprendente descubrir como hace 5.000 años el ser humano fue capaz de alinear este monumento megalítico con el primer amanecer del verano de manera tan milimétrica. Desde el centro del monumento fijamos la mirada a la Heel Stone, la piedra que se alinea con el horizonte, y recibe directamente la luz solar. Stonehenge es un observatorio, un calendario que permitía a campesinos y ganaderos planificar sus vidas con las estaciones del año.

 

 

Cautiva la precisión con que los mayas construyeron el templo de Chichen Itzá. Su juego de luces y de sonidos. La leyenda dice que el dios maya del sol dividió en dos el templo de Kukulkán, para anunciar el día más largo del año. Era el inicio de la recolección de frutos y cosechas.

Coincidiendo con el solsticio de verano, la cara norte de El Castillo se ilumina completamente durante 30 minutos y la suroeste queda en total oscuridad. Las escaleras iluminadas de tal manera que forma la imagen de la serpiente emplumada descendiendo por la pirámide. El sol se mantiene durante 13 horas y media.

Noche de san Juan en Europa

 

Sin títuloFoto web Secret Solstice Festival

 

Viajamos hoy a diferentes partes, principalmente de Europa, donde la noche de San Juan, aglutina la mayor parte de fiestas y leyendas populares relacionadas con el solsticio de verano. Todas ellas están impregnadas de misterio, y magia.

La manera de celebrarlo es muy diferente en cada lugar, pero todos muestran la alegría de la época más feliz del año. Aquella en que se recogían las cosechas…. O en nuestra época, sinónimo de la llegada de fiestas, de vacaciones o de mayor tiempo para estar en la calle.

 

Los países nórdicos lo celebran casi desenfrenadamente, como si no hubiera fin. Aprovechando a tope los largos días…. Interminables en algunos casos. A las afueras de Reijiavik, la capital islandesa lo hacen a ritmo de música, en el Secret Solstice Festival, llegan a reunirse unas 8.000 personas que disfrutan de más de un centenar de conciertos, de todos los géneros musicales. Las actuaciones se suceden o se solapan durante 72 horas de sol continuado. Y todo entre piscinas geotérmicas, un glaciar o a través del túnel de lava.

Música durante todo un día en la ciudad alasqueña de Fairbanks. Reciben el verano con el Midnight sun festival, que dura 24 horas, las que marca el sol. Por supuesto no falta comida ni bebida, e incluso celebraciones deportivas.

 

 

En Suecia celebran el midsommar. Siempre conectados con la naturaleza se trasladan al campo, jardines, o cabañas de verano. Mantienen las tradiciones con danzas, adornándose con coronas de flores, escuchando fábulas y leyendas, bebiendo y comiendo. La forma más atávica de celebrar la llegada del buen tiempo y la alegría es plantando una cruz de madera cubierta de hojas donde se congregan para bailar alrededor. Los finlandeses disfrutan esa noche junto a los lagos con hogueras -kokkos-, pescando y bailando.

En la Sakt Hans, los daneses queman figuras de paja con forma de bruja para ahuyentar los malos espíritus, y los noruegos plantan alguna hoguera y cruces de madera, mientras se reúnen a cenar y contar historias de trols. Igual que en otros pueblos del norte de Europa las mujeres recogen flores y las colocan bajo la almohada para soñar con un futuro matrimonio.


En Noruega encendían el fuego especialmente a lo largo de la costa. Mientras otros prefieren verlas desde el mar. En Alesund, tienen el récord de la hoguera más alta del mundo, con 47 metros de palés de madera. Hace 150 años llegaban a encender unas 50 hogueras, actualmente solo una.


La víspera del sankthans, los noruegos acudían en masa a las iglesias o lugares de culto buscando curación de enfermedades y alivio del dolor. La iglesia de madera de Røldal en Odda, con su crucifijo "ensangrentado", fue un santuario especialmente popular para el camino de peregrinación hasta el siglo XIX.

 

Fb1c8117b06ea9d5918b6dba67c3e3ce_02ac541e-c841-44b7-8b2e-cbae88a8e22cSankthans, Ålesund. Foto: Slinningsbaleet

 


Pero la dimensión festiva y secular del solsticio de verano se remonta a la época precristiana cuando se interpretaban como una predicción del clima y la situación de las cosechas en el otoño. La gran enciclopedia noruega recoge que las hierbas y el heno cosechados esa noche estaban consideradas plantas especiales y mágicas. Dice la tradición que si duermes con una flor roja "sankthansblomst" debajo de la almohada en la noche de sankthans, tu futuro cónyuge aparecerá en tu sueños.

Los pueblos eslavos reciben de una manera especial el inicio del verano. Allí en vez del fuego todo está relacionado con el agua. Debido al calendario ortodoxo, el Iván Kupala, o noche del bautizo de San Juan, se celebra a principios de julio. Sus inicios también fueron paganos, y era para esas fechas, igual que al inicio del año, cuando la iglesia permitía bañarse o nadar en ríos y lagunas.

Dice la tradición,  la botánica lo niega, que ese es el único día del año en que florecen los helechos una planta que atrae a la buena suerte, la sabiduría o la prosperidad… especialmente para aquellos que la recolecten. Las jóvenes se adentran en el bosque para buscar las hierbas mágicas y les siguen los hombres solteros... Era el inicio de una posible relación entre las parejas.

En Polonia las jóvenes lanzan coronas de flores al río y la primera que alcance un puente encontrará novio. En Letonia arrojan las coronas del año anterior para espantar los malos pensamientos y dejar atrás los viejos problemas.

 


En Irlanda la víspera de san Juan se encendían hogueras en las cimas de las montañas, cruces de caminos y campos. La hoguera era fuente de buena fortuna y sus llamas protegían a los presentes. Se mezclaban las tradiciones cristianas de la noche de San Juan con vestigios de los antiguos celtas. 

La colina de Tara está localizada en el condado de Meath, a unos 45 kilómetros de Dublín. Considerada la antigua sede de los grandes reyes irlandeses, en este monte funerario y centro de rituales se ha celebrado la llegada del verano a lo largo de miles de años. En la actualidad numerosos grupos de personas vestidas con tradicionales mantos druidas y capuchas ofician ceremonias paganas con las primeras luces del día.

También es muy interesante viajar hasta el condado de Limerick para observar el efecto del sol en el Grange Stone Circle de Lough Gur, un círculo de 113 enormes piedras que se alinean con el astro al amanecer del 21 o 22de junio. Coincidiendo con ese acontecimiento astronómico, se organiza un festival con música tradicional, invitados y sesiones de yoga. Otro de los atractivos es visitar la tumba del gigante (Giant’s Grave), una colección de fuertes sobre una cima en el Carraig Aile.

En el cementerio megalítico de Carrowkeel, lo idóneo es visitarlo al anochecer, cuando las paredes se tornan anaranjadas y la luz del atardecer entra por una hendidura que ilumina toda la cámara mortuaria, con sus 14 tumbas.

En Austria, reciben a esta estación del año con la fiesta del fuego encendiendo hogueras en las cimas de las montañas. Cada vez se ven menos, porque como ocurre en muchos países las estrictas medidas de seguridad para evitar incendios, las han ido relegando. Pero una de las vistas más atractivas eran ver las hogueras mientras se navegaba por ríos como el Danubio.

En Portugal es la noche preferida por los portuenses. Oporto celebra con verbenas populares en la calle y con martillos de juguete la fiesta de Sao Joao. Con ellos golpean a la gente para desearles buena suerte. No faltan los fuegos artificiales lanzados desde el emblemático puente de Dom Luis.

 

Noche de petardos y hogueras en España

 

Foto-03.-Falles.-©-Oscar-Rodbag-Arxiu-pnaltpirineu-2048x1367Foto: ©Oscar Rodbag-Archivo Pnaltpirineu

 

Fuego, música, pólvora, deseos, diversión marcan la que está considerada como la noche más mágica del año en muchos lugares de España. Verbenas y fiestas populares para celebrar la noche más corta, especialmente en Alicante con la cremá, el paso del fuego de San Pedro Manrique, a noite da queima en A Coruña y las revetlla de San Joan o la Nit del Foc en Cataluña.

Esta tradición pagana es una veneración al sol, en la que participa toda la sociedad. Las hogueras invaden las playas, y la música y el jolgorio se centran alrededor de las llamas, con la típica coca de San Joan. El fuego es símbolo de purificación y de energías renovadas, que espanta a los espíritus del mal.

En los Pirineos cuando cae la noche, los habitantes de la zona bajan con antorchas encendidas desde las cumbres de las montañas hacia los pueblos y ciudades. Con ese fuego prenden las fogatas preparadas en el centro de los municipios. Los jóvenes suelen llevar las ramas de fuego como un símbolo de paso de la adolescencia a la madurez. Todo ello acompañado con música, cantos, bailes folclóricos y comidas colectivas.

En algunas zonas de Andorra, España y Francia, el último hombre casado es el encargado de encender el fuego y encabezar la marcha de descenso. En zonas como el Pirineo de Lleida, se llaman falles, una de las más conocidas es Ísil. Esta celebración es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

 

Flamacanigo18web_a70e0c1f0bd61d6d2f3b138aa7b8eaebFoto: Aj. Sabadell

 

En Cataluña una de las actividades más enraizadas es la Flama del Canigó, que empiezan el 22 de junio cuando un grupo de excursionistas, unos 23, descienden con antorchas desde la mítica montaña francesa del Canigó, y van repartiendo el fuego por todos los municipios catalanes, que ha de servir para encender las hogueras.

En la ciudad menorquina de Ciutadella, los protagonistas son los caballos. Los caixers o jinetes los pasean por las calles medievales del casco antiguo y los hacen saltar entre el gentío simbolizando poder y grandeza. La fiesta comienza el domingo anterior, con el Dia des Be y finalizan el día de San Juan con los juegos medievales ecuestres, con la exhibición de habilidad de los jinetes.

Donde celebran de una manera especial esa noche mágica es en Alicante. Con monumentos, como llaman a las hogueras. Aunque las fiestas duran del 20 al 29 de junio, es el 24 cuando se celebra la Cremà y luego la Banyà, que es cuando los bomberos apaga con agua todas las hogueras. Este año las entidades y el ayuntamiento de la capital alicantina han decidido por común acuerdo suspender la fiesta de 2021. Así que habrá que esperar a 2022 para volver a vivir esa noche mágica tan mediterránea.

En una situación normal o prepandemia no falta ni la mascletà en la plaza de los Luceros, ni la plantà o la cabalgata del Ninot, desfiles y ofrenda de flores a la Virgen del Remedio.

 

05c862f5-d1b0-4c4b-a7f3-c05acc830ecd_16-9-aspect-ratio_default_0Foto: EFE

 

En Málaga queman a los júas, unos muñecos de trapo que son lanzados a la hoguera, en San Pedro Manrique, dan sus pasos más difíciles, el Paso del Fuego. A medianoche vecinos de la población atraviesan descalzos, a veces con ua persona a cuestas las brasas de 1.000 kilos de leña de roble, que se han extendido cuidadosamente. Al día siguiente las jóvenes protagonizan las Móndidas, ataviadas con un vestido blanco y un original cesto en la cabeza, que se pasean durante horas por el pueblo. En la capital, celebran los sanjuanes, las Fiestas de San Juan de Soria, con sus verbenas de cuadrillas y actividades relacionadas con los toros.

En la cornisa cantábrica en la asturiana Mieres o en la cántabra playa de san Juan de la Canal, los deseos se lanzan al agua o al aire. No faltan tampoco los fuegos artificiales.

Acabamos nuestro recorrido en la playa coruñesa de Orzán, donde meigas y brujas se adueñan de la noche y las llamas de las hogueras liberan a todos los presentes de los malos espíritus.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   19.jun.2021 12:24    

La apuesta ganadora de Bilbao por la arquitectura

 

Eu69gYpXcAI6ilNFoto: Twitter @visitbiscay

 

Aterrizamos en La paloma, la terminal del aeropuerto bilbaíno de Loiu. Un edificio que desde el aire tiene forma de ave. Situado en el valle de Txorierri, es obra del controvertido arquitecto Santiago Calatrava. Construido en el año 2000, este edificio de cristal y acero es de una gran elegancia con un blanco que predomina en todas las instalaciones. Un espacio amplio, muy accesible y cómodo.

En 2020, en plena pandemia, cumplió dos décadas alcanzando los casi 6 millones de viajeros al año. Es famoso por las dificultades de aterrizaje que proporciona la "cizalla" (cambios bruscos e imprevistos del viento).

 

 

La obra de Calatrava ya nos da una idea de la apuesta arquitectónica y urbanística de la ciudad que visitamos, el principal motor económico de la cornisa cantábrica. Entramos en la capital vizcaína cruzando la puerta roja que se eleva sobre el puente de la Salve, junto al edificio más emblemático del actual Bilbao: el museo Guggenheim, de otro gran arquitecto, el canadiense Frank Gehry.

A nuestra izquierda otra obra polémica de Calatrava: el Zubizuri y a la derecha el puente levadizo de Deusto, más allá el puente Euskalduna de Javier Monterola. Porque la ría de Bilbao tiene unos 13 puentes. El más antiguo y emblemático el de san Antón y los más transitados a pie los del Ayuntamiento, el Arenal y  de la Ribera.

 

20210317_170710Puente Zubizuri  - Foto: angelaGonzaloM

 

Estamos bajo la estructura rojiza diseñada por el francés Daniel Buren, sobre el puente atirantado de la Salve. Se llama así, porque era el primer lugar de la ciudad desde el que los marineros veían la iglesia de Amatxu Bego, la Virgen de Begoña. Y entonces oraban para dar gracias por llegar vivos a la ciudad. En 1972, el ingeniero Juan Batanero construyó el puente actual, que incluye esta original escultura de Buren. El artista galo cubrió el arco del puente con una estructura de color rojo vivo para contrastar con el verde del puente, aportando lo que el artista llama una “conexión cromática” con el titanio del Guggenheim.

Casi lo tocamos. Es el edificio más icónico, y a la izquierda, a pesar de todo, uno de los más emblemáticos - el Zubizuri o Puente de Calatrava - que une Uribitarte con el Campo Volantín, una zona residencial por la que llegamos al Funicular de Artxanda, que en 3 minutos nos sube hasta el mejor mirador de la ciudad.

Cinturon verde de BilbaoAnillo verde de Bilbao -  Foto: Twitter @bilbaokirolak

 

Artxanda no es solo la más baja de todas las montañas que rodean Bilbao, sino la más cercana y la más urbanita. Se ha convertido en un mirador y se accede a ella por un histórico y emblemático funicular. Situado en el barrio de Castaños, en Distrito 2, fue construido por la empresa suiza Von Ron y operado por una empresa privada.  Su primer viaje lo hizo en 1915, y al quebrar la compañía que lo gestionaba, el municipio se hizo cargo de él en 1939. Siempre ha tenido la función de subir a los bilbaínos hasta una zona de diversión y restaurantes, que todavía sigue siendo un lugar de ocio muy popular. Uno de los edificios más famosos fue el casino, donde se celebraban fiestas y banquetes familiares a principios del siglo pasado.  El propio funicular es un atractivo turístico en sí mismo.

Actualmente forma parte del anillo verde y se puede subir a pie, en coche, en bicicleta, en autobús o corriendo. Tres minutos en funicular, entre 30 y 50 andando. En la zona destaca la escultura “Aterpe” (La huella), una figura de 2006 de Juan José Novella que homenajea a los defensores de la ciudad durante la Guerra Civil. Os aconsejamos que subáis cuando el tiempo esté bien para poder ver toda la ciudad y en días especialmente claros se ve el mar, que está solo a 15 kilómetros.

 

ErtMIZWXEAA8GWUFoto: Twitter @bilbaoturismo

 

Regresamos a la ciudad cruzando el Zubizuri (el puente blanco en euskera) que con su esbelta estructura arqueada parece un barco de vela. En frente la obra de otro premio Pritzker, las famosas Torres Isozaki, dos grandes bloques de pisos que por la fachada miran a la ría, mientras en la zona posterior se abren al ensanche bilbaíno.

La ciudad va tejiendo itinerarios a través de puentes, pasarelas y construcciones de diversos estilos. Los edificios juegan entre sí, con la ría o con diferentes épocas. Las vidrieras de la biblioteca de Deusto, obra de Rafael Moneo, se contraponen al mármol homogéneo del portugués Álvaro Siza Vieira y por encima de ellos se eleva la torre Iberdrola del argentino Cesar Pirelli, todos jugando con las siluetas onduladas del museo emblema de la ciudad: el Guggenheim.

 

20210318_104228Biblioteca de Univ. Deusto, Paraninfo Univ. País Vasco y Edificio Iberdrola - Foto: angelaGonzaloM

Cada edificio lanza reflejos de un material distinto a la ría. El vidrio de la biblioteca de Moneo, el titanio del museo de Ghery y el azulejo del Paraninfo de Siza.

Formando una gran libélula de madera de lapacho, la pasarela de Pedro Arrupe (2004) es un nexo de unión del Bilbao del siglo XXI y el de principios del XX. La obra, ideada por José Antonio Fernández Ordóñez, da acceso a la Universidad de Deusto, el centro de educación superior privado más antiguo de España y de renombre internacional. Fundada por la Compañía de Jesús, el edificio de estilo clasicista es obra del marqués de Cubas. Destaca su gran escalinata central, la biblioteca, el paraninfo y la capilla gótica.

La pasarela conecta la Universidad con esos emblemáticos edificios y con Abandoibarra, una zona verde que cruzamos para llegar al ensanche bilbaino. Para ello hemos de pasar bajo el edificio de Iberdrola que despunta con sus 165 metros. Junto a él, el centenario museo de Bellas Artes. 

 

1500x500Foto: twitter @museobilbao

En 2018 el escritor Kirmen Uribe comisionó la exposición ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao, una propuesta inédita que mostraba parte de la inmensa colección de la pinacoteca bilbaína rompiendo los esquemas de orden de obras como tradicionalmente se hacía. Decidió dejar de lado la ordenación cronológica, o según escuelas y autores y organizó la exposición siguiendo las 27 letras del abecedario español y los dígrafos vascos tx, ts y tz.

Con las 31 letras Uribe unía bajo una misma palabra en euskera, español inglés o francés su argumento curatorial. Las obras se mostraban en las diferentes salas según una temática siguiendo escrupulosamente el abecedario. Las obras dialogaban como si de una mesa redonda se tratara en la que los autores expresaban su idea de cada temática, sin ningún otro nexo de unión. El catálogo de la histórica exposición es una maravilla.

La colección del museo de Bellas Artes de Bilbao recoge obras de importantes artistas de todos los tiempos. Hay obras de Lucas Cranach el Viejo, José de Ribera, Bartolomé Esteban Murillo, Francisco de Zurbarán, Martin de Vos, Orazio Gentileschi, Francisco de Goya, Paul Gauguin, Mary Cassatt, Ignacio Zuloaga, Joaquín Sorolla, Eduardo Chillida, Jorge Oteiza, Francis Bacon o Antoni Tàpies. Fotografías de Alberto Schommer o Gabriele Basilico y obra gráfica de Joseph Beuys o David Hockney.

Para poder mostrar mejor todo su fondo artístico están preparando una ampliación que será liderada por el arquitecto británico Norman Forster.  Hablar de Forster en Bilbao son palabras mayores. Su diseño del metro bilbaíno que conecta todo el área metropolitana de la ciudad, fue el auténtico motor que cambió para siempre al Bilbao industrial y negro para convertirlo en un lugar de diseño y luz.

20210317_195824Jardín Delights - Foto: angelaGonzaloM

 

Al lado del museo de Bellas Artes encontramos una escultura urbana formada por casi un centenar de farolas. Le llaman el jardín delights, de las delicias o de las luces, obra del vitoriano Juan Luis Moraza. Un recopilatorio del alumbrado histórico de la ciudad.

Una idea similar tuvo años antes el luxemburgués Robert Krier al construir el edificio Artklass, que reúne la gran variedad de estilos que 'alumbran' el ensanche bilbaíno. Un sorprendente inmueble de ocho pisos, en el que encontramos ventanales, arcos ojivales, miradores  y otros detalles. En total Robert Krier y Marc Breitman, los dos artistas, reunieron toda la riqueza y diversidad arquitectónica del centro bilbaino representado en unas 41 esculturas esparcidas  en un edificio con unas 20 fachadas que acaban en dos cúpulas, una verde y otra dorada . 

 

20210318_103019 (2)Edificio Artklass - Foto: angelaGonzaloM

 

A principios del siglo XIX, los grandes industriales saltaron la ría para rediseñar una ciudad moderna y luminosa. París y Londres eran los modelos a seguir. El eclecticismo va abriéndose paso conforme paseamos por el Ensanche. Allí encontramos la Gran Vía, dedicada al fundador de la ciudad, Diego López de Haro, es la seña de identidad del Ensanche. Este centro comercial y financiero de unos 50 metros de anchura y más de un kilómetro y medio está flanqueado por las calles Elcano, Ercilla y Recalde y tiene dos plazas significativas, la plaza con forma elíptica y otra circular. En esta última encontramos la estación de Abando, muestra del poder económico de la ciudad hace décadas, cuando la ciudad llegó a tener siete terminales de tren.

Un ejemplo de aquel esplendor son las estaciones de Abando Indalecio Prieto, diseñada por Charles Blacker Vignoles, de claro estilo inglés y la Concordia con su arquitectura modernista de tendencia art decó, proyectada por el ingeniero Valentín Gorbeña y Severino Achúcarro.  Entramos al casco antiguo por el puente del Arenal que une las estaciones de la Concordia  y Abando con el primer rascacielos de la ciudad, el edificio Bailén y el teatro Arriaga. El edificio cultural está dedicado a una gran promesa musical local de principios del siglo XX, Juan Crisóstomo de Arriaga, que falleció en París antes de cumplir los 20 años y que a pesar de su juventud dejó una gran obra musical. Le llamaban el Mozart español.

 

14656253_1083295585111838_5325402208804936510_nFoto Facebook @MercadodelaRibera

Junto a la ría del Nervión, el mercado de la Ribera. Un festival para los sentidos, pasear por sus puestos es una delicia para la vista, el olfato y el paladar. La escuela superior de hostelería de Bilbao, Eshbi, ha aportado un nivel superior en este espacio acristalado y luminoso: los turistas pueden disfrutar de un curso rápido de cocina y después comerse los platos cocinados.

Salimos a la calle frente a las siete calles. Allí nació hace más de 700 años Bilbao, una ciudad que siempre está reinventándose....  un referente de las vanguardias arquitectónicas. Una ciudad orgullosa de su arquitectura, que se ha colocado entre las urbes más atractivas de Europa.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Ángela Gonzalo del Moral   21.may.2021 22:08    

Lugares de Semana Santa en Jerusalén

 

20191120_090017Foto: angelaGonzaloM

 

Durante años millones de cristianos han escogido Semana Santa para visitar Jerusalén. El Nuevo Testamento recoge los últimos días de la vida de Jesús de Nazaret, antes de morir crucificado en una cruz. También su resurrección después de tres días. Es la base de las creencias cristianas, y son muchos los que quieren visitar los lugares sagrados del cristianismo. La Covid-19 ha trastocado los planes de muchos peregrinos, que han convertido esa ciudad en un importante atractivo del turismo religioso.  El lugar mas santo del Cristianismo, la iglesia del Santo Sepulcro ha permanecido durante meses cerrada a cal y canto. La ultima vez que había cerrado de esta manera fue en 1349, durante la Peste Negra.

 

Seas creyente o no, cuando uno llega a Jerusalén abre un viejo libro de historia, pero sobre todo repasa en vivo las hojas de la Torá, la Biblia o el Corán. Sabe que ha llegado a una ciudad polifacética y compleja, marcada por la historia y por las tres grandes religiones que disputan... y por tanto se ven obligadas a compartir un mismo espacio.

Cada una tiene su lugar sagrado en la ciudad vieja de Jerusalén: el santo Sepulcro para los cristianos, la explanada de las mezquitas para los musulmanes y el muro de las lamentaciones para los judíos.

 

20191120_105009Foto: angelaGonzaloM

 

Historia y fe se entremezclan y muchas veces se difuminan, confundiendo al visitante entre ambos conceptos. A los primeros les asombra los hechos históricos que guarda la ciudad... a los creyentes les refuerza su fe. Es lo que diferencia Jerusalén del resto de ciudades. A ninguno de los dos dejará indiferentes, pero los segundos experimentan sensaciones muy intensas.

Unos y otros deben salir de las viejas murallas que ciñen entre estrechos callejones, callejuelas laberínticas y pequeñas plazuelas sus cuatro barrios: judío, musulmán, armenio y cristiano. Se mezclan y a la vez se diferencian pasando de uno a otro sin darse cuenta, no solo las tiendas de souvenirs y los monumentos más emblemáticos marcan su procedencia, también los olores y las comidas marcan el paso de un barrio a otro. Incluso los vestidos o el estilo de sus restaurantes, las costumbres, los horarios.

 

20191120_105148Foto: angelaGonzaloM

 

Una cotidianidad roto solo en algunos momentos de máxima tensión política. Algo que tampoco se puede olvidar cuando se visita la ciudad. Eso la convierte en un lugar muy vigilado. Las cámaras de videovigilancia son omnipresentes, y reduce parte de la presencia policial en las calles, muy presente en algunos lugares, pero que ya forma parte de la rutina de la ciudad.

Nuestro recorrido por la Jerusalén cristiana, lo iniciamos en el monte de los Olivos, el primer contacto visual con una de las ciudades más antiguas del mundo: casi 3.000 años de historia con su gran legado arquitectónico, cultural y religioso.

 

20191120_092459Foto: angelaGonzaloM

Deena Clayman, nuestra guía reconoce que le gusta ver la ciudad desde ese lugar "porque se puede distinguir todos los lugares sagrados de las tres religiones" y añade que "hay tanta riqueza arqueológica, que en Jerusalén se dice que nunca sabes que van a encontrar los arqueólogos, sino cuando lo van a encontrar".

Cerca está el mirador con las mejores vistas de la ciudad, ideal para contemplar el atardecer. Entre el montículo y la muralla, un cementerio de tumbas judías.... con sus piedras sobre la sencillez de las lápidas. Servirán para reconstruir el templo, cuando llegue el Mesías, porque ese será el primer lugar de la resurrección de los muertos.

A la derecha está el camino que recuerda la entrada triunfal de Jesús de Nazaret, el domingo de Ramos. También el huerto de Getsemaní, donde se retiró a rezar pocas horas antes de ser arrestado y la capilla Dominus Flevit, literalmente, donde Cristo lloró.

 

20191120_105606Foto: angelaGonzaloM

Por la puerta de los Leones o de San Esteban, entramos a un laberinto que atrapa al visitante, lo traslada de un lugar a otro siguiendo sus estrechas y desniveladas callejuelas. Allí empieza el itinerario religioso que organizaron los franciscanos en el siglo XIV. Aunque al principio parezca un mundo caótico, todo guarda una cierta lógica y es relativamente fácil orientarse.

Para los cristianos seguir la Vía Dolorosa, puede ser un buen punto de referencia. A lo largo de las calles que conforman esta ruta de peregrinación se han marcado nueve de las 15 estaciones del Viacrucis.

 

20191120_105510Foto: angelaGonzaloM

El resto del viacrucis lo encontramos en la Iglesia del Santo Sepulcro, cerca de la Puerta de Jaffa o de la Torre de David. No esperen ver una iglesia tradicional, sino que es un edificio muy complejo arquitectónicamente y desde un punto de vista religioso. Está formado por diferentes dependencias que no guardan ninguna relación entre ellas, cada una vigilada por diferentes credos del cristianismo. 

Para evitar disputas entre ellos, Saladino decidió entregar a una familia musulmana la llave que cierra la puerta. Se tomó esa decisión porque los cristianos no se ponían de acuerdo, así se evitaba "declarar" una preeminencia de una rama cristiana sobre otra. En su interior siempre permanecen sacerdotes de las 6 iglesias antiguas: Católica, Ortodoxa Griega, Ortodoxa Armenia, Ortodoxa Siria, Etíope Ortodoxa y Copto Ortodoxa.

Iglesia del Santo Sepulcro

 

20191120_112828Foto: angelaGonzaloM

 

Según los creyentes basándose en textos bíblicos, allí se enterró el cuerpo de Jesús y se produjo su resurrección. Dentro del templo encontramos el sepulcro, el Monte Calvario o Gólgota, y el lugar donde se encontró la cruz. Uno de los objetos de devoción es la piedra de la unción, un bloque desgastado de mármol rojizo, rodeado de luces y flores. Conmemora la unción del cuerpo cuando fue bajado de la cruz, antes de ser enterrado. Los griegos la denominan Anástasis, que significa "Resurrección".

Siguiendo una empinada escalera que hay junto a la piedra, se sube al Gólgota, que estaba situado fuera de la muralla durante la época romana. Dividida en dos estancias pequeñas, en la primera encontramos el katholicón y el calvario, regentados por los ortodoxos griegos. A continuación está la capilla de la Crucifixión, gestionada por los franciscanos. Un pequeño hueco permite tocar la piedra en la que supuestamente estuvo Jesucristo crucificado. Hay que aclarar que Gólgota y Calvario son el mismo lugar, el primer nombre es arameo y el segundo latín.

20191120_122522Foto: angelaGonzaloM

Desde la piedra de la Unción se comienza a acceder a una iglesia circular y bajo su cúpula está el Santo Sepulcro: el Edículo. Una pequeña construcción que sustituye una antiguo templo de los franciscanos. La actual fue reconstruida por los ortodoxos a principios del siglo XIX y acoge una pequeña cámara funeraria con un altar de mármol, en la que pueden entrar un máximo de 5 personas. Antes hay que pasar por dos oratorios, en uno se supone que María Magdalena vio al Ángel que les informó de la resurrección. En el segundo, Jesucristo se apareció a su madre y a María Magdalena.

Otros lugares de interés en el interior del  templo son la denominada capilla de Adán, que recuerdan los primeros entierros en la ciudad y la capilla de Santa Ana, o la que acoge la columna en que fue flagelado Jesucristo. Los coptos también custodian una pequeña capilla dedicada a José de Arimatea.

 

20191120_102127Foto: angelaGonzaloM

 

Por la puerta de Jaffa, dejamos atrás la Vieja Jerusalén, una ciudad que vive de forma especial e intensa la relación entre las grandes creencias monoteístas. Especialmente sus más importantes celebraciones religiosas y los lugares de culto.

 

Otras noticias relacionadas con Jerusalén

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 
10.000 lugares para viajar

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    1.abr.2021 05:16    

Irak quiere recuperar su estatus turístico

 

800px-Collage_of_Mosul
Mosul - Foto wikipedia Puskeschina

Irak espera que la histórica visita del papa Francisco a varias ciudades del país se convierta en un atractivo turístico para los próximos años. Una bocanada de aire fresco para el que fue uno de los destinos turísticos más importantes de Oriente Medio. Ciudades como Bagdad, Ur, Hilla (la antigua Babilonia) o Mosul, recibían miles de visitantes cada año. Considerada una de las cunas de la civilización ofrecía una gran riqueza cultural e histórica.

El papa visitará alguno de esos lugares, como la ciudadela de Erbil. La capital kurda habitada ininterrumpidamente desde hace más de 8.000 años está declarada Patrimonio Mundial por la Unesco desde 2014. La ciudadela, un complejo amurallado sobre una cima, fue un lugar destacado durante el periodo asirio. Es una ciudad bulliciosa y sufrió graves daños durante la invasión de Iraq y posteriormente con la presencia del Estado Islámico. Sus callejuelas y patios tradicionales están en proceso de rehabilitación. Cerca, en Ankawa está la catedral de San José, sede del patriarca de la Iglesia católica caldea en Irak. 

El kurdistán era uno de los lugares preferidos por los turistas, con cascadas, ríos de rápidas corrientes, valles profundos, desfiladeros agrestes, cumbres nevadas, colinas y verdes valles. Una de esas gargantas era conocida como el gran cañón de Oriente Próximo, 12 kilómetros de peñascos horadados por el río y su famosa cascada de Gali Ali Beg.

Mosul.jpg Unesco

En la explanada de Nínive está Mosul, otra de las ciudades kurdas más importantes y actualmente casi reducida a escombros. Un ejemplo es la zona de Hosh alBieaa de las cuatro iglesias. Uno de esos templos es la iglesia de Al Tahera, al oeste de la ciudad, destruida durante el califato del Daesh, aunque se ha podido recuperar la puerta real colonada y las puertas laterales.

Según la biblia la ordenó levantar un bisnieto de Noé. Situada en la confluencia de los ríos Tigris y Khosr, era un importante cruce de las rutas comerciales entre el Mediterráneo y el Índico, uniendo Oriente y Occidente y por lo tanto recibe influencias y riqueza de muchos lugares. Llegó a convertirse en una de las ciudades más grandes de la antigüedad.

A pesar de que desde el 6.000 al 600 a.de C. había sido capital de un basto imperio que se extendía desde el Cáucaso al Caspio, al Golfo Pérsico, Asia Menor y Egipto, desapareció en las guerras contra babilonios y medos, y quedó en el olvido.

Los monarcas que gobernaron la ciudad fundaron palacios y templos y fue el rey Senaquerib quien diseñó amplias plazas, calles y uno de los palacios más impresionantes del siglo VII a.C. Tenía unas 80 habitaciones, la mayoría repletas de bajorrelieves en sus paredes y donde se encontraron las diez mil tablillas en escritura cuneiforme que describían la historia, leyes y religión asiria y que formaban parte de la biblioteca de Asurbanipal.

También un acueducto por el que bajaban el agua desde las colinas hasta la ciudad y un sistema de canalización de agua con 18 distribuciones. En una de las tabillas se recogen explicaciones sobre jardines que llevaron a los estudiosos a trabajar sobre la hipótesis de Nínive como un posible emplazamiento de los míticos Jardines colgantes de Babilonia. La muralla de la ciudad tiene una circunferencia de más de 12 km que se cruzaba por seis puertas. Se supone que allí está la tumba de Jonás, un lugar de peregrinaje popular para musulmanes y cristianos. 

Iraqvillagebaghdeda
Foto: wikipedia Chaldean 

En Qaraqosh tienen una larga historia precristiana y sus residentes todavía hablan un dialecto moderno del arameo, el idioma que hablaba Jesucristo. En la ciudad de Bakhdida, como es conocida Qaraqosh, está la catedral siro-católica de Al-Tahira (la Inmaculada Concepción), cuya torre del reloj fue dinamitada por el Estado Islámico, así como la estatua de la Virgen, instalada de nuevo sobre el campanario. Tiene una envergadura de cuatro metros de alto. La tradición señala que en una cruz de plata se guardaba una reliquia de la cruz de Jesús. Pero ha desaparecido. Sí se ha podido reconstruir el techo de la iglesia que descansa sobre 22 pilares de mármol de una sola pieza.

El Papa les ha entregado a los cristianos de esa población un incunable de oraciones litúrgicas escrito en arameo, una pieza única catalogada entre los siglos XIV y XV que custodiaba esta iglesia antes de ser destruida y que ha sido restaurada por expertos italianos, ya que en un incendio había sufrido graves desperfectos en los pigmentos de las miniaturas y en la tinta.

Ya en el sur de Iraq encontramos Ur, una de las más antiguas e importantes ciudades sumerias, el lugar donde según la tradición nació Abraham, patriarca que une a judíos, cristianos y musulmanes. Se fundó cuatro milenios antes de cristo y fue la ciudad más importante del antiguo imperio akkadiano sumerio. Las excavaciones realizadas entre las dos guerras mundiales permitieron descubrir la casa de Abraham y un monumental zigurat sumerio.

Reconstrucción de Ur
Reconstrucción de Ur

El paraíso se sitúa en la prehistoria bíblica entre los ríos Éufrates y Tigris, donde vivieron Adán y Eva hasta que Dios los expulsó del Jardín del Edén por haber mordido la fruta prohibida del árbol del conocimiento. No encontramos el paraíso, pero sí algún oasis.  Una de las comunidades más antiguas del mundo, los mandeos siguen en la actualidad purificándose en las aguas del Tigris, siguiendo las enseñanzas de Juan el Bautista, al que consideran el último profeta.

En las ruinas de Babilonia, a unos 100 kilómetros al sur de Bagdad, encontramos una réplica de la Puerta de Ishtar. Construida bajo el gobierno de Nabucodonosor II (605-562 a. C.) era uno de los ocho accesos a la ciudad antigua. Allí intentaron construir la torre de Babel para llegar al cielo e igualarse con Dios.

La puerta original, restaurada, está en el museo de Pérgamo de Berlín. Estaba dedicada a la diosa y daba acceso al templo de Marduk, señor de los dioses. Decorada con animales de colores brillantes sobre un fondo azul vidriado, sus fragmentos fueron meticulosamente trasladados a Alemania, a principios del siglo XX.

También fue lugar de peregrinación la ciudad iraquí de Dhu al Kifl, donde según la tradición judía está la tumba del profeta Ezequiel.  Los hebreos viajaban hasta esa población desde el siglo X. Doscientos años después, los musulmanes reclamaron el lugar de sepultura del profeta, aprovechando la ubicación estratégica del santuario en la ruta tradicional de las caravanas del Hajj de Irak e Irán.

Karbala _Iraq
Peregrinación a Kerbala Foto wikipedia (U.S. Navy photo by Petty Officer 1st Class Denny C. Cantrell)

Irak sigue siendo hoy en día un destino turístico muy atractivo para los musulmanes. Miles de iraníes, libaneses y sauditas acuden cada año a las ciudades santas chiíes de Kerbalá, Nayaf y la fortaleza de Al-Ukhadir, entre otros lugares. Nayaf, la capital espiritual de la mayoría de los chiíes del mundo, tiene más de 1.230 años de historia. 

En el límite de la ciudad, rodeado por unos muros cubiertos de mosaicos y coronado por una cúpula dorada, se encuentra el templo del imán Alí, yerno del profeta Mahoma y una figura venerada por los musulmanes chiitas. Atrae cada año a millón y medio de peregrinos a Nayaf, además de los que viajan a la ciudad santa para la concurrida celebración anual del Arbaeen. La gran mayoría proceden de la vecina Irán, de mayoría chiita.

Kerbala es una de las cuatro ciudades santas de los musulmanes chiíes tras La Meca, Medina y Jerusalén. Allí se encuentra la Mezquita Imán Husayn que es la tumba de Husayn ibn Ali, segundo nieto de Mahoma.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
Programas RNE-R5 10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo
Spotify 10.000 lugares para viajar

 

 

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    7.mar.2021 11:36    

Girona, ciudad de leyendas

 

20200707_103014
Foto: AngelaGonzaloM

A finales de octubre, coincidiendo con  el día de Todos los Santos los gerundenses están de fiesta. Es la festividad de su patrón, San Narciso.
Un santo envuelto en leyendas, una más de las que guarda esta capital catalana.

Cruzamos el río Onyar y entramos en el casco histórico por la plaza de San Feliu, un diácono del obispo San Narciso. Durante unas horas nos adentramos en esa experiencia intemporal que son las leyendas. "Una vez cruzas el río es como volver atrás en el tiempo, como ir a la Edad Media. Y cuando acabas la visita y vuelves a cruzar el río  te preguntas, ¿pero dónde he estado? Tienes la sensación de haber estado en un tiempo muy lejano", nos dice Ana Rosell, guía turística y experta en actividades turísticas.  

Primeras leyendas de Girona

20200707_114525
Foto: angelaGonzaloM

La plaza de Sant Feliu presidida por una iglesia fortificada tuvo una gran importancia en la Edad Media. Guarda dos sarcófagos paganos del siglo II y IV, además de la sepultura de ese santo y la de san Narciso. En una de las dos tumbas romanas está representado el rapto de Proserpina por Plutón, dios del inframundo. En el frontal tallado en mármol, de una gran belleza y movimiento, vemos a Ceres, la madre de la joven, buscándola y vengándose de la tropelía.

La plaza era una de las puertas de entrada a la ciudad. Allá encontramos una leona... y la primera leyenda de nuestro recorrido. Leona o loba, no se sabe a ciencia cierta, encaramada a una columna. Dicen que "el que besa el culo de la leona vuelve a Gerona".  

Dice otra leyenda que Gerión, un gigante de tres cabezas llegó a la cima de una pequeña montaña situada a la derecha del río Onyar... y fundó una ciudad que lleva su nombre. Para conseguirlo mató al rey y más tarde a su hija Pirene que se había ocultado entre las montañas.

Hércules, conmovido por esta historia, persiguió por la península ibérica a Gerión para darle muerte... tras conseguir su objetivo cedió la ciudad a los tres hijos del rey que construyeron una torre en cada uno de los vértices de la población.... Por eso el casco antiguo tiene forma triangular. Además Hércules bautizó las montañas donde había muerto Pirene con el nombre de Pirineos.

Sin duda las ciudades son mucho más que piedras y monumentos... son la vivencia histórica de sus ciudadanos que han legado para la posteridad cuentos y fantasías que han pasado de generación en generación. 

L a siguiente parada es la calle de las moscas. La tradición señala que durante varios asedios el patrón de Girona, San Narciso envió miles de moscas gigantes contra el enemigo, matando a los invasores y liberando la ciudad. 

Girona_2015_10_11_0290_(22551755764)_Foto Havey BarrisonEstatua de la leona. Foto: wikipedia/Havey Barrison

Nos explica Ana Rosell, nuestra guía, que además de ahuyentar a los enemigos militares, el santo dejó una huella en la calle del pozo redondo, el pou rodó... Dicen que a principios del siglo IV, cuando Diocleciano ordenó la persecución de los cristianos, en Gerona San Narciso tuvo que huir de su casa saltando por la ventana... pero... al saltar a la calle dejó su huella en sentido contrario... Sus perseguidores pensaron que en vez de salir entraba a la vivienda y mientras rebuscaban por toda la casa... él tuvo tiempo de esconderse lejos. 

Mapa de Girona

Gerona es una ciudad pequeña, tranquila y accesible que atesora vestigios de todas las épocas y uno de los edificios que marca el paso del tiempo es la catedral, con su majestuosa escalinata, que hace que la torre de Carlomagno, el antiguo campanario románico que hace de contrafuerte de la nave gótica, pase desapercibida.

La ciudad está íntimamente ligada a este emperador, de quien se asegura que con su espada abrió un canal en un lago cercano, alejando de allí a los musulmanes. Y allí se fundó la capital gerundense.

Las leyendas de la catedral de Gerona

20200707_133622Capitel en la catedral de Gerona Foto: angelaGonzaloM

Seguimos en el exterior de la catedral mirando fijamente sus gárgolas. Una de ellas tiene forman humana... Es una bruja. Cuentan que una vieja hechicera que odiaba los símbolos de la religión y no dejaba de blasfemar, tiraba piedras a todos los fieles que entraban en la catedral. Durante la procesión del Corpus una voz divina gritó: "piedras tiras, y en piedra te convertirás".

La bruja quedó petrificada y la colocaron boca abajo en la torre, condenada a mirar al suelo y por su boca en vez de improperios salía el agua de la lluvia... Nunca podrá mirar al cielo y por esto está desesperada. Dicen que se convertirá en ser humano, cuando alguien la gire hacia el cielo.

En el interior de la catedral está enterrado Ramón Berenguer Cap d'Estopes, hijo del Conde de Barcelona. Murió asesinado... y según cuentan, uno de sus halcones apareció durante el funeral para señalar al asesino... Era su hermano. Por eso en la puerta de san Miguel de la iglesia, han esculpido un halcón.

20200707_134229
Tapiz de la creación. Foto: angelaGonzaloM

En la catedral con la nave gótica más amplia del mundo encontramos un tesoro. El tapiz de la creación. Bordado con lanas de colores tejida con hilos de diferentes colores rojo, verde, amarillo, azul oscuro, gris y blanco hacia 1100. Un delicado tejido rico en detalles iconográficos, y de variado contenido temático, de más de tres metros y medio de alto y 4 y medio de largo.

Totalmente simétrico, presenta una amplia sinfonía de personajes alrededor de la creación del mundo, el Paraíso y la corona cósmica, presidida por el pantocrator. Solo ha salido en dos ocasiones de la Catedral, en 1888, coincidiendo con la Exposición Universal de Barcelona y en 1892 que viajó a Madrid.

Sigue el texto del Genésis con el ángel de las tinieblas, el espíritu divino sobre las aguas, la creación del firmamento, la separación de las aguas, el sol y la luna, en forma de figuras masculina y femenina respectivamente, la creación de los animales, la creación de Adán y la de Eva, los cuatro vientos cardinales, el paso de las constelaciones, el zodiaco y el menologio (o calendario mensual).

20200707_124351Casco histórico de Girona. Foto: angelaGonzaloM

La catedral tardó casi siete siglos en construirse y tiene la nave gótica más amplia del mundo. Por eso no es de extrañar que convivan un bello claustro románico y la fachada barroca. El edificio religioso parece vigilar su famoso call, la judería, una de las mejores conservadas de Europa.

Leyendas del casco histórico de Girona

Algunas de sus empinadas callejuelas conservan la fisonomía de cuando sus vecinos recorrían las calles empedradas y sus preciosos patios. Una de las leyendas ocurre el barrio judío. La protagonista es Tolrana, que junto con otros judíos se habían refugiado de la persecución cristiana en la Torre Gironella. Apareció decapitada... y desde entonces se oye su llanto en las calles del call las noches de tramuntana.

20200707_130702
Foto: angelaGonzaloM

Otras leyendas están relacionadas con el río Onyar, donde los vecinos comenzaron a lanzar manzanas para evitar las inundaciones, en el barrio del Mercadal, encontramos la la Cocollona, una monja encerrada en una celda bajo el nivel del río, nada en las noches de luna llena, o el banyeta en la plaza del Vi, donde la estatua petrificada del banyeta, en del que solo se puede ver la cara y las orejas en forma de diablo... que vigila que los gerundenses paguen sus impuestos... o vampiro romántico, oculto entre dos bóvedas de la Rambla, con una larga barba y alas de murciélago al que visitan los amantes para que bendiga su amor.

20200707_102612Soportales de la Rambla de la Llibertat. Foto: angelaGonzaloM

Antes de dejar la más pequeña de las cuatro capitales catalanas nos acercamos a la iglesia románica de Sant Pere de Galligants, En uno de sus capiteles encontramos una sirena con dos colas.

Como nos explicaba al principio de la visita Anna, al salir del barrio histórico el visitante tiene la sensación de que regresa de en un espacio que quedó parado en el tiempo. 

Cuando visitéis Girona, ya sabéis que hay que observar bien todos los rincones, fijaos en cada piedra, en fachadas, columnas y bóvedas.... para que no os pase desapercibido ningún detalle de sus leyendas. 

Otros lugares de Girona

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas
10.000 lugares para viajar con Ángela Gonzalo

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   26.oct.2020 20:09    

Visitar el Santuario de Núria, a dos mil metros de altura

EaJ_ZW1U0AEqemK Foto twitter @ValldeNuria
Foto twitter @ValldeNuria

Viajamos en uno de los trenes más curiosos de la Península Ibérica, un tren cremallera, uno de los pocos que ascienden las montañas de Europa. A lo largo de doce kilómetros, desde Ribas de Freser, sorteamos un desnivel de mil metros, entre abetos y cascadas. Cruzamos el último de los nueve túneles horadados en esta parte del Pirineo gerundense. lentamente. Entre las montañas ... aparece ante nosotros una llanura... un lago y un santuario.... Estamos en el valle de Núria, rodeados de cimas de casi tres mil metros.

Marc Umbert, guía de montaña, nos presenta el valle de los siete valles formado por ríos nacidos en Parque Natural de las cabeceras del Ter y el Freser. Son NoucreusOrtigal, Embun,  Torreneules, Finestrelles, Eina Noufonts (los tres  últimos confluyen en un lago artificial , nacimiento del río Núria). Desde las cimas del Puigmal, el Puig d'Estremera, el Taga, la Collada Verda o la Covil, se divisan magníficas vistas panorámicas de los  valles y los miradores naturales del Coll de Jou, Sant Antoni, Fontalba o el Collet de Barraques, son excelentes para observar la zona del santuario.

Ea9nT-AWAAEp6I8
Foto twitter @ValldeNuria

El tren cremallera moderno está lejos de aquel que se inauguró en 1931, toda una obra de ingeniería en la que trabajaron unos 1.200 operarios. El vagón salón, que solo funciona a horas predeterminadas, es el más solicitado. Marta Moré, profesora de la escuela de esquí y guía, recuerda que los primeros vagones eran de madera y que hay un pack que incluye el vagón salón, con cava  y guía incluido, que cuesta unos 50€.

La temporada turística, del valle de Núria, y el de Ribas, son todos los fines de semana. Entre semana es posible visitar el santuario y sus alrededores sosegadamente, disfrutando de cada una de sus posibilidades. Una de las atracciones es un baño de bosque, entre robles y pinos albar y negro... Intentamos captar su sonidoy sus olores cerrando los ojos. Al abrirlos, con un poco de suerte, podremos ver -alejados de nosotros-, parte de su fauna. Corzos, muflones, rebecos, jabalíes, y sobrevolando las cimas algún buitre o quebrantahuesos.

 

Se ven también en invierno, cuando está abierta la estación de esquí, con sus dos vertiginosas pistas negras y las nueve pistas restantes. Tres verdes, tres azules y tres rojas.  Cuenta con una pista para trineos. En verano, hay la posibilidad de realizar ascender por los picos de la zona. Para los que no quiere subir a las cimas o prefieran algo más sosegado, pueden bordear el lago, o caminar por los bosques que rodean el santuario, divertirse en un parque lúdico con karts de montañas, rocódromo o tirolinas o montar a caballo. En todas las épocas del año se puede ascender en el telecabina Coma del Clot, hasta el mirador del Pic de l'Àliga. El ascenso al Puigmal es la montaña más alta y el reto de senderistas y excursionistas.  

 

 

La zona del santuario de la Virgen de Núria y la comarca del Ripollés son un excelente destino familiar por su proximidad a Barcelona, desde donde se puede llegar en un tren de cercanías hasta Ribes de Freser.  En la capital de la comarca del valle del Freser hay una espectacular vía ferrata de la Roca de la Creu, apta para toda la familia y atractivo de jóvenes y adolescentes. Tres horas de ascenso y 1 de regreso. La zona es apta para practicar excursiones en BTT, o 4×4, o algo más tranquilo como una ruta por el románico de la comarca, donde destaca el Monasterio de Santa María de Ripoll, con su deslumbrante fachada y su imponente claustro. 

Historia y leyendas del Valle de Núria

30033505738
Portada del libro "Nuria Catalan Pyrenees Spain" de Marcias J. Morell

Desde la Edad Media es un lugar de peregrinación de fieles. La apertura del santuario en los meses de invierno a partir de 1916, facilitó la práctica del esquí. A finales del siglo XIX, coincidiendo con la Renaixença, el movimiento excursionista potenció el conocimiento de las riquezas naturales y de la cultura catalana.  Núria, junto con Montserrat se convirtieron en dos centros de especial interés religioso y cultural. Además el tren cremallera forma parte de su estrecha relación. Son los dos únicos lugares de España que tienen este original y atractivo medio de transporte.

A principios del siglo pasado se convirtió en un atractivo turístico de las élites barcelonesas  y desde mediados del siglo XX un destino que mezcla la religión, y las actividades de ocio y esparcimiento.... La primera travesía con esquís en Núria se realizó en 1920 y al año siguiente, ya se disputó la que une Núria a la Molina. También ha marcado la historia de la Cataluña moderna. En 1931 se redactó el "Estatuto de Núria", el primer estatuto de autonomía de Cataluña.

Nos adentramos en las leyendas del valle. Dos edificios marcan su historia arquitectónica y religiosa: el santuario de la Virgen de Núria y la ermita de Sant Gil. Una olla, la cruz y la campana son los símbolos del valle. Quien toque la campana en la ermita ... tendrá descendencia. Para ello debe orar ante la cruz y poner la cabeza en la marmita mientras se toca la campana que cuelga sobre ella.

Busca los iconos escondidos y encontrarás más información práctica

 

Todo se remonta al siglo VIII. San Gil, un ermitaño que vivía en el valle, tocaba cada día una campana para reunir a los pastores, les preparaba la comida y les convocaba a la oración. En época de dominación musulmana San Gil, que había esculpido una talla de la Virgen, la ocultó en una cueva...y huyó del lugar. No fue hasta finales del siglo X, cuando -según algunas leyendas-  un pastor, Amadeu, la encontró. Más tarde corrió la voz de que la Virgen concedía el don de la fertilidad a las parejas que no podían tener hijos... y se convirtió en un lugar de peregrinación y culto.

La ermita de San Gil, edificada en 1615 es el edificio más antiguo. De planta de cruz latina y su puerta oriental y la reja pertenecen al antiguo santuario.

20200128_122350
Foto: angelaGonzaloM

El santuario se levantó en 1911, y más tarde se construyó un hotel para que pudieran pernoctar los peregrinos y visitantes. En su interior destaca el color azul y la talla medieval de la Virgen y el niño. La estatua de la Virgen de Núria fue esculpida entre los siglos XII y XIII y no se ajusta a los modelos de vírgenes románicas del Pirineo.

Es una Virgen Majestad en trono de sabiduría, pero deja al descubierto la cabeza y las orejas, perdiendo cierto hieratismo. La humaniza su mano izquierda sobre el hombro del niño, mientras con la derecha sostiene al niño que levanta el brazo derecho en actitud de bendición.  El 8 de septiembre, es el día grande del valle. Ese día se traslada la estatua desde la básilica hasta la ermita de San Gil, donde se cantan los gozos.

20200128_151803
Foto: angelaGonzaloM

Para descender bajamos por el camino medieval, una ruta senderista de tres horas... todo un baño de naturaleza, mientras escuchamos los sonidos que nos envuelven, el rumor de la corriente del río, de los árboles, el canto de algunos pájaros... disfrutar cruzando el puente de piedra del cremal, el salto dels sastres, el torrente de les perdius o la pedrera de Sant Rafael.

También de las azucenas amarillas o consuelda amarilla, símbolo floral del valle, que florece en primavera y verano. La pastorcilla, que además de florecer en primavera y verano, si dispone de agua abundante y días soleados, puede sorprendernos en otoño e invierno, forma parte de la flora del valle junto con el aster alpino, el narciso de los prados o el matalobo azul.

Llegamos a Queralbs, un pueblo de montaña, donde en los años 20 la alta burguesía catalana comenzó a construir segundas residencias, para poder practicar esquí y disfrutar de la placidez de esta zona del Pirineo de Girona.

El tren cremallera de Núria

 

A principios del siglo XX se pusieron de moda los deportes de montaña y se desarrollaban innovadoras técnicas de escalada. Las élites europeas empezaban a practicar esquí. Los valles de Núria y Ribes se convirtieron en una buena opción. La primera travesía con esquís en Núria se realizó en 1920 y al año siguiente, ya se disputó la que une Núria a la Molina. Fue en aquellos años cuando se debatía sobre la conveniencia de construir un acceso en automóvil o en tren. Se decidieron por el cremallera.

Las obras se iniciaron en 1928 y el 30 de diciembre de 1930 llegó la primera locomotora. La línea entró en funcionamiento el 22 de marzo del año siguiente. Este verano ha entrado en funcionamiento el MGB (Matterhorn Gotthard Bahn) uno de los históricos coches que realizaban el servicio en la localidad suiza de Zermatt, construidos en 1963.

 

20200128_152821
Foto: angelaGonzaloM

La construcción del ferrocarril supuso una especie de "fiebre del oro" en toda la zona próxima, llegaron a trabajar unos 1.200 trabajadores, que necesitaban albergues para dormir, lugares donde descansar y restaurantes en los que comer. El restaurante Els caçadors de Ribes, abrió en aquella época. Dos mujeres vieron la posibilidad de un negocio familiar que continúa 90 años después. El bisnieto de una de ellas, y actual propietario os explicará de manera amena la historia de este curioso restaurante, y de los cambios que aportó a los municipios del valle de Ribes, la construcción del ferrocarril de alta montaña. 

En la estación de Ribes-Vila se pueden conocer algunas de las locomotoras que han marcado la historia de este curioso transporte, desde "la Geperuda", la locomotora más antigua hasta la eléctrica E-3. A lo largo de los años se han ido modernizando los coches que realizan este trayecto de unos 12 kilómetros, como los automotores A-5, A-6 y A-7, que entraron en servicio en 1985, o la locomotora diésel-eléctrica, que llegó diez años después, en 1995.

El precio del billete es de 28€ adultos, 15,50€, infantiles a partir de 7 años y 3#, para los menores de 6 años. Los precios son de 2020. Hay que tener en cuenta los numerosos packs que se ofrecen al visitante. Es aconsejable descargarse la audioguía gratuita para disfrutar y conocer los detalles del paisaje.

 

Horarios y tarifas del tren cremallera de Núria

Otros artículos relacionados

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Deportes , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   25.jun.2020 06:53    

Uclés, de castillo a monasterio de la Orden de Santiago

78352383_2557536334360549_4398184899245244416_o
Foto: Facebook Monasterio de Uclés

Antes de iniciar su viaje para dar la vuelta al mundo, el portugués Fernando de Magallanes fue nombrado caballero de la Orden de Santiago. El emperador Carlos V, maestre de las Órdenes Militares, le concedió la petición, y lo premió con el título de Comendador de la Orden. Ahora el Monasterio conquense de Uclés, ha diseñado el concierto narrativo-pictórico Caballeros en la Mar, para conmemorar el quinto centenario de la primera circunnavegación a la tierra.

Durante una hora Alfonso Delgado transmite al espectador todos los sentimientos que afloraban en los marineros que participaron en aquella gesta. Sus miedos, sus sueños, sus dramas, su desesperación ante una travesía que parecía no tener fin. Pero sobre todo, el guión de Andrés Alés, nos introduce en la íntima relación de aquellos hombre con el mar.

Le acompañan un grupo de músicos que se han unido para esta ocasión bajo la batuta de  Luis Carlos Ortiz. La música renacentista nos acompaña en un viaje a través de tres océanos  y cinco continentes. Es interesante repasar el periplo de la Expedición al Maluco antes de asistir a la representación para poder vivir más intensamente la historia que nos relata Caballeros en la Mar.

 

La música nos traslada por el Atlántico hasta Brasil, para continuar hacia el sur y sufrir en la travesía del estrecho de Magallanes, en la Patagonia, conocer el esfuerzo de llegar a Filipinas, sufrir la muerte del portugués y disfrutar con la llegada a las islas de la especiería, las Molucas.

Un ambiente que recrea magistralmente la ilustradora Ana Yedros, zarandeando las naves y el espíritu del espectador en un ambiente surrealista, en continuo cambio, llenando el escenario, vaciándolo, inundándolo, dejando a los músicos a la intemperie o tras un velo transparente de luz tenue.

El drama de unos marineros abocados a una quimera, a una muerte atroz o a una supervivencia desesperada sumerge al espectador en un pasado ignorado y desconocido en muchas ocasiones. "Caballeros del Mar", tiene una segunda parte optativa, una cena basada en productos que aquellos aventureros ni siquiera pudieron soñar, y que seguramente tampoco probaron a pesar de tenerlos al alcance de la mano.  

78637485_2552857998161716_8562592658394972160_o
Foto: Facebook Castillo de Uclés

Ahora son los propios espectadores los que se encuentran en el interior de una nave. Forman parte  imaginaria de aquella expedición. El escenario marino inunda el claustro alto del monasterio, para convertirlo en la cubierta de un navío, y los comensales permanecen sentados en mesas alargadas, compartiendo el menú como si se tratara de la tripulación de la nave. Se inicia entonces, un viaje geográfico y cultural, siguiendo la estela de la nao Victoria. 

El menú consiste en degustar sardinas ahumadas al horno con jengibre y tocino ibérico, dos tipos de quesos, acompañados con ciruelas pasas y mermelada de manzana y calabaza, lomo de orza con alioli de habitas y bacalao con ahumados y frutos secos. Se continua con ceviche de atún rojo, aguacate y crujiente de batata o charlota de manitas de cerdo, nuez moscada, anís estrellado y crema de yuca. para finalizar con pudin de té verde y mouse de arroz con leche. Todo ello maridado con vinos de D.O. Uclés, mientras una soumiller explica detalladamente cada plato  degustado. 

Con el patrocinio de Fernando Núñez, los gestores del edificio quieren convertir el lugar en un referente cultural para Castilla La Mancha. Situado a un centenar de kilómetros de Madrid, el año pasado pusieron en escena otro espectáculo musical, Carmina Burana, un éxito de público, y este año conmemoran el 500 aniversario de la vuelta al mundo, con Caballeros en la mar, una idea que no descartan trasladar a otros lugares de España.

Un castillo-monasterio en Uclés

 

77224373_2559161660864683_9214449615959490560_n
Foto: Facebook Monasterio de Uclés

Esta fortaleza del siglo IX es la sede de la Caput ordinis (cabeza de la orden), como se le denomina en latín, y con este acto, la nueva gestora rinde un homenaje a aquellos hombres que surcaron los mares durante siglos. La orden religiosa y militar es más conocida por sus actuaciones en tierra participando en acciones bélicas, exploraciones y actividades de investigación, también tuvo galeras surcando el Mediterráneo al servicio de la corona española.

Por su posición estratégica el edificio fue controlado alternativamente por árabes y cristianos y lugar de refugio de judíos hacia finales del siglo XV, tras su expulsión, ordenada por los Reyes Católicos. Pertenece a la Órden de Santiago desde 1174. Como otras órdenes fue suprimida por la primera República, restablecida durante la Restauración fue de nuevo disuelta por la segunda República y reinstaurada -junto a las ordenes de Catalatrava, Montesa y Alcántara, como asociación civil con la democracia.

El castillo está ubicado sobre un peñasco, lo que le permitía contolar un basto territorio, y a la vez es visible desde más de 20 kilómetros de distancia. Las dos torres más importantes son la del homenaje y la de la plata. La tercera torre es de planta cuadrada. El edificio religioso-militar quedó destruido completamente en 1528 y se reconstruyó como monasterio, de estilo herreriano, con detalles platerescos y churriguerescos.

El histórico edificio ha sido castillo, monasterio, escuela de secundaria, noviciado, colegio de agustinos, hospital provisional, cárcel de presos políticos y seminario. Fue destruido en el siglo XVI, y fue saqueado durante la desamortización del s. XIX y en la Guerra Civil.

Monasterio de Uclés, un paseo por la arquitectura

 

A punto de cumplir su quinto centenario en 1529, de la primitiva fortaleza quedan tres torres y se conservan las murallas defensivas. Sus diferentes estilos arquitectónicos permiten repasar una parte de la historia del arte en nuestro país. El ala este, principalmente las ventanas, es plateresca, el monasterio barroco y la fachada churrigueresca.

En ese paseo por el arte, en la fachada oriental, frisos, pilastras y columnas, encontramos motivos alegóricos, conchas y calaveras. También cruces. Destacan la bóveda de crucería de la antigua sacristía y el artesonado de madera del refrectorio. Está formado por treinta y seis casetones que se corresponden con todos sus maestres, priores y caballeros y una aterradora frase bajo una calavera: "vosotros, nobles barones, sabed que a nadie perdono".

El monasterio es también conocido como el Escorial de la Mancha, es de estilo herreriano. Su iglesia, de cruz latina y una sola nave, fue construida por un discípulo de Juan de Herrera. Tiene setenta y cinco metros de larga y doce de ancha y el crucero acaba con una cúpula en linterna. Destaca también su retablo mayor de estilo greco-romano con mezcla barroca. En su cripta se cree que estuvo enterrada doña Urraca, Jorge Manrique y diferentes personajes de la Orden de Santiago. También se cree que estuvo preso el escritor Francisco Quevedo.

La antigua sacristía es la actual Sala Grande y se ha convertido en un teatro, donde ya se han realizado diferentes actividades culturales. Otro de los atractivos del edificio es el patio de dos pisos con galerías y el superior cerrado con balcones. El claustro tiene 36 balcones, en una clara referencia a los canónigos del monasterio.

La fachada principal de estilo churrigueresco fue construida por Pedro de Ribera, que utilizó motivos artísticos que muestran leones, guerreros, delfines, moros encadenados un ejemplo de como los redujeron a la esclavitud. Corona la fachada una cruz de Santiago.

Iluminación especial, para un monumento peculiar

 

20191115_185549-1024x576

Hace un año y medio, tras realizar un proceso de renovación de la iluminación ornamental, se instalaba la nueva iluminación exterior de la portada principal del lienzo sur del monasterio ucleseño que resalta, por un lado, el volumen de la fachada y, por otro, los detalles arquitectónicos del monumento.

Tanto los vecinos de la población conquense como los visitantes pueden apreciar mejor los volúmenes del trabajo esculpido, la textura de las paredes y los detalles de la ornamentación churrigueresca. También se ha ampliado la iluminación de la torre del homenaje del castillo de Albar Llana, la antigua fortaleza árabe situada frente al monasterio.

La combinación de ópticas y temperaturas de color de los proyectores seleccionados ayudan a la puesta en valor de sus elementos singulares. Para conseguir los efectos deseados se han instalado luminarias de tecnología LED que reducen la potencia total en un 55%, lo que supone disminuir el gasto energético y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto ha permitido realizar un alumbrado por inundación (que destaca el volumen general de la fachada), y una iluminación puntual enfocada a resaltar los detalles arquitectónicos, del frontispicio.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Música , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   18.nov.2019 01:21    

México comparte con el mundo su Día de Muertos

EIKistEXsAUF6WJ

Celebrar la vida en el día de muertos. Así vive México estas fechas, convertidas en una celebración única en el mundo. Mezcla las tradiciones azteca, maya y cristiana y las convierte en un ritual de color y simbolismo.

Un país que convive diariamente con la muerte menos natural, la provocada por la violencia, comparte con el resto del mundo su manera de entender el final de la vida como un renacimiento.

La tradición establece que entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre todos los hogares mexicanos preparan ofrendas y acondicionan los altares para esperar las almas de los familiares difuntos que regresan por una horas para reunirse con sus seres queridos, disfrutando de sus alimentos favoritos y visitando sus hogares. Es como una realidad virtual en la que por unos momentos los mexicanos se reúnen con los allegados que cruzaron las lagunas de los cenotes.

EH_52x9WwAsYrUl

“La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja.”

Frase popular #DiaDeMuertos

Los que han visto la película Coco, seguro que entendieron una tradición milenaria tan arraigada, que adentra sus raíces en las culturas prehispánicas. Envuelto en alegría y música, también en respeto, es un mundo rico en simbología. Unas relacionadas con la naturaleza y otras, más modernas, con aspectos sociales... y comerciales.

Los 4 elementos naturales agua, fuego, aire y tierra están representados por el agua, las velas y el incienso, el movimiento de los papeles picados y las flores, respectivamente . No pueden faltar las fotografías, objetos personales y calaveras para tener presente a cada familiar fallecido. Además de las sonrisas y los buenos recuerdos rememorar el alma de los muertos viene de una esencia cien por cien mexicana.

El día de difuntos bebe de las raíces mayas y aztecas. Angélica Guerra, investigadora de la universidad de Guadalajara y especializada en herencia cultural, cree que es tradición regresa al siglo XXI transformada con nuevas aportaciones.

El elemento fundamental de toda la festividad es el altar u ofrenda del día de muertos. Como todo lo relacionado con esta fiesta, lleno de simbolismo. Los altares suelen tener de dos a siete niveles, este último es el más habitual. Son los siete escalones representados por los siete pecados capitales. El de dos niveles representa el cielo y la tierra y el de tres añade el inframundo.

En el último piso se coloca el arco de flores de cempasúchil y en la base papel picado de colores variados, que simboliza el viento. Tampoco pueden faltar las velas, para guiar a las almas en su llegada a su antiguo hogar y cuando regresan al mundo de los muertos. Los cirios se ubican señalando los cuatro puntos cardinales, y los vasos llenos de agua o líquidos como el tequila, sirven para aliviar la sed de las ánimas. Para los mayas los cenotes, o cuevas con agua, eran la puerta del inframundo. Las semillas, frutos y otros productos naturales, sirven para que recuerden los buenos momentos disfrutados durante su paso por la tierra. Las flores los reciben de una manera bella. 

Pan de muertos

El marketing no es ajeno a esta celebración cultural. Desde hace siglos se elaboran  calaveras de azúcar, papel picado, velas de cebo, altares o pan de muerto. El panadero Miguel Cardona nos explica la simbología de este dulce tan típico de estas fiestas.

Con su forma espiral, las velas de cebo se colocan en los altares para guiar a las almas. Se encienden el 1 de noviembre, pero están presentes en diferentes actos religiosos a lo largo del mes. Hay quién solo quema las velas hasta el día de muertos y otros que las gastan el mismo día de difuntos. Se dice que las flores de cempasúchil son una alegoría de la fuerza de la luz del sol y de la vida. Las moradas, llamadas "terciopelo" representan el luto. 

DNQLi2DVQAA6JRK-768x432

La cartonería es una de las ramas artesanales que llegaron a México durante la época colonial con algunas piezas tan famosas como las piñatas, muñecas, alebrijes o calaveras. El papel picado recoge toda la imaginería de estas fechas en variados diseños como calaveras, esqueletos, flores, gusanos. Una de las preferidas, y que no puede faltar es la calaca o Catrina, que utilizan de forma ocurrente y burlona para ironizar la muerte.

Este da color y alegría a los altares y sirve para decorar calles, ofrendas, tumbas y fiestas. También está muy relacionado con esta festividad la calavera literaria, que son versos irreverentes en forma de epitafios referidos a personas vivas, como si estuvieran muertas. Es habitual acompañarlos con la imagen de la calavera garbancera o La Catrina. En algunas épocas sirvieron para canalizar el descontento político y por eso algunos fueron censurados o destruidos.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central_Diego Rivera

Y sin duda la figura más relacionada con el día de muertos es la Catrina o calavera garbancera, que no tiene una raíz tradicional, sino que procede del siglo XIX cuando el grabador José Guadalupe Posada, creó una caricatura de la dandizette de la época del presidente Porfirio Díaz, que representaba a la mujer de clase alta muy refinada y culta. Era una burla hacia las mujeres que adoptaban modales europeos y rechazaban su origen mexicano. Con el tiempo acabó formando parte de la cultura mexicana como percepción jocosa de la muerte. Fue el muralista Diego Rivera quien la bautizó y popularizó. En las calles de México se suceden desfiles con sus máscaras.

Si dejamos las calle y entramos en el Museo Mural Diego Rivera, en el interior encontramos el cuadro reivindicativo que impulsó este símbolo. Pintada en 1947, Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central es una síntesis de los últimos 400 años de historia de México presidida precisamente por la Catrina que aparece en el centro con golilla de plumas evocando a Quetzalcóalt y cogida del brazo de su creador, José Guadalupe Posada. Cogido de su mano el propio Rivera representado por un niño y detrás Frida Kahlo. Junto a ellos escritores latinoamericanos de la época como José Martí, revolucionarios como Emiliano Zapata, o políticos como el expresidente Porfirio Díaz. También ilustra la conquista, la época colonial, la invasión estadounidense o la intervención europea con figuras de Hernán Cortés, Sor Juana Inés de la Cruz o el emperador Maximiliano.

A veces el colibrí, a veces el cuervo,
a veces el tecolote, nos dice cuándo hemos de irnos.
Pero nosotros los mexica no morimos,
sólo cambiamos de casa, de cuerpo.
Y cada año venimos aquí.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

 

Ángela Gonzalo del Moral   31.oct.2019 16:47    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios