11 posts con categoría "Religión"

Visitar el Santuario de Núria, a dos mil metros de altura

EaJ_ZW1U0AEqemK Foto twitter @ValldeNuria
Foto twitter @ValldeNuria

Viajamos en uno de los trenes más curiosos de la Península Ibérica, un tren cremallera, uno de los pocos que ascienden las montañas de Europa. A lo largo de doce kilómetros, desde Ribas de Freser, sorteamos un desnivel de mil metros, entre abetos y cascadas. Cruzamos el último de los nueve túneles horadados en esta parte del Pirineo gerundense. lentamente. Entre las montañas ... aparece ante nosotros una llanura... un lago y un santuario.... Estamos en el valle de Núria, rodeados de cimas de casi tres mil metros.

Marc Umbert, guía de montaña, nos presenta el valle de los siete valles formado por ríos nacidos en Parque Natural de las cabeceras del Ter y el Freser. Son NoucreusOrtigal, Embun,  Torreneules, Finestrelles, Eina Noufonts (los tres  últimos confluyen en un lago artificial , nacimiento del río Núria). Desde las cimas del Puigmal, el Puig d'Estremera, el Taga, la Collada Verda o la Covil, se divisan magníficas vistas panorámicas de los  valles y los miradores naturales del Coll de Jou, Sant Antoni, Fontalba o el Collet de Barraques, son excelentes para observar la zona del santuario.

Ea9nT-AWAAEp6I8
Foto twitter @ValldeNuria

El tren cremallera moderno está lejos de aquel que se inauguró en 1931, toda una obra de ingeniería en la que trabajaron unos 1.200 operarios. El vagón salón, que solo funciona a horas predeterminadas, es el más solicitado. Marta Moré, profesora de la escuela de esquí y guía, recuerda que los primeros vagones eran de madera y que hay un pack que incluye el vagón salón, con cava  y guía incluido, que cuesta unos 50€.

La temporada turística, del valle de Núria, y el de Ribas, son todos los fines de semana. Entre semana es posible visitar el santuario y sus alrededores sosegadamente, disfrutando de cada una de sus posibilidades. Una de las atracciones es un baño de bosque, entre robles y pinos albar y negro... Intentamos captar su sonidoy sus olores cerrando los ojos. Al abrirlos, con un poco de suerte, podremos ver -alejados de nosotros-, parte de su fauna. Corzos, muflones, rebecos, jabalíes, y sobrevolando las cimas algún buitre o quebrantahuesos.

 

Se ven también en invierno, cuando está abierta la estación de esquí, con sus dos vertiginosas pistas negras y las nueve pistas restantes. Tres verdes, tres azules y tres rojas.  Cuenta con una pista para trineos. En verano, hay la posibilidad de realizar ascender por los picos de la zona. Para los que no quiere subir a las cimas o prefieran algo más sosegado, pueden bordear el lago, o caminar por los bosques que rodean el santuario, divertirse en un parque lúdico con karts de montañas, rocódromo o tirolinas o montar a caballo. En todas las épocas del año se puede ascender en el telecabina Coma del Clot, hasta el mirador del Pic de l'Àliga. El ascenso al Puigmal es la montaña más alta y el reto de senderistas y excursionistas.  

 

 

La zona del santuario de la Virgen de Núria y la comarca del Ripollés son un excelente destino familiar por su proximidad a Barcelona, desde donde se puede llegar en un tren de cercanías hasta Ribes de Freser.  En la capital de la comarca del valle del Freser hay una espectacular vía ferrata de la Roca de la Creu, apta para toda la familia y atractivo de jóvenes y adolescentes. Tres horas de ascenso y 1 de regreso. La zona es apta para practicar excursiones en BTT, o 4×4, o algo más tranquilo como una ruta por el románico de la comarca, donde destaca el Monasterio de Santa María de Ripoll, con su deslumbrante fachada y su imponente claustro. 

Historia y leyendas del Valle de Núria

30033505738
Portada del libro "Nuria Catalan Pyrenees Spain" de Marcias J. Morell

Desde la Edad Media es un lugar de peregrinación de fieles. La apertura del santuario en los meses de invierno a partir de 1916, facilitó la práctica del esquí. A finales del siglo XIX, coincidiendo con la Renaixença, el movimiento excursionista potenció el conocimiento de las riquezas naturales y de la cultura catalana.  Núria, junto con Montserrat se convirtieron en dos centros de especial interés religioso y cultural. Además el tren cremallera forma parte de su estrecha relación. Son los dos únicos lugares de España que tienen este original y atractivo medio de transporte.

A principios del siglo pasado se convirtió en un atractivo turístico de las élites barcelonesas  y desde mediados del siglo XX un destino que mezcla la religión, y las actividades de ocio y esparcimiento.... La primera travesía con esquís en Núria se realizó en 1920 y al año siguiente, ya se disputó la que une Núria a la Molina. También ha marcado la historia de la Cataluña moderna. En 1931 se redactó el "Estatuto de Núria", el primer estatuto de autonomía de Cataluña.

Nos adentramos en las leyendas del valle. Dos edificios marcan su historia arquitectónica y religiosa: el santuario de la Virgen de Núria y la ermita de Sant Gil. Una olla, la cruz y la campana son los símbolos del valle. Quien toque la campana en la ermita ... tendrá descendencia. Para ello debe orar ante la cruz y poner la cabeza en la marmita mientras se toca la campana que cuelga sobre ella.

Busca los iconos escondidos y encontrarás más información práctica

 

Todo se remonta al siglo VIII. San Gil, un ermitaño que vivía en el valle, tocaba cada día una campana para reunir a los pastores, les preparaba la comida y les convocaba a la oración. En época de dominación musulmana San Gil, que había esculpido una talla de la Virgen, la ocultó en una cueva...y huyó del lugar. No fue hasta finales del siglo X, cuando -según algunas leyendas-  un pastor, Amadeu, la encontró. Más tarde corrió la voz de que la Virgen concedía el don de la fertilidad a las parejas que no podían tener hijos... y se convirtió en un lugar de peregrinación y culto.

La ermita de San Gil, edificada en 1615 es el edificio más antiguo. De planta de cruz latina y su puerta oriental y la reja pertenecen al antiguo santuario.

20200128_122350
Foto: angelaGonzaloM

El santuario se levantó en 1911, y más tarde se construyó un hotel para que pudieran pernoctar los peregrinos y visitantes. En su interior destaca el color azul y la talla medieval de la Virgen y el niño. La estatua de la Virgen de Núria fue esculpida entre los siglos XII y XIII y no se ajusta a los modelos de vírgenes románicas del Pirineo.

Es una Virgen Majestad en trono de sabiduría, pero deja al descubierto la cabeza y las orejas, perdiendo cierto hieratismo. La humaniza su mano izquierda sobre el hombro del niño, mientras con la derecha sostiene al niño que levanta el brazo derecho en actitud de bendición.  El 8 de septiembre, es el día grande del valle. Ese día se traslada la estatua desde la básilica hasta la ermita de San Gil, donde se cantan los gozos.

20200128_151803
Foto: angelaGonzaloM

Para descender bajamos por el camino medieval, una ruta senderista de tres horas... todo un baño de naturaleza, mientras escuchamos los sonidos que nos envuelven, el rumor de la corriente del río, de los árboles, el canto de algunos pájaros... disfrutar cruzando el puente de piedra del cremal, el salto dels sastres, el torrente de les perdius o la pedrera de Sant Rafael.

También de las azucenas amarillas o consuelda amarilla, símbolo floral del valle, que florece en primavera y verano. La pastorcilla, que además de florecer en primavera y verano, si dispone de agua abundante y días soleados, puede sorprendernos en otoño e invierno, forma parte de la flora del valle junto con el aster alpino, el narciso de los prados o el matalobo azul.

Llegamos a Queralbs, un pueblo de montaña, donde en los años 20 la alta burguesía catalana comenzó a construir segundas residencias, para poder practicar esquí y disfrutar de la placidez de esta zona del Pirineo de Girona.

El tren cremallera de Núria

 

A principios del siglo XX se pusieron de moda los deportes de montaña y se desarrollaban innovadoras técnicas de escalada. Las élites europeas empezaban a practicar esquí. Los valles de Núria y Ribes se convirtieron en una buena opción. La primera travesía con esquís en Núria se realizó en 1920 y al año siguiente, ya se disputó la que une Núria a la Molina. Fue en aquellos años cuando se debatía sobre la conveniencia de construir un acceso en automóvil o en tren. Se decidieron por el cremallera.

Las obras se iniciaron en 1928 y el 30 de diciembre de 1930 llegó la primera locomotora. La línea entró en funcionamiento el 22 de marzo del año siguiente. Este verano ha entrado en funcionamiento el MGB (Matterhorn Gotthard Bahn) uno de los históricos coches que realizaban el servicio en la localidad suiza de Zermatt, construidos en 1963.

 

20200128_152821
Foto: angelaGonzaloM

La construcción del ferrocarril supuso una especie de "fiebre del oro" en toda la zona próxima, llegaron a trabajar unos 1.200 trabajadores, que necesitaban albergues para dormir, lugares donde descansar y restaurantes en los que comer. El restaurante Els caçadors de Ribes, abrió en aquella época. Dos mujeres vieron la posibilidad de un negocio familiar que continúa 90 años después. El bisnieto de una de ellas, y actual propietario os explicará de manera amena la historia de este curioso restaurante, y de los cambios que aportó a los municipios del valle de Ribes, la construcción del ferrocarril de alta montaña. 

En la estación de Ribes-Vila se pueden conocer algunas de las locomotoras que han marcado la historia de este curioso transporte, desde "la Geperuda", la locomotora más antigua hasta la eléctrica E-3. A lo largo de los años se han ido modernizando los coches que realizan este trayecto de unos 12 kilómetros, como los automotores A-5, A-6 y A-7, que entraron en servicio en 1985, o la locomotora diésel-eléctrica, que llegó diez años después, en 1995.

El precio del billete es de 28€ adultos, 15,50€, infantiles a partir de 7 años y 3#, para los menores de 6 años. Los precios son de 2020. Hay que tener en cuenta los numerosos packs que se ofrecen al visitante. Es aconsejable descargarse la audioguía gratuita para disfrutar y conocer los detalles del paisaje.

 

Horarios y tarifas del tren cremallera de Núria

Otros artículos relacionados

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Deportes , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   25.jun.2020 06:53    

Uclés, de castillo a monasterio de la Orden de Santiago

78352383_2557536334360549_4398184899245244416_o
Foto: Facebook Monasterio de Uclés

Antes de iniciar su viaje para dar la vuelta al mundo, el portugués Fernando de Magallanes fue nombrado caballero de la Orden de Santiago. El emperador Carlos V, maestre de las Órdenes Militares, le concedió la petición, y lo premió con el título de Comendador de la Orden. Ahora el Monasterio conquense de Uclés, ha diseñado el concierto narrativo-pictórico Caballeros en la Mar, para conmemorar el quinto centenario de la primera circunnavegación a la tierra.

Durante una hora Alfonso Delgado transmite al espectador todos los sentimientos que afloraban en los marineros que participaron en aquella gesta. Sus miedos, sus sueños, sus dramas, su desesperación ante una travesía que parecía no tener fin. Pero sobre todo, el guión de Andrés Alés, nos introduce en la íntima relación de aquellos hombre con el mar.

Le acompañan un grupo de músicos que se han unido para esta ocasión bajo la batuta de  Luis Carlos Ortiz. La música renacentista nos acompaña en un viaje a través de tres océanos  y cinco continentes. Es interesante repasar el periplo de la Expedición al Maluco antes de asistir a la representación para poder vivir más intensamente la historia que nos relata Caballeros en la Mar.

 

La música nos traslada por el Atlántico hasta Brasil, para continuar hacia el sur y sufrir en la travesía del estrecho de Magallanes, en la Patagonia, conocer el esfuerzo de llegar a Filipinas, sufrir la muerte del portugués y disfrutar con la llegada a las islas de la especiería, las Molucas.

Un ambiente que recrea magistralmente la ilustradora Ana Yedros, zarandeando las naves y el espíritu del espectador en un ambiente surrealista, en continuo cambio, llenando el escenario, vaciándolo, inundándolo, dejando a los músicos a la intemperie o tras un velo transparente de luz tenue.

El drama de unos marineros abocados a una quimera, a una muerte atroz o a una supervivencia desesperada sumerge al espectador en un pasado ignorado y desconocido en muchas ocasiones. "Caballeros del Mar", tiene una segunda parte optativa, una cena basada en productos que aquellos aventureros ni siquiera pudieron soñar, y que seguramente tampoco probaron a pesar de tenerlos al alcance de la mano.  

78637485_2552857998161716_8562592658394972160_o
Foto: Facebook Castillo de Uclés

Ahora son los propios espectadores los que se encuentran en el interior de una nave. Forman parte  imaginaria de aquella expedición. El escenario marino inunda el claustro alto del monasterio, para convertirlo en la cubierta de un navío, y los comensales permanecen sentados en mesas alargadas, compartiendo el menú como si se tratara de la tripulación de la nave. Se inicia entonces, un viaje geográfico y cultural, siguiendo la estela de la nao Victoria. 

El menú consiste en degustar sardinas ahumadas al horno con jengibre y tocino ibérico, dos tipos de quesos, acompañados con ciruelas pasas y mermelada de manzana y calabaza, lomo de orza con alioli de habitas y bacalao con ahumados y frutos secos. Se continua con ceviche de atún rojo, aguacate y crujiente de batata o charlota de manitas de cerdo, nuez moscada, anís estrellado y crema de yuca. para finalizar con pudin de té verde y mouse de arroz con leche. Todo ello maridado con vinos de D.O. Uclés, mientras una soumiller explica detalladamente cada plato  degustado. 

Con el patrocinio de Fernando Núñez, los gestores del edificio quieren convertir el lugar en un referente cultural para Castilla La Mancha. Situado a un centenar de kilómetros de Madrid, el año pasado pusieron en escena otro espectáculo musical, Carmina Burana, un éxito de público, y este año conmemoran el 500 aniversario de la vuelta al mundo, con Caballeros en la mar, una idea que no descartan trasladar a otros lugares de España.

Un castillo-monasterio en Uclés

 

77224373_2559161660864683_9214449615959490560_n
Foto: Facebook Monasterio de Uclés

Esta fortaleza del siglo IX es la sede de la Caput ordinis (cabeza de la orden), como se le denomina en latín, y con este acto, la nueva gestora rinde un homenaje a aquellos hombres que surcaron los mares durante siglos. La orden religiosa y militar es más conocida por sus actuaciones en tierra participando en acciones bélicas, exploraciones y actividades de investigación, también tuvo galeras surcando el Mediterráneo al servicio de la corona española.

Por su posición estratégica el edificio fue controlado alternativamente por árabes y cristianos y lugar de refugio de judíos hacia finales del siglo XV, tras su expulsión, ordenada por los Reyes Católicos. Pertenece a la Órden de Santiago desde 1174. Como otras órdenes fue suprimida por la primera República, restablecida durante la Restauración fue de nuevo disuelta por la segunda República y reinstaurada -junto a las ordenes de Catalatrava, Montesa y Alcántara, como asociación civil con la democracia.

El castillo está ubicado sobre un peñasco, lo que le permitía contolar un basto territorio, y a la vez es visible desde más de 20 kilómetros de distancia. Las dos torres más importantes son la del homenaje y la de la plata. La tercera torre es de planta cuadrada. El edificio religioso-militar quedó destruido completamente en 1528 y se reconstruyó como monasterio, de estilo herreriano, con detalles platerescos y churriguerescos.

El histórico edificio ha sido castillo, monasterio, escuela de secundaria, noviciado, colegio de agustinos, hospital provisional, cárcel de presos políticos y seminario. Fue destruido en el siglo XVI, y fue saqueado durante la desamortización del s. XIX y en la Guerra Civil.

Monasterio de Uclés, un paseo por la arquitectura

 

A punto de cumplir su quinto centenario en 1529, de la primitiva fortaleza quedan tres torres y se conservan las murallas defensivas. Sus diferentes estilos arquitectónicos permiten repasar una parte de la historia del arte en nuestro país. El ala este, principalmente las ventanas, es plateresca, el monasterio barroco y la fachada churrigueresca.

En ese paseo por el arte, en la fachada oriental, frisos, pilastras y columnas, encontramos motivos alegóricos, conchas y calaveras. También cruces. Destacan la bóveda de crucería de la antigua sacristía y el artesonado de madera del refrectorio. Está formado por treinta y seis casetones que se corresponden con todos sus maestres, priores y caballeros y una aterradora frase bajo una calavera: "vosotros, nobles barones, sabed que a nadie perdono".

El monasterio es también conocido como el Escorial de la Mancha, es de estilo herreriano. Su iglesia, de cruz latina y una sola nave, fue construida por un discípulo de Juan de Herrera. Tiene setenta y cinco metros de larga y doce de ancha y el crucero acaba con una cúpula en linterna. Destaca también su retablo mayor de estilo greco-romano con mezcla barroca. En su cripta se cree que estuvo enterrada doña Urraca, Jorge Manrique y diferentes personajes de la Orden de Santiago. También se cree que estuvo preso el escritor Francisco Quevedo.

La antigua sacristía es la actual Sala Grande y se ha convertido en un teatro, donde ya se han realizado diferentes actividades culturales. Otro de los atractivos del edificio es el patio de dos pisos con galerías y el superior cerrado con balcones. El claustro tiene 36 balcones, en una clara referencia a los canónigos del monasterio.

La fachada principal de estilo churrigueresco fue construida por Pedro de Ribera, que utilizó motivos artísticos que muestran leones, guerreros, delfines, moros encadenados un ejemplo de como los redujeron a la esclavitud. Corona la fachada una cruz de Santiago.

Iluminación especial, para un monumento peculiar

 

20191115_185549-1024x576

Hace un año y medio, tras realizar un proceso de renovación de la iluminación ornamental, se instalaba la nueva iluminación exterior de la portada principal del lienzo sur del monasterio ucleseño que resalta, por un lado, el volumen de la fachada y, por otro, los detalles arquitectónicos del monumento.

Tanto los vecinos de la población conquense como los visitantes pueden apreciar mejor los volúmenes del trabajo esculpido, la textura de las paredes y los detalles de la ornamentación churrigueresca. También se ha ampliado la iluminación de la torre del homenaje del castillo de Albar Llana, la antigua fortaleza árabe situada frente al monasterio.

La combinación de ópticas y temperaturas de color de los proyectores seleccionados ayudan a la puesta en valor de sus elementos singulares. Para conseguir los efectos deseados se han instalado luminarias de tecnología LED que reducen la potencia total en un 55%, lo que supone disminuir el gasto energético y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto ha permitido realizar un alumbrado por inundación (que destaca el volumen general de la fachada), y una iluminación puntual enfocada a resaltar los detalles arquitectónicos, del frontispicio.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Música , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   18.nov.2019 01:21    

México comparte con el mundo su Día de Muertos

EIKistEXsAUF6WJ

Celebrar la vida en el día de muertos. Así vive México estas fechas, convertidas en una celebración única en el mundo. Mezcla las tradiciones azteca, maya y cristiana y las convierte en un ritual de color y simbolismo.

Un país que convive diariamente con la muerte menos natural, la provocada por la violencia, comparte con el resto del mundo su manera de entender el final de la vida como un renacimiento.

La tradición establece que entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre todos los hogares mexicanos preparan ofrendas y acondicionan los altares para esperar las almas de los familiares difuntos que regresan por una horas para reunirse con sus seres queridos, disfrutando de sus alimentos favoritos y visitando sus hogares. Es como una realidad virtual en la que por unos momentos los mexicanos se reúnen con los allegados que cruzaron las lagunas de los cenotes.

EH_52x9WwAsYrUl

“La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja.”

Frase popular #DiaDeMuertos

Los que han visto la película Coco, seguro que entendieron una tradición milenaria tan arraigada, que adentra sus raíces en las culturas prehispánicas. Envuelto en alegría y música, también en respeto, es un mundo rico en simbología. Unas relacionadas con la naturaleza y otras, más modernas, con aspectos sociales... y comerciales.

Los 4 elementos naturales agua, fuego, aire y tierra están representados por el agua, las velas y el incienso, el movimiento de los papeles picados y las flores, respectivamente . No pueden faltar las fotografías, objetos personales y calaveras para tener presente a cada familiar fallecido. Además de las sonrisas y los buenos recuerdos rememorar el alma de los muertos viene de una esencia cien por cien mexicana.

El día de difuntos bebe de las raíces mayas y aztecas. Angélica Guerra, investigadora de la universidad de Guadalajara y especializada en herencia cultural, cree que es tradición regresa al siglo XXI transformada con nuevas aportaciones.

El elemento fundamental de toda la festividad es el altar u ofrenda del día de muertos. Como todo lo relacionado con esta fiesta, lleno de simbolismo. Los altares suelen tener de dos a siete niveles, este último es el más habitual. Son los siete escalones representados por los siete pecados capitales. El de dos niveles representa el cielo y la tierra y el de tres añade el inframundo.

En el último piso se coloca el arco de flores de cempasúchil y en la base papel picado de colores variados, que simboliza el viento. Tampoco pueden faltar las velas, para guiar a las almas en su llegada a su antiguo hogar y cuando regresan al mundo de los muertos. Los cirios se ubican señalando los cuatro puntos cardinales, y los vasos llenos de agua o líquidos como el tequila, sirven para aliviar la sed de las ánimas. Para los mayas los cenotes, o cuevas con agua, eran la puerta del inframundo. Las semillas, frutos y otros productos naturales, sirven para que recuerden los buenos momentos disfrutados durante su paso por la tierra. Las flores los reciben de una manera bella. 

Pan de muertos

El marketing no es ajeno a esta celebración cultural. Desde hace siglos se elaboran  calaveras de azúcar, papel picado, velas de cebo, altares o pan de muerto. El panadero Miguel Cardona nos explica la simbología de este dulce tan típico de estas fiestas.

Con su forma espiral, las velas de cebo se colocan en los altares para guiar a las almas. Se encienden el 1 de noviembre, pero están presentes en diferentes actos religiosos a lo largo del mes. Hay quién solo quema las velas hasta el día de muertos y otros que las gastan el mismo día de difuntos. Se dice que las flores de cempasúchil son una alegoría de la fuerza de la luz del sol y de la vida. Las moradas, llamadas "terciopelo" representan el luto. 

DNQLi2DVQAA6JRK-768x432

La cartonería es una de las ramas artesanales que llegaron a México durante la época colonial con algunas piezas tan famosas como las piñatas, muñecas, alebrijes o calaveras. El papel picado recoge toda la imaginería de estas fechas en variados diseños como calaveras, esqueletos, flores, gusanos. Una de las preferidas, y que no puede faltar es la calaca o Catrina, que utilizan de forma ocurrente y burlona para ironizar la muerte.

Este da color y alegría a los altares y sirve para decorar calles, ofrendas, tumbas y fiestas. También está muy relacionado con esta festividad la calavera literaria, que son versos irreverentes en forma de epitafios referidos a personas vivas, como si estuvieran muertas. Es habitual acompañarlos con la imagen de la calavera garbancera o La Catrina. En algunas épocas sirvieron para canalizar el descontento político y por eso algunos fueron censurados o destruidos.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central_Diego Rivera

Y sin duda la figura más relacionada con el día de muertos es la Catrina o calavera garbancera, que no tiene una raíz tradicional, sino que procede del siglo XIX cuando el grabador José Guadalupe Posada, creó una caricatura de la dandizette de la época del presidente Porfirio Díaz, que representaba a la mujer de clase alta muy refinada y culta. Era una burla hacia las mujeres que adoptaban modales europeos y rechazaban su origen mexicano. Con el tiempo acabó formando parte de la cultura mexicana como percepción jocosa de la muerte. Fue el muralista Diego Rivera quien la bautizó y popularizó. En las calles de México se suceden desfiles con sus máscaras.

Si dejamos las calle y entramos en el Museo Mural Diego Rivera, en el interior encontramos el cuadro reivindicativo que impulsó este símbolo. Pintada en 1947, Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central es una síntesis de los últimos 400 años de historia de México presidida precisamente por la Catrina que aparece en el centro con golilla de plumas evocando a Quetzalcóalt y cogida del brazo de su creador, José Guadalupe Posada. Cogido de su mano el propio Rivera representado por un niño y detrás Frida Kahlo. Junto a ellos escritores latinoamericanos de la época como José Martí, revolucionarios como Emiliano Zapata, o políticos como el expresidente Porfirio Díaz. También ilustra la conquista, la época colonial, la invasión estadounidense o la intervención europea con figuras de Hernán Cortés, Sor Juana Inés de la Cruz o el emperador Maximiliano.

A veces el colibrí, a veces el cuervo,
a veces el tecolote, nos dice cuándo hemos de irnos.
Pero nosotros los mexica no morimos,
sólo cambiamos de casa, de cuerpo.
Y cada año venimos aquí.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

 

Ángela Gonzalo del Moral   31.oct.2019 16:47    

Notre Dame, la catedral que perdimos

Notre Dame y Quasimodo

La catedral de Notre Dame de París no se ha perdido para siempre, pero sí ha sufrido graves daños, tras el incendio que sufrió ayer. Ubicada en la isla de la Cité, en medio del río Sena, la Catedral de Notre Dame comenzó a construirse en 1163, pero las obras acabaron en 1345. Ahora, casi 900 años después, un incendio ha provocado parte de su destrucción. Pero vale la pena recordar la grandeza de este monumento histórico que ha convivido con París, sobreviviendo a todos sus avatares históricos.

Su construcción se inició cuando la ciudad resurgía económica y políticamente, y cuando el clero urbano comenzaba a tener una gran influencia, lo mismo que la burguesía adinerada. Como todas las catedrales góticas era un símbolo de prosperidad. El lugar escogido para su construcción ya había acogido otros edificios religiosos de la época celta, romana y la basílica de Saint-Etienne, la primera iglesia cristiana de París. Dedicada a María y de estilo arquitectónico gótico, atrae a unos 14 visitantes cada año. Las dos emblemáticas torres que presiden su fachada miden 69 metros de altura, mientras que la desaparecida aguja, instalada en el siglo XIX, alcanzaba los 93 metros.

Notre Dame fuego

De su construcción destaca la fachada principal, que presenta un conjunto proporcionado con gran riqueza de detalles. Este grupo monumental destaca por el rosetón (que ha quedado intacto) y las 3 puertas: de la Virgen, del Juicio Final y de Santa Ana. Sobre ellas está la galeríia de los reyes, formada por 28 esculturas de los reyes de Judea e Israel, aunque fueron destruidas durante la Revolución francesa por considerar que representaba a los reyes de Francia.

Este incendio no es la única afectación del edificio, que ha sufrido alteraciones a lo largo de los siglos, como en el XVII, cuando reinaba Luis XIV, que se retiraron sepulcros y vidrieras para sustituirlos por elementos típicos del barroco. Durante la Revolución francesa, se destruyeron varias partes y robaron algunos de sus tesoros acabando convertida en un almacén de alimentos.

Notre Dame mira a París

En su interior se preservaban tres reliquias de Cristo, la corona de espinas, un clavo y parte de la cruz y también acogía una capilla de la Virgen de Guadalupe. El rey Luix IX llevó la corona a la ciudad en 1238 y junto a ella estaba la túnica de San Luis. Las llamas devoraron la armadura de madera de más de 100 metros de largo conocido como "el bosque" debido "al gran número de vigas que hubo que utilizar para instalarlo, cada una procedente de un árbol". Se dice que para su construcción se talaron unos 1.300 robles.

El interior destaca por la luminosidad que aportan sus ventanales con bóvedas y tracerías muy simples y una decoración escultórica de capiteles y elementos ornamentales vegetales. Preside el centro del ábside, la Piedad, esculpida por Nicolas Coustou, en el siglo XVIII y destaca la sillería del coro y los rosetones medievales. Uno de sus objetos más característicos son los tres vitrales, con formas de rosa, que se instalaron en las fachadas norte, sur y oeste, algunas partes eran originales y otras se habían restaurado. 

Patrimonio de la Humanidad desde 1992, tiene el órgano principal, obra de Aristide Cavaillé-Coll, una caja adornada con autómatas. Con cinco teclados y 8.000 tubos es el más grande de Francia, data del siglo XVIII y fue restaurado en 2013. Junto a la catedral hay un medallón en forma de Rosa de los Vientos que señala el "punto cero" de París.

D4N1p65XkAE7iKm

Unos de los objetos más característicos son sus gárgolas, añadidas en el siglo XIX que tienen la función de evacuar el agua de los tejados durante las lluvias, aunque han sido protagonistas de numerosas leyendas. Algunas de ellas explican que cuando quemaron en la hoguera a Juana de Arco, las gárgolas despertaron y sobrevolaron París para vengar su muerte. Se hicieron famosas después de que Víctor Hugo, escribiera la historia de El Jorobado de Notre Dame en la novela Nuestra Señora de París, ambientada en la Edad Media y que cuenta la desdichada historia de amor de Quasimodo con la gitana Esmeralda. 

Así la definía el escritor: "Y la catedral no era sólo su compañera, era el universo; mejor dicho, era la Naturaleza en sí misma. Él nunca soñó que había otros setos que las vidrieras en continua floración; otra sombra que la del follaje de piedra siempre en ciernes, lleno de pájaros en los matorrales de los capiteles sajones; otras montañas que las colosales torres de la iglesia; u otros océanos que París rugiendo bajo sus pies. (Víctor Hugo, Nuestra Señora de París, 1831).

D4OPMF5WAAAkeVG

En su interior se vivieron momentos importantes de la historia de Francia, como la beatificación de Juana de Arco (1909), las coronaciones de Enrique VI de Inglaterra (1429) y Napoleón Bonaparte (1804) y se celebró la despedida religiosa del expresidente Charles de Gaulle. Tras la revolución francesa sufrió la profanación de la imaginería religiosa, destruyendo parte de sus obras de arte.

El histórico edificio ya había superado varias obras de restauración a lo largo de su vida. A mediados del siglo XIX y durante más de dos décadas fue restaurada por Eugène Viollet-le-Duc, que le añadió la aguja central, colocaron un rosetón al sur y se reconstruyeron todas las capillas interiores y los altares y se añadieron numerosas gárgolas que han acabado configurando su característica imagen. En el período de la Comuna de París, casi fue incendiada.

En 1963 se retiró hollín de la fachada, otorgándole su color original y entre 1991 y 2000 se realizaron varias tareas de limpieza y restauración. La última, iniciada en abril de 2019, es la que ha provocado el incendio que ha supuesto la pérdida de gran parte del edificio.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   16.abr.2019 01:31    

Lleida recupera su pasado sefardí

"Mi nombre es Tolrana y lo que os explicaré narra los hechos que sucedieron en el peor ataque que sufrió mi gente, el pueblo de Moisés. Fue en la ciudad de Lleida el verano del año cristiano de 1391". Con esta frase, Lleida recupera una parte de su historia olvidada. Hace 500 años, expulsaron a los últimos judíos de la ciudad, dejaron tras de sí, "La Cuirassa", el barrio judío.

Situada en una colina La Cuirassa (la coraza) ocupa una superficie de 6.000 metros cuadrados. Para poder visitarla se han instalado pasarelas desde la que se pueden ver los vestigios sefardíes, casas y calles, así como una vivienda de una familia acomodada que fue incendiada por los cristianos en 1391. También se han instalado paneles informativos, que ayudan al visitante a interpretar y interactuar con el lugar. El call judío se ha incorporado a través de un espacio verde con ajardinamiento, al entorno de la Seu Vella. A esta nueva zona turística se puede acceder desde seis entradas: las calles Mayor, Sant Cristòfol, Dolors, Companyia y Maranyosa, además de un acceso que hay desde la zona del antiguo seminario.

La historia que cuenta Tolrana, se desarrolla a finales del siglo XIV. Se refiere al ataque despiadado de la multitud el 13 de agosto de 1391, igual que ocurrió en otros calls de la península. En Lleida, unas 600 personas atacaron la Cuirassa, matando a unos 78 judíos y arrasando toda la judería. Sobre la sinagoga se construyó la iglesia de Santa María del Miracle (Santa María del Milagro), se dice que por el gran número de conversiones que se produjeron al grito de "muerte o conversión". Todos los intentos para reconstruirlo fueron inútiles y no se volvió a recuperar la comunidad.

El 20 de julio de 1492, los últimos judíos que quedaban subieron a cuatro barcas y navegaron el río Segre abajo. La Paeria, había cumplido así con la orden de expulsión dictada por los Reyes Católicos y se clausuró definitivamente la Cuirassa.

DnUEi4zX0AAuDQ4

Las relaciones entre cristianos y judíos nunca fueron muy buenas, sí con la realeza, pero el pueblo llano, empujados por la iglesia, los acusaba de cualquier hecho fatídico que ocurriera en el municipio, como las malas cosechas o la peste. De hecho el siglo XIII es considerado el siglo de Oro de los judíos en la Corona de Aragón, cuando los reyes Jaume I y Pedro el Grande, los protegían y otorgaban privilegios, a cambio de recibir sus impuestos y garantizarse su prosperidad. La Cuirassa llegó a tener grandes privilegios y contribuían con impuestos regulares y extraordinarios, y hasta diseñaron un sistema propio de pago. Durante dos décadas también tuvieron un alcalde entre 1167 y 1185.

Las excavaciones arqueológicas han descubierto un urbanismo adaptado a la topografía de grandes desniveles, que obligaron a construir muros de protección potentes. Una de esas calles, empedrada, funcionaba como eje, distribuyendo las viviendas entre dos terrazas. Se ha encontrado un taller de decantación, desde donde se accede a la calle a través de un patio sin cubrir, otra casa fue seccionada por las construcciones del siglos posteriores, aunque se ha encontrado la bajante de aguas y una chimenea. Otra tercera vivienda ha mantenido un almacén y se ha recuperado parte de una cloaca central.

El call de la Cuirassa tenía una sinagoga, donde se rezaba y se discutían los asuntos que afectaban a esta minoría; el Micvé, con su función ritual de purificación; la carnicería, imprescindible para elaborar la carne kosher y el cementerio, que se encontraba fuera del barrio. Hace años se recuperó un anillo que se conserva en el Museo de Lleida.

 

Desde este viernes, se puede realizar la visita guiada "Les veus de la cuirassa. El call desaparegut de Lleida". Información y reservas: Turisme de Lleida 973 700 319

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   23.sep.2018 04:51    

El salmantino Palacio de Monterrey en la ruta de Santa Teresa de Ávila

  20180510_111836

Cuando Santa Teresa de Jesús murió, era tal la veneración que le profesaban los fieles, que comenzaron a sustraerse partes del cuerpo para reverenciarlos como reliquias. Para evitarlo su sepulcro fue encerrado con diez llaves, entre cuatro propietarios diferentes. En los documentos del convento carmelita de Alba de Tormes, fundado en 1571, se lee que “las llaves del sepulcro son diez: tres tiene la comunidad, otras tres el Excmo. Señor Duque de Alba, otras tres Nuestro Reverendo Padre General (en Roma), y una del arca interior de plata el Rey nuestro Señor”.

En Salamanca, una ciudad íntimamente relacionada con la fundadora de las carmelitas, se podrá ver a partir de hoy, el juego de 3 llaves, que están en poder de la casa de Alba. Hasta ahora han permanecido en el palacio de Liria, pero se han trasladado al de Monterrey, donde se exhibirá permanentemente a partir de ahora. El palacio, un referente del plateresco español y declarado Monumento Nacional en 1929, se abre al público este viernes. En el salón verde, situado en la primera planta, ha sido el lugar escogido para mostrar el famoso juego, que se corresponde con los cierres de la reja exterior del camerín del sepulcro de Alba de Tormes, y que estará acompañado por pequeños objetos vinculados a la Santa que se exponen en una pequeña vitrina, junto a un cuadro de la religiosa.

Inauguración Palacio de Monterrey

El historiador y miembro del departamento de Bellas Artes, Archivo y Biblioteca de la Casa de Alba, Álvaro Romero Sánchez-Arjona destaca que se muestra un documento fechado en 1585 procedente de los fondos documentales del Conde Duque de Olivares titulado ‘Relación de cómo fue hallada la Madre Teresa de Jesús al tiempo que la trasladaron a la ciudad de Ávila’. Este documento, que hasta ahora se encontraba en el archivo ducal de la Casa de Alba, describe detalladamente el estado incorruptible en el que se encontró el cuerpo de la Santa.

Para Salamanca, este será un nuevo atractivo turístico de este referente del plateresco español. El duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, acompañado por el presidente del Senado, Pío García Escudero, y el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, han inaugurado esta mañana las visitas al Palacio de Monterrey. El alcalde del ayuntamiento salmantino ha destacado la participación municipal en la recuperación del Palacio de Monterrey y que "esto significa una puesta en valor del patrimonio salmantino". El consistorio ha aportado 375.000 euros para restaurar la crestería de la fachada y la adecuación del interior . El edil salmantino ha señalado que es "un acto de generosidad e inteligencia" y un ejemplo de colaboración pública y privada "en beneficio de las personas" tanto para los ciudadanos, que recuperan parte de su patrimonio histórico, como para los turistas. El presidente del senado, arquitecto de profesión, ya realizó una rehabilitación del edificio en los años 80. Su apertura, ha dicho García Escudero, es beneficioso para la ciudad".

El Palacio, construido por el conde de Monterrey, -Álvaro de Zúñiga y Acevedo-, en el s. XVI, tiene más de doce estancias, y se calcula que podrían visitarlo unas 40.000 personas al año, a través de recorridos guiados formados en grupos de 25 personas. Las entradas deben adquirirse en la Oficina de Turismo y cuestan 5€.

El Palacio de Monterrey y Santa Teresa de Ávila

20180510_103457

La relación entre Santa Teresa y la Casa de Alba se remonta a la segunda mitad del siglo XVI, cuando llegó a fundar 17 conventos gracias al apoyo y la ayuda económica de, entre otros, los entonces Duques de Alba.

A partir de entonces y hasta su muerte, Santa Teresa forjó una gran amistad con la duquesa de Alba, quien la llamó en 1582 para que acompañara en el parto a la joven duquesa María de Toledo, tercera mujer de su hijo. Cuentan que Santa Teresa llegó a la villa de Alba el 20 de septiembre y que, al conocer que ya había nacido aquel niño (que moriría pronto, exclamó: “¡Bendito sea Dios que ya no será menester esta santa!”. Ella murió a los 67 años quince días después en el convento de Alba, donde fue enterrada. Meses después, sin embargo, las carmelitas trasladaron su cuerpo a Ávila y no fue hasta que intervino el Papa Sixto V (por petición expresa de los duques de Alba) cuando sus restos volvieron al convento.

La vida de Santa Teresa también estuvo estrechamente vinculada a Salamanca, ciudad a la que llegó en 1570 y donde creó la séptima de sus 17 fundaciones. Aparte del Palacio de Monterrey donde se expondrán ahora tres de las 10 llaves de su sepulcro, son numerosas las huellas de su vida y obra que han dejado en la ciudad: la casa de la calle Crespo Rascón donde vivió, la Universidad Pontificia, la Catedral o el convento de San Esteban, donde los padres dominicos prestaron ayuda a Santa Teresa de Jesús durante su estancia en Salamanca y en la que está el sepulcro del tercer duque de Alba.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   11.may.2018 09:57    

La ruta Lutero, siguiendo los pasos de la Reforma

  Lutero6_8f64ddf1_Turismo  X

Los aniversarios son aprovechados por los responsables de turismo del mundo para potenciar rutas culturales y turísticas que faciliten a los turistas conocer nuevos lugares.  Fechas históricas o personajes populares se convierten en un reclamo para aquellos que conocer nuevas propuestas poco masificadas. Aunque eso es cada vez más difícil. Alemania no ha dejado escapar el quinto centenario del inicio de la Reforma Luterana y propone 8 rutas en las que se mezclan lo religioso y lo cultural para seguir los pasos de Martín Lutero.

Sin celebrarlo a lo grande, los responsables de turismo de Alemania han organizado varios recorridos para dar a conocer las ciudades que han estado históricamente vinculadas a Martín Lutero, el promotor de la reforma luterana. Unas rutas que se entrelazan entre el interés cultural y el religioso. En el caso español se ha potenciado más el primer aspecto, aunque Frank Bausback, director de la oficina de Madrid, destaca que les ha sorprendido el interés que ha despertado la figura de Lutero en España.

Existen 8 rutas Lutero, que se interrelacionan, en algunos puntos. Eisleben donde nació y murió, Erfurt (donde estudió, y Wittenberg (donde vivió y clavó sus famosas 95 tesis que ponían en discusión algunas de las doctrinas de la Iglesia católica), conforman el triángulo central y básico para conocer la vida del hombre que dividió no solo al cristianismo sino que también realizó un profundo cambio de la cultura europea.

 

  Recorrido Lutero

El responsable de la oficina de turismo de Alemania en Madrid, Frank Bausback destaca el hecho de que los diferentes recorridos de la ruta luterana  no estén masificados. Es muy fácil viajar al mundo Lutero. Además de los aeropuertos de Berlin o Frankfurt, se puede llegar o salir de Leipzig, Dresden o Erfurt-Weimar. También hay estaciones de tren en la mayoría de las 9 ciudades que marcan este viaje, rico no solo en detalles religiosos sino en importantes monumentos. Bausback nos recuerda que tan solo es más práctico alquilar un coche si se quiere visitar a fondo toda la ruta luterana, porque algunos pueblos, no están tan bien comunicados o se necesita más tiempo para realizar todo el trayecto.

 

 

Visitando las ciudades de Lutero


©DZT

Este es el recorrido básico de la ruta por las ciudades de Lutero en Alemania. Han pasado cinco siglos desde aquel 31 de octubre de 1517 y Alemania celebra el año de la reforma con una ruta por las ciudades de Lutero que va desde el castillo donde el reformador estuvo escondido y en el que conoció a su esposa, hasta la ciudad en la que nació, Eisleben, y en la que por casualidad también falleció, pasando antes por sus inicios universitarios y por supuesto por el epicentro de su reto religioso en Wittemberg. Lutero y Bach coincidieron en una misma geografía con una distancia en el tiempo de 200 años. Han sido dos hombres de épocas muy distintas, también de distintos temperamentos, pero en ellos concurría una profunda fe cristiana.

Eisenach

Wartburg Castle
©DZT; Hans-Peter Merten

Comenzamos en el castillo de Wartburg, en Eisenach, una pronunciada cuesta con decenas de escalones nos recibe en la parte superior. La otra opción es utilizar una furgoneta, pagando unos pocos euros, hasta poder llegar al castillo de barro cerca de Eisenach. En lo alto nos espera una vista impresionante sobre los bosques cercanos, también se puede apreciar un conjunto arquitectónico que nos retrotrae el siglo XVI y es allí, en 1521, cuando Lutero permanece escondido durante 10 meses por haberse escapado a la Dieta imperial de Worst, una especie de corte tras la que huyó por haberse negado a retractarse de sus postulados y rechazado la autoridad papal. Este castillo, declarado patrimonio de la humanidad comenzó a ser construido en 1080 y pasó de ser un fuerte defensivo a convertirse en residencia ducal y sede del gobierno.

Tras acceder por el puente original de entrada, se llega a los patios del castillo, a lo lejos se encuentra el Palax o casa de los señores feudales de origen románico y en el segundo piso impacta enormemente la magnífica sala de los Trobadores. Dejando a tras la casa, a través de unas galerías, se accede a la casa del alguacil y al culmen de la visita, la muy conservada habitación de Lutero, donde pasó meses traduciendo la biblia al alemán, ya que, según él, cualquier cristiano debía estar en contacto con Dios, sin intermediarios y a través de la palabra.

El arte cortesano de la Edad Media, la vida y la obra de Santa Isabel, la fiesta de las asociaciones de estudiantes alemanes, las obras de los menestrales y la romántica ópera de Wagner “Tannhäuser”, son inherentes ya a la historia de Wartburg para siempre.

Erfurt


Foto: ©Deutsche Zentrale für Tourismus e.V. (Keute, Jochen)

Nos vamos a Erfurt, los inicios religiosos de Lutero, donde encontramos su universidad, el alma mater de Lutero, ya que entre 1501 y 1505 se dedicó al estudio de las leyes, hasta que vio la luz tras ser alcanzado por un rayo y prometer que si salvaba la vida se haría monje agustino. La visita a este monasterio es sin duda imprescindible y la ciudad merece un largo paseo porque nos lleva a cruzar el puente de los comerciantes con varias decenas de casas al estilo del ponte Vecchio en Florencia. El broche final de la visita a la capital de Turingia, lo pone la plaza de la catedral con su impresionante escalinata. Tanto el conjunto catedralicio con un excelso gótico y la iglesia de San Ceverin, permite conocer la simplicidad arquitectónica, aplicada a los interiores, que alteró muchas de las iglesias católicas ya preexistentes.

Eisleben

Eisleben, Luther statue in front of the town hall
©Eisleben Fremdenverkehrsverein Lutherstadt

Nos acercamos a Eisleben, ciudad de nacimiento y muerte de Lutero. Casualidades del destino, hijo del dueño de una mina, venido a más, acabó muriendo en la misma ciudad que le vio nacer. La ciudad de cierto corte o aire medieval esconde dos joyas museísticas de su casa natal y la que hasta hace poco se creía que falleció, también la iglesia de San Pedro y San Pablo en la que fue bautizado el reformador y donde en el suelo, todavía existe una pila bautismal simbólica. A unos 20 kilómetros está la ciudad de Mansfeld, donde vivió la mayor parte de su infancia.

Leipzig

Leipzig, Church of St. Nicholas
©LTM – Schmidt

Nos vamos a Leipzig. Es algo más que la ciudad de Bach y de los Cantores de Santo Tomás. Es la ciudad en la que Martín Lutero sostuvo una acalorada disputa con el papista Juan Eck en 1519. El padre de la reforma volvió en 1538, a la ciudad sajona que comparaba con Sodoma y Gomorra por ese carácter comercial y liberal, y lo hizo para orar en la iglesia de santo Tomás, aquí la conexión con Bach. En 1989 tuvo lugar en Leipzig otro cisma, esta vez no fue religioso. Los ciudadanos de la República Democrática de Alemania se reunieron en la Iglesia de San Nicolás y comenzaron una serie de protestas civiles que acabaron doblegando al estado. La ciudad tiene actualmente un gran ímpetu cultural con una gran oferta musical en su ópera y casa de conciertos.

En Torgau se construyó la primera iglesia luterana. Esta pequeña ciudad esconde una joya arquitectónica de primer nivel, un castillo renacentista rodeado de un profundo foso arbolado, con una colonia de osos incluida, que la ha convertido en su hogar. El castillo alberga actualmente, y lo hará hasta febrero de 2018, una excelsa colección de objetos renacentistas, entre ellos finos artefactos de orfebrería y ropajes originales, que incluyen la capa nupcial del príncipe elector Federico III el sabio y también un traje italiano de brocado de oro de quien fue el protector de Lutero. Allí está enterrada Catalina de Bora.

Wittemberg

Castle Church, Lutherstadt Wittenberg

El culmen de las ruta del Lutero es Wittemberg. La tradición señala que en la puerta de la iglesia del castillo clavó sus 95 tesis. Con el título “Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias” atacó el uso católico de eximir las penas de ciertos pecados, previo pago. En el interior de la reconstruida iglesia gótica están enterrados Lutero y su protector político.

Y como es de imaginar el final del periplo luterano, no podía ser otro que la llamada casa de Lutero, originalmente un monasterio agustino. En este edificio vivió el reformador la mayor parte de su vida, junto a su esposa, Catalina de Bora, una exmonja que huyó del convento escondida en un barril. Lutero se oponía al enclaustramiento forzoso de las monjas. La Casa de Lutero, es hoy el mayor museo de la reforma en Alemania y alberga una gran hermosa variedad de documentos y libros originales, como la primera biblia en Alemán, así como una gran cantidad de de obras de arte y objetos de la vida cotidiana del reformador.

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   31.oct.2017 00:12    

Peregrinación a la Meca, Arabia Saudí "hace caja" con el 'hach'

 
170831-636397828543679776_4a397_Foto EFE
 
La Meca, Medina, Mina o el monte Arafat se llenan estos días de peregrinos musulmanes que quieren cumplir con uno de los preceptos básicos del islam. La mayoría aprovechan el hajj (hach en castellano), la peregrinación a la Meca, para viajar hasta los otros lugares sagrados. Este año se calcula que algo más de 2 millones de personas, procedentes de 168 países, emplean la cita para hacer turismo religioso. La cifra de peregrinos ha aumentado un 30% en relación a 2016. De los dos millones de visitantes, 130.000 son saudíes. Por nacionalidades los que más peregrinos han enviado son Pakistán y la India, seguidos de Bangladesh, Turquía, Malasia, Rusia, China y Filipinas. De entre los peregrinos que proceden de países occidentales las autoridades saudíes señalan que hay unos 25.500 peregrinos del Reino Unido, 20.500 de Rusia, 17.000 de Estados Unidos y 10.000 de Francia.
 
Como es habitual en el turismo, las polémicas políticas y divisiones entre países, no suponen ningún obstáculo para los viajeros. Este año han regresado a la Meca los fieles iraníes después de un año de suspensión y también los cataríes, a pesar de que la frontera entre ambos países está cerrada por un conflicto diplomático. 
 
Los centros comerciales que bordean la explanada de la Gran Mezquita de La Meca, están todo el día repletos de compradores. Las tiendas solo se vacían durante el tiempo de la oración. En esos momentos bajan las cortinas, para levantarlas inmediatamente después del rezo. Marcas de todo el mundo están presentes en la zona, y en la llanura de Arafat, donde los peregrinos dedican el jueves a oraciones e invocaciones, se encuentran vendedores de alfombras por todos los lugares.

Según los primeros cálculos de la Cámara de Comercio de la Meca, los peregrinos gastarán casi 6.000 millones de dólares, contra los 4 millones del año pasado. Cada uno de los más de 2 millones de peregrinos pagan varios miles de dólares en alojamiento, comida y compra de recuerdos y regalos, a lo que hay que añadir el precio del viaje. El aumento de ingresos en relación a 2016 viene dado porque hay más peregrinos, ya que el gobierno quitó la prohibición de regular la presencia de fieles de países que no eran musulmanes. Hasta 2013, la proporción de esos países era de 1 peregrino por 1.000 habitantes, y el resto del mundo solo podían suponer el 20% del total de peregrinos.

Hasta el descubrimiento del petróleo, la peregrinación a la Meca era el principal motor económico de Arabia Saudita. Según el especialista en peregrinación durante la época colonial, el historiador Luc Chantre, incluso antes de la llegada del Islam, la ciudad era un lugar comercial, de intercambio internacional donde la religión y el comercio estaban siempre vinculados. Luego llegó el petróleo, pero desde mediados de 2014, cuando los ingresos del crudo comenzaron a reducirse, se volvió a potenciar las peregrinaciones a lugares sagrados, en su vertiente más turístico-religiosa.

Meca -imagen aérea- @EFE

El año pasado, Mohammed ben Salmane, hijo del rey, hizo publicó un ambicioso plan de reformas llamado "Vision Saudita 2030", que tiene como objetivo diversificar la economía del país, demasiado dependiente del petróleo e incluir el aumento del turismo religioso. El presidente de la Cámara de Comercio de La Meca, Maher Jamal, ha explicado que para 2030 prevén recibir anualmente a unos seis millones de fieles durante el "hach" y 30 millones en la Umrah, que es una pequeña peregrinación que puede tener lugar durante todo el año.

Esto ha llevado a grandes transformaciones arquitectónicas realizadas en los últimos años y que han poblado de grúas la explanada de la Gran Mezquita. Las obras, que algunos han criticado por considerarlas desproporcionadas, incluyen la ampliación de las dos sagradas mezquitas en Medina y La Meca. Para hacer más fluida la circulación de los peregrinos alrededor de la Kaaba, se añadieron dos pisos más, que están conectados a la planta baja por escaleras mecánicas. De esta forma los fieles pueden realizar el rito en corredores aireados o ventilados. Para evitar avalanchas, como la que en 2015 produjo la muerte de 2.300 personas, se han pactado, con las diferentes misiones, horarios estrictos de rezo. Además para moderar las altas temperaturas que se registran en Arabia Saudí, el Gobierno distribuyó pulverizadores de agua en los lugares comunes y desde hace años planta árboles para crear sombra y mitigar el calor.

Rituales sagrados, la parte religiosa

 
170831-636397657459919087_97c0e_Foto EFE
 
La mitad de los peregrinos visitan habitualmente la Mezquita del Profeta en la ciudad santa de Medina y se desplazan posteriormente a Mina, situada a unos 7 kilómetros al este de La Meca, lugar donde pasan el primer día del "hach", denominado "Al Taruia" (saciar la sed), tiempo que dedican a rezar, leer y recitar el Corán (libro sagrado del islam) o a discutir asuntos religiosos. Los peregrinos permanecerán allí antes de dirigirse al día siguiente al monte Arafat, a unos 20 kilómetros al este de Mina, donde se realizan las oraciones del mediodía y la tarde.
 
Luego llegará el rito de dar siete vueltas alrededor de la "Kaaba", el cubículo en el que se encuentra la piedra negra que los musulmanes consideran un pedazo del paraíso, y por último suben al monte Arafat. Allí, vestidos con ropas sencillas de color blanco sin costuras, hacen el ritual Wuquf (estar de pie), que consiste en reflexionar y hacer súplicas a Dios, desde la madrugada hasta la puesta del sol, en el monte donde la tradición musulmana relata que el profeta Mahoma pronunció su último sermón hace catorce siglos.  Antes del atardecer deben abandonar el lugar para dirigirse a Muzdalifa, donde pasan la noche y recogen guijarros para el día siguiente. De vuelta a la Meca,  los peregrinos deberán cumplir la segunda fase de la lapidación del diablo en Mina y dar siete vueltas más como despedida a la "Kaaba". La peregrinación finaliza con la fiesta del sacrificio, conocida como "Aid al Adha" en árabe, considerada una de las más importantes del calendario musulmán. Los musulmanes degüellan corderos -y otras reses como vacas y camellos- al alba para rememorar el pasaje bíblico según el cual Abraham ofreció a Dios la vida de su hijo primogénito, quien según la tradición islámica no era Isaac sino Ismael y de cuya estirpe se cree que descienden los árabes.
 
La peregrinación a La Meca es uno de los cinco pilares del islam, junto a la "shahada" (profesión de fe), la limosna, la oración y el ayuno en el mes de Ramadán.
 

Logística de la peregrinación a la Meca

170901-636398532554981863_7c11c_Foto EFE
 
Cerca del 94% de los  peregrinos llegan en avión. Con el fin de reducir los atascos y  facilitar un flujo de movimiento de pasajeros, los aeropuertos de  Jeddah y Madinah han creado terminales dedicadas a ellos.  Algunos peregrinos viajan en autobús, furgoneta y coche. Este año  han llegado más de 30.000 vehículos, y hay más de 17.000 autobuses  especiales conducidos por unos 22.000 chóferes que transportan a los  peregrinos al lugar. Desde 2010, una línea de metro une las principales estaciones del hach
 
Como ocurre en los lugares de peregrinación más importantes de las grandes religiones, las autoridades deben organizarlo todo para que los fieles no tengan impedimentos en realizar el ritual establecido por cada creencia. Para realizar el trayecto entre el monte Arafat y Muzdalifa -donde pasan la noche y recogen piedras para el rito de la lapidación, se han dispuesto 17 trenes que trasladarán a un total de 365.000 peregrinos, aunque este transporte está limitado a fieles oriundos de Arabia Saudí, de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Catar, Kuwait y Omán), de Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Sri Lanka, la India, Turquía y Estados Unidos. Para los demás, habrá disponibles más de 17.000 autobuses que les trasladarán a Muzdalifa.
 
También se han extremado las medidas de seguridad. Se han desplegado 100.000 policías y 6 aviones sobrevuelan tanto el cielo de La Meca como los lugares donde se realizan los ritos sagrados, encargados de observar la seguridad y el movimiento de los fieles. Las aeronaves también están preparadas para una evacuación médica y con personal especializado con el fin de trasladar los casos críticos a los hospitales. Para facilitar la estancia se han proporcionado más de 15.000 sillas de ruedas para ancianos y discapacitados, se han desplegado a unos 6.300 empleados que proporcionan agua fría a los peregrinos, les ofrecen el Corán, supervisan la limpieza de las zonas sagradas y vigilan y guardan las puertas en La Meca y Medina. En el caso de la Meca, se han preparado 25 hospitales y 155 centros sanitarios, atendidos por unos 29.000 sanitarios. Durante la peregrinación se distribuyen a diario más  de 2,64 millones de comidas.
 
Este es  uno de los peregrinajes más antiguos del mundo, pero no por eso se ha quedado anclado en el tiempo, sino que se ha incorporado la  tecnología moderna para mejorar la experiencia de los participantes y  asegurar su seguridad y bienestar. Con este objetivo, cada peregrino  dispone de un brazalete electrónico de identificación que contiene  información personal y médica que permite a las autoridades dedicadas  a la peregrinación a la Meca identificar a las personas y  proporcionarles su atención debida. Los brazaletes, que son resistentes al gua y compatibles con GPS,  informan a los peregrinos acerca de las horas de rezo y disponen  además de un escritorio de ayuda en múltiples idiomas para peregrinos  que no hablan árabe. 
 
El Ministerio de Cultura e Información de Arabia Saudita ha  lanzado dos portales - Hajj2017.org  y SaudiWelcomesTheWorld  - para  proporcionar asistencia a los peregrinos, además de mantener al resto  del mundo, incluyendo los medios mundiales, informados y actualizados  durante este periodo. 
 
 
 
Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    3.sep.2017 13:58    

Braga, la ciudad más antigua de Portugal, y su capital religiosa

177_OPO1_BRG_OPO1_Centro histórico de Braga

Estos días las miradas están fijas en un pequeño pueblo de Portugal, Fátima. Pero la verdadera capital religiosa de Portugal está más al norte, en Braga. Con más de 2.000 años de historia es la metrópoli más antigua de ese país y una de las ciudades cristianas más antiguas del mundo. Fundada por los romanos con el nombre de Bracara Augusta, como otras ciudades de sus características, se ha modernizado sin olvidar sus tradiciones ni su pasado. Mantiene un ritmo tranquilo, entre el ir y venir de miles de estudiantes que se dirigen hacia las dos universidades que tienen sede en esa población, la Universidad Católica y la del Minho, con cuatro campus en la ciudad y otro en la vecina Guimarães. Además cuenta con el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología, un moderno edificio en el que trabajan unos 200 investigadores y que se ha convertido en un símbolo de colaboración entre España y Portugal.

Junto a este complejo científico, encontramos una ciudad que mantiene sus raíces históricas, perceptibles nada más pasar el Arco da Porta Nova, por donde nos adentramos en su rico casco antiguo, un reflejo del poder eclesiástico de siglos pasados. Conocida como la ciudad de los arzobispos, tiene más de 40 iglesias, la mayoría barrocas. El tiempo parece haberse parado en esa zona, hoy en día peatonal, con sus impresionantes monumentos como la Catedral, el palacio episcopal y los jardines de Santa Bárbara.

Por esas tierras anduvieron los celtas, después los romanos y más tardes los suevos, que mantuvieron la capital en Braga. Durante un tiempo sufrieron la invasión musulmana y más tarde pasó de unas manos a otras, de Galicia al reino de León, hasta que Afonso Henriques lideró la independencia de Portugal en 1139. Aun así su importancia en la historia no fue política sino eclesiástica, donde mantuvo el arzobispado sobre todo el noroeste de la península, enfrentándose durante la Edad Media con Toledo y Tarragona. Hacia finales del s. XI, el obispo D. Pedro ordenó la reconstrucción de la catedral, destruida durante las invasiones musulmanas y con el arzobispo Diego de Sousa, en el siglo XVI, vivió una edad de oro embelleciendo las iglesias, palacios y fuentes. Unos doscientos años más tarde el arquitecto André Soares, la convirtió en un símbolo del barroco portugués.

En Portugal se dice que "Coimbra estudia, Lisboa se divierte, Oporto trabaja y Braga reza". Un tópico que ha quedado atrás, aunque es cierto que, "algo queda". En las estrecha calles del centro histórico se mezclan iglesias y casas modernas. Vale la pena sentarse en alguno de sus cafés o bajo las arcadas de la Plaza de la República. Ese es el punto que permite ver las dos Bragas: la antigua y la moderna con sus amplias avenidas.

La catedral se inició en el siglo XI y conserva el aspecto románico en el exterior donde se mezclan los tres pórticos de ese estilo con dos torres barrocas. En el interior también se puede observar la mezcolanza de gótico, renacentista y barroco, con sus dos magníficos órganos de tubos del siglo XVIII. En el museo catedralicio hay más de 200 campanas, que fueron retiradas de numerosas iglesias de la ciudad.

Ya fuera del casco antiguo encontramos la Iglesia de la Santa Cruz, uno de los más bellos ejemplares de la arquitectura barroca religiosa bracarense. Hay una leyenda que dice que quien encuentre dos gallos simétricos en su fachada, se casará ese mismo año, o lo hará en Braga.

En las afueras de la ciudad, en medio de la montaña se divisa el monasterio de Bom Jesus do Monte, uno de los edificios más reconocidos de la ciudad, y lugar de peregrinaje, en el que destacan sus escaleras zigzagueantes, con un desnivel de más de 100 metros. Es una de las atracciones turísticas de Braga. Comenzó siendo una capilla, en el siglo XIV, a la que se añadieron más tarde seis capillas dedicadas a la pasión de Cristo. En cada escalera hay una fuente dedicada a uno de los cinco sentidos, y está rematada por una iglesia barroca de principios del siglo XVIII.

Unos kilómetros más allá y en lo alto de otra colina, encontramos la basílica de Nuestra Señora de Sameiro, otro de los lugares de peregrinaje mariano de Portugal, y que fue visitado por el papa Juan Pablo II, en 1982.

La Semana Santa braguense, un atractivo turístico-religioso

En Semana Santa, los farricocos -penitentes-, devuelven por unos días la ciudad al pasado. Durante la tarde del Jueves Santo, llaman la atención de feligreses y visitantes para anunciar la procesión del Señor del Ecce Homo, que tiene lugar en la madrugada del jueves al viernes. Con una tradición que se inicia a finales del siglo XV, estos personajes lucen capirote, visten ropas bastas con cinturones de cuerdas y caminan descalzos, portando matracas que sirven para llamar la atención antes de la procesión de la noche. Junto a ellos aparecen los "fogareus" que portan teas encendidas con fuego, precediendo a la imagen del Ecce Homo, o al Señor de la Caña Verde. La procesión comienza el recorrido en la Iglesia de la Misericordia, cercana a la catedral.

En la ciudad, a lo largo de los siglos se han sucedido múltiples celebraciones religiosas durante la Semana Santa, algunas desaparecieron en los últimos siglos, principalmente a principios y mediados del XX. Pero algunos ciudadanos, feligreses o no, han recuperado la procesión de la Virgen de Burrinha, una curiosa celebración que sale desde la iglesia de São Victor. Participan unas 1.000 personas, que representan diversos pasajes bíblicos como la expulsión del Paraíso, la proclamación de los 10 mandamientos, o varios pasajes del Antiguo Testamento hasta llegar al último cuadro, que es la huida a Egipto representada por una imagen de la Virgen subida a un borrico.

¿Cómo llegar a Braga?

Para viajar a Braga, se puede ir por carretera pasando por las provincias de Zamora, Salamanca, Orense o Pontevedra, aunque lo más cómodo, si no se vive cerca de esa zona, es viajar en avión. El moderno aeropuerto Francisco Sa Carneiro, uno de los mejores de Europa, tiene conexión con una 50 ciudades europeas y una de las aerolíneas que tiene mejor conexión es la portuguesa TAP, con dos vuelos directos y diarios de Madrid a Oporto. Desde allí se puede coger un autobús que va hasta Braga o Guimarães.

Para conocer más detalles sobre el destino, se puede -se debe-, consultar la web de Porto and Northern Portugal Tourism, el organismo responsable y coordinador de las acciones turísticas del norte del país, donde encontraréis muchas y variadas formas de aprovechar vuestra estancia. En Braga hay una gran variedad de alojamientos tanto en precio como en calidad.

 

Categorías: Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   13.may.2017 09:14    

Promocionan las Semanas Santas de Cuenca y Castilla y León

  C8BK84jXwAEVMQ3

La Semana Santa es una de las celebraciones más destacadas del mundo cristiano, y muy especialmente en España. Pueblos y ciudades mantienen antiguas tradiciones y en sus calles los ciudadanos, convertidos ahora en penitentes y actores amateurs, recuperan por unos días la religiosidad de sus antepasados.

La Semana Santa permite ver en la calle, tallas de gran calidad artística y monumentos patrimonio de la humanidad, mezclados con la música de bandas de cornetas y tambores, saetas, sayas, mantones, capirotes, papones, penitentes, braceros mientras el aire huele a incienso, cera quemada, aromas de azahar, rosas o claveles. Las procesiones silenciosas o ruidosas, austeras o barrocas se suceden en la mayor parte de los pueblos de la geografía española. Aunque nos vamos a detener en las celebraciones religiosas que se celebrarán en Cuenca y Castilla y León.

'Cuenca: Una Pasión'

El centro histórico de Cuenca se convierte en escenario de procesiones y fiestas de Pascua de una calidad cultural indudable. Declarada de Interés Turístico Internacional en 1980, desde el Domingo de Ramos al de Resurrección se organizan 42 pasos procesionales y paralelamente se podrá disfrutar de la 56 edición de la Semana de Música Religiosa. Ambas actividades son una expresión artística que evoca sentimientos y provoca emociones.

Las hermandades pasan todo el año preparando su participación en la Semana Santa, en la que participan los más pequeños, como una muestra de que estas tradiciones perduran y se transmiten de padres a hijos a lo largo de generaciones. Se trata de un esfuerzo multitudinario y conjunto de la sociedad conquense. El cartel de 2017 es obra de Rafael Pérez y la Junta de Cofradías ha publicado "Cuenca Nazarena", que incluye entrevistas y reportajes a personajes ilustres de la ciudad, y láminas de escenas de las procesiones para que coloreen los más pequeños o los aficionados. Además se ha editado un disco que recoge el concierto que grabó el año pasado la Agrupación de Música de Getafe.

La Semana Santa conquense se caracteriza por la sobriedad, el silencio y la devoción más profunda. Formada por nueve procesiones en la que participan más de 25.000 hermanos, es el evento anual más importante y multitudinario de la ciudad. Uno de los huecos de esta celebración es la falta de una procesión el Sábado Santo y este será el último año sin procesiones ese día. En 2018 se sumará una nueva hermandad que cubrirá este histórico vacío entre el viernes y el domingo.

Turbas de Cuenca

Cada año, en la madrugada del Viernes Santo, bajo la luz de la primera luna llena de la primavera, tres hermandades procesionan por las calles de Cuenca, y se abren paso en medio de la multitud. Son Las Turbas un singular cortejo, que se ha convertido en una de las señas de identidad de la Semana Santa de la ciudad.

Aunque sí existen datos fiables de que la primera procesión del amanecer del Viernes Santo en la ciudad, llamada en sus orígenes de los Nazarenos, tuvo lugar en 1616, sobre el verdadero origen de Las Turbas, tal y como las conocemos hoy en día, no hay un hecho real o ficticio que sea asumido por todos como germen de este colectivo. Lo que sí parece claro es que no son anteriores al siglo XIX. Pero, ¿qué sentido tenía la participación de este grupo? ¿Qué o a quiénes representaban? La mayor parte de las hipótesis que tratan de justificar su presencia en la procesión del Viernes Santo conquense hablan de los turbos como un grupo de actores cuya misión es simular la burla de la que, según la tradición cristiana, fue objeto Jesucristo en su camino a la Cruz. Acompañan sus gritos al ritmo del tambor y los clarines.

Un repaso a la historia de las tradiciones de Semana Santa evidencia que ambos instrumentos han formado parte de las representaciones de estas escenas religiosas, al menos, desde la Edad Media, mezclando cultura y religión. Las Turbas, tal y como hoy las conocemos, surgieron en el siglo XIX íntimamente ligadas a la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno de El Salvador, que recogieron una serie de rasgos anclados en lo más profundo del acervo cultural conquense. A comienzos del siglo XX, este grupo estaba formado por seis clarines, seis tambores y un maestre de Turbas, todos ellos de familias muy humildes. Aparecen de esta forma linajes íntimamente ligados desde entonces a este colectivo: Los Planchas, Los Pantaleones, Los Patacos…

La necesaria reconstrucción de la Semana Santa tras la Guerra Civil también llegó hasta Las Turbas. A partir de entonces, formaban parte de ella 24 personas: 12 clarines y 12 tambores, aunque era habitual contar con la presencia de los más jóvenes de la familia que continuaban con la tradición de las familias primitivas. El orden del desfile era el siguiente: primero los clarines, luego los tambores y, tras ellos, El Jesús. Otra de las costumbres tradicionales, que hoy todavía perdura, ha sido la visita que la turba rinde a los Hermanos Mayores de Nuestro Padre Jesús Nazareno –también en muchas ocasiones a lo de San Juan Evangelista- en la noche del Viernes Santo. El Hermano Mayor correspondía a sus visitantes con un ágape a base de galletas, magdalenas, pastas y resoli.

Las Turbas siempre han precedido al Nazareno del Salvador, y por tanto han de desfilar delante del guión de la hermandad. Los clarines suenan cuando El Jesús asoma por las curvas o cuando inicia la marcha tras el descanso de los banceros; mientras, los tambores callan. También se puede escuchar en el silencio de la noche el Miserere, un salmo penitencial (Misericordia, Dios mío, por tu bondad,/ por tu inmensa compasión borra mi culpa;/ lava del todo mi delito,/ limpia mi pecado./ Pues yo reconozco mi culpa). En la turba se busca conjugar, la fe, la tradición, la religiosidad popular, la cultura.

El cardenal Carlos Amigo, arzobispo metropolitano de Sevilla, explica que “a la misma hora, la misma Señora, la Virgen de la Soledad de Cuenca y la Virgen Macarena en Sevilla salen a la calle. El silencio es contenido son casi respiración ante la Virgen querida de Cuenca. ¿Aplaudir? ¡Sería ofensa! ¿Decir piropos? ¡Sería blasfemia! A la misma hora, la misma Señora, con otro nombre sale a la madrugada de Sevilla. ¡Bandas de música, aplausos, vivas, piropos! No hacerlo sería de mal hijo. Pero, en el fondo, el amor y la devoción a la Madre!... El mismo texto, distinta música”.

'Vive la Semana Santa en Castilla y León. Díez días para emocionarte'

AVILA-Semana-Santa

22 ciudades y localidades de Castilla y León con declaración de interés turístico, han preparado más de 400 actos relacionados con la Semana Santa, además durante 10 días se abrirán los museos y edificios históricos de esas poblaciones. La región se convierte, en sí misma, en un museo al aire libre con tallas de Juan de Juni, Luis Salvador Carmona, Francisco Díez de Tudanca oVíctor de los Ríos o Juan de Angers.

León, que este año celebra su milenio como ciudad, celebra una Semana Santa que se remonta al siglo XVI, aunque ya desde el siglo XIII se celebraban actos religiosos para conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Su semana, dura 10 días desde el viernes de Dolores cuando sale al encuentro la Virgen del Mercado, hasta el domingo de gloria.

La Semana Santa castellanoleonesa se traslada a las redes para buscar turistas. La consejería de cultura y turismo ha presentado varios materiales promocionales de todas las celebraciones de la Comunidad, como la App "CyLProcesión' que recoge todos los actos relacionados con estos actos religiosos. Además mediante las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram, (donde Turismo de Castilla y León cuenta con más de 124.500 seguidores) se realiza una campaña dinámica que invita a los visitantes a mostrar cómo viven esa semana en la región. En la información en línea www.turismocastillayleon.com se promociona un paquete con más de 100 experiencias turísticas, a través de seis bloques temáticas: Semana Santa, Enogastronómica, Familiar, Cultural, Activa, Rural, Urbanita y Relax.

Uno de los objetivos del gobierno regional es llegar a mercados "prioritarios y de proximidad" y en este sentido la promoción llega a Madrid ya que es el principal mercado emisor de visitantes a nivel nacional. A lo largo de 2016, más de un millón y medio de visitantes procedían de esta comunidad, lo que supuso el 27% del total, con un incremento del 4,58 por ciento con respecto a 2015, en el que creció la llegada de turistas madrileños un 8,45 por ciento.

C8WO2b-VwAAXOyI

 

Categorías: Religión

Ángela Gonzalo del Moral   17.mar.2017 23:42    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios