« La vergüenza del Hilton | Portada del Blog | Derechos Humanos, objetos inútiles »

Las elecciones y las pelotas

(Desde Nueva York)

Las encuestas auguran pésimos resultados para Obama en los recuentos de votos de esta noche. Dicen los analistas políticos que será la expresión de un castigo en las urnas de quienes esperaban imposibles milagros obrados por el primer inquilino negro de la Casa Blanca. Y también fruto de una reacción de la vieja derecha norteamericana, crecida tras su fracaso en los elecciones de 2008. Aunque el propio Obama se haya esforzado durante los últimos días en paliar la anunciada derrota, la verdad es que los demócratas no parecen demasiado nerviosos. Ayer me explicaba Luís Miranda, asesor del Partido Demócrata que, si este pierde el control de la Cámara de Representantes, al menos Obama tendrá a quien culpar de que sus promesas queden incumplidas, de cara al largo batallar político que queda hasta las presidenciales de 2012.

Mal síntoma para la salud política estadounidense es que el mayor mitin de toda la campaña electoral lo hayan protagonizado dos famosos humoristas --Jon Stewart y Stephen Colbert-- que pedían cordura y caricaturizaban a esa nueva/vieja derechona republicana del Tea Party, reclamando irónicamente que este país recupere el miedo: que viva y que vote atenazado por el temor a sus viejos fantasmas para no perder las esencias reaccionarias que caracterizan a la llamada América profunda, rancia y retrógrada.

Mal síntoma es también que los discursos más jaleados sean los que gritan esos nuevos/viejos figurones --con quienes Esperanza Aguirre declara sentirse identificada-- que nos obsequian continuamente con mensajes bárbaros difíciles de tomar en serio. Pareciera que los principales activistas políticos de este país fueran analfabetos. Y más allá de sus aberrantes argumentos contra las garantías sociales del estado, un día se oye la voz de Christine O’Donnell (candidata republicana al Senado por Delaware) perorando sobre los horrores de la masturbación. Y otro es su correligionario Carl Pasquale Paladino (candidato republicano a gobernador de Nueva York) quien, arremete contra los homosexuales o le espeta a su rival, el demócrata Andrew Cuomo, que no tiene pelotas (balls, en inglés) para enfrentarse dialécticamente con él. Claro que su líder ideológica, la inefable Sarah Palin, quiso ser aún más rotunda y utilizó la palabra española cojones, mucho menos ambigua que la inglesa balls, para definir las carencias que reprochaba a Obama. Cuestiones de elegancia personal y de estilo político.

Lo peor es que detrás de estos muñegotes groseros se ocultan los más poderosos y despiadados grupos de capital --las gigantescas corporaciones económicas que Jean Ziegler denomina nuevos amos del mundo-- decididos a incrementar su control sobre los principales instrumentos políticos de los estados Unidos. Ello explica que el gasto en propaganda electoral haya sobrepasado los 3.000 millones de dólares según cálculos de la empresa consultora Kantar Media.


4 Comentarios

Bueno, esto era algo que se veía venir.A mí no me sorprendió en absoluto ...pero lo realmente importante es el efecto concebido...como irónicamente dice un amigo, duran poco, afortunadamente.
No es síntoma ni ninguna radiología para atemorizarse.Un saludo Vicente.

*Hay una errata menor en el texto, en vez de 2010 son las 2012.
Y lo peor de todo es que cuando, por ejemplo, Obama defiende la reforma sanitaria diciendo "bueno, ahora x millones de niños tendrán atención médica". Yo me pregunto, ¿cómo alguien puede estar en contra de algo así? ¿cómo el país más rico de la tierra escatima en estas cosas? ¿qué tipo de democracia es esa?

Habría que decirle a Sara Palín: "¿Qué importa el sexo si el amor es puro?... ¿Que importa ser 'marica' con tal de ser hombre?...

Preguntas a Sarah Palin: ¿Qué importa el sexo si el amor es puro?... ¿Qué importa ser 'marica' con tal de ser hombre?...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Vicente Romero


Vicente Romero es uno de los reporteros más veteranos de TVE. Desde este blog cuenta sus viajes a los lugares donde viven los más desfavorecidos del mundo. Si hace falta izar una bandera de palabras para definir contenidos e intenciones, puede servir el verso de José Martí que da título a este blog.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios