« Cuesta arriba | Portada del Blog | Lo peor »

Ciudadanos del mundo por Ulm

    viernes 21.feb.2014    por Carolina Jaque    0 Comentarios

Quién me iba a decir a mí que iba a quedar un día para tomar café con una japonesa, una ucraniana, una americana y un italiano. Hacía mucho que no nos veíamos, pero durante unos meses fuimos compañeros y compartimos días buenos y no tan buenos, y esperas más o menos tranquilas. Hicimos uno de esos cursos con los que tanto me metí hace dos semanas y a los que tengo que agradecer infinitamente la gente que he conocido en ellos. Y no sólo por las personas en sí, que los hay más y menos afines a mí, por supuesto, sino por lo mucho que me ha gustado compartir mi día a día con personas de tan distintas partes del mundo.

En mi primer curso conocí a varios americanos y a unos cuantos turcos, que recuerdo que alucinaban con las cifras de paro de España, muy superiores a las suyas, un país que no es miembro de pleno derecho de la UE, y cuyo PIB está muy por debajo del nuestro. También coincidí con una búlgara con la que hablaba en italiano, y con una rumana que no hablaba inglés, por lo que la comunicación era realmente muy limitada.

En el segundo curso que hice coincidí con estos amigos con los que he estado hoy. Con el italiano ya no hablaba en italiano, nos usábamos a veces como comodín para traducir. Y con la ucraniana a veces todavía hablamos un poco de inglés, aunque la americana ya ha conseguido evitar recurrir a su lengua materna cuando se le atraganta el alemán. Esa es la ventaja (o desventaja según se mire) de los anglosajones, que como en principio todo el mundo les entiende, les tienta la posibilidad de hablar su idioma. 

Con estos compañeros he tenido conversaciones curiosas. Un día hablábamos de las formas de comer. La americana echaba de menos comer con las manos. Decía que en EEUU se comen muchas cosas con las manos: hamburguesas, perritos, nugets, patatas fritas, etc. y que ella lo echaba de menos. La japonesa, por ejemplo, no podía entender cómo nos estábamos comiendo esa ensalada con cuchillo y tenedor, cuando es muchísimo más fácil con palillos, decía. ¡Coger hojas de lechuga con palillos! Para mi es un imposible, pero para ella es imposible hacerlo con tenedor. Y mi querida amiga china era incapaz de recomendarme un restaurante chino en la ciudad, porque decía que los cocineros son siempre vietnamitas. Está claro que a mi me pones delante a un vietnamita y a un chino y no sé si los distingo, la verdad.

En esa clase jugamos una vez a adivinar personajes famosos. Es entonces cuando te das cuenta de que Nadal no es tan conocido como creemos, y de que es posible que alguien no sepa quien es el Conde Drácula. Fue divertido, no nos lo podíamos creer. Todos decíamos. "Sí, hombre, claro que sabes quien es, cuando lo leas lo sabrás, es que no caes". "¿Drácula? ¿Quién es Drácula?" soltó el compañero kosovar para nuestra sorpresa tras leer el nombre.

Gracias a estos cursos tengo en mi cocina dos de los tés chinos que forman parte de los top ten en el país, porque allí hay un top ten de tés. También gracias a ellos tengo la posibilidad de irme con la japonesa al querido pueblo cercano a Palermo de mi amigo a vendimiar. (Sería gracioso, una japonesa y una española vendimiando al sur de Italia). Y, quien sabe, quizá pueda ir a Israel, el próximo destino de la americana. 

También por estas amistades sé que en China las mujeres se quedan un mes en la cama después del parto, que en muchísimos países no se usa epidural, o cómo funcionan los colegios internacionales. He estado unos meses compartiendo pupitre, como quien dice, con dos sirios, un cubano, un croata y un kosovar. Todas ellas oportunidades para entender un poco mejor el mundo bastante desperdiciadas tengo que decir.

Y suma y sigue, porque espero no quedarme aquí. Confío en seguir teniendo trato con mis ex compis y en poder conocer a mucha más gente de distintas partes del mundo. No tiene nada que ver con conocer los países, lo sé, pero me ayuda a hacer el mundo un poco más pequeño.

Carolina Jaque   21.feb.2014 13:28    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Haciendo el mundo pequeño

Bio Haciendo el mundo pequeño

Seguro que hoy algún español ha salido de su casa, ha dejado su barrio, sus amigos de siempre y a su familia para irse a vivir al extranjero. En 2012 fueron casi 60.000 los que hicieron las maletas. Pero ¿cómo es eso de emigrar en el siglo XXI?
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios