8 posts de marzo 2010

Tasio y las redes sociales

Paso el día con expertos que elucubran sobre el mundo conectado, el impacto de las redes sociales en la construcción de la realidad, la blogosfera transnacional, la visualización de las redes sociales en las redes informáticas. Los ponentes twittean, los alumnos iPodean en un convento del siglo XIII reconvertido en universidad del XXI. En sus pasillos, la belleza de las ruinas del Románico se da la mano con la eficiencia de una nave espacial. Llego a casa por la noche y en la 2 dan Tasio. Ceno con ese entrañable Tasio que pasa sus días robando pajarillos de los nidos y alimentando mortíferas carboneras. Y cuando a un niño del pueblo se le d...

Depresión a la española

"Vas paseando por la calle y la gente te sonríe", me dijo nada más llegar a Missouri un amigo español que terminaba los estudios que yo estaba a punto de comenzar. Mi amigo tenía razón: al poco descubrí el efecto terapéutico de las sonrisas de los desconocidos; la paciencia de los dependientes cuando no atinas con la talla de zapatos, de los camareros cuando te equivocas de plato. Se trata de una amabilidad superficial, por supuesto. No es que se vaya una haciendo amiga del alma del primero que pasa por la calle. Pero echo de menos esas buenas maneras cuando estoy en la biblioteca pública y desde el mostrador de información me miran con car...

La vaca y el KitKat

¿Acaso hace falta sacarle a la gente el corazón, tirarlo al suelo y pisotearlo como uva de vendimia para que reaccione? Y aún así, ¿reaccionamos? Algo así sentí el otro día tras ver el vídeo que Defensa Animal colgó en su espacio en Facebook. No lo pego aquí para evitar el sufrimiento a los lectores: un sala de matadero, con sus paredes alicatadas blancas, tubos fluorescentes, operarios con delantal. Una vaca cuelga de una grúa por la pata. Cae al suelo. Está viva. Los operarios la cuelgan de nuevo. Tras varios intentos fallidos, la rajan por dentro. De la barriga sale un ternerito. El ternerito cae al suelo, que ya es un gran charco de s...

Historia del agua embotellada

Subía en el ascensor de una de las torres Kío el otro día cuando entraron dos hombres con pinta de ejecutivos, con sus corbatas y maletines. "Cómo son estos consultores", dijo uno de ellos dirigiéndose al otro. "Te piden prestado el reloj y te cobran una millonada por decirte la hora". Algo así, aunque en otro orden de cosas, ocurre con el agua embotellada. En Segovia, por poner un ejemplo, el agua del grifo es tan mala que si la bebes mueres en el acto. Eso aseguran sus paisanos, que se desloman subiendo las botellas de agua mineral del supermercado porque ni siquera confían en los sistemas de filtrado. Mientras tanto, Bezoya capta el...

El Madrid de Delibes y los leones de África

De todo lo que he visto y leído este fin de semana sobre Miguel Delibes, una frase suya no se me despega de la cabeza: Para mí Madrid es la ciudad del miedo. A mí Madrid me da miedo, porque si Valladolid me parece un enorme aparcamiento, Madrid me parece cinco veces ese aparcamiento. ¿Qué opinaría este hombre del movimiento por el decrecimiento del que hablábamos en el post anterior ? Ahora que Félix Rodríguez de la Fuente vuelve a estar de moda se me ocurre que Delibes, que no sé si alguna vez estuvo en África, quizá habría estado de acuerdo con esto: Después de conocer África he comprendido mejor aún nuestra condición de eslabone...

El mundo, en serio

Interrumpo mi partida de futbolín para hacer saber a los lectores escépticos –románticos desmotivados, agnósticos convencidos– que hay quien se toma en serio eso de cambiar el mundo. Y no sólo durante un par de minutos. ¿Cómo? No podemos crecer más sin romperlo todo; ni siquiera podemos mantenernos como estamos. De modo que no nos queda más remedio que decrecer. Mi ordenador se apaga y se enciende; la taza de café se vierte sobre el móvil; la pantalla del iPod se resquebraja; escucho rayos y truenos en la tele del vecino al otro lado de la habitación. Pero así es. Antes de que el planeta arda como una cerilla, las propuestas de los pa...

Dos minutos para cambiar el mundo

Para este lluvioso fin de semana, otro minuto de esos que pueden cambiar el mundo. Al hilo de los comentarios del post anterior, elijo este extracto de un discurso de Oren Lyons, uno de los jefes de la Nación Onondaga, tribu indígena de norteamérica. Lyons, que también es profesor universitario en Buffalo (Nueva York) y autor de varios libros, se refiere a la manera correcta de ejercer el liderazgo entre su gente: "Cuando te sientas en el Consejo que decide sobre el bienestar de la gente, no pienses en ti o en tu familia o en tu generación. Toma tu decisión en representación de las próximas siete generaciones. Ese es el consejo que se da...

Un minuto para cambiar el mundo

Desde que supe de ella y de sus patrocinadores, la campaña por el buen rollo general de los españoles a través, básicamente, del incremento del consumo, me dio mala espina. Y no soy la única, por supuesto. En cuatro días, y a pesar o por culpa de los 4 millones de euros que la respaldan, a la iniciativa por el optimismo global le han crecido los enanos, como se puede ver aquí o aquí. El blog Mi mesa cojea va más allá y, aunque en el fondo lleve razón, se desacredita cuando utiliza los insultos. ¿No hay maneras más bellas -y baratas- de inspirar a la población? No para que consumamos más, sino para que desarrollemos nuestro potenci...

Calendario de este mes

marzo 2010
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31