« Pekín, la ciudad que nunca respira | Portada del Blog | 2013, el Año de la Serpiente (y de los sobres) »

Casas de espíritus

    lunes 4.feb.2013    por Natalia Martín Cantero    10 Comentarios

En todas las casas tailandesas, y también en establecimientos públicos como hoteles, restaurantes, tiendas e incluso gasolineras, hay un espacio reservado para rendir culto a los ancestros y a los espíritus del lugar. Son las casas de espíritus, templos en miniatura donde se alojan figurillas humanas rodeadas de ofrendas: refrescos, frutas, velas, arreglos de flores. Las casas están decoradas con estatuas, animales e incluso muebles.

IMG_1257
Casa de espíritus en un hotel en la isla de Koh Lanta (Tailandia)

Algunas tienen mejor pinta que las casas en sí, lo cual tiene su explicación: cuando la gente construye una casa, se cree que se está incordiando al espíritu que habita el lugar. Para apaciguarlo, es necesario hacer una casa más espléndida que la tuya propia. Las atenciones a estos seres del más allá son tales que incluso hay que pedirles permiso cuando se tienen visitas, no sea que se les vayan a importunar.

De pequeña tenía una enorme casa de muñecas de madera de color azul hecha a mano por un carpintero amigo de la familia. Recuerdo muchas sobremesas de domingo jugando con esa casa, moviendo los enseres de un lado a otro en función de las necesidades de los inquilinos: un matrimonio con dos hijos, a imagen y semejanza de mi propia familia. El que peor parado salía siempre era el hijo pequeño, que se quedaba castigado en el ático lleno de arañas durante tardes enteras mientras su álter ego jugaba con su colección de clics en la habitación contigua, ajeno al vudú al que lo sometía su hermana. Esas tardes de domingo mis padres (los reales y los imaginarios) se echaban la siesta y leían el periódico. En aquellos tiempos los papeles de Bárcenas todavía no habían salido a la luz, y el fin del mundo parecía lejano, por lo que era posible echar una cabezadita entre noticia y noticia.

Supongo que un tailandés diría que comparar sus casas de espíritus con las de muñecas está fuera de lugar. Pero a mí me parece que tampoco son tan diferentes. Ambas reconocen un mundo invisible pero no inexistente. Yo no creo en los espíritus, pero sí en lo invisible. “Lo visible y lo invisible / trabajan juntos / en una causa común / para producir lo milagroso”, escribe David Whyte.  

Ayer me senté con mi hija frente a una casa de muñecas "made in China" en un intento de volver a la magia de las tardes de domingo. Durante los breves instantes que un adulto normal como yo puede flotar en el estado de flujo sin que lo interrumpa la avalancha de pensamientos, movimos a nuestro antojo a la familia imaginaria que habita ese espacio, que pudo incluso disfrutar de un chocolate con churros con sus amigos en España y respirar el aire puro de las montañas. Lo milagroso, a veces, es así de simple.  

20060511_pro1_0366

Categorías: Actualidad , Viajes

Natalia Martín Cantero    4.feb.2013 08:30    

10 Comentarios

Natalia ¿estas en Tailandia?
Un saludo desde Barcelona.

lunes 4 feb 2013, 16:29

Como para comérselas de ricas que están, aunque calculo que eso no entra ni en sueños en los cálculos de sus dueños. Lo más parecido que tenemos en territorio español son las hornacinas con imágenes de santos y de vírgenes que ostentan su lugar en las paredes exteriores de edificios urbanos. Una hornacina viene a ser como la expresión mínima de un cuarto, todo en exclusiva para el icono protector de la casa. En mi caso, destiné una estantería de tres etapas que se aguantaba sola en el piso para cobijar la amplia colección de muñecas que tenía en mi habitación. Las muñecas eran más importantes que los libros, así que los desplazaron a la buena ventura por los sitios de la casa que se dejaban ocupar. "Las casas están decoradas con estatuas, animales e incluso muebles": qué curioso que los tailandeses utilicen incluso animales para decorar. Aunque supongo que incluso a los más pequeños insectos les adjudicarán también funciones protectoras, ¿verdad?

lunes 4 feb 2013, 17:50

Hola Natalia:

No es una costumbre tan exótica como pueda parecer. Los antiguos romanos rendían culto a sus antepasados y tenían sus bustos en un altar situado en el atrio de la vivienda. En lugar de la foto de los abuelos, ponían las esculturas sacadas de sus mascarillas mortuorias. Era lo que se llama "mos maiorum", seguir las costumbres de los ancestros. Y el abuelete compartía altar con otros dioses menores como los lares y los penates.
Era su propia casa de muñecas. Era su modo de buscar un mundo ordenado donde dormir la siesta al amparo de un espíritu protector.

Si es que, al final, no somos tan diferentes.
Un abrazo. Preciosa historia.

J.H.

martes 5 feb 2013, 09:57

@Olga la Apache: estuve en Tailandia en Navidades. Ya estoy de vuelta en Pekín. Un saludo.

@Osito Polar: A mí me dan un poco de miedo las muñecas; les tengo tanto respecto como al os espíritus. En cuanto a la pregunta que planteas, lo desconozco... sólo sé que algunos animales son protectores, como el elefante (lo que luego hacen con ellos es otra historia). Un saludo.

@La pequeña J.H: Muchas gracias por este dato, muy revelador. Así estamos todos, buscando un mundo ordenado donde dormir la siesta al amparo de algo protector.

Feliz martes,
Natalia

martes 5 feb 2013, 11:41

Este post me ha recordado a la Teoría de las Ideas, de Platón. Una división entre un mundo de cosas visibles, materiales (mundo sensible)
y otro que no se puede percibir por medio de los sentidos (mundo inteligible) donde habitan las ideas. En el mundo de las ideas lo máximo, para Platón, es la idea del bien, seguida de la belleza y la justicia. Pero no sé donde situar los juegos imaginarios de niños, si en el bien o en la belleza...

DEBE: mucho dinero.
HABER: venido antes.

PD. En mi casa hay un rinconcito "espiritual", hay piezas figurativas de la antigua Persia, Egipto, precolombinas, budistas... y hasta alguna pequeña figurita de un dragón que creo me salió de regalo en una bolsa de patatas. Hay también tierra y agua juntas en una botella, y como siempre hay aire alrededor, sólo falta el fuego, por lo que hay una pequeña luz en el centro que se puede encender, o pongo una vela.

Os quiero.
;-)

martes 5 feb 2013, 13:42

http://youtu.be/-9Qi9EoMuh8
Cada día estamos más cerca del más allá.

martes 5 feb 2013, 14:10

http://youtu.be/MJhMZQt2cTM
Hay aficionados al temas...

martes 5 feb 2013, 14:23

Apreciada Natalia.
Me ha hecho gracia Lope de Aguirre,cuando dice que cada día estamos más cerca del más allá,hombre! y tanto.
Bueno ya en serio, ésto de los espíritus yo no me lo creo, a los egipcios no le pasaban algo parecido, con las cámaras funerarias?, las frutas,yo que sé.
Y sí hay espíritus, pues nada a confiar que sean buenos, porque tanta gente cómo han vivido en la casa,¿para qué pensar lo contrario?.

Aquí en Sevilla hay mucha leyenda dicen que hay en Bellas Artes en la facultad, en EL Ateneo, en el Museo de Bellas Artes, en fín, yo estuve el viernes y no ví ninguno, solamente cuadros maravillosos.

Vale un abrazo para todos.

martes 5 feb 2013, 20:05

Me ha gustado mucho tu post :) resfrecante y reflexivo!
de lo simbolico a lo imaginario...
saludos,
A.

martes 5 feb 2013, 23:21

@CiudadanoNick: yo creo que los dos mundos están mezclados ;-) Yo solía tener uno de esos rinconcitos también. Lo echo en falta. Un abrazo!

@ Lope de Aguirre: Yo, con lo miedosa que soy, no veo esa película ni loca. Pero seguro que hay otros comentaristas que agradecen la recomendación. Con respecto a las voces, me quedo con el telón de fondo del silencio.

@ A.M.: Je je, yo tampoco me lo creo, A.M., aunque me gusta la poesía y dejarme llevar por la imaginación.

@ Perséfone: gracias... o de lo imaginario a lo simbólico, no sé...

Feliz miércoles a todos,
Natalia

miércoles 6 feb 2013, 07:47

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Natalia Martín Cantero

Bio Vuelta y Vuelta

Este blog ha dado tanta vueltas como su autora. De Madrid a Pekín y vuelta. Hablo de bienestar integral: si lo consigues, me cuentas cómo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios