« Lo que no hay que hacer para salvar el planeta | Portada del Blog | Trastorno por déficit de naturaleza »

¿Qué te estás perdiendo?

    viernes 28.mar.2014    por Natalia Martín Cantero    9 Comentarios

"Nadie se daba cuenta de que, al ahorrar tiempo, en realidad ahorraba otra cosa. Nadie quería darse cuenta de que su vida se volvía cada vez más pobre, más monótona y más fría”, escribió Michael Ende en Momo hace más de cuarenta años. Si esto era lo que pensaba entonces, ¿qué diría Ende ahora?

Uno de los experimentos más sonados, y nunca mejor dicho, en reflejar los estragos de la prisa lo protagonizó hace unos años el aclamado violinista Joshua Bell. El músico, que el día anterior había tocado en la sala de la Orquesta Sinfónica de Boston, se prestó a colaborar en un reportaje con cámara oculta para The Washington Post y tocó durante 45 minutos seis piezas clásicas en hora punta en una concurrida estación del metro de Washington. No escatimó esfuerzos. Con su violín valorado en 2,55 millones de euros tocó “con entusiasmo acrobático (…), su cuerpo siguiendo la música”, según relató después el Post.

Pasó un tiempo antes de que ocurriese algo. Habían desfilado ya 63 personas sin prestar atención cuando un hombre de mediana edad giró unos instantes la cabeza y tomó nota de que había un tipo tocando el violín. Después continuó andando, inmune a los encantos de quien se ha dicho que con su violín “es capaz de explicar a los seres humanos por qué molestarse en vivir”. Por delante de Bell pasaron 1.070 personas, pero sólo siete pararon y se quedaron alrededor durante al menos un minuto. En total, 27 personas dieron dinero, la mayoría mientras se alejaba rápidamente, lo que le permitió recaudar 32 dólares más cambio.

La grabación oculta lo dice todo. La inmensa mayoría pasa de largo y ni siquiera se detiene a mirar. Pero si observamos más de cerca, veremos que entre esas personas hay varios adultos con niños. Niños que se paran embebidos, ya que todavía no están contagiados con el virus de la prisa, hasta que los padres les tiran de la manga para que se pongan en marcha.

 La acera móvil de una estación vacía

¿Cuál es la prisa?, por Josu González

Es preciso reconocer que soy una de esas madres que empujan al niño, y por eso me ha llamado la atención el ejercicio que propone el neuropsicólogo de la Universidad de Berkeley Rick Hanson: siete días sin apresurarse. ¿Será posible llevar a cabo semejante hazaña? Juro que voy a intentarlo.

Hanson se refiere a la presión interna que nos empuja a usar la prisa como medio y como fin; a la perversidad que supone maltratar lo que tenemos entre manos para conseguir más de eso mismo. Por ejemplo, en el caso del violinista, la prisa sería esa cosa que hace que nos apuremos para llegar a tiempo a un concierto e ignoremos al hombre que, en la estación de metro, toca extraordinariamente bien.

A veces es necesario darse prisa. Pierdes un avión, esperan tu informe a las siete en punto, el pescado se te queda tieso en el horno. Vale. Pero muchas veces son las presiones externas las que nos suben las revoluciones para que nos movamos a un ritmo que no tiene por qué coincidir con nuestras necesidades.

Cuando vamos a la carrera, recuerda Hanson, la mayor parte del tiempo hay un sentimiento de tensión y ansiedad que se acompaña de estrés, maligno para la mente y el cuerpo. Se produce, además, una peligrosa falta de autonomía, ya que la prisa te convierte en una marioneta incapaz de decidir hacia dónde quiere ir y a qué ritmo.

¿Cómo librarnos de ello? Como siempre, lo primero es ser consciente de tu prisa y de la de los demás. Observar cómo otras personas –tus compañeros de trabajo, por ejemplo– asumen fechas límite que no son realistas. “También observa cómo la mente queda atrapada de forma rutinaria en hacer planes, seducida por deseos que a su vez nos obligan a apresurarnos. El truco es observar cómo ocurre antes de que te atrape”, señala Hanson. Es un tipo de modestia, una humildad muy sana, admitir ante ti mismo y quizá ante otros que no podrás llegar a tiempo, que tus recursos son limitados. La recomendación, como se ha dicho: haz todo lo que puedas, en el tiempo que tienes, en el lugar donde estás.

Y, por supuesto, apreciar la riqueza del momento. "La vida se desenvuelve solo en momentos”, escribe el blogger David Cain en raptitude.com. “Y, como el alcance de la vida nunca va más allá de un momento, esto significa que nunca tienes que preocuparte de nada más que de ese momento. Puedes llevar toda tu atención y recursos a dar el paso más apropiado ahora mismo. No necesita haber ninguna otra consideración." No hay, por tanto, un millón de cosas que hacer, ni un millón de personas a las que complacer. 

Como escribe el autor del reportaje del Post,  si no podemos tomarnos el tiempo para "frenar un momento y escuchar a uno de los mejores músicos de la Tierra interpretar parte de la mejor música nunca escrita; si el empuje de la vida moderna es tan poderoso que quedamos sordos y ciegos ante algo así, entonces ¿qué más estaremos perdiendo?".

Natalia Martín Cantero   28.mar.2014 16:49    

9 Comentarios

¿perdiendo?...no mucho, solo dejamos de

VIVIR !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Fue precisamente ayer cuando se publico una noticia sobre escuchar y oír...q resulta conmovedora....la comparto
http://www.birminghammail.co.uk/news/midlands-news/joanne-milne-woman-hears-first-6885761

Dura la prueba del violinista famoso y su música infinita...confirma la teoría q cada cosa va en su lugar y como se sabe las melodías mas bellas se disfrutan en un lugar calmo, silente, en buena compañía, con un buen vino y en paz.
Todos estos, recursos carísimos (x lo escasos......- el vino) pero fundamentales para la salud.

Si cambiamos nuestro tiempo x dinero, tenemos que tener claro CUANTO de nuestro tiempo le vendemos al patrón....porque una parte de las horas del día, le pertenecen a la familia (y otra a nosotros mismos) y si lo mezquinamos la vida lo cobra con intereses...en corto plazo. Es sano intentar compartir las tareas y la vida cotidiana...desde cambiar pañales a cocinar...desde escuchar con atención a los niños y a los viejos..a disfrutar de un buen libro en el + egoísta de los mundos...ese donde viven las letras y la mente.
y tener que laborar un fin de semana a 1.500KM de la guarida NO ES FACIL....aunque con mirar x la ventana veas el silencio del desierto y el infinito del cielo...no alcanza, con solo ver a los niños en el monitor y compartir 1 cantito y las buenas noches..... Faltan un par d cosas q no estamos seguros q podamos recuperar.

viernes 28 mar 2014, 22:28

En contestación a lo que dicta Natalia no hay otra cosa que bendecir y agradecer los bienes que se tienen en esta vida, por pequeños que sean, porque todo es efímero, nada es para siempre, todo viene y todo va.Disfrutar de los momentos ( sobre todos de los pequeños ) a los que solemos dar o restar menor importancia, cuando en realidad son los más poderosos porque permanecerán en el recuerdo de toda una vida o de vidas próximas.No obcecarse por nada lo "material" aunque parezca increíble es lo más fácil de atraer por medio del universo.Lo mas complejo son los cambios, o periodos de transición anímicos donde la resistencia del ego se opone rotundamente, es el apego a lo material, encuentra pero no busques , busca pero no encuentra.Tenemos el marco perfecto delante de nuestra vida pero nos encanta...El arte de amargarnos la vida ( buscad el blog ) no tiene desperdicio.Un saludo.

domingo 30 mar 2014, 04:06

Por lo pronto, hoy, nos han robado una hora, de nuestra vida, por la cara, así, porque alguna mente bienpensante... decide que sé ahorra energía, cosa que no me convence, el trasiego de quitar y poner horas como aprendices de dioses de tres al cuarto.

Sabías que tu mano conducía la ceguera de nuestro hervor en las tinieblas. La luz vendrá depués. Primero la oscuridad. La luz es otra realidad. ¿Qué es la luz? ¿Ha visto alguien la luz? Por eso estás tú aquí, con tu mano infernal en la puerta, invitándome a pasar, tú eres yo. Tú eres la tierra oscura. Tu juicio primero. Y si tu juicio es de tenebrosas bendiciones ya no habrá luz. Dime, ¿quién eres tú oscuridad que finges luz? ¿Eres tú quien fabrica las hachas y suministra los cuellos que las hachas deben cercenar? ¿Fuiste tú quien me negó las caricias? ¿ Tú quien esconde a Clara? ¿ O eres solo una victima más? ¿O un simple reflejo? ¿Ausencia de luz? Sí, sé que tú eres yo. Ambos vivimos en las profundas cavernas de la desolación. Somos excluidos de la luz. ¿Y desde cuando la víctima juzga a la victima? Hervimos en el mismo fuego, ¿entiendes? Somos el mismo dolor. ¡Aparta tu mano! !No eres tú quien me ha de juzgar!
Donde los espejos se multiplican
Joaquín Grau
http://www.youtube.com/watch?v=gqMW-x_CiiE
Lacrimosa / Nichts Bewegt Sich
http://www.youtube.com/watch?v=cO7hYFwDnHA
Charon - The King is Dead

domingo 30 mar 2014, 06:19

Gracias por vuestros comentarios. Hoy, por cierto, es el Día de los Horarios:

http://www.horariosenespana.es/descargas/pdf/Nota%20informativa%20Día%20de%20los%20Horarios.pdf


Pues eso, que nos robaron una hora.

Un saludo y feliz domingo (con una hora menos),
Natalia

domingo 30 mar 2014, 12:43

La solicitud de volver al "Meridiano de Greenwich" tiene varios defectos.

1° es una idea SENSATA,

2° es simple,

3 ° muy eficiente y desde el punto de vista ECONOMICO acertada...

Todas esas razones exceden la capacidad de comprensión de los Políticos En Turno y no solo es difícil, es casi imposible que la entiendan y mucho menos que la pongan en práctica.
Es lo que hay.


PS. Reiteramos las felicitaciones x la paciencia.

domingo 30 mar 2014, 16:07

Efectivamente, la idea tiene esos defectos, estimado Lobo. Así que será difícil que lo pongan en práctica.
Un saludo,
Natalia

PS. ¿Paciencia?

lunes 31 mar 2014, 11:24

¿Paciencia? Sin duda...tener que editar, asear y limpiar la bitácora con tanta dedicación (y frecuencia) significa quitar tiempo a la familia...y esa muestra de calidad se agradece...por lo anterior le doy (reitero..) las gracias y la felicito por la dedicación y paciencia.

lunes 31 mar 2014, 14:13

Gracias, Lobo. Agradezco infinito su atención.

lunes 31 mar 2014, 14:36

Cada vez más, me gusta el "ir haciendo"...

jueves 3 abr 2014, 09:16

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Natalia Martín Cantero

Bio Vuelta y Vuelta

Este blog ha dado tanta vueltas como su autora. De Madrid a Pekín y vuelta. Hablo de bienestar integral: si lo consigues, me cuentas cómo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios